You are on page 1of 9

Cómo debemos contar cuentos a niñas y niños?

Parece fácil pero contar cuento a pequeñines requiere conocimientos básicos y ciertas habilidades,
un buen narrador, deben contar con recursos propios y otros elaborados para complementar su
actuación si es necesario.

Para leer con niñas y niños de 0 a 3 años


1. Convierta la lectura en una rutina diaria. Trate de
leerle a su niña o niño por lo menos unos 15 minutos
diariamente. ...
2. Sosténgale cuando lean. ...
3. Lea con efectos divertidos en su voz (cambio de voz
según personajes). ...
4. Sepa cuándo detenerse (pausas). ...
5. Hablen sobre las ilustraciones (describan las imágenes, profundice en ellas). ...
6. Muéstrele a su hijo las palabras, esto facilita el nuevo vocabulario.
Consejos Para leer con estudiantes de preescolares
Mencione cuánto disfruta el leer juntos

Dígale cuánto disfruta leyendo con él o ella. Hablen de la "hora de leer cuentos" como la hora preferida del día.

Rodee a niñas y niños de libros

Trate de mantener libros de fácil acceso en su aula de clases para que su tomen y lean. Los libros comprados en librerías
pueden ser costosos, pero usted puede adquirir libros de segunda mano, en ventas de garajes, en anticuarios o en ventas
con descuento sin tener que gastar mucho. Recuerde además, que sacar libros prestados de las bibliotecas, ¡no cuesta
nada!

Permítale que escojan

Permita que niñas y niños elijan sus propios libros/cuentos. Permitirles a niñas y niños leer lo que le interesa es una forma
de hacer la lectura divertida.

Convierta la lectura en algo especial

Hagan algo que convierta los libros y la lectura en algo especial. Ayúdeles a niñas y niño a obtener su propia tarjeta de la
biblioteca, obséquiele libros y use los libros para premiarle por sus logros.

Muéstrele al niño las partes de un libro

Miren la cubierta. Comenten de qué se puede tratar el libro. Miren los números de las páginas. Mencione quién lo escribió
y quien lo ilustró.
Muestre cómo se leen las palabras en una página

Indique que leemos las palabras en una página de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. Explique que las palabras
se separan por medio de espacios.

Hágales preguntas a sus estudiantes

Haga comentarios sobre lo que ocurre en la historia e indique elementos en la página. Pregúntele a niñas y niños algo
como: "¿Qué crees que ocurrirá después?" o "¿Qué es esto?"

Permita que niñas y niños le haga preguntas

Si alguna niña o niño le hace una pregunta, deténgase y respóndale, incluso si eso implica interrumpir el cuento. Busque
la manera de mencionar cómo se relaciona la historia con la vida de esa niña o ese niño, es decir relacionándolo a su
mundo concreto.

Lean lo mismo una y otra vez

A niñas y niños les encanta escuchar sus cuentos preferidos una y otra vez. No lo dude y léale el mismo libro, ¡por
enésima vez! Esto son provechoso sus estudiantes.

Deje que ellas y ellos le cuenten el cuento


Muchos niños memorizan los cuentos que han oído varias veces. Cédale el turno para que "le lea" el libro a usted.
Aquí algunos pasos que nos pueden
guiar en el proceso:
1. CONOCER LA HISTORIA
Se debe haber leído varias veces el cuento que vamos a contar, es
necesario dominar la historia y sus personajes, las escenas más
importantes, impactantes y emocionantes y por supuesto el
desenlace. Durante la narración es imperdonable olvidar nombres,
escenas o puntos trascendentes de la historia.
2. USAR EL LENGUAJE ADECUADO
Para favorecer la comprensión de niñas y
niños deben emplearse un lenguaje simple,
claro y coloquial en concordancia con el
rango de edad al que nos estamos
dirigiendo. Si entre el público hay menores
de 5 años se debe evitar palabras de difícil
comprensión y si es muy muy necesario
utilizarlo, entonces explicar su significado
brevemente.
3. PAUSA Y ENTONACIÓN, PARA DESPERTAR LA
EXPECTACIÓN
Hacemos una pausa al final de una frase o entre dos
palabras para indicar lo que diremos a continuación
tiene un significado especial o un valor importante en la
historia.
Cambiamos la entonación cuando en la historia aparece
un elemento sorpresa.
Hay que meterse en el cuento y crear atmósfera de
comunión en la historia, el público y el narrador,
despertando así la expectación.

4. DESCRIPCIONES QUE PERMITAN HACER VOLAR LA IMAGINACION


Preguntar: como imaginan era la bruja?, alguien puede imaginarse el castillo? Dejar que ellos y
ellas aporten ideas y hagan suyo el cuento.
Si no hay aportación por parte del público debemos continuar la historia describiendo
brevemente la escena o el lugar de la acción.
5. TRANSMITIR UN ENTUSIASMO AUTÉNTICO
Si fingimos interés nuestra simulación tarde o temprano delatará que estamos contando el
cuento por cumplir una obligación. Pero qué tal si
realmente nos entregamos al papel que nos
corresponde y nos damos ese gusto de hacer que
aquella historia que estamos contando nos hará
auténticos narradores de cuentos.

Para esto hay un recurso valiosísimo “el entusiasmo”, “la


buena disposición” para contar cuentos es esencial.
Como dicen los artistas hay que “echarle sentimiento” y
eso se logra con mucho entusiasmo e interés.
6. DIFERENCIA ENTRE CUENTO LEIDO Y CUENTO
CONTADO
Leer es solamente remitirnos al texto, y aunque
sepas leer muy bien y de corridito, no
transmitirás lo mismo que si te decides por
contarlo.

Leer No nos permite ver a nuestro públicos,


Contar SI. La vista facilita la comunicación y la
transmisión de emociones en ambos sentidos.
Si vemos que el interés en nuestro público ha
decaído, le damos a uno de nuestros
espectadores un papel en la historia y así
recaptaremos su atención.

Contar un cuento también significa actuarlo, es decir interpretar cada personaje en su papel y
hacer que el público participe con algún efecto de sonido o algún coro.
MÁS TIPS PARA SER UN BUEN NARRADOR
 No hay que gritar, el toque de misterio se
consigue mucho mejor a media voz, modulando
bien las frases y con perfecta nitidez en la
articulación de las palabras.
 Aunque son frases bien clásicas podemos
empezar con “Había o Erase una Vez”, esto para
transportar al público al terreno de la fantasía del
cuento.
 Igualmente al concluir podemos despedirnos con
el clásico “Y colorín colorado, este cuento se ha
terminado o acabado”, con el que regresamos a
nuestros espectadores al mundo de la realidad.

https://www.youtube.com/watch?v=T4xHFgCTwWo