You are on page 1of 3

Formación de petróleo y ocurrencia

Capítulo I
1. Producción y Acumulación de Materia Orgánica El Ciclo de Carbono
Orgánico

La producción, acumulación y preservación de materia orgánica no degradada son


requisitos previos para la existencia de fuentes de petróleo. El término "materia
orgánica" o "material orgánico", tal como se utiliza en este libro, se refiere
únicamente al material compuesto de moléculas orgánicas en forma monomérica o
polimérica derivada directa o indirectamente de la parte orgánica de organismos.
Las partes esqueléticas minerales, como conchas, huesos y dientes no están
incluidas. Primero, la materia orgánica debe ser sintetizada por organismos vivos y
luego debe depositarse y conservarse en sedimentos. Dependiendo de otros
eventos geológicos, parte de la materia orgánica sedimentaria puede transformarse
en compuestos similares al petróleo. Es importante darse cuenta de que durante la
historia de la tierra las condiciones para la síntesis, la depositación y la preservación
de la materia orgánica ha cambiado considerablemente.

1.1. Fotosíntesis: la base para la producción masiva de materia orgánica


La aparición de la fotosíntesis como un fenómeno mundial es un evento histórico
digno de mención con respecto a la formación de posibles rocas fuente. El proceso
fotosintético convierte la energía de la luz en energía química. La fotosíntesis es
básicamente una transferencia de hidrógeno del agua al dióxido de carbono para
producir materia orgánica en forma de glucosa y oxígeno. El oxígeno se libera de la
molécula de agua y no del dióxido de carbono. A partir de la glucosa, los organismos
autótrofos pueden sintetizar polisacáridos, como celulosa y almidón, y todos los
demás componentes necesarios. En la figura I.1.1 se da una forma simplificada de
la ecuación de la reacción de fotosíntesis.

𝒉𝒗
𝟔𝑪𝑶𝟐 + 𝟏𝟐𝑯𝟐 𝑶 𝟔𝟕𝟒 𝑲𝒄𝒂𝒍↔ 𝑪𝟔 𝑯𝟏𝟐 𝑶𝟔 + 𝟔𝑶𝟐 + 𝟔𝑯𝟐 𝑶

(Glucosa)

Polisacáridos
Fig. I.1.1. Ecuación de la fotosíntesis. La glucosa relativamente rica en energía, está
formado por plantas verdes con la ayuda de la luz solar (h*v). El oxígeno es un
subproducto de este proceso.

La fotosíntesis es el proceso básico que logra la producción masiva de materia


orgánica en la tierra. Organismos autótrofos primitivos, como las bacterias
fotosintéticas y las algas verdeazuladas, fueron los primeros organismos
responsables de esta producción en masa. Un requisito previo básico para la
fotosíntesis es la clorofila de pigmento verde que absorbe la luz (Fig. I.1.2). En los
autótrofos primitivos ocurre en un estado relativamente libre en la célula del
organismo. En plantas más evolucionadas, se concentra en cloroplastos en hojas
verdes. Estos cloroplastos son fábricas fotosintéticas completas.

a) cadena lateral isoprenoide b) Núcleo de Porfina


Fig. I.1.2. (a) Molécula de clorofila. El pigmento verde que absorbe la luz de las
plantas y un requisito previo para la fotosíntesis. La cadena lateral de la molécula
de clorofila es una fuente importante de compuestos isoprenoides de cadena en
sedimentos y aceites. Igualmente el núcleo de porfina que contiene nitrógeno es el
precursor de las porfirinas. (b) Estructura del núcleo de porfina
.
Las formas de vida orgánica registradas más antiguas tienen entre 3,1 y 3,3 mil
millones de años y son bacterias y cuerpos similares al alga del grupo Swaziland en
Sudáfrica (Schopf et al., 1965). Sin embargo, es posible que la vida en la tierra sea
al menos tan antigua como las rocas más antiguas conocidas: 3.700 millones de
años.
Se supone que hace aproximadamente 2.000 millones de años, la producción de
materia orgánica fotosintética estaba bastante bien establecida en todo el mundo, y
esta vez sirve como punto de referencia cero. Antes de que se alcanzara,
probablemente se requirieron otros mil millones de años para que las ocurrencias
aisladas de la mayoría de los organismos primitivos se diseminaran lo suficiente
para la fotosíntesis y, por lo tanto, para que la producción en masa de materia
orgánica prevaleciera universalmente.

En la figura I.1.3 se presenta un resumen de los eventos geológicos considerados


importantes en el ciclo del carbono orgánico. Sin agua no hay vida. Por lo tanto, la
vida abundante, incluso en un nivel más primitivo, no era posible en la tierra antes
de hace unos 4 mil millones de años, cuando el agua se convirtió en una sustancia
común en la superficie de la tierra. Durante ese tiempo primordial, la atmósfera se
estaba reduciendo, i. e., prácticamente no había oxígeno libre.