Вы находитесь на странице: 1из 7

Los garabatos descontrolados

La primera etapa del garabateo está marcada por los garabatos descontrolados o
desordenados. Son trazos sin ningún orden ni sentido. Varían en longitud y en dirección,
incluso mientras los realiza el niño puede mirar hacia otro lado. No hay una coordinación
cerebro-ojo-mano.
El pequeño sujeta el lápiz como mejor le viene; con toda la mano, desde la punta, con dos
dedos, e incluso a veces del revés, pero generalmente ejerciendo mucha presión sobre el
papel. Todavía no tiene control un control visual sobre su mano y realiza los trazos moviendo
el brazo desde el hombro, y a veces moviendo todo su cuerpo. Poco a poco aprenderá a
hacer el movimiento desde el codo y luego desde la muñeca y los dedos. Es frecuente que
se salga del papel.
El niño no tiene intención de representar en el papel (o en el soporte que sea) nada que haya
visto. El garabato en esta fase no tiene una función representativa sino que está basada en
el desarrollo físico y psicológico. Hacen trazos incontrolados simplemente porque les produce
placer. Les resulta agradable hacer garabatos porque disfrutan del movimiento que realizan
al hacerlos.
En la etapa de garabateo descontrolado hay que proporcionarle al niño los materiales
adecuados (ceras, folios, lápices de colores, etc.) porque lo mismo que dibuja en un folio
puede hacerlo en un mueble, en una pared o sobre una mesa.
Los garabatos controlados

A medida que va realizando trazos, el dibujo se va perfeccionando. Lo que antes eran rayas
desordenadas hechas sin ningún control, empiezan a tomar forma. El niño descubre que hay
cierta relación entre los movimientos que realiza y los trazos que quedan plasmados en el
papel, comienza la relación de lo quinestésico (capacidad de usar todo el cuerpo para
expresar ideas y sentimientos) con los pensamientos. Descubre el control visual sobre los
trazos que ejecuta, por tanto son ahora garabatos controlados.
En esta etapa los trazos suelen ser más largos, y aunque aún toman una dirección
impredecible, los realizan con entusiasmo y se esmeran por llenar toda la hoja.
Aparecen reiteraciones de trazos circulares, líneas cortadas, puntos, etc. con centros de
intersección.
Al placer de realizar movimientos que le resultan agradables se suma ahora la satisfacción
de que empieza a dirigir su mano. En esta etapa de garabatos controlados, que abarca hasta
aproximadamente los tres años de edad, se inicia la verdadera integración visual y motriz, la
cual se completa al llegar a las primeras etapas de la adolescencia.
A diferencia de la etapa anterior, ahora sí hay una intensión representativa. Intenta reproducir
un pensamiento o algo que ha visto, aunque un adulto no puede reconocer lo que ha
representado. A veces anuncia lo que va a dibujar y otras cambia de idea sobre la marcha.
Los garabatos con nombre

Ya cuenta con un mayor dominio motor y es capaz de representar lo que ve, aunque a veces
sus trazos no se parezcan en nada al objeto que quiere representar. Los trazos circulares y
longitudinales evolucionan hacia formas más reconocibles. El niño da nombre a sus
garabatos.
Asume que los garabatos son una forma de expresión y que a través de sus dibujos genera
una reacción en los adultos. Por tanto, es importante animarle, sin cuestionar o intentar
corregir su dibujo.
Tiende a centrar el dibujo ocupando distintas partes de la hoja y empieza a elegir los colores
con intención.
El niño se concentra en representar las formas, le dedica mayor tiempo a ellas, aunque
suelen combinar formas reconocibles con otras incomprensibles.
Al acabar las fases del garabato, alrededor de los tres años, comienza la etapa del dibujo
preesquemático que tiene lugar entre los 4 y los 7 años de edad, en la que parecen
representaciones comprensibles por el adulto. Generalmente, lo primero que logran dibujar
es una figura humana con forma de “renacuajo” (un círculo para la cabeza y dos líneas
verticales para las piernas).
Hallazgos casuales
Este dibujo consta solamente de cuatro garabatos, uno en el centro, poco definido, se
encuentra entre la línea curva sencilla, nº 5 y el círculo imperfecto nº 20, un círculo de línea
múltiple, nº 17, de tamaño grande abajo, y otro igual arriba de menor tamaño que la niña ha
aprovechado para que le sirva de copa de un árbol. Le ha bastado trazar otra línea sencilla
horizontal, garabato básico nº 2, debajo, a manera de tronco, para construir "su árbol".
Podríamos decir que el hallazgo de la copa del árbol ha sido un "hallazgo casual".
También podría encuadrarse el dibujo en la etapa de garabateo con nombre.
Juan
Garabateo con hallazgos casuales
Tenemos en este dibujo dos trazados uno dentro del otro, que son dos hallazgos. El círculo
grande, diagrama circular, está cortado en su perímetro por líneas sencillas cortas, gs. bs. 2,
3 y 4, construyendo el esquema universal del sol. Dentro tiene otro diagrama entre circular y
oval, con dos pequeños círculos, gs. bs. 20, como ojos, y dos curvas, gs. bs. 5, una pequeña
para la nariz y otra un poco mayor para la boca, con los senos hacia arriba y en cuanto a la
boca con la sensación de sonrisa.
Estos dos "hallazgos", son suficientes para incluir el dibujo en esta "sala" de la etapa de los
hallazgos casuales.
Los demás garabatos que tenemos son sencillos. Empezando por arriba tenemos una línea
ondulada, g. b. 12, que ha quedado cortada al grabar el dibujo. Por la izquierda aparecen
mezclados varios garabatos curvos difíciles de desenmarañar, podrían ser líneas errantes
envolventes. Una de ellas tiene en su curso una presilla y otra presilla aparece suelta en el
centro de esta serie de curvas. El siguiente garabato, de color rojo, es una línea de varias
presillas, g. b. 14, que se desarrolla en una línea de ida y vuelta hasta volver a su inicio.
Debajo hay una serie de garabatos amarillos poco visibles (al grabarlos hemos procurado
reforzar el color para poderlos ver con más claridad), hay un pequeño garabato que de seguir
un poco con la línea seria una presilla, g. b. 13. Otro mayor, más grande, está cruzado por
dos gs. bs. 4, líneas sencillas diagonales, y alrededor de estos, entre las aspas de la cruz
tres diag. ovales. Tiene el conjunto un parecido con el juego de las tres en raya. Finalmente
aparece a la derecha, también en color amarillo, y debajo del sol verde, otra presilla. Estos
garabatos de presilla seguramente muy pronto pasarán a ser los primeros esquemas de
pájaros, cuando el niño entre en la etapa siguiente preesquemática.
Hace pocos garabatos y diagramas al estar ya preocupado por las formas que va
consiguiendo.
Los colores utilizados son los primarios rojo y amarillo, y el binario verde. Aún no identifica
bien los colores si no habría dibujado el sol amarillo, de modo que debemos situarle todavía,
en cuanto al cromatismo, en la etapa de experimentación del color.
El P. de D. más parecido sería el central con bordes espaciado, nº 3, aunque tenga ocupada
la parte superior. Es dificil que los dibujos, ya sean garabatos, diagramas o los patrones de
disposición, sean exactos a los catalogados por R. Kellogg, pero, como vemos, los que
clasifica sirven al menos para controlarlos por aproximación.
etapa pre-esquemática
En la etapa pre-esquematica el niño comienza dibujando la figura humana como un
círculo con dos círculos dentro de este (representando los ojos), una linea (representando la
boca) y lineas verticales y horizontales que van en diferentes direcciones (representando los
miembros inferiores y superiores); también puede representar la figura humana como dos
círculos y dos líneas verticales, esto se debe a que el niño dibujará lo que sabe de sí y no la
representación visual concretamente.
A medida que pasa el tiempo el niño comenzará a agregar detalles tales como el cabello a la
cabeza, la ropa al cuerpo.Ya a los cinco años podrá realizar una figura humana primitiva.
Finalmente habrá inclusión gradual de partes adicionales del cuerpo, tales como dedos de
las manos y los pies, y a los seis años esa figura primitiva será más reconocible, pudiendo a
su vez dibujar algún elemento que hable de la persona al lado de ella, debido a la expansión
de su entorno.
Dibuja lo que lo rodea, la relación entre lo que dibuja es caprichosa, la significación es
emocional y relaciona objetos según sus afectos, es por ello que al representar los miembros
de la familia lo hace en un orden determinado pues la perspectiva del mundo del niño es
egocéntrica, es decir, centrado en lo que el hace y piensa.

etapa esquemática
empieza entre los 6 y los 9 años.
Es un momento en el que se va consolidando el esquema corporal y el dibujo gráfico tiene un
sentido en espacio y color para el niño. El peque dibuja con una estructura muy clara. En
cuanto el dibujo de él mismo, ha evolucionado en cuanto la etapa anterior (la etapa
preesquemática) y se puede observar una distinción entre cabeza, tronco y extremidades.
Algunas propuestas para estimular este proceso pueden ser las siguientes:
Continuar ofreciendo espacios y materiales para que el peque dibuje libremente: colores,
rotuladores y hojas o cartulinas de diferentes tamaños.
Hacer excursiones por la montaña, la playa o lugares de interés y reservar un momento de la
salida para que el niño dibuje el entorno que rodea. De esta manera, el peque plasma la
realidad que observa, se organiza en el espacio, toma consciencia de los detalles que llama
su atención y disfruta de un momento de goce por la expresión plástica.
La etapa de la pandilla o el realismo es la cuarta etapa en el desarrollo del dibujo del niño.
Ésta se da entre los nueve y doce años aproximadamente.
En este período el niño representa la experiencia que ha tenido con el objeto que grafíca, ya
que el realismo viene dado por lo que ese niño vivenció con ese objeto en particular. Puede
comenzar a representar a sus sujetos desde múltiples puntos de vista y a menudo se
muestran varias líneas de base.
Ya a esta edad los niños tienen la capacidad de pensar lógicamente, lo que les permite
encontrar múltiples formas de resolver problemas. Se dan cuenta de que son miembros de la
sociedad, la cual está constituida por gente de sus mismas características.
Los niños en esta fase están ansiosos por conformarse y son muy sensibles a las burlas o
las críticas de los compañeros. Empiezan a entender que en grupo se logra más que solo y a
su vez se da una marcada división entre los sexos apareciendo los intereses propios de cada
uno, como en los varones ver películas de acción y en las chicas películas de amor. Lo que
da cuenta de un pensamiento y un comportamiento más social y no tan egocéntrico.
En esta etapa combinan elementos reales de su mundo psicológico subjetivo interno
y suvisión objetiva del mundo externo. El esquema que había aprendido de la figura humana
en la etapa anterior ya no resulta adecuado, ya que ahora representarán mayores diferencias
entre géneros, interviniendo nuevos elementos en esa representación.
Aún no aparece una clara intención de mostrar sombras, luz, pliegues o arrugas, sino por el
contrario los gráficos aparecen con cierta rigidez o dureza, que puede variar de una rígida
relación color-objeto a una caracterización del color. El color es fiel a la vida en los dibujos de
esta etapa, por ejemplo: pueden pintar el cielo azul y el río azul pero con tonos diferentes; los
elementos de fantasía e ilusión pueden ser incluidos en la forma de hacer el mundo.
En el espacio aparece la perspectiva, la profundidad, así como también perfecciona las
relaciones entre los objetos que grafica, pues pasará de la línea de base al descubrimiento
de los diferentes planos como ser la representación de diferentes líneas de base en las
cuales dibuja objetos y relieves que dan cuenta de diferentes planos. Es por ello que la línea
del cielo descenderá y se ubicará como la línea del horizonte.
La experiencia dejará huellas en el sujeto y la significación afectiva que este sujeto le dé
quedará plasmada en el dibujo.

Las montañas, las nubes alrededor de los vértices de las montañas y el árbol puede
recordarnos a algunos trazos de etapas anteriores, pero el dibujo del árbol es netamente del
final de la etapa realista y principios de la pseudo-naturalista.

Montañas: puede que haya trazado cada montaña de una vez, en ese caso se trataría de un
ángulo trazado con dos líneasgs. 4, y puede que haya trazado la segunda y tercera con
una sola línea, sería claro el parecido con el g. 12, línea en zig-zag. Pero las líneas han
perdido la rigidez de etapas anteriores.
Nubes: ha dibujado cuatro, una alrededor de las últimas ramas, y otras alrededor del vértice
de cada montaña, la ultima queda en parte fuera del papel. Geométricamente son coronas
circulares, pero irregulares. de trazo ondulado, nada que ver con etapas anteriores, solo son
parecidas a círculos o diag. circulares concéntricos.
Árbol: el árbol es un diseño de una sola línea sinuosa que dibuja el tronco y sucesivamente
las ramas sin ningún parecido con otras etapas. El nido de pájaro en el tronco es una forma
casi ovalada irregular.
CROMATISMO: no utiliza nada más que un primario en dos tonalidades, no está
interesado en el color, aplica cualquier color.

Laura

Niña con aro


Los cinco dibujos, incluido éste, que estamos analizando, son todos del mismo tema, casi
iguales, sin embargo unas veces los titulamos "niña o joven con aro" según nos parezca una
u otra definición la acertada. En realidad ese dibujo pertenece a etapas anteriores pero lo
añadimos aquí para que comprobémosla diferencia de los dibujos que suponemos son todos
de la misma clase o aula, y por tanto tienen todos la misma edad.

Introducción
Nuestros niños y niñas desde muy temprana edad comienza a serinquietos, escribiendo o
rayando cualquier lugar u objeto que consigan, de allíviene herramientas que a futuro
reforzaran y mejoraran, conocido como elgarabateo esta actividad, a continuación se
presenta el material de forma ordenada de apoyo a una actividad de clase donde el docente
pueda implementar el garabateo en el aula de clase

JUSTIFICACIÓN
Forma de representarla realidad y expresarse

OBJETIVOS• general
Enseñar la importancia del dibujo en el niño
Específicos
Conocer los materiales que se pueden utilizar y proporcionarlos para fomentar la motivación.
Aprender que el garabateo no termina a los 4 años. Descubrir algunas curiosidades del
garabateo.

CONCLUSION
Gracias a la elaboración de este trabajo investigativo se ha podido llegar a conocer un tema
de gran importancia para la carrera de educación preescolar, ya que me permitirá como
futuro docente tener claros conceptos acerca de la diversidad de información que existe con
respecto al tema de las etapas del dibujo en los niños en edad preescolar.

Recomendación
Mantener despierto el interés en los niños, dando aliento al desarrollo de actividades en el
aula de clases.
Revisar el material bibliográfico en línea recomendado.
Los padres deben Participar de manera directa en el proceso enseñanza-aprendizaje de sus
hijos

E-grafía
https://www.bebesymas.com/desarrollo/dibujo-infantil-el-garabato-y-sus-fases
https://www.esalud.com/etapa-pre-esquematica/
https://edukame.com/el-dibujo-infantil-iii-la-etapa-esquematica
https://www.esalud.com/etapa-de-la-pandilla-o-realismo/

http://arteinfantil.tripod.com/etapa_pseudonaturalista.html

Похожие интересы