Вы находитесь на странице: 1из 4

ORIGINAL

Amimia en la enfermedad de Parkinson.


Significado y correlación con la clínica
Pedro J. García-Ruiz, Cici E. Feliz-Feliz, Teresa Maycas-Cepeda, Javier del Val-Fernández

Introducción. La amimia o reducción de la expresión facial es una de las características más típicas de la enfermedad de Servicio de Neurología; Fundación
Jiménez Díaz (P.J. García-Ruiz,
Parkinson (EP), y se puede definir como bradicinesia facial. A pesar de ser un elemento clásico, la amimia no se conoce C.E. Feliz-Feliz, J. del Val-Fernández).
bien, no se sabe con precisión su fisiopatología, su significado patológico ni su correlación con otros síntomas motores o Servicio de Neurología; Hospital
no motores, incluyendo la depresión. Quirón Madrid (T. Maycas-Cepeda).
Madrid, España.
Pacientes y métodos. Se ha analizado la amimia en un grupo de 84 pacientes con EP evaluados de forma prospectiva
Correspondencia:
desde su diagnóstico hasta el quinto año de evolución, y también la correlación entre la amimia basal y la depresión en Dr. Pedro J. García-Ruiz. Servicio de
un subgrupo de 30 pacientes con EP. Neurología. Fundación Jiménez Díaz.
Avda. Reyes Católicos, 2. E-28040
Resultados. La valoración basal (antes del tratamiento) y las evaluaciones de seguimiento se realizaron mediante la Unified Madrid.
Parkinson’s Disease Rating Scale (UPDRS). La amimia se evaluó mediante el ítem 19 de la UPDRS. La amimia basal se corre-
E-mail:
lacionó con la UPDRS basal total y motora. Además, la amimia basal se correlacionó con la UPDRS total y motora a los cinco pgarcia@fjd.es
años de evolución. Sin embargo, la amimia basal no se relacionó con la presencia de complicaciones motoras (fluctuacio-
Conflictos de interés:
nes motoras, discinesias o bloqueos) o no motoras. La correlación entre amimia y depresión se analizó mediante el Quick P.J.G.R. recibió en los últimos
Inventory of Depressive Symptoms (QIDS-SR16). La amimia no se correlacionó con las puntuaciones del QIDS-SR16. dos años ayuda para investigación
de Allergan, UCB y Medtronic, y
Conclusión. Este estudio sugiere que la amimia basal se correlaciona con la situación basal general (UPDRS) e incluso con honorarios como asesor o para
la valoración clínica a los cinco años, aunque no predice la tasa de complicaciones a medio plazo. charlas de Italfármaco, UCB, Allergan,
Zambón y Merck. El resto de autores
Palabras clave. Amimia. Bradicinesia facial. Correlación. Enfermedad de Parkinson. no declara conflicto alguno en
relación con este artículo.

Aceptado tras revisión externa:


02.11.17.
Introducción Pacientes y métodos
Cómo citar este artículo:
García-Ruiz PJ, Feliz-Feliz CE, Maycas-
La reducción de la expresión facial (amimia o hi- Hemos estudiado de forma prospectiva a pacientes Cepeda T, Del Val-Fernández J.
pomimia) es un fenómeno presente en varios cua- con EP. La EP se definió según los criterios del UK Amimia en la enfermedad de
Parkinson. Significado y correlación
dros, incluyendo la demencia y la depresión [1-4], Brain Bank basándose en la presencia de bradicine- con la clínica. Rev Neurol 2018; 66:
y constituye uno de los rasgos típicos distintivos de sia y al menos otro de los síntomas clave, incluyen- 45-8.
la enfermedad de Parkinson (EP) [1,3,5-8]; en rea- do temblor de reposo o pérdida de los reflejos pos- © 2018 Revista de Neurología
lidad, la amimia podría definirse como bradicinesia turales [13]. Todos los pacientes fueron evaluados
facial [7]. en situación basal, antes del inicio del tratamiento
Recientemente, Bologna et al y Marsili et al re- médico y, posteriormente, de forma periódica, cada
sumieron las características y rasgos fisiológicos de seis meses de media. La evaluación basal y las valo-
la bradicinesia facial [7,8]. En contraste con la bra- raciones periódicas se realizaron mediante la Uni-
dicinesia de los miembros, la bradicinesia facial fied Parkinson’s Disease Rating Scale (UPDRS) [14].
rara vez es asimétrica (aunque hay curiosas excep- La amimia se valoró de acuerdo con el ítem 19 de la
ciones) [9-11] y puede ser uno de los rasgos más pre- UPDRS.
coces de la EP, ya presente años antes del diagnósti- En cada evaluación, investigamos la presencia de
co clínico [12]. complicaciones motoras (fluctuaciones motoras, dis-
Por el momento, la correlación de la bradicinesia cinesias y bloqueo de la marcha) y no motoras (al-
facial con el resto de síntomas motores y no moto- teraciones del comportamiento, alucinaciones y de-
res de la EP es poco conocida. mencia).
Hemos analizado la bradicinesia facial y su co- Hemos limitado el análisis a los primeros cinco
rrelación con escalas clínicas en un grupo de pacien- años de evolución y valorado a los pacientes con
tes con EP seguidos de forma prospectiva durante criterios establecidos de EP, incluyendo la respuesta
cinco años. confirmada a la levodopa [15,16]. Hemos excluido

www.neurologia.com  Rev Neurol 2018; 66 (2): 45-48 45


P.J. García-Ruiz, et al

Figura 1. Correlación amimia basal-UPDRS total basal. Figura 2. Correlación amimia basal-UPDRS motora basal.

UPDRS motora basal


UPDRS total basal

Amimia basal Amimia basal

Figura 3. Correlación amimia basal-UPDRS total a los cinco años. Figura 4. Correlación amimia basal-UPDRS motora a los cinco años.

UPDRS motora a los 5 años


UPDRS total a los 5 años

Amimia basal Amimia basal

del análisis a los pacientes con datos de parkinso- Resultados


nismo atípico durante el seguimiento (pérdida gra-
ve y precoz de los reflejos posturales, oftalmología, Estudiamos prospectivamente a 84 pacientes con
disautonomía o demencia precoces). EP, con una edad media en el momento del diag-
El objetivo principal ha sido analizar la relación nóstico de 62 ± 10 años (UPDRS basal total: 30,18 ±
entre la amimia basal y la puntuación total y parcial 15,7; UPDRS basal motora: 20,3 ± 11,5; amimia ba-
de la UPDRS basal y a los cinco años. Además, he- sal: 1,31 ± 0,7).
mos estudiado si la amimia basal se correlacionaba La amimia basal se correlacionó con la UPDRS
con complicaciones motoras y no motoras a los cin- basal total y motora (r = 0,59, p < 0,0001; y r = 0,56,
co años. p < 0,0001, respectivamente; Spearman) (Figs. 1 y 2).
Finalmente, investigamos en un subgrupo de 30 La amimia basal se correlacionó con la UPDRS
pacientes si la amimia se relacionaba con la depresión total y motora a los cinco años (r = 0,375, p < 0,0005;
mediante el Quick Inventory of Depressive Symptoms y r = 0,347, p < 0,001, respectivamente; Spearman)
(QIDS-SR16) [17,18]. (Figs. 3 y 4).
El análisis estadístico incluyó el test t para datos La amimia basal no se relacionó significativamen-
paramétricos y el test de Fisher en la comparación de te con la presencia de complicaciones motoras (fluc-
variables categóricas. Las correlaciones no paramé- tuaciones motoras, discinesias y bloqueos de la mar-
tricas se estudiaron mediante el test de Spearman. cha) o no motoras (alucinaciones, comportamiento
Este estudio fue aprobado por el comité local de anormal o demencia) a los cinco años (test de Fisher:
ética. no significativo).

46 www.neurologia.com  Rev Neurol 2018; 66 (2): 45-48


Amimia en la enfermedad de Parkinson

Finalmente, la amimia basal no se correlacionó con Bibliografía


las puntuaciones de depresión medidas mediante 1. Katsikitis M, Pilowsky I. A controlled quantitative study of
el QIDS-SR16. facial expression in Parkinson’s disease and depression. J Nerv
Ment Dis 1991; 179: 683-8.
2. Ellis RJ, Caligiuri M, Galasko D, Thal LJ. Extrapyramidal motor
signs in clinically diagnosed Alzheimer disease. Alzheimer Dis
Discusión Assoc Disord 1996; 1: 103-14.
3. Aarsland D, Ballard C, McKeith I, Perry RH, Larsen JP.
Comparison of extrapyramidal signs in dementia with Lewy
La amimia facial es un elemento parkinsoniano co- bodies and Parkinson’s disease. J Neuropsychiatry Clin Neurosci
nocido desde hace dos siglos, pero mal comprendi- 2001; 13: 374-9.
do hasta la fecha. La amimia facial puede coincidir 4. Mergl R, Mavrogiorgou P, Hegerl U, Juckel G. Kinematical
analysis of emotionally induced facial expressions: a novel
con el resto de manifestaciones parkinsonianas o tool to investigate hypomimia in patients suffering from
puede anteceder al diagnóstico durante largo tiem- depression. J Neurol Neurosurg Psychiatry 2005; 76: 138-40.
5. Hunker CJ, Abbs JH, Barlow SM. The relationship between
po [12]. Probablemente, la amimia, en muchos ca- parkinsonian rigidity and hypokinesia in the orofacial system:
sos, puede ser malinterpretada por la familia y el a quantitative analysis. Neurology 1982; 32: 749-54.
médico como distintiva de la falta de interés o bien 6. Katsikitis M, Pilowsky I. A study of facial expression in
Parkinson’s disease using a novel microcomputer-based method.
como un elemento depresivo [19]. En cualquier ca­ J Neurol Neurosurg Psychiatry 1988; 51: 362-6.
so, la amimia constituye un hecho frecuente e intri- 7. Bologna M, Fabbrini G, Marsili L, Defazio G, Thompson PD,
gante en la EP. Berardelli AJ. Facial bradykinesia. Neurol Neurosurg Psychiatry
2013; 84: 681-5.
Recientemente, Bologna et al resumieron algu- 8. Marsili L, Agostino R, Bologna M, Belvisi D, Palma A,
nas características de la expresión facial humana Fabbrini G, et al. Bradykinesia of posed smiling and voluntary
[7]. Es importante recordar que la musculatura fa- movement of the lower face in Parkinson’s disease. Parkinsonism
Relat Disord 2014; 2: 370-5.
cial no posee sistema propioceptivo convencional 9. Zingler VC, Strupp M, Jahn K, Brandt T. Hemihypomimia
[18] y no exhibe la secuencia trifásica típica de los in Parkinson’s disease. Eur Neurol 2005; 53: 92-3.
movimientos de la musculatura de los miembros 10. Crosiers D, Maréchal E, Van Ael Y, Cras P. Left-sided
hemihypomimia in Parkinson’s disease. Acta Neurol Belg
[20-22]. Desde luego, el movimiento facial es único 2011; 111: 225-7.
respecto al resto. Además, conviene recordar que la 11. Ozekmekçi S, Benbir G, Ozdogan FY, Ertan S, Kiziltan ME.
Hemihypomimia, a rare persistent sign in Parkinson’s disease:
rigidez y el temblor rara vez afectan a la región fa- follow up of 11 patients. J Neurol 2007; 254: 347-50.
cial en la EP [22]. En contraste con la bradicinesia 12. Postuma RB, Lang AE, Gagnon JF, Pelletier A, Montplaisir JY.
de los miembros, la bradicinesia facial raramente es How does parkinsonism start? Prodromal parkinsonism
motor changes in idiopathic REM sleep behaviour disorder.
asimétrica [7,9-11], y la respuesta a la levodopa va- Brain 2012; 135: 1860-70.
ría [21]. En buena parte por estas razones, la bradi- 13. Hughes AJ, Daniel SE, Kilford L, Lees AJ. Accuracy of clinical
cinesia facial es, para muchos, un síntoma parkin- diagnosis of idiopathic Parkinson’s disease: a clinico-pathological
study of 100 cases. J Neurol Neurosurg Psychiatry 1992; 55:
soniano peculiar, más difícil de evaluar que el resto 181-4.
de elementos motores. 14. Lang AE, Fahn S. Assessment of Parkinson’s disease.
En este estudio, la amimia basal se correlacionó In Munsat TL, ed. Quantification of neurological deficit.
Boston: Butterworth-Heinemann; 1989. p. 285-309.
estrechamente con las puntuaciones total y motora 15. Hughes AJ, Ben Shlomo Y, Daniel SE, Lees AJ. What features
de la UPDRS basal, e incluso se correlacionó con las improve the accuracy of clinical diagnosis in Parkinson’s
puntuaciones a los cinco años de evolución. Estos disease?: a clinicopathologic study. Neurology 1992; 42: 1142-6.
16. Koller W. How accurately can Parkinson’s disease be diagnosed?
datos sugieren que la amimia basal es un indicador Neurology 1992; 42 (Suppl 1): S6-16.
general aceptable de la EP. Sin embargo, la amimia 17. Williams JR, Hirsch ES, Anderson K, Bush AL, Goldstein SR,
basal no predijo la presencia de complicaciones Grill S, et al. A comparison of nine scales to detect depression
in Parkinson disease: which scale to use? Neurology 2012; 78:
motoras o no motoras a los cinco años. Algunos au- 998-1006.
tores sugieren que la amimia predice el deterioro 18. Lako IM, Wigman JT, Klaassen RM, Slooff CJ, Taxis K,
Bartels-Velthuis AA; Group Investigators. Psychometric
cognitivo [23,24], y es probable que un análisis de properties of the self-report version of the Quick Inventory of
evolución prolongada detectase correlación de la Depressive Symptoms (QIDS-SR16) questionnaire in patients
amimia basal con complicaciones a largo plazo (es- with schizophrenia. BMC Psychiatry 2014; 14: 247.
19. Scott NJ, Kramer RS, Jones AL, Ward R. Facial cues to depressive
pecialmente complicaciones no motoras, incluyen- symptoms and their associated personality attributions.
do demencia). Psychiatry Res 2013; 208: 47-53.
En cualquier caso, y en contraste con la bradici- 20. Cattaneo L, Pavesi G. The facial motor system. Neurosci Biobehav
Rev 2014; 38: 135-59.
nesia apendicular, la bradicinesia facial o amimia es 21. Agostino R, Bologna M, Dinapoli L, Gregori B, Fabbrini G,
difícil de evaluar clínicamente, en parte por la au- Accornero N, et al. Voluntary, spontaneous, and reflex blinking
sencia de medidas objetivas similares a las pruebas in Parkinson’ disease. Mov Disord 2008; 23: 669-75.
22. Berardelli A, Rothwell JC, Thompson PD, Hallet M.
cronometradas CAPIT [25,26] para valorar este su- Pathophysiology of bradykinesia in Parkinson’s disease.
til, pero importante, elemento parkinsoniano. Brain 2001; 124: 2131-46.

www.neurologia.com  Rev Neurol 2018; 66 (2): 45-48 47


P.J. García-Ruiz, et al

23. Stern Y, Marder K, Tang MX, Mayeux R. Antecedent clinical 25. CAPIT Committee. Core assessment program for intracerebral
features associated with dementia in Parkinson’s disease. transplantation. Mov Disord 1992; 7: 2-13.
Neurology 1993; 43: 1690-2. 26. Ruff RM, Parker SB. Gender- and age-specific changes in
24. Elgh E, Domellöf M, Linder J, Edström M, Stenlund H, motor speed and eye-hand coordination in adults: normative
Forsgren L. Cognitive function in early Parkinson’s disease: values for the Finger Tapping and Grooved Pegboard Tests.
a population-based study. Eur J Neurol 2009; 16: 1278-84. Percept Mot Skills 1993; 76: 1219-30.

Amimia in Parkinson’s disease. Significance and correlation with the clinical features

Introduction. Reduced facial expression or amimia is one of the most typical characteristics of Parkinson’s disease (PD).
Despite being described in classic texts, its significance, physiopathology and correlation with motor and non-motor symptoms
is largely unknown.
Patients and methods. We have studied facial bradykinesia in a group of 84 de novo PD patients prospectively evaluated
for five years. We also studied the relationship of facial bradykinesia with depression in a subgroup of 30 patients.
Results. Baseline and follow-up assessments were performed with the Unified Parkinson’s Disease Rating Scale (UPDRS).
Baseline facial bradykinesia was rated according to item 19 of UPDRS. Baseline facial bradykinesia correlated with total
and motor baseline UPDRS. In addition, baseline bradykinesia correlated with total and motor UPDRS at five years.
However baseline bradykinesia did not influence the presence of motor (motor fluctuation, dyskinesias and freezing of
gait) or non-motor complications (delusion, behavior abnormalities and dementia) at five years. Finally a subgroup of 30
patients completed the self-report version of the Quick Inventory of Depressive Symptoms (QIDS-SR16) questionnaire,
facial bradykinesia did not correlate with QIDS-SR16 scores.
Conclusion. Our study suggests that baseline facial bradykinesia correlates with general baseline situation in PD and even
might predict the motor and functional status at five years.
Key words. Amimia. Correlation. Facial bradykinesia. Parkinson’s disease.

48 www.neurologia.com  Rev Neurol 2018; 66 (2): 45-48