Вы находитесь на странице: 1из 72

SECCIÓN 1. ORIGEN DEL PETRÓLEO Y PRINCIPIOS BÁSICOS DE GEOLOGÍA GENERAL

SEDIMENTOLOGÍA Y GEOLOGÍA DEL PETRÓLEO.

GEOLOGÍA GENERAL

¿Qué es geología?

Ciencia de la tierra que se ha encargado de estudiar su formación, composición, su historia y los cambios que han ocurrido sobre ella y en ella. Para ello la geología se divide en diferentes áreas tales como se muestra en la figura 1.

ello la geología se divide en diferentes áreas ta les como se muestra en la figura

Figura 1. Ramas de la Geología

Figura 2. Composición del Planeta Tierra • La Atmósfera: Gases que envuelven la tierra. •

Figura 2. Composición del Planeta Tierra

La Atmósfera: Gases que envuelven la tierra.

Hidrosfera: Todo el agua en, sobre o por encima de la superficie terrestre:

océanos, ríos, lagos, agua subterránea, lluvia.

Biosfera: Parte de la tierra en la cual están presentes los seres vivos: La superficie de la tierra, el suelo, los mares, el aire.

Litosfera: Parte sólida exterior de la tierra.

La geología es la ciencia de la Litosfera y sus relaciones con las otras "feras". Ver figura 2.

La intersección de Litosfera-Atmósfera presenta todos los procesos como erosión y meteorización.

La intersección de Hidrosfera-Litosfera trata del agua subterránea, transporte en el agua, ambiente de río.

El conjunto de Biosfera-Litosfera se trata de la vida en las épocas pasadas, la evolución, los fósiles y en general la paleontología.

Especialidades de la Geología

gravedad,

discontinuidades en la prolongación de ondas sísmicas- sismología, campo

Geofísica:

Estudio

de

la

física

de

la

tierra:

anomalías

de

magnético de la tierra.

Geoquímica: La distribución de los elementos químicos en distintas partes de la corteza terrestre. Composición química de diferentes rocas y minerales.

Mineralogía: Estudio de los minerales: Estructuras internas de los minerales, composición química, clasificación.

Petrología: Estudio de las rocas, su origen, los procesos de su formación, su composición.

Petrografía: Es un ramo de la petrología, que se ocupa de la descripción de

las rocas, de su contenido mineral y de su textura, de la clasificación de las rocas.

Geoquímica: Especialmente se estudia la distribución y la abundancia de los

elementos en las distintas partes de la tierra y se trata de explicar la distribución

de los elementos en las rocas por medio de procesos geológicos como por ejemplo la cristalización por diferenciación a partir de un magma, por procesos hidrotermales, que han influido la roca, por procesos metamórficos entre otros.

Geología estructural: Análisis e interpretación de las estructuras tectónicas en la corteza terrestre. Conocimiento de las fuerzas en la corteza que producen fracturamiento, plegamiento y montañas. (Fallas-Pliegues-Orogénesis).

Geología Regional: Se estudia la geología de distintas regiones como de

América de Sur, de Europa, de Chile, de la región de Atacama en detalle, es decir la historia geológica, la distribución de las rocas, de los yacimientos, el estilo de

deformación de las rocas de la región en cuestión entre otros.

Geología Histórica: Estudio de las épocas geológicas desde la formación de

la tierra aproximadamente 4,6 Ga (4600Ma) atrás hasta hoy día, de cada época se estudia los procesos geológicos importantes, que han ocurrido en la tierra, la composición y estructura de la tierra y de la atmósfera, la posición de los polos y de los continentes, dónde se han formado montañas y cuencas sedimentarias, , el

desarrollo de la vida en cada época, cuando aparecieron las distintas formas de la vida.

Una herramienta importante de la Geología Histórica es la Geocronología.

Paleontología: Estudio de la vida de épocas geológicas pasadas; estudio de

los fósiles: Clasificación, reconocimiento. Mejorar el conocimiento de la evolución.

Estratigrafía: Estudio de las rocas estratificadas, por su naturaleza, su existencia, sus relaciones entre si y su clasificación.

Sedimentología: Estudio de los sedimentos (arena, arenisca, grava,

conglomerado) y su formación. Análisis del ambiente de deposición como las propiedades físicas en el agua de un río (velocidad de la corriente y otros).

Mecánica de suelos: Estudio de las propiedades de los suelos para encontrar

terreno apto para la construcción, para calcular y evitar riesgos geológicos como

por ejemplo deslizamiento de escombres de faldas.

Hidrogeología: Investigaciones de la cantidad y calidad del agua subterránea,

cual es el agua presente debajo de la tierra. Se trata de la interacción entre roca, suelo y agua.

Geología Económica: Exploración de yacimientos metálicos o no-metálicos. Evaluación de la economía de un yacimiento o producto mineral.

Exploración/Prospección: Búsqueda de yacimientos geológicos con valor

económico. Por medio de la geofísica, geoquímica, mapeo, fotos aéreas e

imágenes satelitales.

Geología Ambiental: Búsqueda de sectores contaminados, formas y procesos de contaminación. Especialmente de agua, agua subterránea y suelos. Investigación de la calidad de agua y suelo.

11.5 LAS ROCAS Y SU ORIGEN

Una roca es un conjunto de minerales. El nombre de la roca depende de su

génesis y del contenido en minerales. Algunas rocas como la caliza y la calcita son

monominerálicas, es decir principalmente contienen un mineral.

Un mineral es un conjunto de elementos químicos. Generalmente los elementos

Si, Al, K, Na, Fe, Ca, Mg, Cl, O, (entre otros) forman el mineral. Los nombres de

los minerales dependen de su formula y de su estructura atómica.

dependen de su formula y de su estructura atómica. Figura 3. Elementos quími cos, minerales y

Figura 3. Elementos químicos, minerales y rocas Los cristales tienen las siguientes características:

Los cristales son formado naturalmente o son cultivados artificialmente.

Inorgánicos u orgánicos, por. ej. Vitamina B12.

En general sólidos.

Materialmente homogéneos.

Cristalinos, nunca amorfos.

Los cristales tienen una disposición o un arreglo atómico único de sus elementos.

Los cristales naturales poseen grados de simetría característicos los que son consecuencia del arreglo interno de los átomos que los forman.

Propiedades Físicas De Los Minerales

Morfología: Se distingue la combinación de las caras del mineral/cristal y el hábito del mineral/cristal.

Combinación de las caras: La combinación de las caras del cristal significa el

conjunto de todas las caras del cristal o bien la forma cristalina, la cual depende de la simetría del cristal.

Por ej: la galenita PbS y la halita NaCl, que pertenecen al sistema cúbico pueden cristalizar como cubos, además la galenita puede cristalizar en una combinación de cubo y octaedro, granate cristaliza en la forma romboédrica, en la forma isotetraédrica o en una combinación de dichas dos formas.

Las caras de un cristal (habito): Cuando los cristales crecen sin interferencias, adoptan formas relacionadas con su estructura interna. El hábito se refiere a las proporciones de las caras de un cristal. Existen varias formas del hábito:

Columnar: alargado en una dirección y semejante a las columnas, por ej: cristales de corindón.

Prismático: alargado en una dirección, por ej: cristales de andalucita.

Tabular: alargado en dos direcciones, por ej. cristales de barita.

Laminar: alargado en una dirección y con bordes finos, por ej. cristales de hornblenda.

Hojoso: similar a las hojas, que fácilmente se separa en hojas, por ej. moscovita.

Botroidal: grupo de masas globulares, como el grupo de masas esferoidales de malaquita.

Reniforme: fibras radiadas, que terminan en superficies redondeadas, como la hematita.

Granular: formado por un agregado de granos.

Masivo: compacta, irregular, sin ningún hábito sobresaliente.

Dureza: Se llama dureza al grado de resistencia que opone un mineral a la deformación mecánica.

Un método útil y semicuantitativo para la determinación de la dureza de un mineral fue introducido por el químico alemán Mohs. El creó una escala de dureza de 10 niveles. Para cada nivel existe un mineral representativo y muy común. El mineral del nivel superior perteneciente a esta escala puede rayar todos los minerales de los niveles inferiores.

La dureza de un mineral desconocido puede averiguarse rascando entre sí una cara fresca del mineral desconocido con los minerales de la escala de MOHS. El mineral más duro es capaz de rayar el mineral más blando. Los minerales de la escala de MOHS que rayan el mineral desconocido son más duros que este, los minerales que son rayados por el mineral desconocido son menos duros. Por tanto la dureza del mineral desconocido se estrecha entre el nivel superior del mineral que puede rayarlo y el nivel inferior del mineral que es rayado por este mineral.

Con cierta experiencia y algunos medios auxiliares simples se puede conocer rápidamente la dureza de forma aproximada.

Los minerales que pertenecen a la escala de MOHS son los siguientes:

Dureza

Mineral

Comparación

 

1 Talco

La uña lo raya con facilidad

 

2 Yeso

La uña lo raya

 

3 Calcita

La punta de un cuchillo lo raya con facilidad

 

4 Fluorita

La punta de un cuchillo lo raya

 

5 Apatito

La punta de un cuchillo lo raya con dificultad

 

6 Feldespato

Potásico

Un trozo de vidrio lo raya con dificultad

   

Puede rayar un trozo de

7 Cuarzo

vidrio y con ello el acero despide chispas

   

Puede rayar un trozo de

8 Topacio

vidrio y con ello el acero despide chispas

   

Puede rayar un trozo de

9 Corindón

vidrio y con ello el acero despide chispas

   

Puede rayar un trozo de

10 Diamante

vidrio y con ello el acero despide chispas

Tabla 1. Escala de Dureza de Mohs La dureza de un mineral depende de su composición química y también de la

disposición de sus átomos. Cuanto más grande son las fuerzas de enlace, mayor será la dureza del mineral.

Grafito y diamante p.ej. son de la misma composición química, solamente se

constituyen de átomos de carbono C. El Grafito tiene una dureza según MOHS de 1, mientras que el diamante tiene una dureza según MOHS de 10.

En la estructura del diamante cada átomo de carbono (que tiene 4 electrones en su capa más exterior) puede alcanzar la configuración de ocho electrones compartiendo un par de los mismos con 4 átomos de carbono adyacentes, los

cuales ocupan las esquinas de una unidad estructural de forma tetraédrica. El enlace covalente entre los átomos de carbono se repite formando una estructura continua, dentro de la cual la energía de los enlaces covalentes se concentra en la

proximidad de los electrones compartidos, lo que determina la dureza excepcional del diamante.

En la estructura del grafito, los átomos de carbono se presentan en capas compuestas por anillos hexagonales de átomos, de modo que cada átomo tiene 3 que lo rodean. Las capas de átomos del grafito están separadas una distancia relativamente grande, 3.41Å, y quedan átomos dispuestos en forma alternada, exactamente por encima de los átomos de la capa adyacente. La causa de la poca dureza del grafito es que los enlaces entre las capas de átomos son muy débiles, mientras que los átomos en el interior de las capas están dispuestos mucho más próximos que en la estructura del diamante.

Exfoliación (crucero): Los cuerpos cristalinos pueden exfoliarse en superficies lisas a lo largo de determinadas direcciones, mediante la influencia de fuerzas mecánicas externas, por ejemplo mediante la presión o de golpes de un martillo.

Esta llamativa exfoliación (crucero) depende del orden interno existente en los cristales. Los planos de exfoliación o bien de clivaje son la consecuencia del arreglo interno de los átomos y representan las direcciones en que los enlaces que unen a los átomos son relativamente débiles. La superficie de exfoliación corresponde siempre a caras cristalinas sencillas.

Mientras mayor es el contraste entre la fuerza de los enlaces que unen a los átomos en las direcciones paralelas al plano de exfoliación (crucero) y la debilidad de los enlaces que unen a los átomos en las direcciones perpendiculares a los planos de exfoliación (crucero), mayor será la tendencia del mineral a romperse a lo largo de este plano.

Las exfoliaciones se distinguen a grandes rasgos como sigue:

· Exfoliación completa en 2 direcciones: mica, clorita, talco.

· Exfoliación buena en dos direcciones: feldespato potásico según dos superficies perpendiculares entre sí, hornblenda con exfoliación prismática.

· Exfoliación buena en tres direcciones: Generalmente en todas las formas cristalinas de calcita pueden reconocerse planos de crucero en tres diferentes orientaciones. Estos planos de crucero se intersecan formando ángulos de 75° y

de 105° de cuales resulta la forma romboédrica típica de la calcita. Barita BaSO4 ocurre en cristales tabulares que tienen con frecuencia dos caras perpendiculares

a la cara mayor que convergen formando bordes agudos.

Una medida para determinar la calidad de la exfoliación es, entre otras, el brillo existente sobre las superficies de exfoliado, que es el responsable de las superficies lisas reflejantes que se observan en los frentes de las aristas.

Brillo: El brillo es la capacidad del mineral de reflejar la luz incidente.

Color: Respecto al color se distinguen dos grupos de minerales:

· Los minerales idiocromáticos

· Los minerales alocromáticos.

Se llama idiocromáticos a los minerales que tienen colores característicos relacionados con su composición.

En este caso el color es útil como medio de identificación.

Los minerales que presentan un rango de colores dependiendo de la presencia de impurezas o de inclusiones se llaman alocromáticos.

A los minerales alocromáticos pertenecen:

Feldespato potásico cuyo color varia de incoloro a blanco pasando por color carne hasta rojo intenso o incluso verde.

le da un color blanco lechoso.

Cuarzo: El Cuarzo puro es incoloro. La presencia de varias inclusiones líquidas

Amatista es de color púrpura característico que probablemente es debido a impurezas de Fe 3+ y Ti 3+ y la irradiación radioactiva.

de color rojo y se lo llama rubí.

Corindón: El Corindón puro es incoloro. Si tiene cromo como elemento traza es

El zafiro es una variedad transparente de corindón de varias colores.

Por la existencia de minerales alocromáticos el color es un medio problemático

para identificar un mineral.

otras propiedades de los minerales:

Cristales Maclados. Algunos cristales están formados por dos o más partes en las cuales la celosía (Kristallgitter) tiene orientaciones diferentes que están relacionadas en forma geométrica. Los cristales compuestos de este tipo se conocen como cristales maclados.

Hay varios tipos de maclas. Maclas simples, maclados de contacto, maclas de interpenetración, maclas paralelas, maclado normal.

Se llaman maclas simples a los cristales compuestos de dos partes individuales, que tienen una relación estructural definida.

Si las dos partes de una macla simple están separados por una superficie definida, ésta se describe como maclado de contacto.

Macla de interpenetración se refiere a los cristales unidos por un plano de composición - superficie a lo largo de la cual los dos individuos están unidos. p. ej. ortoclasa.

Solubilidad. La solubilidad depende de la composición del mineral.

Sobre todo se usa una dilución fría de ácido clorhídrico HCl para distinguir Calcita de puro CaCO 3 (carbonato de calcio) de otros minerales parecidos con una cantidad menor de CaCO 3 o sin CaCO 3 .

La reacción es la siguiente:

CaCO 3 + 2HCl --> H 2 CO 3 (dióxido de carbono diluido en agua) + CaCl 2 y H 2 CO 3 se descompone en H 2 O y dióxido de carbono CO 2 (gas).

Burbujas de CO 2 se producen por esta reacción. Se observa la efervescencia de la

dilución de ácido clorhídrico cuando se libera el dióxido de carbono.

La concentración de la dilución de HCl tiene que ser 5%.

Densidad. Cada mineral tiene un peso definido por centímetro cúbico; este

peso característico se describe generalmente comparándolo con el peso de un volumen igual de agua; el número de masa resultante es lo que se llama 'peso especifico' o 'densidad' del mineral.

'peso especifico' o 'densidad' del mineral. Figura 4. Definición de Densidad El peso específico de un

Figura 4. Definición de Densidad El peso específico de un mineral aumenta con el número de masa de los

elementos que lo constituyen y con la proximidad o el apretamiento en que estén arreglados en la estructura cristalina.

La mayoría de los minerales que forman rocas tienen un peso específico de

alrededor de 2,7 g/cm 3 , aunque el peso específico medio de los minerales metálicos es aproximadamente de 5 g/cm 3 .

Los minerales pesados son los que tienen un peso específico mayor a 2,9 g/cm 3 , como el circón, pirita, piroxeno, granate.

Propiedades Magnéticas Y Eléctricas. Todos los minerales están afectados por un campo magnético. Los minerales que son atraídos ligeramente por un imán

se llaman paramagnéticos, los minerales que son repelidos ligeramente por un imán se llaman diamagnéticos.

Magnetita Fe 3 O 4 y pirotita Fe1-nS son los únicos minerales magnéticos comunes.

Los minerales tienen diferente capacidad para conducir la corriente eléctrica. Los cristales de metales nativos y muchos sulfuros son buenos conductores, minerales como las micas son buenos aislantes dado que no conducen la electricidad.

Luminiscencia Y Fluorescencia. Luminiscencia se denomina la emisión de luz por un mineral, que no es el resultado de incandescencia. Se la observa entre otros en minerales que contienen iones extraños llamados activadores.

Los minerales fluorescentes se hacen luminiscentes cuando están expuestos a la acción de los rayos ultravioleta, X o catódicos. Si la luminiscencia continúa después de haber sido cortada la excitación, se llama al fenómeno fosforescencia y al mineral con tal característica mineral fosforescente.

Las fluoritas de color intenso son minerales fosforescentes, que muestran luminiscencia al ser expuestos a los rayos ultravioleta.

Piezoelectricidad. Se observa en minerales con ejes polares (sin centro de simetría) como en el cuarzo por ejemplo. Debido a la polaridad de la estructura cristalina al suministrar energía, como calor o presión, al mineral, se genera una carga eléctrica en los dos extremos del eje polar de un mineral y dirigido en sentido opuesto. En la turmalina el eje polar es el C. En el cuarzo los ejes polares son los ejes A. El cuarzo piezoeléctrico se emplea por ejemplo en el geófono piezoeléctrico, donde un movimiento vertical de la Tierra ejerce una presión a un cristal de cuarzo y se produce una carga eléctrica. Otro ejemplo es la "aguja" de un tocadiscos. Un zafiro piezoeléctrico genera una pequeña carga eléctrica a causa de su deformación (movimiento) sufrido arriba de la pista del disco. La información (la música) del disco es representada por un sin numero de cambios morfológicos adentro de la pista del disco. El cristal piezoeléctrico se deforma de

acuerdo con estos cambios en la superficie y esto se puede amplificar como sonido.

1.6 TIPOS DE ROCAS

En general existen cuatro grupos de rocas: Sedimentos, rocas sedimentarias, rocas ígneas o magmáticas y rocas metamórficas. Cada uno de los cuatro grupos principales contiene subdivisiones como en el caso de rocas intrusivas y rocas extrusivas los cuales pertenecen al grupo de rocas magmáticas.

Una roca puede convertirse en otro tipo de rocas a causa de cambios físicos y/o químicos como la meteorización / erosión que puede afectar una roca ígnea para formar un sedimento.

que puede afectar una roca ígnea para formar un sedimento. Figura 5. Ciclo de las Rocas

Figura 5. Ciclo de las Rocas

El ciclo de las rocas:

Aproximadamente 200 años atrás James Hutton propuso el ciclo geológico considerando las relaciones entre la superficie terrestre y el interior de la Tierra como un proceso cíclico. El esquema del ciclo geológico ilustra la interacción entre sedimentación, hundimiento, deformación, magmatismo, levantamiento y meteorización.

Los magmas, de que se derivan las rocas magmáticas - como las rocas plutónicas, volcánicas y rocas subvolcánicas - se forman en el manto superior y en la corteza terrestre profunda. Emplazando en secuencias de rocas de la corteza terrestre el magma enfría paulatinamente dando lugar a las rocas plutónicas. Cuando el magma sube hacia la superficie terrestre se enfría repentinamente resultando en rocas volcánicas. Por levantamiento las rocas plutónicas también pueden llegar a la superficie terrestre.

En la superficie terrestre todas las rocas están expuestas a los procesos de meteorización y erosión. En consecuencia las rocas están desarmadas, es decir trituradas en fragmentos de rocas y minerales y/o están disueltas por reactivos químicos como por soluciones acuosas de cierto pH (= potencial de hidrógeno), de cierto potencial redox (Eh), de cierta temperatura y de cierta presión. Los componentes disueltos como iones, moléculas y complejos químicos son transportados en solución y se depositan en un lugar de condiciones ambientales, que favorecen su precipitación y que por consiguiente difieren de las condiciones causantes de su solución. Los componentes disueltos pueden precipitarse formando minerales distintos con respecto a aquellos, de que se derivan. Por ejemplo el componente 'calcio' de una labradorita, que es una plagioclasa básica con un alto contenido en calcio, se disuelve y precipita en otro lugar formando calcita. Las componentes detríticas como los fragmentos de rocas y minerales pueden ser transportadas por agua, viento y hielo y depositados en otro lugar. Cuando se depositan los componentes detríticos y químicas primeramente forman sedimentos blandos como la arena, un lodo de minerales arcillosos o un lodo de caliza. Por hundimiento, compactación y cementación los sedimentos se convierten en rocas sedimentarias sólidas. Los procesos responsables de la transformación de una roca sedimentaria blanda a una roca sedimentaria compacta son los procesos diagenéticos. Por tales procesos o es decir por diagénesis una arena se convierte en una arenisca por ejemplo.

Cuando el hundimiento continúa, las rocas se calientan y su temperatura sobrepasa los 200ºC, que es el límite superior de temperatura para los procesos sedimentarios. A temperaturas más altas los procesos, que actúan en una roca

(sedimentaria, magmática o ya metamórfica) y la transforman, pertenecen al metamorfismo. En el límite superior del metamorfismo las rocas metamórficas empiezan a fundirse. Este límite depende de las condiciones de temperatura y presión presentes y de la composición de la roca. Un granito se compone en parte de minerales con grupos de (OH-) como los anfíboles y las micas, que determinan una temperatura de fundición relativamente baja, a T = 650ºC con p = 4kbar los componentes empiezan a fundirse. Para un basalto compuesto de minerales como plagioclasa, olivino y piroxeno, que no llevan grupos de (OH-) la temperatura de fundición inicial es mucho más alta (T >= 1000ºC). La fundición de las rocas metamórficas las convierte en magma.

1.6.1 ROCAS ÍGNEAS o MAGMÁTICAS.

El magma se puede definir como una mezcla de componentes químicos formadores de los silicatos de alta temperatura, normalmente incluye sustancia en estado sólido, líquido y gaseoso debido a la temperatura del magma que está por encima de los puntos de fusión de determinados componentes del magma. En esta mezcla fundida los iones metálicos se mueven más o menos libremente. En la mayoría de los magmas algunos cristales formadores durante las fases previas de enfriamiento de magma se encuentran suspendidos en la mezcla fundida. Una porción alta de cristales suspendidos y material líquido imprime al magma algunas de las propiedades físicas de un sólido. Además de líquidos y sólidos el magma contiene diversos gases disueltos en el.

El punto de fusión del magma se ubica en profundidades entre 100 y 200 km, es decir en el manto superior. Se supone que sólo una porción pequeña del material del manto está fundida, lo demás está en estado sólido. Este estado se llama la fusión parcial. La porción fundida es un líquido menos denso en comparación con la porción sólida. Por consiguiente tiende a ascender a la corteza terrestre concentrándose allí en bolsas y cámaras magmáticas.

Por ejemplo el magma máfico, que asciende continuamente a lo largo de los bordes de expansión en los océanos se reúne en cámaras magmáticas cerca de la base de la corteza oceánica en profundidades entre 4 y 6 km por debajo del fondo oceánico.

El

magma

emplazado

en

alta

profundidad

en

la

corteza

terrestre

enfría

lentamente.

 

En la formación del magma la presión juega un papel importante. A alta presión las temperaturas de cristalización de los minerales son altas también. Una disminución de la presión tiene en consecuencia una disminución en la temperatura de fusión o cristalización de los minerales. De este modo en altas profundidades en la corteza terrestre y en el manto superior puede producirse el magma a partir de material sólido.

Comparamos el material sólido rocoso situado en altas profundidades, es decir en el manto superior, con un volumen de agua encerrado en una olla de presión hirviéndose por ejemplo a una temperatura de 120°C. ¿Cómo el agua se convierte en vapor? ¿O es decir cómo el material rocoso se convierte en un magma? Hay dos posibilidades:

Se puede intensificar el fuego o es decir aumentar la temperatura hasta que el agua está en ebullición.

Se puede abrir la olla de presión o es decir disminuir la presión. El agua saldrá de la olla en forma explosiva y gaseosa.

En el caso del material rocoso situado en el manto superior la disminución de la presión (la segunda alternativa) es la más probable para la fundición del material rocoso y la generación del magma.

Origen de las rocas ígneas.

Un cuerpo de rocas cristalizado en altas profundidades se llama intrusión. Cuerpos intrusivos muy grandes se llaman batolitos. Intrusiones y batolitos tienen un techo, es el sector del contacto arriba a las rocas de caja. Algunas veces se caen rocas de la caja al magma las cuales no se funden. Estos trozos extraños se llaman xenolitos. Un cuerpo intrusivo con un ancho de algunos kilómetros contiene una energía térmica tremenda y va a afectar las rocas de caja en una zona de contacto. Las rocas de este zona se convierten a causa de la temperatura en rocas metamórficas (metamorfismo de contacto).

Generalmente un magma tiene un peso especifico menor al de una roca sólida, por eso un magma puede subir hacia arriba apoyado por la alta presión y por los gases adentro del magma y como factor muy importante por un régimen tectónico de expansión. Sí el magma sube hacia la superficie se va a formar un volcán. Pero algunas veces no alcanza para subir hacia la superficie por falta de presión, entonces se van a formar diques, stocks o lacolitos, los cuales pertenecen a las rocas hipabisales.

van a formar diques, stocks o lacolitos, los cuales pertenecen a las rocas hipabisales. Figura 6.

Figura 6. Intrusión Magmática

TIPOS DE ROCAS ÍGNEAS

Rocas Intrusivas.

Formación:

-Cristalización dentro de una cámara de magma

-Cristalización muy lento (algunos millones de años)

-Ambiente de alta presión

Textura de las rocas intrusivas:

Holocristalinas: Solo existen minerales con estructura cristalina: No hay vidrio.

-Cristales de tamaño mediano y grande (0,5 mm hasta 2 mm) Todos los cristales en una muestra tienen normalmente el mismo tamaño. Excepción: Granito porfídico.

El granito porfídico es una roca intrusiva con una textura porfídica como normalmente se encuentra en las rocas volcanicas (Riolita, Andesita)

-Hipidiomórfico: Cristales tienen una forma aproximadamente propia.

-Minerales son distribuidos irregularmente, homogéneas.

-Macizas sin intersticios

Textura fanerítica: Los granos minerales son suficientemente grandes para identificarlos en una muestra de mano. Las rocas de textura fanerítica son características para intrusiones (rocas plutónicas) y para los núcleos de cuerpos extrusivos grandes (rocas volcánicas), que enfrían lentamente permitiendo un crecimiento de minerales grandes.

Textura granular: Los minerales principales son isométricos, macroscópicamente visibles. En la mayoría de las rocas la fabrica es masiva, los minerales están distribuidos irregularmente o los minerales no isométricos como las láminas de feldespatos o las micas hojosas están alineados. La textura es típica para las plutonitas y también está desarrollada a menudo en las rocas subvolcánicas y en los diques.

Textura equigranular xenomórfica: Textura muy común en una roca plutónica:

Equigranular significa que los granos tienen el mismo tamaño. Xenomórfica significa, que los minerales (cristales) no muestran sus contornos propios. Este textura se encuentra entre otras en granitos.

Textura panalotriomórfica o xenomórfica: La textura xenomórfica es una textura granular. Los minerales principales son xenomórficos, se tocan entre sí con bordes sencillos, arqueados o de otra forma. Muchos gabros están caracterizados por una textura alotriomórfico granular.

Textura hipidiomórfica: La textura hipidiomórfica es una textura granular. Una parte de los minerales principales es idiomórfica, la otra parte no. La textura hipidiomórfica es muy común en los granitos, las sienitas y las dioritas.

Textura panidiomórfica o idiomórfica granular respectivamente: La mayoría de los minerales principales es idiomórfica, una proporción relativamente pequeña de los minerales principales es xenomórfica y llena los intersticios entre los minerales idiomórficos.

Cúmulo: El término 'cúmulo' se refiere a la acumulación de cristales precipitados de un magma sin habiendo sido modificado por una cristalización posterior, la

acumulación se debe a la gravedad. 'Cúmulo' también es el adjetivo para la textura de un acumulado (Kumulat). Los Cúmulos están desarrollados especialmente en algunas plutonitas básicas y ultra básicas, en las intrusiones estratificadas. Los cristales cúmulos se forman a partir del magma y se acumulan en capas o estratos especiales llamados acumulados o en fragmentos de ellos. El material del ínter cúmulo (o es decir del espacio entre los cúmulos) cristalizado del magma restante se ubica entre los cristales cúmulos. En un acumulado el contenido en material del ínter cúmulo es menor a 5%. Después de la acumulación a los cristales cúmulos se pueden agregar más material proveniente del ínter cúmulo. Este material se denomina el adcumulado, por ejemplo compuesto de plagioclasas. Los heteracumulados se componen de los cristales cúmulos y de otros minerales cristalizados alrededor de los cristales cúmulos en manera poiquilítica.

Felsita: La felsita es una roca compuesta de minerales claros tales como cuarzo y feldespato. Su textura es de grano fino a denso, los minerales no están caracterizados por formas específicas.

Textura gráfica : Se forma por el intercrecimiento y la penetración de un feldespato alcalino y un cuarzo. En un corte se observan las inclusiones de cuarzo alineados según un orden mas o menos regular en el feldespato alcalino de tal manera que aparecen como letras. Por esto se ha llamado la roca de esa textura 'granito gráfico'. La textura está desarrollada especialmente en algunas pegmatitas.

Textura micrográfica: Se refiere a los productos de la desvitrificación de ínter crecimientos de cuarzo y feldespato alcalino en los granofíros y en las riolitas. La textura está característica para micro pegmatitas, granofíros.

Los términos gráfico y micrográfico se aplican también a los intercrecimientos de otros minerales por ejemplo entre cuarzo y plagioclasa.

Textura mirmequítica: La textura mirmequítica se refiere al intercrecimiento de plagioclasa y cuarzo desarrollado en granitos y gneises. La plagioclasa es de forma convexa con respecto al feldespato alcalino y alberga pétalos y palitos de cuarzo en alineación divergente y en otra. Los intercrecimientos parecidos entre otros minerales se puede llamar similar a la textura mirmequítica.

Rocas Extrusivas o Volcánicas.

Las formas de solidificación de las vulcanitas estrechamente están relacionadas con su contenido en SiO 2 , con el contenido gaseoso de los fundidos respectivos y con la viscosidad del lava. Los magmas o las lavas de alto contenido en SiO 2 son de alta viscosidad o es decir ellos son relativamente poco líquidos, los magmas o las lavas de bajo contenido en SiO 2 son de poca viscosidad o es decir son relativamente líquidos. Las superficies de corrientes de lava basálticos, que son de poca viscosidad (muy líquidos), muestran formas de solidificación características. Las denominaciones de estas formas de solidificación se han derivados de las lenguas aborígenes de Hawai, por ej. las lavas cordadas se llama ‘Lava de Aa y Pahoehoe’. Si un corriente de lava fluye en un lago o hacia el interior de un mar (en los lomos de mar subacuáticos por ej.) se forman las lavas de almohada o ‘pillows’, que son de composición basáltica.

La lava

Las propiedades de la lava son las siguientes:

a) Temperatura

b) Explosividad

c) Viscosidad: el grado en que el fluido se resiste a fluir cuando está sujeto a

fuerzas no equilibradas.

Viscosidad baja = derretido, similar a una mezcla de leche y azúcar para hacer caramelos a baja Temperatura.

Viscosidad alta = pegajoso, similar a la misma mezcla de leche y azúcar, que fue hervida varios minutos y enfriada y que se ha convertida en una mezcla espesa.

Lava básica

Emerge con T = 1000 - 1200°C.

De baja viscosidad debido a su bajo contenido en tetraedros de Si-O. Se mueve rápidamente a lo largo de superficies suavemente inclinadas tales como laderas de pendientes suaves, a menudo se desparrama en laminas delgadas.

De bajo contenido en volátiles.

Lava ácida

Emerge con T = 800 - 1000°C.

De alta viscosidad, por esto fluye lentamente y se solidifica relativamente cerca del lugar de donde emerge.

De alta explosividad debido a su alto contenido en volátiles.

TEXTURA DE LAS ROCAS EXTRUSIVAS:

Textura fanerítica: Los granos minerales son suficientemente grandes para identificarlos en una muestra de mano. Las rocas de textura fanerítica son características para intrusiones (rocas plutónicas) y para los núcleos de cuerpos

extrusivos grandes (rocas volcánicas), que enfrían lentamente permitiendo un crecimiento de minerales grandes.

Ejemplos de rocas son: granito equigranular, de grano medio y macrocristalino; monzonita de grano medio a grueso; gabro de grano pequeño o grueso.

Textura afanítica: Los cristales son tan pequeños, que se debe observarlos con un microscopio para identificarlos. Se forman mediante el enfriamiento rápido y la cristalización rápida de un magma con abundantes núcleos a partir de que crecen los cristales pequeños. Las texturas afaníticas originan de cuerpos magmáticos pequeños emplazados en una profundidad muy somera o en la superficie terrestre, donde el enfriamiento pasa rápidamente. La textura afanítica también puede formarse secundariamente por la desvitrificación de vidrios naturales.

Ejemplos de rocas son: basalto, la matriz afanítica de muchas rocas volcánicas.

Textura vítrea: La roca se compone de una cantidad apreciable de vidrio volcánico visible en una muestra de mano, cristales parcialmente también pueden constituir la roca. La textura vítrea se forma en cuerpos magmáticos como corrientes de lava y intrusiones emplazadas en una profundidad muy somera. En este ambiente la temperatura inicialmente alta de los cuerpos magmáticos desciende tan rápidamente, que los átomos no tienen suficiente tiempo para ordenarse y formar una estructura ordenada cristalina. El líquido silicático se solidifica formando un vidrio completamente desordenado.

Textura porfídica: Muchas vulcanitas están caracterizados por una textura porfídica y presentan la variación hiatal e irregular de tamaños de granos.

La textura porfídica se caracteriza por fenocristales relativamente grandes situados en una masa básica de grano más fino o de vidrio. A menudo los fenocristales son redondeados con respecto a sus aristas o corroídos con bordes redondeados o arqueados.

Los fenocristales están aislados o agrupados. En el último caso la textura se llama textura glomerofídica. Los fenocristales pueden ser de un solo tipo de mineral o de

varios tipos de minerales. La textura fina de la matriz de muchas rocas porfídicas a menudo es microlítica, constituida de numerosos cristales pequeños distribuidos irregularmente o alineados, que se ubican en una masa de cristales aún más finos

o de vidrio. La textura porfídica es típica para las rocas volcánicas, para muchas

rocas subvolcánicas y para algunos diques. Incluso las plutonitas pueden adquirir una textura similar a la textura porfídica producida por cristales grandes similares a fenocristales.

Textura clástica: Clastos, fragmentos de vidrio, rocas y minerales están unidos por una matriz. Esta textura es típica para rocas magmáticas de formación volcánica explosiva.

Rocas de dos tipos dominantes de textura son los siguientes:

Una roca de textura clástica puede constituirse de fragmentos de rocas afaníticas y/o faneríticas y de fragmentos vítreos. Si la mayoría de los clastos son vítreos, se denomina la textura de la roca vítroclástica.

Otras texturas son:

Textura fluidal: La textura fluidal en muchas vulcanitas se expresa por cristales orientados según el flujo de magma o por estratos de distintas texturas o composiciones mineralógicas. Se distinguen los estratos laminares y plegados. Los estratos planares originan de una corriente laminar en el magma moviéndose.

Los estratos plegados manifiestan una transición entre un flujo puramente laminar

y un flujo turbulento por ejemplo debido a un obstáculo como un bloque rocoso

incorporado en el magma o un impedimento - por ejemplo tipo resalto - en el camino, que sigue el magma en la superficie. La textura fluida origina del enfriamiento, mientras que las corrientes de lava fluyen sobre la superficie

terrestre o sobre el fondo de mar e indica la estructura interna del flujo del magma viscoso durante su emplazamiento o su movimiento sobre la superficie terrestre.

Textura ofítica: La textura ofítica se aprecia por cristales de plagioclasa completamente o parcialmente encerrado por augita. La augita encierra poiquilofíticamente las plagioclasas. Si granos o agregados de granos de otros minerales llenan los intersticios de las plagioclasas se habla de una textura intergranular. Si el material de los intersticios es principalmente de vidrio se trata de una textura hialofítica.

Textura intersertal: Los intersticios de los cristales grandes y abundantes son manchas angulares de una masa hemicristalina o vítrea o es decir las texturas equivalentes a la textura ofítica formadas por otros minerales.

Textura traquítica: Textura característica para las traquitas. La masa básica es principalmente holocristalina o incluye sólo una porción pequeña de vidrio. En consecuencia del movimiento de la lava las láminas y listones de feldespato están alineadas en cierto grado paralelamente. La textura traquítica es típica para las traquitas y otras vulcanitas y subvulcanitas ricas en feldespato.

Textura pilotáxica: Textura de rocas holocristalinas porfídicas con una masa básica esencialmente de microlitos de forma tabular y de listón y a menudo alineados en consecuencia del movimiento de la lava.

Textura afírica o afídica: Hablando de una textura afírica o afídica se destaca la ausencia de una textura porfídica en una roca y se refiere a una textura afanítica sin fenocristales.

Textura vitroporfídica: La textura de una roca principalmente vítrea con algunos fenocristales se denomina vitroporfídica. Esta textura es una combinación de las texturas vítrea y porfídica. Muchas rocas volcánicas vítreas contienen fenocristales euhédricos (es decir los minerales presentan algunas señales de cristales) crecidos a condiciones de menor perdida de energía térmica y/o de gas en comparación a las condiciones de formación del vidrio. Los fenocristales de feldespato nadan en una matriz de vidrio perlítico con bandas de concentraciones variables de cristalitos diminutos. La textura vitroporfídica se genera por efervescencia explosiva de un magma viscoso de sílice.

Textura esferulítica: La roca se caracteriza por esferulitas, las cuales son concentraciones esféricas o elipsoidales de cristales fibrosos y radiantes, ubicadas en una matriz vítrea o afanítica. Las esferulitas se componen generalmente de feldespato alcalino y de polimorfos de SiO 2 . Sus diámetros pueden variar de menos de 1mm a 1m. Un núcleo central comúnmente presente actúa como un germen, que inicia la cristalización. Las esferulitas se forman cuando la lava todavía está en movimiento o cuando ha terminado su movimiento.

Textura pumítica o espumosa: La textura pumítica se refiere a una roca de vesículas en un enrejado de material vítreo. Durante la descarga de presión y la extrusión de un magma rico en gas, los gases disueltos forman pequeñas burbujas innumerables o vesículas respectivamente. Si las vesículas residen en un magma sin o pobre en cristales subsecuentemente solidificándose y formando material vítreo o afanítico resulta una roca de vesículas en un enrejad de vítreo o de material afanítico o se decir una roca de textura pumítica.

1.6.2 ROCAS METAMÓRFICAS.

Las rocas metamórficas son producto del metamorfismo o es decir de la transformación de una roca por recristalización y por cristalización de nuevos minerales estables bajo las condiciones metamórficas manteniendo el estado sólido.

La transformación es causada por un aumento de la temperatura y/o por deformación (deformación puede producir calor de fricción).

Generalmente los procesos metamórficos actúan en profundidades relativamente altas con respecto a la superficie.

Casos especiales del metamorfismo con respecto a su posición son el metamorfismo por ondas de choque (catáclasis) causadas por el choque de grandes meteoritos con la superficie terrestre y el efecto calorífico de un corriente de lava a la roca encajante. Grado metamórfico, zonas metamórficas y facies metamórficas son los conceptos básicos y comunes para describir y clasificar los procesos metamórficos.

El grado metamórfico se refiere a la intensidad del metamorfismo, que ha influido en una roca. Generalmente el grado metamórfico nombra la temperatura o la presión máxima del metamorfismo.

Las zonas metamórficas se distinguen en base a un mineral determinado o de un grupo de minerales. Por ej. la zona de granate se caracteriza por la apariencia de granate y la zona de sillimanita se caracteriza por la apariencia de sillimanita.

Las facies metamórficas se distinguen a través de grupos de minerales, que se observan en rocas de composición basáltica.

Las zonas y facies metamórficas se determinan a través de la identificación de los grupos de minerales formados simultáneamente. La composición de algunos minerales metamórficos, que se puede analizar por una microsonda, y la textura pueden indicar las condiciones de temperatura y presión características para el grado metamórfico.

El grado metamórfico (por ej. los grados metamórficos según WINKLER) nombra las condiciones de temperatura y presión máximas, que han influido en la roca.

Pero el metamorfismo no es estático, más bien es caracterizado por condiciones de temperatura, presión y estress (esfuerzo elástico) cambiántes. La historia de las condiciones de temperatura y presión, que han actuado en la roca durante un evento metamórfico, se llama en ingles 'metamorphic p-T-path'. Este puede indicar varios parámetros como las fuentes de calor, que causan las variaciones de temperatura, la posición estructural local de la roca y el gradiente del transporte tectónico.

Los Factores Que Contribuyen Al Metamorfismo. Los factores principales son las variaciones en la temperatura y en la presión, el esfuerzo elástico y la migración de los fluidos. Estos factores son factores externos y pueden efectuar cambios en la mineralogía, en la química de los minerales y en la química total de la roca. Otro factor importante es la química total de la roca. Puesto que la misma combinación de factores externos causará distintos cambios en rocas de diferente composición química.

La temperatura es el factor más importante en procesos metamórficos, puesto que la mayoría de las reacciones metamórficas se deben a variaciones de la temperatura. Las variaciones de temperatura hacen necesario un aporte caloríco a la roca. La fuente caloríca puede ser un cuerpo intrusivo cercano, un arco magmático relacionado con una zona de subducción o una fuente calorífera regional profunda como el calor derivado del manto por ejemplo. Además la descomposición radioactiva de elementos influye en la estructura térmica de la Tierra.

La presión de carga es el segundo factor importante, es causado por la masa de las rocas sobreyacentes y depende de la profundidad y de la densidad de las rocas sobreyacentes.

Por ejemplo una pila rocosa de 1km de espesor de:

- granito ejerce una presión de carga de 264bar,

- basalto ejerce una presión de carga de 294bar,

- peridotita (ultramáfica, de olivino, típica para el manto superior) ejerce una presión de carga de 323bar,

- agua ejerce una presión de carga de 98bar.

TIPOS DE METAMORFISMO

Metamorfismo progrado

Si una roca de partida es llevada desde condiciones inferiores de T y P típicas para su formación a condiciones elevadas de T y P típicas para el metamorfismo, se habla de un metamorfismo progrado. El metamorfismo progrado está acompañado por la liberación de los constituyentes volátiles de la roca como de H 2 O, CO 2 , O 2 y S expresándose en reacciones de deshidratación y decarbonatización. Por ej. el metamorfismo de un basalto formado en la superficie terrestre, que mediante la formación de la cordillera haya sido transportado a grandes profundidades terrestres. A partir de 12km de profundidad y a T = 300°C se transforma en una pizarra verde y con un descenso mayor a 35km de profundidad se convierte en una eclogita, que se compone principalmente de omfacita (piroxeno mixto de jadeita y augita) y granate.

Metamorfismo Retrogrado

Si una roca de partida es llevada desde condiciones superiores de T y P típicas para su formación a condiciones metamórficas inferiores de T y P, se habla de un metamorfismo retrogrado. Por ej. la transformación de una peridotita de olivino y piroxeno formada en el manto superior bajo condiciones de formación elevadas en una serpentinita principalmente de diferentes minerales del grupo de la serpentina como el crisolito y la antigorita, cuya temperatura de formación es limitada a T = 500 a 600°C por la descomposición térmica de la serpentina.

La fuerza elástica (esfuerzo elástico o ‘deviatoric stress’) se refiere al componente de presión dirigido, que no es del mismo valor en todas las direcciones. Normalmente el esfuerzo elástico tiene valores pequeños de 5-10bar hasta 100bar. El esfuerzo elástico puede deformar la roca, en que actúa: puede alinear los minerales, formar la foliación o la esquistosidad de la roca metamórfica o causar rotaciones de minerales. Por consiguiente el esfuerzo elástico produce las texturas dirigidas (‘fabric’) de una roca metamórfica como de un esquisto, de un gneis o de una milonita.

Además los fluidos, que pasan por la roca, la presión, que ejercen estos fluidos y la interacción de los fluidos con los minerales o con la roca son factores importantes.

La composición química de la roca expresada por los contenidos en óxidos de elementos también es de importancia. Puesto que en rocas de diferente composición química cristalizarán distintos minerales metamórficos bajo las mismas condiciones de temperatura y presión.

Por ejemplo con una temperatura T = 550°C y una presión P = 5 kbar (+/- 15km de profundidad) una roca arcillosa se convertirá en un esquisto micaceo, mientras que una caliza se convertirá en un mármol.

La cuarcita, compuesta de SiO 2 puro puede derivarse de una arenisca de puro cuarzo, como puede encontrárselo en la playa o puede derivársela de un silex, lo que es una roca sedimentaria de precipitación de sílice.

Los esquistos de cuarzo y feldespato o el gneis se componen principalmente de SiO 2 - Al 2 O 3 - CaO - K 2 O – Na 2 O - H 2 O. La roca de partida puede ser una arenisca con feldespato, una arcosa, una grauvaca o una roca magmática ácida, es decir de composición granítica o granodiorítica.

Las pelitas son de composición SiO 2 - Al 2 O 3 - FeO - MgO - K 2 O - Na 2 O - H 2 O. A grado metamórfico medio se convierten en esquistos micaceos, a grado metamórfico alto se convierten en gneises.

En pelitas calcáreas y en margas cristalizan minerales metamórficos ricos en calcio como coisita, lawsonita y margarita.

Límites del metamorfismo

El limite inferior del metamorfismo o es decir el limite entre diagénesis y el metamorfismo (de soterramiento) se pone a T = 200°C. Los cambios mineralógicos y de textura en una roca, que ocurren a T<200°C se incorporan a la diagénesis.

Según otra definición del limite inferior se consideran la reacción ‘caolinita + cuarzo --> pirofilita’ como significativa para distinguir entre diagénesis y metamorfismo. Tampoco para el limite superior existe una sola definición. En este caso se consideran la temperatura, que corresponde al inicio de la fundición de una roca como determinante para el limite superior del metamorfismo. La temperatura de fundición de una roca depende entre otros factores de su composición. Un granito empieza a fundirse a T = 625-650°C, mientras que un basalto se funde inicialmente a T = 850-900°C con p = 2-3kbar. Como limite superior se podría elegir la temperatura máxima de T = 900-1000°C.

Clasificación, que se basa en los parámetros metamórficos principales.

La Temperatura y la presión son los factores principales, que afectan el metamorfismo. Según estos factores se distinguen :

(1) Para el metamorfismo térmico la temperatura es el factor predominante, por ej. metamorfismo de contacto.

(2) Para el metamorfismo dinámico la presión es el factor predominante, puede tratarse de la presión litostática, que se debe al peso de las rocas superiores o a la carga sobreyacente o del esfuerzo elástico (estress) por ej. catáclasis o es decir rotura mecánica de una roca por metamorfismo dinámico, que se produce localmente en zonas de fallas. El metamorfismo por soterramiento (o hundimiento) resulta de una carga sobreyacente en un ambiente relativamente estático.

(3) El metamorfismo termo-dinámico se basa en efectos térmicos y de presión. En general los efectos de presión se constituyen de la presión litostática y del esfuerzo elástico. Generalmente el metamorfismo termo-dinámico ocurre en cinturones orogénicos a lo largo de los bordes de placas convergentes.

Clasificación, que se basa en la posición geológica

Se distinguen 4 tipos generales:

A) El metamorfismo de contacto: ocurre en la vecindad de una intrusiva ígnea y resulta de efectos térmicos y de vez en cuando metasomáticos del magma caliente. En el caso clásico un cuerpo ígneo intruye una serie sedimentaria o ya metamórfica produciendo una aureola de contacto. La distancia y el gradiente de la temperatura (variación de la temperatura con respecto a la distancia de la fuente calorífera = cuerpo ígneo) dependen:

(1) de la dimensión del cuerpo intrusivo.

(2) de la diferencia de temperatura entre el cuerpo intrusivo y las rocas encajantes.

Por ej. un dique de 10m de potencia enfría en unos diez años y produce un efecto de contacto pequeño, mientras que un batolito grande enfría en unos 10 millones de años y produce una aureola de contacto extensiva. El metamorfismo de contacto es caracterizado por una distribución de los grupos de minerales formados simultáneamente concéntrica con respecto al cuerpo intrusivo y por un aumento de la intensidad de recristalización y del grado metamórfico dirigido hacia al cuerpo intrusivo. Al cristalizar el magma acumula los componentes volátiles. La ultima fase de cristalización a menudo es acompañada por la separación de una fase rica en componentes volátiles, que puede salir del cuerpo intrusivo y infiltrar las rocas encajantes a lo largo de fracturas o a lo largo de los bordes de granos. Por ej. en el caso de infiltración y metasomatismo de una roca encajante de caliza se produce un 'skarn', que es caracterizado por una mineralogía de silicatos de calcio formada por la introducción de componentes como SiO 2 , Al 2 O 3 y H 2 O al cuerpo intrusivo a la caliza.

El metamorfismo de contacto ocurre en varios ambientes tectónicos, en ambientes orogénicos y anorogénicos, en el interior de una placa tectónica o en los bordes de placas tectónicas. Las aureolas de contacto bien desarrolladas se forman en ambientes anorogénicos o en el interior de placas tectónicas, donde batolitos graníticos intruyen rocas sedimentarias, ejemplos claros para la distribución concéntrica por zonas de los grupos de minerales metamórficos formados simultáneamente se ubican en los niveles medios y someros de la corteza terrestre, donde puede desarrollarse un gradiente de temperatura marcado.

Existen tres tipos principales de metamorfismo respecto de temperatura y presión:

Metamorfismo de contacto: Presión baja.

Metamorfismo regional: Temperatura mediana, presión mediana.

Metamorfismo de subducción: Alta presión con temperaturas relativamente bajas .

Se distinguen tres tipos del metamorfismo regional:

1. El metamorfismo por soterramiento ocurre en las cuencas sedimentarias en consecuencia de la solidificación de los sedimentos debido al soterramiento por los sedimentos sobreyacentes. La temperatura y la presión contribuyen al metamorfismo, la temperatura, puesto que la temperatura aumenta con la profundidad. Las rocas correspondientes son caracterizados por temperaturas de recristalización bajas y por la ausencia de deformaciones. La transición entre la diagénesis y el metamorfismo por soterramiento es continua. El metamorfismo de soterramiento es anorogénico y ocurre en la mayoría de las cuencas

sedimentarias de los océanos y en las grandes cuencas sedimentarias en el interior de placas tectónicas, actualmente por ej. en el golfo de Mexico.

2. El metamorfismo de los lomos oceánicos se ubica en los bordes de placas tectónicas divergentes. A lo largo de los lomos oceánicos continuamente se produce corteza oceánica de composición basáltica. Los basaltos oceánicos son acompañados con pizarras verdes y anfibolitas, las cuales son los equivalentes metamórficos de los basaltos. Al metamorfismo de los lomos oceánicos contribuyen el flujo de calor alto y la circulación de los fluidos como parámetros típicos.

3. El metamorfismo orogénico o metamorfismo regional es típico para los cinturones orogénicos y es muy común en los arcos oceánicos y en los continentes. Se sitúa en los bordes de placas tectónicas convergentes como en el borde entre una placa oceánica y un arco oceánico, en el borde entre placas oceánica y continental o en el borde entre dos placas continentales. Los factores importantes del metamorfismo regional son las perturbaciones tectónicas , las variaciones de presión y los esfuerzos elásticos ('deviatoric stress'). Debido a los varios tipos de bordes de placas tectónicas convergentes, las características del metamorfismo correspondiente difieren de un cinturón orogénico al otro.

Texturas de Rocas Metamorficas

Las rocas metamórficas son rocas cristalinas, es decir las rocas metamórficas se constituyen exclusivamente de cristales, a veces llamados cristaloblastos. A los cristales de diámetro de grano sobresaliente con respecto al diámetro de grano de los demás cristales se les llama porfiroblastos.

Textura Granoblástica

Todos los cristales son aproximadamente del mismo diámetro de grano, por ej. ortogneis de feldespato alcalino, cuarzo y biotita.

Textura Lepidoblástica

La textura lepidoblástica es típica para rocas con un alto contenido en filosilicatos como las micas o la clorita por ej. Los filosilicatos y los demás cristales de la roca pueden ser alineados paralelamente, por ej. mica, cuarzo y feldespato de una micacita o los filosilicatos pueden formar estructuras radiales como por ej. estilpnomelano en una micacita (en este caso el estilpnomelano creció después la deformación de la micacita).

Textura Nematoblástica

La roca metamórfica es caracterizada por la presencia de cristales columnares prismáticos, por ej. por anfiboles prismáticos en un esquisto de antigorita o por sillimanitas prismáticas en un gneis.

Textura Fibroblástica

La roca es caracterizada por la presencia de cristales fibrosos, por ej. de sillimanitas fibrosas de un gneis.

Textura Poiquiloblástica

La textura poiquiloblástica es caracterizada por minerales metamórficos, que incluyen numerosos minerales más pequeños o relictos minerales. Se debe al crecimiento nuevo de minerales metamórficos alrededor de numerosos relictos de

minerales originarios, por ej. ortoclasas, que incluyen minerales diminutos de plagioclasa, cuarzo y biotita de un gneis.

ROCAS TÍPICAS DEL METAMORFISMO REGIONAL

Prehnita y Pumpellita

Rocas de prehnita y pumpellita, que se forman bajo el grado metamórfico de WINKLER.

Las rocas de partida son plutonitas y vulcanitas básicas y grauvacas ricas en material piroclástico.

Pizarras

Pizarras verdes son típicas para el grado metamórfico bajo según WINKLER, son principalmente de albita, clorita, epidota y actinolita. Las rocas de partida son plutonitas y vulcanitas básicas, sobre todo gabros y basaltos.

Esquistos micáceos son típicos para el grado metamórfico bajo a medio según WINKLER, son principalmente de cuarzo, mica clara y biotita. Las rocas de partida son pelitas, sedimentos arcillosos.

Gneis

Gneis es típico para el grado metamórfico medio a alto según WINKLER, se constituye principalmente de feldespatos, cuarzo, micas clara y oscura. Rocas de partida son las magmatitas ácidas o intermedias, es decir de composición granítica o granodiorítica como granitos, granodioritas y arcosas por ej. Paragneis se denomina un gneis derivado de sedimentos clásticos, ortogneis se denomina un gneis derivado de magmatitas ácidas a intermedias.

Anfibolita

Anfibolita es del grado metamórfico medio a alto según WINKLER y se constituye principalmente de anfibol. Las rocas de partida son plutonitas y vulcanitas básicas , sobre todo los gabros y los basaltos.

Granulita

De grado metamórfico alto según WINKLER, de rocas de partida ácidas.

Migmatita

Se forma por anatexia parcial o es decir por la fundición parcial, por consiguiente sobrepasa el limite superior del metamorfismo.

Rocas Cataclásticas

Las rocas cataclásticas se caracterizan por una disminución de los tamaños de grano de los eductos por rotura mecánica.

Pseudotachilita

Es una roca no cohesiva, que se constituye de componentes vítreas distribuidas irregularmente.

Milonita

es una roca cohesiva, que se compone en 50 - 90% de matriz de granos recristalizados y de formación nueva y que es foliada (muestra de mano) La milonita del Cerro Imán es una roca cataclástica. Por deformación plástica se movilizan los cuarzos y de los feldespatos de tal manera, que los ejes de los cuarzos y de los feldespatos se alinean paralelamente y forman un bandeamiento junto con los filosilicatos.

1.6.3 ROCAS SEDIMENTARIAS

Sedimentología: Estudio de los sedimentos y su formación. Sedimentos son los depósitos que se forman en la superficie de la tierra y en el fondo del mar. La formación de sedimentos en grandes partes depende de acciones físicas y químicas presentes en la transición roca -atmósfera y roca - agua. Los procesos sedimentológicos ocurren sin la acción de altas presiones y temperaturas. La sedimentología empieza con el desgaste de una roca sólida, su transporte y termina con su deposición y diagénesis como roca nueva sedimentaria.

Los procesos sedimentarios son fenómenos de la superficie terrestre y del agua. Empieza con la destrucción de rocas sólidas por la meteorización, la erosión y el transporte por un medio (agua, viento, hielo), la deposición o precipitación y como ultimo la diagénesis, la formación de rocas sólidas. Los procesos sedimentarios generalmente son muy complejos y dependen de muchos factores.

son muy complejos y dependen de muchos factores. Figura 7. Formación de Rocas Sedimentarias Meteorización:

Figura 7. Formación de Rocas Sedimentarias

Meteorización: Destrucción de rocas sólidas a causa de fuerzas químicas, físicas o biológicas.

Tipos de meteorización:

Generalmente se conocen tres tipos de meteorización. La meteorización mecánica, meteorización química y la meteorización biológica -orgánica. Cada tipo de meteorización tiene sus subtipos los cuales dependen de los factores físicos, químicos o biológicos.

Meteorización Mecánica. La meteorización mecánica depende fuertemente de fuerzas que pueden destruir las rocas en una forma mecánica. Los más importantes serían:

Cambio de la temperatura. Los minerales aumentan su volumen a

temperaturas altas. Los minerales tienen diferentes propiedades al respecto de la dilatación. Entonces durante día y noche los minerales en una roca cambian su volumen en diferentes magnitudes. Eso al final provoca un rompimiento de los contornos entre los minerales. Los factores de este proceso son: Temperatura mínima, temperatura máxima, tipos (color) de los minerales juntos.

Meteorización por helada: Agua que se ubica adentro de una roca (en grietas o

poros) aumenta su volumen en el momento de congelarse. Las fuerzas desarrolladas durante de este proceso podrían romper una roca. Los factores son:

sector con muchos traspasos entre temperaturas positivas y temperaturas bajo cero. Rocas fracturadas o con alta porosidad, presencia de agua. Por ejemplo en la Cordillera de los Andes en 4000m de altura cada noche las temperaturas bajan hacia bajo cero, al día por el sol las rocas se calientan.

Andes en 4000m de altura cada noc he las temperaturas bajan hacia bajo cero, al día

Figura 8. Proceso de Meteorización Meteorización Química (Corrosión). La meteorización química incluye todos los

procesos con apoyo químico. Lo más conocido es la oxidación, que no solamente

destruye autos y rejas, también rocas y minerales. Los factores más importantes de la meteorización química son la presencia de agua, el oxígeno y la temperatura

(reacciones químicos corren mejor en temperaturas elevadas). Lo más importantes de la meteorización química son:

Oxidación

Reducción

Hidrólisis

Meteorización Orgánica-Biológica. La meteorización orgánica biológica no es

tan importante en la naturaleza. Pero también cumple su función. Especialmente los ácidos producidos por plantas podrían afectar las rocas. El rol de algunas

bacterias también podría ser importante.

Raíces de plantas

Bacterias

FACTORES DEL TIPO Y MAGNITUD DE METEORIZACIÓN

a)

El clima:

Las temperaturas máximas y mínimas (no la temperatura mediana!)

Temperaturas bajo cero (-0ºC)

Cantidad de precipitaciones

b)

La roca:

La dureza/ resistencia contra la meteorización.

Composición mineralógica.

Porosidad.

Desgaste estructural (fracturamiento).

Durante la meteorización en una roca se cambia el contenido modal de los minerales: La meteorización afecta primero las plagioclasas, después los feldespatos. Cuarzo se ve como un mineral muy estable. Durante la meteorización se forman minerales nuevos como caolín.

CLASIFICACIÓN DE ROCAS SEDIMENTARIAS.

Rocas sedimentarias clásticas:

La clasificación de las sedimentitas clásticas se basa en el tamaño de los granos de sus componentes y refleja las condiciones de sedimentación. La grava de diámetro de grano > 2 mm o su equivalente solidificado, el conglomerado requiere corrientes fuertes como aquellos de ríos fluyentes con alta velocidad en las montañas o las altas orillas en una playa rocosa para su transporte. La arena de diámetro de grano = 2 - 0,02 mm o su equivalente solidificado, la arenisca puede ser transportada por vientos fuertes formando dunas o por corrientes moderados como aquellos de ríos o aquellos cercanos de la costa. El barro de diámetro de grano < 0,02 mm o su equivalente solidificado, la roca arcillosa indica áreas de sedimentación de aguas tranquilas.

El área de sedimentación puede evidenciarse en las texturas superficiales de los granos como fracturas, hoyos y sectores superficiales suaves visibles por medio de un microscopio electrónico explorativo (scanning electron microscop).

En grandes rasgos se distingue:

Psefitas diámetro de grano > 2 mm

Psamitas diámetro de grano = 2 - 0,02 mm

Pelitas diámetro de grano < 0,02 mm.

Psefita, psamita, pelita son los términos griegos para bloque, arena y barro.

Las clasificaciones según Wentworth y DIN* 4022 son más detalladas:

Las sedimentitas detríticas o clásticas se componen de fragmentos de rocas y minerales, que se han formados a partir de rocas anteriores a causa de su erosión, han sido transportados por agua, viento o hielo y finalmente almacenadas mecánicamente. Las rocas clásticas entonces se puede definir como un conjunto de fragmentos.

En el caso que los fragmentos son petrografícamente iguales se habla de una roca

clástica monomicta, sí son diferentes se habla de una roca polimicta. El cemento y

la matriz es el pegamento que junta los clastos

Psefitas o rocas sedimentarias psefíticas.

Psamitas o rocas sedimentarias psamíticas

Rocas de limo o de silt.

Rocas arcillosas

Marga

Psefitas o rocas sedimentarias psefíticas.

Las rocas sedimentarias, que llevan más de 50% de componentes arrastrados de un diámetro mayor que 2mm se llama psefitas o rocas sedimentarias psefíticas.

A estos pertenecen:

Brechas

Conglomerados

Las Brechas. Se distinguen de los conglomerados en la forma de los componentes de un diámetro mayor de 2mm. En las brechas los componentes son angulares a subangulares. Sus demás aspectos son iguales a los de los conglomerados.

Teniendo en cuenta el aspecto genético se puede distinguir los tipos de brechas siguientes:

Brechas sedimentarias

Brechas piroclásticas, que pertenecen a las rocas piroclásticas y que se constituyen en gran parte de componentes piroclásticos.

Brechas tectónicas, que se forman en zonas de fallas.

Los Conglomerados. Los conglomerados se constituyen de una cantidad mayor de 50% de componentes de un diámetro mayor de 2mm. Los componentes o fragmentos son redondeados. Los tipos de los fragmentos pueden variar mucho según cual fuese la composición de la zona de erosión suministradora, por ej. conglomerados ricos en guijarros de cuarzo, conglomerados de componentes magmáticos y/o metamórficos, conglomerados de componentes de serpentinita o conglomerados de componentes de caliza. La masa básica amalgamadora igualmente puede variar, puede constituirse de componentes clásticos, pelíticos y arenosos (matriz) y de material de enlace carbonático o silícico (cemento) que es sustituido posteriormente por la roca al solidificares. Los componentes de los conglomerados son transportados por ríos y/o por el mar. Según la variación de los tipos de componentes se distingue:

Conglomerados monomictos de un solo tipo de componentes por ej. de caliza, de serpentinita

Conglomerados oligomictos de unos pocos tipos de componentes

Conglomerados polimictos de varios tipos de componentes.

Psamitas o rocas sedimentarias psamíticas.

Las psamitas se constituyen esencialmente de componentes de diámetro desde 0,02 a 2mm. Las rocas psamíticas se clasifica según su contenido en cuarzo, feldespato y fragmentos de rocas/matriz arcillosa. Además se puede distinguir las psamitas bien clasificadas, que se constituyen en su mayoría de granos con diámetros cerca del diámetro de grano medio de la roca (por ej. las arenas de dunas o de playas), y las psamitas mal clasificadas con un contenido alto en granos, cuyos diámetros varían altamente con respecto al diámetro de grano medio de la roca (por ej. una grauvaca). La forma de los granos también contiene informaciones acerca del origen de la roca. Los granos de arena sufren abrasión, si se tocan entre sí mediante el transporte en los corrientes, se pierden sus canteras destacadas y su aspecto angular, y se vuelven redondos. Simultáneamente tienden a formas más esféricas. Los granos de estas características fueron transportados largas distancias. Los granos angulares de varias formas indican distancias de transporte cortas.

Grauvaca. La grauvaca de color gris hasta verde es una roca fuertemente

compactada. La grauvaca contiene principalmente granos de diámetros entre 0,02 y 2mm. Se constituye de cantidades considerables de feldespato, fragmentos de cuarzo y fragmentos de roca de diferentes tipos como por ej. de vulcanitas básicas, de pizarra arcillosa o silícica o de filita. La matriz se forma por minerales arcillosos, de mica y de clorita. Los granos son mal redondeados. La grauvaca es una roca sedimentaria mal clasificada, es decir el tamaño de los granos de los distintos fragmentos puede ser muy variable, y la roca contiene una variedad grande de componentes minerales y rocosos.

La mala clasificación de los tamaños de granos, su bajo grado de redondez y la variedad grande de sus componentes indican, que el camino de transporte de sus componentes clásticos es corto. El alto contenido en clorita, un filosilicato de Mg y Fe indica, que el campo de suministro y de erosión se compone principalmente de rocas intermedias a básicas, como por ej. de andesitas y basaltos. A partir de

estas características muchas grauvacas se considera como sedimentación de corrientes de turbidez. Estas son mezclas de agua, limo, arena y arcilla, que se van deslizando desde los bordes continentales hacia las aguas profundas. Los corrientes de turbidez muy probablemente son iniciados por la actividad tectónica en el margen continental.

Arcosa. En principio la arcosa es una roca arenisca rica en feldespatos

normalmente frescas, es una roca débilmente compactada, de color rojizo, rosáceo o gris. Su composición mineralógica es parecida a la de un granito Los granos son mal redondeados y de diámetro de 0,02 y 2mm. La roca se constituye de cuarzo, mas de 25% de los fragmentos de feldespato potásico de cantos vivos, de mica y de plagioclasa y en poca cantidad de matriz de grano fino y de cemento de cuarzo o de calcita.

Los granos mal redondeados, la relativamente mala clasificación de los tamaños de granos y el contenido en fragmentos de rocas indican un camino de transporte corto de los componentes que constituyen la arcosa. Los feldespatos frescos son productos de la meteorización mecánica de la roca de partida, puesto que los feldespatos resisten poco a la meteorización química. La mayoría de las arcosas se forman a partir de rocas de composición granítica (magmatitas o gneises). En general los componentes de la arcosa fueron transportados brevemente por ríos. El color rojizo se debe a pieles delgadas de hematita alrededor de los granos y puede indicar una sedimentación continental.

Arenisca. En las areniscas los tamaños granulares de sus componentes

varían entre 0,02 y 2mm. La arenisca se constituye en mas de 75% de granos de cuarzo. Otros componentes son los feldespatos y la mica clara. El cemento puede constituirse de minerales arcillosos y de granos de cuarzo de diámetro de grano entre 0,002 - 0,063mm (limo) o de cuarzo de formación nueva o de calcita. El cemento se sitúa en los intersticios entre los granos de cuarzo uniéndolos. A menudo las areniscas contienen minerales pesados de d > 2,85 g/cm 3 como por

ej. circón, rutilo, turmalina, epidota, estaurolita, sillimanita, cianita, andalucita, apatito, granate, anfíbol, piroxeno y olivino. El estudio del espectro de los minerales pesados puede resultar en la reconstrucción del área fuente de los componentes de la arenisca. Cuanto más larga es la distancia de transporte de los granos, cuanto más madura es la arenisca. El predominio de cuarzo en las areniscas puede reflejar la composición de la roca de partida erosionada y la resistencia alta del cuarzo con respecto a la erosión.

ROCAS DE LIMO O DE SILT.

Piedra de silt. Roca de silt se constituye de partículas clásticas con tamaño de

granos entre 0,002 y 0,063mm. A estas partículas se llama silt o limo. Las piedras de silt ocupan una posición intermedia entre las rocas areniscas de grano más grueso y las rocas arcillosas de grano más fino. En general la piedra de silt se incorpora al grupo de las rocas arcillosas.

Componentes principales de la roca de silt son por ej. minerales arcillosos y cuarzo. Otros componentes adicionales, que pueden ser de significado local son micas, zeolitas, calcita, dolomita y yeso.

Las rocas de silt son de color amarillo pálido, café, anaranjado, amarillento, gris o verdoso. Son estratificadas.

Su formación es similar a la de las areniscas. Además, los granos de este tamaño (0,002 a 0,063mm) pueden ser transportados por el viento. Granos de tamaño mayor son demasiado pesados para el transporte por el viento y los granos de tamaño menor, las pelitas generalmente no son transportados por el viento a causa de sus propiedades desfavorables para poder volar como su forma de laminitas y de plaquitas de su propiedad electrostática, y de su alta cohesión en una roca.

Loess. Loess es un sedimento clástico no compactado (compactado =

y preponderamente de granos de diámetros entre 0,02 y 0,05mm. Componente

principal es cuarzo acompañado por feldespato, calcita y mica. El teñido típico café hasta amarillo se debe a los hidratos de óxido de hierro (limonita por ej.). El loess es un producto del soplo del viento en las áreas con depósitos glaciáricos, que se forman después del retiro del glaciar.

ROCAS ARCILLOSAS

Las rocas sedimentarias pelíticas se constituyen principalmente de granos de tamaño menor de 0,002mm.

Las rocas arcillosas ocupan el 45-55% de todas las rocas sedimentarias. Pueden formarse prácticamente en cualquier zona de sedimentación, en ríos, lagos, deltas grandes y océanos (en las pendientes continentales y las fosas oceánicas).

Lutita (Tonstein). Lutita se constituye de granos de tamaños menores de 0,002mm (barro). Principalmente se compone de minerales arcillosos (grupo de la caolinita, grupo de la montmorillonita, illita), que se forman en el campo sedimentario (de neoformación) y de restos de cuarzo, feldespato y mica. Componentes adicionales son hematita, limonita, calcita, dolomita, yeso y los súlfuros.

Son de colores muy variables : gris, verde, rojo, café, negra. Las variedades negras son particularmente ricas en sustancias orgánicas.

La lutita es una roca masiva, terrosa, normalmente bien compactada, a menudo porta fósiles, p.ej. foraminíferos, ostracodos, graptolites y trilobites. Muchas lutitas muestran bioturbación es decir una estructura sedimentaria irregular producida por

la acción de organismos excavadores al fondo del mar.

Arcilla esquistosa. La arcilla esquistosa es una roca arcillosa con textura de planchas finas, que se remite a la regulación de los minerales arcillosos formados como láminas o agujas. La regulación de los minerales arcillosos casi siempre es paralela a la estratificación sedimentaria. Muy probablemente esta regulación de los minerales arcillosos durante su formación es un producto de una sucesión de sobrecargas, cuando la roca está enterrada bajo una carga de sedimentos que aumenta continuamente.

El esquisto arcilloso muestra esquistosidad producida por el metamorfismo y a menudo esta esquistosidad metamórfica de formación nueva corta la estratificación sedimentaria en cualquier ángulo.

Arcilla varvada. Se forma debida a una sedimentación arcillosa estratificada rítmicamente, procedente de los grandes lagos durante las eras glaciares.

Marga. La marga se compone de arcillas y carbonatos. Según las relaciones cuantitativas se distingue marga arcillosa, marga y marga calcárea. Normalmente el carbonato es presentado por calcita, a veces por dolomita. Componentes adicionales pueden ser cuarzo, mica y compuestos carbonosos. La marga frecuentemente lleva nódulos de yeso, calcita y pirita, es de color gris claro hasta oscuro, café o verdoso, frecuentemente contiene microfósiles y restos de hojas. El tamaño de los granos es igual a el de la arcilla (< 0,02mm). Estratificación es difícil de reconocer, pero la marga muestra una exfoliación buena. Se forma en agua dulce, en el mar. Las morrenas de fondo se constituyen de una roca cálcica y arcillosa molida y mezclada por las actividades del hielo y de los glaciares.

TEXTURAS DE ROCAS SEDIMENTARIAS CLÁSTICAS:

Los componentes formadores de las rocas sedimentarias son los siguientes:

· Clastos, fragmentos, detritus, minerales.

· Matriz es el detritus o es decir los fragmentos minerales y de rocas pequeñas, por ejemplo granos de cuarzo, de feldespato y de otros minerales y frecuentemente arcillas.

· Cemento componentes formados por precipitación química mediante la solidificación de la roca sedimentaria y de los minerales arcillosos cristalizados mediante la solidificación de la roca como por ejemplo los grupos minerales de caolinita, de montmorillonita, la illita y los carbonatos.

caolinita, de montmorillonita, la illita y los carbonatos. Figura 9. Tamaño de los fragmentos ROCAS SEDIMENTARIAS

Figura 9. Tamaño de los fragmentos

ROCAS SEDIMENTARIAS QUÍMICAS

Las rocas de sedimentación química, también llamadas rocas de precipitación se forman por precipitación de los productos disueltos de la erosión. Estas rocas se clasifican principalmente según su composición química o material. Los productos disueltos de la erosión son aquellos, que no son captados mediante la formación de nuevos minerales o mediante la alteración en el suelo o en sedimentos en el lugar de su disolución. Los productos disueltos de erosión son transportados por ríos hacia los lagos o hacia el mar. La evaporación y otras influencias pueden dar como resultado la sobresaturación de las soluciones y en la precipitación de minerales. La precipitación puede producirse por la influencia de seres vivos o por procesos puramente químicos como la evaporación en el caso de las evaporitas.

Los componentes de una roca destruida por erosión, que quedan en el lugar originario, forman las sedimentitas residuales o rocas remanentes, como la laterita

y la bauxita. Aún la definición de las rocas sedimentarias no permite clasificar las rocas remanentes como rocas sedimentarias, porque sus componentes no han sido transportados, pero es habitual estudiarlas junto a las rocas sedimentarias.

En lo siguiente se presentan los carbonatos, las rocas básicamente de sílice y las evaporitas.

Carbonatos. Los carbonatos se constituyen básicamente de calcita (caliza),

aragonita y dolomita (dolomía), subordinadamente pueden participar cuarzo, feldespato alcalino y minerales arcillosos. Los carbonatos de siderita son más escasos, incluso económicamente interesantes.

Los procesos de la formación de carbonatos son del tipo marino anorgánico, del tipo bioquímico y del tipo terrestre.

Las condiciones de precipitación y la disolución de CaCO 3 .

La base química de la sedimentación de carbonatos es la abundancia relativamente alta de los iones de calcio Ca 2 + y del bicarbonato (H 2 CO 3 ) o de los iones de bicarbonato (HCO 3 - ) respectivamente en el agua, en el agua del mar por ejemplo. Un ion de calcio y un ion de HCO 3 - se unen formando la calcita y un ion de hidrógeno:

Ca 2 + + HCO 3 - --> CaCO 3 + H+.

En el equilibrio los iones de calcio y de HCO 3 - son disueltos. La precipitación inicia cuando hay cantidades mayores del ion de calcio o del ion de bicarbonato o cuando hay cantidades iguales de estos dos iones y su producto sobrepasa el valor determinante para la saturación.

La disolución de un sedimento calcáreo o de una caliza en un agua con un cierto contenido en CO2 se puede describir por las reacciones siguientes:

H 2 O + CO 2 --> H 2 CO 3 y CaCO 3 + H 2 CO 3 --> Ca 2 + + 2HCO 3 -.

Estas reacciones describen la meteorización química de los carbonatos y la disolución de sedimentitas calcáreas formando una caverna o una cueva.

Los parámetros, que influyen la disolución y la precipitación de CaCO 3 son los

siguientes:

· El contenido en dióxido de carbono (CO 2 ): Cada proceso, que aumenta el

contenido en CO 2 , apoya la disolución de CaCO 3 , la diminución de la cantidad de

CO2 favorece la precipitación de CaCO 3 .

· El potencial de hidrógeno (pH) influye la disolución y la precipitación de CaCO 3 . Un valor bajo de pH favorece la disolución de CaCO 3 , un valor alto de pH favorece

la precipitación de CaCO 3 .

· La temperatura: La disolución de CaCO 3 en agua pura disminuye, con el

aumento de la temperatura. Las aguas tibias superficiales de las áreas tropicales

están supersaturadas con carbonato de calcio, ahí se forman calizas por

precipitación. El agua de mar de temperaturas moderadas casi está saturada con carbonato de calcio, es decir ahí existe un equilibrio entre la precipitación y la

disolución de carbonato.

entre la precipitación y la disolución de carbonato. Figura 9. Estados del Carbonato de Calcio ·

Figura 9. Estados del Carbonato de Calcio

· La presión: El aumento de la presión apoya levemente la disolución de CaCO 3 .

La influencia de la presión se nota en profundidades altas. En el mar profundo, desde la llamativa profundidad de compensación de carbonato de

aproximadamente 4500 - 5000m el carbonato se disuelve completamente.

Los carbonatos son entre otros la caliza masiva, la caliza fosilífera, la caliza oolítica, la dolomía, el travertino, las estalactitas.

La caliza masiva preponderantemente se constituye de calcita, con arcilla se

forma la marga caliza y la marga, con arena de cuarzo se forma la arenisca caliza, con sílice se forma la caliza silícica, con restos orgánicos se forma la caliza bituminosa y con dolomita se forma la caliza dolomítica. La caliza masiva tiene una fractura concoide y puede tener varios colores: blanco, amarillo, rosado, rojo, gris o negro. En contacto con ácido clorhídrico frío diluido se produce efervescencia. Sin la influencia de seres vivos la precipitación de calcita está limitada a los 100 a 200 m superiores de los mares, puesto que solo en esta región el agua de mar está saturada de calcita. Pero la precipitación puramente química de la calcita en

los 100 a 200 m superiores del mar no es muy frecuente. Normalmente las calizas marinas se producen a partir de diminutos esqueletos de seres vivos, que viven en las capas acuáticas superiores y que al morir caen al fondo de mar, donde constituyen los lodos de calcita.

La caliza oolítica se compone de un cúmulo de granos compactados de caliza

de forma redondeada y de diámetro entre 1 y 2 mm. Los granos crecen en el agua del mar supersaturada con CaCO3, de profundidad menor de 2 m, que está caracterizada por un cambio permanente de fases de movimiento y de reposo, alrededor de gérmenes como granos de cuarzo o pedazos diminutos de caparazones por ejemplo. Si el diámetro de los granos redondeados sobresale un cierto limite - aproximadamente 1 a 2 mm de diámetro de grano - los granos son demasiado pesados para seguir el movimiento del agua. Estos granos se acumulan en el fondo de mar y después su compactación forman la caliza oolítica.

El travertino es una caliza formada en el agua dulce en manantiales y fuentes

termales. Aparte de calcita puede constituirse de aragonita, en cantidades menores puede participar limonita produciendo el color amarillento del travertino. La segregación de la calcita disuelta se produce cuando se retira dióxido de carbono (CO 2 ) del agua por calentamiento o por liberación de la presión. Además

los fuertes movimientos y la efervescencia del agua y la influencia de algunas

plantas favorecen la segregación de calcita. Se puede hallar estas segregaciones,

también llamadas sinterizaciones de cal en las salidas de las fuentes y en los obstáculos del discurrir del agua de una fuente. En las fuentes termales se

precipita a menudo aragonita en vez de calcita.

Las estalactitas y las estalagmitas son las segregaciones de calcita de las

cuevas. Se componen esencialmente de calcita, ocasionalmente de aragonita. Se

forman por la precipitación del carbonato de calcio disueltos en las aguas subterráneas al haber pasado por rocas carbonatadas. Si las aguas subterráneas saturadas de carbonato de calcio entran en una cueva de rocas carbonatadas y

variaciones ligeras de la temperatura, de la presión o de la composición de los

gases atmosféricos o una evaporación breve puede iniciar la precipitación de

carbonato de calcio. Estalagmitas se llaman las formaciones pilares, que crecen desde el piso de una cueva hacia arriba, estalactitas se llaman las formaciones

crecientes desde el techo de la cueva hacia abajo. Las estalactitas son porosas,

normalmente cristalinas, gruesas y de color blanco o amarillo.

cristalinas, gruesas y de color blanco o amarillo. Figura 10. Formación de estal agmitas y estalagtitas

Figura 10. Formación de estalagmitas y estalagtitas ROCAS SEDIMENTARIAS DE SÍLICE

La radiolarita o la lidita se forman por la sedimentación de los esqueletos silícicos (de ópalo) de los radiolarios unicelulares. Los radiolarios son microorganismos que

viven en las aguas superficiales del mar, que a su muerte caen al fondo de mar

acumulándose y formando el cieno o lodo de radiolarios. En él paulatinamente los esqueletos de ópalo se transforman en agregados de microcristales de cuarzo. El lodo de radiolarios se puede hallar sólo en zonas caracterizadas por escasa sedimentación de arena, limo, arcilla o carbonato y en el fondo de mar profundo debajo de la profundidad de compensación de carbonato. Aún los esqueletos de los radiolarios son incoloros, las variedades típicas de la radiolarita son de color café rojizo, negro o verde debido a la presencia de hematita, sustancias orgánicas o minerales verdes en la roca. Las variedades negras se llaman liditas. Las radiolaritas son rocas masivas, con fractura concoide, de cantos vivos y de brillo vítreo o céreo. Los radiolarios aparecieron en el cámbrico, actualmente no son tan frecuentes como lo fueron en los periodos pasados.

Evaporitas

Evaporitas terrestres. Aparte del contenido muy diferente en sales la

composición de las aguas superficiales difiere de la composición del agua del mar en la proporción de sus iones. Los iones esenciales del agua dulce son HCO3-, Ca2+ y SO42-. Las evaporitas terrestres pueden formar incrustaciones de sal, salitrales y salares.

Evaporitas marinas. En la superficie terrestre los océanos forman las reservas

más grandes de cloruros, sulfatos de álcalis y alcalinotérrreos. Los cationes más importantes del agua del mar son Na+, K+, Mg 2 + y Ca 2 +, los aniones más importantes son Cl-, SO 4 - y HCO 3 -. Aparte de estos componentes principales hay aproximadamente 70 componentes subordinadas en el agua del mar. Entre los elementos más raros especialmente bromo, estroncio y boro juegan un papel importante. Los minerales de sal levemente solubles solamente pueden precipitarse, cuando su concentración es extremadamente elevada por distintos procesos de evaporación. La precipitación de las sales de potasio y de magnesio por ejemplo inicia, cuando el volumen de agua se ha reducido a 1/60 con respecto a su volumen originario.

En los depósitos de sal del mundo se han identificado más de 50 minerales principales y subordinados. Los minerales más importantes de las evaporitas marinas son:

Dolomita, CaMg(CO 3 )2,

Halita, NaCl,

Silvina, KCl,

Carnalita, KCl×MgCl 2 ×6H 2 O,

Bischofita, MgCl 2 ×6H 2 O,

Anhidrita, CaSO 4 ,

Yeso, CaSO 4 ×2H 2 O,

Kieserita, MgSO 4 ×H 2 O,

polihalita, 2SO 4 ×MgSO 4 ×2CaSO 4 ×2H 2 O,

cainita, KCl×MgSO4×2,75H2O.

Algunas rocas de sal son:

Halitita, una roca monominerálica de halita, por intercalaciones de minerales arcillosos y de sulfatos puede apreciarse la estratificación.

Silvinita de silvina como componente principal y halita, que pueden formar una estratificación.

Carnalitita se compone esencialmente de carnalita y halita

ROCAS SEDIMENTARIAS ORGANÓGENAS

Depósitos carbónaceos.

Rocas de kerogeno.

Bajo la denominación colectiva de las rocas sedimentarias organógenas se presentan todas las rocas sedimentarias combustibles, como los depósitos carbonáceos respectivamente y los depósitos kerogenos.

Los depósitos carbonáceos. Los depósitos carbonáceos se componen de la

materia orgánica, generalmente vegetal o sus derivados subsecuentemente producidos y a menudo de minerales y componentes volátiles como agregados. A los depósitos carbonáceos pertenecen la turba, el lignito pardo, el lignito y el carbón o la hulla respectivamente. Las sustancias ricas en hidrocarburos producidos por destilación son los kerogenos.

El material de partida para los depósitos carbonáceos son las plantas como los equisetos, los licopodios, los juncos, las cañas, los arbustos, los musgos pantanosos entre otros. Las plantas crecieron en pantanos y lagos de agua dulce, que en parte se inundaron ocasionalmente por mares llanos en un clima subtropical hasta tropical. Con la ausencia de aguas subterráneas circulantes la descomposición normal de los restos vegetales, que se basa en la presencia de oxígeno, termina enseguida bajo la cobertura de sedimentos y de otros restos vegetales y se forman gases como el dióxido de carbono y el metano. Bajo las condiciones no completamente aneróbicas puede formarse la turba.

La turba. La turba se constituye de fragmentos de madera en una matriz de

trozos desintegrados vegetales pequeños típicos para las marismas y los pantanos. Los fragmentos vegetales están atacados por los residuos no completamente descompuestos de la vegetación muerta de las marismas o los pantanos, como por las bacterias, los hongos y otros organismos. Las aguas subterráneas estancadas protegen la materia vegetal residual a descomponerse completamente.

La turba se caracteriza por la presencia de celulosa libre y por un contenido en agua mayor de 70%. La turba forma masas de color amarillo claro hasta café o negro de restos vegetales, que están impregnados con agua.

Los lignitos. El lignito es una roca combustible con un contenido de agua

menor de 75% del volumen y un contenido en restos vegetales, que fueron transformados debido a la carbonización. En el lignito se puede reconocer macroscópicamente algunos trozos de madera, de hojas y de frutos. Otros componentes adicionales en poca cantidad pueden ser minerales arcillosos, siderita, pirita, calcita y otros. Los lignitos sólo aparecen en sedimentos no compactados o muy poco compactados.

El limite inferior hacia la turba se traza con un contenido de agua del 75% del volumen, el limite superior hacia la hulla o el carbón se muestra por la variación del color de la raya de café (lignito) a café-oscuro a negro (hulla).

El lignito pardo o lignito blando. El lignito pardo es un carbón húmico de grado bajo con un contenido de agua entre 10 y 75%. El lignito pardo se ubica entre la turba de grado más bajo y el lignito de grado más alto. El lignito pardo parece a la turba, pero es más sólido y más denso.

Los yacimientos del lignito pardo o blando de Alemania oriental (zonas de Leipzig, Halle, Magdeburgo, Cottbus) y de la Alemania oriental (cerca de Colonia, Baja Renania) son de la terciaria.

El lignito duro. Bajo los lignitos duros se distinguen el lignito mate (más sólido y más oscuro con respecto al lignito blando y estratificado) y el lignito brillante más evolucionado con respecto a la carbonización. El límite superior hacia la hulla se traza en base del color de la raya de las rocas, el lignito se caracteriza por un color de la raya café y la hulla por un color de la raya negro-café.

Yacimientos cerca de Moscú, en Checoslovaquia, Hungría, Yugoslavia, EE.UU., Canadá entre otros.

El lignito xiloide o la xilita. El lignito xiloide o la xilita es un lignito con trozos de madera fósil con una estructura bien conservada.

El carbón o la hulla. El carbón o la hulla respectivamente es una roca

sedimentaria orgánica combustible con un contenido menor de 40% en sustancias minerales en base del material seco y se compone de polímeras de hidrocarburos cíclicos. Se distingue los carbones húmicos (Humuskohle) y los carbones sapropélicos (Faulschlammkohle). La hulla se distingue del lignito en una primera aproximación y macroscópicamente por la variación del color de la raya : el lignito de color de raya café y la hulla de color de la raya café-oscuro a negro. En el sistema internacional se distingue entre el lignito y la hulla en base de su valor calorífico y de su contenido en volátiles : el lignito tiene un valor calorífico menor de 5700kcal/kg, la hulla tiene un valor calorífico mayor de 5700kcal/kg.

Las Rocas De Kerogeno. El kerogeno se define como un complejo de materia vegetal y animal diagenéticamente transformada en el estado sólido y de origen sapropélico. Según BREYER se trata de los constituyentes de las rocas sedimentarias, que ni son solubles en soluciones acuosas alcalinas, ni en los solventes orgánicos comunes. Kerogenita se refiere a un depósito con un contenido suficientemente alto en kerogeno para poder producir petróleo mediante la destilación.

La sapropelita. La sapropelita es un sapropel solidificado (sapropel = barro o

lodo con un contenido variable de materia orgánica no identificable en un ambiente

acuático sin oxígeno), que por destilación destructiva genera petróleo.

La arcilla bituminosa. La arcilla bituminosa es una sapropelita con un contenido variable en materia orgánica (10 - 67%), que por destilación destructiva fue transformado a petróleo.

1.7 GEOLOGÍA ESTRUCTURAL

Estudio de la estructura de la corteza terrestre o de una determinada región por medio de:

a) Levantamiento de las foliaciones (planos geológicos)

b) Análisis de la deformación tectónica de las rocas presentes

c) Reconocimiento de las estructuras tectónicas en un sector (fallas, diaclasas)

a) Planos geológicos

En la mayoría las rocas de la corteza terrestre muestran varios tipos de planos geológicos. Existen en general dos tipos de planos:

a) Foliaciones primarias

Tienen su origen antes de la litificación, es decir durante la deposición. Ejemplos:

Estratos, Flujo magmático.

b) Foliaciones secundarias

Tienen su origen después de la litificación: Todos los planos cuales se han formado a causa de fuerzas tectónicas presentes en la corteza terrestre. Ejemplos:

Diaclasas, Fallas.

Para definir la orientación de un plano (estrato, falla, diaclasa) en la naturaleza matemáticamente se usan el rumbo, la dirección de inclinación y el manteo.

Concepto de Rumbo-Manteo-Dirección de inclinación.

Para describir la orientación de un plano geológico matemáticamente se necesitan dos (o tres) propiedades:

Dirección de inclinación

Rumbo

Manteo

El rumbo es la línea horizontal de un plano. El rumbo tiene dos direcciones de 180° de diferencia. La dirección de inclinación o dirección del buzamiento es la dirección hacia donde se inclina un plano. (Es la proyección horizontal de la línea de del máximo pendiente).

El manteo es el ángulo entre el plano y un plano horizontal. El manteo de un plano horizontal es 0°, de un plano vertical es 90°.

un plano horizontal es 0°, de un plano vertical es 90°. Figura 11. Definición de Rumbo

Figura 11. Definición de Rumbo y Buzamiento

1.7.1

FALLAS.

Fallas son roturas en las rocas a lo largo de la cual ha tenido lugar movimiento. Este movimiento se llama desplazamiento. Origen de este movimientos son fuerzas tectónicas en la corteza terrestre.

Existen varios tipos de fallas, aquí se presentan dos tipos principales: Fallas con desplazamiento vertical y fallas con desplazamiento horizontal.

Fallas con desplazamiento vertical:

Entre el grupo de las fallas verticales se puede distinguir fallas normales y fallas

inversas. Fallas normales son un producto de fuerzas extensionales, fallas

inversas un producto de fuerzas de compresión.

fallas inversas un producto de fuerzas de compresión. Figura 12. Formación de Fallas Idea para diferenciar

Figura 12. Formación de Fallas Idea para diferenciar entre falla normal e inversa: Una falla normal produce un

"espacio". Se puede definir un sondaje vertical sin encontrar un piso (o techo) de referencia. Una falla inversa produce una "duplicación": Se puede definir un

sondaje vertical para encontrar el mismo piso (o techo) de referencia dos veces.

Fallas con desplazamiento horizontal:

Existen principalmente dos tipos de fallas con un desplazamiento horizontal: Fallas con un sentido del movimiento sinistral (contra reloj) y fallas con un sentido del desplazamiento destral (sentido del reloj).

Figura 13. Fallas de Desp lazamiento Horizontal 1.7.2 PLIEGUES Principalmente existen dos tipos de materi

Figura 13. Fallas de Desplazamiento Horizontal

1.7.2

PLIEGUES

Principalmente existen dos tipos de materiales al respecto de su manera de deformación: Materiales frágiles y materiales dúctiles. Materiales frágiles muestran con aplicación de una fuerza al primero solo una deformación elástica. (Deformación elástica: El material vuelve a su estado original). Con mayores fuerzas estos materiales se rompen sin mostrar una deformación plástica.

Ejemplo: La tiza puede sufrir una cierta cantidad de fuerzas, pero nunca se deforma plásticamente. En un momento el trozo de tiza se rompe (rotura).

Materiales dúctiles: Con pocas fuerzas también muestran una deformación elástica (hasta aquí se puede volver a su estado principal), pero con la aplicación de más fuerzas el material muestra una deformación plástica, es decir se deforma sin la posibilidad volver a su estado principal. Sí se aumenta más las fuerzas también el material se rompe.

Ejemplo: la plastilina muestra una deformación altamente plástica y nunca vuelve a su estado principal.

Plegamiento es un producto de una deformación plástica, es decir una deformación sin fracturamiento o rompimiento. Las fuerzas provocan una deformación plástica no reversible.

Esto tipo de deformación ocurre en algunas tipos rocas principalmente apoyado por un aumento de la temperatura (metamorfismo).

En la naturaleza se conocen un sin numero en tipos de pliegues. Los dimensiones pueden ser en milímetros hasta kilómetros.

dimensiones pueden ser en milímetros hasta kilómetros. Figura 13. Plegamiento de Estratos • anticlinal. a) el

Figura 13. Plegamiento de Estratos

anticlinal.

a) el centro es una eje de simetría.

b) los dos lados del anticlinal muestran direcciones (de inclinación) diferentes.

c) los estratos se inclinan siempre hacia los flancos.

d) en el centro el manteo es pequeño o cero (estratos horizontales)

e) del centro hacia los flancos el manteo se aumenta.

f) en el centro (núcleo) afloran los estratos más antiguos en los flancos los más

jóvenes.

los estratos más antiguos en los flancos los más jóvenes. Figura 14. Estructura de un Anticlinal

Figura 14. Estructura de un Anticlinal

sinclinal.

a) el centro es una eje de simetría

b) los dos lados del sinclinal muestran direcciones (de inclinación) diferentes (opuestos; 180º).

c) los estratos se inclinan siempre hacia el núcleo.

d) en el centro el manteo es pequeño o cero (estratos horizontales)

e) del centro hacia los flancos el manteo se aumenta.

f) en el centro (núcleo) afloran los estratos más jóvenes en los flancos los más

antiguos.

estr atos más jóvenes en los flancos los más antiguos. Figura 15. Estructura de un Sinclinal

Figura 15. Estructura de un Sinclinal

1.8 ORIGEN DEL PETRÓLEO Y SU RELACIÓN CON LAS ROCAS

El petróleo es una sustancia oscura y aceitosa que se formó hace millones de años en las entrañas de la tierra, como consecuencia de la descomposición de enormes cantidades de microorganismos, plantas, plancton marino y animales muertos que se encontraban sepultados debido al proceso propio de la sedimentación en el fondo de los mares y por los violentos cambios que sufrió la corteza terrestre en épocas remotas. Por ello su origen es de tipo orgánico. Al igual que el petróleo se formo el gas natural.

Según esta teoría, la materia orgánica en descomposición da lugar a la creación de fuentes de hidrógeno y carbono. El petróleo y el gas natural tienen entonces compuestos de ambos elementos y por eso se les denomina hidrocarburos.

Junto con esta materia orgánica se depositaron en el lecho marino mantos de arenas, arcillas, fangos, calizas y otros sedimentos que vinieron a conformar lo que se conoce geológicamente como rocas sedimentarias. Entre estas capas subterráneas fue donde se operó el fenómeno físico –químico natural que dio lugar a la creación del petróleo, palabra que significa aceite de roca.

Aunque estas capas se formaron inicialmente en sentido horizontal, los cambios que se sucedieron a través de los tiempos en la estructura de la tierra les dieron las mas variadas formas.

Por esta razón hay diferentes tipos de estructura subterránea donde generalmente se pueden encontrar los yacimientos de petróleo: anticlinales, fallas, estratigráficas, etc.

El petróleo no forma lagunas. Se encuentra en los espacios de la roca porosa y entre las areniscas y calizas, algo así como el agua dentro de una esponja empapada. Puede estar en la roca madre donde se formó o haber migrado por entre la roca porosa y permeable a otros lugares. Para que se den las condiciones de un deposito de petróleo, es necesario que los mantos de roca sedimentaria estén rodeados de capas de roca impermeable (arcillosa) que impidan su paso hacia la superficie y configuren las trampas que lo retienen. Estos depósitos pueden estar en tierra firme o bajo el lecho marino.

La arenisca, la caliza y la dolomita constituyen el tipo de roca donde comúnmente se halla el petróleo. Este está casi siempre acompañado de gas natural y de agua salada. También hay depósitos que únicamente contienen gas.

El petróleo puede estar en el mismo lugar donde se formó (en la "roca madre") o haberse filtrado hacia otros lugares (reservorios) por entre los poros y/o fracturas de las capas subterráneas. Por eso, para que se den las condiciones de un depósito o yacimiento de petróleo, es necesario que los mantos de roca

sedimentaria estén sellados por rocas impermeables (generalmente arcillosas) que impidan su paso.

Esto es lo que se llama una "trampa", porque el petróleo queda ahí atrapado. Los procesos de formación del petróleo transcurrían en todas las épocas geológicas. Los depósitos de petróleo se encuentran tanto en rocas de edad cámbrica que cuentan con más de 500 millones de años, como en depósitos jóvenes, los terciarios, cuya edad es de 20 a 30 millones de años.

En términos geológicos, las capas subterráneas se llaman "formaciones" y están debidamente identificadas por edad, nombre y tipo del material rocoso del cual se formaron. Esto ayuda a identificar los mantos que contienen las ansiadas rocas sedimentarias. En Colombia el petróleo se ha encontrado en diferentes formaciones, tales como Carbonera, Guadalupe, Mirador, Barco, Caballos, Villeta, Mugrosa, Esmeralda, etc. Las "cuencas sedimentarias" son extensas zonas en que geológicamente se divide el territorio de un país y donde se supone que están las áreas sedimentarias que pueden contener hidrocarburos. En Colombia hay 18 de estas cuencas, distribuidas en un área de 1.036.000 kilómetros cuadrados.

La ciencia de la exploración consiste básicamente en identificar y localizar esos lugares, lo cual se basa en investigaciones de tipo geológico.

ACUMULACIÓN DE PETRÓLEO Y GAS EN EL SUBSUELO

Los restos de vida animal y vegetal depositados conjuntamente con sedimentos como arenas y arcillas en los lagos, pantanos, deltas y mares constituyen, según la teoría orgánica, la materia prima para la formación del petróleo y gas; así mismo estos procesos dieron lugar a la formación de capas de sedimentos que constituyen un tipo de roca conocido como roca sedimentaria.

El petróleo y el gas se acumulan en los espacios porosos interconectados que quedan entre los granos de arena si la roca sedimentaria es una arenisca, o en los poros y en las grietas si la roca sedimentaria es una caliza o dolomita.

En general, para que la roca sedimentaria acumule petróleo y gas deberá poseer dos características básicas: buena porosidad; esto es, un buen porcentaje de espacios vacíos o cavidades dentro de la roca donde puedan acumularse los hidrocarburos, y buena permeabilidad; esto es, una adecuada intercomunicación de los espacios porosos de tal forma que los hidrocarburos puedan moverse a través de la roca.

Las teorías actuales plantean que el petróleo no permaneció en las rocas sedimentarias donde originalmente fueron enterrados los organismos animales y vegetales que le dieron origen y donde se formó, ya que una vez formado, las altas presiones existentes en dicha capa debieron obligar a viajar ascendentemente el petróleo y gas hacia rocas sedimentarias de menor presión hasta que dicho viaje fuera detenido por alguna barrera que impidiera su migración.

De esta forma se conoce como roca madre la roca donde se formó el petróleo y el gas, y como roca almacén la roca donde se encuentran acumulados actualmente y que constituyen el yacimiento petrolífero propiamente dicho, en el cual además de aceite y gas contiene agua. Por diferencia de densidades el gas se encontrará en la parte más alta del yacimiento, el agua en el fondo y el petróleo en el espacio intermedio entre ellos. La roca almacén para poder retener el petróleo y el gas durante largos periodos geológicos debió detener el viaje o migración de los hidrocarburos, para lo cual debe cumplir dos características básicas:

Poseer una capa o cubierta superior de espesor apropiado y completamente

impermeable que impida el viaje de los hidrocarburos hacia capas superiores; esta

cubierta se conoce como tapa o cap-rock.

Estar ubicada en una estructura geológica adecuada que impida el viaje de los hidrocarburos a través de dicha roca evitando su escape o migración. Esta estructura se conoce como trampa.

Existen diversos tipos de trampas geológicas, las cuales están clasificadas como estructurales, estratigráficas y combinadas.

Trampas Estructurales.

Las rocas sedimentarias formadas como resultado de la depositación, compactación y cementación de sedimentos en el fondo de lagos, pantanos, deltas y mares poco profundos se agruparon y formaron inicialmente como capas horizontales; sin embargo, a causa de los movimientos naturales experimentados por la corteza terrestre desde entonces, se crearon grandes esfuerzos que en unos casos plegaron las capas sedimentarias dando lugar a un tipo de trampa estructural conocido como anticlinal, y en otros casos deformaron los estratos produciendo quiebres, fracturas, inclinación y desplazamientos, dando lugar a un tipo de trampa estructural llamado falla.

Algunas veces la formación de estructuras parecidas a los anticlinales no se debe a los movimientos de la corteza terrestre sino al movimiento ascendente de grandes masas de sal que muy lentamente durante miles de años perforan y deforman las capas sedimentarias que atraviesan, creando así trampas estructurales denominados domos salinos.

Trampas Estratigráficas

Las rocas sedimentarias, de acuerdo a las condiciones climáticas y geológicas existentes durante su formación, presentan variaciones físicas pequeñas o de considerable extensión, lo cual origina discontinuidades y variaciones especiales de propiedades tales como espesor, porosidad y permeabilidad que dan origen a trampas estratigráficas por inconformidad o por permeabilidad.

Trampas Combinadas

Son trampas en las que se combinan elementos estructurales y estratigráficos de gran complejidad.

Además de las rocas sedimentarias, en la corteza terrestre se encuentran otros dos tipos de roca: las ígneas y las metamórficas. Las rocas ígneas provienen del enfriamiento y solidificación de una masa líquida denominada magma cuyo origen y ubicación está en las profundidades de la tierra. Ejemplos de estas rocas son el cuarzo y el granito.

Las rocas metamórficas son rocas de origen ígneo o sedimentario que han sufrido transformación por acción de la presión y la temperatura. Ejemplo de estas rocas son el mármol y las pizarras.

En conclusión, los yacimientos de hidrocarburos y/o de agua se encuentran en estructuras geológicas denominadas trampas, las cuales están compuestas por

rocas sedimentarias que tienen unas la función de almacenamiento de hidrocarburos y otras la función de hacer sello hidráulico en las trampas.

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

Astronomía Planetaria con CCD, Francisco A. Violat Bordonau. Asesores Astronómicos Cacereños (1999).

Problemas

y

ejercicios

de

Astronomía

Planetaria,

Francisco

A.

Violat

Bordonau. Asesores Astronómicos Cacereños (2000).

 

Sol, lunas y planetas, Erhard Keppler. Biblioteca Científica Salvat. Salvat Editores (1986).

El nuevo Sistema Solar, varios autores. Libros de "Investigación y Ciencia". Editorial Prensa Científica (1982).

Cosmos, Carl Sagan. Editorial Planeta (1980). Los capítulos siguientes:

 

Capítulo III: "La armonía de los Mundos".

 

Capítulo IV: "Cielo e Infierno".

Capítulo V: "Blues para un planeta rojo".

Capítulo VI: "Historias de viajeros".

El mundo de los planetas, Wulff Heintz. Ediciones Iberoamericanas (1968).

Guía de las Estrellas y los Planetas, Patrick Moore. Ediciones Folio (1982).

El cometa Halley, José Luis Comellas y Manuel Cruz. Aula Abierta Salvat, Salvat Editores (1985).

De Saturno a Plutón, Isaac Asimov. Alianza Editorial (1984).

 

Astronomía,

José

Luis

Comellas.

Editorial

Rialp

(1983).

Los

capítulos

siguientes:

Capítulo II: "Instrumentos y métodos de observación".

 

Capítulo V: "La observación de los planetas".

Introducción a la Astrofotografía, José García García. Equipo Sirius.

Planetas del Sistema Solar, Mijail Márov. Editorial MIR (1985).

Curso de Astronomía general, Bakulin, Kononóvich y Moroz. Editorial MIR

(1987).

Historia del Telescopio, Isaac Asimov. Alianza Editorial (1986).

La exploración de Marte, José Luis Sérsic. Editorial Labor (1976).