Вы находитесь на странице: 1из 4

Resurrección de Cristo, significado de la

Sinopsis

Jesucristo representa una demostración del poder de Dios, la confirmación de la divinidad de


Jesucristo y la base de la esperanza para los creyentes cristianos.

La resurrección de Jesucristo fue una demostración del poder de Dios

El poder de Dios el Padre

Ef 1.18–20

Efesios 1.18–20 (RVR60) — 18 alumbrando los ojos de vuestro


entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha
llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,19
y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que
creemos, según la operación del poder de su fuerza,20 la cual operó en
Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los
lugares celestiales,

Ver también Mt 22.29–32; Hch 2.24; Hch 3.15; Hch 10.40; Hch 13.29–30; Gl
1.1; Col 2.12

Mateo 22.29–32 (RVR60) — 29 Entonces respondiendo Jesús, les dijo:


Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios. 30 Porque en la
resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los
ángeles de Dios en el cielo. 31 Pero respecto a la resurrección de los
muertos, ¿no habéis leído lo que os fue dicho por Dios, cuando dijo: 32
Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? Dios no es
Dios de muertos, sino de vivos.

Hechos de los Apóstoles 2.24 (RVR60) — 24 al cual Dios levantó, sueltos


los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido
por ella.

Hechos de los Apóstoles 3.15 (RVR60) — 15 y matasteis al Autor de la


vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros
somos testigos.

Hechos de los Apóstoles 10.40 (RVR60) — 40 A éste levantó Dios al


tercer día, e hizo que se manifestase;

Hechos de los Apóstoles 13.29–30 (RVR60) — 29 Y habiendo cumplido


todas las cosas que de él estaban escritas, quitándolo del madero, lo
pusieron en el sepulcro. 30 Mas Dios le levantó de los muertos.

Gálatas 1.1 (RVR60) — 1 Pablo, apóstol (no de hombres ni por hombre,


sino por Jesucristo y por Dios el Padre que lo resucitó de los muertos),
Colosenses 2.12 (RVR60) — 12 sepultados con él en el bautismo, en el
cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de
Dios que le levantó de los muertos.

El poder del Espíritu Santo

Ro 1.4; 1 Ti 3.16; 1 P 3.18

Romanos 1.4 (RVR60) — 4 que fue declarado Hijo de Dios con poder,
según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos,

1 Timoteo 3.16 (RVR60) — 16 E indiscutiblemente, grande es el misterio


de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu,
Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo,
Recibido arriba en gloria.

1 Pedro 3.18 (RVR60) — 18 Porque también Cristo padeció una sola vez
por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a
la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;

La resurrección confirmó a Jesucristo como el Hijo de Dios

Jn 20.30–31 Juan llama a los milagros de Jesucristo “señales” (Ver también Jn 2:11;
6:2) y su resurrección es el climax, que confirma su identidad más allá de toda duda;
Ro 1.4

Juan 20.30–31 (RVR60) — 30 Hizo además Jesús muchas otras señales en


presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro.31 Pero
éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y
para que creyendo, tengáis vida en su nombre.

Romanos 1.4 (RVR60) — 4 que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el
Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos,

Ver también Sal 2.7; Hch 13.33

Salmo 2.7 (RVR60) — 7 Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo


eres tú; Yo te engendré hoy.

Hechos de los Apóstoles 13.33 (RVR60) — 33 la cual Dios ha cumplido a los


hijos de ellos, a nosotros, resucitando a Jesús; como está escrito también en el
salmo segundo: Mi hijo eres tú, yo te he engendrado hoy.

La centralidad de la resurrección de Jesucristo

Como la base de la fe

1 Co 15.14–15

1 Corintios 15.14–15 (RVR60) — 14 Y si Cristo no resucitó, vana es


entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. 15 Y somos
hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él
resucitó a Cristo, al cual no resucitó, si en verdad los muertos no
resucitan.

Ver también Hch 3.15; Hch 4.33; Hch 17.18; Hch 24.21; Ro 10.9; 2 Ti 2.8; He
6.1–2

Hechos de los Apóstoles 3.15 (RVR60) — 15 y matasteis al Autor de la


vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros
somos testigos.

Hechos de los Apóstoles 4.33 (RVR60) — 33 Y con gran poder los


apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y
abundante gracia era sobre todos ellos.

Hechos de los Apóstoles 17.18 (RVR60) — 18 Y algunos filósofos de los


epicúreos y de los estoicos disputaban con él; y unos decían: ¿Qué querrá
decir este palabrero? Y otros: Parece que es predicador de nuevos
dioses; porque les predicaba el evangelio de Jesús, y de la resurrección.

Hechos de los Apóstoles 24.21 (RVR60) — 21 a no ser que estando entre


ellos prorrumpí en alta voz: Acerca de la resurrección de los muertos soy
juzgado hoy por vosotros.

Romanos 10.9 (RVR60) — 9 que si confesares con tu boca que Jesús es el


Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás
salvo.

2 Timoteo 2.8 (RVR60) — 8 Acuérdate de Jesucristo, del linaje de David,


resucitado de los muertos conforme a mi evangelio,

Hebreos 6.1–2 (RVR60) — 1 Por tanto, dejando ya los rudimentos de la


doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez
el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios,2
de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la
resurrección de los muertos y del juicio eterno.

Como la base de la justificación de los creyentes

Ro 4.25; Ro 8.34

Romanos 4.25 (RVR60) — 25 el cual fue entregado por nuestras


transgresiones, y resucitado para nuestra justificación.

Romanos 8.34 (RVR60) — 34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el


que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la
diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

Como la base de la esperanza cristiana


Hch 24.15; 1 Co 15.19

Hechos de los Apóstoles 24.15 (RVR60) — 15 teniendo esperanza en


Dios, la cual ellos también abrigan, de que ha de haber resurrección de
los muertos, así de justos como de injustos.

1 Corintios 15.19 (RVR60) — 19 Si en esta vida solamente esperamos en


Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres.

Como la base de la resurrección de los creyentes

1 Co 15.20–23 La ley de Moisés (Ex 23:16) estipulaba una ofrenda de los


primeros frutos de la cosecha para Dios. Los primeros frutos eran la garantía
de toda la cosecha por venir. El NT ve la resurrección de Cristo como las
primicias de todos los del pueblo de Dios que serán reunidos cuando Jesucristo
venga otra vez. Ver también; Jn 14.19; Hch 26.23; Ro 8.11

1 Corintios 15.20–23 (RVR60) — 20 Mas ahora Cristo ha resucitado de


los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. 21 Porque por
cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la
resurrección de los muertos. 22 Porque así como en Adán todos mueren,
también en Cristo todos serán vivificados. 23 Pero cada uno en su debido
orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.

Juan 14.19 (RVR60) — 19 Todavía un poco, y el mundo no me verá más;


pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis.

Hechos de los Apóstoles 26.23 (RVR60) — 23 Que el Cristo había de


padecer, y ser el primero de la resurrección de los muertos, para
anunciar luz al pueblo y a los gentiles.

Romanos 8.11 (RVR60) — 11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los


muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo
Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que
mora en vosotros.