You are on page 1of 7

MIÉRCOLES, 20 DE NOVIEMBRE DE 2013

Prolapso de recto en un vaca


Abordaje conservador
El recto es la porción terminal del aparato digestivo. En los bovinos tiene una longitud de
aproximada de 15 a 25 cm.
Los prolapsos rectales en bovinos son patología bastante frecuentes de observar.
Su etiología es variada pero lo podemos dividir en:
1. - Tenesmo : Coccidiosis, Salmonellosis.
2. - Uro.genital: urolitiasis, distocias, cistitis.
3. - Neurogeno: absceso espinal, linfoma atípico de presentación espinal.
4. - Tos crónica: como complicación de un complejo respiratorio bovino.
5. Micotoxinas estrogenicas:
En este caso el problema fue determinado por un vaginitis purulenta crónica que favorecía
el desarrollo de movimientos de tipo expulsivos que terminaron con la exteriorización del
recto.
Posiblemente por ser un rodeo de cria, enfermedades reproductivas han precipitado la
presentación del cuadro en cuestión.

Nuestro abordaje fue de tipo conservador.


Realizamos un sedación con acepromacina IM, luego una anestesia coccigea ( 6 cc ) una
correcta limpieza y desinfección del órgano junto con la aplicación de agentes osmóticos
(azúcar).
También hay que recordar que en estos casos la congestión pasiva (venosa) juegan un
rol fundamental en la mantención del prolapso. La reducción se ve muy favorecida al
elevar el órgano por diez minuto junto con un suave masaje.

Tratamiento terapéutico:
Meglumina de Flunixi 8 cc IM durante 3 días.
Ceftiofur IM : 8 cc IM durante 5 días.
Retiro de sutura a las 48 horas.
Inicio de la sutura de tipo oclusivo
Floculo de pús extraído de la luz vaginal

Sutura en jareta
La idea es lograr una disminución de la luz del ano que contenga el prolapso pero que permita al mismo tiempo el paso de
las heces.

Sutura terminada (Los puntos descansan sobre un botón para disminuir la presión a la que es sometida la linea de puntos
debido a los reflejos expulsivos del animal).
 Prolapsos intermitentes se han reportados en vacas donantes de
programas de transferencia embrionarias y se relaciona con obesidad debido a
una excesiva deposición de grasa pelvica sumado a la administración
recurrente de hormonas esteroides.
 En ovinos es frecuente de observar cuando la amputación de la cola
se efectúa muy próximo al sacro y afecta la correcta inervación del esfinter anal
y músculos perianales.
Publicado por Trucco Tomás en 8:13
Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con
FacebookCompartir en Pinterest

 Dr. Desiderio Antonio Quiroga | Copyright 2011 © All Rights Reserved


Cirugías Generales | Volver

AMPUTACIÓN DEL RECTO EN BOVINOS

SINONIMIA: Resección rectal: Extirpación de una porción del recto. Operación del prolapso rectal.

INDICACIONES: Prolapso rectal recidivante, cuando han fracasado las técnicas conservadoras. Prolapso rectal no viable.
Necrosis del recto prolapsado. Lesiones perforantes del recto.

ANESTESIA: Anestesia epidural caudal. Anestesia local infiltrativa.

INSTRUMENTAL: De cirugía general. Agujas con mango, rectas

TECNICA OPERATORIA:

1- Realizar lavado, con soluciones antisépticas frías de la porción rectal prolapsada y practicar una hemostasia temporal,
con una cinta elástica larga y de uno a dos cm de ancho. , en base del recto. (Fig 1)

2- Atravesar el recto con dos agujas con mango (una en forma vertical y la otra en forma horizontal, a caudal de la
hemostasia temporal y sobre tejido sano. (Fig 2)

3- A 1 cm hacia caudal del cruce de las agujas que se insertaron en el recto, se amputa con bisturí la porción prolapsada.
(Fig 3 y 4)

4- Aplicar en el muñón rectal puntos de sutura aislados, para juntar las superficies mucosas y permitir su cicatrización y
una oclusión hermética de la herida operatoria.(Fig 5) Se retiran las agujas.

5- Retirar la hemostasia temporal y reponer el muñón en la cavidad abdominal.

TRATAMIENTO POST-OPERATORIO: Administrar laxantes suaves y en lo posible alimentos verdes para conseguir
una defecación, que evite esfuerzos y pujos en el paciente. Antibióticoterapia durante 4 a 5 días.

OBSERVACIONES: Las agujas con mango pueden ser suplantadas por agujas de tejer, hilos de seda, lino o nylon,
puestos en cruz y atravesando la luz intestinal prolapsada. Se debe vigilar el paciente durante unos días a fin de poder
intervenir convenientemente ante la presencia de alguna complicación post-quirúrgica como abscesos perianales, ruptura
de suturas, etc. Se puede utilizar una sonda apropiada a los efectos de facilitar las maniobras quirúrgicas.

Imagen1 | Imagen2 | Imagen3 | Imagen4 | Imagen5


Dibujo1 | Dibujo2 | Dibujo3 | Dibujo4

Rectal, Prolapso

ETIOLOGÍA: Es la salida de la mucosa rectal (prolapso parcial) o de todas las capas del recto (prolapso
completo) a través del orificio anal. La presentación de prolapso rectal está asociada a la presencia de
enfermedades colorrectales crónicas aunque el hecho de que, aún en estas situaciones, la incidencia de
prolapso es baja sugiere que hay una predisposición individual en aquellos animales que lo presentan. Está
relacionado, probablemente con debilidad muscular regional, disfunciones en la motilidad y la presencia de
lesiones inflamatorias. Hay una ligera predisposición en animales jóvenes. Las enfermedades asociadas a
prolapso rectal son enfermedades inflamatorias crónicas del colon, neoplasias colorrectales, cuerpos
extraños, hernia perineal, cistitis, prostatitis, obstrucción uretral y distocia.

PRONÓSTICO: En general, el pronóstico es bueno en el prolapso parcial, de corta duración y por primera vez.
En el caso contrario el pronóstico es reservado. En caso de realizar resecciones y anastomosis hay muchas
posibilidades de formación de estenosis rectales por la cicatrización. SÍNTOMAS: Presencia de mucosa rectal
o una masa cilíndrica saliendo por el orificio anal.TRATAMIENTO: El tratamiento conservador en prolapsos
parciales y de poca duración se realiza mediante reducción del tejido prolapsado y sutura anal temporal. Si el
prolapso recidiva contínuamente o la reducción no es posible, debe recurrirse a la colpopexia (especialmente
en gatos). Ante la presencia de tejidos desvitalizados y traumatizados deben practicarse resecciones y
anastomosis. El principal cuidado postoperatorio es administrar una dieta rica en fibra o bien añadir fibra
soluble (pysillium) o emolientes a la dieta habitual.