You are on page 1of 13

Gerencia de Orientación Legal y

Derechos del Contribuyente

Procedimiento de Cierre Temporal o


Definitivo de Empresas,
Establecimientos o Negocios por la
comisión de determinadas
infracciones tributarias.

Para la Superintendencia de Administración Tributaria es de suma importancia


que los sujetos pasivos de la relación jurídico tributaria tengan la información y
orientación necesaria, a efecto que conozcan sus obligaciones establecidas en
la Constitución Política de la República y en las restantes disposiciones legales,
así como las infracciones tributarias y sus procedimientos. Ello con el fin de
sostener una adecuada relación fisco-obligados, fundada en el respeto de la ley
que redundará en el cumplimiento voluntario de sus obligaciones tributarias y el
fortalecimiento del estado de derecho.
1. Las Infracciones Tributarias.
Definición1. La lesión de los principios ordenadores de la convivencia y el
incumplimiento de las normas que garantizan la realización de los mismos,
determina una reacción social que, igualmente, está sometida a lo que las
disposiciones jurídicas regulan estableciendo derechos, obligaciones y
garantías que delimitan el marco en que se produce esa reacción social.

El tratadista Héctor Villegas, indica que la infracción tributaria es la violación a


las normas jurídicas que establecen las obligaciones tributarias sustantivas y
formales.

La infracción tributaria es una acción u omisión que importe violación de


normas tributarias sustanciales o formales, imputable a un sujeto responsable,
la cual debe estar debidamente tipificada y sancionada como tal en la ley
tributaria.

El artículo 69 del Código Tributario, las define así: “Toda acción u omisión que
implique violación de normas tributarias de índole sustancial o formal constituye
infracción que sancionará la Administración Tributaria, en tanto no constituya
delito o falta sancionados conforme a la legislación penal.”

1
Tomado del libro DERECHO TRIBUTARIO GUATEMALTECO, del abogado Angel Estuardo
Menéndez Ochoa.
2. ACCIONES U OMISIONES QUE
LA LEY SANCIONA CON EL
CIERRE TEMPORAL DE
EMPRESAS, ESTABLECIMEINTOS
O NEGOCIO.

El Código Tributario, Decreto número 6-91 del Congreso de la República, en su


artículo 85, establece las infracciones, o sea, las acciones u omisiones que
incurridas, dan lugar a la aplicación de la sanción del cierre temporal o
definitivo de empresas, establecimientos o negocios, cuando se incurra en los
supuestos siguientes:

a. Realizar actividades comerciales, agropecuarias, industriales o


profesionales, sin haberse registrado como contribuyente o responsable en los
impuestos a que esté afecto, conforme a la legislación específica de cada
impuesto.

b. No emitir o no entregar facturas, tiquetes, notas de débito, notas de crédito,


recibos o documentos equivalentes, exigidos por las leyes tributarias
específicas, en la forma y plazo establecidos en las mismas.

c. Emitir facturas, tiquetes, notas de débito, notas de crédito, recibos u otros


documentos equivalentes, exigidos por las leyes tributarias específicas, que no
estén previamente autorizados por la Administración Tributaria.

d. Utilizar máquinas registradoras, cajas registradoras u otros sistemas, no


autorizados por la Administración Tributaria, para emitir facturas, tiquetes u
otros documentos equivalentes; o utilizar máquinas registradoras, cajas
registradoras u otros sistemas autorizados, en establecimientos distintos del
registrado para su utilización.
3. LA VERIFICACIÓN TRIBUTARIA.
Los procedimientos tributarios pueden iniciarse como lo establece el artículo
121 del Código Tributario, de oficio, es decir por la Administración Tributaria, en
atención a sus funciones de control y fiscalización.

Conforme lo dispuesto en el artículo 152 del Código Tributario todo


procedimiento deberá iniciarse por funcionario o empleado, debidamente
autorizado para el efecto por la Administración Tributaria; en este caso, por
auditores tributarios. La forma usual en la cual la Administración Tributaria
autoriza y designa a un funcionario o empleado para el desarrollo de una
actividad tributaria, principalmente aquellas relacionadas con la fiscalización de
los tributos, es por medio de la emisión de un nombramiento, en el cual constan
los nombres completos de los funcionarios o empleados designados, los
alcances, en cuanto a la indicación del contribuyente a verificar indicando su
nombre completo y Número de Identificación Tributaria, y las obligaciones y
períodos fiscales respectivos, o en su caso una delimitación territorial en la que
se ubiquen los sujetos pasivos a fiscalizar. El nombramiento debe ser emitido
por funcionario legitimado para ello, o sea, que dentro de sus funciones pueda
designar fiscalizadores tributarios. La calidad de funcionario o empleado de la
Administración Tributaria designado para la práctica de una verificación
tributaria deberá acreditarse siempre ante el contribuyente o responsable con el
documento que contenga el nombramiento respectivo y su credencial de
empleado o funcionario de la Administración Tributaria.

En ejercicio de la actividad de verificación, la Administración Tributaria podrá


efectuar verificaciones o inspecciones tributarias en locales comerciales,
industriales, medios de transporte y otros vinculados con la actividad del
contribuyente; constatando principalmente el cumplimiento de las obligaciones
formales, entre ellas, las obligaciones de estar inscrito como contribuyente,
emitir y entregar facturas por las ventas o prestación de servicios que realice en
el momento que establece la normativa aplicable.

De encontrarse alguna de las acciones u omisiones establecidas en el artículo


85 del Código Tributario antes referidas, el auditor tributario que las constatare,
deberá hacerlas constar en acta administrativa que se suscriba para el efecto,
pudiendo la parte contribuyente manifestarse en dicha acta.

Conforme el artículo 151 del Código Tributario, los fiscalizadores designados


para el efecto, al constatar la comisión de una infracción como las descritas en
el artículo 85 de dicho cuerpo legal, deberán dejar constancia documentada y
ordenará la instrucción del procedimiento respectivo.

Derechos del contribuyente en la fase de verificación del cumplimiento de


sus obligaciones tributarias:

• Tener conocimiento, desde que se le presenta el nombramiento, de la


realización de la verificación Tributaria.
• De existir un requerimiento, ser notificado del mismo y saber el nombre
de los funcionarios o empleados de la administración tributaria que han
sido nombrados para realizar la verificación tributaria. (artículos 93 y 152
del Código Tributario).
• De tener acceso a las actuaciones en todo momento, ya sea por el
contribuyente mismo, o por el profesional que este designe (artículo 126
del Código Tributario).
• De ser tratado con el debido respeto y consideración por parte del
personal de la Administración Tributaria.
• De manifestar lo que estime pertinente en las actas que autoricen los
fiscalizadores actuantes. (artículo 151 del Código Tributario).
• De obtener copia de las actuaciones.
• Que las actuaciones de la Administración Tributaria que requieran su
intervención, se lleven a cabo de la forma que resulte menos gravosa.

Obligaciones del contribuyente en la fase de verificación del


cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

• Facilitar la práctica de las actuaciones de verificación que desarrollará la


Administración Tributaria. (artículos 112 y 112 A del Código Tributario).
• Proporcionar la documentación que soporta sus operaciones contables y
fiscales.
• Permitir el ingreso de los fiscalizadores tributarios a los registros
informáticos que contengan información relacionada con la realización
de hechos generadores de tributos. (artículo 112 A del Código
Tributario).
• Permitir el ingreso de los fiscalizadores tributarios a instalaciones
comerciales del contribuyente.
4. Reincidencia.
El artículo 74 del Código Tributario establece que incurre en reincidencia el
sancionado por resolución debidamente notificada que comete otra infracción
dentro del plazo de cuatro años.

Si la reincidencia se produce en infracción a los supuestos contemplados en el


artículo 85 de dicho Código dentro del plazo referido en consideración a la
fecha en que se aplicó la primera sanción, se aplicará el cierre definitivo de la
empresa, establecimiento o negocio y el Registro Mercantil deberá cancelar la
inscripción y la patente de comercio que corresponda.

El procedimiento a aplicar es el mismo que corresponde a la imposición de la


primera sanción, el cual desarrolla el artículo 86 del cuerpo legal aludido y se
desarrollará a continuación.
5. PROCEDIMIENTO JUDICIAL.
1. La Administración Tributaria presentará solicitud dirigida al Juez Penal
competente requiriéndole la emisión de la resolución que decrete el cierre
temporal del establecimiento, adjuntando la documentación que demuestre
la comisión del hecho que denuncia, la proposición de medios de prueba y
los documentos acreditativos de la representación legal que estuviere
ejerciendo quien comparezca.

2. El Juez, bajo pena de responsabilidad, fijará audiencia oral que deberá


llevarse a cabo dentro de las cuarenta y ocho (48) horas siguientes a la
recepción de la solicitud; en la misma audiencia deberá escuchar a las
partes y recibir las pruebas pertinentes. Al finalizar la audiencia, el Juez
dictará de manera inmediata la resolución respectiva, ordenando el cierre
temporal o definitivo, si correspondiere, ello conforme lo dispuesto en el
artículo 86 del Código Tributario.

3. Si la Administración Tributaria demostrare la comisión de la infracción, y al


darse los restantes elementos constitutivos de la infracción tributaria objeto
de la litis y dentro de un debido proceso respetado, el Juez podrá emitir
sentencia, imponiendo como sanción, el cierre temporal del establecimiento,
negocio o empresa en la cual se cometió la infracción, cierre que se aplicará
por un plazo mínimo de diez (10) días y por un máximo de veinte (20) días,
continuos o sustituirá dicha sanción por una multa, si obviamente se da el
presupuesto legal. La sanción de cierre se duplicará, conforme a lo
dispuesto en este artículo, si el infractor opone resistencia o antes de
concluir el plazo de la sanción viola u oculta los dispositivos de seguridad, o
por cualquier medio abre o utiliza el local temporalmente cerrado.

Derechos del contribuyente en el procedimiento judicial relacionado con


la sanción del cierre temporal de establecimientos, empresas o negocios.
• De ser notificado de toda resolución judicial que se emita dentro del
proceso de mérito.
• Consultar libremente las actuaciones procesales de mérito.
• El poder estar presente en la audiencia oral que el Juez competente fije;
pudiendo estar acompañado de su abogado.
• Intervenir personalmente o a través de su abogado en la audiencia que
se desarrolle para el efecto,
• Proponer y solicitar su diligenciamiento, así como fiscalizar, medios de
prueba dentro del proceso penal respectivo.
• Objetar y protestar en la realización de diligencias procesales que se
estimen infundadas o alejadas del marco jurídico.
• Apelar o aceptar la sentencia final, así como interponer todas las
acciones o recursos que la legislación guatemalteca establece, a efecto
que se respete el debido proceso y el derecho de defensa que le asiste
al presunto infractor.

Obligaciones del contribuyente.


• Presentar los medios de prueba que propusiere oportunamente.
• Acatar el fallo, cuando el mismo se encuentre firme.
6. EJECUCIÓN.
Para la ejecución de lo resuelto, el mismo juez que decretó el cierre, con la
intervención de un representante de la Administración Tributaria, impondrá los
sellos oficiales que indicarán: "CERRADO TEMPORALMENTE POR
INFRACCION FISCAL", los cuales también deberán ser autorizados por el Juez
con el sello del Tribunal e indicando "POR ORDEN JUDICIAL". Es necesario
que el Juez prevenga al infractor que debe abstenerse de obstaculizar la
visibilidad de los sellos o precintos que se coloquen en el establecimiento, pues
en varias oportunidades se ha constatado que malintencionadamente se
ocultan dichos marcas colocadas por la autoridad, evitando con ello la
publicidad de ese hecho, que es uno de los efectos que busca este tipo de
sanciones tributarias y su comisión dará causa a la imposición, sin más trámite,
del cierre del establecimiento por un período igual, sin perjuicio de la
persecución por los delitos y faltas que se hubieren cometido.

Derechos del contribuyente propietario del establecimiento, negocio o


empresa cuyo cierre temporal fue decretado.
• Verificar que el cierre solo se aplique en el establecimiento, negocio o
empresa sobre la cual recae el fallo sancionatorio.
• Formular las solicitudes que estime pertinentes al Juez que ejecuta.
• Reportar la ruptura o violación de los sellos o precintos, si los mismos
fueron efectuados por terceros.
• Exigir que sean retirados los sellos o precintos, inmediatamente después
de transcurrido el período de tiempo que se estableció en la sentencia
que se ejecutó.

Obligaciones del contribuyente propietario del establecimiento, negocio o


empresa cuyo cierre temporal fue ejecutado.
• Abstenerse de ingresar al establecimiento cuyo cierre ha sido decretado.
• Abstenerse de retirar, obstaculizar la lectura de los precintos y/o sellos
que el juez hubiere colocado en el establecimiento antes de la diligencia
de apertura.
7. Aspectos a considerar.
1. Cuando el infractor cometa la infracción sólo en una o en alguna de las
empresas, establecimientos o negocios de su propiedad, la sanción se
aplicará únicamente en aquella en que se haya cometido la infracción.

2. No debe aplicarse esta sanción, cuando se presuma la comisión de un


delito, ante ello, debe presentarse la denuncia penal correspondiente.

3. Cuando se trate de entidades sujetas a vigilancia y fiscalización por parte de


la Superintendencia de Bancos, previo a acudir al Órgano Jurisdiccional,
debe obtenerse la opinión favorable de la Junta Monetaria.

4. Si se tratare de una Bolsa de Valores, previo a presentar la solicitud al


Juzgado penal competente, deberá obtenerse la opinión favorable del
Ministerio de Economía.

5. Si se tratare de una casa de habitación, se permitirá el acceso de las


personas que la habitan, sin que se puedan efectuar operaciones
mercantiles o el desarrollo de la actividad, profesión u oficio de la persona
individual o jurídica sancionada.

6. No se podrá aplicar la sanción del cierre temporal y se sustituirá dicha


sanción por la siguiente: multa equivalente al diez por ciento (10%) de los
ingresos brutos obtenidos por el sancionado, durante el último período
mensual declarado, anterior a la imposición de la sanción, en los casos
siguientes:
• Cuando se trate de personas individuales o
jurídicas propietarias de empresas,
establecimientos o negocios, cuya función sea
reconocida por la Constitución Política de la
República como de utilidad pública o que
desarrollen un servicio público.

• Cuando los contribuyentes no posean un


establecimiento en un lugar fijo o bien
desarrollen su actividad de forma ambulante.
Como por ejemplo las empresas que realicen
actividades gravadas en una feria.

• Cuando el negocio, establecimiento o empresa


hubiere dejado de realizar actividades
comerciales o profesionales.

7. El cumplimiento del cierre temporal no libera al infractor del cumplimiento de


las prestaciones laborales de sus empleados, conforme lo establece el
Código de Trabajo.
8. La reincidencia se sanciona con el cierre definitivo del establecimiento,
negocio o empresa.