Вы находитесь на странице: 1из 2

CALCIO

el calcio en el cuerpo humano es uno de los elementos químicos que sirve para mantener sano
el organismo. Este participa de diferentes actividades que garantizan un buen funcionamiento
del cuerpo.
La función del calcio en el organismo se puede sintetizar en las siguientes acciones:
Actúa como mediador intracelular o mensajero.
Es necesario en la coagulación de la sangre.
Regula las enzimas quinasas.
Forma y mantiene huesos y dientes.
FOSFORO
El fósforo es un mineral que constituye el 1% del peso corporal total de una persona. Es el
segundo mineral más abundante en el cuerpo. Está presente en cada célula del cuerpo. La
mayor parte del fósforo en el organismo se encuentra en los dientes y en los huesos.
Funciones
La principal función del fósforo es la formación de huesos y dientes.
Este cumple un papel importante en la forma como el cuerpo usa los carbohidratos y las
grasas. También es necesario para que el cuerpo produzca proteína para el crecimiento,
conservación y reparación de células y tejidos. Asimismo, el fósforo ayuda al cuerpo a producir
ATP, una molécula que el cuerpo utiliza para almacenar energía.
El fósforo trabaja con las vitaminas del complejo B. También ayuda con lo siguiente:
Funcionamiento de los riñones
Contracción de músculos
Palpitaciones normales
Señales nerviosas.
SODIO
El sodio es el principal elemento regulador de los fluidos extracelulares y, en base a ello,
desempeña importantes funciones fisiológicas como son:
Regulación de la osmolaridad o presión osmótica (diferencia de concentración a nivel de
membrana celular).
Control del balance o equilibrio acidobásico metabólico.
Regulación del transporte activo a través de las membranas celulares.
Mantenimiento del potencial de membrana, al expulsarse en intercambio con el segundo
electrolito en importancia, el potasio, necesario para la transmisión del impulso nervioso y para
la excitabilidad normal de los músculos.
Forma parte de los cristales minerales de la matriz ósea de los huesos.
POTASIO
Entre los minerales más importantes del organismo, el potasio ocupa un lugar especial, por
eso es muy importante que lo incorpores a tu cuerpo por medio de la alimentación o a través
de suplementos. En este artículo encontrarás información detallada acerca de para qué sirve
el potasio dentro del cuerpo.

El potasio es un mineral que cumple una función especial dentro del cuerpo, incluso su
consumo ayuda a tratar la hipertensión arterial. Descubre para qué sirve el potasio en el cuerpo
humano y entérate de por qué es tan importante que lo tomes si te hace falta.
HIERRO
El hierro es un mineral necesario para el crecimiento y desarrollo del cuerpo. El cuerpo utiliza
el hierro para fabricar la hemoglobina, una proteína de los glóbulos rojos que transporta el
oxígeno de los pulmones a distintas partes del cuerpo, y la mioglobina, una proteína que
provee oxígeno a los músculos. El cuerpo también requiere hierro para elaborar hormonas y
tejido conectivo.
La cantidad de hierro diaria que necesita varía según la edad, el sexo, y si consume una dieta
principalmente vegetal. A continuación se indican las cantidades promedio de hierro
recomendadas por día en miligramos (mg). Los vegetarianos que no consumen carne, aves ni
mariscos necesitan casi el doble de hierro listado a continuación porque el cuerpo absorbe
mejor el hierro “hemo” de origen animal que el hierro “no hemo” de vegetales y alimentos
fortificados con hierro.
YODO
Es un micromineral muy importante, ya que es fundamental en la síntesis de hormonas
tiroideas, esencial en la regulación del organismo. Alteraciones en sus niveles pueden
provocar hipertiroidismo o hipotiroidismo que produce desarreglos en el metabolismo basal.
El pescado y marisco son prácticamente las únicas fuentes alimenticias de yodo, por lo que
personas alérgicas a estos productos, deberían tomar sal yodada de forma protocolizada con
el fin de evitar su carencia.
Algunos vegetales contienen sustancias bociógenas (que provocan bocio u otras alteraciones
en el tiroides) que entorpecen la acción del yodo, especialmente si se consumen crudas. Son,
por ejemplo, la coliflor, la col, el repollo, las coles de Bruselas, etcétera.
Primordial para la producción de hormonas tiroideas.
Facilita el crecimiento.
Ayuda a quemar el exceso de grasa que tiene nuestro cuerpo.
Mejora la agilidad mental.
Interviene en procesos neuromusculares.
Participa en el funcionamiento celular.
UREA
es una sustancia que se encuentra de forma natural en nuestro organismo, se forma en el
hígado y es el resultado de la acción metabólica. Su presencia en la piel aporta beneficios, en
la dermis y en la epidermis, las dos capas más externas. Pero la ciencia ha logrado echarle
una mano a la naturaleza y, tras diez años de investigación, se ha obtenido una molécula
activa con propiedades aún más beneficiosas.
La urea se ha mejorado en el laboratorio hasta convertirla en una molécula activa con múltiples
propiedades beneficiosas. Básicamente ayuda a la hidratación profunda de las distintas capas
de la piel porque reduce la pérdida de agua. Al mismo tiempo, favorece la descamación natural
de la epidermis, realizando una exfoliación hidratante. La actuación beneficiosa de la urea se
ha comprobado científicamente en tres aspectos principales:
Mejora la llamada función barrera porque actúa en los queratinocitos, estimulando la síntesis
de proteínas estructurales.
Activa el sistema inmune de la piel, estimulando la producción de péptidos antimicrobianos.
Mejora la flexibilidad, porque se extiende más allá de la epidermis y llega a los fibroblastos,
estimulando la síntesis del colágeno en la dermis.
En resumen, la urea es una gran aliada para mantener la piel sana y suave de una manera
muy natural. Sus propiedades hidratantes y exfoliantes están probadas. Más aún, como
favorece la generación de colágeno y elastina, tu piel también se verá más firme. La hidratación
nunca es excesiva, así que la urea te será de gran ayuda para darle a tu piel la atención que
se merece, por fin.