Вы находитесь на странице: 1из 3

PROYECTO DE LEY

Información sobre condiciones de venta

Artículo 1. Información sobre plazo de entrega. Los establecimientos minoristas


deberán exhibir en lugar destacado y de manera visible un cartel con la leyenda:

“Señor consumidor:

El GOBIERNO DE LA CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES le recuerda que


al momento de celebrar su contrato con el proveedor debe tener presente:

• La utilización de fórmulas ambiguas relativas al plazo de entrega se interpretará


en favor del consumidor, en virtud de lo cual toda redacción que mediante
diversos términos se proponga el establecimiento de plazos aproximados o
estimados, se entenderá como si se tratara de términos expresos, improrrogables
por la exclusiva voluntad del proveedor;

• La falta de determinación del plazo se interpretará como si el proveedor se


hubiera comprometido al cumplimiento dentro de los quince (15) días de
celebrado el contrato con el consumidor;

• Usted tiene derecho a una reparación en concepto de daño directo equivalente al


uno por ciento (1%) diario del monto de la operación por cada día de retraso en
el cumplimiento de las obligaciones principales a cargo del proveedor, hasta el
tope establecido en el artículo 40 bis de la ley 24.240.

Todo ello en virtud de la ley 3006 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Artículo 2. Comuníquese, etc.

Último cambio: 20/09/2010 08:30:00 AM - Cantidad de caracteres: 0 - Cantidad de palabras: 0


Pág. 1/3
SEÑOR PRESIDENTE:

Es por todos sabido que el consumidor tiene en la falta de conocimiento uno de


sus aspectos más vulnerables, siendo que la información está en manos de los expertos,
porque la buscaron para elaborar el producto o suministrar el servicio.

En palabras del profesor Lorenzetti, “las relaciones entre profesionales y


consumidores entrañan un desequilibrio que suele generar inequidad y dado que no es
una situación que haya de resolverse por si sola, corresponde la intervención del Estado
para que ello no suceda. Lo efectivo en el plano socioeconómico sería que el consumidor
esté adecuadamente informado al celebrar un contrato, superando la brecha
informativa”1.

El deber de información adquiere en materia de defensa del consumidor el rango


de derecho fundamental reconocido expresamente en el artículo 42 de la Constitución
Nacional, en tanto constituye un trascendental instrumento tendiente a conjurar la
superioridad económica-jurídica que suelen detentar los proveedores2.

El correcto suministro de información sirve también para cumplir “un importante


papel de cara a la evitación de daños, personales o materiales, en la persona del propio
contratante, o de terceros ajenos a la relación contractual. La inadecuada o incompleta
información acerca de las instrucciones de manejo de un producto es la que motiva la
causación de diversos daños que deben ser resarcidos. Muchos productos no son
defectuosos en sí, sino que vienen acompañados de incorrectas o insuficientes
instrucciones que los convierten en inservibles o, lo que es mas grave, en peligrosos; lo
mismo cabe decir de determinados servicios en los que no se proporciona al usuario
unas instrucciones o conocimientos mínimos para el correcto uso”3.

Desde hace un tiempo rige en nuestra ciudad la ley 3006, que ordena la
ambigüedad en materia de plazos de entrega en el ámbito de nuestra jurisdicción, pero la
experiencia demuestra que una de las principales razones por la que su cumplimiento es
deficiente es la falta de conocimiento del consumidor de la existencia de esta normativa.

No podemos seguir premiando al proveedor que especula y castigando


tácitamente al que honra sus compromisos.

Por las razones expresadas es que solicito por su intermedio a la Legislatura, la


consideración y aprobación del presente proyecto de ley.

1
Lorenzetti, Ricardo L., Consumidores, Rubinzal-Culzoni, Santa Fe, 2003, p. 170 a 172.
2
Se ha establecido que “el derecho de información que el art. 42 de la Constitución Nacional reconoce al consumidor
encuentra su correlato en el deber impuesto por la ley de defensa del consumidor 24.240 a los proveedores de bienes y
servicios. La finalidad perseguida por el art. 4º de la ley 24.240 consiste en buscar la voluntad real, consciente e
informada del usuario respecto de las ventajas y desventajas de los servicios que contratan y encuentra su razón de ser
en la necesidad de suministrar a aquél conocimientos de los cuales legítimamente carece, con la finalidad de permitirle
efectuar una elección racional y fundada respecto del bien o servicio que pretende contratar. El deber de información
establecido en el art. 4º de la ley 24.240 en favor de los consumidores configura un instrumento de tutela del
consentimiento, pues otorga a aquellos la posibilidad de reflexionar adecuadamente al momento de la celebración de
contrato”. (C.N. Fed. Cont. Adm. Sala II, 4/11/1997, Diners Club Argentina S. A. c. Secretaría de Comercio e
Inversiones; RCyS, 1999-491; ED, 177-176).
3
Macías Castillo, Agustín, Llamas Pombo, Eugenio (Coordinador), en Ley para la Defensa de los Consumidores y
Usuarios – Comentarios y Jurisprudencia de la Ley veinte años después, La Ley, Madrid,2005, p. 506.

Último cambio: 20/09/2010 08:30:00 AM - Cantidad de caracteres: 0 - Cantidad de palabras: 0


Pág. 2/3
Último cambio: 20/09/2010 08:30:00 AM - Cantidad de caracteres: 0 - Cantidad de palabras: 0
Pág. 3/3