You are on page 1of 2

El consumismo navideño es insostenible

El gasto familiar en todas las zonas del Estado español se dispara al llegar la
navidad. Se ha conseguido instaurar en las cabezas de los consumidores un
principio: celebrar la navidad requiere ineludiblemente ir de compras. Desde
Ecologistas en Acción pensamos que este principio debe ser sustituido por otros
más responsables social y ambientalmente.

Durante el resto del año son varias las cuestiones por las cuales los/as
consumidores/as nos quejamos del precio de los productos: por el gasto escolar al
comienzo del curso en septiembre, por la subida de la gasolina... Sin embargo con
la navidad se produce el efecto contrario, todo el mundo tiene asumido que
celebrar la navidad significa comprar, así que se decide salir de compras justo en
el momento del año en el que son más caros la mayoría de los productos.

Sin duda hay algo detrás que nos impulsa a comprar a pesar de que las
economías familiares se resientan. La publicidad aprovecha estos momentos en
los que afloran nuestros mejores deseos y sentimientos para reconducirlos hacia
el consumo, y ese continuo mensaje cala en nuestra sociedad sin que echemos la
vista atrás para ver que, no hace tanto tiempo, éramos felices celebrando la
navidad de otro modo.
Navidad en el desierto egipcio
La iglesia ortodoxa Coptic, en El Cairo (Egipto) realiza misas especiales el día 7
de enero. Durante la época de Adviento, los fieles se abstienen de comer carne,
aves de corral y cualquier producto de granja. En Nochebuena todo el mundo,
vestido con ropas nuevas recién estrenadas, acude a la iglesia y el oficio finaliza a
medianoche con el sonido de las campanas. Después, la gente vuelve a casa para
cenar. El plato más popular es, por excelencia, un guiso cocinado con pan, arroz,
ajo y carne hervida que recibe el nombre de fata..

Navidad en Polonia
El Belén tradicional incluye títeres, algo único en el mundo. En el pesebre hay un pequeño
escenario teatral para las marionetas. Se suelen representar clásicos episodios del
nacimiento de Cristo e historias satíricas y costumbristas. En Nochebuena toda la familia
se reúne para cenar y como es tradicional, en todas las mesas se coloca un cubierto más
de lo normal y una hoja de oblea que los comensales parten como símbolo de
reconciliación.

Navidad en Irlanda
La gran mayoría de los irlandeses son católicos, por eso las tradiciones
navideñas del país están muy influidas por esta confesión. Una de las
tradiciones más singulares de la decoración navideña en Irlanda son las
velas. Se coloca una gran vela blanca en la entrada de la casa o en
alguna ventana. Esta vela la enciende el más pequeño de la casa el día
de Nochebuena, un símbolo para dar la bienvenida a la Sagrada Familia
y sólo podrá ser apagada por una niña o una mujer llamada María.

Navidad en Finlandia
A los finlandeses les gusta colgar de las ramas del árbol de Navidad
hileras de banderas de distintos países como símbolo del
hermanamiento entre pueblos y culturas. Tienen una antigua tradición:
el “pikkujoulu” o “Pequeña Navidad”, que consiste durante los días
previos a la Nochebuena después de la jornada laboral para hacer las
decoraciones navideñas en los hogares.