Вы находитесь на странице: 1из 5

Incendio.

No se configura el tipo penal con la sola acción de prender fuego, se


requiere intención de poner en peligro y/o destruir o deteriorar bienes materiales o
la integridad física de las personas (CA Santiago 2011.10.25 Rol 1872-2011)

Normas asociadas: CPP Art. 373 b; CP Art. 475 n°2; CP Art. 484; CP Art. 485; CP Art.
486; CP Art. 487; CP Art. 489

Temas: Tipicidad

Descriptores: Delito de incendio; Daños; Tipicidad subjetiva

SÍNTESIS: Resolución de la ICA de Santiago que ACOGE RECURSO DE NULIDAD


interpuesto por la defensa (pública y privada). Cabe consignar que la sentencia anulada
es el resultado de un segundo juicio oral, toda vez que el primero fue anulado por la Corte
a requerimiento del MP, por no dar por configurado el delito incendio y no mencionar los
hechos probados en la causa. Se trata de imputadas, deudoras habitacionales que
concurren hasta la I. Municipalidad de Peñalolen reclamando por sus reivindicaciones
sociales y una vez en el lugar suben hasta la techumbre y encienden fuego a la misma.
En lo medular, se acoge la causal contenida en el artículo 373 b), entendiendo que existe
errónea aplicación del derecho al condenar a las imputadas por el delito de INCENDIO, en
circunstancias que correspondía hacerlo por el delito de daños. Las imputadas habían
sido condenadas a sufrir la pena de 5 años y 1 día de privación de libertad. En la
sentencia de reemplazo se les impone la pena de 61 días por el delito de daños,
teniéndose la pena por cumplida por el mayor tiempo que permanecieron privadas de
libertad con motivo de esta causa. La Corte considera que (1) los hechos establecidos en
el fallo llevan a concluir que la conducta de las imputadas, durante todo el episodio que
permanecieron encima del techo de la Municipalidad de Peñalolén, demuestra la
intención de llamar la atención de las autoridades para obtener solución a su problema
habitacional (2) si bien es cierto portaban dos botellas con líquido inflamable, también lo
es, que ellas permanecieron en la techumbre tratando de impedir que las bajaran durante
todo el episodio, por lo que mal puede suponerse que pretendían incendiar la
Municipalidad, quedando ellas en medio del siniestro (3) en razón de lo precedente, no
puede atribuírseles a las imputadas la intención de poner en peligro y/o destruir o
deteriorar bienes materiales o la integridad física o la vida de las personas, no siendo
suficiente la acción de prender fuego para tipificar el delito de incendio (Considerando:
1).

TEXTO COMPLETO

Santiago, veinticinco de octubre de dos mil once.


VISTOS:
En la causa RIT N° O-251-2010 seguida en el Séptimo Tribunal de Juicio Oral de
Santiago, por sentencia de 5 de Agosto de dos mil once, se condenó a las tres acusadas,
M.B, M.P.A y P.E.C, como autoras del delito de incendio en calidad de frustrado a la pena
de cinco años y un día de presidio mayor en su grado mínimo, más las accesorias de
inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la de
inhabilitación absoluta de profesiones titulares mientras dure la condena, sin beneficios y
con los abonos que se indican.
En la referida sentencia la juez señora Olga Ortega previno que concurrió a la
decisión de condena, pero disintiendo de la calificación del delito, el que debe ser
calificado de daños, y por considerar además que concurren en beneficio de las acusadas
M.P.A y P.E.C, la atenuante del N° 9 del artículo 11 del Código Penal, la colaboración
sustancial.
Previno además el magistrado Toledo, que concurrió a la decisión de condena,
respecto del núcleo factico, calificación y grado de comisión del delito, por las
consideraciones que detalla a más de las consideraciones de mayoría.
En contra de la referida sentencia deduce recurso de nulidad el Defensor Penal Público
Alvaro Santiago Pérez, por M.P.A, por la cual se condenó por voto de mayoría a su
representada por el delito de incendio en grado de frustrado, a sufrir la pena de cinco
años y un día, más accesorias legales sin beneficios, ello a fin que se anule la sentencia
y se dicte una de reemplazo.

1
Funda su recurso, como primera causal de nulidad, en la prevista en el artículo
373 letra b) del Código Procesal Penal, en relación con los artículos 345 N° 2, 484, 487 y
488 del Código Penal, por haber existido una errona aplicación del derecho al condenar
por el delito de incendio, en circunstancias que los hechos acreditados constituyen el
delito de daños.
En subsidio de lo anterior, invoca la causal del artículo 737 letra b) del Código
Procesal Penal en relación con los artículos 475 N° 2, 7, 51 y 52 todos del Código Penal ,
por haber existido una errónea aplicación del derecho, al sancionar como frustrado un
delito de incendio, que de configurarse, sería de tentado.
Por su parte deduce recurso de nulidad el abogado Washington Lizana, por las
acusadas M.B y P.E.C, en contra de la sentencia ya individualizada, fundado en la causal
prevista en el artículo 373 letra b) del Código Procesal Penal, en relación con el artículo
475 N° 2 del Código Penal, esto es, por haber incurrido en una errónea aplicación del
derecho al condenar como autoras del delito de incendio a sus representadas , en
circunstancias que los hechos acreditados en juicio son atípicos.
Como segunda causal invoca el artículo 373 letra b) del Código Procesal Penal, en
relación con los artículos 475 N° 2, 484, 485, 486, 487 y 489 todos del Código Penal, esto
es, por haberse hecho una errona aplicación del derecho en la sentencia al condenar a
sus representadas como autoras del delito de incendio, en circunstancias que los hechos
acreditados configuran el delito de daños,.
Como tercera causal de nulidad invoca el artículo 373 letra b) del Código Procesal
Penal, en relación con el artículo 11 N° 9 del Código Penal, por no considerarse
acreditada la minorante de colaboración sustancial, respecto de Pamela Cuevas.
Como cuarta causal de nulidad invoca el artículo 374 letra e) en relación con el
artículo 342 letra c) y 297 todos del Código Procesal Penal, toda vez que la sentencia ha
omitido alguno de los requisitos de la letra c) del artículo 342, al no haber señalado el
tribunal una exposición clara y completa, de los hechos que dio por probados, fueran
favorables o desfavorables, y la valoración de los medios de prueba, principalmente por
no haberse hecho cargo de la declaración de sus representadas.
Señala que todas las causales se interponen una en subsidio de la otra, y termina
solicitando se anule la sentencia y se dicte una de reemplazo.

CON LO RELACIONADO Y CONSIDERANDO:

1.- Que la presente causa seguida contra las imputadas ya individualizadas, ya fue vista
con anterioridad por esta Iltma. Corte, por la Novena Sala, la cual con fecha seis de abril
del presente año anuló el juicio oral y la sentencia de fecha veintiuno de diciembre de dos
mil diez, que absolvió a las imputadas, dejándola sin efecto, ordenando se retrotrayera la
causa al estado de llevarse a efecto un nuevo juicio oral, por tribunal no inhabilitado.
Ello en razón de considerar que la sentencia adolecía del vicio previsto en el
artículo 374 letra e) en relación con el artículo 342 letra c) ambos del Código Procesal
Penal, ya que no da por configurado el delito de incendio, pero no menciona cuál o cuáles
son los hechos que se encuentran probados en la causa.
Por lo expuesto la situación de las tres imputadas es revisada por segunda vez en alzada.
2.- Que se acompañó en estrados, al inicio de su alegato, prueba documental por
parte de la defensa, consistente en set de fotografías en fotocopias del sitio del suceso,
que muestran indicios que quedaron producto del fuego, los daños causados en el techo,
restos de tejas que supuestamente se lanzaban por la imputadas al personal policial,
evidencias incautadas e informe presentencial de M.P.A Alvarado, prueba que fue
incorporada con la aquiescencia del Ministerio Público.
3.- Que también en estrados la defensa de las imputadas renunció en su alegato a
la causal de nulidad individualizada con el N° 4 de su recurso, fundada en el artículo 374
letra e), en relación con el 342 letra c) y 297 todos del Código Procesal Penal.
4.- Que habiéndose solicitado por ambas defensas a través de sus recursos de
nulidad que se dicte sentencia de reemplazo luego de anular la impugnada, al efecto cabe
tener presente lo dispuesto en los artículos 385 y 386 del Código Procesal Penal, los
cuales refieren las circunstancias en que cabe o no dictar sentencia de reemplazo por la
Corte, o bien en el evento de anularse la sentencia y el juicio cabe remitir los autos al
tribunal no inhabilitado para que disponga la realización de un nuevo juicio oral.
5.- Que antes de entrar al fondo propiamente tal, cabe señalar que el recurso de
nulidad es un recurso de derecho estricto, y como tal los recurrentes de nulidad en sus
fundamentos deben ceñirse estrictamente a lo preceptuado en los artículos 372 y

2
siguientes del Código Procesal Penal, señalado el vicio que denuncian, las normas
vulneradas y como ellas influyen substancialmente en lo dispositivo del fallo.
6.- Que en cuanto a la primera causal invocada por el defensor Washington
Lizana, fundada en el artículo 373 letra b) del Código Procesal Penal en relación con el
artículo 475 N°2 del Código Penal, por cuanto los hechos acreditados en juicio son
atípicos y no constituyendo delito alguno
7.- Que los hechos establecidos en el juicio y detallados en la motivación octava,
corresponden acorde a su descripción a una conducta que en ningún caso puede
calificarse de atípica, dada las características del actuar de las imputadas, y la forma
como se desarrollaron los hechos de acuerdo a las prueba rendidas y analizadas a lo
largo del falo que se revisa, por lo que el vicio denunciado no se configura.
9.- Que ambas defensa sustentan sus recursos, en una primera causal a analizar , - luego
de lo decidido en la motivaciones precedentes - en el artículo 373 letra b) del Código
Procesal Penal, en relación con el artículo 475 N° 2 del Código Penal, por estimar, la
primera de Araya, que los hechos acreditados configuran el delito de incendio , pero en
grado de frustrado y no consumado, ; y la segunda , el delito de daños y no el delito de
incendio.
10.- Que al efecto es necesario tener a la vista los elementos analizados en el fallo de
primera, en cuanto a si concurren o no los elementos del tipo, delito de incendio.
11.- Que la realidad es que incendio propiamente tal no hubo, ahora bien, en cuanto a la
intención de las encartadas, elemento determinante para la tipificación, de acuerdo a lo
establecido y concluido por los jueces de mayoría en los considerandos octavo y noveno,
lo que unido a la prueba documental acompañada en estrados, lleva a concluir que los
hechos descritos y dados por probados no caben dentro de lo previsto en el artículo 475
del Código Penal, ni en cuanto a la intención, ni a las consecuencias del actuar, por
cuanto los antecedentes consignados en la sentencia cuestionada, debidamente
analizados permitirían configurar si un ilícito penal, pero diferente a la figura consignada
en el fallo que se revisa, razones todas por las cuales se estima que lo decidido si influyó
sustancialmente en lo dispositivo del fallo, configurándose el vicio que se invoca.
12.- Que acorde con lo razonado precedentemente resulta inoficioso pronunciarse
acerca de las demás causales ya que fueron deducidas en subsidio de las ya analizadas
precedentemente, por lo que no se entrará analizar las circunstancias modificatorias de
responsabilidad penal al tenor de lo prevenido en el artículo 373 letra B) del Código
Procesal Penal.
Por las razones anotadas y de acuerdo a lo dispuesto en los artículos 373 y
siguientes y 385 del Código de Procedimiento Penal, SE HACE LUGAR AL RECURSO
DE NULIDAD deducido por las defensas de las encartadas, por lo que la sentencia
dictada con fecha 5 de Agosto de dos mil once, SE DECLARA NULA, y se procede a
dictar sin más trámite SENTENCIA DE REEMPLAZO a continuación y con esta misma
fecha.
Regístrese y comuníquese.
Redacción de la Ministro señora María Rosa Kittsteiner Gentile.
N° 1872-2011.-
No firma la Ministro (S) señora Lermanda, por haber cesado sus funciones en esta Corte.

Pronunciada por la Segunda Sala de la Iltma. Corte de Apelaciones de Santiago,


presidida por la Ministro señora María Rosa Kittsteiner Gentile e integrada por la Ministro
(S) señora Raquel Lermanda Spichiger y por el Abogado Integrante señor Antonio Barra
Rojas.

3
Santiago, veinticinco de Octubre de dos mil once.-
VISTOS.
Se reproduce la sentencia en alzada, en sus considerandos primero a octavo, décimo a
partir de la declaración del testigo Orrego y hasta el término de la declaración del perito
Danilo Gómez, eliminándose el inicio del primer inciso y el inciso final de aquel, y se
tienen también por reproducidas las motivaciones undécima, y décimo quinta a décimo
séptima
Y se tiene además presente:
1.- Que los hechos establecidos en el fallo que se revisa en la motivación octava,
que se tiene por reproducida, llevan a concluir que la conducta de las imputadas, durante
todo el episodio que permanecieron encima del techo de la Municipalidad de Peñalolén,
demuestra en primer lugar, la intención de llamar la atención de las autoridades para
obtener solución a su problema habitacional, que si bien es cierto portaban dos botellas
con líquido inflamable, también lo es, que ellas permanecieron en la techumbre tratando
de impedir que las bajaron, durante todo el episodio, por lo que mal puede suponerse que
pretendían incendiar la Municipalidad, quedando ellas en medio del siniestro.
En concordancia con lo expuesto precedentemente no puede atribuírseles a las
imputadas la intención de poner en peligro y/o destruir o deteriorar bienes materiales o la
integridad física o la vida de las personas, no siendo suficiente la acción de prender fuego
para tipificar el delito de incendio.
2.- Que cabe además tener a la vista los informes de los peritos arquitecto y
químico López y Gómez respectivamente, los que dan cuenta el primero, que apreció
algunas tejas removidas y quebradas sin ver restos de superficie quemada; y el segundo
,que la evidencia que se le entregó a periciar consistía en una botella de plástico verde
de 500 cc. y una botella de agua Vital también de 500 cc. las que tenían residuos de
kerosén, parafina.
3.- Que así las cosas, dado lo exiguo de tales recipientes, los daños ocasionados
fueron de mínima envergadura alcanzando a un monto económico menor, alrededor de un
millón ochocientos mil pesos, según informe de la Dirección de Obras de la
Municipalidad, victima en esta causa.
4.- Que tales antecedentes unidos a las declaraciones de las imputadas, llevan a
concluir que los hechos establecidos por el tribunal oral, por carecer de la magnitud e
intencionalidad necesaria que exige el delito de incendio, sólo configuran el ilícito
previsto y sancionado en el artículo 487 del Código Penal, delito de daños.
Y VISTO, además lo dispuesto en los artículos 1, 11 N°6, 15, 18, 26, 30, 50, 67, 487 del
Código Penal; artículos 47, 295, 296, 297, 340, 341, 342, 346 del Código Procesal
Penal; y artículo 4° de la ley N °18216,
SE DECLARA:
I.- Que se condena a las imputadas M.B.D, M.A.A Y P.E.C, ya individualizadas, a
la pena de sesenta y un día de reclusión menor en su grado mínimo, como autoras del
delito de daños, hecho cometido el día 14 de enero de 2.010, en la comuna de
Peñalolén, Santiago; y a las accesorias de suspensión de cargo u oficio público
público durante el tiempo de la condena y, al pago de las costas de la causa.
II.- Que, atendido el tiempo que M.B y M.P.A Alvarado estuvieron privadas de
libertad, con motivo de esta causa, se les dará por cumplida la pena impuesta con el
mayor tiempo de privación de libertad que sufrieron, conforme a los abonos que la primera
de las sentenciadas registra, desde el 15 de enero de 2010 al 15 de septiembre del
mismo año, más el tiempo respectivo del arresto domiciliario total-; y, en cuanto a la
segunda, M.P.A Alvarado, con el período de privación de libertad que sufrió desde el 14
de enero de 2010 al 15 de septiembre del mismo año, más el arresto domiciliario total.
III.- Que, atendido el mérito del extracto de filiación y antecedentes de P.E.C, exento de
anotaciones penales anteriores, y r euniéndose los requisitos que contempla el art. 4 de
la ley N°18.216, se le concederá, el beneficio de la remisión condicional de la pena,
debiendo permanecer sujeta a la vigilancia y control de la Sección respectiva de
Gendarmería de Chile, por el término de un año. Para el caso que debiera cumplir
efectivamente la pena impuesta, le servirá de abono los dos días que estuvo privada de
libertad, esto es, el 14 y 15 de enero de 2010.

4
Ejecutoriada que sea la sentencia dese cumplimiento por el Juzgado de Garantía
correspondiente, a lo dispuesto en los artículos 467 y siguientes del Código Procesal
Penal.
Devuélvase en su oportunidad la prueba documental y material, a quien correspondiere.
RUC N° 1000049939-6
RIT N° O-251-2010.
N° 1872-2011.-
Regístrese y comuníquese.
Redacción de la Ministro señora María Rosa Kittsteiner Gentile.
No firma la Ministro (S) señora Lermanda, por haber cesado sus funciones en esta Corte.

Pronunciada por la Segunda Sala de la Iltma. Corte de Apelaciones de Santiago,


presidida por la Ministro señora María Rosa Kittsteiner Gentile e integrada por la Ministro
(S) señora Raquel Lermanda Spichiger y por el Abogado Integrante señor Antonio Barra
Rojas.