Вы находитесь на странице: 1из 2

Aportaciones de Max Weber a la administración

Sus estudios sobre las organizaciones fueron muy extensos, desde todos los aspectos
(económicos, políticos, religiosos, sociales, culturales, etcétera). Analizaremos los conceptos
que dieron origen a la teoría de la burocracia en las organizaciones:
– Tipos de sociedad. Weber distingue tres tipos de sociedad:
a. La sociedad tradicional. Se caracteriza por aspectos patriarcales y hereditarios, como la
familia. Por Ejemplo, la monarquía.
b. La sociedad carismática. En este tipo de sociedad juega un papel muy importante aspectos
carismáticos, místicos y de personalidad. Ejemplo de ello lo encontramos en los partidos
políticos.
c. La sociedad legal, racional o burocrática. Esta sociedad está regida por estructuras jurídicas
y fundamentadas en un conjunto de normas, leyes y reglamentos, emitidas por un gobierno
impersonal. Es el tipo de sociedad modelo.
Estos tres tipos de sociedad exigen también un estilo de autoridad. A continuación
mencionamos los tres tipos de autoridad que Max Weber considera. En el orden
correspondiente se encuentra los estilos de autoridad para los tipos de sociedad.
– Tipos de autoridad
a. Autoridad tradicional: Este tipo de autoridad se basa en las costumbres, por el hecho de
que siempre ha sido de una manera: el que manda mantiene el poder durante generaciones. El
tiempo ni las influencias externas han permitido evolucionar a los grupos de trabajo.
Todos estos elementos van consolidando un estilo de autoridad autócrata e inflexible. Es una
autoridad irracional y extremadamente conservadora.
b. Autoridad carismática: Este tipo de autoridad está influida por las características del grupo
o individuo que tiene el poder. En ocasiones, los aspectos personales juegan un papel
importante, por ejemplo, la apariencia física, el conocimiento, el liderazgo, etcétera.
Sigue siendo un poder sin base racional, adquiere a veces aspectos revolucionarios y no puede
ser heredado. Es inestable: así como se adquiere fácilmente también se puede perder.
c. Autoridad legal, racional o burocrática: Este tipo de autoridad es racional. Es otorgada al
individuo por el puesto y la posición dentro de una organización. Este tipo de autoridad puede
conjugarse con la administrativa y técnica.
Está basado en el fundamento de la legitimización y en normas legales racionalmente
definidas. La autoridad conlleva un objetivo y éste será medido de acuerdo a los resultados
esperados por la organización.
Esta última autoridad se basa en la existencia de una jerarquía de niveles de autoridad
(burocracia). También, este tipo de organización funciona sin tomar en cuenta las expectativas
del trabajador, ni la interpretación personal de su función de trabajo.
En este tipo de autoridad, se basa la burocracia, según Weber, es una estructura con una serie
de normas imparciales, impersonales y legales donde no hay favoritismo, pero en la que el
empleado puede ascender en su trabajo por sus capacidades.
En las críticas hechas a este tipo de organización, se menciona que no permite crecer al
empleado, lo trata como una pieza intercambiable que no toma decisiones, y que aunque esté
en una organización con fines humanísticos, no logra satisfacer las necesidades humanas.

El sociólogo alemán Max Weber (1864 – 1920), pensando que toda organización dirigida a
alcanzar metas, y compuesta por miles de individuos, requería un estrecho control de sus
actividades, desarrolló una teoría de la administración de burocracias que subrayaba la
necesidad de una jerarquía definida en términos muy estrictos y regida por reglamentos y
líneas de autoridad definidos con toda claridad. Consideraba que la organización ideal era una
burocracia con actividades y objetivos establecidos mediante un razonamiento profundo y con
una división del trabajo detallada explícitamente. Weber también pensaba que la competencia
técnica tenía gran importancia y que la evaluación de los resultados debería estar totalmente
fundamentada en los méritos.

Se piensa que las burocracias son organizaciones vastas e impersonales, que conceden más
importancia a la eficiencia impersonal que a las necesidades humanas. Weber como todos los
teóricos de la administración científica, pretendía mejorar los resultados de organizaciones
importantes para la sociedad, haciendo que sus operaciones fueran predecibles y productivas.
Si bien ahora concedemos tanto valor a las innovaciones y la flexibilidad como a eficiencia y la
susceptibilidad al pronóstico, el modelo de la administración de burocracias de Weber se
adelantó, claramente, a las corporaciones gigantescas como Ford. Weber pensaba que el
patrón particular de relaciones que presentaba la burocracia era muy promisorio.