You are on page 1of 4

Biomateriales

 II  
Blanqueamientos  Dentales  
 
El  canon  actual  de  belleza  consiste  en  dejarse  los  dientes  lo  más  blanco  posibles.  El  concepto  más  correcto  
consiste  en  decir  “aclaramiento”,  ya  que  el  esmalte  es  acromático.  
 
• Historia  de  los  blanqueamientos  
 
1877   →   Chapple,   utilizó   ácido   oxálico   aunque   sus   resultados   no   eran   los   más   óptimos,   o   bien   sus   efectos  
adversos  no  permitieron  que  perdurara  en  el  tiempo.  No  existía  una  certeza  de  qué  reacción  ocurría  en  el  
diente  con  esta  sustancia.  
1884  →  Peróxido  de  hidrógeno.  Es  el  material  utilizado  actualmente  para  aclarar.  
1918   →   Se     descubrió   que   al   aplicar   luz   y   calor   al   peróxido   de   hidrógeno   el   proceso   de   aclaramiento   se  
aceleraba.    
1960   →   Se   empieza   a   usar   Peróxido   de   Carbamida   como   segundo   agente   blanqueador.   Es   un   compuesto  
que  también  contiene  al  peróxido  de  hidrógeno.  Se  usó  por  un  ortodoncista  que  quiso  reducir  la  inflamación  
gingival  y  descubrió  que  al  mismo  tiempo  se  aclaraban  los  dientes.  
1976  →  Perborato  de  sodio,  es  el  tercer  compuesto  usado  en  los  blanqueamientos  actuales.  
1989  →  Se  estandarizó  la  concentración  de  peróxido  de  carbamida  al  10%  para  reducir  los  efectos  adversos,  
y  es  el  tratamiento  usado  en  la  actualidad.  

• Tipos  de  pigmentación  


 
• Extrínseca:  comprometen  la  superficie  del  diente  (esmalte).  Hábitos  en  la  ingesta  de  alimentos:  té,  café,  
coca-­‐cola.  
• Intrínsecas:  comprometen  la  integridad  del  tejido  dentario,  especialmente  la  dentina  (etapa  de  desarrollo  
dentinario  y  después  de  la  erupción).  Puede  ocurrir  por  flúor  (que  entra  por  vía  sistémica)  o  fármacos  
como  tetraciclina.  
 
• Color  y  ondas  
 
Para  que  exista  color  debe  haber  luz  visible.  La  luz  visible  es  aquel  que  tiene  un  espectro  electromagnético  
comprendido   desde   los   400   a   los   700   nanómetros,   en   los   cuales   encontramos   todos   los   colores   que  
conocemos.    Una  onda  de  luz  puede  experimentar  los  siguientes  fenómenos:  
-­‐ Reflexión:   la   luz   puede   incidir   sobre   la   estructura   dentaria,   chocar   con   la   superficie   y   volver   a   la  
fuente  emisora  de  la  luz.  Este  fenómeno  permite  que  podamos  ver  colores  en  estas  estructuras.  
-­‐ Refracción:   la   luz   toma   contacto   con   el   diente,   penetra   en   la   estructura   dentaria   y   continúa  
moviéndose  variando  el  ángulo  en  distintas  direcciones.  
-­‐ Absorción:  la  luz  puede  absorberse  en  la  dentina,  que  posee  gran  cantidad  de  tejido  orgánico.  
-­‐ Transmisión:  la  luz  sigue  más  allá  de  la  estructura  dentaria.  
Del  cómo  vamos  a  ver  dependerá  de  la  luz  reflejada  y  la  luz  absorbida.  Si  se  refleja  una  mayor  cantidad  de  
luz  vamos  a  ver  el  diente  más  claro,  tendiendo  a  un  color  blanco.  Si  se  absorbe  una  mayor  cantidad  de  luz  
veremos  un  color  más  oscuro,  más  amarillento.  Todo  esto  se  evidenciará  en  el  grosor  del  esmalte  (que  en  
algunas  personas  es  más  delgado),  en  la  edad  de  la  persona,  etc.  
 
Pigmentos  →  partículas  orgánicas  que  se  depositan  en  el  tejido  dentario  y  dan  color  (cromóforos).  Poseen  
muchos  dobles  enlaces  complejos;  En  estos  enlaces  existen  ciertos  electrones  libres  que  permiten  absorber  
la  luz  y  que  se  vea  más  oscuro.  
Cómo  se  comprueba  esto,  apreciando  la  estructura  molecular  del  betacaroteno.  Aquí  podemos  notar  que  es  
una  molécula  constituida  por  11  dobles  enlaces,  que  absorben  tal  cantidad  de  luz  que  se  ve  rojo.  

 
El  betacaroteno  tiene  un  color  rojo  intenso.  Sin  embargo  a  la  hora  de  la  síntesis  de  vitamina  A  (retinol)  el  
betacaroteno   se   divide   en   dos   moléculas   de   5   dobles   enlaces   cada   uno,   perdiendo   la   capacidad   de   absorber  
luz  y  se  aclara.  Por  lo  tanto,  al  disminuir  los  dobles  enlaces  el  color  se  aclara.  
 
• Blanqueamiento  
 
En  el  caso  del  blanqueamiento,  el  mecanismo  de  acción  ocurre  por  un  proceso  de  óxido-­‐reducción.  
El  agente  oxidante,  es  el  peróxido  de  hidrógeno  que  capta  los  electrones  y  se  reduce.  
El  agente  reductor,  es  el  pigmento.  Cede  el  electrón  al  peróxido  de  hidrógeno.  
 
En   dientes   café   oscuro   observamos   uniones   aromáticas   de   anillos   bencénicos   con   una   gran   cantidad   de  
dobles   enlaces,   dándole   un   pigmento   oscuro.   El   peróxido   de   hidrógeno   comienza   a   actuar   generando  
radicales  libres  (ya  que  esta  es  su  función)  ¿Qué  es  un  radical  libre?  Un  átomo  que  en  su  orbital  más  externo  
tiene   un   electrón   desapareado   que   lo   hace   muy   reactivo.   Los   radicales   rompen   los   dobles   enlaces  
llevándolos   a   cadenas   lineales   más   simples.   Si   aún   se   conserva   el   color   oscuro   es   porque   todavía   existen  
dobles  enlaces  en  la  estructura  del  diente.  
 
Si  continúa  el  blanqueamiento,  la  estructura  química  del  pigmento  será  únicamente  por  enlaces  saturados.  
La  luz  puede  reflejarse  y  transmitirse,  pero  ya  no  podrá  absorberse;  esta  etapa  se  conoce  como  “punto  de  
saturación”.  Es  en  este  momento  donde  el  aclaramiento  debe  suspenderse.  
 
El  peróxido  de  hidrógeno  es  una  estructura  simple,  de  bajo  peso  molecular.  Se  disocia  con  facilidad  y  es  una  
molécula   muy   inestable.   Puede   usarse   como   comburente   en   presencia   de   calor.   Por   medio   de   radicales  
libres  es  capaz  de  atravesar  el  esmalte,  la  dentina  y  acercarse  a  la  pulpa  provocando  sensibilidad  dentaria  y  
-­‐
dolor.  Se  puede  disociar  por  temperatura  (A  nivel  de  los  O)  generando  dos  grupos  radicales  OH .  Otra  forma  
es  por  enzimas,  aunque  no  se  generen  radicales  libres,  si  no  dos  grupos  estables  que  son  O2  y  H2O;  este  es  
un   mecanismo   de   defensa   del   organismo   (catalasa).  
Otra  forma  es  por  medio  iónico  (por  pH).  
La   disociación   en   un   medio   iónico   lo   determina   la  
concentración  del  peróxido.  Más  de  un  20%  el  pH  del  
compuesto   es   alcalino,   y   menos   de   un   10%   de  
concentración   es   de   un   ácido   débil.   En   un   nivel  
intermedio  de  concentración,  se  encontrará  a  un  pH  
más  neutro,  y  no  se  generarán  radicales  libres.  
Siempre  sufre  una  doble  disociación:  
*
-­‐ H2O  +  O  
* *
-­‐ H  +  HO2  Ion  perhidroxilo.  
Dependiendo  si  el  pH  es  alcalino  o  débil  una  de  estos  dos  compuestos  es  el  que  domina.    
* *
Normalmente   en   un   pH   alcalino   se   genera   un   H   y   un   HO2 .   El   ion   perhidroxilo   es   muy   reactivo;   es   capaz   de  
*
desnaturalizar  proteínas;  en  una  menor  proporción  se  va  a  generar  H2O  y  O .  Este  es  el  tratamiento  que  se  
utiliza  en  la  consulta,  donde  las  concentraciones  más  utilizadas  son  del  30  al  35%.  Se  aplica  en  consistencia  
de  gel,  cuidando  los  tejidos  blandos  con  una  buena  aislación.  
• Procedimiento  
 
-­‐   Se   pone   una   resina   en   la   cara   vestibular   de   los   dientes;   con   esto   se   crea   el   modelo   donde   se   aplicará   el  
agente  aclarador.  
-­‐   Luego   se   usa   una   lámina   de   acetato,   que   es   un   polímero.   Se   coloca   en   una   máquina   estampadora   que  
plastifica  la  lámina  sobre  el  modelo  de  impresión.  Mediante  succión  de  aire,  y  el  calor,  la  lámina  plástica  se  
adhiere  al  modelo.  
-­‐  Se  recorta  el  plástico  excedente  del  modelo.  
-­‐   Se   aplica   el   agente   aclarador   en   el   modelo,   cuidando   de   proteger   la   encía   mediante   una   resina   de  
fotocurado   y   goma   dicke.   La   resina   va   desde   el   límite   de   la   encía   adherida   al   esmalte,   para   protegerlo   y  
luego  se  fotopolimeriza.  El  tiempo  dependerá  de  la  pigmentación  y  su  intensidad.  
-­‐Se  retira  la  cubeta,  se  limpian  bien  los  dientes  y  luego  retiramos  la  goma  dicke.  
 
(Se   puede   usar   luz   para   acelerar   el   proceso,   sin   embargo   esta   no   participa   en   el   blanqueamiento,   sólo  
acelerando  el  proceso  de  disociación).  
 
Cuando   se   aprecia   una   pérdida   de   brillo   en   una   pieza   dentaria   luego   de   un   blanqueamiento,   significa   que  
hubo  una  pérdida  de  tejido  dentario  (color  blanco  tiza).  Es  el  mismo  blanco  del  grabado  ácido  del  esmalte.  
Para   esto   podemos   usar   ascorbato   de   sodio   para   evitar   que   los   radicales   libres   alteren   la   estructura  
orgánica,  al  ser  este  un  antioxidante.  También  se  puede  remineralizar  con  fosfato  de  calcio  amorfo.  
 
* * *
Ahora,  ionización  en  pH  ácido  débil.  Se  obtiene  H2O  e  ion  O ,  y  H  +  HO2  pero  en  menor  cantidad.  Este  por  
lo  tanto  es  menos  agresivo  que  un  pH  alcalino.  Este  es  el  tratamiento  que  se  usa  en  casa,  como  peróxido  de  
carbamida.  
 
El  peróxido  de  carbamida  no  se  disocia  inmediatamente,  pero  lo  hace  como  peróxido  de  hidrógeno  y  urea.  
*
Puede  sufrir  una  segunda  disociación  del  peróxido  de  hidrógeno  en  H2O  +  O  y  urea  en  CO2  +  NH3.  La  urea  
actúa  neutralizando  el  pH  de  crítico  (5,5)  a  6  o  6,5.  Puede  contener  carbopol,  glicerina,  agua  y  flúor.  
El  carbopol  le  da  consistencia  de  gel  al  peróxido,  la  glicerina  le  da  viscosidad,  el  agua  rehidrata  compensando  
la  pérdida  de  agua  durante  la  reacción,  y  el  flúor  actúa  evitando  la  sensibilidad  dentaria.  
 
Las  concentraciones  más  utilizadas  son,    
-­‐Al  10%  de  peróxido  de  carbamida  (peróxido  de  hidrógeno  al  3%)  
-­‐Al  16%  de  peróxido  de  carbamida  (peróxido  de  hidrógeno  al  5%)  
-­‐Al  22%  de  peróxido  de  carbamida  (peróxido  de  hidrógeno  al  7%)  
-­‐Al  35%  de  peróxido  de  carbamida  (peróxido  de  hidrógeno  al  11%)  Que  se  usa  en  consulta.  
 
Los  tiempos  de  aplicación  son  variables.  En  los  tratamientos  caseros,  el  paciente  se  duerme  con  la  cubeta  
puesta  y  en  las  primeras  horas  se  observa  un  gran  efecto  de  disociación,  pero  con  el  pasar  de  las  horas  el  
efecto  se  va  perdiendo  (y  no  le  vamos  a  pedir  al  paciente  que  ponga  el  despertador  a  las  3  de  la  mañana  
para  que  se  saque  la  cubeta  y  se  lave  los  dientes).  
La  duración  del  tratamiento  entonces  es  variable  y  depende  del  paciente.  
 
• Blanqueamiento  interno  
 
Son  usados  en  consultas  o  en  casita.  Se  usa  perborato  de  sodio  (Na2B4O7  +  10H2O).  Esta  es  una  sal  resultante  
a  partir  de  la  reacción  del  bórax  con  hidróxido  de  sodio  y  peróxido  de  hidrógeno.  Se  disocia  en  metaborato  
de   sodio,   peróxido   de   sodio   y   oxígeno.   El   que   realiza   el   aclaramiento   es   el   peróxido,   el   oxígeno   arrastra  
materiales  inorgánicos  durante  la  reacción  y  el  metaborato  de  sodio  es  un  compuesto  alcalino  que  ayuda  a  
regular  el  pH.  
Se  utiliza  en    tratamiento  de  piezas  desvitalizadas  asociadas  a  H2O2  al  35%.  Se  puede  usar  con  agua  destilada  
en  técnica  ambulatorio.  Su  presencia  previene  la  reabsorción  cervical  radicular  interna.  
 
• Blanqueamiento  con  ozono  
 
El  proceso  es  exactamente  el  mismo,  ya  que  también  se  generan  radicales  libres  que  van  actuando  con  los  
pigmentos,  aunque  la  técnica  es  un  poco  más  compleja.  
El  ozono  es  un  gas  hiperoxidante.  Se  usa  un  generador  de  ozono,  una  cubeta  con  conductos  y  mangueras  
que  liberan  el  gas.  
 
• Blanqueamientos  caseros  y  White  Stripes  
 
Son   de   venta   directa,   sin   embargo   el   tratamiento   debe   ser   siempre   controlado   por   un   dentista.   Pueden  
llegar  a  generar  un  daño  indirecto.  
 
• Pastas  blanqueadoras  
 
Tiene  compuestos  abrasivos  suaves  que  no  dañan  al  esmalte,  como  sílica,  bicarbonato  de  sodio,  pirofosfato,  
óxido  de  aluminio,  peróxido  de  hidrógeno.  Es  indicado  para  remover  pigmentaciones  extrínsecas  como  en  
caso   de   pacientes   fumadores   o   que   beben   mucho   café.   Se   consideran   como   agentes   blanqueadores   de  
mantención.    
 
Efectos   adversos:   irritación   en   la   mucosa   oral   y   gástrica,   susceptibilidad   dentaria   e   irritación   pulpar,    
cambios  en  el  pH  salival,  alteración  de  la  adhesión  de  resinas  y  polimerización,  desmineralización  de  tejidos  
duros  (el  blanqueador  sigue  actuando),  aumenta  la  rugosidad  del  esmalte  
 
Contraindicaciones:    
-­‐ Diente  joven  
-­‐ Dientes  con  caries  
-­‐ Dientes  con  fisuras  profundas  
-­‐ Dientes  con  fino  espesor  del  esmalte  
-­‐ Dientes  con  restauraciones  defectuosas  
-­‐ Pacientes  fumadores  (deben  dejar  de  fumar  unos  días  antes  y  después  del  tratamiento)  
-­‐ Pacientes  embarazadas  
 
 
Banana  ©