Вы находитесь на странице: 1из 2

CONCLUSION

Todo proyecto es un esfuerzo único para lograr un objetivo específico mediante una

serie especial de actividades interrelacionadas y la utilización eficiente de recursos.

Uno de las principales metas de un proyecto es llegar al alcance establecido dentro

del costo y tiempo programado. Para lograr el objetivo es necesario recurrir a la

planeación siendo ésta una función principal del proceso administrativo.

La planeación de un proyecto ayuda a tener un control y administración del mismo,

permite ordenar actividades, asignar los recursos correspondientes, generar para

cada actividad una programación de duración de inicio y fin y en caso de tener

retrasos en lo programado realizar acciones correctivas. Una planeación no es sólo

asignar tareas a un grupo de personas, sus funciones principales son: realizar un

análisis profundo del proyecto proporcionando la duración de cada actividad y la

duración total para la ejecución del proyecto, analizar posibles problemas que

puedan presentarse, realizar una nueva programación como alternativa con

holguras y especificando las rutas críticas.

La aplicación adecuada de técnicas de planificación y control es fundamental para

la eficiente Gerencia de Proyectos. Estas técnicas cobran aún mayor importancia en

la medida que los proyectos se tornan más complejos y requieren mayores

recursos. Sin embargo, actualmente el uso efectivo de las herramientas de

planificación y control se hace solo a nivel de obras grandes debido a la falta de

experiencia en el uso de dichas técnicas y la falta de conocimientos sobre su

beneficio.
BIBLIOGRAFÍA

Avraham, Shtub, et. Al., Project Management: engineering, technology and


implementation, Prentice Hall International, New Jersey, EUA, 1994.

Project Management Institute, Guía de los fundamentos de la dirección de proyectos


(PM Book 3ª. edición), Norma ANSI PMI-99-001-2004