Вы находитесь на странице: 1из 7

BACTERIAS

http://ww1.essalud.gob.pe/sisep/oportunidades-laborales/lista-
convocatoria.htm?idCategoria=5

http://ww1.essalud.gob.pe/sisep/reporte/MANUAL_DEL_POSTU
LANTE.pdf

Definición: Las bacterias son la forma de vida más antigua de la Tierra, sobreviven y prosperan
en los ambientes más rigurosos, en manantiales, en pozos de ácido, en grietas de la tierra, sin
luz, sin aire y a temperaturas de mas de 250º C Estos juegan un papel fundamental en la
naturaleza y en el hombre

Morfología:

Las bacterias presentan una amplia variedad de tamaños y formas. La mayoría presentan
un tamaño diez veces menor que el de las células eucariotas, es decir, entre 0,5 y 5 μm.
Sin embargo, algunas especies como Thiomargarita namibiensis y Epulopiscium
fishelsoni llegan a alcanzar los 0,5 mm, lo cual las hace visibles al ojo desnudo.41 En el
otro extremo se encuentran bacterias más pequeñas conocidas, entre las que cabe
destacar las pertenecientes al género Mycoplasma, las cuales llegan a medir solo 0,3
μm, es decir, tan pequeñas como los virus más grandes.42

La forma de las bacterias es muy variada y, a menudo, una misma especie adopta
distintos tipos morfológicos, lo que se conoce como pleomorfismo. De todas formas,
podemos distinguir tres tipos fundamentales de bacterias:

 Coco (del griego kókkos, grano): de forma esférica.


o Diplococo: cocos en grupos de dos.
o Tetracoco: cocos en grupos de cuatro.
o Estreptococo: cocos en cadenas.
o Estafilococo: cocos en agrupaciones irregulares o en racimo.
 Bacilo (del latín baculus, varilla): en forma de bastoncillo.
 Formas helicoidales:
o Vibrio: ligeramente curvados y en forma de coma, judía o cacahuete.
o Espirilo: en forma helicoidal rígida o en forma de tirabuzón
o Espiroqueta: en forma de tirabuzón (helicoidal flexible).

CLASIFICACION

1.4.1.-Su morfología:

Según su forma y disposición celular las bacterias pueden ser:

Esféricas (cocos): Aislados o en grupo (gonococo), cadenas largas (Estreptococos), acúmulos


irregulares en forma de racimo (estafilococos).
Alargadas (bacilos): Pueden presentase como cadenas largas o como bastones aislado

1.4.2.- Formas espirales o helicoidales: Estos se presentan en dos formas:

Los espirilos: Que tienen pocas espinas que a veces se parece a una coma Ej. El Cólera

Las espiroquetas: con muchas vueltas a modo de sacacorchos Ej. La sífilis.

(Vlle 1996:147) Otra característica que apreciamos cuando observamos al microscopio las
bacterias es su forma de agruparse, así los diplococos son cocos agrupados en parejas, la
formación en cadenas es típica de los estreptococos y las agrupaciones en racimos de los
estafilococos.

1.4.3.- Tinción de Gram:

Para poder diferenciar a las bacterias se basa en sus características de tinción es decir en la
capacidad de reacción de las bacterias frente a un método de coloración, como es la
coloración de Gram. Con esta técnica de tinción, desarrollado en 1884 por Christian Gram, la
mayor parte de las bacterias se pueden clasificar en:

Bacterias Gram positivas

Bacterias Gram negativas.

Esta clasificación es útil porque la diferencia en la coloración refleja importantes diferencias en


la estructura de la pared celular.

1.4.4.- Tolerancia al oxígeno.

Las bacterias en su evolución han desarrollado distintas respuestas al oxígeno, y de forma muy
general las podemos clasificar por su tolerancia al oxígeno en:

Bacterias aerobias: cuando crecen en presencia de aire y

Bacterias anaerobias cuando no pueden vivir en presencia de oxígeno.

ESTRUCTURA:

Las bacterias son organismos relativamente sencillos. Sus dimensiones son muy
reducidas, unos 2 μm de ancho por 7-8 μm de longitud en la forma cilíndrica (bacilo) de
tamaño medio; aunque son muy frecuentes las especies de 0,5-1,5 μm.

Carecen de un núcleo delimitado por una membrana aunque presentan un nucleoide,


una estructura elemental que contiene una gran molécula circular de ADN. El
citoplasma carece de orgánulos delimitados por membranas y de las formaciones
protoplasmáticas propias de las células eucariotas. En el citoplasma se pueden apreciar
plásmidos, pequeñas moléculas circulares de ADN que coexisten con el nucleoide,
contienen genes y son comúnmente usados por las bacterias en la conjugación. El
citoplasma también contiene vacuolas (gránulos que contienen sustancias de reserva) y
ribosomas (utilizados en la síntesis de proteínas).
Una membrana citoplasmática compuesta de lípidos rodea el citoplasma y, al igual que
las células de las plantas, la mayoría posee una pared celular, que en este caso está
compuesta por peptidoglicano (mureína). Algunas bacterias, además, presentan una
segunda membrana lipídica (membrana externa) rodeando a la pared celular. El espacio
comprendido entre la membrana citoplasmática y la pared celular (o la membrana
externa si esta existe) se denomina espacio periplásmico. Algunas bacterias presentan
una cápsula y otras son capaces de desarrollarse como endosporas, estados latentes
capaces de resistir condiciones extremas. Entre las formaciones exteriores propias de la
célula bacteriana destacan los flagelos y los pili.

ESTRUCTURAS INTRACELULARES:

La membrana citoplasmática bacteriana tiene una estructura similar a la de plantas y


animales. Es una bicapa lipídica compuesta fundamentalmente de fosfolípidos en la que
se insertan moléculas de proteínas. En las bacterias realiza numerosas funciones entre
las que se incluyen las de barrera osmótica, transporte, biosíntesis, transducción de
energía, centro de replicación de ADN y punto de anclaje para los flagelos. A diferencia
de las membranas eucarióticas, generalmente no contiene esteroles (son excepciones
micoplasmas y algunas proteobacterias), aunque puede contener componentes similares
denominados hopanoides.

ESTRUCTURAS EXTRACELULARES: Las bacterias disponen de una pared celular


que rodea a su membrana citoplasmática. Las paredes celulares bacterianas están hechas
de peptidoglicano (llamado antiguamente mureína). Esta sustancia está compuesta por
cadenas de polisacárido enlazadas por péptidos inusuales que contienen aminoácidos
D.66 Estos aminoácidos no se encuentran en las proteínas, por lo que protegen a la pared
de la mayoría de las peptidasas. Las paredes celulares bacterianas son distintas de las
que tienen plantas y hongos, compuestas de celulosa y quitina, respectivamente.67 Son
también distintas a las paredes celulares de Archaea, que no contienen peptidoglicano.
El antibiótico penicilina puede matar a muchas bacterias inhibiendo un paso de la
síntesis del peptidoglicano.67

Existen dos diferentes tipos de pared celular bacteriana denominadas Gram-positiva y


Gram-negativa, respectivamente. Estos nombres provienen de la reacción de la pared
celular a la tinción de Gram, un método tradicionalmente empleado para la clasificación
de las especies bacterianas.68 Las bacterias Gram-positivas tienen una pared celular
gruesa que contiene numerosas capas de peptidoglicano en las que se inserta ácido
teicoico. En cambio, las bacterias Gram-negativas tienen una pared relativamente fina,
consistente en unas pocas capas de peptidoglicano, rodeada por una segunda membrana
lipídica (la membrana externa) que contiene lipopolisacáridos y lipoproteínas.

AGENTE FISICOS:

TEMPERATURA: La temperatura afecta a la velocidad de crecimiento (y, por lo tanto al


tiempo de generación, g). Cada bacteria (y suponiendo que el resto de condiciones
ambientales se mantienen constantes)

Temperatura mínima: por debajo de ella no hay crecimiento; puede explicar en función
de un descenso de la fluidez de la membrana, de modo que se detienen los procesos de
transporte de nutrientes y el gradiente de protones.
Temperatura máxima: por encima de ella tampoco existe crecimiento;

A partir de la temperatura óptima, si seguimos subiendo la temperatura se produce un


descenso acusado de la tasa de crecimiento hasta alcanzar la temperatura máxima. Dicha
temperatura refleja desnaturalización e inactivación de proteínas enzimáticas esenciales,
colapsamiento de la membrana citoplásmica y a veces lisis térmica de la bacteria

Temperatura óptima: permite la máxima tasa de crecimiento (o sea, g mínimo). Por


encima de la temperatura mínima la tasa de crecimiento va aumentando proporcionalmente
hasta alcanzar la temperatura óptima, debido a que las reacciones metabólicas catalizadas por
enzimas se van aproximando a su óptimo

DESECACION RADIACION. La liofilización es la desecación al vacío de una muestra


previamente congelada. Aplicada a bacterias, es uno de los métodos que mantiene por más
tiempo la viabilidad bacteriana (varios años). Para obtenerla, el cultivo bacteriano se adiciona
de leche o suero (véase epígrafe anterior), se congela sobre nieve carbónica (-78ºC), y se
conecta a una bomba de vacío, que provoca la desecación. La eliminación de toda el agua
sobre la muestra congelada aumenta la viabilidad de ésta, que se guarda en ampollas cerradas
de vidrio a temperatura ambiente, hasta su uso, que como vemos, puede ser incluso muchos
años después.

La desecación al aire (sin vacío) mata a las células vegetativas bacterianas, pero no a las
endosporas. La sensibilidad a la desecación varía de una especie a otra. Ejemplos:

Ejemplos: Mycobacterium tuberculosis (el bacilo tuberculoso) es muy resistente al aire


(en ausencia de luz), de ahí que pueda aguantar varios meses a partir de los esputos
de enfermos.

En cambio, el vibrión colérico (Vibrio cholerae) muere expuesto al aire al cabo de sólo
dos horas.

ONDAS SONORAS:

El fundamentode esta acción es el siguiente: el paso del sonido a través de un líquido produce
cambios de presión alternantes (por los sucesivos frentes de ondas), que a grandes frecuencias
originan cavidades (burbujas de gases disueltos) de unos 10 m de diámetro (fenómeno de
cavitación). Dichas cavidades van aumentando de tamaño y terminan colapsando
violentamente, dando lugar a enormes presiones locales(de hasta 1000 atmósferas o 10
Tm/cm2). Las consecuencias del colapso son:

la célula se desintegra;

si existe oxígeno en el líquido de suspensión, se forman peróxidos (como el


H2O2);despolimerización de macromoléculas;

cortes en ambas hebras de ADN


Las bacterias son variables en cuanto a su susceptibilidad a las vibraciones sonoras. En
general, son más sensibles las Gram-negativas y más resistentes las Gram-positivas. Sin
embargo, ante un tratamiento por ultrasonidos siempre cabe la posibilidad de que sobrevivan
algunos individuos, por lo que este método no tiene utilidad para la esterilización.

PRESION HEDROSTATICA: La mayor parte de las especies bacterianas de hábitats


continentales no pueden crecer (e incluso mueren) cuando son sometidas a altas presiones
(unos 600 Kg/cm2). Ello se debe a los siguientes efectos adversos:

aumento de la viscosidad del citoplasma;

disminución de la capacidad de las enzimas de unirse a sus respectivos sustratos;

interferencia en la división celular: las bacterias se alargan, se filamentan, pero sin


producción de tabique transversal (crecimiento sin división celular).

PRESION HOSMOTICA Exceptuando los micoplasmas, que carecen de pared celular, las
bacterias pueden vivir en medios tanto hipotónicos como hipertónicos, debido a la protección
de una pared celular rígida y a la membrana citoplásmica semipermeable.

Normalmente el citoplasma de las bacterias poseen una osmolaridad


ligeramente superior a la del entorno, lo que garantiza el paso de agua al
interior. La presión de turgor es relativamente constante porque la membrana
citoplásmica se topa con la rigidez de la pared celular. Esta presión de turgor
permite que la bacteria aguante cambios bruscos de concentración de solutos
en su entorno (dentro de ciertos límites). Pero esto plantea una pregunta (que
intentaremos responder a continuación): ¿cómo logra la bacteria ajustar su
osmolaridad interna a esos cambios exteriores?

PH: La mayoría de las bacterias pueden crecer dentro de un margen de pH de su medio,


manteniendo al mismo tiempo su pH interno óptimo prácticamente constante.

Por ejemplo, Escherichia coli puede crecer bien entre pH 6 y pH 8, pero su pH


interno es siempre 7.6 o muy cercano a ese valor.

Respecto del margen normal de pH a los que crecen las bacterias, éstas se pueden clasificar
en:

Neutrófilas, si crecen de modo óptimo en torno a la neutralidad (entre pH 5.5 y 8).

Acidófilas, si crecen normalmente entre pH 0 y pH 5.


Alcalófilas, si crecen entre pH 8.5 y pH 11.5.
La mayor parte de las bacterias son neutrófilas. Muchas bacterias neutrófilas
modifican el pH del medio, y resisten entornos relativamente ácidos o alcalinos. Por ejemplo,
algunas bacterias fermentativas excretan ácidos, mientras otras alcalinizan el medio, p. ej.,
produciendo amonio a partir de desaminación de aminoácidos. Por otro lado, la mayor parte
de los hongos y levaduras requieren pHs ligeramente ácidos (en torno a 4-5).

Aunque los microorganismos pueden crecer en un margen más o menos amplio de pH


(alrededor de un óptimo), los cambios bruscos pueden ser lesivos (afectando a la membrana y
al transporte de solutos, e inhibiendo enzimas). Si el pH citoplásmico cae rápidamente hasta 5
o menos, la bacteria puede morir.

AGENTES QUIMICOS: Existen ciertas sustancias químicas que influyen negativamente


sobre las bacterias, pudiendo ejercer dos tipos de efectos diferentes:

bacteriostáticos: cuando impiden el crecimiento bacteriano;


bactericidas: cuando destruyen (matan) las bacterias.

Antes de proceder al estudio de las diversas moléculas que pueden afectar el crecimiento o
la viabilidad de los microorganismos, veamos unas cuantas definiciones básicas.

Agentes esterilizantes son aquellos que producen la inactivación total de todas


las formas de vida microbiana (o sea, su “muerte” o pérdida irreversible de su
viabilidad). (También existen agentes físicos esterilizantes, como ya vimos en los
dos capítulos anteriores).
Agentes desinfectantes (o germicidas) son agentes (sobre todo químicos)
antimicrobianos capaces de matar los microorganismos patógenos (infecciosos)
de un material. Pueden (y en muchos casos suelen) presentar efectos tóxicos
sobre tejidos vivos, por lo que se suelen emplear sólo sobre materiales inertes.
Agentes antisépticos son sustancias químicas antimicrobianas que se oponen a
la sepsis o putrefacción de materiales vivos. Se trata de desinfectantes con baja
actividad tóxica hacia los tejidos vivos donde se aplican.
Quimioterápicos son compuestos químicos con actividad microbicida o
microbiostática, con una toxicidad suficientemente baja como para permitir su
administración a un organismo superior, en cuyos fluidos corporales y tejidos
permanece estable un cierto tiempo a concentraciones tales que los hace
eficaces como antimicrobianos dentro del organismo.

DESINFECTANTES Y ANTISEPTICOS : causa la muerte celular cuando se Aplica un


agente químico en altas cantidades

Ejem:

En los hospitales, para esterilizar termómetros, catéteres, instrumentos, etc., se


suele recurrir a un tipo de autoclave que usa el gas óxido de etileno o formaldehido
gaseoso (ambos son agentes alquilantes)
Pequeños objetos se pueden esterilizar en peróxido de hidrógeno (agente oxidante).

Las cámaras de cría de animales libres de gérmenes se esterilizan con ácido


peracético, un fuerte agente oxidante.

QUIMIOTERAPICOS DE SINTESIS Los quimioterápicosson sustancias con actividad


antimicrobiana (microbicida o microbiostática) con toxicidad suficientemente baja como para
poder ser administrados a un organismo por la vía adecuada, hasta alcanzar y mantener
concentraciones eficaces en los tejidos. Aunque en el capítulo 1 ya hablamos del arranque y
desarrollo de la Quimioterapia, recordemos aquí esta página notable de la historia de la
Microbiología:

ANTIBIOTICOS: Los antibióticos son sustancias normalmente de bajo peso molecular


producidas por seres vivos (antibióticos naturales) o modificadas artificialmente a partir de
ellas (antibióticos semisintéticos), que a pequeñas concentraciones tienen efectos
antimicrobianos (microbicidas o microbiostáticos), tras ser administrados por vía adecuada a
un organismo receptor.

La mayor parte de los antibióticos proceden del metabolismo secundario de


microorganismos procariotas (actinomicetos, Bacillus, etc.) o eucariotas (hongos de los
géneros Penicillium, Cephalosporium, etc.).

Se conocen unos 5.000 antibióticos distintos, y cada año se descubre unos 300 nuevos,
pero en clínica solo se usa un 1% de los descubiertos. Su importancia económica se pone de
manifiesto al pensar en las 100.000 Tm. de antibióticos producidas al año, por un valor
equivalente a 3.000 millones de euros, lo cual representa una de las industrias biotecnológicas
más importantes.

-TOMA DE MUESTRAS DE SANGRE (ADULTOS Y NIÑOS), SECRECIONES, RASPADO DE PIEL.

-LECTURA DE (HEMOGRAMA, SEDIMENTO URINARIO, HECES Y OTROS).

-PROCESO DE MUESTRAS BIOQUÍMICAS E INMUNOLOGICAS (RUTINA).