Вы находитесь на странице: 1из 4

LA ENSEÑANZA DE LOS ARCANOS MAYORES DEL TAROT.

Tomada como consejo cada carta puede orientar enriquecedoras líneas de acción.

EL LOCO: En el caos antes del inicio todo es posible.


EL MAGO: En el inicio hay que usar todas las herramientas disponibles.
LA SACERDOTISA: Tiempo de introspección y de tirar el ancla hacia nuestras propias
profundidades para saber quién soy.
LA EMPERATRIZ: La maternidad. El estar atento a las necesidades del otro.
EL EMPERADOR: Invade territorio. Nos enseña ampliar nuestras posibilidades.
LOS ENAMORADOS: A estar con el otro. Conocerse y enamorarse. Darse, entregarse y
recibirse.
EL SUMO SACERDOTE: El valor de la palabra. El compromiso.
EL CARRO: El viaje esforzado individual para materializar nuestros sueños.
LA JUSTICIA: Hacer frente a asuntos legales entendiendo que existe el karma. Y si algo
sucede es porque trae un aprendizaje.
EL ERMITAÑO: Explorar la nutritiva soledad.
LA RUEDA DE LA FORTUNA: Aceptar los grandes cambios de etapa.
LA FUERZA: Las buenas maneras como modalidad de acción muy provechosa ante los
salvajes.
EL COLGADO: Las épocas de sacrificio como forma de expansión de conciencia.
LA MUERTE: Un final con lágrimas como prólogo de un nuevo amanecer.
LA TEMPLANZA: Metabolizar situaciones. Trabajar mucho interiormente lo que me pasa
con el exterior.
EL DIABLO: Usar el poder y ejercer el liderazgo para el bien común.
LA TORRE: Acomodarse ante los cambios inesperados y ser flexible y activo ante las
catástrofes.
LA ESTRELLA: Inspirarse en la esperanza para llegar a la concreción de nuestros sueños.
EL SOL: Disfrutar de los buenos momentos de la vida.
LA LUNA: Aceptar que a veces hay negación. Superar la dificultad para ver la realidad.
EL JUICIO: Saber renacer de las cenizas en toda la gloria como el Ave Fenix, aprendiendo.
EL MUNDO: Aprovechar el tiempo de sincronía donde lo que deseo es lo que el universo
me ofrece.
EL LOCO: Bohemios sin rumbo. Artesanos que viven al día. Artistas de Circo o Variedades.
EL MAGO: Creativos publicitarios. Vendedores. Conferencistas. Profesores. Periodistas.
LA SACERDOTISA: Arcano que encarna nuestra profesión de taromantes. Psicóloga. Persona que
estudia o lee mucho. Escribanos.
LA EMPERATRIZ: Madre y esposa de buen pasar.
EL EMPERADOR: Empresarios, industriales, políticos en el gobierno o en campaña.
EL PAPA: Psiquiatra. Guía espiritual. Gente del clero o de la iglesia, sea cual fuere su creencia.
LOS ENAMORADOS: Personas que dudan entre dos oficios.
EL CARRO: Viajeros. Transportistas, taxistas, camioneros, pilotos.
LA JUSTICIA: Jueces, abogados, personal de tribunales.
EL ERMITAÑO: Intelectuales, investigadores que trabajan solos, escritores.
LA RUEDA DE LA FORTUNA: Jugadores de apuestas. Gente que trabaja en casas de lotería, quiniela,
bingos o en el hipódromo.
LA FUERZA: Cirujanos. Veterinarios. Docentes que trabajan con niños pequeños.
EL COLGADO: Personal mal pago. Administrativos en tareas muy morosas. Obreros explotados. No
pueden dejar el empleo atados por la necesidad.
LA MUERTE: Personal de cementerios, morgues, velatorios o Jardín de Paz.
LA TEMPLANZA: Químicos. Personal de laboratorios.
EL DIABLO: Dueños de empresas que explotan a sus empleados. Traficantes de drogas o productos
que provocan adicción (cigarrillos, alcohol).
LA TORRE: Arquitectos, maestros mayor de obras, obreros de la construcción.
LA ESTRELLA: Gente que trabaja en spas o hace tratamientos rejuvenecedores y embellecedores.
Masajistas, peluqueros, manicuras, depiladoras.
LA LUNA: Empleados de "la noche". Barmans, gastronómicos, vigilantes. Otra línea: Por las cosas
ocultas podrían incluirse aquí a ladrones o estafadores.
EL SOL: Personal que trabaja de manera estacional en playas y colonias de vacaciones. Profesores
de gimnasia. Cantantes. Actores. Pintores. Artistas que brillan como el sol.
EL JUICIO: Profesionales de la recuperación y regeneración física. Cirujanos plásticos. Terapia
intensiva.
EL MUNDO: Personas muy hábiles, dotadas con talentos y voluntad suficiente como para
desarrollar varias disciplinas u oficios con arte y maestria (por las dos varitas).

PALO DE COPAS: Trabajos relacionados con las emociones. Maestros. Psicologos. Psicopedagogos.
PALO DE OROS: Comerciantes. Inversores. Inmobiliarias y Bienes Raíces.
PALO DE ESPADAS. Policías. Vigilantes. Seguridad. Gente que va armada por la vida. Para el tarot
tradicional los cortesanos de espadas podrían ser extranjeros.
PALO DE BASTOS: Deportistas. Bailarines. Modelos. Vedettes. Viven de la vitalidad y belleza de sus
cuerpos.

LOS 22 ARCANOS MAYORES en una versión del tarot Rider Waite.


Corresponden a arquetipos y etapas de la vida.
El Loco, arcano 0, es el viajero. El buscador de experiencias.
Los arcanos están ordenados de a 7 cartas.
El PRIMER SEPTENARIO corresponde al mundo espiritual e intelectual. Los misterios de la creación.
Así, El Mago crea. La Sacerdotiza intuye y espera. La Emperatriz da a luz. El Emperador invade
territorio. El Sumo Sacerdote bendice y hace lo que corresponde. Los Enamorados se encuentran.
El Carro va hacia su meta.
El SEGUNDO SEPTENARIO, es el desarrollo de las virtudes. La Fuerza nos enseña a persuadir. El
Ermitaño, la prudencia. La Rueda de la Fortuna a fluir en las etapas de la vida. La Justicia a dar a
cada quien lo que le corresponde. El Colgado a expandir nuestra conciencia. La Muerte a aceptar
que se vaya lo que muere. La Templanza a negociar y a asimilar experiencias.
TERCER SEPTENARIO, el mundo emocional. El Diablo nos envuelve en la pasión. La Torre nos
muestra a qué nos conduce la soberbia. La Estrella nos abre a la esperanza. La Luna nos sume en la
confusión. El Sol nos ilumina y nos nutre con su luz compañera. El Juicio nos ayuda a renacer de las
cenizas de nuestro ego. El Mundo nos invita a estar en sincronía con el universo.

¿CUÁL ES EL CONSEJO DE CADA ARCANO MAYOR EN EL TAROT?

Tomada como consejo cada carta puede orientar enriquecedoras líneas de acción.

EL LOCO: En el caos antes del inicio todo es posible.


EL MAGO: En el inicio hay que usar todas las herramientas disponibles.
LA SACERDOTISA: Tiempo de introspección y de tirar el ancla hacia nuestras propias
profundidades para saber quién soy.
LA EMPERATRIZ: La maternidad. El estar atento a las necesidades del otro.
EL EMPERADOR: Invade territorio. Nos enseña ampliar nuestras posibilidades.
LOS ENAMORADOS: A estar con el otro. Conocerse y enamorarse. Darse, entregarse y
recibirse.
EL SUMO SACERDOTE: El valor de la palabra. El compromiso.
EL CARRO: El viaje esforzado individual para materializar nuestros sueños.
LA JUSTICIA: Hacer frente a asuntos legales entendiendo que existe el karma. Y si algo
sucede es porque trae un aprendizaje.
EL ERMITAÑO: Explorar la nutritiva soledad.
LA RUEDA DE LA FORTUNA: Aceptar los grandes cambios de etapa.
LA FUERZA: Las buenas maneras como modalidad de acción muy provechosa ante los
salvajes.
EL COLGADO: Las épocas de sacrificio como forma de expansión de conciencia.
LA MUERTE: Un final con lágrimas como prólogo de un nuevo amanecer.
LA TEMPLANZA: Metabolizar situaciones. Trabajar mucho interiormente lo que me pasa
con el exterior.
EL DIABLO: Usar el poder y ejercer el liderazgo para el bien común.
LA TORRE: Acomodarse ante los cambios inesperados y ser flexible y activo ante las
catástrofes.
LA ESTRELLA: Inspirarse en la esperanza para llegar a la concreción de nuestros sueños.
EL SOL: Disfrutar de los buenos momentos de la vida.
LA LUNA: Aceptar que a veces hay negación. Superar la dificultad para ver la realidad.
EL JUICIO: Saber renacer de las cenizas en toda la gloria como el Ave Fenix, aprendiendo.
EL MUNDO: Aprovechar el tiempo de sincronía donde lo que deseo es lo que el universo
me ofrece.

Comparto una poderosa oración de protección


que me ha sido canalizada:
Por intermedio de San Benito Abad que protege de todo mal
y de San Expedito, el patrón de las causas justas y urgentes
y de San Miguel Arcangel que corta y libera, corta y libera,
corta y libera toda energía mal calificada creada o enviada
que se eleve hacia la luz y hacia donde y quien corresponda
devuelvo atenciones y palabras.
Que retorne a su creador todo lo que haya deseado o hecho
multiplicado por tres
y que la Ley de Causa y efecto
con toda su fuerza recaiga poderosamente sobre todos los seres
y que todas las semillas que se hayan plantado
crezcan crezcan crezcan hasta cubrir con sus frutos al jardinero.
Que la cosecha sea abundante
Amén amén amén