Вы находитесь на странице: 1из 7
¡RAZONES DE LA INCONVENIENCIA DE LAS BASES MILITARES EXTRANJERAS EN EL ECUADOR! 1. NARCOTRÁFICO: NEGOCIO

¡RAZONES DE LA INCONVENIENCIA DE LAS BASES MILITARES EXTRANJERAS EN EL ECUADOR!

1. NARCOTRÁFICO: NEGOCIO DE LA BANCA MUNDIAL

La potencia mundial que impulsó la supuesta lucha contra la droga fue EE. UU. en 1971, cuando presidente era Richard Nixon y secretario de Estado Henry Kissinger. Desde entonces, en vez de eliminar o disminuir este negocio perverso, se ha extendido por todos los continentes y países, en atención a su enorme rentabilidad. El mayor beneficiario de esta actividad ilícita es la banca y los sectores financieros más poderosos del planeta, que son los que guardan en sus caudales y “limpian” estas colosales cantidades de dinero.

El negocio de la droga es una de las actividades más rentables del mundo, y en volumen el monto que maneja es similar a la venta de armas o al negocio de los medicamentos. Informes y estudios de universidades y centros de investigación de los propios Estados Unidos y de Europa, así lo ha demostrado infinidad de veces.

En un texto de investigación del 2001, titulado “Dinero Sucio: Fundamento del crecimiento y del imperio de los Estados Unidos”, a cargo de James Petras, profesor emérito de la Universidad de Binghamton, de Nueva York, y profesor adjunto de la Universidad Saint Mary´s, de Nueva Escocia, Canadá, en base a la información del propio Congreso de los Estados Unidos, con el sustento de estudios de ex banqueros y algunos expertos bancarios internacionales, coinciden que para entonces “los bancos estadounidenses y europeos blanquean cada año entre 500.000 millones y un billón (con b) de dólares de dinero sucio, esto es dinero blanqueado de origen delictivo y corrupto, suma de la cual la mitad corresponde a los bancos estadounidenses.”

Otra conclusión tremenda, de cómo gravita el dinero de esta actividad en la banca de los Estados Unidos, del mismo estudio auspiciado por la Universidad de Binghamton, determina en forma concluyente que “Sin el dinero sucio, la balanza exterior sería totalmente insostenible, el nivel de vida se derrumbaría, el dólar perdería valor, el capital de inversión y préstamo disponible se contraería y Washington sería incapaz de mantener su imperio global.”

2. LO QUE SE OCULTA A LA POBLACIÓN DEL MUNDO

El mayor mercado de la droga está en los propios Estados Unidos. Y no solo para el consumo. Recordemos que el sitio de mayor producción de marihuana, de todo el planeta, es el Estado de California. ¿Cómo se explica que el gobierno de USA no hubiese podido controlar este negocio y la distribución de las drogas en este país, durante tantas décadas, a pesar de todos los medios tecnológicos que posee? ¿Es que puede suponerse que los estupefacientes llegan al firmamento de ese país y se distribuyen entre su población de manera imperceptible con los huracanes, los tifones, o algún método parecido al del maná bíblico que acompañó a Moisés en el desierto?

Muchos análisis y estudios, de entidades muy serias de este mismo país, demuestran, desde hace muchos años, que la agencia antidrogas de EE. UU., la DEA, se preocupa sobre todo de perseguir a quienes no canalizan los dineros de este jugoso negocio hacia la banca de Estados Unidos. Existen los cárteles conocidos de México, como el de Sinaloa o los Zetas, y de Colombia, como el de Cali o Medellín, pero ¿alguien ha escuchado alguna vez que existe el cártel de Washington, de Nueva York, de Los Ángeles, San Diego, San Francisco, Miami, o de alguna otra ciudad de ese país? ¿Cómo entonces se reparte la droga dentro del más grande mercado del mundo? Los migrantes que retornan nos cuentan que las drogas se venden en las calles de EE. UU. libremente.

No solo que se permite la venta libre, sino que incluso, desde el poder, se introduce de manera permanente droga sintética en barrios de afroamericanos y de latinos en Estados Unidos. Tal es el caso del crack (cocaína sintética) o hache. Por ello el congreso de los pastores

1

afroamericanos en 1999 pidió que no voten sus fieles por el partido republicano, que ganó

afroamericanos en 1999 pidió que no voten sus fieles por el partido republicano, que ganó con fraude e impuso a George W. Bush en el gobierno. Para amenguar el golpe electoral y la reacción social, Bush puso de Secretario de Estado al general afroamericano Collin Powell, y de jefa de Seguridad Nacional a Condolece Rice, otra afroamericana.

3. LA BASE DE MANTA NO LA SACÓ CORREA

Según los weekeleaks, documentos secretos de EE. UU. difundidos por Julián Assange, la base de Manta no la sacó nunca Rafael Correa. Si ese hubiese sido su empeño lo habría podido hacer en cualquiera de los doce meses del 2007, en los subsiguientes doce meses del 2008, o en el 2009. Durante los tres primeros años de su mandato dejó que la Base de Manta permanezca sin contratiempos, hasta que se cumplan los diez años de permanencia entregados por el gobierno de Jamil Mahuad en el año 2009. El acuerdo de ocupación por las tropas norteamericanas de la Base Aérea de Manta consta en el Registro Oficial del 16 de diciembre de 1999. Correa no movió un dedo para que se vayan antes las tropas norteamericanas. Él se posesionó como presidente de la República el 15 de enero del 2007.

Según los wikileaks, luego que Correa alguna vez hablaba en una sabatina y decía algo respecto a los EE. UU., enviaba en seguida al vicecanciller José Valencia a justificar los “alcances” de sus palabras y a reiterar que su gobierno “tenía interés en mantener las mejores relaciones con los EE. UU.” Así procedió luego del ataque de Angostura. (Puede verse diario Hoy, del martes 15 de febrero del 2011, pág. 11, donde se transcriben algunos textos.) Otro despacho de la Embajada de EE. UU. en Quito, de fecha 13 de marzo del 2008, también difundido por wikileaks, aclara que la “retórica anti EE. UU.” solo se utilizaría en público y de manera verbal, porque “Ecuador estaba muy interesado en conservar sus nexos con los Estados Unidos.” (El Universo, martes 15 de febrero del 2011, pág. 2, textos de wikileaks.).

La salida de la Base de Manta se produce, según textos de wikileaks publicados en la revista Semana de Colombia (www.semana.com), edición del miércoles 23 de marzo del 2011, en atención a que en mayo del 2007, se habría suscrito un acuerdo entre John Negroponte, subsecretario de Estado de los EE. UU, y el entonces presidente colombiano Álvaro Uribe, para llevar los aviones Awacs, desde Manta a las bases colombianas de Aplay y Palanquero, con objetivos múltiples como son enfrentar a la insurgencia de ese país y controlar a Venezuela, entonces presidida por Hugo Chávez. Por ello salieron los aviones desde Manta a finales del 2009, al concluir el convenio firmado por Mahuad. ¡Hablan los documentos! ¡Las relaciones de Correa con los EE. UU. fueron siempre óptimas, y sus discursos sobre Estados Unidos eran un show para consumo de los ingenuos y disfrazar su falsa apariencia de “izquierdista” y “antimperialista” y disponer de más fácil acceso a los regímenes de esta orientación!

Los documentos de wikileaks enviados desde la embajada de EE. UU, en Quito, a la Secretaría de Estado de EE. UU., y difundidos a nivel mundial, desnudan al verdadero Rafael Correa que no al acaso impulsó el Plan Colombia, diseñado por el gobierno de Estados Unidos, y colocó doce mil soldados del Ecuador en la frontera norte y veinte aviones supertucanos para los operativos “Yunque y Martillo” contra la insurgencia colombiana, llamados de este modo porque un país ponía sus soldados en la frontera, como “Yunque”, y el otro país (Colombia) disponía de grupos operativos de dos mil soldados que golpeaban como “Martillo”. (Ver diario Expreso, del miércoles 24 de abril del 2013, pág. 2,)

Tómese en cuenta que una vez que, forzados por las circunstancias, se sentaron al diálogo por la paz los grupos insurgentes de Colombia, recién empezó la campaña de Correa para azuzar diferencias entre miembros de tropa y oficialidad al interior de las fuerzas armadas del Ecuador. Mientras participaban dentro del Plan Colombia no dijo absolutamente nada al respecto.

4. ¿HACEN FALTA BASES MILITARES EXTRANJERAS EN ECUADOR?

1. Algunas personas insinúan, sobre todo en las redes sociales, que Ecuador debe pedir colaboración al gobierno de Estados Unidos para que ubique una base militar en nuestro país. No obstante, deben recordar que son determinados estamentos financieros y políticos de este

2

país los principales beneficiarios del tráfico inhumano de la droga. No incluimos al noble, trabajador

país los principales beneficiarios del tráfico inhumano de la droga. No incluimos al noble, trabajador y sufrido pueblo de este país, que también es víctima de este negocio cruel. A la banca de EE. UU., de Europa, y a los sectores financieros más poderosos del mundo, no les interesa ni conviene que el negocio de la droga fenezca, porque esa es su gallina de los huevos de oro. Ese segmento privilegiado y sin conciencia es el que manda sobre toda esa sociedad, tanto a civiles como militares de EE. UU. ¿A los interesados que perdure esta actividad les solicitamos ayuda?

2. Ya estuvo una base militar de EE. UU. en Ecuador y nunca hubo justificación para su

privilegiada presencia. En el convenio respectivo se establecía que si cometían cualquier delito sus integrantes, debían regresar los responsables a su país, porque no podían ser juzgados en Ecuador, como en efecto se presentaron algunos casos. Un trato privilegiado que constituía un discrimen a los compatriotas; desapareció el principio de la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley. Podían entrar y salir del país con un simple documento de identidad. Hundieron embarcaciones pesqueras que luego se demostró que varias de ellas no tenían ningún elemento ilegal en sus bodegas. No podemos admitir personas que maltraten a nuestros conciudadanos. Es más, para realizar asesoría -de ser el caso- no hace falta una base militar, que conlleva no solo tropas sino aviones, embarcaciones, armas, autorización plena de actividades.

3. Las bases militares extranjeras no son ninguna garantía de eficacia. Desde hace décadas

están presentes varias bases de EE. UU. en Colombia y Perú y en estos países las áreas de cultivo de coca y amapola han crecido de manera muy significativa; no al acaso son los países con mayores cultivos del mundo. Es la producción cada vez más voluminosa en estos países la que les ha llevado a mirar al nuestro como una vía adicional para su transporte de sustancias ilícitas. De acuerdo a la oficina de las Naciones Unidas sobre la droga se informó que en Colombia, en el 2016, el área de cultivo de coca, en comparación de dos años precedentes, había subido en el 52% pues de 96.000 hectáreas que habían, luego disponían 146.000 hectáreas comprobadas. Y allí, en Colombia, están las bases militares en Aplay, Palanquero, Tolemaida, Larandia (que podían utilizar frente a Venezuela), las de Cartagena y Malambo (en el Caribe, con similares posibilidades de uso) y la de Bahía Málaga, en la costa del Pacífico, y que serviría sobre todo para abastecimiento. En este mes de abril del 2018, se ha informado que solo en Nariño y su entorno se habían detectado con métodos satelitales 48 mil hectáreas de coca. ¿Con esta realidad para qué sirven las bases militares norteamericanas en Colombia?

4. ¿Cómo eliminan algunos países el negocio de la droga si de allí también obtienen dinero

para la banca local, la construcción, industria, agroindustria y comercio? ¿Qué partido político tradicional de Colombia no ha sido vinculado con esta actividad? ¿No era acaso Pablo Escobar legislador alterno de aquel país? ¿Hemos olvidado que al entonces presidente Ernesto Samper los EE. UU., en decisión teatral, le retiró la visa porque había existido financiamiento de dichos grupos para su campaña electoral? ¿No existen informes de involucramiento de presidentes, legisladores y otras autoridades de este país con el negocio del narcotráfico e incluso haber auspiciado a grupos paramilitares? ¿Qué medidas o sugerencias han tomado al respecto las bases militares?

5. Analicemos posibilidades de solución y eficacia propuestas desde hace años. En EE. UU.

¿cómo desarticularon a las mafias del alcohol y de los tabacos, que se formaron luego de una enmienda constitucional que prohibía su comercialización en todo su territorio? ¿No surgieron entonces algunas de las más grandes fortunas de la época, como por ejemplo de los Kennedy? Fue cuando el propio Congreso de EE. UU., ante sus efectos, derogó la referida enmienda y, con la legalización y venta libre, los precios se derrumbaron. Hoy se venden los tabacos y el alcohol en todas las tiendas. Por supuesto que todavía hay personas que mueren con su consumo. Esa es una opción personal. Es inevitable. Pero reparemos también que no faltan quienes mueren comprando sogas y ahorcándose, o pegándose un vaso de insecticida. Pero los grupos mafiosos que controlaban Lucky Luciano y Al Capone, como la Mano Negra, desaparecieron. Esta es una experiencia histórica comprobada y una posibilidad a estudiar luego que las bases militares y la represión de décadas han fracasado de manera rotunda en varios países, al extremo que ahora incluso ya se habla de la existencia de varios narco- estados. ¿Por qué autoridades de EE. UU. y otras potencias se oponen a discutir esta sugerencia que la han asumido varios países? Ellos conocen las denominadas “ventajas

3

colaterales” de esa realidad. En este contex to, o propuesta que va a la raíz

colaterales” de esa realidad. En este contexto, o propuesta que va a la raíz del problema, una base militar es una sugerencia muy limitada por sus efectos.

Cabe precisar que el planteamiento de legalización se ha propuesto como una política general, en ningún caso como sugerencia para un solo país. Cabe recordar, por ejemplo, que siempre existen riesgos de aplicación de normas no bien meditadas con repercusiones impredecibles. Es el caso de las “Tablas de Cantidades de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas para Sancionar el Tráfico Ilícito de Mínima, Mediana, Alta y Gran Escala”, aprobada por el Consejo Nacional de Control de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, CONSEP, dependiente del régimen de Correa, y publicada en el segundo suplemento del Registro oficial Nro. 288, del lunes 14 de julio del 2014, que constituye en los hechos un meditado salvoconducto para venta autorizada de heroína, pasta base de cocaína, clorhidrato de cocaína, y marihuana, en cantidades sucesivas e ilimitadas, de menos de 2 o 10 gramos, con repercusiones sociales devastadoras.

6. Mientras existan ganancias tan grandes y grupos financieros y mafiosos tan interesados en

que perdure esta cruel actividad no habrá solución. Un capo reemplazará a otro y un cártel a su predecesor. El poder económico y político de los EE. UU. y de la banca mundial son los principales soportes y beneficiarios de esta actividad. Por ello resulta paradójico suponer que disponer de bases militares de Estados Unidos nos ayudarán a solucionar nuestro problema. La temperatura no está en las sábanas. Este no es un problema nacional y focalizado. Miremos serenamente lo que ha sucedido en otros países con décadas de esfuerzos infructuosos y gastos colosales, al margen del número tremendo de víctimas como se puede apreciar en México. Junto al negocio de la droga se ha multiplicado el de la venta de armas; incluso por las disputas de los cárteles sobre el control del mercado. Los beneficios que obtienen con esta situación son crecientes. Son negocios conexos que están muy relacionados.

7. Si uno de los objetivos a mediano plazo de la globalización (o dictadura mundial ejercida por

parte de los monopolios financieros y más poderosas multinacionales) es el de reducir la población (y capacidad de resistencia) de los países supuestamente “más atrasados”, ¿no constituye la droga un método eficaz adicional de destrucción social y humana? Alguien podría decir que, en tal caso, con esa lógica, deberían dejar libre su comercio para esa finalidad, pero entonces cabe reparar -y ellos lo conocen mejor que nadie- que cuando dificultan una comercialización prohibida, sobre todo en las rutas de la comercialización, el precio de la droga sube en el mercado mayorista y minorista de los países desarrollados.

8. La presencia de una base militar extranjera, como la experiencia lo demuestra, sirve entre

otros aspectos para indagar y hasta realizar espionaje sobre la realidad de los recursos y riquezas del país anfitrión, e incluso preparar condiciones para incursionar en eventuales hechos políticos o militares del futuro. Es preciso, con precaución, reparar que existe un proyecto de las grandes potencias del mundo para en pocos lustros tomarse por asalto la Amazonía, la mayor concentración de flora, fauna y agua del planeta. ¿Es que debemos brindarles facilidades? Tengamos presente la concentrada sabiduría del viejo adagio: “Más sabe el hombre común en su casa que el sabio en la ajena.”

9. Si al Ecuador le permitieran colocar bases militares suyas en otro país, ¿sus miembros,

incluso de manera espontánea, aparte de razones operativas, no tendrían curiosidad de disponer de toda la información posible del país que les acoge para incluso realizar labores militares con mayor eficacia? No nos perdamos, alguna gente está planteando traer a nuestro país bases militares extranjeras, lo que por principio resulta inconveniente, inconstitucional y atentatorio a la defensa de nuestra soberanía. ¿Es positivo, razonable y beneficioso, brindar permanencia permanente a la vecindad en la casa de uno?

10. Si alguien supone que son muy eficaces los militares norteamericanos hay una pregunta que salta en forma lógica y espontánea: ¿Por qué, si son tan especializados y formidables, no pueden controlar el consumo de la droga en su propio país, donde los muertos por esta razón, en el 2017, según sus propios datos oficiales, llegaron a los 65 mil? Estamos hablando de 13.000 más que los 52 mil soldados que perdieron la vida en 16 años (1959 a 1975) de la guerra de Vietnam. ¡Nadie puede querer más a su país que el que es oriundo e hijo de esa tierra! ¡A más cariño sincero por la Patria de uno, mayor predisposición para sacrificarse por

4

ella! Confiemos en nuestros propios compatriotas. ¿Qué base militar extranjera está solicitada, ubicada y tolerada,

ella! Confiemos en nuestros propios compatriotas. ¿Qué base militar extranjera está solicitada,

ubicada y tolerada, en Estados Unidos? ¡Ellos cuidan su seguridad y saben el valor estratégico de no permitir que personal extranjero conozca sus interioridades y peor tenga cabida

permanente dentro de su país!

Nadie se opone sin motivo ni por prejuicios. Hay razones lógicas y argumentos patrióticos que

motivan nuestra posición en torno a este aspecto de indiscutible interés nacional, respetando las opiniones distintas. Debemos, no obstante, considerar que la salida más razonable y menos traumática debe ser política, en ningún caso una salida meramente militar, que esa fue la vía

que escogió México y hoy padece 232 mil personas asesinadas y desaparecidas.

Recordemos que según el Instituto de Estudios Estratégicos (IISS, según sus siglas en inglés), organismo especializado en “Defensa y Conflictos”, con sede en Londres, en informe suscrito por Antonio Sampaio, establece, por ejemplo, que en el 2016 se produjeron en México 23 mil homicidios intencionales, tragedia solo superada en el mundo por la guerra civil de Siria que llega a las 60 mil víctimas. Este mismo organismo advierte que “Es muy raro que la violencia criminal alcance los niveles de un conflicto armado. Pero es lo que ocurrió en el Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y Salvador) y especialmente en México.”

El informe concluye que “El origen de semejante violencia se remonta a la decisión del presidente Felipe Calderón, de declarar, en diciembre del 2006, la guerra al narcotráfico e implicar al ejército de México en ella”, agregando que “el conflicto resultante trajo la miseria a México.”

Nuestro Ecuador y su dirección política deben meditar muy bien los pasos a emprenderse, siempre pensando en los más altos y sagrados intereses nacionales y populares, recordando

que el ex presidente Rafael Correa siempre pretendió involucrar, de manera equivocada, en los

problemas internos a las fuerzas armadas para lo que impuso la enmienda constitucional del 3 de diciembre del 2015 al Art. 158, que determinaba, en forma original, con absoluta precisión, que “Las Fuerzas Armadas tienen como misión fundamental la defensa de la soberanía y la

integridad territorial.” Siempre denunciamos que, en aspectos de seguridad interna, el fascismo del siglo XXI, con sus políticas globalizadoras, buscaban mexicanizar a nuestro país; en tanto

que en lo económico nos llevan por la senda de Grecia.

5. ¿QUID PRÓDEST?

En el derecho de la Roma antigua existía el latinajo “¿Quid pródest?, que significa “¿A quién favorece?”, y se lo aplicaba en el foro romano para procurar esclarecer una situación jurídica confusa. Ante el lamentable fallecimiento de los tres periodistas de El Comercio bien podría aplicarse el referido latinajo romano. Si bien habría que ser ponderado en las posibilidades del análisis, no podemos dejar de advertir que existe en marcha una coordinada campaña encaminada a que Ecuador deba tener bases militares norteamericanas en su territorio nacional. Dentro de Colombia, en cambio, se busca utilizar esa misma información en contra de

la candidatura de Gustavo Petro, opositor finalista frente al candidato del ex presidente de ese mismo país Álvaro Uribe Vélez. ¿Son simples coincidencias? En todo caso, habría que estar

muy advertidos a donde pretenden llevarnos determinados interesados.

Tengamos presente siempre que a mayor negocio y rentabilidad de la droga, envenenando y destruyendo biológicamente a los pueblos, mayor ganancia de la banca mundial, sobre todo de Estados Unidos y de Europa. Ahora incluso de otros países. Es en ese marco que debe estudiarse toda la conducta y política del régimen de Rafael Correa, durante más de una década, para favorecer esos objetivos. Nos remitimos a hechos concretos. Demostrémoslo.

La realidad dolorosa, del tráfico multiplicado para nuestra Patria, no es producto de la

casualidad, del azar, o del destino, conforme lo vamos a evidenciar. Con el fascismo del siglo

XXI o correísmo, y sus políticas globalizadoras de control y dominio social absoluto, todo

estuvo programado y diseñado con mucha antelación. Entre otros aspectos muy llamativos

reparemos en los siguientes hechos:

5

1. A pesar de varias solicitudes públicas desde las elecciones del 2006, jamás se averiguaron

1. A pesar de varias solicitudes públicas desde las elecciones del 2006, jamás se averiguaron

posibles aportes para las campañas electorales ante la constancia de gastos escandalosamente altos de varios candidatos, sobre todo de los finalistas. ¿Tenían recelo en el poder y sabían el trasfondo o conclusiones que podían quedar al descubierto? Recordemos que en la campaña del 2006 los costos electorales de Rafael Correa tuvieron similares montos si no mayores a los de Álvaro Noboa. ¿Quién financió esa campaña? ¡Jamás permitieron que se revisen las cuentas ni se conozcan o indaguen a sus verdaderos financistas!

2. Nunca se controlaron, en forma seria, las fronteras del Ecuador, precisamente para facilitar

la notoria comercialización y transporte de sustancias ilícitas. En forma preconcebida se otorgó luz verde y permisibilidad a las actividades de grupos al margen de la ley.

3. En más de una década no funcionaron radares en ninguna parte del país, peor en las

fronteras, al extremo que, según la compañía china que los vendió, jamás se colocaron los mismos (por lo que demanda una fuerte indemnización al considerarse víctimas de desprestigio injustificado y malicioso.). ¿No se colocaron los radares en los sitios precisos para que accedan en forma libre las naves del negocio? ¿Alguien supone o cree que con la capacidad satelital de los EE. UU. no podrían haberse conocidos todos estos hechos?

4. El régimen del fascismo del siglo XXI se apropió -incluso violando leyes-, en forma

preconcebida, de haciendas con pistas de aterrizaje, donde luego llegaron avionetas con droga, caso de “La Clementina”, en la provincia de Los Ríos. Conviene recordar que su antiguo dueño, Álvaro Noboa Pontón, quiso entregar el monto de tributos desmesurados con multa (sobre los USD 90 millones de dólares), lo que no aceptó el régimen de Correa, pues este requería esa propiedad, y así sucedió.

5. ¿Cómo entender que llegaban al país avionetas “sin tripulación”, a cuyos pilotos nunca se

ubicaba porque se habían “evaporado”? ¿Quiénes transportaban decenas de toneladas de droga tanto hacia el Ecuador como desde nuestro país -sobre todo- hasta México? ¿Una legión de ángeles o arcángeles? ¿Las almas del purgatorio? De las decenas y decenas de toneladas de drogas que dicen que han encontrado, ¿las han destruido? ¿Las han quemado? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿En qué sitio? Y si alguien dice que lo “vio”, situación no posible y nunca difundida, ¿cómo sabe que lo que incineraban -si acaso ello sucedía- no era harina de maíz o maicena?

6. Mientras en 14 países de la región existen normas para disparar a naves de transporte

dudoso que se niegan a acatar órdenes de autoridades aéreas de control, en Ecuador nunca se aceptó ni consideró esa posibilidad, entre otras muchas situaciones, a pesar que la mayoría legislativa era de Alianza País. A quienes les encontraban en actividades ilegales de minería el correísmo destruía su maquinaria. ¿Qué hicieron y donde están los pequeños submarinos capturados con droga? ¿Alguien supone que esta realidad no estaba al alcance informativo del gobierno de los Estados Unidos?

7. Se legisló con absoluta direccionalidad para favorecer estas actividades. Por ejemplo, el

fascismo del siglo XXI impulsó tres indultos o políticas que se estima dejaron en las calles cerca de 7.500 microtraficantes, mano de obra al servicio de los grupos al margen de la ley empeñados en el copamiento del mercado nacional con drogas. El 4 de julio del 2008, la Asamblea Nacional, a petición de Rafael Correa, aprobó un indulto que favoreció a 2.241 personas que habían traficado in fraganti hasta 2.000 gramos de droga. La resolución está publicada en el suplemento del Registro Oficial Nro. 378, del jueves 10 de julio del 2008. Con el Código Orgánico Integral Penal, COIP, en el primer año de vigencia, salieron, al bajarse las penas, 2.232 detenidos por el mismo microtráfico. (El Comercio, domingo 9 de agosto del 2015, pág. 5.) Para dejar el poder, en mayo del 2017, sacó tres mil presos adicionales con similares antecedentes, dejando en cambio, gozoso, en las prisiones de todo el país a cientos de dirigentes indígenas, campesinos, defensores del agua y de la naturaleza. ¡Quizá convendría publicar sus nombres para que nadie quede con dudas!

8. Debemos recordar que el Art. 416, numeral 6, de la Constitución de la República, establece

en forma curiosa que Ecuador “Reconoce el principio de la ciudadanía universal, la libre movilidad de todos los habitantes del planeta y el progresivo fin de la condición de extranjero …” Prescripción que permitió, durante algunos años. que mucha gente, con antecedentes

6

judiciales no limpios en otros países, tenga libre ingreso y hasta permanencia indefinida en el

judiciales no limpios en otros países, tenga libre ingreso y hasta permanencia indefinida en el país. Nadie puede oponerse a un trato recíproco con ciudadanos honorables de otra república, o que exilados políticos o económicos accedan a ese trato. Pero el libre ingreso, sin requisitos ni restricciones, permitió que personas de otros cárteles de otros países y continentes lleguen sin problema al Ecuador, a tal extremo que determinadas autoridades de la propia DEA calificaron y reconocieron a nuestro país como la sede de las Naciones Unidas del crimen internacional. Ni el Vaticano, ni EE. UU., ni Cuba, ni país alguno reconoce ese trato, sin reciprocidad de ninguna especie, a ciudadanos de todos los confines del planeta. En muchas cosas han convertido al Ecuador, sin ninguna duda, en laboratorio social.

9. Se promocionó -con evidente apoyo oficial, porque incluso se proyectaron en sus canales de televisión- una política cultural de propaganda social intensiva promotora de las “bondades” del narcotráfico. Por ejemplo, se pasaron telenovelas que evidenciaban que esta actividad era muy rentable y una opción para los jóvenes sin trabajo, un problema social masivo en nuestro país. Entre otras recordemos algunos nombres de las series: El Capo, La Reina del Sur, El Señor de los Cielos, Sin tetas no hay paraíso, Con tetas si hay paraíso, Pablo Escobar, Rosario Tijeras (en la versión mexicana, y otra, colombiana). En forma paralela se excluyó en forma planificada a más de un millón de jóvenes, de entre 18 a 29 años, de su acceso a las universidades. Si no trabajan y no estudian, en su angustia social y familiar, ¿no se sentirían tentados a incursionar en cualquier trabajo, lícito o ilícito, más aún si estaban tan bien promocionados? ¡Estas son políticas sesgadas, de carácter global, para destruir a nuestros pueblos y llevarse todas nuestras riquezas!

Varias potencias suponen que nuestro querido Ecuador puede ser la más bella de sus haciendas. ¡Jamás! ¡No lo podemos consentir nunca! ¡Sería una infame herencia para ésta y las futuras generaciones! ¡No podemos abrir nosotros mismos nuestras puertas para que esas tropas de potencias extranjeras indaguen todo lo que tenemos y hasta -de ser el caso- se tomen nuestra Patria como motivo de codicias insaciables! ¡Ni tropas de Estados Unidos, ni de China, ni de Rusia, ni de ningún otro país! ¡Hasta el gallo defiende el espacio físico de su gallinero! ¡El tigre defiende su hábitat! ¡LA SOBERANÍA NACIONAL NO PUEDE NEGOCIARSE JAMÁS! ¡VIVA EL ECUADOR LIBRE, SOBERANO, JUSTO, FRATERNAL Y NUESTRO PARA SIEMPRE!

¡LA PATRIA NI SE VENDE NI SE RINDE! ¡LA PATRIA CON EL ALMA SE DEFIENDE! ¡VIVA EL ECUADOR LIBRE Y ETERNO!

Abril del 2018.

7