Вы находитесь на странице: 1из 8

Enfoque conductista de intervención en el TND

Este enfoque considera que la mala conducta es consecuencia de que el niño ha aprendido que la conducta
oposicionista es eficaz para manipular a los adultos con el fin de conseguir lo que quiere. Se debe intervenir desde
los contextos familiar, escolar y del propio niño.

Uno de los programas más usados es el programa Defiant Children, adaptado por Barkley,cuyos objetivos son:

 Mejorar la conducta del niño, las relaciones sociales y la adaptación general en casa.

 Conseguir que el niño adquiera un abanico de conductas positivas que le ayuden a alcanzar el éxito en el
colegio y en sus relaciones sociales.

 Reducir el comportamiento oposicionista.

 Aumentar las conductas de colaboración.

Los conceptos generales en los que se basa el programa se podrían resumir en:

 Las consecuencias deben ser inmediatas.

 No se debe esperar que repita una mala conducta para dar una respuesta.

 Atender a las conductas positivas para dar un refuerzo inmediato.

 Las consecuencias deben ser específicas.

 Tanto el premio como el castigo deben estar dirigidos a una conducta específica, nunca a aspectos generales

 El castigo debe ser proporcionado a la transgresión, no al grado de impaciencia o frustración que haya
generado en los padres

 Las consecuencias deben ser constantes. Independientemente del entorno, la consecuencia debe ser la
misma

 Si una conducta se ha considerado intolerable un día, también debe recibir la misma consideración otro día

 Tanto el padre como la madre deben dar la misma respuesta

 Establecer un programa de incentivos antes de utilizar los castigos

 Planificar previamente la actuación ante posibles malas conductas

Para modificar la conducta deben utilizarse principalmente los siguientes métodos:


 Definir una lista de conductas.

 Un enumeración de premios y castigos (ignorar conductas inadecuadas, tiempo fuera).

 Un sistema de fichas.

El programa requiere seguir ocho pasos a intervalos preferentemente semanales que son:

1. Aprenda a prestar atención positiva a su hijo.

2. Use el poder de su atención para conseguir que obedezca.

3. Dé órdenes de forma eficaz.

4. Enseñe a su hijo a no interrumpir actividades.

5. Establezca en casa un sistema de recompensas con fichas.

6. Aprenda a castigar el mal comportamiento de forma constructiva.

7. Amplíe el uso del tiempo fuera

8. Aprenda a controlar a su hijo en lugares públicos

Este programa se sustenta en la suposición de que las conductas positivas tenderán a incrementarse si el niño recibe
un premio por ellas, en tanto que la conductas negativas tenderán a extinguirse si son ignoradas o reciben
consecuencias negativas.

Bibliografía:

Lahey, B., & Loeber, R. (1994), Framework for a developmental model of oppositional defiant disorder and conduct
disorder. In D.K. Routh (Ed.) Disruptive Behavior Disorders in Childhood. NY: Plenum Press.

Belloch, A., Sandín,B. y Ramos, F. (2008). "Manual de Psicopatología". Volumen I.Madrid: McGraw-Hill.