Вы находитесь на странице: 1из 2

Universidad San Francisco de Quito

Historia de América Latina y Republicana


Ileana Bruna
Hernán Vela
Jorge Solano
Cristo Arguello

La deuda externa en América latina es, en pocas palabras, un historial financiero y


político de las decisiones que tomaron los representantes de cada estado. La historia de las
deudas externas empieza desde la misma independencia, pues los dirigentes de cada país
tomaron préstamos para financiar el armamento y el ejército para las guerras venideras. El
Ecuador nace como una república independiente y soberana en 1830, pero esta
independencia generó en la nueva nación una deuda que tuvo como objeto la financiación de
la guerra de emancipación de la Corona Española. La república del Ecuador, después de lograr
su independencia y de su fallido intento por crear la Gran Colombia, acumuló una deuda de
1’424.579,25 libras esterlinas, después de realizar el Convenio de Referencia junto a
Venezuela y Nueva Granada. Dicha deuda fue incrementada a causa de los altos intereses, y
es que la deuda en sí no podía ser pagada de inmediato por una nación que recién había
adquirido su independencia.
Después de la época del sueño independentista en América latina, así como también
después de la crisis financiera de 1826 que comenzó en Londres, se vive un periodo de auge
de la deuda entre 1850 y 1873. Sin embargo Ecuador no podía participar en como objeto de
crédito pues durante este periodo se dejo de pagar las obligaciones al mercado financiero
internacional. Gobernantes como Eloy Alfaro, se rehusaron a pagar la deuda externa, pues la
tachaban de insoluble. Es así que en 1896, Eloy Alfaro, emitió un decreto el cual disponía
suspender el pago de la deuda externa hasta obtener un arreglo equitativo. Gracias a la
construcción del ferrocarril Guayaquil – Quito, por parte de este gobierno, se alcanzó una
deuda externa de $ 17’289.816. Así pues, la deuda del Ecuador tuvo que ser sujeto de un
refinanciamiento a lo largo de la historia republicana.
Durante casi 3 décadas, desde 1900, Ecuador no busco más préstamos
internacionales. Su actividad económica se centraba en las plantaciones cacaoteras, arroceras
y azucareras. Más tarde, en 1929 el comercio internacional se desploma dando paso a la gran
depresión, donde casi todos los países latinoamericanos suspendieron nuevamente los pagos
de la deuda.
Es preciso mencionar además que, la deuda externa del Ecuador fue posteriormente
usada para el financiamiento de obras de infraestructura, para la producción de proyectos, y
programas sociales que no generaron tanta rentabilidad; de tal manera, que contribuyeron al
aumento de la deuda. Es así que la creación de entidades bancarias, ferrocarriles, telégrafos,
gasto militar y déficit económico permitieron que, en la mayoría de casos, la deuda se
acumulara cada vez más hasta llegar a una crisis económica en la cual, la única solución, era
la abstención a los pagos de las obligaciones con el mercado financiero internacional.
Es importante aclarar que existen dos tipos de deudas muy bien marcadas, deudas estatales
o públicas y deudas privadas. Se consideran deudas privadas a las deudas que tiene cualquier persona,
física o jurídica que no es una Administración pública, un ejemplo muy claro son las deudas adquiridas
por medio de entidades bancarias. Por otro lado, deuda pública o deuda soberana se entiende al
conjunto de deudas que mantiene un Estado frente a los particulares u otros países, el ejemplo más
claro de este tipo de deudas es la deuda externa.

Bibliografía
Acosta, A. (2002). Deuda Externa y Migración. La Insignia.
Marichal, C. (1988). Historia de la Deuda Externa de América Latina. México D.F.: Alianza
Editorial.
Súarez, P. (2003). Deuda Externa: Juego de Intereses. Recuperado el 30 de Marzo de 2018,
de FES-Ecuador: http://www.fes-
ecuador.org/fileadmin/user_upload/pdf/077%20DEUJUE2003_0401.pdf