Вы находитесь на странице: 1из 3

Conclusiones

En la pasada práctica se llevó a cabo la identificación de diversas drogas, tanto


por sus características físicas como por reacciones químicas bien diferenciadas
y que ya fueron mencionadas en los resultados.

En una primera instancia se recibió, siguiendo la cadena de custodia, una


muestra de tres supuestas drogas, que fueron debidamente pesadas y a las
cuales se les sustrajo una muestra representativa para realizar las pruebas de
identificación.

Después se procedió a la identificación de la hoja de supuesta marihuana seca


fue identificada por sus características físicas y morfológicas, que resultaron
similares a las presentadas, por la Oficina de las Naciones Unidas Contra la
Droga y el Delito (UNODC), indicando que la hoja es de color marrón oscuro o
verde oscuro y presenta un olor característico e identificable (1).

Posteriormente se procedió con una prueba química, adicionando ácido


clorhídrico a la muestra y esperando ver una reacción, ante la adición, seguida
de una rápida observación al microscopio, se logró apreciar un ligero burbujeo,
lo que confirma efervescencia característica de la planta tratada, la cual es
causada por la liberación de dióxido de carbono al reaccionar el HCl con CaCO 3,
dejando en el proceso cloruro de calcio. Está es una modificación del ensayo
rápido de Duquenois-Levine, el cual es acompañado de la adición de
acetaldehído y cloroformo para lograr la identificación colorimétrica del cannabis
(1).

Por otra parte, se recibió una muestra sólida, de apariencia cristalina, incolora y
ligeramente blanca, sus características concuerdan con las propiedades físicas
que es común observar en la metanfetamina (2). La muestra fue depositada en
una porcelana y a continuación se le adicionó un par de gotas de formaldehido
al 40% en ácido sulfúrico (reactivo de Marquis), inmediatamente se observó
una coloración naranja que rápidamente pasó a rojo y finalmente a un rojo
marrón oscuro, resultado que concuerda con lo especificado en la bibliografía
citada ibídem.
Por último se realizó, tanto la identificación física como colorimétrica de una
muestra que se sospecha es cocaína. La misma se observa como polvo blanco,
ligeramente granulado, de apariencia cristalina, que brilla al incidir con los rayos
de luz, estas cualidades concuerdan con las reportadas por la UNODC para la
cocaína, por lo que se procedió a realizar una prueba con tiocianato de cobalto,
a la espera de un cambio de coloración a azul brillante, lo cual sucedió al cabo
de unos instantes, en concordancia con lo reportado por la fuente antes
mencionada (3). Cabe decir que esta es una forma reducida de la prueba de
Scott, donde el tiocianato de cobalto forma un complejo cromóforo con un medio
ácido.

Posteriormente las muestras empleadas fueron firmadas por el perito y


entregadas al personal correspondiente como establece la guía Nacional de
Cadena de Custodia.

La referente práctica dio dos bases importantes a quienes la llevamos a cabo,


una fue la identificación físico-química de diversos estupefacientes, con su
respectiva técnica para lograr los resultados positivos de las mismas, lo que
permite tener una idea general del proceso y actuar del perito químico. Y por otro
lado el seguir de manera adecuada la cadena de custodia, algo que por su
sencillez podría ser obviado, pero es ahí mismo donde radica su importancia.

El conocimiento, comprensión y utilización de ambos, tanto la cadena de


custodia como la identificación de estupefacientes pueden considerarse pilares
del trabajo del químico y la práctica misma lo deja en claro.

Bibliografía
1. United Nations Office on Drugs and Crime. Métodos recomendados para la
identificación y el análisis del cannabis y los productos del cannabis:
manual para uso de los laboratorios nacionales de estupefacientes
[Internet]. 2010. Disponible en:
http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&scope=site&db=nlebk&
db=nlabk&AN=563572
2. United Nations Office on Drugs and Crime. Métodos recomendados para la
identificación y el análisis de las piperazinas en los materiales incautados
[Internet]. 2013. Disponible en:
https://www.unodc.org/documents/scientific/Piperazines-S.pdf.pdf

3. United Nations Office on Drugs and Crime. Métodos recomendados para la


identificación y el análisis de cocaína en materiales incautados [Internet].
2012. Disponible en:
https://www.unodc.org/documents/scientific/Cocaine_S.pdf