Вы находитесь на странице: 1из 2

LIMITES DEL ACCESO AL AGUA POTABLE

Según la FAO somos el 8° país del mundo en reservas de agua dulce (2% del planeta),

sin embargo, la calidad del servicio de agua y saneamiento es muy deficiente,

principalmente al interior del país; 1 de cada 5 peruanos no cuentan con acceso a agua

potable, y en regiones como Huancavelica, Ucayali, Loreto, Cajamarca y Pasco, solo tiene

acceso entre 51% y 60% de hogares; en la población rural únicamente 2% cuenta con

servicio; además, 6 millones de peruanos no cuentan con saneamiento. Y en Lima, más

de 1 millón no tiene agua potable, según la Autoridad Nacional del Agua (ANA) la capital

sufre escasez severa de agua por expansión demográfica, cambio climático y su

ineficiente uso (30% del agua producida no es facturada por uso clandestino y fugas en

redes). (PALACIOS DONGO, 2016)

Y como en el caso de la Ciudad de Arequipa se encuentra casos donde nunca se ha tenido

problema por el abastecimiento del agua; mientras que a unos kilómetros dentro de la

misma ciudad se ve casos como la gente se abastece de agua en reservorios (JACOBO

MARIN, 2010)

Por otro lado y no menos importante la crisis de abastecimiento se agudiza en los

asentamientos y pueblos jóvenes donde los pobladores pagan un precio excesivo por el

agua, distribuida por cisternas que no garantizan su potabilización. Como consecuencia,

surgen los graves problemas de salud que afectan, sobre todo, a la población más

vulnerable: la infantil. (ECHEVARRÍA VELÁSQUEZ, 2016)

Las fuentes de agua para consumo humano varían en cantidad y calidad desde el núcleo

familiar, pasando por pequeñas comunidades y ciudades hasta grandes centros urbanos.

No habría que hacer mucho esfuerzo para observar la cantidad de aguas servidas o

desagües que produce millones de personas, y a eso habría que añadirle las descargas de

origen industrial.
De igual forma, las agua servidas domésticas e industriales descargadas diariamente,

vierten a éstos una concentración de 1018 microorganismos de origen fecal por día. Así,

podríamos ir evaluando cada parámetro que sirve como referencia para conocer el estado

y la calidad de agua que se consume y que van a dar origen a la desestabilización del

medio ambiente, polución y contaminación de los cursos de agua. Nos asombraríamos

del daño que el desarrollo y crecimiento urbano e industrial están originando actualmente

en nuestros recursos naturales, en especial en el limitado recurso agua. (Rosasco Gerkes,

2006)

Uno de los problemas más críticos de la ciudad de Arequipa es la contaminación de las

aguas del río Chili, esta problemática está presente en la ciudad de Arequipa desde hace

20 años, como consecuencia de los vertimientos domésticos e industriales. Cerca del 90%

de las aguas residuales de la ciudad eran vertidas al río sin previo tratamiento a través de

los principales emisores: Alata, Tiabaya, Huaranguillo y Congata (Nataly Pérez Manrique

, 2017)