Вы находитесь на странице: 1из 21

See

discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.net/publication/281004236

Papel de las TIC en la formacion de valores

Conference Paper · February 2014


DOI: 10.13140/RG.2.1.3222.7047

CITATIONS READS

0 147

2 authors, including:

Octavio O. Danel Ruas


Universidad de Ciencias Médicas de La Habana
93 PUBLICATIONS 20 CITATIONS

SEE PROFILE

Some of the authors of this publication are also working on these related projects:

Formación de valores en las carreras de formación de personal de salud. View project

Bioestadistica para residentes y estudiantes de carreras de ciencias de salud. View project

All content following this page was uploaded by Octavio O. Danel Ruas on 16 August 2015.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


Universidad 2014

Título: Las Tecnologías de la Informática y la formación de valores.

Autores: MSc Octavio Oscar Danel Ruas


MSc Juana Calzado Jiménez
Facultad de Ciencias Médicas Manuel Fajardo

Resumen:

En la época en que vivimos, es indudable el protagonismo de las TIC en todos los


ámbitos de la vida, por lo que es lógico que tratemos de investigar las relaciones que
puedan existir entre ellas y la formación de valores. Son múltiples las interrogantes en
este sentido.

La generalización en el uso de las TIC’s ha favorecido las prácticas del plagio de


trabajos académicos (reproducción de trabajos que aparecen en Internet e Intranet). El
corte y pega en la realización de trabajos, involucra el tema de derechos de autor y
protección de la propiedad intelectual, comprometiendo incluso algunas autoridades
académicas de universidades e instituciones de educación superior.

El mal uso a través del correo electrónico y/o teléfono móvil para divulgar sobre el
contenido de los exámenes antes de su realización por favoritismo o soborno, para el
beneficio de algunos estudiantes, algunos crímenes computacionales, como la
modificación de datos, llamadas telefónicas, el fraude por las vías de teléfonos celulares.

En el trabajo se hace una valoración sobre la infoética o la ética de la información como la


disciplina que investiga el campo de los asuntos éticos que surgen del desarrollo y
aplicación de las tecnologías informáticas, considera los asuntos morales sobre la
privacidad con la información.

Existen argumentos en torno al uso de las TICs y sus posibilidades en la formación de


valores o antivalores, en el trabajo se suscribe que un uso adecuado de las mismas
constituye un factor fundamental para garantizar un aprendizaje permanente de calidad.
Desarrollo:

A partir de la década del noventa comienzan a generarse otros cambios que aún hoy en
día, están modificando el estilo de vida y la forma de vivir las personas. El uso de las
tecnologías de la Información y las comunicaciones (TICs), el uso de la telefonía digital y
la Internet, son algunas de estas razones.

La Internet ya estaba en funciones desde comienzos de los ochenta pero la World Wide
Web aparece a finales de esa década hasta su aparición como interfase al usuario en
1993, desde entonces su crecimiento y desarrollo, ha sido constante.

Las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) están invadiendo todos los


aspectos de la existencia humana y están planteando serios desafíos a la formación y
desarrollo de los valores individuales y sociales que se consideraban firmemente
establecidos.

Es cierto que las tecnologías de la información y las comunicaciones, la Internet y la


World Wide Web, han creado posibilidades a nivel global que no estaban antes
disponibles ni para los individuos ni para las organizaciones, pero también es cierto que
han surgido nuevas cuestiones éticas porque los cambios están afectando las relaciones
humanas, las instituciones sociales y principios morales básicos. En el presente trabajo se
consideran algunas de las cuestiones éticas vinculadas con las TICs en particular
aquellas asociadas con la actividad docente.

Tales desarrollos han dado lugar a planteamientos relacionados con las particulares
cuestiones éticas vinculadas con el uso, cada vez más generalizado, de estas
tecnologías. Las mismas han tenido efectos que pueden ser considerados altamente
convenientes y positivos para la vida de las personas y para las actividades de las
organizaciones. Pero, también es cierto que nuevas posibilidades se abren también para
una utilización de esos nuevos medios tecnológicos en operaciones que no pueden ser
vistas como buenas o positivas ni para los individuos ni para las instituciones.

Sólo a título de ejemplo, podemos señalar la posibilidad de control y monitoreo en los


lugares de trabajo que ellos proporcionan sin conocimiento de los afectados, la pérdida de
seguridad y privacidad en multitud de operaciones, el problema de la propiedad
intelectual, la división digital y la falta de oportunidades de acceso para los sectores y
países con menores recursos, el posible desarrollo de armas de destrucción masiva de
altísima precisión, la falta de contacto humano que muchas actividades hoy comportan.
Todos estos factores deberán ser evaluados desde la óptica de sus componentes éticos1.

Desde el 2002 se introdujo de forma masiva en Cuba el uso de la computadora en la


docencia a partir de las escuelas primarias. El estado cubano ha apostado por la
informatización de la sociedad, reconociendo que es el futuro, sin negar que existan
muchos escollos en el camino. Se pretende vivir en una sociedad informatizada, e incluso
que la Informática sea una de las fuentes de ingreso más importantes para nuestro país.

En la época en que vivimos, es indudable el protagonismo de las TIC en todos los


ámbitos de la vida, por lo que es lógico que tratemos de investigar las relaciones que
puedan existir entre ellas y la formación de valores. Son múltiples las interrogantes en
este sentido.

Al abordar esta problemática cabría preguntarnos ¿cuál es el lugar de las TIC en la


problemática de los valores? ¿pueden contribuir estas a formar y/o fortalecer valores o
antivalores? ¿Constituyen las TICs un valor en sí mismas? ¿Cómo pueden favorecer las
TIC la formación de valores?

El principal objetivo del presente trabajo es argumentar la necesidad de que el profesor


universitario asuma la tarea de debatir la temática de Infoética en su contacto con los
estudiantes, así como mostrar algunos de los conflictos y consideraciones éticas más
importantes que deben ser abordados con los estudiantes.

Problema planteado:

¿Cómo propiciar la formación de valores desde el uso de las tecnologías de la informática


y las comunicaciones?

Objetivos específicos:

• Valorar el impacto de las TIC en la formación de valores, en la formación de los


estudiantes.

1
Johnson, D. (1985), Computer Ethics, Editora: Prentice Hall.
• Reflexionar sobre los fundamentos didácticos del modelo pedagógico formativo de la
Educación Superior en el contexto del proceso de enseñanza aprendizaje con el uso
de las TIC.

• Analizar aspectos relacionados con la ética profesional en el quehacer cotidiano de


estudiantes y profesores universitarios en relación con el uso de las tecnologías.

La consulta bibliográfica realizada por los autores nos ha permitido conocer algunas
irregularidades en esta dirección, por parte de estudiantes y profesores de diversas
universidades de Europa, América Latina y particularmente en Cuba.

Esta generalización en el uso de las TIC’s han favorecido diversas actividades de la vida
cotidiana, generando una verdadera revolución que afecta tanto a las actividades
relacionadas con la producción, la actividad empresarial, la salud y el trabajo, así como
también las actividades ligadas a la educación y la formación. Pero han propiciado
también el mal uso de las TICs.

En la actualidad hay muchas situaciones en las cuales se pueden presentar


dilemas morales y éticos relacionados con sistemas de información, algunos de los
más comunes se listan a continuación.

• El corte y pega en la realización de trabajos, involucra el tema de derechos de


autor y protección de la propiedad intelectual, comprometiendo incluso algunas
autoridades académicas de universidades e instituciones de educación
superior.
• El hackeo de estudiantes de exámenes en las computadoras de las facultades,
es otra de las acciones en estas prácticas fraudulentas.
• Se han favorecido las prácticas del plagio de trabajos académicos
(reproducción de trabajos que aparecen en Internet e Intranet).
• El mal uso a través del correo electrónico y/o teléfono móvil para divulgar sobre
el contenido de los exámenes antes de su realización por favoritismo o soborno,
para el beneficio de algunos estudiantes, algunos crímenes computacionales,
como la modificación de datos, llamadas de larga distancia, el fraude del
teléfono celular.
• Imposición de valores culturales con pérdida de otros.
• Creación de virus informáticos.
• Invasión a la privacidad de las personas
• Mal uso y abuso del correo electrónico, que entre otros problemas puede ser
leído por alguien sin escrúpulos, incluyendo los administradores del servidor.
• Ciberpornografía. Ha devenido en una industria que vela por sus intereses
económicos sin importarle las implicaciones morales y éticas en la sociedad.

Todos estos problemas y muchos otros, son debido a la perdida de valores por
parte de los individuos, que conformamos la sociedad. Los profesionistas en
informática estamos llamados a proceder con juicio recto y moral en la
administración de los sistemas de información.

No hay dudas de que las perspectivas fundamentales en la enseñanza universitaria en los


tiempos actuales están basadas en una educación a lo largo de la vida, con equidad y con
una garantía de la calidad no sólo en el orden competitivo profesional sino en el de
elevación de los valores humanos que le permita a los centros de enseñanza superior la
primacía histórica en el desarrollo social de la humanidad.

En este sentido se recalca la problemática de la necesidad de trabajar por una formación


no sólo en el dominio de conocimientos científicos, sino también en el dominio del proceso
de generación de nuevos conocimientos, en el desarrollo de habilidades y en la formación
de valores.

Dado el alcance y el ritmo de las transformaciones en la sociedad actual, que cada vez
tiende más a fundarse en el conocimiento, la educación superior y la investigación forman
hoy en día una parte fundamental del desarrollo cultural, socioeconómico y ecológico de
los individuos, las comunidades y las naciones.

La educación está llamada entonces a jugar un papel importante, que estará en


dependencia del papel e importancia que la sociedad, el estado y los gobiernos le
otorguen a los cambios y transformaciones que sean necesarias llevar a cabo en el
ámbito educativo para elevar la calidad.

Este es el motivo que lleva a la educación superior a imponerse importantes desafíos,


para emprender grandes transformaciones y renovaciones, de forma que la sociedad
contemporánea, con una profunda crisis de valores, pueda trascender las consideraciones
meramente económicas y asumir dimensiones de moralidad y espiritualidad más
arraigadas.

En nuestro país el Programa Director para el reforzamiento de Valores plantea: “La


necesidad de profundizar y fortalecer la educación en valores por todos los factores
socializadores es una tarea importante hoy más que nunca en todo el mundo, de ello
depende salvar a lo más preciado que ha existido en nuestro planeta: el ser humano”. El
Programa, también expresa: “El proceso de la educación en valores y de su formación en
los sujetos, como producto de la interiorización de aquellos, esta condicionado por el
desarrollo y la experiencia histórico social e individual de cada uno y en el influyen otros
factores: el medio familiar, la ideología imperante a nivel de la sociedad, la situación
económico social, la preparación educacional que reciben en la institución formadora y el
entorno social donde interactúa, básicamente el grupo del barrio, su comunidad”.2

Con respecto a la educación de valores Fidel expresó: “Para mí educar es sembrar


valores, inculcar y desarrollar sentimientos, transformar a la criatura que viene al mundo
con imperativos de la naturaleza, muchas veces contradictorias con las virtudes que más
apreciamos, como la solidaridad, desprendimiento, valentía, fraternidad y otras”3

Los autores destacan lo expuesto por Ojalvo Miltrany, Victoria4, al referirse a que: “La
educación de los valores en el seno de las instituciones escolares tiene una trascendental
importancia en la educación hoy día, aunque ha sido objeto de atención de maestros y
pensadores de todos los tiempos. En la actualidad, no se concibe un proceso educativo
centrado únicamente en la adquisición de conocimientos, es creciente el enteres de todos
los niveles de enseñanza por contribuir a la formación de ciudadanos con valores, que les
permitan, no solamente convivir en el mundo actual, sino comprometerse con su
transformación, a partir de su crecimiento como seres humanos”.

Podemos subrayar que el sistema de valores objetivos existente en cualquier etapa


histórico-concreta del desarrollo social aparece asociado a la ideología de la clase, o

2
Programa Director para el Reforzamiento de Valores fundamentales en la sociedad cubana actual. Comisión
designada
3
Castro Rúz, Fidel /Discurso pronunciado en el acto de graduación de las Escuelas Emergentes de Maestros de la
Enseñanza Primaria. Teatro «Karl Marx», Ciudad de La Habana, 2 de septiembre del 2002.

4
Ojalvo Miltrany, Victoria, “La educación en valores”, capitulo III Material digitalizado.
grupo social, reflejando los intereses cardinales de las mismas. A nivel social predomina
la ideología -y por tanto el código de valores de la clase o grupo dominante.

Del mismo modo, es muy importante evitar el reduccionismo y la simplificación al


establecer la relación valor-ideología: el valor es un componente de esta última, pero en
su conformación tienen un papel importantísimo todos los factores sociales, (familia,
comunidad, medios masivos de comunicación), que se objetivan en la educación recibida,
las tradiciones, las características de la personalidad del sujeto, su nivel de sensibilidad,
de compromiso social y otras.

Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs), configuran la Sociedad


de la Información, son diversos los elementos y componentes que conforman en los
tiempos actuales el mundo digital.

La Figura 1, nos propone una mirada de este universo:

Figura 1
La sociedad cubana marcha hacia la informatización. Las TIC configuran la sociedad de la
información. El uso extensivo y cada vez más integrado de las TIC es una característica y
factor de cambio de nuestra sociedad actual.

En el presente trabajo, incluimos en el concepto TICs no solamente la informática y sus


tecnologías asociadas, telemática y multimedia, sino también los medios de comunicación
de todo tipo: los medios de comunicación social ("mass media") y los medios de
comunicación interpersonales tradicionales con soporte tecnológico como la telefonía
móvil, fax.

Entre las numerosas opiniones acerca de los valores y antivalores que se manifiestan a
partir de la utilización de las TICs. Queremos destacar las mencionadas por el Dr. C.
Tomás Cañas Louzau en su artículo LAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACION Y LAS
COMUNICACIONES: SU IMPACTO EN LA FORMACIÓN DE VALORES.
EXPERIENCIAS PARA LA AMÉRICA LATINA. En el referido trabajo relaciona los
siguientes valores:

SOLIDARIDAD. Vista no solo como ayuda y cooperación al necesitado en un momento


dado, sino como disposición constante hacia el bien común.

UNIDAD. Se considera que las TICs constituyen un instrumento que permite fortalecer la
unidad entre los seres humanos, dada las posibilidades que tienen de permitir la
comunicación instantánea y la transmisión simultánea de la información a incontables
personas. Esto permite establecer nexos entre las personas que se nuclear alrededor de
intereses comunes.

APRECIO POR LA CULTURA UNIVERSAL. Las TICs permiten la comunicación de


grandes cantidades de personas de distintas latitudes, con diferentes culturas, lenguas,
creencias, etc. Por otra parte desde cualquier ordenador se puede encontrar la
información deseada acerca de cualquier pueblo, nación, zona geográfica, etc. del
planeta. Esta interacción debe contribuir a apreciar la cultura universal a partir de la
valoración de la diversidad de la misma.
LUCHA POR LA PAZ. La posibilidad de la rápida comunicación permite movilizar las
conciencias de millones de personas y crear “cibermovimientos” en contra de las guerras
y a favor de la paz.
LUCHA CONTRA LA GLOBALIZACIÓN. Se tiene en cuenta la lucha contra el carácter
neoliberal e injusto de la globalización. Ha sido con el concurso de las TICs,
fundamentalmente a través de Internet, que en poco tiempo se han podido movilizar los
activistas antiglobalización que han protagonizado las grandes marchas de protesta en
contra de las reuniones de las instituciones promotoras de la globalización.

COOPERACIÓN. Estrechamente vinculada a otros valores, la cooperación es promovida


a través de la utilización de las TICs. Intercambio de informaciones, ayuda en la solución
de tareas conjuntas, etc.

JUSTICIA. Se considera que las TICs contribuyen a desarrollar el valor justicia a partir del
reconocimiento de la igualdad de todos sus usuarios al disponer por igual de la
información existente en la red y a su papel de emisor-receptor.

RESPONSABILIDAD. La responsabilidad es considerado un valor central, pues se refiere


a la forma que el individuo responde a las exigencias sociales, grupales y familiares. Se
considera que un usuario de las TICs contrae una serie de deberes como son no propagar
virus ni materiales éticamente condenables, mantener una actitud cooperativa con todos,
etc.

Se estima que además de los ya señalados, en el caso específico de la actividad


educativa el uso de las TICs también contribuye a la formación de los siguientes valores:

MOTIVACIÓN. El uso de los ordenadores y todas las facilidades que ellos contienen en
sus softwares representa de por sí un fuerte elemento motivador para los estudiantes. Sin
lugar a dudas la integración del texto, el sonido y la imagen son mucho más atrayentes
que el pizarrón y la tiza.

INTERDISCIPLINARIEDAD Y TRANSDISCIPLINARIEDAD. Estos modos necesarios de


concebir las ciencias y las disciplinas escolares en la actualidad, reciben un gran impulso
gracias a las posibilidades que brindan las TICs. Las mismas permiten establecer
rápidamente todo tipo de relaciones e interrelaciones entre las distintas materias;
proporcionan toda la información requerida acerca de la esfera del saber que se trate.
DESARROLLO DE HÁBITOS Y HABILIDADES PARA EL TRATAMIENTO DE LA
INFORMACIÓN. Si nuestra época se caracteriza por el exceso de información y no por su
déficit, se debe fundamentalmente al desarrollo de las TICs y especialmente de Internet.
Saber localizar, seleccionar, almacenar, procesar la información a través de las
tecnologías y poder convertirla en conocimiento es un imperativo de los tiempos actuales.

FORMACIÓN DE ESTRATEGIAS COGNITIVAS. Las tecnologías de la información y las


comunicaciones aplicadas a la educación asumen distintas facetas: lo mismo son
utilizadas como complemento de la docencia convencional, que se convierten en un
nuevo entorno de aprendizaje como sucede con la Educación a Distancia. En este caso,
la ruptura con el proceso de enseñanza-aprendizaje tradicional implica la necesidad de
asunción de nuevas estrategias cognitivas por parte de los estudiantes y nuevas
estrategias de aprendizaje por parte de los docentes.

COLABORACIÓN EN EL APRENDIZAJE. Una de las exigencias del aprendizaje y de la


educación en general es la necesidad de promover el intercambio entre los estudiantes:
intercambio de información, resolución conjunta de problemas y/o investigaciones, ayuda
cuando se presentan dificultades, etc. Otros valores como la responsabilidad, la
solidaridad, etc., están implícitos.

Con respecto a los antivalores que se transmiten y potencian a través de las TICs, expone
que los más señalados por diversos autores son los siguientes:

• INVASIÓN A LA PRIVACIDAD. •
• PORNOGRAFÍA. •
• XENOFOBIA. •
• CONSUMISMO. •
• RACISMO. •
• FASCISMO. •
• EGOCENTRISMO. •
• IMPOSICIÓN DE DETERMINADOS VALORES CULTURALES EN DETRIMENTO
DE OTROS

Cañas Louzau llama la atención al hecho de que si se observa atentamente la lista de


valores y antivalores capaces de ser potenciados (o minimizados) por las TICs se
encontrara que todos ellos forman parte de la producción espiritual de la humanidad
desde mucho antes que apareciesen las actuales tecnologías de la información y las
comunicaciones. Por tanto éstas, por sí mismas no forman ningún valor ni antivalor sino
que contribuyen a la creación o destrucción de los mismos.

Un desempeño cada día mas acelerado es el que realizan los creadores y productores de
multimedias, video juegos, diferentes tipos de software que invaden hoy los mercados de
producciones digitales. En este sentido, los CD ROM y DVD son portadores de mensajes
que van dirigidos a un público infanto-juvenil, que asumen en muchas ocasiones los roles
de los personajes que nos presentan tales presentaciones.

El uso de los video juegos como recurso didáctico para el aprendizaje en formación moral,
cívica y ética, otros juegos desarrollan capacidades como es el caso de los juegos que
desarrollan inteligencia espacial, pero en otras ocasiones son desarrolladas herramientas
interactivas que promueven antivalores ligados a la violencia, la guerra, el odio, la
xenofobia y la discriminación entre otros antivalores.

Los niveles de violencia que impregnan estos tipos de productos ya han producido la
alarma en Estados Unidos. En 2006 uno de los juegos más agresivos, el “GTA San
Andreas”, fue denunciado en los tribunales de Alabama de haber provocado que un
adolescente asesinara a tres hombres, dos de ellos policías.

Sicólogos y siquiatras opinan que mientras en una película de violencia la actitud del
espectador es pasiva, en los videojuegos uno puede ser invitado a meterse en la piel de
un asesino. En la promoción del juego “The Warriors” (Los Guerreros), por ejemplo,
podemos leer: “Para financiar nuestras actividades tendremos que conseguir dinero, cosa
que se puede hacer de muy diversas formas; podremos entrar en tiendas, romper sus
estanterías y coger objetos de valor, robar radios de automóviles y atracar a peatones que
veamos”.
Pero el fin justifica los medios para una sociedad como la norteamericana. La escuela del
mundo al revés, “la violencia engendra violencia, como se sabe; pero también engendra
ganancias para la industria de la violencia, que la vende como espectáculo y la convierte
en objeto de consumo”. 5

5
Cubadebate 9 de noviembre de 2010.
La incorporación cada día mayor de las tecnologías de la información y la comunicación,
en especial la Internet, a la actividad docente va a tener un fuerte impacto en la
modificación de los estilos de enseñanza de los docentes, pasando del tradicional
suministrador de información a otros más novedosos: proveedor de recursos para los
estudiantes no sólo en la recomendación al estudiante con los que deban de trabajar, sino
lo que es más importante aún, transformando los materiales para adaptarlos a las
necesidades de sus estudiantes.

Al centrar la atención en el proceso de enseñanza – aprendizaje, se debe enfocar la


mirada en el cómo enseñan los profesores, más que en los contenidos que explican. La
necesidad de implementar y desarrollar nuevas formas de enseñanza aprendizaje, trae
consigo la urgencia de una mayor preparación de los docentes en las tecnologías.6

Veamos lo que nos plantea la Figura No 2.

LAS NUEVAS
TECNOLOGIAS ORIGINAN NUEVAS FORMAS
DE LA INFORMACION CAMBIOS DE APRENDIZAJE
Y LAS COMUNICACIONES

REPERCUTEN
EN EL DESARROLLO
DE LA ACTUAL
SOCIEDAD
DE LA INFORMACION

El rol del docente en el marco del uso de las tecnologías de la información y la


comunicación deberá brindar mayor importancia a acciones relativas a la correcta
búsqueda, selección, procesamiento y socialización de la información con la intención de
formar en los estudiantes habilidades y destrezas necesarias para trabajar con los
instrumentos tecnológicos aportados por la tecnologías de la información y comunicación
en la actualidad.

De este modo, los contextos de aprendizaje diseñados por los docentes deberán
favorecer la formación en un entorno donde el manejo de la información es prioridad. A

6
López, E. y Miranda, M. (2007). Influencia de la Tecnología de la Información en el Rol
del Profesorado y en los Procesos de Enseñanza – Aprendizaje. RIED.
modo de generalización, cada día y con mayor premura los avances tecnológicos originan
cambios y necesidades de aprendizaje, por lo cual, las propias sociedades imponen
exigencias de formación que implican modelos de enseñanza adaptables al binomio
espacio (presencia / distancia) y tiempo (sincrónico / asincrónico).

En este contexto, los autores de este trabajo estamos de acuerdo con Olivar y Daza, en
que las tecnologías de la información y comunicación “ofrecen una serie de posibilidades
para la formación específica en función del colectivo que se ha de formar y contenido que
se ha de impartir, son un medio que permite la implementación de nuevos modelos
pedagógicos”7, por lo que se requiere que el docente haga uso de una didáctica
tecnológica; ya que, en la medida que las formas de enseñar han evolucionado, las
formas de aprender también lo han hecho y con ello las condiciones de cómo enseñar se
van replanteando y adaptando a las exigencias de los adelantos científico – tecnológicos.

El valor como el poliedro posee múltiples caras y puede contemplarse


desde variados ángulos y visiones, desde una posición metafísica,
los valores son objetivos: valen por sí mismos; desde una visión psicológica,
los valores son subjetivos: valen si el sujeto dice que valen; y desde el aspecto
sociológico, los valores son circunstanciales: valen según el momento
histórico y la situación física en que surgen”. Guervilla Castillo 8

A mediados de los setenta del siglo anterior, Walter Maner al adoptar el término
Computer Ethics definía el campo que la disciplina debería cubrir como aquel que
consideraría los “problemas éticos agravados, transformados o creados por la
tecnología de la computación”9. Y suponía que el análisis tendría que llevarse a
cabo mediante las tradicionales teorías de la ética.

En su texto clásico Deborah Johnson 1 caracterizaba la naciente disciplina como


aquella que habría de estudiar la forma en que las computadoras presentan
“nuevas versiones de problemas y dilemas morales usuales, exacerbando viejos

7
Olivar, A. y Daza, A. (2007), Las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y su
Impacto en la Educación del Siglo XXI. Revista NEGOTIUM. Página 25
8
Gervilla Castillo, E. (1994). Tesis de doctorado Teología y Ciencias de la Educación.
Doctorado en axiología Educativa. Página 32. Universidad de Granada, España

9
Montuschi, L. (2002). “Ética y razonamiento moral. Dilemas morales y comportamiento ético en
las organizaciones”, UCEMA.
problemas y forzando la aplicación de las normas morales ordinarias en dominios
no registrados”. También recomendaba la utilización de las teorías usuales: el
utilitarismo y la Teoría de Kant. No suponía en ese momento que se tratara de
enfocar el análisis hacia un nuevo tipo de problemas morales. Sólo suponía una
vuelta de tuerca a las cuestiones ya conocidas.

Desde los últimos años del siglo pasado se ha venido discutiendo acerca de los asuntos
éticos que surgen del desarrollo y aplicación de las tecnologías informáticas y respecto a
las problemáticas relacionadas con la violación de principios éticos en el uso de las
tecnologías, esto considera los asuntos morales sobre la privacidad con la información.
Uno de los primeros congresos organizados por las Naciones Unidas, en París en 1999,
puso sobre el tapete los temas más irritantes de la ética en Internet.

En buena medida, muchos de estos problemas surgen porque existe una carencia
en las políticas relativas a la forma en que deberían ser utilizadas tales tecnologías
y ello genera problemas de índole ética con los cuales deben enfrentarse en
algunos casos las personas como tales y en otros la sociedad en su totalidad. Ese
vacío implica que no se sabe bien qué reglas seguir cuando se trata de realizar
elecciones vinculadas con esas nuevas problemáticas.

En los últimos años, incidentes relacionados con accesos no autorizados a


sistemas computacionales, el mal uso y abuso de correos electrónicos, la invasión
de la privacidad de accesos a correos electrónicos y/o a determinados sitios
informáticos, han abierto la discusión de la ética en computación. Un acceso no
autorizado, es aquel en el cual una persona invade un sistema computacional y
hace cosas que no quiere que hagan, esto puede pasar a través de los puntos
débiles en la seguridad de los sistemas informáticos, los accesos a las terminales
y nodos computacionales y la Internet.

Hay quienes defienden la idea que los accesos no autorizados no traen


consecuencias significativas, y son inofensivos, otros tienen la postura de que la
intromisión no autorizada, no es justificada de ninguna manera y que en muchas
ocasiones estas intromisiones son dañinas y provocan afectaciones irreparables.
En la primera semana de clases del curso 2011-12, fue aplicada una encuesta de forma
anónima en la cual participaron 37 estudiantes pertenecientes al 5to año de
Comunicación Social de la Filial Universitaria Nº 1 de la Universidad de La Habana, la
muestra conformada por 37 estudiantes pertenecientes a dos grupos de una población
formada por 5 grupos con un total de 92 estudiantes de la asignatura Ética y Deontología.

Al responder la pregunta 1: En una escala de 1-10, donde 1 significa el menor valor y 10


lo máximo ¿en cuánto consideras que la asignatura Ética y Deontología puede contribuir
en tu formación como profesional de la comunicación? Las respuestas obtenidas se
demuestran en la siguiente tabla:

Respuesta Frecuencia %
SI 15 41 %
NO 13 35 %
NO SABE 9 24 %

La pregunta 2, indagó sobre el uso de los medios informáticos como recurso para su
formación profesional. En cuanto a la importancia que atribuyen a esta tecnología como
medio o recurso, las respuestas se muestran en la siguiente tabla.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Frecuencia 0 0 0 0 0 0 3 6 12 18
% 0 0 0 0 0 0 8 16 32 44

La pregunta 3, se cuestionó la importancia del uso sistemático de las tecnologías de la


información para la elaboración de trabajos referativos y evaluativos, pidiéndoles además
que reflejaran cuáles de estas tecnologías fueron las más utilizadas.

Respuesta Frecuencia % Refirieron además que el más utilizado era la PC

SI 26 70 % para un ciento por ciento, los CD-DVD un 41%


NO 11 30 % Otros (grabadora, cámara digital) un 32 %
PC__ CD/DVD__ Otro(s) __ ¿Cuáles?

En cuarto lugar se interrogó acerca del uso sistemático (al menos 3 o 4 horas cada
semana) de la Intranet e Internet, foros de discusión, Chat o correo electrónico como
recursos para el estudio y elaboración de trabajos prácticos.
Respuesta Frecuencia %
SI 13 35 %
NO 24 65 %
¿Cuál(es)? Intranet: __ Internet:__ Foro:__ Chat:__ Correo:__ Otro ¿cuál?______

Una quinta pregunta inquirió sobre el uso del corte y pega en la elaboración de trabajos
prácticos y referativos.

Respuesta Frecuencia %
SI 29 78 %
NO 8 22 %

La sexta sondeó si consideraban que el uso del corte y pega en alguna medida afectaba
los principios éticos como comunicadores sociales.

Respuesta Frecuencia % Una última interrogante cuestionó en una pregunta


SI 6 16 % abierta la opinión de cada uno de los encuestados
NO 31 84 % acerca de la implicación de si plagiar información
podría afectar su formación ética a largo plazo en lo referente a su formación profesional
como futuro graduado, en caso de ser así ¿Cuáles son las causas para hacerlo?

A pesar de que en la pregunta Nº 6 cuando se indagaba acerca del uso del corte y pega
en alguna medida afectaba los principios éticos, sólo un 16%, respondió que Si, mientras
que un 84% respondió que No, sin embargo los resultados de esta última pregunta
denotan que los estudiantes, al menos los encuestados son conscientes de que a largo
plazo, el “vicio” del “corte y pega” es una mala práctica.

A continuación señalamos algunos comentarios de lo señalado por ellos en esta última


pregunta:

Aunque los profesores no se cansan de decirnos que, si sacamos algo de Internet, o de


otro trabajo pongamos bien las referencias, por falta de tiempo a veces no lo hacemos.

Los profesores no tienen tiempo de revisar los trabajos que uno les presenta para
compararlos con otros ni mucho menos con lo que sacamos de algún sitio de Intranet o
Internet que en ocasiones nos lo extrae de esos sitios otra persona que no es ni del aula o
grupo de clases, pero que si tiene acceso a Internet o Intranet.
Todo profesional tiene que tener una ética, pero en ocasiones la falta de tiempo nos
obliga a actuar violando algunos de estos principios.

Muchas veces ocurren estas cosas porque no hay un control o protección de la


información, y esto puede crear conflictos de relación entre las personas y traer
problemas.

Con respecto al mal uso del corte y pega, Amaury del Valle en el trabajo ¿La nueva
escolástica digital?10 Señala:

"Si en ello tienen responsabilidad padres y alumnos, también los profesores deben poner
una buena dosis de creatividad y empeño en evitar métodos y trabajos que tiendan a la
«copiadera» virtual." Y agrega "Según un trabajo publicado por el Doctor Miguel Marín
Díaz, titulado Copiar y pegar, la nueva forma del plagio en la Universidad, y referenciado
por la profesora Josefina R. Acosta, en su texto Para evitar «copiar y pegar», publicado en
la revista Eureka, es relativamente fácil darse cuenta cuando se está delante de un plagio,
pues los trabajos «dan más información de la solicitada, revelan un nivel de conocimiento
superior al esperado o están escritos en un lenguaje y estilo diferentes al habitual del
estudiante».

La profesora llama por ello a adoptar técnicas creativas por parte de los docentes, como
elaborar resúmenes a partir de contenidos previamente entregados, enseñar a subrayar y
extraer ideas esenciales o elaborar comentarios propios, entre otras alternativas más
educativas que los simples trabajos de clase.

O sea, que el docente no puede contentarse solo con «castigar» con una mala nota estas
nuevas modalidades de fraude, sino que debe ir más allá, propiciando evaluaciones que
no tiendan a recibir meras repeticiones escritas o verbales, sino que despierten la
creatividad de los alumnos".

10
Del Valle, Amaury E. Juventud Rebelde 18 de enero del 203.
Conclusiones

El uso extensivo y cada vez más integrado de las TIC es una característica y factor de
cambio de nuestra sociedad actual. La educación superior del siglo XXI no puede
desconocer los aportes de las nuevas tecnologías, la Nueva Universidad Cubana no esta
excepto de ello.

Las TIC nos ofrecen nuevos canales de comunicación, grandes fuentes de información y
potentes herramientas para el procesamiento de la información, hacen un aporte
significativo a la educación: al permitir la creación de medios digitales con gran efectividad
para el proceso de enseñanza aprendizaje.

La educación del siglo XXI no puede desconocer los aportes de las nuevas tecnologías de
información y comunicaciones. No se trata de negarlos, sino de que realmente sirvan a los
mejores fines sociales

El personal docente debe estar preparado para el uso de las TICs y sus posibilidades en
la formación de valores o antivalores, ya que el uso adecuado de las mismas constituye
un factor fundamental para garantizar un aprendizaje permanente de calidad.

Recomendaciones.

Continuar el estudio, profundización y divulgación del tema de los valores y las TICs entre
todos los factores que están presentes, en el proceso de enseñanza aprendizaje
Citas:

1.-Johnson, D. (1985), Computer Ethics, Georgia Institute of Technology. Editora: Prentice


Hall.

2.- Resumen de noticias de Cubadebate www.cubadebate.cu 9 de noviembre de 2010.

3.- López, E. y Miranda, M. (2007). Influencia de la Tecnología de la Información en el Rol


del Profesorado y en los Procesos de Enseñanza – Aprendizaje. RIED.

4.- Olivar, A. y Daza, A. (2007), Las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC)


y su Impacto en la Educación del Siglo XXI. Página 25. Revista NEGOTIUM.

5.- Gervilla Castillo, E. (1994). Tesis de doctorado Teología y Ciencias de la Educación.


Doctorado en axiología Educativa. Página 32. Universidad de Granada, España

6.- Montuschi, L. (2002). “Ética y razonamiento moral. Dilemas morales y comportamiento ético en
las organizaciones”, UCEMA

Bibliografía

Cañas Louzau, T. (2004) Las tecnologías de la información y las comunicaciones: su


Impacto en la formación de valores. Experiencias para la América latina.

Castro Rúz, Fidel/Discurso pronunciado en el acto de graduación de las Escuelas


Emergentes de Maestros de la Enseñanza Primaria. Teatro Carlos Marx Ciudad de La
Habana, 2 de septiembre del 2002. /Material digitalizado.

Colectivo de autores CEPES (2001)/La educación en valores en el contexto


universitario/Edición Felix Varela. La Habana.

Cubadebate 9 de noviembre de 2010.

Del Valle, Amaury E. Juventud Rebelde 18 de enero del 203. en www.juventudrebelde.cu

García-Valcárcel, A.; González, A.D. (2011) Integración de las TIC en la práctica escolar y
selección de recursos en dos áreas clave: lengua y matemática. Bajado de Revista
Española de Pedagogía, 233, 21-68. # UNESCO (2008). Estándares de competencias
TIC para docentes. Recuperado de http://cst.unesco-ci.org/sites/projects/cst/default.aspx
Gervilla Castillo, E. (1994). Tesis de doctorado Teología y Ciencias de la Educación.
Doctorado en axiología Educativa. Página 32. Universidad de Granada, España

Johnson, D. (1985), Computer Ethics, Editora: Prentice Hall.

Kant, I. (1996). Critique of Pure Reason. Translated by W. S. Pluhar from the 1781 and
1787 Editions, Indianapolis / Cambridge: Hackett Publishing Company.

López, E. y Miranda, M. (2007). Influencia de la Tecnología de la Información en el Rol del


Profesorado y en los Procesos de Enseñanza – Aprendizaje. RIED.

Montuschi, L. (2002). “Ética y razonamiento moral. Dilemas morales y comportamiento


ético en las organizaciones”, UCEMA

Ojalvo Mitrany, Victoria. “La educación en valores”, capitulo III material digital.

Olivar, A. y Daza, A. (2007), Las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y su


Impacto en la Educación del Siglo XXI. Revista NEGOTIUM.

UNESCO (2008). Estándares de Competencias en TIC para Docentes [Documento en


Línea]. Disponible: http://www.eduteka.org/EstandaresDocentesUnesco.php.

View publication stats