You are on page 1of 2

II. Encuadramiento normativo del tema en Salta.

En lo atinente a la Ley de Procedimientos Administrativos de la Provincia (Nº 5.348), para un

correcto análisis sobre la inclusión o no de la acción de amparo por mora, corresponde empezar
por

la definición legal del acto administrativo, es decir, “… toda declaración unilateral efectuada en

ejercicio de la función administrativa, que produce efectos jurídicos individuales en forma

directa”4. Seguidamente, la misma norma establece que “El silencio, de por sí, es tan sólo una

conducta inexpresiva administrativa: sólo cuando el orden normativo expresamente dispone que

ante el silencio del órgano, transcurrido cierto plazo, se considerará que la petición ha sido

denegada o aceptada, el silencio vale como administrativo”.

Por su parte, en lo que hace a la competencia de los órganos administrativos, establece la Ley

bajo estudio que la competencia de los órganos administrativos será la que resulte en forma

expresa o razonablemente implícita, según los casos, de la Constitución Provincial, de las leyes

y de los reglamentos dictados en su consecuencia y, en lo que aquí interesa, agrega que “Es

1 Cfr. Artículo 61º, primer párrafo.

2 Vid. Constitución de la Provincia de Salta, artículo 87º.

3 Ver, entre los demás pronunciamientos judiciales que se analizan más adelante, Corte de Justicia
de Salta,

21 de marzo de 2006, “Oropeza, Juan Pedro; Oropeza, Ramón Antonio; Gómez, Héctor Pablo;
Gutiérrez,

Máximo Emiliano; Pistan, José Osvaldo vs. Ministerio de la Producción y el Empleo de la Provincia
de Salta –

Amparo - Recurso de Apelación” (Tomo 103:149/162).

4 Cfr. Artículo 25º.

irrenunciable e improrrogable, debiendo ser ejercida directa y exclusivamente por el órgano

que la tiene atribuida como propia, salvo los casos de delegación, sustitución o avocación

previstos por las disposiciones normativas pertinentes. La demora o negligencia en el ejercicio

de la competencia o su no ejercicio cuando el mismo correspondiere, constituye falta


reprimible, según su gravedad, con las sanciones previstas en las normas especiales, sin

perjuicio de la responsabilidad civil penal o política en que incurriere el agente”5.

El artículo referido en último término de la Ley 5.348 es terminante y demasiado claro como

para intentar dobles interpretaciones. La demora en ejercer las funciones encomendadas a un

órgano administrativo, el ejercicio negligente o la omisión de su ejercicio constituyen “falta

reprimible” para la ley salteña y genera, además, responsabilidad civil, penal o política en los

funcionarios responsables de tal demora, negligencia u omisión.

Ahora bien, si la demora o la omisión en realizar determinada acción es penada administrativa,

civil y penalmente, no caben dudas que su concreción es exigible judicialmente a través de una

acción en la cual el o los particulares afectados por la demora o la inacción de la autoridad

pública soliciten a un juez que ordene el inmediato acatamiento de la Ley. Esa acción se de

nomina “amparo por mora” y, desde el punto de vista normativo, en Salta surge de la

combinación de los artículos 25ª y 87ª de la Constitución Provincial y 25ª y 2ª de la Ley 5.348.

l Tribunal Administrativo de Faltas de la Municipalidad de la Ciudad de Salta, de conformidad a lo


dispuesto en artículos 66 a 71 de la Carta Municipal, tiene las siguientes competencias y
funcionamiento:

Competencias

Los Tribunales Administrativos de Faltas entenderán en el juzgamiento y sanción de las faltas,


infracciones y contravenciones a normas municipales.

Funcionamiento

La organización y funcionamiento de los Tribunales Administrativos de Faltas deberá establecerse


por ordenanza, respetando los siguientes principios:
• El procedimiento de juzgamiento será oral, público a informal; se deberá garantizar el debido
proceso.
• Los jueces administrativos de Faltas actuarán en forma unipersonal.
• Las resoluciones definitivas serán apelables ante la justicia ordinaria en los modos y formas que
se establezcan. La Ordenanza que
regula el funcionamiento y competencias del Tribunal Administrativo de Faltas Municipal es la
N°5578.