Вы находитесь на странице: 1из 34

1

Lógica Matemática
Aprendemos, o por inducción o por demostración. La demos-
tración parte de lo universal; la inducción de lo particular.

__________________________

Aristóteles (384-322) AC

1.1. Introducción
La lógica es la ciencia que trata de los principios válidos del razonamiento y la argumentación. El
estudio de la lógica es el esfuerzo por determinar las condiciones que justifican a una persona para
pasar de unas proposiciones dadas, a una conclusión que se deriva de aquellas (a la luz de un razo-
namiento válido). La validez lógica, es la relación entre premisas y la conclusión de tal forma que si
las premisas son verdaderas, la conclusión es verdadera. La importancia de la Lógica viene siendo
reconocida desde la antigüedad, ya los griegos clásicos sabían que el razonamiento es un proceso
sujeto a ciertos esquemas y que, al menos parcialmente, está gobernado por leyes perfectamente
formulables.

La lógica matemática, es la disciplina que se vale de métodos de análisis y razonamiento, utilizando


el lenguaje de las matemáticas como un lenguaje analítico. La lógica matemática nos ayuda a esta-
blecer criterios de verdad, hacer demostraciones de teoremas y es auxiliar en el análisis de argu-
mentos planteados.

Giuseppe Peano 1 fue quien bautizó este método como “Lógica matemática”. Fue creada siguiendo
los pensamientos del filósofo griego Aristóteles, claro está tomándolo de una manera más indeter-
minada. Pero su importancia en la actualidad se debe, sin duda, al destacado papel que ha tomado
recientemente en los más diversos campos de la Informática (análisis, síntesis y verificación de pro-
gramas, programación lógica, inteligencia artificial, control de procesos, robótica, etc.) y todo ello
como un intento de mecanizar los procesos del razonamiento.

Fueron George Boole 2 y Augustus De Morgan 3, a mediados del siglo XIX, quienes primero presen-
taron un sistema matemático para modelar operaciones lógicas. La lógica tradicional aristotélica fue
reformada y completada, obteniendo un instrumento apropiado para investigar sobre los funda-
mentos de la matemática. En 1854, el matemático británico George Boole publicó un artículo que
1
Página

marcó un antes y un después, detallando un sistema de lógica que terminaría llamándose “álgebra
de Boole”. Dicho sistema desempeñaría un papel fundamental en el desarrollo del sistema binario

1 Giuseppe Peano, matemático italiano. (1858 – 1932)


2 George Boole, Matemático británico. (1815 – 1864)
3 Augustus De Morgan, Lógico y matemático británico. (1806 – 1871)

Felix Vega Benavides


actual. Claude Shannon 4 en 1938, demostró como con las operaciones booleanas elementales, se
podrían representar mediante circuitos de conmutadores eléctricos y cómo la combinación de estos
podía representar operaciones aritméticas y lógicas complejas. Shannon demostró asimismo que el
álgebra de Boole se podía utilizar para simplificar circuitos de conmutadores.

El presente capítulo, es una breve guía hacia las herramientas más básicas de esta disciplina.

1.2. Proposiciones
La lógica simbólica, en principio, se caracteriza por estructurar el razonamiento desde la sintaxis,
es decir, desde el lenguaje, de forma independiente al significado de las afirmaciones involucra-
das. En gramática existen diferentes tipos de oraciones, entre ellas están las declarativas. Estas po-
seen la cualidad de poder ser calificadas como falsas ó verdaderas, según el contexto.

En la lógica matemática, nos interesa que las aseveraciones describan algún fenómeno de manera
exacta, libre de las ambigüedades que surgen en las conversaciones cotidianas.

En este sentido, podemos ensayar la siguiente definición:

Definición 1
Una proposición, es una sentencia a la cual le podemos asignar un valor de verdad, pudiendo ser esta verda-
dera (V) o falsa (F), pero no ambas a la vez.

Para representar simbólicamente a una proposición, generalmente se utilizan las ultimas letras del
alfabeto: 𝑝, 𝑞, 𝑟, 𝑠, ⋯

Por ejemplo, consideremos las siguientes oraciones:

 𝑝: 𝐿𝑎 𝑡𝑖𝑒𝑟𝑟𝑎 𝑒𝑠 𝑝𝑙𝑎𝑛𝑎
 𝑞: (−35) + (45) − (−17) = 21
 𝑟: 𝑃𝑒𝑑𝑟𝑜 𝑎𝑠𝑖𝑠𝑡𝑒 𝑎 𝑙𝑎 𝑒𝑠𝑐𝑢𝑒𝑙𝑎
 𝑠: 25 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑝𝑎𝑟
 𝑡: 𝐿𝑎 𝑠𝑜𝑙𝑢𝑐𝑖ó𝑛 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑒𝑐𝑢𝑎𝑐𝑖ó𝑛 2𝑥 − 14 = 0 𝑒𝑠 7
 𝑢: 3𝑥 + 2𝑦 > 5

Los enunciados 𝑝, 𝑞, 𝑠 𝑦 𝑡 , son proposiciones con un valor de verdad definido: o son falsas ó ver-
daderas. En cambio el enunciado 𝑟, necesita que se verifique a qué persona de nombre Pedro se re-
fiere la oración, y, el enunciado 𝑢, requiere que se especifique el valor de las variables.

Las proposiciones que son verdaderas en cualquier circunstancia se denominan Tautologías (T), las
que continuamente son falsas se denominan Contradicciones (C) y las que no tienen valor definido,
es decir, a veces son falsas y otras veces son verdaderas, se denominan Contingencias.
2
Proposiciones simples y compuestas
Página

1.2.1.

Una proposición será considerada atómica o simple cuando ella no pueda ser separada en partes
constitutivas que sean a su vez proposiciones.

Por ejemplo, tratemos de separar en enunciado "𝐿𝑎 𝑡𝑖𝑒𝑟𝑟𝑎 𝑒𝑠 𝑝𝑙𝑎𝑛𝑎"

4 Claude Shannon, ingeniero electrónico y matemático norteamericano. (1916 – 2001)


Felix Vega Benavides
 𝑝1 : 𝐿𝑎 𝑡𝑖𝑒𝑟𝑟𝑎
 𝑝2 : 𝐸𝑠 𝑝𝑙𝑎𝑛𝑎
Ambas, son frases que no describen un fenómeno completo
Otro ejemplo, tratemos de separar en enunciado "25 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜"
 𝑠1 : 25 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜
 𝑠2 : 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜
La primera se conserva como proposición, no así la segunda.

Una proposición será considerada compuesta cuando está formada por varias proposiciones sim-
ples, ligadas entre sí por frases que las conectan.

Por ejemplo: "𝑆𝑖 𝑛 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜, 𝑒𝑛𝑡𝑜𝑛𝑐𝑒𝑠 2𝑛 + 1 𝑒𝑠 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟"

Aquí, hay dos proposiciones simples:

𝑝: 𝑛 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑞: 2𝑛 + 1 𝑒𝑠 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟

La frase "𝑠𝑖 … , 𝑒𝑛𝑡𝑜𝑛𝑐𝑒𝑠 … " es empleada para conectar a las proposiciones simples.

El valor de verdad de una proposición compuesta depende del valor que tiene cada una de las
proposiciones simples y también de la manera como ellas están enlazadas.

1.3. Conectivos lógicos


Los conectivos lógicos son partículas o frases gramaticales que sirven para enlazar a las proposicio-
nes simples y formar de esta manera a las proposiciones compuestas. Estas se pueden reducir a
unas pocas que son las esenciales y construir otras a partir de ellas.

Los conectivos lógicos básicos son:

 Negación
 Conjunción
 Disyunción inclusiva
 Disyunción exclusiva
 Condicional
 Bi condicional
1.3.1. Negación
La “negación” se simboliza generalmente por el signo “~”. Este signo puede ser traducido en pala-
bra como: “no es el caso que”, o, más brevemente como “no”· En realidad, esta frase no enlaza, ac-
túa sobre una proposición y niega que la acción o cualidad se produzca.

Por ejemplo, si "s" representa a la proposición "25 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑝𝑎𝑟", entonces la expresión
"~𝑠" representa a "25 𝑁𝑂 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑝𝑎𝑟"
3
Página

Obviamente, cambia el valor de verdad de la proposición sobre la cual actúa.

Así, si la proposición “𝑞: 𝐻𝑜𝑦 𝑒𝑠 𝑙𝑢𝑛𝑒𝑠” es verdadera, entonces la proposición “~𝑞: 𝐻𝑜𝑦 𝑛𝑜 𝑒𝑠 𝑙𝑢𝑛𝑒𝑠”
resulta ser falsa.

Podemos representar los valores de verdad de esta proposición mediante la siguiente tabla:

Felix Vega Benavides


𝑝 ~𝑝
V F
F V

1.3.2. Conjunción
Es el operador correspondiente al término “y“, siendo el símbolo más corriente “∧”. Por ejemplo,
consideremos la proposición:

"5 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑦 𝑒𝑠 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟"

Hay dos proposiciones simples:


𝑝: 5 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜
𝑞: 5 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟

La proposición completamente simbolizada es: 𝑝 ∧ 𝑞

La regla para establecer los criterios de verdad es la siguiente:

 La conjunción de enunciados en el cual todas las proposiciones son verdaderas, resulta ser
verdadera.
 La conjunción de enunciados en la que no todas las proposiciones son verdaderas, es falsa.

Esto equivale a decir que es suficiente que una de las proposiciones sea falsa para que toda la con-
junción sea falsa.

Lo expresado anteriormente se puede resumir en la siguiente tabla de verdad.

𝑝 𝑞 𝑝∧𝑞
V V V
V F F
F V F
F F F

Por ejemplo, en el enunciado:

“El auto enciende cuando tiene gasolina en el tanque y tiene corriente en la batería”

Las proposiciones simples son:

𝑝: 𝐸𝑙 𝑎𝑢𝑡𝑜 𝑒𝑛𝑐𝑖𝑒𝑛𝑑𝑒 𝑐𝑢𝑎𝑛𝑑𝑜 𝑡𝑖𝑒𝑛𝑒 𝑔𝑎𝑠𝑜𝑙𝑖𝑛𝑎 𝑒𝑛 𝑒𝑙 𝑡𝑎𝑛𝑞𝑢𝑒


𝑞: 𝐸𝑙 𝑎𝑢𝑡𝑜 𝑒𝑛𝑐𝑖𝑒𝑛𝑑𝑒 𝑐𝑢𝑎𝑛𝑑𝑜 𝑡𝑖𝑒𝑛𝑒 𝑐𝑜𝑟𝑟𝑖𝑒𝑛𝑡𝑒 𝑒𝑛 𝑙𝑎 𝑏𝑎𝑡𝑒𝑟í𝑎

La proposición 𝑝 ∧ 𝑞 ha de ser verdadera cuando se tenga gasolina en el tanque y corriente en la


batería, si no se tiene una de esas dos condiciones, el auto no arrancará y la proposición 𝑝 ∧ 𝑞 ha de
4
ser falsa.
Página

1.3.3. Disyunción inclusiva


Es expresada ordinariamente mediante la palabra “𝑜”, simbólicamente se representa por medio de
“∨”colocada entre dos proposiciones. En este caso no tiene el carácter de dilema, y se puede inter-
pretar como “o uno u otro o ambos”

La regla para establecer el criterio de verdad es la siguiente:


Felix Vega Benavides
 La disyunción de enunciados en la cual todas las proposiciones son falsas, es falsa.
 La disyunción de enunciados en la cual no todas las proposiciones son falsas, es verdadera.

Entonces, es suficiente que alguna proposición sea verdadera para decir que la disyunción inclusi-
va, es verdadera.

Lo expresado, se resume en la siguiente tabla.

𝑝 𝑞 𝑝∨𝑞
V V V
V F V
F V V
F F F

Por ejemplo, en el enunciado

“𝑃𝑎𝑟𝑎 𝑒𝑛𝑡𝑟𝑎𝑟 𝑎𝑙 𝑐𝑖𝑛𝑒 𝐽𝑢𝑎𝑛 𝑐𝑜𝑚𝑝𝑟𝑎 𝑏𝑜𝑙𝑒𝑡𝑜 𝑢 𝑜𝑏𝑡𝑖𝑒𝑛𝑒 𝑢𝑛 𝑝𝑎𝑠𝑒 𝑑𝑒 𝑐𝑜𝑟𝑡𝑒𝑠í𝑎”

𝑝: 𝐽𝑢𝑎𝑛 𝑐𝑜𝑚𝑝𝑟𝑎 𝑏𝑜𝑙𝑒𝑡𝑜 𝑝𝑎𝑟𝑎 𝑒𝑛𝑡𝑟𝑎𝑟 𝑎𝑙 𝑐𝑖𝑛𝑒


𝑞: 𝐽𝑢𝑎𝑛 𝑜𝑏𝑡𝑖𝑒𝑛𝑒 𝑢𝑛 𝑝𝑎𝑠𝑒 𝑑𝑒 𝑐𝑜𝑟𝑡𝑒𝑠í𝑎 𝑝𝑎𝑟𝑎 𝑒𝑛𝑡𝑟𝑎𝑟 𝑎𝑙 𝑐𝑖𝑛𝑒

La proposición 𝑝 ∨ 𝑞 ha de ser verdadera cuando se cumpla al menos una de las dos condiciones:
comprar un boleto o tener un pase de cortesía. Si no se tiene ninguna de las dos condiciones no se
puede ingresar al cine y la proposición 𝑝 ∨ 𝑞 resulta ser falsa

1.3.4. Condicional
Este es uno de los conectivos más importantes, simbólicamente se representa con una flecha “→” y
se lo encuentra cuando la proposición refleja algún tipo de condicionamiento. Normalmente del ti-
po "𝑆𝑖 … , 𝑒𝑛𝑡𝑜𝑛𝑐𝑒𝑠 … ". A la primera proposición se le conoce como antecedente o hipótesis y a la
segunda como consecuente o tesis.

La regla para establecer los criterios de verdad es la siguiente:

 Si el antecedente es falso, el condicional es verdadero, sin que interese el valor de verdad del
consecuente.
 Si el consecuente es verdadero, el condicional es verdadero sin que interese el valor de verdad
del antecedente.

Esto equivale a decir que si el antecedente es verdadero y el consecuente falso, este conectivo resul-
ta ser falso. Lo expresado se refleja en la tabla:

𝑝 𝑞 𝑝→𝑞
V V V
5
Página

V F F
F V V
F F V

Este conectivo tiene diversas lecturas:

- 𝑆𝑖 𝑝, 𝑒𝑛𝑡𝑜𝑛𝑐𝑒𝑠 𝑞
- 𝑝 𝑖𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐𝑎 𝑞
- 𝑝 𝑒𝑠 𝑠𝑢𝑓𝑖𝑐𝑖𝑒𝑛𝑡𝑒 𝑝𝑎𝑟𝑎 𝑞
Felix Vega Benavides
- 𝑞 𝑒𝑠 𝑛𝑒𝑐𝑒𝑠𝑎𝑟𝑖𝑎 𝑝𝑎𝑟𝑎 𝑝
- 𝑝 𝑠𝑜𝑙𝑜 𝑠𝑖 𝑞

De la tabla de verdad también se puede observar que es suficiente que el antecedente sea falso para
que la implicación sea verdadera, independientemente de lo que ocurra con el consecuente; pero, es
necesario que el consecuente sea verdadero para que la implicación sea verdadera, independiente-
mente del antecedente.

La importancia de la implicación radica en su uso para el modelado del razonamiento, esta nos dice
que si nuestra hipótesis es correcta, la única manera de llegar a una conclusión (tesis) falsa es que
nuestro razonamiento (la implicación) haya sido incorrecta.

Por ejemplo, en el enunciado:

“𝑆𝑖 𝐽𝑢𝑎𝑛 𝑐𝑜𝑚𝑝𝑟𝑎 𝑏𝑜𝑙𝑒𝑡𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑜𝑛𝑐𝑒𝑠 𝑒𝑛𝑡𝑟𝑎 𝑎𝑙 𝑐𝑖𝑛𝑒”

𝑝: 𝐽𝑢𝑎𝑛 𝑐𝑜𝑚𝑝𝑟𝑎 𝑏𝑜𝑙𝑒𝑡𝑜


𝑞: 𝐽𝑢𝑎𝑛 𝑒𝑛𝑡𝑟𝑎 𝑎𝑙 𝑐𝑖𝑛𝑒

Si ambas son verdaderas, entonces la implicación es correcta (V). Si la primera es falsa, entonces el
consecuente queda libre de compromiso con respecto a su valor de verdad, la implicación es verda-
dera. Pero, si Juan compra entrada y no ingresa al cine, se diría que la implicación es incorrecta (F)

1.3.5. Bi condicional
Este conectivo representado simbólicamente por “↔” se lo puede identificar cuando está presente
la frase "𝑆𝑖 𝑦 𝑠𝑜𝑙𝑜 𝑠𝑖".

El significado de 𝑝 → 𝑞 es que "𝑝" es condición suficiente para "𝑞" y a su vez el significado de 𝑞 → 𝑝


es que "𝑝" es condición necesaria para "𝑞". O sea, la proposición "𝑝" es a la vez condición suficiente
y necesaria para "𝑞". Entonces, la frase "𝑠𝑖 𝑦 𝑠𝑜𝑙𝑜 𝑠𝑖" indica que una de las proposiciones es al mismo
tiempo condición suficiente y también necesaria para la otra proposición.

En base a esta observación se puede dar la siguiente definición.

Definición 2
La proposición 𝑝 ↔ 𝑞 se define como la proposición (𝑝 → 𝑞) ∧ (𝑞 → 𝑝)

Su tabla de verdad, también puede ser deducida.

𝑝 𝑞 p→ 𝑞 q→ 𝑝 (p→ 𝑞) ∧ (q → 𝑝)
V V V V V
V F F V F
F V V F F
6
F F V V V
Página

Es decir

𝑝 𝑞 𝑝↔𝑞
V V V
V F F
F V F
F F V
Felix Vega Benavides
Este conectivo es verdadero solamente si ambas proposiciones tienen el mismo valor de verdad.

1.3.6. Disyunción exclusiva


Este conectivo, simbolizado con " ∨ ", plantea un dilema, se toma en el sentido: o una u otra, pero no
ambas a la vez. Se define de la siguiente manera:

Definición 3
La proposición 𝑝 ∨ 𝑞 se define como la proposición ( 𝑝 ∨ 𝑞) ∧ ~(𝑝 ∧ 𝑞)

Su tabla de verdad, también puede ser deducida.

𝑝 𝑞 p∧ 𝑞 𝑝∨𝑞 ~(p ∧ 𝑞) ( 𝑝 ∨ 𝑞) ∧ ~(𝑝 ∧ 𝑞)


V V V V F F
V F F V V V
F V F V V V
F F F F V F

Es decir

𝑝 𝑞 𝑝∨𝑞
V V F
V F V
F V V
F F F

Ejemplo 1. Determinar el valor de verdad de las siguientes proposiciones.


1. [(p → ~𝑞) ∧ 𝑝] ∨ (~𝑝 ∧ 𝑞)
2. [(~𝑝 ∨ ~𝑞) ∧ (p → ~𝑞)] ∨ ~(~p ↔ 𝑞)

Solución

En cada caso confeccionaremos una tabla de verdad, el resultado se observará en la columna que le
corresponde al conectivo principal (última operación)

1. El conectivo principal es la disyunción exclusiva

𝑎 𝑏 𝑐
𝑝 𝑞 ~𝑝 ~𝑞 p → ~𝑞 𝑎∧𝑝 ~𝑝 ∧ 𝑞
𝑏 ∨c
V V F F F F F F
V F F V V V F V
F V V F V F V V
F F V V V F F F
No tiene un valor de verdad definido, es una contingencia 7
2. El conectivo principal es la disyunción
Página

𝑎 𝑏 𝑐 𝑑
𝑝 𝑞 ~𝑝 ~𝑞 ~𝑝 ∨ ~𝑞 p → ~𝑞 𝑎∧𝑏 ~p ↔ 𝑞 ~𝑑 𝑐 ∨ ~𝑑
V V F F F F F F V V
V F F V V V V V F V
F V V F V V V V F V
F F V V F V F F V V

Felix Vega Benavides


Esta proposición resulta ser siempre verdadera, es una tautología.

1.4. Equivalencia lógica


Vamos a convenir en que si una proposición compuesta 𝑃 está formada por varias proposiciones
simples 𝑝1 , 𝑝2 , … , 𝑝𝑛 , la escribiremos como 𝑃(𝑝1 , 𝑝2 , … , 𝑝𝑛 ). Utilizando esta notación vamos a definir
el concepto de equivalencia lógica.

Definición 4
Las proposiciones 𝑃(𝑝1 , 𝑝2 , … , 𝑝𝑛 ) y 𝑄(𝑝1 , 𝑝2 , … , 𝑝𝑛 ) son lógicamente equivalentes si y solo si tienen el
mismo valor de verdad. Se denota con
𝑃(𝑝1 , 𝑝2 , … , 𝑝𝑛 ) ≡ 𝑄(𝑝1 , 𝑝2 , … , 𝑝𝑛 )

Notemos que la expresión 𝑃(𝑝1 , 𝑝2 , … , 𝑝𝑛 ) ≡ 𝑄(𝑝1 , 𝑝2 , … , 𝑝𝑛 ) es equivalente a afirmar que la propo-


sición 𝑃(𝑝1 , 𝑝2 , … , 𝑝𝑛 ) ↔ 𝑄(𝑝1 , 𝑝2 , … , 𝑝𝑛 ) es tautología.

Es fácil ver que las siguientes son equivalencias lógicas:


𝑝 → 𝑞 ≡ ~𝑝 ∨ 𝑞 Definición de implicación
𝑝 ↔ 𝑞 ≡ (𝑝 → 𝑞) ∧ (𝑞 → 𝑝) Definición de bicondicional
𝑝 ∨ 𝑞 ≡ ( 𝑝 ∨ 𝑞) ∧ ~(𝑝 ∧ 𝑞) Definición de disyunción exclusiva

Ejemplo 2. Verificar la equivalencia lógica: [p → (𝑞 ∧ 𝑟)] ≡ (p → 𝑞) ∧ (p → 𝑟)

Solución

Debemos probar que la proposición [p → (𝑞 ∧ 𝑟)] ↔ [(p → 𝑞) ∧ (p → 𝑟) ]es una tautología. Como
son tres proposiciones simples, hay 23 = 8 combinaciones.

𝑎 𝑏 𝑐 𝑑 𝑒
𝑝 𝑞 r 𝑞∧𝑟 p→𝑎 p→𝑞 p→𝑟 𝑐∧𝑑 𝑏↔𝑒
V V V V V V V V V
V V F F F V F F V
V F V F F F V F V
V F F F F F F F V
F V V V V V V V V
F V F F V V V V V
F F V F V V V V V
F F F F V V V V V

Resulta ser una tautología, por lo tanto las proposiciones son equivalentes.

1.5. Leyes lógicas


8
Algunas equivalencias son particularmente útiles y se denominan Leyes Lógicas. Cada una de ellas
Página

puede ser probada por medio de tablas de verdad.

Felix Vega Benavides


1. Ley conmutativa 𝑝∨𝑞 ≡ 𝑞∨𝑝
𝑝∧𝑞 ≡ 𝑞∧𝑝
2. Ley asociativa 𝑝 ∨ (𝑞 ∨ 𝑟) ≡ (𝑝 ∨ 𝑞) ∨ 𝑟
𝑝 ∧ (𝑞 ∧ 𝑟) ≡ (𝑝 ∧ 𝑞) ∧ 𝑟
3. Ley distributiva 𝑝 ∨ (𝑞 ∧ 𝑟) ≡ (𝑝 ∨ 𝑞) ∧ (𝑝 ∨ 𝑟)
𝑝 ∧ (𝑞 ∨ 𝑟) ≡ (𝑝 ∧ 𝑞) ∨ (𝑝 ∧ 𝑟)
4. Ley de idempotencia 𝑝∨𝑝 ≡ 𝑝
𝑝∧𝑝 ≡ 𝑝
5. Ley de complemento 𝑝 ∨ ~𝑝 ≡ 𝑉
𝑝 ∧ ~𝑝 ≡ 𝐹
6. Ley de identidad 𝑝∨𝐹 ≡ 𝑝 𝑝∧𝐹 ≡ 𝐹
𝑝∧𝑉 ≡ 𝑝 𝑝∨𝑉 ≡ 𝑉
7. Ley de De Morgan ~(𝑝 ∨ 𝑞) ≡ ~𝑝 ∧ ~𝑞
~(𝑝 ∧ 𝑞) ≡ ~𝑝 ∨ ~𝑞
8 Ley de doble negación ~(~𝑝) ≡ 𝑝
9. Ley de la contra recíproca p→𝑞 ≡ ~𝑞 → ~𝑝
10. Ley de implicación 𝑝→𝑞 ≡ ~𝑝 ∨ 𝑞
11. Ley de bicondicional 𝑝↔𝑞 ≡ (𝑝 → 𝑞) ∧ (𝑞 → 𝑝)
12. 𝐿𝑒𝑦 𝑑𝑒 𝑑𝑖𝑠𝑦𝑢𝑛𝑐𝑖ó𝑛 𝑒𝑥𝑐𝑙𝑢𝑠𝑖𝑣𝑎 𝑝∨𝑞 ≡ ( 𝑝 ∨ 𝑞) ∧ ~(𝑝 ∧ 𝑞)

Ejemplo 3. Demostrar la ley distributiva

Solución

Se quiere demostrar que 𝑝 ∨ (𝑞 ∧ 𝑟) ≡ (𝑝 ∨ 𝑞) ∧ (𝑝 ∨ 𝑟), para establecer la equivalencia lógica anali-


zaremos si es una tautología la proposición:
[𝑝 ∨ (𝑞 ∧ 𝑟)] ↔ [(𝑝 ∨ 𝑞) ∧ (𝑝 ∨ 𝑟)]

En este caso son tres proposiciones simples, entonces hay 23 = 8 combinaciones.

𝑎 𝑏 𝑐 𝑑 𝑒
𝑝 𝑞 r 𝑞∧𝑟 p∨𝑎 p∨𝑞 p∨𝑟 𝑐∧𝑑 𝑏↔𝑒
V V V V V V V V V
V V F F V V V V V
V F V F V V V V V
V F F F V V V V V
F V V V V V V V V
F V F F F V F F V
F F V F F F V F V
F F F F F F F F V

Ejemplo 4. Demostrar una de las leyes de identidad

Solución 9
Se quiere demostrar que 𝑝 ∨ 𝐹 ≡ 𝑝, para establecer la equivalencia lógica analizaremos si es una
Página

tautología la proposición:

𝑝∨𝐹 ↔𝑝

En este caso F tiene valor fijo (Falso) y p resulta ser la única proposición simple. Entonces hay
21 = 2 combinaciones.

Felix Vega Benavides


𝑎
𝑝 𝐹 𝑃∨𝐹 a↔p
V F V V
F F F V

Otra forma de realizar estas demostraciones es utilizar leyes que fueron demostradas previamente.

Ejemplo 5. Demostrar la ley de la contra reciproca

Solución

En este caso demostraremos que p → 𝑞 ≡ ~𝑞 → ~𝑝, utilizando las leyes que figuran antes que ella.
(Se supone que fueron demostradas)

Empecemos a partir del segundo miembro.


~𝑞 → ~𝑝 ≡ ~(~𝑞) ∨ ~𝑝 𝐿. 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐𝑎𝑐𝑖ó𝑛
≡ 𝑞 ∨ ~𝑝 𝐿. 𝐷𝑜𝑏𝑙𝑒 𝑛𝑒𝑔𝑎𝑐𝑖ó𝑛
≡ ~𝑝 ∨ 𝑞 𝐿. 𝐶𝑜𝑛𝑚𝑢𝑡𝑎𝑡𝑖𝑣𝑎
≡ 𝑝→𝑞 𝐿. 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐𝑎𝑐𝑖ó𝑛

Así hemos demostrado que ~𝑞 → ~𝑝 ≡ p → 𝑞 . Al trabajo que hemos realizado se le suele llamar
Álgebra de Proposiciones. En cierto modo, estamos realizando operaciones con las proposiciones
utilizando para ello las leyes lógicas.

Teorema 1.

Si 𝑝 y 𝑞 son proposiciones, entonces:


𝑝 ∧ (𝑝 ∨ 𝑞) ≡ 𝑝 𝑝 ∨ (𝑝 ∧ 𝑞) ≡ 𝑝

Demostración

Vamos a demostrar la primera equivalencia


𝑝 ∧ (𝑝 ∨ 𝑞) ≡ (𝑝 ∨ 𝐹) ∧ (𝑝 ∨ 𝑞) 𝐿. 𝐼𝑑𝑒𝑛𝑡𝑖𝑑𝑎𝑑
≡ 𝑝 ∨ (𝐹 ∧ 𝑞) 𝐿. 𝐷𝑖𝑠𝑡𝑟𝑖𝑏𝑢𝑡𝑖𝑣𝑎 𝑖𝑛𝑣.
≡ 𝑝∨𝐹 𝐿. 𝐼𝑑𝑒𝑛𝑡𝑖𝑑𝑎𝑑
≡ 𝑝 𝐿. 𝐼𝑑𝑒𝑛𝑡𝑖𝑑𝑎𝑑

Teorema 2.

Si 𝑝 y 𝑞 son proposiciones, entonces:


𝑝 ∧ (~𝑝 ∨ 𝑞) ≡ 𝑝 ∧ 𝑞 𝑝 ∨ (~𝑝 ∧ 𝑞) ≡ 𝑝 ∨ 𝑞
10
Demostración
Página

Vamos a demostrar la primera equivalencia


𝑝 ∧ (~𝑝 ∨ 𝑞) ≡ (𝑝 ∧ ~𝑝) ∨ (𝑝 ∧ 𝑞) 𝐿. 𝐷𝑖𝑠𝑡𝑟𝑖𝑏𝑢𝑡𝑖𝑣𝑎
≡ 𝐹 ∨ (𝑝 ∧ 𝑞) 𝐿. 𝐶𝑜𝑚𝑝𝑙𝑒𝑚𝑒𝑛𝑡𝑜
≡ 𝑝∧𝑞 𝐿. 𝐼𝑑𝑒𝑛𝑡𝑖𝑑𝑎𝑑

A los resultados de estos teoremas se les conoce con el nombre de leyes de absorción.

Felix Vega Benavides


1.6. Álgebra de proposiciones
Dada una proposición compuesta, a veces resulta conveniente escribirla de una forma equivalente
para esto se utilizan las equivalencias lógicas que estudiamos en la sección anterior.

Ejemplo 6. Dada la proposición ~(𝑝 ∧ 𝑞) ∧ (𝑝 → 𝑞) vamos a demostrar que esta es equivalente a ~𝑝.

Solución
~(𝑝 ∧ 𝑞) ∧ (𝑝 → 𝑞) ≡ (~𝑝 ∨ ~𝑞) ∧ (𝑝 → 𝑞) 𝐿. 𝐷𝑒 𝑀𝑜𝑟𝑔𝑎𝑛
≡ (~𝑝 ∨ ~𝑞) ∧ (~𝑝 ∨ 𝑞) 𝐿. 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐𝑎𝑐𝑖ó𝑛
≡ ~𝑝 ∨ (~𝑞 ∧ 𝑞) 𝐿. 𝐷𝑖𝑠𝑡𝑟𝑖𝑏𝑢𝑡𝑖𝑣𝑎 𝐼𝑛𝑣.
≡ ~𝑝 ∨ 𝐹 𝐿. 𝐶𝑜𝑚𝑝𝑙𝑒𝑚𝑒𝑛𝑡𝑜
≡ ~𝑝 𝐿. 𝐼𝑑𝑒𝑛𝑡𝑖𝑑𝑎𝑑

En este caso hemos demostraremos que ~(𝑝 ∧ 𝑞) ∧ (𝑝 → 𝑞) ≡ ~𝑝, utilizando las leyes lógicas.

Ejemplo 7. Utilizando leyes lógicas, demostrar que (~𝑝 → 𝑞) ∨ ~(𝑝 ∧ ~𝑞) ≡ 𝑉

Solución
(~𝑝 → 𝑞) ∨ ~(𝑝 ∧ ~𝑞) ≡ [~(~𝑝) ∨ 𝑞] ∨ [~𝑝 ∨ ~(~𝑞)] 𝐿. 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐 + 𝐿. 𝐷𝑒 𝑀𝑜𝑟𝑔𝑎𝑛
≡ (𝑝 ∨ 𝑞) ∨ (~𝑝 ∨ 𝑞) 𝐿. 𝐷𝑜𝑏𝑙𝑒 𝑛𝑒𝑔𝑎𝑐𝑖ó𝑛
≡ (𝑝 ∨ ~𝑝) ∨ (𝑞 ∨ 𝑞) 𝐿. 𝐴𝑠𝑜𝑐𝑖𝑎𝑡𝑖𝑣𝑎 + 𝐿. 𝐶𝑜𝑛𝑚𝑢𝑡.
≡ 𝑉∨𝑞 𝐿. 𝐶𝑜𝑚𝑝𝑙. + 𝐿. 𝐼𝑑𝑒𝑚𝑝𝑜𝑡𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎
≡ 𝑉 𝐿. 𝐼𝑑𝑒𝑛𝑡𝑖𝑑𝑎𝑑
Ejemplo 8. Utilizando leyes lógicas, simplificar ~[(𝑝 ∨ 𝑞) ∧ (~𝑝 → ~𝑞)]

Solución

Se debe tratar de aplicar las leyes de complemento, las leyes de idempotencia o los teoremas 1 y 2.
Estas leyes son la que logran que se produzca una simplificación.
~[(𝑝 ∨ 𝑞) ∧ (~𝑝 → ~𝑞)] ≡ ~{(𝑝 ∨ 𝑞) ∧ [~(~𝑝) ∨ ~𝑞]} 𝐿. 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐𝑎𝑐𝑖ó𝑛
≡ ~[(𝑝 ∨ 𝑞) ∧ (𝑝 ∨ ~𝑞)] 𝐿. 𝐷𝑜𝑏𝑙𝑒 𝑛𝑒𝑔𝑎𝑐𝑖ó𝑛
≡ ~[𝑝 ∨ (𝑞 ∧ ~𝑞)] 𝐿. 𝐷𝑖𝑠𝑡𝑟𝑖𝑏𝑢𝑡𝑖𝑣𝑎 𝑖𝑛𝑣. .
≡ ~(𝑝 ∨ 𝐹) 𝐿. 𝐶𝑜𝑚𝑝𝑙𝑒𝑚𝑒𝑛𝑡𝑜
≡ ~𝑝 𝐿. 𝐼𝑑𝑒𝑛𝑡𝑖𝑑𝑎𝑑

Ejemplo 9. Utilizando leyes lógicas, simplificar [~(𝑝 ∨ 𝑞) ∧ ~𝑞] → [(𝑝 ∧ ~𝑞) ∨ ~𝑞]

Solución
[~(𝑝 ∨ 𝑞) ∧ ~𝑞] → [(𝑝 ∧ ~𝑞) ∨ ~𝑞] ≡ [~(𝑝 ∨ 𝑞) ∧ ~𝑞] → [~𝑞] 𝐿. 𝐴𝑏𝑠𝑜𝑟𝑐𝑖ó𝑛
11
≡ [(~𝑝 ∧ ~𝑞) ∧ ~𝑞] → [~𝑞] 𝐿. 𝐷′𝑀𝑜𝑟𝑔𝑎𝑛
[~𝑝 ∧ (~𝑞 ∧ ~𝑞)] → [~𝑞]
Página

≡ 𝐿. 𝐴𝑠𝑜𝑐.
≡ [~𝑝 ∧ ~𝑞] → [~𝑞] 𝐿. 𝐼𝑑𝑒𝑚𝑝.
≡ ~[~𝑝 ∧ ~𝑞] ∨ [~𝑞] 𝐿. 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐.
[~(~𝑝) ∨ ~(~𝑞)] ∨ (~𝑞) 𝐿. 𝐷′𝑀𝑜𝑟𝑔𝑎𝑛
(𝑝 ∨ 𝑞) ∨ ~𝑞 𝐿. 𝐷𝑜𝑏𝑙𝑒 𝑛𝑒𝑔.
𝑝 ∨ (𝑞 ∨ ~𝑞) 𝐿. 𝐴𝑠𝑜𝑐.
𝑝∨𝑉 𝐿. 𝐶𝑜𝑚𝑝𝑙.
𝑉 𝐿. 𝐼𝑑𝑒𝑛𝑡𝑖𝑑𝑎𝑑
Felix Vega Benavides
Teorema 3.

Si 𝑝 y 𝑞 son proposiciones, entonces


𝑝 ∨ 𝑞 ≡ (𝑝 ∧ ~𝑞) ∨ (𝑞 ∧ ~𝑝) 𝑝 ∨ 𝑞 ≡ ~(𝑝 ↔ 𝑞)

Demostración

Vamos a probar la primera propiedad


𝑝∨𝑞 ≡ ( 𝑝 ∨ 𝑞) ∧ ~(𝑝 ∧ 𝑞) 𝐷𝑒𝑓𝑖𝑛𝑖𝑐𝑖ó𝑛 𝑑𝑒 𝐷. 𝐸.
≡ ( 𝑝 ∨ 𝑞) ∧ (~𝑝 ∨ ~𝑞) 𝐿. 𝑑𝑒 𝐷𝑒 𝑀𝑜𝑟𝑔𝑎𝑛
≡ [( 𝑝 ∨ 𝑞) ∧ ~𝑝] ∨ [(𝑝 ∨ 𝑞) ∧ ~𝑞] 𝐿. 𝐷𝑖𝑠𝑡𝑟𝑖𝑏𝑢𝑡𝑖𝑣𝑎
≡ [(𝑝 ∧ ~𝑝) ∨ (𝑞 ∧ ~𝑝)] ∨ [(𝑝 ∧ ~𝑞) ∨ (𝑞 ∧ ~𝑞)] 𝐿. 𝐷𝑖𝑠𝑡𝑟𝑖𝑏𝑢𝑡𝑖𝑣𝑎
≡ [𝐹 ∨ (𝑞 ∧ ~𝑝)] ∨ [(𝑝 ∧ ~𝑞) ∨ 𝐹] 𝐿. 𝑑𝑒 𝐶𝑜𝑚𝑝𝑙𝑒𝑚𝑒𝑛𝑡𝑜
≡ (𝑞 ∧ ~𝑝) ∨ (𝑝 ∧ ~𝑞) 𝐿. 𝑑𝑒 𝐼𝑑𝑒𝑛𝑡𝑖𝑑𝑎𝑑

Con esto hemos demostrado la primera parte del teorema. Para demostrar la segunda parte conti-
nuamos con:
𝑝∨𝑞 ≡ (𝑝 ∧ ~𝑞) ∨ (𝑞 ∧ ~𝑝) 𝑃𝑟𝑖𝑚𝑒𝑟𝑎 𝑝𝑎𝑟𝑡𝑒 𝑑𝑒𝑙 𝑡𝑒𝑜𝑟𝑒𝑚𝑎
≡ ~(~𝑝 ∨ 𝑞) ∨ ~(~𝑞 ∨ 𝑝) 𝐿. 𝑑𝑒 𝐷𝑒 𝑀𝑜𝑟𝑔𝑎𝑛 (𝑖𝑛𝑣. )
≡ ~[(~𝑝 ∨ 𝑞) ∧ (~𝑞 ∨ 𝑝)] 𝐿. 𝑑𝑒 𝐷𝑒 𝑀𝑜𝑟𝑔𝑎𝑛 (𝑖𝑛𝑣. )
≡ ~[(𝑝 → 𝑞) ∧ (𝑞 → 𝑝)] 𝐿. 𝑑𝑒 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐𝑎𝑐𝑖ó𝑛
≡ ~(𝑝 ↔ 𝑞) 𝐿. 𝑑𝑒 𝐵𝑖𝑐𝑜𝑛𝑑𝑖𝑐𝑖𝑜𝑛𝑎𝑙

Ejemplo 10. Utilizando leyes lógicas, simplificar (𝑟 ∧ ~𝑝) ∨ 𝑟

Solución

(𝑟 ∧ ~𝑝) ∨ 𝑟 ≡ [(𝑟 ∧ ~𝑝) ∨ 𝑟] ∧ ~[(𝑟 ∧ ~𝑝) ∧ 𝑟] 𝑇𝑒𝑜𝑟𝑒𝑚𝑎 3


≡ 𝑟 ∧ ~[~𝑝 ∧ (𝑟 ∧ 𝑟)] 𝐿. 𝐴𝑏𝑠𝑜𝑟𝑐𝑖ó𝑛 𝑦 𝐿. 𝐴𝑠𝑜𝑐.
≡ 𝑟 ∧ ~[~𝑝 ∧ 𝑟] 𝐿. 𝐼𝑑𝑒𝑚𝑝𝑜𝑡𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎
≡ 𝑟 ∧ [𝑝 ∨ ~𝑟] 𝐿. 𝐷𝑒 𝑀𝑜𝑟𝑔𝑎𝑛
≡ 𝑟∧𝑝 𝐿. 𝐴𝑏𝑠𝑜𝑟𝑐𝑖ó𝑛

1.7. Razonamiento Deductivo Válido


En esta sección analizaremos el valor de verdad de las implicaciones del tipo:

𝑃(𝑃1,𝑃2,…,𝑃𝑛) → 𝑄(𝑄1 ,𝑄2 ,…,𝑄𝑛 )


Si la implicación resulta ser una tautología, convendremos en llamarle Razonamiento Deductivo Váli-
do (RDV).

Si el antecedente 𝑃(𝑃1,𝑃2,…,𝑃𝑛) es Falso, entonces la implicación es verdadera sin que le afecte el valor de
verdad del consecuente. Resulta ser un caso trivial y no requiere demostración. 12
En cambio, si el antecedente es Verdadero, ha de ser necesario demostrar que el consecuente 𝑄 tam-
bién lo es. (Ver la tabla de verdad del conectivo condicional)
Página

Ahora estamos en condiciones de proponer la siguiente definición.

Definición 5
Un Razonamiento Deductivo es Válido si y solo si la conjunción de sus premisas implica tautológicamente a
la conclusión.

Felix Vega Benavides


Por ejemplo, consideremos la implicación:
[𝑝, (𝑝 → 𝑞)] → 𝑞

De acuerdo con la definición, para decir que el razonamiento es válido, debemos demostrar que la im-
plicación [𝑝 ∧ (𝑝 → 𝑞)] → 𝑞 es una tautología.
𝑎 𝑏
𝑝 𝑞 p→ 𝑞 𝑝∧𝑎 b→q
V V V V V
V F F F V
F V V V V
F F V V V
Como es una implicación tautológica podemos llamarle RDV y representarla como:
[𝑝 ∧ (𝑝 → 𝑞)] ⟹ 𝑞

Ejemplo 11. Demostrar que el razonamiento (𝑝, 𝑝 → 𝑞, 𝑟 → 𝑞) → 𝑟 , no es válido

Solución

Para demostrar que no es un RDV, se debe comprobar que: la conjunción de las premisas NO implica
tautológicamente a la conclusión. O sea [𝑝 ∧ (𝑝 → 𝑞) ∧ (𝑟 → 𝑞)] ⇏ 𝑟

Recurriremos a una tabla de verdad con 23 = 8 combinaciones y mostraremos que no es tautología.

𝑎 𝑏 𝑐
𝑝 𝑞 r 𝑝→𝑞 𝑟→𝑞 p∧a∧b c→𝑟
V V V V V V V
V V F V V V F
V F V F F F V
V F F F V F V
F V V V V F V
F V F V V F V
F F V V F F V
F F F V V F V

La implicación no resulta ser una tautología, por lo tanto no es un RDV

Observación 1
Si el razonamiento presenta 𝑛 proposiciones simples, la tabla de verdad resultará con 2𝑛 filas. Puede
ser incómodo trabajar con tablas extensas.
En lugar de realizar la demostración con tablas de verdad, se puede desarrollar un trabajo deductivo.
Para esto, haremos algunas convenciones:
13
 A las proposiciones que forman el antecedente, les llamaremos “premisas” y siempre se las
debemos considerar verdaderas.
Página

 A la proposición que forma el consecuente “conclusión” y la tarea consistirá en demostrar que


es una proposición verdadera.
Para realizar la deducción, se utilizaremos el siguiente esquema:

Felix Vega Benavides


1. 𝑃1 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
2. 𝑃2 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
⋮ ⋮ ⋮
𝑛. 𝑃𝑛 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
∴ 𝑄 𝐶𝑜𝑛𝑐𝑙𝑢𝑠𝑖ó𝑛

1.7.1. Reglas de Inferencia


Al igual que en el álgebra de proposiciones, existen algunos RDV elementales que nos ayudan a
demostrar que otras implicaciones también son RDV.

Los más representativos son los siguientes.


𝑀𝑜𝑑𝑢𝑠 𝑃𝑜𝑛𝑒𝑛𝑑𝑜 𝑃𝑜𝑛𝑒𝑛𝑠 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛
1. 𝑝→𝑞 1. 𝑝∧𝑞
2. 𝑝 ∴ 𝑝
∴ 𝑞 ∴ 𝑞
𝑀𝑜𝑑𝑢𝑠 𝑇𝑜𝑙𝑙𝑒𝑛𝑑𝑜 𝑇𝑜𝑙𝑙𝑒𝑛𝑠 𝐴𝑑𝑗𝑢𝑛𝑐𝑖ó𝑛
1. 𝑝→𝑞 1. 𝑝
2. ~𝑞 2. 𝑞
∴ ~𝑝 ∴ 𝑝∧𝑞
𝑆𝑖𝑙𝑜𝑔𝑖𝑠𝑚𝑜 𝐻𝑖𝑝𝑜𝑡é𝑡𝑖𝑐𝑜 𝐴𝑑𝑖𝑐𝑖ó𝑛
1. 𝑝→𝑞 1. 𝑝
2. 𝑞→𝑟 ∴ 𝑝∨𝑞
∴ 𝑝→𝑟

1.7.1.1. Reglas de Deducción


Para realizar una deducción, es necesario tomar en cuenta las siguientes reglas:

1. Al conjunto de premisas existente, se le puede añadir una nueva premisa si hay premisas que
justifiquen su validez.
2. Las premisas pueden ser utilizadas más de una vez para justificar a nuevas premisas.

Ejemplo 12. Demostrar que el razonamiento dado, es válido


1. 𝑝 ∨ 𝑞
2. ~𝑝
∴ 𝑞

Solución

Para justificar éste RDV utilizaremos las reglas mencionadas y los RDV elementales. 14
1. 𝑝∨𝑞 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
Página

2. ~𝑝 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
3. ~(~𝑝) ∨ 𝑞 (1) 𝐷𝑜𝑏𝑙𝑒 𝑛𝑒𝑔𝑎𝑐𝑖ó𝑛
4. ~𝑝 → 𝑞 (3) 𝐷𝑒𝑓. 𝑑𝑒 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐𝑎𝑐𝑖ó𝑛
5. 𝑞 (2 𝑦 4) 𝑀𝑃𝑃

Acabamos de demostrar, por deducción, que a partir de las premisas dadas se puede obtener la
conclusión indicada. A este RDV se le conoce como Modus Tollendo Ponens (MTP)

Felix Vega Benavides


Ejemplo 13. Demostrar que el razonamiento dado, es válido
1. 𝑝 → 𝑞
2. 𝑟 → 𝑡
3. 𝑝 ∨ 𝑟
∴𝑞∨𝑡

Solución

Para justificar éste RDV utilizaremos las reglas de deducción y los RDV elementales.
1. 𝑝→𝑞 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
2. 𝑟→𝑡 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
3. 𝑝∨𝑟 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
4. ~𝑝 → 𝑟 (3) 𝐷𝑒𝑓. 𝑑𝑒 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐𝑎𝑐𝑖ó𝑛
5. ~𝑞 → ~𝑝 (1) 𝐶𝑜𝑛𝑡𝑟𝑎 𝑟𝑒𝑐í𝑝𝑟𝑜𝑐𝑎
6. ~𝑞 → 𝑡 (5, 4 𝑦 2) 𝑆. 𝐻.
7. ~(~𝑞) ∨ 𝑡 (6) 𝐷𝑒𝑓. 𝑑𝑒 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐𝑎𝑐𝑖ó𝑛
8. 𝑞∨𝑡 (7) 𝐷𝑜𝑏𝑙𝑒 𝑛𝑒𝑔𝑎𝑐𝑖ó𝑛

A éste RDV se le conoce como Dilema Constructivo (DC)

Ejemplo 14. Demostrar que el razonamiento dado, es válido


1. 𝑝→𝑞
2. 𝑟→𝑡
3. ~𝑞 ∨ ~𝑡
∴ ~𝑝 ∨ ~𝑟

Solución

Para justificar éste RDV utilizaremos las reglas mencionadas y los RDV elementales.

1. 𝑝→𝑞 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
2. 𝑟→𝑡 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
3. ~𝑞 ∨ ~𝑡 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
4. ~𝑞 → ~𝑝 (1) 𝐶𝑜𝑛𝑡𝑟𝑎 𝑟𝑒𝑐í𝑟𝑜𝑐𝑎
5. ~𝑡 → ~𝑟 (2) 𝐶𝑜𝑛𝑡𝑟𝑎 𝑟𝑒𝑐í𝑝𝑟𝑜𝑐𝑎
6. ~𝑝 ∨ ~𝑟 (4, 5 𝑦 3) 𝐷. 𝐶.

A este RDV, se le conoce como Dilema Destructivo (D. D.)

Como se vio en los ejemplos, en este proceso deductivo, es normal utilizar equivalencias lógicas. El
siguiente es una buena muestra de ello.

Ejemplo 15. Demostrar que el razonamiento dado, es válido


1. 𝑝→𝑟
15
2. 𝑞→𝑟
Página

∴ (𝑝 ∨ 𝑞) → 𝑟

Solución

Para justificar éste RDV utilizaremos las reglas mencionadas y los RDV elementales.

Felix Vega Benavides


1. 𝑝→𝑟 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
2. 𝑞→𝑟 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
3. ~𝑝 ∨ 𝑟 (1) 𝐷𝑒𝑓. 𝑑𝑒 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐𝑎𝑐𝑖ó𝑛
4. ~𝑞 ∨ 𝑟 (2) 𝐷𝑒𝑓. 𝑑𝑒 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐𝑎𝑐𝑖ó𝑛
5. (~𝑝 ∨ 𝑟) ∧ (~𝑞 ∨ 𝑟) (3 𝑦 4) 𝐴𝑑𝑗𝑢𝑛𝑐𝑖ó𝑛
6. (~𝑝 ∧ ~𝑞) ∨ 𝑟 ( 5) 𝐿. 𝐷𝑖𝑠𝑡𝑟𝑖𝑏𝑢𝑡𝑖𝑣𝑎
7. ~(𝑝 ∨ 𝑞) ∨ 𝑟 (6) 𝐿. 𝐷𝑒 𝑀𝑜𝑟𝑔𝑎𝑛
8. (𝑝 ∨ 𝑞) → 𝑟 (7) 𝐷𝑒𝑓. 𝑑𝑒 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐𝑎𝑐𝑖ó𝑛

Ejemplo 16. Demostrar que los razonamiento dados, son válidos


1. [𝑣 → ~𝑝; 𝑝 ∧ ~𝑡; 𝑠 → 𝑡; 𝑞 → 𝑢; 𝑠 ∨ (𝑞 ∧ 𝑟)] ⟹ (𝑢 ∧ ~𝑣)
2. [𝑟 → 𝑞; ~𝑠 → (𝑡 ∧ 𝑢); 𝑝 ∧ ~𝑞; (𝑝 ∧ 𝑡) → 𝑣; (𝑟 ∨ ~𝑠 ] ⟹ (𝑣 ∧ 𝑢)
3. [𝑣 → ~𝑢; 𝑝 ∧ ~𝑞; (~𝑣 ∨ 𝑚) → (𝑟 ∧ 𝑡); 𝑞 ∨ 𝑤; 𝑝 → (𝑢 ∨ ~𝑤)] ⟹ (𝑟 ∨ 𝑠)

Solución

Deduciremos el primer resultado

1. 𝑣 → ~𝑝 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 8. ~𝑡 (2) 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛


2. 𝑝 ∧ ~𝑡 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 9. ~𝑠 (8 𝑦 3) 𝑀𝑇𝑇
3. 𝑠→𝑡 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 10. 𝑞∧𝑟 (9 𝑦 5) 𝑀𝑇𝑃
4. 𝑞→𝑢 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 11. 𝑞 (10) 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛
5. 𝑠 ∨ (𝑞 ∧ 𝑟) 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 12. 𝑢 (11 𝑦 4) 𝑀𝑃𝑃
6. 𝑝 ( 2) 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛 13. 𝑢 ∧ ~𝑣 (12 𝑦 7) 𝐴𝑑𝑗𝑢𝑛𝑐𝑖ó𝑛
7. ~𝑣 (6 𝑦 1) 𝑀𝑇𝑇

Deduciremos el segundo resultado


1. 𝑟→𝑞 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 9. ~𝑠 (8 𝑦 5) 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛
2. ~𝑠 → (𝑡 ∧ 𝑢) 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 10. 𝑡∧𝑢 (9 𝑦 2) 𝑀𝑃𝑃
3. 𝑝 ∧ ~𝑞 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 11. 𝑡 (10) 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛
4. (𝑝 ∧ 𝑡) → 𝑣 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 12. 𝑢 (10) 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛
5. 𝑟 ∨ ~𝑠 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 13. 𝑝∧𝑡 (6 𝑦 11) 𝐴𝑑𝑗𝑢𝑛𝑐𝑖ó𝑛
6. 𝑝 (3) 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛 14. 𝑣 (13 𝑦 4) 𝑀𝑃𝑃
7. ~𝑞 (3) 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛 15. 𝑣∧𝑢 (12 𝑦 14) 𝐴𝑑𝑗𝑢𝑛𝑐𝑖ó𝑛
8. ~𝑟 (1 𝑦 7) 𝑀𝑇𝑇

Deduciremos el tercer resultado

1. 𝑣 → ~𝑢 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 9. 𝑤 (4 𝑦 7) 𝑆𝑀𝑇𝑃
2. 𝑝 ∧ ~𝑞 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 10. 𝑢 (8 𝑦 9) 𝑀𝑇𝑃
3. (~𝑣 ∨ 𝑚) → (𝑟 ∧ 𝑡) 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 11. ~𝑣 (1 𝑦 10) 𝑀𝑇𝑇
4. 𝑞∨𝑤 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 12. ~𝑣 ∨ 𝑚 (11) 𝐴𝑑𝑖𝑐𝑖ó𝑛
5. 𝑝 → (𝑢 ∨ ~𝑤) 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 13. 𝑟∧𝑡 (3 𝑦 12) 𝑀𝑃𝑃
6. 𝑝 (2) 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛 14. 𝑟 (13) 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛
7. ~𝑞 (2) 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛 15. 𝑟∨𝑠 (14) 𝐴𝑑𝑖𝑐𝑖ó𝑛
16
8. 𝑢 ∨ ~𝑤 (5 𝑦 6) 𝑀𝑃𝑃
Página

1.7.1.2. Regla de la Premisa Condicional (RPC)


Hay una técnica muy útil que se aplica cuando la conclusión es un condicional, nos referiremos a
ella como la “Regla de la Premisa Condicional” o mas brevemente “la Regla PC”.

Felix Vega Benavides


Teorema 4.

Si 𝑝1 , 𝑝2 , … , 𝑝𝑘 , 𝑝 𝑦 𝑞 son proposiciones, entonces


[(𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ) → (𝑝 → 𝑞)] ≡ [(𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ∧ 𝑝) → 𝑞)]

Demostración
(𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ) → (𝑝 → 𝑞) ≡ (𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ) → (~𝑝 ∨ 𝑞) 𝐿. 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐.
≡ ~(𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ) ∨ (~𝑝 ∨ 𝑞) 𝐿. 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐.
≡ [~(𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ) ∨ ~𝑝] ∨ 𝑞 𝐿. 𝐴𝑠𝑜𝑐.
≡ ~[(𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ) ∧ 𝑝] ∨ 𝑞 𝐿. 𝐷𝑒 𝑀𝑜𝑟𝑔𝑎𝑛
≡ ~[𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ∧ 𝑝] ∨ 𝑞 𝐿. 𝐴𝑠𝑜𝑐.
≡ [𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ∧ 𝑝] → 𝑞 𝐿. 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐.

El teorema establece que:

Demostrar que (𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ) → (𝑝 → 𝑞) es un RDV, es equivalente a demostrar que (𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧


… ∧ 𝑝𝑘 ∧ 𝑝) → 𝑞 lo es. Es decir
𝑝1 𝑝1
𝑝2 𝑝2
𝑝3 ⋮
⋮ ≡ 𝑝
𝑘
𝑝𝑘 𝑝
∴ 𝑝→𝑞 ∴ 𝑞

Muchas veces, demostrar la segunda expresión representa un trabajo más liviano. El siguiente
ejemplo, nos ilustra esta idea.

Ejemplo 17. Demostrar que el razonamiento dado, es válido


1. 𝑝 → (𝑞 ∧ 𝑡)
2. 𝑝∨𝑟
∴ ~(𝑟 ∨ 𝑠) → 𝑞

Solución

Para realizar la demostración, utilizaremos la regla PC

1. 𝑝 → (𝑞 ∧ 𝑡) 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
2. 𝑝∨𝑟 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
3. ~(𝑟 ∨ 𝑠) 𝑅𝑒𝑔𝑙𝑎 𝑃𝐶
4. ~𝑟 ∧ ~𝑠 (3) 𝐿. 𝐷𝑒 𝑀𝑜𝑟𝑔𝑎𝑛
5. ~𝑟 (4) 𝐿. 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛
6. 𝑝 (2 𝑦 5) 𝑀𝑇𝑃
7. 𝑞∧𝑡 (1 𝑦 6) 𝑀𝑃𝑃
8. 𝑞 (7) 𝐿. 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛
17
9 ~(𝑟 ∨ 𝑠) → 𝑞 𝑅𝑒𝑔𝑙𝑎 𝑃𝐶
Página

1.7.1.3. Regla de Demostración por Contradicción (RDC)


Vamos a detenernos a analizar el valor de verdad de la proposición:

(~𝑝 → 𝐹) → 𝑝

Felix Vega Benavides


(~𝑝 → 𝐹) → 𝑝 ≡ ~(~𝑝 → 𝐹) ∨ 𝑝 𝐿. 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐.
≡ ~[~(~𝑝) ∨ 𝐹] ∨ 𝑝 𝐿. 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐.
≡ ~[𝑝 ∨ 𝐹] ∨ 𝑝 𝐿. 𝐷𝑜𝑏𝑙𝑒 𝑛𝑒𝑔𝑎𝑐𝑖ó𝑛
≡ ~(𝑝) ∨ 𝑝 𝐿. 𝐼𝑑𝑒𝑛𝑡𝑖𝑑𝑎𝑑
≡ 𝑉 𝐿. 𝐶𝑜𝑚𝑝𝑙𝑒𝑚𝑒𝑛𝑡𝑜

Entonces la proposición analizada es un RDV, utilizando el esquema deductivo


1. ~𝑝 → 𝐹
∴ 𝑝

Esta se conoce como la Regla de Demostración por Contradicción RDC.

El uso de esta regla está justificado o el siguiente teorema.

Teorema 5.

Si 𝑝1 , 𝑝2 , … , 𝑝𝑘 , 𝑝 𝑦 𝑞 son proposiciones, entonces


[(𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ) → 𝑝] ≡ [(𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ∧ ~𝑝) → 𝐹)]

Demostración
(𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ) → 𝑝 ≡ ~(𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ) ∨ 𝑝 𝐿. 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐.
≡ ~(𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ) ∨ (𝑝 ∨ 𝐹) 𝐿. 𝐼𝑑𝑒𝑛𝑡𝑖𝑑𝑎𝑑
≡ [~(𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ) ∨ 𝑝] ∨ 𝐹 𝐿. 𝐴𝑠𝑜𝑐.
≡ [~(𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ) ∨ ~(~𝑝)] ∨ 𝐹 𝐿. 𝐷𝑜𝑏𝑙𝑒 𝑛𝑒𝑔.
≡ ~[(𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ) ∧ ~𝑝] ∨ 𝐹 𝐿. 𝐷𝑒 𝐷𝑒𝑚𝑜𝑟𝑔𝑎𝑛
≡ [𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ∧ ~𝑝] → 𝐹 𝐿. 𝐼𝑚𝑝𝑙𝑖𝑐.

El teorema establece que:

Demostrar que (𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ) → 𝑝 es un RDV, es equivalente a demostrar que la expresión


(𝑝1 ∧ 𝑝2 ∧ … ∧ 𝑝𝑘 ∧ ~𝑝) → 𝐹 lo es. Es decir
𝑝1 𝑝1
𝑝2 𝑝2
𝑝3 ⋮
⋮ ≡ 𝑝𝑘
𝑝𝑘 ~𝑝
∴ 𝑝 ∴ 𝐹

El opuesto de la conclusión se escribe como una nueva premisa y el objetivo es demostrar que se
arriba a una contradicción.

Ejemplo 18. Demostrar que el razonamiento dado, es válido


1. 𝑝 → (𝑞 ∧ 𝑡)
2. 𝑝∨𝑟
18
3. ~(𝑟 ∨ 𝑠)
Página

∴ 𝑞

Solución

Para realizar la demostración, utilizaremos la regla RDC

Felix Vega Benavides


1. 𝑝 → (𝑞 ∧ 𝑡) 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
2. 𝑝∨𝑟 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
3. ~(𝑟 ∨ 𝑠) 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
4. ~𝑞 𝑅𝐷𝐶
5. ~𝑟 ∧ ~𝑠 (3) 𝐿. 𝐷𝑒 𝑀𝑜𝑟𝑔𝑎𝑛
6. ~𝑟 ( 5) 𝐿. 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛
7. 𝑝 (2 𝑦 6) 𝑀𝑇𝑃
8. 𝑞∧𝑡 (1 𝑦 7) 𝑀𝑃𝑃
9. 𝑞 (8) 𝐿. 𝑆𝑒𝑝𝑎𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛
10. ~𝑞 ∧ 𝑞 (4 𝑦 9) 𝐿. 𝐴𝑑𝑗𝑢𝑛𝑐𝑖ó𝑛
11. 𝐹 (10) 𝐿. 𝐶𝑜𝑚𝑝𝑙𝑒𝑚𝑒𝑛𝑡𝑜

1.8. Esquemas proposicionales


Un esquema proposicional, es una expresión que contiene conectivos lógicos, funciones proposicio-
nales y cuantificadores. Es un recurso para expresar simbólicamente proposiciones que pueden ser
aplicados a varios “sujetos”

1.8.1. Funciones proposicionales.


Cuando expresamos 2 + 3 = 6, estamos dando a conocer una proposición que tiene un valor de
verdad concreto. Si alguno de los sujetos o varios sujetos son sustituidor por variables, se obtiene
una expresión que por sí sola no tiene valor de verdad definido, éste va a depender del valor que se
asigne a las variables.

Definición 6
Una aseveración construida de manera que el sujeto o los sujetos sean representados por
algunas variables, se denomina función proposicional. Se representa simbólicamente como
𝑃(𝑥), 𝑄(𝑥, 𝑦), 𝑅(𝑥, 𝑦, 𝑧), 𝑒𝑡𝑐.

Los siguientes son ejemplos de funciones proposicionales.

𝑃(𝑥): 𝑥 + 3 = 6
𝐴(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑠𝑒𝑟 𝑣𝑖𝑣𝑜 𝑞𝑢𝑒 ℎ𝑎𝑏𝑖𝑡𝑎 𝑒𝑛 𝑒𝑙 𝑝𝑙𝑎𝑛𝑒𝑡𝑎 𝑡𝑖𝑒𝑟𝑟𝑎
𝐶(𝑥, 𝑦): 𝑥 𝑒𝑠 𝑐𝑜𝑚𝑝𝑎ñ𝑒𝑟𝑜 𝑑𝑒 𝑒𝑠𝑡𝑢𝑑𝑖𝑜𝑠 𝑑𝑒 𝑦

Estas expresiones se convierten en proposiciones con valor de verdad concreto, cuando a la varia-
ble se le asigna un valor constante.

Realicemos un ensayo en los ejemplos anteriores.

𝑃(1): 1 + 3 = 6 , es una proposición falsa


19
𝑃(3): 3 + 3 = 6 , es una proposición verdadera
Página

𝑆𝑖 𝑗 = 𝐽𝑢𝑎𝑛 𝑦 𝑟 = 𝑅𝑜𝑏𝑒𝑟𝑡𝑜, 𝑒𝑛𝑡𝑜𝑛𝑐𝑒𝑠

𝐶(𝑗, 𝑟): 𝐽𝑢𝑎𝑛 es compañero de estudios de 𝑅𝑜𝑏𝑒𝑟𝑡𝑜, tiene valor de verdad definido, aunque no se lo
conoce con exactitud (Depende de los sujetos Juan y Roberto, a quienes se aplique esta proposición)

Felix Vega Benavides


1.8.2. Universo del discurso
Los valores que se eligen para sustituir a las variables, pertenecen a un conjunto de referencia, este
conjunto recibe el nombre de Universo del Discurso.

Muchas veces éste conjunto es dado a conocer de una manera explícita, otras veces se lo toma de
acuerdo al contexto.

1.8.3. Cuantificadores
Cuando se habla de cuantificadores en términos de lógica, Teoría de Conjuntos o Matemáticas en
general, se hace referencia a aquellos símbolos que se utilizan para indicar cantidad en una propo-
sición, es decir, permiten establecer “cuántos” elementos de un conjunto determinado, cumplen con
cierta propiedad.

Los cuantificadores, permiten la construcción de proposiciones a partir de funciones proposiciona-


les. Ya sea particularizando o generalizando.

Por ejemplo, si consideramos la función proposicional:

𝑃(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑚𝑒𝑛𝑜𝑟 𝑞𝑢𝑒 𝑑𝑜𝑠

Esta función proposicional podría particularizarse así: “ Existe algún número real que es menor que
dos” o podría generalizarse así: “Todos los números reales son menores que dos”
En cualquiera de los dos casos, se debe especificar el Universo del Discurso. Para el ejemplo, es el
conjunto de los números reales.

1.8.3.1. Cuantificador existencial


Este cuantificador se representa con (∃), se utiliza para indicar que existen uno o más elementos del
Universo del Discurso, que cumplen con una condición o propiedad determinada.

La notación específica para la particularización es:

∃𝑥 ∈ 𝐴: 𝑃(𝑥)

La lectura correspondiente es: “Existe un elemento el conjunto A, tal que cumple con la función
proposicional 𝑃(𝑥)”

Otra manera de representar esta particularización es.

∃𝑥: 𝑥 ∈ 𝐴 ∧ 𝑃(𝑥)

En este caso la lectura es: “Existe un elemento tal que es elemento del conjunto A y satisface la fun-
ción proposicional 𝑃(𝑥)”. 20
Esta proposición resulta verdadera cuando se muestra que hay al menos un elemento del Universo
Página

del discurso “A”, que satisface la función proposicional 𝑃(𝑥)

Por ejemplo, representemos simbólicamente la proposición: “ Algunos números naturales son divi-
sores de 30”
La palabra “algunos”, indica cuantificación existencial.

Felix Vega Benavides


En esta oración se habla de los números naturales (sujeto). Representemos en forma de función
proposicional: 𝑁(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑛𝑎𝑡𝑢𝑟𝑎𝑙

Del sujeto identificado dice que es divisor de 30. Su representación en forma de función proposicio-
nal es: 𝐷(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑑𝑖𝑣𝑖𝑠𝑜𝑟 𝑑𝑒 30

La proposición completamente simbolizada es:

∃𝑥: 𝑁(𝑥) ∧ 𝐷(𝑥)

Como el Universo es conocido, se puede simbolizar como:

∃𝑥 ∈ ℕ: 𝐷(𝑥)

Si la función proposicional hacer referencia a algún concepto matemático conocido, se puede utili-
zar una notación más específica.

Para el ejemplo que estamos estudiando, es conocida la notación de divisor:

𝑎|𝑏 𝑑𝑒𝑛𝑜𝑡𝑎 "𝑎 𝑒𝑠 𝑑𝑖𝑣𝑖𝑠𝑜𝑟 𝑑𝑒 𝑏"

Con lo anterior, se puede simbolizar como:

∃𝑥 ∈ ℕ: 𝑥|30

Ejemplo 19. Utilizando esquemas proposicionales, representar simbólicamente las siguientes proposiciones:
1. Algunos árboles son maderables
2. Hay personas adultas que tienen reacciones infantiles.
3. Algunos estudiantes no presentan tareas.
4. Algún elemento del conjunto A, no es múltiplo de tres.
5. Hay dos números reales cuyo producto es igual a 36

Solución

En el primer enunciado: “Algunos árboles son maderables”, se reconocen los siguientes elementos:

Sujeto: árboles

Se dice del sujeto: es maderable

Las funciones proposicionales asociadas son:


𝐴(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 á𝑟𝑏𝑜𝑙
𝑀(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑚𝑎𝑑𝑒𝑟𝑎𝑏𝑙𝑒

La proposición simbolizada:

∃𝑥: 𝐴(𝑥) ∧ 𝑀(𝑥)


21
En el segundo enunciado: “Hay personas adultas que tienen reacciones infantiles”, se identifica
que:
Página

Sujeto: persona adulta

Se dice del sujeto: tiene reacciones infantiles

Las funciones proposicionales asociadas son:


𝑃(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑝𝑒𝑟𝑠𝑜𝑛𝑎 𝑎𝑑𝑢𝑙𝑡𝑎
𝑅(𝑥): 𝑥 𝑡𝑖𝑒𝑛𝑒 𝑟𝑒𝑎𝑐𝑐𝑖𝑜𝑛𝑒𝑠 𝑖𝑛𝑓𝑎𝑛𝑡𝑖𝑙𝑒𝑠
Felix Vega Benavides
La proposición simbolizada:

∃𝑥: 𝑃(𝑥) ∧ 𝑅(𝑥)

En la tercera proposición: “Algunos estudiantes no presentan tareas”, reconocemos que:

Sujeto: estudiante

Se dice del sujeto: no presenta tareas

Las funciones proposicionales asociadas son:


𝐸(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑒𝑠𝑡𝑢𝑑𝑖𝑎𝑛𝑡𝑒
𝑇(𝑥): 𝑥 𝑝𝑟𝑒𝑠𝑒𝑛𝑡𝑎 𝑡𝑎𝑟𝑒𝑎𝑠

La proposición simbolizada:

∃𝑥: 𝐸(𝑥) ∧ ~𝑇(𝑥)

En la cuarta proposición: “Algún elemento del conjunto A no es múltiplo de tres”, reconocemos


que:

Sujeto: Elemento del conjunto A.

Se dice del sujeto: no es múltiplo de tres

Las funciones proposicionales asociadas son:

𝐸(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑒𝑙𝑒𝑚𝑒𝑛𝑡𝑜 𝑑𝑒 𝐴
𝑀(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑚𝑢𝑙𝑡𝑖𝑝𝑙𝑜 𝑑𝑒 𝑡𝑟𝑒𝑠

La proposición simbolizada:

∃𝑥 ∶ 𝐸(𝑥) ∧ ~𝑀(𝑥)

En la quinta proposición: “Hay dos números reales cuyo producto es iguala 36”, reconocemos que:

Sujeto: Hay dos, ambos son números reales.

Se dice de los sujetos: su multiplicación es iguala a 36

La función proposicional asociadas es:

𝑀(𝑥, 𝑦): 𝑥 ∙ 𝑦 = 36

La proposición simbolizada:

∃𝑥, 𝑦 ∈ ℝ: 𝑥 ∙ 𝑦 = 36

Observación 2

Para probar que una proposición cuantificada existencialmente es verdadera, es suficiente mostrar
22
que la función proposicional es verdadera con algún valor tomado del Universo del Discurso.
Página

Por ejemplo, si el universo del discurso es el conjunto de los números naturales, la proposición
"𝐻𝑎𝑦 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜𝑠 𝑛𝑎𝑡𝑢𝑟𝑎𝑙𝑒𝑠 𝑞𝑢𝑒 𝑠𝑜𝑛 𝑝𝑟𝑖𝑚𝑜𝑠 𝑟𝑒𝑙𝑎𝑡𝑖𝑣𝑜𝑠", será suficiente mostrar que hay al menos dos
números naturales cuyo máximo común divisor es iguala a uno.

Hay dos sujetos: a y b, ambos son números naturales

La función proposicional asociada:

Felix Vega Benavides


𝑃(𝑎, 𝑏): 𝑎 𝑦 𝑏 𝑠𝑜𝑛 𝑝𝑟𝑖𝑚𝑜𝑠 𝑟𝑒𝑙𝑎𝑡𝑖𝑣𝑜𝑠 ≡ 𝑃(𝑎, 𝑏): 𝑀𝐶𝐷(𝑎, 𝑏) = 1

La proposición simbolizada es.

∃𝑎, 𝑏 ∈ ℕ: 𝑀𝐶𝐷(𝑎, 𝑏) = 1

Si mostramos que al menos hay dos números naturales que hacen verdadera a la función proposi-
cional, entonces diremos que la proposición es verdadera.

En efecto, 4 ∈ ℕ 𝑦 9 ∈ ℕ son dos números naturales tales que 𝑀𝐶𝐷(4,9) = 1. Por lo tanto, la propo-
sición es verdadera.

1.8.3.2. Cuantificador universal


El cuantificador universal (∀) se utiliza para afirmar que todos los elementos del Universo del Dis-
curso, cumplen con una condición o propiedad determinada.

La notación específica para la generalización es:

∀𝑥 ∈ 𝐴: 𝑃(𝑥)

Cuando el conjunto de referencia no es conocido se simboliza como:

∀𝑥: 𝑥 ∈ 𝐴 → 𝑃(𝑥)

Por ejemplo, consideremos la proposición “Todo número natural es positivo”

La palabra “todo” expresa una cuantificación universal.

La oración hace referencia a los números naturales, entonces se escribe la función proposicional
𝑁(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑛𝑎𝑡𝑢𝑟𝑎𝑙.

La oración indica que el sujeto es un número positivo. La función proposicional respectiva es


𝑃(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑝𝑜𝑠𝑖𝑡𝑖𝑣𝑜

La proposición completamente simbolizada es:

∀𝑥: 𝑁(𝑥) → 𝑃(𝑥)

Debido a que el Universo del Discurso es un conjunto conocido, se puede representar con:
∀𝑥 ∈ ℕ: 𝑃(𝑥)

Ejemplo 20. Utilizando esquemas proposicionales, representar simbólicamente las siguientes proposiciones:
1. Todos los árboles son maderables
2. Las personas adultas tienen preferencia en la atención médica.
3. Ningún número primo es divisible por 15.
4. La multiplicación de dos números reales positivos, siempre da como resultado un número real
positivo.
23
Solución
Página

En la primera oración: “Todos los árboles son maderables”, se reconoce:

Sujeto: árbol

Se dice del sujeto: es maderable

Las funciones proposicionales son:

Felix Vega Benavides


𝐴(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 á𝑟𝑏𝑜𝑙
𝑀(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑚𝑎𝑑𝑒𝑟𝑎𝑏𝑙𝑒

La proposición completamente simbolizada:

∀𝑥: 𝐴(𝑥) → 𝑀(𝑥)

En la segunda oración: “Las personas adultas tienen preferencia en la atención médica”

Sujeto: persona adulta

Se dice del sujeto: tiene preferencia en la atención médica

Las funciones proposicionales asociadas son:


𝐴(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑝𝑒𝑟𝑠𝑜𝑛𝑎 𝑎𝑑𝑢𝑙𝑡𝑎
𝑃(𝑥): 𝑥 𝑡𝑖𝑒𝑛𝑒 𝑝𝑟𝑒𝑓𝑒𝑟𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎 𝑒𝑛 𝑙𝑎 𝑎𝑡𝑒𝑛𝑐𝑖ó𝑛 𝑚é𝑑𝑖𝑐𝑎

La proposición completamente simbolizada:

∀𝑥: 𝐴(𝑥) → 𝑃(𝑥)

En la tercera proposición: “Ningún número primo es divisible por 15”

Sujeto: número primo

Se dice del sujeto: no es divisible por 15

Las funciones proposicionales asociadas son:


𝑁(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑝𝑟𝑖𝑚𝑜
𝐷(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑑𝑖𝑣𝑖𝑠𝑖𝑏𝑙𝑒 𝑝𝑜𝑟 15

La proposición completamente simbolizada:

∀𝑥: 𝑁(𝑥) → ~𝐷(𝑥)

En la cuarta proposición: “La multiplicación de dos números reales positivos, siempre da como re-
sultado un número real positivo”

Hay dos sujetos: Ambos son números reales positivos cualquiera.

Se dice de ambos: su multiplicación da como resultado un número real positivo.

La función proposicional asociada;

𝑃(𝑥, 𝑦): 𝑥 ∙ 𝑦 ∈ ℝ+

La proposición simbolizada:

∀𝑥, 𝑦 ∈ ℝ+ : 𝑥 ∙ 𝑦 ∈ ℝ+
24
Observación 3
Página

Para probar que un enunciado cuantificado universalmente es verdadero, es necesario mostrar que
todos los elementos del universo del discurso respectivo, cumplen con la función proposicional. Pe-
ro, para mostrar que es enunciado falso, es suficiente encontrar algún elemento del universo que
NO cumple con la función proposicional, ésta última acción se conoce como “mostrar un contra-
ejemplo”

Felix Vega Benavides


Así, la proposición: “Todo número real satisface la ecuación 2𝑥 + 3 = 5”, se representa simbólica-
mente como:

∀𝑥 ∈ ℝ: 2𝑥 + 3 = 5

La afirmación es falsa. En efecto, si 𝑥 = 5, la igualdad: 2(5) + 3 = 5 no se cumple.

Ejemplo 21.
Considerando que el universo del discurso es el conjunto 𝐴 = {1,2,3,4,5}, obtener el valor de verdad
de las siguientes proposiciones:
1. ∀𝑥: 5𝑥 − 3 > 0 3. ∀𝑥: 𝑥 𝑒𝑠 𝑑𝑖𝑣𝑖𝑠𝑜𝑟 𝑑𝑒 30
2. ∃𝑥: 𝑥 2 + 3𝑥 = 5 4. ∃𝑥: 𝑥 2 + 5𝑥 = 6
Solución

En el primer caso la proposición es verdadera porque la función proposicional 𝑃(𝑥): 5𝑥 − 3 > 0, es


verdadera con todos los elementos del conjunto A.

𝑃(1)𝑒𝑠 𝑉 𝑃(2)𝑒𝑠 𝑉 𝑃(3)𝑒𝑠 𝑉 𝑃(4)𝑒𝑠 𝑉 𝑃(5)𝑒𝑠 𝑉

En el segundo caso la proposición es falsa porque ningún elemento del conjunto A cumple con la
función proposicional 𝑃(𝑥): 𝑥 2 + 3𝑥 = 5. En efecto:

𝑃(1)𝑒𝑠 𝐹 𝑃(2)𝑒𝑠 𝐹 𝑃(3)𝑒𝑠 𝐹 𝑃(4)𝑒𝑠 𝐹 𝑃(5)𝑒𝑠 𝐹

En el tercer caso la proposición es falsa porque hay al menos un elemento del conjunto A que no
cumple con la función proposicional 𝑃(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑑𝑖𝑣𝑖𝑠𝑜𝑟 𝑑𝑒 30. En efecto 𝑃(4)𝑒𝑠 𝑓𝑎𝑙𝑠𝑎.

En el cuarto, el enunciado es verdadero porque hay al menos un elemento del conjunto A que cum-
ple con la función proposicional 𝑃(𝑥): 𝑥 2 + 5𝑥 = 6. Es claro que 𝑃(1)𝑒𝑠 𝑣𝑒𝑟𝑑𝑎𝑑𝑒𝑟𝑎

1.8.4. Esquemas proposicionales con varias variables


Cuando hay más de una variable, se requieren varios cuantificadores. Por ejemplo, si hay dos va-
riables se tienen las siguientes opciones:

1. ∀𝑥, ∀𝑦: 𝑃(𝑥, 𝑦) ≡ ∀𝑥, 𝑦: 𝑃(𝑥, 𝑦)


2. ∃𝑥, ∃𝑦: 𝑃(𝑥, 𝑦) ≡ ∃𝑥, 𝑦: 𝑃(𝑥, 𝑦)
3. ∀𝑥, ∃𝑦: 𝑃(𝑥, 𝑦)
4. ∃𝑥, ∀𝑦: 𝑃(𝑥, 𝑦)

La primera indica que cualquier valor del universo se combina con cualquier otro valor del mismo
universo.

La segunda indica que hay algún valor del universo que se combina con algún otro valor del mismo
universo.
25
La tercera indica que para todo elemento del universo, hay algún elemento del mismo universo con
Página

el cual se puede combinar.

La cuarta indica que hay algún valor del universo que se combina con todos los elementos del
mismo universo.

Por ejemplo, si en 𝐴 = {0,1,2,3,4,5} se define ∃𝑥, ∀𝑦: 𝑥 + 𝑦 = 𝑦; el enunciado es verdadero porque si


𝑃(𝑥, 𝑦): 𝑥 + 𝑦 = 𝑦, las siguientes expresiones son verdaderas.

Felix Vega Benavides


𝑃(0,0): 0 + 0 = 0 𝑃(0,3): 0 + 3 = 3
𝑃(0,1): 0 + 1 = 1 𝑃(0,4): 0 + 4 = 4
𝑃(0,2): 0 + 2 = 2 𝑃(0,5): 0 + 5 = 5

Otro ejemplo, en el conjunto 𝐴 = {0,1,2} se define ∀𝑥, 𝑦: 𝑥 + 𝑦 = 𝑦 + 𝑥; este enunciado es verdadero,


porque la función 𝑃(𝑥, 𝑦): 𝑥 + 𝑦 = 𝑦 + 𝑥 es verdadera en todos los casos.
𝑃(0,0): 0 + 0 = 0 + 0 𝑃(1,0): 1 + 0 = 0 + 1 𝑃(2,0): 2 + 0 = 0 + 2
𝑃(0,1): 0 + 1 = 1 + 0 𝑃(1,1): 1 + 1 = 1 + 1 𝑃(2,1): 2 + 1 = 1 + 2
𝑃(0,1): 0 + 2 = 2 + 0 𝑃(1,2): 1 + 2 = 2 + 1 𝑃(2,2): 2 + 2 = 2 + 2

Ahora, en el conjunto 𝐴 = {−2, −1,0,1,2} se define ∀𝑥, ∃𝑦: 𝑥 + 𝑦 = 0; la proposición es verdadera


porque para cualquier valor que se asigne a “x” siempre ha de existir un valor para “y” tal que la
función proposicional 𝑃(𝑥, 𝑦): 𝑥 + 𝑦 = 0 se cumple.
𝑃(−2,2): (−2) + 2 = 0 𝑃(1, −1): 1 + (−1) = 0
𝑃(−1,1): (−1) + 1 = 0 𝑃(2, −2): 2 + (−2) = 0
𝑃(0,0): 0 + 0 = 0

Observación 4

Cuando se tiene el mismo cuantificador, se puede alterar el orden de ellos sin que se afecte el valor
de verdad de la proposición. Entonces
∀𝑥, 𝑦: 𝑃(𝑥, 𝑦) ≡ ∀𝑦, 𝑥: 𝑃(𝑥𝑦)
∃𝑥, 𝑦: 𝑃(𝑥, 𝑦) ≡ ∃𝑦, 𝑥: 𝑃(𝑥, 𝑦)

En cambio, si se tienen cuantificadores diferentes, no se puede cambiar el orden de ellos.


∀𝑥, ∃𝑦: 𝑃(𝑥, 𝑦) ≢ ∃𝑦, ∀𝑥: 𝑃(𝑥, 𝑦)
∃𝑥, ∀𝑦: 𝑃(𝑥, 𝑦) ≢ ∀𝑦, ∃𝑥: 𝑃(𝑥, 𝑦)

1.8.5. Negación de proposiciones que contienen cuantificadores


Cuando se niega una proposición que contienen cuantificadores, se debe tener en cuenta que la ne-
gación de uno de ellos afirma al otro cuantificador. Además que la negación afecta tanto al cuantifi-
cador como a la función proposicional. Esto significa que:

1. ~[∀𝑥: 𝑃(𝑥)] ≡ ~(∀𝑥): ~𝑃(𝑥) ≡ ∃𝑥: ~𝑃(𝑥)


2. ~[∃𝑥/𝑃(𝑥)] ≡ ~(∃𝑥): ~𝑃(𝑥) ≡ ∀𝑥: ~𝑃(𝑥)
Ejemplo 22. Utilizando esquemas proposicionales: representar simbólicamente las siguientes proposiciones,
negarlas y, finalmente, traducir a lenguaje cotidiano la expresión negada.
1. Todos los libros de mecánica son interesantes.
2. Algunas frases románticas son graciosas 26
3. Ningún perro viaja en bicicleta
4. No hay personas malas
Página

5. Hay números que son perfectos

Solución

Primera proposición: Todos los libros de mecánica son interesantes

𝐿(𝑥) = 𝑥 𝑒𝑠 𝑙𝑖𝑏𝑟𝑜 𝑑𝑒 𝑚𝑒𝑐á𝑛𝑖𝑐𝑎 𝐼(𝑥) = 𝑥 𝑒𝑠 𝑖𝑛𝑡𝑒𝑟𝑒𝑠𝑎𝑛𝑡𝑒

Felix Vega Benavides


Proposición simbolizada:

∀𝑥: 𝐿(𝑥) → 𝐼(𝑥)

Proposición negada:
~[∀𝑥: 𝐿(𝑥) → 𝐼(𝑥)] ≡ ~(∀𝑥): ~[𝐿(𝑥) → 𝐼(𝑥)]
≡ ∃𝑥/~[𝐿(𝑥) → 𝐼(𝑥)]
≡ ∃𝑥/~[~𝐿(𝑥) ∨ 𝐼(𝑥)]
≡ ∃𝑥/[𝐿(𝑥) ∧ ~𝐼(𝑥)]

“Algunos libros de mecánica no son interesantes”

Segunda proposición: Algunas frases románticas son graciosas

𝐹(𝑥) = 𝑥 𝑒𝑠 𝑓𝑟𝑎𝑠𝑒 𝑟𝑜𝑚á𝑛𝑡𝑖𝑐𝑎 𝐺(𝑥) = 𝑥 𝑒𝑠 𝑔𝑟𝑎𝑐𝑖𝑜𝑠𝑎

Proposición simbolizada:

∃𝑥/𝐹(𝑥) ∧ 𝐺(𝑥)

Proposición negada:
~[∃𝑥/𝐹(𝑥) ∧ 𝐺(𝑥)] ≡ ~(∃𝑥): ~[𝐹(𝑥) ∧ 𝐺(𝑥)]
≡ ∀𝑥: [~𝐹(𝑥) ∨ ~𝐺(𝑥)]
≡ ∀𝑥: 𝐹(𝑥) → ~𝐺(𝑥)

“Ninguna frase romántica es graciosa”

Tercera proposición: Ningún perro viaja en bicicleta

𝑃(𝑥) = 𝑥 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑝𝑒𝑟𝑟𝑜 𝐵(𝑥) = 𝑥 𝑣𝑖𝑎𝑗𝑎 𝑒𝑛 𝑏𝑖𝑐𝑖𝑐𝑙𝑒𝑡𝑎

Proposición simbolizada:

∀𝑥: 𝑃(𝑥) → ~𝐵(𝑥)

Proposición negada:
~[∀𝑥: 𝑃(𝑥) → ~𝐵(𝑥)] ≡ ~(∀𝑥): ~[𝑃(𝑥) → ~𝐵(𝑥)]
≡ ∃𝑥/~[~𝑃(𝑥) ∨ ~𝐵(𝑥)]
≡ ∃𝑥/𝑃(𝑥) ∧ 𝐵(𝑥)

“Algunos perros viajan en bicicleta”

Cuarta proposición: No hay personas malas

𝑃(𝑥) = 𝑥 𝑒𝑠 𝑝𝑒𝑟𝑠𝑜𝑛𝑎 𝑀(𝑥) = 𝑥 𝑒𝑠 𝑚𝑎𝑙𝑎

Proposición simbolizada:

∀𝑥: 𝑃(𝑥) → ~𝑀(𝑥)


27
Proposición negada:
Página

~[∀𝑥: 𝑃(𝑥) → ~𝑀(𝑥)] ≡ ~(∀𝑥): ~[𝑃(𝑥) → ~𝑀(𝑥)]


≡ ∃𝑥/~[~𝑃(𝑥) ∨ ~𝑀(𝑥)]
≡ ∃𝑥/[𝑃(𝑥) ∧ 𝑀(𝑥)]

“Algunas personas son malas”

Quinta proposición: Hay números que son perfectos

Felix Vega Benavides


𝑁(𝑥) = 𝑥 𝑒𝑠 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑃(𝑥) = 𝑥 𝑒𝑠 𝑝𝑒𝑟𝑓𝑒𝑐𝑡𝑜

Proposición simbolizada:

∃𝑥/𝑁(𝑥) ∧ 𝑃(𝑥)

Proposición negada:
~[∃𝑥/𝑁(𝑥) ∧ 𝑃(𝑥)] ≡ ~(∃𝑥): ~[𝑁(𝑥) ∧ 𝑃(𝑥)]
≡ ∀𝑥: [~𝑁(𝑥) ∨ ~𝑃(𝑥)]
≡ ∀𝑥: [𝑁(𝑥) → ~𝑃(𝑥)]

“Ningún número es perfecto”

Ejemplo 23. Demostrar que la siguiente argumentación es correcta.


1. 𝑇𝑜𝑑𝑜𝑠 𝑙𝑜𝑠 ℎ𝑜𝑚𝑏𝑟𝑒𝑠 𝑠𝑜𝑛 𝑚𝑜𝑟𝑡𝑎𝑙𝑒𝑠
2. 𝑁𝑖𝑛𝑔ú𝑛 𝐷𝑖𝑜𝑠 𝑒𝑠 𝑚𝑜𝑟𝑡𝑎𝑙
𝑃𝑜𝑟 𝑙𝑜 𝑡𝑎𝑛𝑡𝑜, 𝑛𝑖𝑛𝑔ú𝑛 ℎ𝑜𝑚𝑏𝑟𝑒 𝑒𝑠 𝐷𝑖𝑜𝑠

Solución

Primero simbolizaremos a las proposiciones que participan.


𝐻(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 ℎ𝑜𝑚𝑏𝑟𝑒 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 𝑠𝑖𝑚𝑏𝑜𝑙𝑖𝑧𝑎𝑑𝑎
𝑀(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑚𝑜𝑟𝑡𝑎𝑙 ∀𝑥: 𝐻(𝑥) → 𝑀(𝑥)
𝐷(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝐷𝑖𝑜𝑠 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎 𝑠𝑖𝑚𝑏𝑜𝑙𝑖𝑧𝑎𝑑𝑎
𝑀(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑚𝑜𝑟𝑡𝑎𝑙 ∀𝑥: 𝐷(𝑥) → ~𝑀(𝑥)

La conclusión simbolizada es:


𝐷(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝐷𝑖𝑜𝑠 𝐶𝑜𝑛𝑐𝑙𝑢𝑠𝑖ó𝑛 𝑠𝑖𝑚𝑏𝑜𝑙𝑖𝑧𝑎𝑑𝑎
𝐻(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 ℎ𝑜𝑚𝑏𝑟𝑒 ∀𝑥: 𝐻(𝑥) → ~𝐷(𝑥)

El razonamiento deductivo simbolizado resulta ser:


1. ∀𝑥: 𝐻(𝑥) → 𝑀(𝑥)
2. ∀𝑥: 𝐷(𝑥) → ~𝑀(𝑥)
∴ ∀𝑥: 𝐻(𝑥) → ~𝐷(𝑥)

Para la justificación se utilizan las reglas de inferencia conocidas, considerando que si la informa-
ción es general, entonces la conclusión también es general.
1. ∀𝑥: 𝐻(𝑥) → 𝑀(𝑥) 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
2. ∀𝑥: 𝐷(𝑥) → ~𝑀(𝑥) 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
3. ∀𝑥: 𝑀(𝑥) → ~𝐷(𝑥) (2) 𝐶𝑜𝑛𝑡𝑟𝑎𝑟𝑒𝑐í𝑝𝑟𝑜𝑐𝑎
4. ∀𝑥: 𝐻(𝑥) → ~𝐷(𝑥) (1,3)𝑆𝑖𝑙𝑜𝑔𝑖𝑠𝑚𝑜 ℎ𝑖𝑝𝑜𝑡é𝑡𝑖𝑐𝑜
28
Ejemplo 24. Utilizando esquemas proposicionales, representar simbólicamente la siguiente argumentación y
Página

obtener la conclusión.
1 𝑇𝑜𝑑𝑜𝑠 𝑙𝑜𝑠 𝑎𝑏𝑜𝑔𝑎𝑑𝑜𝑠 𝑠𝑜𝑛 𝑟𝑖𝑐𝑜𝑠
2 𝐿𝑜𝑠 𝑝𝑜𝑒𝑡𝑎𝑠 𝑠𝑜𝑛 𝑐𝑎𝑝𝑟𝑖𝑐ℎ𝑜𝑠𝑜𝑠
3 𝑀𝑎𝑟𝑐𝑜𝑠 𝑒𝑠 𝑎𝑏𝑜𝑔𝑎𝑑𝑜
4. 𝑁𝑖𝑛𝑔ú𝑛 𝑐𝑎𝑝𝑟𝑖𝑐ℎ𝑜𝑠𝑜 𝑒𝑠 𝑟𝑖𝑐𝑜

Solución.

Las funciones proposicionales que participan son las siguientes:


Felix Vega Benavides
𝐴(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑎𝑏𝑜𝑔𝑎𝑑𝑜 𝑅(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑟𝑖𝑐𝑜 𝑃(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑝𝑜𝑒𝑡𝑎 𝐶(𝑥): 𝑥 𝑒𝑠 𝑐𝑎𝑝𝑟𝑖𝑐ℎ𝑜𝑠𝑜

Además, la tercera proposición se puede representar con

𝐴(𝑚): 𝑀𝑎𝑟𝑐𝑜𝑠 𝑒𝑠 𝑎𝑏𝑜𝑔𝑎𝑑𝑜

Las premisas simbolizadas son:

1. ∀𝑥: 𝐴(𝑥) → 𝑅(𝑥) 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎


2. ∀𝑥: 𝑃(𝑥) → 𝐶(𝑥) 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
3. 𝐴(𝑚) 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
4. ∀𝑥: 𝐶(𝑥) → ~𝑅(𝑥) 𝑃𝑟𝑒𝑚𝑖𝑠𝑎
5. 𝐴(𝑚) → 𝑅(𝑚) (1)𝑒𝑗𝑒𝑚𝑝𝑙𝑖𝑓𝑖𝑐𝑎𝑟 𝑐𝑜𝑛 𝑥 = 𝑚𝑎𝑟𝑐𝑜𝑠
6. 𝑃(𝑚) → 𝐶(𝑚) (2)𝑒𝑗𝑒𝑚𝑝𝑙𝑖𝑓𝑖𝑐𝑎𝑟 𝑐𝑜𝑛 𝑥 = 𝑚𝑎𝑟𝑐𝑜𝑠
7. 𝐶(𝑚) → ~𝑅(𝑚) (4)𝑒𝑗𝑒𝑚𝑝𝑙𝑖𝑓𝑖𝑐𝑎𝑟 𝑐𝑜𝑛 𝑥 = 𝑚𝑎𝑟𝑐𝑜𝑠
8. 𝑅(𝑚) (3,5)𝑀𝑜𝑑𝑢𝑠 𝑃𝑜𝑛𝑒𝑛𝑒𝑑𝑜 𝑃𝑜𝑛𝑒𝑛𝑠
9. 𝑃(𝑚) → ~𝑅(𝑚) (6,7)𝑆𝑖𝑙𝑜𝑔𝑖𝑠𝑚𝑜 𝐻𝑖𝑝𝑜𝑡é𝑡𝑖𝑐𝑜
10. ~𝑃(𝑚) (8,9)𝑀𝑜𝑑𝑢𝑠 𝑇𝑜𝑙𝑙𝑒𝑛𝑑𝑜 𝑇𝑜𝑙𝑙𝑒𝑛𝑠

La conclusión a la que se llega es: ~𝑃(𝑚): 𝑀𝑎𝑟𝑐𝑜𝑠 𝑛𝑜 𝑒𝑠 𝑝𝑜𝑒𝑡𝑎

En este caso la información es general en tres premisas, pero hay una que esta particularizada para
el sujeto llamado Marcos, entonces la conclusión no puede ser general, tiene que ser particularizada
para Marcos. Las premisas 1, 2 y 4 son verdaderas para cualquier sujeto de universo, en particular
para Marcos, de ese hecho se originan las premisas 5, 6 y 7.

1.9. Definiciones, Teoremas y Demostraciones


En esta sección, trataremos el problema de las demostraciones y algunas técnicas para hacerlo. En
todas las ciencias, es frecuente abordar una temática utilizando proposiciones; algunas son acepta-
das como verdaderas y otras requieren de la respectiva demostración para justificar su validez. Es
conveniente iniciar nuestro estudio formalizando algunas ideas.

1.9.1. Definición
Una definición es una explicación exacta y sin ambigüedad del significado de un término o frase
matemática. Daremos, a modo de ejemplo, la siguiente definición.

𝐷𝑒𝑓𝑖𝑛𝑖𝑐𝑖ó𝑛:
𝑈𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑛 𝑒𝑠 𝑝𝑎𝑟, 𝑠𝑖 𝑒𝑥𝑖𝑠𝑡𝑒 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑘, 𝑡𝑎𝑙 𝑞𝑢𝑒 𝑛 = 2𝑘

Es necesario hacer una observación. Las definiciones usualmente se expresan como proposiciones 29
condicionales, aunque lo más adecuado es expresarlas como proposiciones bi condicionales. En el
Página

ejemplo dado, la definición precisa de un número entero par debería ser:

𝐷𝑒𝑓𝑖𝑛𝑖𝑐𝑖ó𝑛:
𝑈𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑠 𝑝𝑎𝑟 𝑠𝑖 𝑦 𝑠𝑜𝑙𝑜 𝑠𝑖 𝑒𝑥𝑖𝑠𝑡𝑒 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑘, 𝑡𝑎𝑙 𝑞𝑢𝑒 𝑛 = 2𝑘

Felix Vega Benavides


1.9.2. Teorema
Un teorema es una proposición matemática que es verdadera y puede ser verificada como verdade-
ra. Los teoremas usualmente son proposiciones condicionales del tipo 𝑃 ⟹ 𝑄, aunque el enunciado
del teorema a veces oculta este hecho.

Por ejemplo, consideremos la siguiente proposición:

𝑇𝑒𝑜𝑟𝑒𝑚𝑎:
𝑃𝑎𝑟𝑎 𝑡𝑜𝑑𝑜 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑟𝑒𝑎𝑙 𝑎, −(−𝑎) = 𝑎

En este enunciado, la proposición parece no ser una proposición condicional, sin embargo podemos
expresarla como proposición condicional escribiendo:

𝑇𝑒𝑜𝑟𝑒𝑚𝑎:
𝑆𝑖 𝑎 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑟𝑒𝑎𝑙, 𝑒𝑛𝑡𝑜𝑛𝑐𝑒𝑠 − (−𝑎) = 𝑎

Cabe señalar que no todo teorema es una proposición condicional. Algunos tienen la forma bi con-
dicional 𝑃 ⟺ 𝑄, por ejemplo:

𝑇𝑒𝑜𝑟𝑒𝑚𝑎:
−𝑏 ± √𝑏 2 − 4𝑎𝑐
𝑥 𝑒𝑠 𝑢𝑛𝑎 𝑠𝑜𝑙𝑢𝑐𝑖ó𝑛 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑒𝑐𝑢𝑎𝑐𝑖ó𝑛 𝑎𝑥 2 + 𝑏𝑥 + 𝑐 = 0, 𝑠𝑖 𝑦 𝑠𝑜𝑙𝑜 𝑠𝑖 𝑥 =
2𝑎

Otros teoremas son simplemente proposiciones P. Por ejemplo:

𝑇𝑒𝑜𝑟𝑒𝑚𝑎:
√2 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑖𝑟𝑟𝑎𝑐𝑖𝑜𝑛𝑎𝑙

Hay teoremas que tienen otras formas menos comunes, por ejemplo, las siguientes:

(𝑃 ∨ 𝑄) ⟹ 𝑅, 𝑃 ⟹ (𝑄 ∨ 𝑅), 𝑃 ⟹ (𝑄 ∧ 𝑅)

En general, la palabra “Teorema” se reserva para proposiciones significativas o importantes. Una


proposición verdadera pero no significativa, se llama simplemente “Proposición”. Un “Lema” es
una proposición verdadera que ayuda a demostrar un teorema. Un “Corolario” es una proposición
verdadera, relativamente sencilla, que es consecuencia inmediata de un teorema o proposición más
relevante.

La “Demostración” de un teorema es una verificación escrita que muestra que el teorema es verda-
dero. Desde el punto de vista de la lógica, la demostración de un teorema es un argumento lógico 30
que establece la verdad del teorema. Consiste en una sucesión de afirmaciones, tales que cada una
Página

de ellas tiene una o más razones que justifican su validez; estas pueden ser hipótesis, definiciones,
proposiciones anteriores en la misma demostración o proposiciones ya demostradas.

1.9.3. Demostración directa


La forma más natural de demostración de un teorema o proposición que es una proposición condi-
cional es la demostración directa.

Felix Vega Benavides


Analizando la tabla de verdad para 𝑃 ⟹ 𝑄, vemos que si 𝑃 es falsa, 𝑃 ⟹ 𝑄 siempre resulta verda-
dera, no requiere demostración. Entonces, para demostrar que la proposición 𝑃 ⟹ 𝑄 es verdadera,
es necesario y suficiente demostrar que 𝑄 es verdadera con la suposición de que 𝑃 es verdadera.

En resumen, en una demostración directa de 𝑃 ⟹ 𝑄, asumimos que la hipótesis 𝑃, es verdadera y


demostramos, usando argumentos lógicos, que la tesis 𝑄 es verdadera.

Una demostración directa tiene el siguiente esquema:

𝑃𝑟𝑜𝑝𝑜𝑠𝑖𝑐𝑖ó𝑛 𝑆𝑖 𝑃, 𝑒𝑛𝑡𝑜𝑛𝑐𝑒𝑠 𝑄
𝐷𝑒𝑚𝑜𝑠𝑡𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛: 𝑆𝑢𝑝𝑜𝑛𝑔𝑎𝑚𝑜𝑠 𝑃 𝐻𝑖𝑝ó𝑡𝑒𝑠𝑖𝑠
⋮ 𝐴𝑟𝑔𝑢𝑚𝑒𝑛𝑡𝑎𝑐𝑖ó𝑛
𝐸𝑛 𝑐𝑜𝑛𝑠𝑒𝑐𝑢𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎 𝑄 𝐶𝑜𝑛𝑐𝑙𝑢𝑠𝑖ó𝑛

Los puntos suspensivos ⋮ indican la sucesión de razonamientos lógicos que se inicia con 𝑃 verdade-
ro y finalizan con 𝑄 verdadero.

Ejemplo 1. Demostrar que: “Si 𝑥 es una número entero impar, entonces 𝑥 2 es un número entero impar”

Solución
𝐷𝑒𝑚𝑜𝑠𝑡𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛: 𝑥 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟 (𝐻𝑖𝑝ó𝑡𝑒𝑠𝑖𝑠)
𝑥 = 2𝑎 + 1, 𝑎 ∈ ℤ (𝑃𝑜𝑟𝑞𝑢𝑒 𝑥 𝑒𝑠 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟)
𝑥 2 = (2𝑎 + 1)2
𝑥 2 = 4𝑎2 + 4𝑎 + 1
𝑥 2 = 2(2𝑎2 + 2𝑎) + 1
𝑥 2 = 2𝑘 + 1, 𝑑𝑜𝑛𝑑𝑒 𝑘 = 2𝑎2 + 2𝑎
𝑥 2 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟 𝐶𝑜𝑛𝑐𝑙𝑢𝑠𝑖ó𝑛

1.10. Demostración por contra recíproca


Se utiliza para demostrar teoremas y proposiciones que tienen la forma condicional 𝑃 ⟹ 𝑄. Esta
forma de demostración se basa en el hecho de que 𝑃 ⟹ 𝑄 es equivalente a ~𝑄 ⟹ ~𝑃. Esto significa
que la demostración es similar a la demostración directa, pero, suponiendo que ~𝑄 es verdadera y
demostrando que ~𝑃 es verdadera.

Este tipo de demostración tiene el siguiente esquema:

𝑃𝑟𝑜𝑝𝑜𝑠𝑖𝑐𝑖ó𝑛 𝑆𝑖 𝑃, 𝑒𝑛𝑡𝑜𝑛𝑐𝑒𝑠 𝑄
𝐷𝑒𝑚𝑜𝑠𝑡𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛: 𝑆𝑢𝑝𝑜𝑛𝑔𝑎𝑚𝑜𝑠 ~𝑄 𝑃𝑜𝑟 𝑐𝑜𝑛𝑡𝑟𝑎 𝑟𝑒𝑐í𝑝𝑟𝑜𝑐𝑎
⋮ 𝐴𝑟𝑔𝑢𝑚𝑒𝑛𝑡𝑎𝑐𝑖ó𝑛
𝐸𝑛 𝑐𝑜𝑛𝑠𝑒𝑐𝑢𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎 ~𝑃 𝐶𝑜𝑛𝑐𝑙𝑢𝑠𝑖ó𝑛
Ejemplo 2. Demostrar que: “𝑆𝑖 3𝑥 − 1 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑝𝑎𝑟, 𝑒𝑛𝑡𝑜𝑛𝑐𝑒𝑠 𝑥 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟” 31
Solución
Página

La contra recíproca es:


“𝑆𝑖 𝑥 𝑛𝑜 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟, 𝑒𝑛𝑡𝑜𝑛𝑐𝑒𝑠 3𝑥 − 1 𝑛𝑜 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑝𝑎𝑟”

Felix Vega Benavides


𝐷𝑒𝑚𝑜𝑠𝑡𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛: 𝑥 𝑛𝑜 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟 (𝐻𝑖𝑝ó𝑡𝑒𝑠𝑖𝑠)
𝑥 = 2𝑎, 𝑎 ∈ ℤ (𝑃𝑜𝑟𝑞𝑢𝑒 𝑥 𝑑𝑒𝑏𝑒 𝑠𝑒𝑟 𝑝𝑎𝑟)
3𝑥 − 1 = 3(2𝑎) − 1
3𝑥 − 1 = 6𝑎 − 1
3𝑥 − 1 = 6𝑎 − 1 + 1 − 1
3𝑥 − 1 = 6𝑎 − 2 + 1
3𝑥 − 1 = 2(3𝑎 − 1) + 1
3𝑥 − 1 = 2𝑘 + 1, 𝑐𝑜𝑛 𝑘 = 3𝑎 − 1
3𝑥 − 1 𝑛𝑜 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑝𝑎𝑟 𝐶𝑜𝑛𝑐𝑙𝑢𝑠𝑖ó𝑛

Ejemplo 3. Demostrar que “𝑆𝑖 𝑥 2 𝑒𝑠 𝑝𝑎𝑟, 𝑒𝑛𝑡𝑜𝑛𝑐𝑒𝑠 𝑥 𝑒𝑠 𝑝𝑎𝑟”

Solución

La contra recíproca es: “𝑆𝑖 𝑥 𝑛𝑜 𝑒𝑠 𝑝𝑎𝑟, 𝑒𝑛𝑡𝑜𝑛𝑐𝑒𝑠 𝑥 2 𝑛𝑜 𝑒𝑠 𝑝𝑎𝑟”


𝐷𝑒𝑚𝑜𝑠𝑡𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛: 𝑥 𝑛𝑜 𝑒𝑠 𝑝𝑎𝑟 (𝐻𝑖𝑝ó𝑡𝑒𝑠𝑖𝑠)
𝑥 𝑒𝑠 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟
𝑥 = 2𝑎 + 1, 𝑎 ∈ ℤ (𝑃𝑜𝑟𝑞𝑢𝑒 𝑥 𝑒𝑠 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟)
𝑥 2 = (2𝑎 + 1)2
𝑥 2 = 4𝑥 2 + 4𝑥 + 1
𝑥 2 = 2(2𝑥 2 + 2𝑥) + 1
𝑥 2 = 2𝑘 + 1 , 𝑑𝑜𝑛𝑑𝑒 𝑘 = 2𝑥 2 + 2𝑥
𝑥 2 𝑒𝑠 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟
𝑥 2 𝑒𝑠 𝑛𝑜 𝑒𝑠 𝑝𝑎𝑟 𝐶𝑜𝑛𝑐𝑙𝑢𝑠𝑖ó𝑛

Normalmente, la demostración por la contra recíproca se utiliza cuando la demostración directa


presenta alguna dificultad.

1.11. Demostración por contradicción


Analizaremos dos casos: Demostrar una proposición simple y demostrar una proposición condicio-
nal.

2.1.1. Demostrar por contradicción una proposición P


Asumiremos que queremos demostrar que una proposición 𝑃 es verdadera.

Una demostración por contradicción comienza suponiendo que 𝑃 es falsa, esto es, aceptar que ~𝑃
es verdadera. Finaliza deduciéndose que para una cierta proposición 𝑄, se tiene que 𝑄 ∧ ~𝑄 es ver-
dadera. Esto, obviamente, es una contradicción, pues una proposición y su negación no pueden ser
ambas verdaderas al mismo tiempo.

Este tipo de demostración, tiene el siguiente esquema:

𝑃𝑟𝑜𝑝𝑜𝑠𝑖𝑐𝑖ó𝑛 𝑃
𝐷𝑒𝑚𝑜𝑠𝑡𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛: 𝑆𝑢𝑝𝑜𝑛𝑔𝑎𝑚𝑜𝑠 ~𝑃 𝑃𝑜𝑟 𝑐𝑜𝑛𝑡𝑟𝑎𝑑𝑖𝑐𝑐𝑖ó𝑛 32
⋮ 𝐴𝑟𝑔𝑢𝑚𝑒𝑛𝑡𝑎𝑐𝑖ó𝑛
𝐸𝑛 𝑐𝑜𝑛𝑠𝑒𝑐𝑢𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎 𝑄 ∧ ~𝑄 𝐶𝑜𝑛𝑐𝑙𝑢𝑠𝑖ó𝑛
Página

Algo que no es del todo claro en este método es qué proposición es 𝑄. En cualquier demostración
por contradicción, se inicia sumiendo que ~𝑃 es verdadera y deduciendo lógicamente nuevas pro-
posiciones, se llegará a mostrar que alguna proposición 𝑄 y su respectiva negación ~𝑄, ambas son
verdaderas.

Ejemplo 4. Demostrar la proposición: “𝐸𝑙 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 √2 𝑒𝑠 𝑖𝑟𝑟𝑎𝑐𝑖𝑜𝑛𝑎𝑙 ”

Felix Vega Benavides


Solución

𝐷𝑒𝑚𝑜𝑠𝑡𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛: √2 𝑛𝑜 𝑒𝑠 𝑖𝑟𝑟𝑎𝑐𝑖𝑜𝑛𝑎𝑙 𝑃𝑜𝑟 𝑐𝑜𝑛𝑡𝑟𝑎𝑑𝑖𝑐𝑐𝑖ó𝑛


√2 𝑒𝑠 𝑟𝑎𝑐𝑖𝑜𝑛𝑎𝑙
𝑎
√2 = , 𝑑𝑜𝑛𝑑𝑒 𝑎 𝑦 𝑏 𝑠𝑜𝑛 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜𝑠, 𝑐𝑜𝑛 𝑏 ≠ 0 (1) 𝐷𝑒𝑓. 𝑑𝑒 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑟𝑎𝑐𝑖𝑜𝑛𝑎𝑙
𝑏
𝑎
𝑆𝑢𝑝𝑜𝑛𝑔𝑎𝑚𝑜𝑠 𝑞𝑢𝑒: 𝑙𝑎 𝑓𝑟𝑎𝑐𝑐𝑖ó𝑛 𝑒𝑠𝑡á 𝑠𝑖𝑚𝑝𝑙𝑖𝑓𝑖𝑐𝑎𝑑𝑎 𝑃𝑟𝑜𝑝𝑜𝑠𝑖𝑐𝑖ó𝑛 𝑄
𝑏
𝑎2
2= 2 (2) 𝐸𝑙𝑒𝑣𝑎𝑛𝑑𝑜 𝑎𝑙 𝑐𝑢𝑎𝑑𝑟𝑎𝑑𝑜 (1)
𝑏
𝑎2 = 2𝑏 2 (3) 𝐷𝑒𝑠𝑝𝑒𝑗𝑎𝑛𝑑𝑜 𝑒𝑛 (2)
𝑎2 𝑒𝑠 𝑝𝑎𝑟
𝑎 𝑒𝑠 𝑝𝑎𝑟 𝑃𝑜𝑟 𝑒𝑙 𝑒𝑗𝑒𝑚𝑝𝑙𝑜 3
𝑎 = 2𝑘, 𝑘 ∈ ℤ
(2𝑘)2 = 2𝑏 2 𝑆𝑢𝑠𝑡𝑖𝑡𝑢𝑦𝑒𝑛𝑑𝑜 𝑒𝑛 (3)
4𝑘 2 = 2𝑏 2
𝑏 2 = 2𝑘 2
𝑏 2 𝑒𝑠 𝑝𝑎𝑟
𝑏 𝑒𝑠 𝑝𝑎𝑟 𝑃𝑜𝑟 𝑒𝑙 𝑒𝑗𝑒𝑚𝑝𝑙𝑜 (3)
𝑏 = 2𝑚, 𝑚 ∈ ℤ
𝑎 2𝑘
= 𝑆𝑢𝑠𝑡𝑖𝑡𝑢𝑦𝑒𝑛𝑑𝑜 𝑒𝑛 (1)
𝑏 2𝑚
𝑎
𝐿𝑎 𝑓𝑟𝑎𝑐𝑐𝑖ó𝑛 𝑛𝑜 𝑒𝑠𝑡á 𝑠𝑖𝑚𝑝𝑙𝑖𝑓𝑖𝑐𝑎𝑑𝑎 𝑃𝑟𝑜𝑝𝑜𝑠𝑖𝑐𝑖ó𝑛 ~𝑄
𝑏
𝑃𝑜𝑟 𝑎𝑑𝑗𝑢𝑛𝑐𝑖ó𝑛: 𝑄 ∧ ~𝑄 𝐶𝑜𝑛𝑐𝑙𝑢𝑠𝑖ó𝑛

Como se ha obtenido una contradicción, se dice que la proposición: “𝐸𝑙 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 √2 𝑒𝑠 𝑖𝑟𝑟𝑎𝑐𝑖𝑜𝑛𝑎𝑙”
es verdadera5.

2.1.2. Demostración por contradicción de una proposición condicional


Asumiremos que queremos demostrar que una proposición 𝑃 → 𝑄 es verdadera.

La demostración de un condicional, por contradicción, consiste en demostrar que ~(𝑃 → 𝑄) es falsa.


Utilizando alguna argumentación lógica, es posible demostrar que ~(𝑃 → 𝑄) ≡ 𝑃 ∧ ~𝑄.

La demostración de que 𝑃 ∧ ~𝑄 es falsa, se puede realizar aceptando que una de ellas (cualquiera)
es verdadera y demostrando que la otra proposición es falsa.

La demostración comienza aceptando que ~𝑄 es verdadera y demostrando que 𝑃 es falsa.

Este tipo de demostración, tiene el siguiente esquema:

𝐷𝑒𝑚𝑜𝑠𝑡𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛: 𝑆𝑢𝑝𝑜𝑛𝑔𝑎𝑚𝑜𝑠 ~𝑄 𝑃𝑜𝑟 𝑐𝑜𝑛𝑡𝑟𝑎𝑑𝑖𝑐𝑐𝑖ó𝑛


⋮ 𝐴𝑟𝑔𝑢𝑚𝑒𝑛𝑡𝑎𝑐𝑖ó𝑛
𝐸𝑛 𝑐𝑜𝑛𝑠𝑒𝑐𝑢𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎 ~𝑃 𝐶𝑜𝑛𝑐𝑙𝑢𝑠𝑖ó𝑛 𝑝𝑟𝑒𝑣𝑖𝑎
𝑃𝑜𝑟 𝑎𝑑𝑗𝑢𝑛𝑐𝑖ó𝑛 𝑃 ∧ ~𝑄 𝐶𝑜𝑛𝑡𝑟𝑎𝑑𝑖𝑐𝑐𝑖ó𝑛
33
Algo que debe quedar claro es que este método es indirecto.
Página

Si demostramos que 𝑃 ∧ ~𝑄 es falsa, equivale a decir que ~(𝑃 → 𝑄) es falsa. Esto implica que 𝑃 → 𝑄
es verdadera.

Ejemplo 5. Demostrar la proposición: “𝑥 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑛ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑒𝑛𝑡𝑒𝑟𝑜 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟, 𝑒𝑛𝑡𝑜𝑛𝑐𝑒𝑠 𝑥 2 𝑒𝑠 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟”

5Euclides (300 A.C.), en su obra Los elementos, se refiere a los números irracionales y da ésta demostración
de que √2 no es un número racional.
Felix Vega Benavides
Solución

𝐷𝑒𝑚𝑜𝑠𝑡𝑟𝑎𝑐𝑖ó𝑛: ~𝑄: 𝑥 2 𝑛𝑜 𝑒𝑠 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟 𝑃𝑜𝑟 𝑐𝑜𝑛𝑡𝑟𝑎𝑑𝑖𝑐𝑐𝑖ó𝑛


𝑥 2 𝑒𝑠 𝑝𝑎𝑟
𝑥 𝑒𝑠 𝑝𝑎𝑟 𝑃𝑜𝑟 𝐸𝑗𝑒𝑚𝑝𝑙𝑜 3
~𝑃: 𝑥 𝑛𝑜 𝑒𝑠 𝑖𝑚𝑝𝑎𝑟
𝑃𝑜𝑟 𝑎𝑑𝑗𝑢𝑛𝑐𝑖ó𝑛 𝑃 ∧ ~𝑄 (2) 𝐶𝑜𝑛𝑡𝑟𝑎𝑑𝑖𝑐𝑐𝑖ó𝑛

34
Página

Felix Vega Benavides