Вы находитесь на странице: 1из 1

Eligiendo a Dios como Rey

1 Samuel 12:24
"Solamente temed a Jehová y servidle de verdad con todo vuestro corazón, pues
considerad cuán grandes cosas ha hecho por vosotros"

Con DIOS siempre debo de tener gratitud porque él me lo ha dado todo.

Si yo creo que yo me gano las cosas porque soy muy bueno o muy carga entonces no tengo un
corazón realmente agradecido.

1 Samuel 8:5-9
"y le dijeron: He aquí tú has envejecido, y tus hijos no andan en tus caminos; por tanto,
constitúyenos ahora un rey que nos juzgue, como tienen todas las naciones. Pero no agradó a
Samuel esta palabra que dijeron: Danos un rey que nos juzgue. Y Samuel oró a Jehová. Y dijo
Jehová a Samuel: Oye la voz del pueblo en todo lo que te digan; porque no te han desechado a ti,
sino a mí me han desechado, para que no reine sobre ellos. Conforme a todas las obras que han
hecho desde el día que los saqué de Egipto hasta hoy, dejándome a mí y sirviendo a dioses
ajenos, así hacen también contigo. Ahora, pues, oye su voz; mas protesta solemnemente contra
ellos, y muéstrales cómo les tratará el rey que reinará sobre ellos"

Cuando me quiero manejar por mi mismo podre tener razones para no querer obedecer a Dios
pero no necesariamente fe y lo que no viene por Fe es pecado.

El pueblo de Israel era un pueblo que no quería ser especial por eso querían que las leyes de Dios
fueran flexibles y no querían regirse por el camino de Dios que es angosto sino por las leyes del
mundo y ser como los demás por eso querían hacer las cosas a su manera, a su propio parecer y
así no dándole un espacio a DIOS ni el lugar que él merecía en la vida de ellos. La otra mala
decisión que Israel tomo fue poner la confianza en cosas terrenales.

Por eso cuando tengo un mecate al cual amarrarme humanamente dejo de depender de Dios y
pierdo el verdadero enfoque por eso tengo que elegir a Dios perseverando y guardando su palabra
siempre.

Cuando no elijo a Dios como rey y elijo no obedecerlo realmente entonces las decisiones que tome
bajo esa cobertura sino salen como quisiera ni aun así me van a ayudar a bien; siendo así si dejo a
Dios en los espacios que sobran no estaría demostrando que realmente lo he puesto a él como rey
y señor de mi corazón. DIOS no quiere que yo sea así porque cuando esto pasa así me pierdo de
que DIOS me de la vida que él quiere darme llena de felicidad y plenitud y llena de paz.

Cuando Dios es mi Dios verdaderamente lo represento y soy su embajador tanto en el cielo como
en la tierra.

Decidamos hoy proclamar a Dios como rey en nuestras vidas en todas las aéreas para poder
alcanzar su bendición y ser llenos de todos los propósitos que él quiere para nosotros como sus
hijos.