Вы находитесь на странице: 1из 4

REPORTE SECTORIAL

Resumen Ejecutivo
Industria de Elaboración de Vinos

1. INTRODUCCIÓN

El crecimiento económico que registró el país en la última década sustentado básicamente en


una mayor demanda interna e inversión privada, ha permitido el posicionamiento competitivo
de diversos sectores, entre ellos el de la industria vitivinícola, la cual ha pasado por un proceso
de reconversión tecnológica para poder adaptarse a las exigencias de un público que demanda
productos de mayor calidad, pero también para un mercado externo que si bien es cierto es
muy competitivo y en donde la participación peruana es aún marginal, no deja de ser
interesante, enfocándose a mercados seleccionados con propuestas diferenciadas.

La contribución de la industria vitivinícola peruana en el índice del volumen físico de la


producción manufacturera es relativamente baja, apenas el 4,3% dentro del sub sector de
elaboración de bebidas, como resultado de que el subsector está dominado por la industria de
cerveza, bebidas gaseosas y aguas minerales.

En los últimos diez años la industria de elaboración de vinos ha crecido a una tasa promedio
anual de 8,1% reflejando la mayor demanda interna y externa. El primer trimestre del año
2014 ha presentado una variación de 62,6% respecto a similar trimestre del año anterior.

La mayor expansión de canales de distribución en el mercado interno, no solo ha permitido el


posicionamiento de marcas nacionales, sino también el ingreso de una amplia variedad de
marcas importadas con un rango variado de precios, lo cual se ha visto favorecido por las bajas
barreras de ingreso a la comercialización de productos procedentes del exterior.

El año 2013 el Perú exportó vino por un valor de US$ 757 mil. Las principales empresas
exportadoras son Santiago Queirolo S.A.C., seguido de Bodegas y Viñedos Tabernero S.A.C.,
Bodegas Viñas de Oro S.A., Viña Tacama S.A. y Sandi Servicios Generales S.A.C., entre otras.

En los últimos diez años la importación de vinos ha crecido a una tasa promedio anual de
12,8%, habiéndose incrementado significativamente tanto en términos de valor como de
volumen. Así, en el 2004 se importaron vinos por un valor de US$ 11 millones (lo que
representó 5,5 millones de litros) mientras que en el 2013 este monto llegó a US$ 34 millones
en términos FOB (8,5 millones de litros).

Página 1 de 4
REPORTE SECTORIAL

Los precios promedio se incrementaron entre los años 2004 y 2013 registrando un crecimiento
acumulado de 89,1%. Es así que, mientras en el 2004 el valor unitario promedio de los vinos
importados era US$ 2,02 por litro, en el 2013 se incrementó a US$ 3,82 por litro.

Se estima que el consumo aparente de vino en el Perú, habría ascendido el 2013 a 43,3
millones de litros, de los cuales el 80,3% corresponde a vinos nacionales y el 19,7% a vinos
importados. El consumo per cápita de vino en el Perú ha pasado de 0,96 litros el año 2006 a
1,42 litros el año 2013.

Uno de los problemas de la industria vitivinícola nacional en el mercado interno es la


competencia con vinos importados a menores precios, es decir, existe un desafío por lograr
que los consumidores cambien sus preferencias hacia vinos nacionales de mayor calidad.

2. PRODUCCIÓN INDUSTRIAL

Entre los años 2000 y 2013, la industria vitivinícola ha crecido a una tasa promedio anual de
9,5%, habiendo registrado el año 2009 una variación negativa de -9,0% por una contracción del
mercado interno producto de la crisis financiera internacional, generando en las empresas un
sobre stock de productos, no solo nacionales sino también importados, que llevó a un cambio
en la estrategia de marketing para asegurar la rotación de los productos.

En este contexto, las empresas comercializadoras de productos importados comenzaron a


implementar una estrategia de descuentos en los precios de vinos, reflejada en la forma de
ofertas, compitiendo con los producidos localmente.

En los años 2005 y 2008 se presentó un crecimiento importante con tasas por encima del 20%
y el año 2010 alcanzó el 20,6% principalmente por un efecto estadístico, suavizando su
crecimiento en los siguientes años pero sin alcanzar las tasas de los años previos.

Es necesario destacar que, a pesar de la dinámica experimentada por las exportaciones estos
años, la industria vitivinícola tiene entre sus rasgos más significativos el ser una industria
orientada al mercado interno, por ello la demanda por este producto se ha visto favorecida
por una mejora en los ingresos de la población, el desarrollo de una oferta gastronómica y
turística importante, así como una mayor oferta de marcas y precios en el mercado.

Por otro lado, el Índice de Crecimiento Industrial de vinos ha experimentado en los primeros
tres meses del año 2014, según la información proporcionada por el Ministerio de la
Producción, una expansión de 62,6%.

Página 2 de 4
REPORTE SECTORIAL

Es importante señalar que la producción de vinos en el Perú presenta una clara estacionalidad,
en donde los mayores incrementos en los niveles de producción se registran durante los meses
de octubre, noviembre y diciembre, lo cual se atribuye a una mayor demanda de la población
por el inicio de las fiestas navideñas.

Esta misma tendencia se refleja al analizar el comportamiento mensual de las importaciones


de vinos en términos de valor y volumen, observándose una marcada estacionalidad ya que
durante los primeros meses del año se importa menores cantidades mientras que a partir del
segundo semestre la importación se incrementa de manera significativa, preparándose para la
campaña de fin de año.

En este contexto y tomando como base la superficie cosechada de uva, el rendimiento por
hectárea y la productividad, se estima que la producción nacional de vino en el país habría
alcanzado los 35 millones de litros, nivel mayor en 5,1% al volumen producido el año anterior y
de 188% respecto al año 2004.

Entre el año 2004 y 2013, la producción nacional de vino presentó una tasa de crecimiento
promedio anual de 9,1%, habiendo registrado caídas en el volumen producido en los años
2009 y 2011.

3. EXPORTACIONES DE VINO

Entre los años 2004 y 2013 el volumen exportado de vino peruano registró una tasa de
crecimiento promedio anual de 13,2%, habiendo crecido en más de cuatro veces los envíos,
registrando el año 2013 más de 180 mil litros; sin embargo respecto al año anterior estos
envíos se redujeron en -21%, por menores ventas al mercado de China, que el año 2012 se
consolidó como el segundo destino de este producto, y una reducción marginal del mercado
norteamericano.

El año 2012 las exportaciones registraron el mayor valor histórico, superando los 227 mil litros
que significaron cerca de US 951 mil dólares, con un valor unitario promedio de US$ 4,18
dólares por litro.

Por otro lado, se ha logrado ingresar a nuevos mercados como es el caso de España, Holanda,
Luxemburgo, Marruecos y algunos países asiáticos en los cuales no se habían reportado
envíos. Las exportaciones peruanas de vino, se dirigen hacia Chile, Japón, Reino Unido, México,
Alemania y Francia, entre otros mercados internacionales, habiendo llegado el año 2013 a un
total de 27 destinos, de los cuales 11 destinos superaron los 1 800 litros.

Página 3 de 4
REPORTE SECTORIAL

4. IMPORTACIONES DE VINO

Entre los años 2004 y 2013 el valor FOB de las importaciones de vino registró una tasa de
crecimiento promedio anual de 12,8%, habiendo triplicado su valor al pasar de US$ 11 a 34
millones de dólares en términos FOB; sin embargo el volumen importado en litros no ha
crecido en la misma magnitud ya que se incrementó en 1,5 veces, situación que está
relacionada al aumento de los precios unitarios promedio.

En el período de análisis que va entre los años 2010 y 2013, se aprecia que el valor CIF de las
importaciones de vino se incrementó en 40.8%, alcanzando los US$ 34 millones durante el
2013. Ese mismo año, se produjo una contracción de -1,7% respecto al año 2012. El mismo
comportamiento se evidencia en el volumen importado el cual se incrementó 2,4% entre los
años 2010 y 2013, y se redujo -5.5% el año 2013.

Al analizar el comportamiento mensual de las importaciones de vinos en términos de valor y


volumen, se puede observar una marcada estacionalidad ya que durante los primeros meses
del año se importa menores cantidades mientras que en los últimos meses la importación se
incrementa de manera significativa.

En el 2013, el valor de las compras externas de vino se duplicó entre los meses de enero y
diciembre, pasando de US$ 1,6 millones a US$ 3,5 millones; mientras que el volumen creció en
1,7 veces al pasar de 535 miles de litros en enero a 935 miles de litros en diciembre. Este
comportamiento se repite en el año 2011, cuando los valores y volúmenes de vino importado
crecieron 2,7 veces entre el primer y el último mes del año.

El 40% de los vinos importados que se consumen en el país son argentinos, aproximadamente
3,5 millones de litros el año 2013, compitiendo directamente con los vinos provenientes de
Chile que representan el 37,3% del volumen importado (3,2 millones de litros); pero con
precios relativamente menores. Así el vino chileno ingresó a nuestro país el año 2013 a un
valor unitario promedio de US$ 2,63 el litro mientras que el vino argentino lo hizo a US$ 3,92.

Página 4 de 4