Вы находитесь на странице: 1из 6

COMPROBACIÓN DE LECTURA

La pequeña Pantalla / Israel Márquez

Nombre: Paula Andrea Cubillos Meza

1) Explique a qué se refiere Márquez cuando habla de la ideología de lo hogareño y


cómo ésta creó las circunstancias necesarias para la llegada de la televisión.

El primer acercamiento de la televisión a las personas fue un acontecimiento muy irónico, ya


que la gente creía que sólo era otro espectáculo para ver en multitud. Nadie imaginaba que se
había creado para verse en la privacidad de la casa, de hecho, era un poco ridículo siquiera
pensarlo; ¿por qué la gente se quedaría en su casa a “ver televisión”? La mayoría estaba
acostumbrada a comer afuera, ir a cine, salir en familia o con amigos. Nadie quería quedarse
encerrado con un aparato que no sólo era costoso, sino que no tenía mucho contenido que
ofrecer.

Para que la televisión fuera acogida, primero había que darles una razón a las personas para
que se quedaran en sus casas. La televisión ya era un invento doméstico, sólo faltaba
domesticar a los consumidores. Así comienza la construcción del concepto de “hogar” que
impulsó su uso.

La ideología de lo hogareño tuvo como objetivo hacer más atractivo el plan de quedarse en
casa. La invención de la nevera, aunque no lo parezca, tuvo un papel crucial, ya que la
posibilidad de almacenar los alimentos en buen estado y por más tiempo impulsó el deseo de
quedarse en casa y cocinar en lugar de salir a restaurantes.
A todo lo anterior, se terminó sumando la televisión, creando así finalmente el estilo de vida
hogareño que sigue vigente hasta nuestros días. Lo que empezó siendo una idea absurda,
ahora lidera, casi por ley, el diseño de interiores de una casa. ¿Dónde se pone el televisor?

2) Enumere y explique brevemente cada una de las “pantallas” que Márquez identifica
en el desarrollo de la historia de la televisión.

Después de explicar la ideología de lo hogareño y cómo la televisión logró incorporarse como


estilo de vida, Márquez menciona ocho tipos de pantalla que podrían resumir la evolución de su
consumo:

1. LA PANTALLA PROTO-INTERACTIVA

La llegada del mando a distancia y la cultura del zapping fueron lo más representativo de esta
pantalla. Le entregó al espectador poder sobre lo que veía en la televisión. Empezó a interactuar
con ella: podía cambiar los canales, saltar espacios publicitarios, configurar el brillo y el
contraste, ver lo que quería de cada programa, etc. El espectador -ahora un experto surfista de
canales- hacía su propio montaje, volviendo a la dinámica de consumo inmediata, fugaz, rápida
y distraída. Esto también cambió la forma de diseñar los programas: se volvieron urgentes,
veloces y divertidos, todo con el propósito de captar la atención del espectador que podía
cambiarlos en cualquier momento con sólo presionar un botón. El espectador perdió la seriedad
y concentración que antes tenía cuando consumía cine.

2. LA PANTALLA ESPECULAR O (DES)INFORMATIVA

Esta pantalla muestra la esencia de la televisión, que es transmitir lo que pasa en vivo y en
directo. Esto impulsó el uso informativo y las metáforas de la televisión como “espejo de la
realidad”. Sin embargo, la pantalla sólo muestra una versión parcializada de la realidad. El
supuesto contacto directo que se tiene con el mundo real no es más que una simulación, un
engaño, una historia contada desde un solo punto de vista. La pantalla no era informativa y
directa, al contrario, era desinformativa, construida y adulterada.
3. LA PANTALLA ESPECTACULAR O INTERPASIVA

Llega el espectáculo, que son imágenes de un mundo que se siente tan real como el que está
afuera de la pantalla. El espectador ya no era interactivo, sino interpasivo. Estaba hipnotizado
por las imágenes llamativas y dramáticas del espectáculo, ni siquiera tenía que reaccionar a lo
que veía, sólo relajarse en el sofá viendo lo que mostraba la televisión. Las risas enlatadas que
sonaban durante un programa fueron un gran ejemplo de esta pasividad; la pantalla se reía por
el espectador, y ya no era necesaria la interacción-reacción. Finalmente, el espectáculo se hizo
tan importante que empezó a moldear la forma de pensar y actuar de la sociedad, volviéndolo
real, una representación lamentable.

4. LA PANTALLA PUBLICITARIA

La publicidad llegó a la pantalla para promover el espectáculo del deseo. Llamaba la atención
del espectador, le seducía con imágenes atractivas y experiencias gratas, revolvía sus
emociones. Se pretendía que la gente quisiera vivir lo mismo que las personas dentro de los
spots publicitarios, que incluso algunos eran figuras famosas que reforzaban aún más el deseo.
Esta pantalla devino en pornografía y un bombardeo agresivo de imágenes que poco a poco
cansaron al espectador, quien volvió a su papel de controlador y huyó de los espacios
publicitarios nuevamente.

5. LA PANTALLA EDUCATIVA

La era de la pantalla niñera que se encargaba de educar a los hijos mientras los padres no
estaban disponibles. La televisión siempre educa, y en ese entonces compartía terreno con la
familia y la escuela. Era de mayor accesibilidad, ayudó a romper muchos tabúes y promovió y/o
reforzó valores. El problema de esta pantalla era su falta de interactividad, pues el televisor no
podía responder preguntas, no se podía hablar con él. Por eso no le hizo –ni le hace-
competencia a las familias y la escuela, que sí pueden establecer una relación de reacción-
interacción con los niños.
6. LA PANTALLA NEO(POS)TELEVISIVA

Es la pantalla del “yo podría ser él”. La televisión encontró la forma de incluir más a los
espectadores, de hacerlos partícipes de la experiencia televisiva a través de concursos, juegos,
llamadas, etc. De esta forma, la gente lograba identificarse más con las personas que salían en
los programas, pues podían ser conocidos, amigos o vecinos. Se alimentaba el deseo de vivir
“los 15 minutos de fama”. Era la pantalla de los freaks y de la telebasura, la cual llegó a invadir
la privacidad de las personas, volviendo sus vidas un espectáculo de morbo que los
espectadores podían juzgar libremente.

7. PANTALLA FEMENINA

Esta fue la pantalla pensada para el público femenino, dominada por las telenovelas. Estas
historias de amor que duraban varios capítulos reforzaron la lealtad del televidente con la
serialidad y el suspenso por lo que pasará en los próximos episodios. Las élites de la “alta
cultura” odiaban las telenovelas porque las veían como el entretenimiento de los pobres de la
“baja cultura” y la “cultura popular”. Sin embargo, hay que reconocer que las telenovelas educan
sentimentalmente y en su momento abrieron canales de comunicación entre mujeres que se
reunían a hablar de lo que pasaba en la historia, y de ahí trascendían a conversaciones más
amplias y profundas con alto intercambio cultural.

8. LA PANTALLA VIDEOGRÁFICA

La pantalla videográfica terminó de darle todo el poder imaginable al espectador en ese


entonces. La posibilidad de tener un dispositivo que grabara los programas para poder verlos
después revolucionó la rutina y la relación entre espectador y pantalla. El Betamax, el VHS y el
DVD permitieron a las personas guardar sus programas favoritos y verlos cuando tuvieran
tiempo. Sin embargo, el tiempo nunca llegaría. Si bien el vídeo ayudó a los cinéfilos a estudiar
mejor las películas y crear la cultura de la colección, también creó la cultura de la procrastinación
y lo efímero, reforzando la pasividad del espectador de televisión, quien grababa los programas,
pero la mayoría de veces jamás los veía.
9. LA PANTALLA MTV

Music Television cambió todo. La estética MTV de los videoclips volvieron a la cultura del
zapping algo auténtico. Era un bombardeo constante de imágenes en planos breves, con ritmo,
uso de collage y una narrativa única que rechazaba la tradicional. Creó su propio star system
basado en los músicos e impulsó la aparición de subculturas que se basaban en la música. Esta
pantalla hizo que actualmente no se pueda pensar a un músico y sus canciones sin sus
respectivos videos musicales. Los videoclips, de sólo unos cuantos minutos, reunían todas las
dinámicas de las demás pantallas, la educativa, la publicitaria, la informática, entre otras. Los
vídeos llegaron para revolver a los espectadores por dentro. Realmente cambió todo.

3) ¿Cree usted que el autor omite algún “tipo de pantalla” en el desarrollo de su


artículo; de qué pantallas cree usted que es posible hablar hoy en día?

Creo que el artículo de Israel Márquez es bastante completo, pues señala los tipos de pantalla
que fueron más relevantes en su momento en el modo de consumir televisión. Sin embargo, sí
pudo haber mencionado otras pantallas más modernas. Propongo dos:

1. LA PANTALLA NETFLIX

Podría hablar de la pantalla streaming en general y de los servidores que redistribuyen el


material audiovisual a diferentes dispositivos, pero Netflix ha sabido vender mejor que nadie
una nueva forma de consumo: la cultura de la maratón. Esta plataforma maneja películas, pero
también series, y a diferencia de las telenovelas, no les interesa mantener el suspense con
capítulos que se transmiten semanalmente. Netflix sube las temporadas completas para que
los espectadores vean todos los capítulos seguidos y así ocupar un día entero para terminar la
serie completa. Esto refuerza la ideología de lo hogareño e incluso, la conocida tendencia del
“maratoneo” a solas, con amigos, con la familia o con la pareja cómodamente en casa. Netflix
se apodera del tiempo del espectador.
2. PANTALLA YOUTUBE

Los youtubers y los vlogs cambiaron las técnicas de producción audiovisual, tal como lo hizo el
videoclip. También maneja su propio star system en el que las celebridades de YouTube son
los nuevos modelos a seguir. Los vídeos con cortes repetitivos que parecen ser dinámicos y
divertidos generan una reacción positiva en los espectadores, quienes piensan que cada corte
muestra una nueva idea. En YouTube se pueden encontrar todo tipo de pantallas representadas
en muchos youtubers: los educativos, los musicales, los publicistas, los que interactúan con sus
fans con transmisiones en vivo y hasta los informativos. Además, esta pantalla ofrece la
oportunidad de relacionarse con otros espectadores de otras partes del mundo de forma
inmediata, comentando sus reacciones y puntos de vista en una caja de comentarios debajo de
los vídeos. YouTube afecta a la televisión en la medida que no necesita de un televisor para ser
vista, puede usarse un computador, una tablet o incluso un celular. Debilita la ideología de lo
hogareño, más no la erradica.

3. PANTALLA DEPORTIVA

La pantalla de sentarse con familia y/o amigos y ver un evento deportivo transmitido en vivo,
donde todos esperan el mismo resultado a favor de un equipo. Tiene un efecto parecido al de
las telenovelas al crear canales de comunicación entre las personas que apoyan a un mismo
equipo o a un mismo deportista. Es una experiencia privada pero colectiva a la vez, ya que
puede vivirse tanto en la privacidad de la casa, comentando a través de redes sociales o
llamadas, o en lugares como tiendas de barrio o centros comerciales. Si bien ha unido mucho
a las personas, también es cierto que esta pantalla tiene una gran desventaja, y es el aumento
de las peleas entre personas de equipos diferentes. Ya existían, pero con la masificación de las
transmisiones, más gente empezó a involucrarse en el mundo deportivo y crecieron los números
de riñas y muertes entre los hinchas.