You are on page 1of 4

Colores cálidos

Como norma general, los colores cálidos son todos aquellos que van
del rojo al amarillo, pasando por naranjas, marrones y dorados.
Para simplificar, suele decirse que cuanto más rojo tenga un color
en su composición, más cálido será.

Son los colores del fuego, de la pasión, del atardecer, de las hojas
en otoño... Este tipo de tonos, además de la sensación térmica,
transmiten cercanía, intimidad, energía, calidez, etc.

Los colores cálidos son utilizados en diseño gráfico para reflejar


entusiasmo, pasión, alegría.

Colores fríos

Por otro lado, los colores fríos son todos los colores que van desde
el azul al verde pasando por los morados.

Cuanto más azul tenga un color, más frío será. Los colores fríos son
los tonos del invierno, de la noche, de los mares y lagos, etc.
En diseño, los colores fríos suelen usarse para dar sensación de
tranquilidad, calma, seriedad y profesionalidad.

Esta clasificación de colores fríos y cálidos no es estricta aunque


suelen representarse como una división por la mitad del círculo
cromático.

Círculo cromático de los colores cálidos y fríos con sus


complementarios

Cada color cálido tiene su complementario entre los colores fríos.

Los colores complementarios son aquellos que se encuentran


exactamente en el lugar opuesto del círculo cromático. Esto
significa, que, por ejemplo, el complementario del violeta es el
amarillo, el complementario del rojo es el verde y que el
complementario del azul es el naranja.
COLORES NEUTROS

Entre los colores neutros podemos incluir al blanco, toda la gran gama de
grises y el negro. También se suelen sumar a la lista la familia de los naturales
(cremas, beige, marrones, tierras), y la variedad de tonalidades de los diversos
colores del círculo cromático cercanas al gris.
Estos colores son símbolo de sobriedad y elegancia, lucen por sí solos
acompañando a cualquier tipo de decoración, además siempre combinan con
otro color, transmitiendo una sensación de armonía.

Blanco, negro, gris

Las tonalidades grises se pueden ubicar en el conjunto de negros y blancos,


siendo de intermediario entre ambos, reduciendo un poco el contraste,
unificándolos en un esquema tonal de colores monocromáticos, y espacial para
generar un clima moderno, con aspecto metálico.

Imagen

Tonos grises y colores

Los tonos grises son buenos compañeros de cualquier color sin alterar sus
propiedades, manteniendo todo su brillo y vigor, generando un equilibrio en el
espacio decorado. Así mismo combina muy bien con blanco, negro y tonos
pasteles como rosado, verdes, naranja; o intensos como azul o vino.
El Negro

Los negros son de difícil manipulación, por eso en combinación con tonos
grises, blancos, marrones y detalles coloridos generan buenos ambientes. El
negro en muy poco común en las paredes y es mas utilizado para muebles y
tapizados, teniendo en los muros colores grises o algún beige o crema,
generando un clima elegante y sereno.

Colores templados: transmiten sensaciones a medio camino entre las dos


anteriores y resultan de mezclar los tonos anteriores (amarillo + verde, rojo +
violeta...)