You are on page 1of 5

Este proyecto se llevara a cabo para

descubrir cómo es la elaboración de un


jabón casero, mediante el uso de
aceite y otros materiales que serán
necesarios para la elaboración de
nuestro jabón. También se pretende
demostrara que en algunos tejidos del
jabón existen enzimas que reaccionan
con el oxígeno y el agua. Estas enzimas
son las causantes de que el jabón sea
espumoso y cremoso al igual que haga
que desprenda la grasa del cuerpo.
Marco teórico
Aceite: La palabra aceite (del árabe azzáyt, el jugo de la aceituna, y éste del arameo zaytā)es un
término genérico para designar numerosos líquidos grasos de orígenes diversos que no se
disuelven en el agua y que tienen menor densidad que ésta. Es sinónimo de óleo (del latín oleum),
pero este término actualmente se emplea sólo para los sacramentos de la Iglesia católica y en el
arte de la pintura.

Originalmente la palabra aceite se refería únicamente al aceite de oliva, y óleo se utilizaba para los
demás, pero la palabra se generalizó para denominar a aceites vegetales, animales o minerales
sustituyendo a óleo en la mayoría de sus acepciones.

Etanol: El compuesto químico etanol, conocido como alcohol etílico, es un alcohol que se
presenta en condiciones normales de presión y temperatura como un líquido incoloro e inflamable
con un punto de ebullición de 78,4 °C.

Miscible en agua en cualquier proporción; a la concentración de 95 % en peso se forma una


mezcla azeotrópica.

Su fórmula química es CH3-CH2-OH (C2H6O), principal producto de las bebidas alcohólicas como el
vino (alrededor de un 13 %), la cerveza (5 %), los licores (hasta un 50 %) o los aguardientes (hasta
un 70 %).

Hidróxido de sodio: El hidróxido de sodio (NaOH) o hidróxido sódico, también conocido como
soda cáustica o sosa cáustica, es un hidróxido cáustico usado en la industria (principalmente como
una base química) en la fabricación de papel, tejidos, y detergentes. Además, se utiliza en la
industria petrolera en la elaboración de lodos de perforación base agua. A nivel doméstico, son
reconocidas sus utilidades para desbloquear tuberías de desagües de cocinas y baños, entre otros.

A temperatura ambiente, el hidróxido de sodio es un sólido blanco cristalino sin olor que absorbe
la humedad del aire (higroscópico). Es una sustancia manufacturada. Cuando se disuelve en agua o
se neutraliza con un ácido libera una gran cantidad de calor que puede ser suficiente como para
encender materiales combustibles. El hidróxido de sodio es muy corrosivo. Generalmente se usa
en forma sólida o como una solución de 50%.

Cloruro de sodio: El cloruro de sodio, más comúnmente conocido como sal de mesa, o en su
forma mineral halita, es un compuesto químico con la fórmula NaCl. El cloruro de sodio es una de
las sales responsable de la salinidad del océano y del fluido extracelular de muchos organismos.
También es el mayor componente de la sal comestible, es comúnmente usada como condimento y
conservante de comida.

En la antigüedad, el cloruro de sodio era muy apetecido como un bien transable y como
condimento, y se remuneraba en la época preclásica romana a los soldados que construían la Vía
Salaria, que empezaba en las canteras de Ostia hasta Roma, con un generoso salarium argentum.
También era el salario de un esclavo, ya que se entregaba una pequeña bolsa con sal; por lo que la
palabra asalariado tiene un significado etimológicamente peyorativo
Fundamento
En general los jabones son sales (del sodio o del potasio) de ácidos orgánicos de cadenas largas
(alto peso molecular) tales como el ácido esteárico o el ácido oleico. En la presente practica se una
el aceite de palma, que por simplicidad lo consideramos un triéster del ácido palmítico el cual al
hervirlo con NaOH, forma glicerina y jabón según la reacción.

Objetivos
Preparar jabón a partir del aceite

Materiales para la elaboración del jabón


Materiales: vasos de precipitados, probeta, pipeta, embudo, kitasato, plancha, magneto.

Reactivos: aceite, solución de NaOH al 25%, etanol, NaCL.

Procedimiento
1. En un vaso de precipitados pesar 12,0g de aceite y calentarlo ligeramente hasta disolución.
Con agitación constante añadir 15ml de solución básica al 25% de NaOH. Agregar poco a
poco 10ml de etanol.

2. Calentar el aceite muy suavemente para que hierva sin salpicar.

3. Como el etanol y el agua tienden a evaporarse, añadir etanol continuamente para


mantener un volumen constante de etanol en la mezcla.

4. No permitir que la mezcla se seque, si algo se seca por el contorno del vaso empuje hacia
abajo usando la bagueta.

5. Después de aproximadamente 40 minutos, la saponificación se completa (se manifiesta


por la ausencia de olor a aceite).

6. Vierte la solución caliente en una mezcla de 300ml de solución saturada de NaCl y 50ml de
H2O
7. Filtre el jabón se ha precipitado mediante succión al vacío y lave dos veces con porciones
de 5ml de H20

8. Coloque el jabón que ha obtenido en un molde para darle forma.