Вы находитесь на странице: 1из 8

ENSAYO

PENSAMIENTOS Y SISTEMAS POLITICOS

Docente:
Luis Carlos Monsalve Caballero

Presentado por:
Jonathan Andrés Jaimes Miranda

UNIDADES TECNOLOGICAS DE SANTANDER


FACULTAD DE INGENIERIA ELECTRONICA
INGENIERIA ELECTRONICA
2017
PARTIDOS Y SISTEMAS DE PARTIDOS EN COLOMBIA HOY: ¿CRISIS O
REORDENACION CONSTITUCIONAL?

Introducción
Actualmente en la política y los partidos políticos en particular, son objeto de un
sentimiento de desafección y desconfianza por parte de la ciudadanía. En la
dimensión partidista, en la última década la región fue testigo del colapso de dos
sistemas, Perú y Venezuela.

En Colombia, país del que se ocupa este trabajo, el grado de fragmentación y


personalismo del sistema de partidos es uno de los más altos del mundo. De
acuerdo con el latinobarometro 2002, en Colombia el porcentaje de confianza en
los partidos políticos paso de 29.08% en 1997 a 10.01% en 2002. Esta
insatisfacción generalizada con la organización y el funcionamiento del sistema
de partidos y de las instituciones que lo componen, se ha visto reflejada en
numerosos intentos de reforma partidista, siendo el más reciente el de 2003. Por
ser el primer proyecto exitoso de esta naturaleza en la última década, así como
por sus alcances, el análisis de sus implicaciones resulta relevante para este
trabajo.

El estudio del sistema partidista y los partidos políticos colombianos se enmarca


en un debate sobre el alcance de la crisis que los afecta. Por un lado, está la
tesis que plantea que estos están en una profunda crisis que evoca su extinción.
Desde esta perspectiva se cuestiona la existencia misma de las instituciones
partidistas y el rol que desempeñan en la sociedad. Asimismo, se sostiene que
dicha crisis ha contribuido a la deslegitimación del régimen político y ha
intensificado la descomposición social. Por otro lado, están quienes, como
nosotros, contra-argumentan esta dramática noción, exaltando la vigencia
electoral de los partidos tradicionales y su capacidad de adaptación (flexibilidad
estructural) ante los cambios en el panorama institucional y el nacimiento de
nuevas fuerzas políticas.

El objetivo principal de este trabajo es hacer una caracterización general de la


cuestión partidista en Colombia antes y después de la aprobación de la reforma
constitucional de 2003, partiendo del examen de la estructura y el funcionamiento
del sistema de partidos y de las organizaciones partidistas. Se evaluarán temas
como la democratización interna de los partidos, así como el grado de inclusión
y participación de la sociedad en la vida partidista y, finalmente, se harán unas
recomendaciones para el fortalecimiento de los partidos.

El presente análisis se divide en seis partes. La primera busca comprender el


sistema partidista colombiano a la luz de algunos elementos teóricos planteados
en la introducción. La segunda, alude a la normatividad que regula la actividad
partidista y las innovaciones destinadas a su fortalecimiento. La siguiente parte
comprende el análisis sobre las organizaciones partidistas en Colombia, con
énfasis en la situación actual. La cuarta sección analiza las relaciones entre el
accionar de los grupos ilegales y los partidos políticos, mientras que en la quinta
se aborda brevemente el fenómeno de la mediatización y la personalización de
la política. La última parte recoge las principales conclusiones sobre el
diagnostico de las fortalezas y debilidades de los partidos políticos colombianos
y recomendaciones para individuos y agencias interesados en el fortalecimiento
de las agrupaciones partidistas.

I. El sistema partidista en Colombia

La característica fundamental del sistema de partidos en Colombia antes y


después del frente nacional ha sido el predominio político de dos partidos
tradicionales, el partido liberal (PLC) y el partido conservador (PCC). Sin
embargo, a raíz de las profundas transformaciones institucionales que comenzó
a experimentar el sistema desde finales de la década de los ochenta, el
panorama partidista en Colombia ha venido cambiando sustancialmente en las
dimensiones de sus fraccionamiento, polarización y nivel de institucionalización.

II. Marco legal y reformas constitucionales sobre la actividad partidista

Con el fin de adecuar el sistema de partidos y las organizaciones políticas


(movimientos y partidos) a las nuevas realidades del país, de responder a las
crecientes críticas a su funcionamiento, a su menguada capacidad de
representación e incluso a su cuestionada legitimidad, todos los gobiernos,
desde 1991, intentaron, por diferentes vías y mediante proyectos de alcances
distintos, promover reformas a su estructura y funcionamiento.
Muchos de los objetivos que inspiraron estas propuestas entre las que
sobresalen el logro de una democratización del sistema político en general, y del
sistema de partidos y electoral en particular se convirtieron en el leit motiv de la
Asamblea Nacional Constituyente de 1991.

A partir de ese momento algunas de las normas constitucionales fueron


reglamentadas, lo que se tradujo en varias leyes, entre las que sobresalen: La
ley 84 de 1993, la ley 130 de 1994 sobre políticos y movimientos políticos, la ley
134 de 1994 sobre mecanismos de participación ciudadana, la Ley 163 de 1994
sobre disposiciones electorales, y el acto legislativo de junio de 2003,”por el cual
de adopta una reforma política constitucional y se dicta otras disposiciones”.

III. Organizaciones partidistas en Colombia

A continuación de presentaran brevemente las principales características de las


organizaciones políticas colombianas, tanto de los partidos tradicionales como
de las terceras fuerzas y de las organizaciones llamadas ‘Antipoliticas’.

1. Partido liberal colombiano (PLC)

El partido liberal colombiano sigue siendo un actor importante dentro del sistema
de partidos colombianos, el liberalismo mantiene un dominio estable en cerca
del 60% de los concejos de los municipios pequeños, hasta 1998 fue la principal
fuerza política en cerca del 90% de las asambleas departamentales y nunca ha
dejado de serlo en el 75% de las mismas; y ha obtenido entre el 45% y el 60%
de las curules en el Congreso de la Republica. Sin embargo, en las alcaldías y
concejos de las ciudades grandes y en las elecciones presidenciales han perdido
caudal electoral.

Con respecto a la caracterización ideológica del partido liberal, formalmente este


se define como una organización “de carácter pluralista y constituyente una
coalición de matices de izquierda democrática, cuya misión consiste en trabajar
por resolver los problemas estructurales económicos, sociales, culturales y
políticos, nacionales y regionales, mediante la intervención del estado”. Estos
principios son coincidentes con los de la internacional socialista, a la que ingreso
el PLC en 1998.
2. Partido conservador colombiano (PCC)

El partido conservador pertenece al tipo de partidos que “se caracterizan por


tener bases ideológicas y enclaves sociales volátiles, semi-permanentes y con
carácter descentralizado”. Es fundamental advertir que el PCC ha sufrido un
proceso de transformación que lo ha hecho disminuirse en muchas de las áreas
en las que antes fue muy activo. Cualitativamente, su importancia tiende a
disminuir en la medida que no recupera su carácter de fuerza nacional. Sin
embargo, el PC sigue vigente y es una fuerza nacional política influyente en el
país político, como lo demuestra su actuación en los debates sobre la reforma
política y la reelección, en los que su voto fue determinante. Al igual que el partido
liberal, el PCC está realizando esfuerzos por modernizarse y por adaptarse a los
nuevos reglamentos de la reforma política del 2003.

3. Terceras fuerzas

Se definen como aquellas fuerzas a las que se les ha negado (o no han querido
solicitar) el aval de los partidos históricos o de alguna de sus fracciones o
facciones, que mantienen una autonomía total frente a las bancadas de estos
dos partidos y que prescinden de participar en sus convenciones. “ El campo de
las terceras fuerzas está dividido en una multiplicidad de micro-partidos, siendo
la inmensa mayoría partidos efímeros, es decir, movimientos que solo tienen
como horizonte de vida la participación en una o, a lo sumo, en dos elecciones”.

4. El Polo Democrático Independiente (PDI)

EL PDI es un partido político que nació de la coalición que apoyó la candidatura


presidencial de Luis Eduardo Garzón en el 2002, la cual, a pesar de los
esfuerzos realizados, solo obtuvo el 6.15% del total de los votos válidos y un
caudal electoral inferior al obtenido por los congresistas de la coalición.

5. La bancada Uribista

En torno a la candidatura presidencial de Álvaro Uribe Vélez se conformó una


coalición bastante heterogénea de movimientos y partidos políticos provenientes
del PCC y del PLC. Una vez elegido Uribe en primera vuelta, este grupo se
aglutino en torno a la llamada bancada uribista, que han apoyado al presidente
en la mayoría de los proyectos del ejecutivo.
6. La Anti-política

Finalmente, la llamada anti-política es un fenómeno creciente entre diversos


políticos, que aun moviéndose dentro de los partidos tradicionales, propugnan
por una imagen ajena e independiente de las fuerzas políticas existentes.

Al respecto, Francisco Gutiérrez advierte “La situación ideal es estar dentro y


afuera del partido para aprovechar las ventajas de ambos mundos”.

IV. Grupos ilegales y partidos políticos

Desde mediados del siglo pasado, pero en especial a partir de la década de los
setenta, la violencia proveniente de los grupos guerrilleros, particularmente a las
Fuerzas Armadas de Colombia (FARC) y el Ejercito de la Liberación Nacional
(ELN), de grupos paramilitares y carteles de narcotráfico, ha asediado al sistema
de partidos y al sistema político colombiano en general. Si bien los asesinatos,
las amenazas, los atentados y los secuestros de candidatos, concejales,
alcaldes, diputados y congresistas por parte de guerrillas y paramilitares no son
un fenómeno nuevo, se ha hecho aún mucho más notorias en los últimos cuatro
años.

V. Los medios de comunicación y la personalización de la política

En Colombia, como en todas las partes del mundo, los medios masivos de
comunicación han trasformado la manera de hacer y de percibir la actividad
política. No obstante, en el caso colombiano esta influencia adquiere
características particulares por el fenómeno de la violencia generalizada,
descrita anteriormente: por un lado, porque con frecuencia, ante la imposibilidad
de acceder directamente al electorado, los medios de comunicación se
convierten en el único medio para que los candidatos y los partidos den a
conocer sus propuestas; y, en segundo lugar, porque muchas veces estos
reflejan y producen la polarización que vive la sociedad colombiana; todo esto,
exacerbado por la creciente concentración de la propiedad de los medios de
comunicación en unas pocas manos y por los grandes intereses económicos que
ellos representan.
¿Será que los partidos políticos tradicionales como el PLC y el PCC,
seguirán teniendo la misma influencia en el país con el paso de los años?
¿Los nuevos partidos o fuerzas políticas tendrán mayor influencia en los
próximos años? ¿Realmente los medios de comunicación nos muestran
información verídica de los partidos políticos? O ¿solo se mueven por el
partido que mayor influencia económica tenga?

Conclusiones generales:

De lo expuesto en este trabajo considero que los partidos tradicionales como el


PLC y el PCC a pesar de la reforma constitucional del 2003, y a pesar de las
modernizaciones que han realizado estos partidos, estos se encuentran débiles
actualmente y no tienen total apoyo como en anteriores años, en el que estos
partidos eran los predominantes y eran los preferidos por la ciudadanía.

También cabe destacar que los nuevos partidos como el Polo Democatrico, La
bancada Uribista, cada vez van teniendo una mayor influencia, sobre todo en la
juventud. Se prevee que en unos años estos partidos tengan mayor apoyo de la
ciudadanía y más candidatos en los diferentes sectores políticos del país.

Por un lado, el Polo Democrático Independiente ha tenido un fortalecimiento


organizativo, buscando ser moderno y democrático, a este partido de centro
izquierda, lo que lo hace ser interesante es que es un partido que ha tenido una
mayor influencia en las elecciones presidenciales y que a pesar de ser de
izquierda, es un partido más comprometido con las causas sociales y con la
democracia participativa. Personalmente no estoy de acuerdo con la bancada
uribista porque el inicio de este partido se dio como la unión de diferentes
partidos políticos apoyando las ideas y a los proyectos expuestos durante la
presidencia del expresidente Álvaro Uribe, y considero que esto fue utilizado por
el para tener más fuerza con su actual partido Centro Democrático, aunque sus
anteriores partidos y su influencia dio mucho que hablar, considero que este
partido tiene mucha más fuerza porque ya está más consolidado y muchas de
las personas que lo apoyaron, ahora son parte de este partido totalmente, Lo
que no comparto de este partido es la manipulación del expresidente Álvaro
Uribe a su bancada y a los ciudadanos que lo apoyan. Considero que el aun
quiere manejar el país y sus influencias en cosas que él ya no son parte de su
rango como expresidente de la república.

De Los grupos ilegales y los partidos políticos podría decir que desde siempre
han tenido influencia en la política y que cada vez más la van a segur teniendo
en el país de manera mucho explicita frente a los ciudadanos, por lo cual no
estoy de acuerdo y considero que estos grupos le han hecho mucho daño al país
y no merecen ni la participación, ni influir en las leyes constituciones porque no
tienen la moral para hacerlo.

Finalmente, Los medios de comunicación son los encargados de hacernos ver


la información de los partidos políticos y sus candidatos, pero estos medios
tienden a tergiversar la información, movidos por influencias económicas de los
diferentes partidos, aunque actualmente los medios de comunicación
colombianos tratan de ser imparciales, los dos canales de televisión del país son
utilizados como una herramienta del estado para mostrar y vendernos la imagen
que ellos quieran que veamos, y muchas veces esta influencia de los medios es
lo que mueve la política del país, por la poca información ciudadana y
conformarnos con solo la media cara que nos muestran los medios de
comunicación.

En conclusión, considero que como colombianos así no creamos mucho en los


partidos políticos, ni en sus candidatos, debemos creer en la democracia y
apoyar a los nuevos partidos políticos que surgen que nos pueden ayudar a dar
una mejor solución a los problemas sociales, económicos y políticos del país,
además de informarnos más a fondo sobre la política y su evolución en el país y
así ser ciudadanos democráticos movidos por la influencia externa de los medios
y la nuestra para tomar mejores decisiones.

El futuro está en manos de nuestra generación y está en nosotros contribuir a


que estas fuerzas democráticas o partidos tengan las suficientes bases morales,
y sociales para hacer de este país el más consolidado y fortalecido buscando el
beneficio de toda la población colombiana por medio de leyes que no solo
beneficien a los más poderosos, si no que sea incluyente con las poblaciones
menos favorecidas.