Вы находитесь на странице: 1из 3

TALLER DE ORACIÓN

“ORANDO AL MENOS UNA HORA”

1) Jesús, el Señor y Maestro, practicó la oración


Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar
desierto, y allí oraba. Marcos 1:35
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios. Lucas
6:12
2) Los discípulos querían orar como Jesús
Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus
discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus
discípulos. Lucas 11:1
3) Algunos detalles de la oración personal
Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre
que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en
público. Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan
que por su palabrería serán oídos. Mateo 6:6-7
4) Cómo orar una hora
Siendo que la oración es más que solo pedir, podemos idear una estrategia para
realizar doce actividades de cinco minutos cada una, todas en la Presencia del
Altísimo.
a. Alabar
b. Adorar
Venid, aclamemos alegremente a Jehová;
Cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación.
Lleguemos ante su presencia con alabanza;
Aclamémosle con cánticos.
Porque Jehová es Dios grande,
Y Rey grande sobre todos los dioses.
Porque en su mano están las profundidades de la tierra,
Y las alturas de los montes son suyas.
Suyo también el mar, pues él lo hizo;
Y sus manos formaron la tierra seca.
Venid, adoremos y postrémonos;
Arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor.
Porque él es nuestro Dios;
Nosotros el pueblo de su prado, y ovejas de su mano.
Salmo 95:1-7a
c. Acciones de gracias
Entrad por sus puertas con acción de gracias,
Por sus atrios con alabanza;
Alabadle, bendecid su nombre.
Salmo 100:4
d. Orar con la Palabra
Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche
meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está
escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.
Josué 1:8
e. Confesión y arrepentimiento
El que encubre sus pecados no prosperará;
Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.
Proverbios 28:13
Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros
pecados, y limpiarnos de toda maldad.
1 Juan 1:9
f. Pedir perdón y perdonar
Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a
nuestros deudores.
Mateo 6:12
Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a
vosotros vuestro Padre celestial; más si no perdonáis a los hombres sus
ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.
Mateo 6:14-15
Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase
todo lo que le debía. Así también mi Padre celestial hará con vosotros si
no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.
Mateo 18:34-35
g. Leer y meditar en la Palabra
Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,
Ni estuvo en camino de pecadores,
Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;
Sino que en la ley de Jehová está su delicia,
Y en su ley medita de día y de noche.
Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas,
Que da su fruto en su tiempo,
Y su hoja no cae;
Y todo lo que hace, prosperará.
Salmo 1:1-3
h. Peticiones personales
El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.
Mateo 6:11
Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante
de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.
Filipenses 4:6
i. Peticiones de protección
Y no nos metas en tentación, más líbranos del mal; porque tuyo es el reino,
y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.
Mateo 6:13
j. Interceder
Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que
seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.
Santiago 5:16
Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué
hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo
intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los
corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la
voluntad de Dios intercede por los santos.
Romanos 8:26-27
k. Guardar silencio y escuchar
Guarda silencio ante Jehová, y espera en él.
No te alteres con motivo del que prospera en su camino,
Por el hombre que hace maldades.
Salmo 37:7
En pos de Jehová vuestro Dios andaréis; a él temeréis, guardaréis sus
mandamientos y escucharéis su voz, a él serviréis, y a él seguiréis.
Deuteronomio 13:4
l. Alabanza
Alabad a Jehová, porque él es bueno,
Porque para siempre es su misericordia
Salmo 136:1