Вы находитесь на странице: 1из 3

CAMPO SEMANTICO: Conjunto de palabras de la misma categoría gramatical que comparten un

núcleo de significación común, aunque tengan lexemas diferentes. Tenis, natación, fútbol,
esgrima... constituyen un campo semántico (el de los deportes) porque en su definición hay un
rasgo común: son deportes; el campo semántico de VÍAS está formado por : vía, calle, carretera,
camino, senda, autopista, etc. (todas ellas comparten el significado “lugar para transitar”).

Un campo semántico es un conjunto de palabras de la misma categoría que poseen un núcleo de


significación común (sema compartido) y se diferencian por una serie de rasgos o semas
distinguidores. Un ejemplo de campo semántico sería el de pared:

Campo semántico de Pared

palabra sema compartido semas distinguidores

pared [+obstáculo][+vertical] [+alto]

tapia [+obstáculo][+vertical] [+alto][+piedra][+delgado]

muro [+obstáculo][+vertical] [+alto][+piedra][+grueso]

pretil [+obstáculo][+vertical] [-alto][+piedra]

cerca [+obstáculo][+vertical] [-alto][+rústico]

verja [+obstáculo][+vertical] [+metálico]

muralla [+obstáculo][+vertical] [+defensivo]

Cada lengua tiene su propia manera de parcelar la realidad, y por tanto elige unos rasgos y
desecha otros. Así, la distinción selva - bosque - madera - leña del español no coincide ni con la
distintinción bois - fôret del francés ni con la distinción forest - wood del inglés.

Relaciones entre significados: el campo semántico En estos casos sólo tenemos en cuenta
el significado de la palabra; nos olvidamos del significante. Todo significado está constituido por
una serie de notas significativas que aluden a su referente, y que pueden servir para diferenciar
unas palabras de otras
reciben el nombre de semas. El conjunto de todos los semas de una palabra es el
significado o semema. Evidentemente, los sememas aluden siempre a los referentes, pero no se
identifican con ellos. Las palabras no son las cosas, sino la forma de referirse a ellas. Cada lengua
expresa una visión del mundo diferente, aunque el mundo sea el mismo para todos. Ello obedece
a que el significado de las palabras no se establece de una manera arbitraria. Es posible descubrir
una estructuración lingüística también dentro de los significados. De ahí nace el concepto de
campo semántico: es un conjunto de palabras que tienen un sema común, entre las cuales se
pueden establecer diversos tipos de relaciones. Cada lengua posee su propia forma de
estructuración de sus campos semánticos. Ciertos factores contribuyen a esta estructuración. Los
más estudiados son los que se verán a continuación.

LAS UNIDADES LÉXICO-SEMÁNTICAS.- Son varias las unidades que integran

este plano del lenguaje. Veámoslas una por una:

a. Sema.- Es la unidad más pequeña y podemos definirla como el rasgo

semántico mínimo con valor distintivo.

b. Semema.- Conjunto de semas que forma el significado de una palabra.

c. Lexema.- Significante, forma lingüística en que se apoya el semema.

d. Semantema.- Unión de un semema y un lexema, es decir, una palabra.

e. Archisemema.- Conjunto de semas comunes a varios sememas.

f. Archilexema.- Forma lingüística en que se apoya el archisemema.

Estas unidades que hemos visto no se mantienen independientes, sino que se

relacionan entre sí mediante dos tipos de relaciones:

Campo semántico Asiento:

Sofá: asiento cómodo para dos o más personas, con respaldo y brazos

Sillón: silla de brazos y respaldo, grande y cómodo, para una persona

Silla: asiento con respaldo, por lo general con cuatro patas, y en que solo cabe una

persona

Taburete: asiento sin brazos ni respaldo, para una persona


Evidencia de semas: S1. asiento S5. con cuatro patas S2. cómodo S6. para una persona S3.
con respaldo S7. para dos o más personas S4. tiene brazos S8. grande