Вы находитесь на странице: 1из 6

Lección 18: Actos de impugnación. Recursos. Clasificación. Recursos ordinarios.

Aclaratoria y revocatoria

Medios de impugnación

Medios de impugnación son todas las vías de ataque que puedan tenerse para modificar una resolución judicial que
no es perjudicial. Sirven para atacar un negocio jurídico o una sentencia y en definitiva decide si la misma debe ser
anulada o continua teniendo validez como medio de hetero-composicion de la litis.

Se diferencia del medio de gravamen en que este último es mucho más limitado y se refiere a la posibilidad de
remediar el error de juicio que puede cometer el juez al sentenciar. El medio de gravamen típico es el recurso de
apelación.

Los medios de impugnación se clasifican según el tipo de error que tienden a corregir.

Las vías de impugnación para el caso de errores de procedimiento son cuatro:

1. Recurso de nulidad
2. Incidente de nulidad
3. Nulidad como excepción
4. Acción de nulidad

Los errores de razonamiento pueden corregirse mediante los recursos que se dividen en:

1. Ordinarios
2. Extraordinarios
3. Auxiliares

Dentro de los recursos ordinarios tenemos:

1. Recurso de revocatoria o reposición


2. Recurso de aclaratoria
3. Recurso de apelación
4. En Nación también tenemos la “consulta”.

Con menor importancia están los ordinarios menores que son:

1. Recurso de nulidad (absorbido por la apelación)


2. Reconsideración ante el juez
3. Reposición in extremis

Por otra parte, los recursos extraordinarios, como consecuencia de la organización federal se dividen en federales y
locales.

Dentro de los federales tenemos

1. El recurso extraordinario federal (previsto en el artículo 14 de la ley 48)


2. El per saltum (artículos 257 y 257 ter CPCCN)

En la provincia de Buenos Aires tenemos tres recursos previstos en la constitución provincial:

1. Recurso de inaplicabilidad de la ley


2. Recurso de nulidad
3. Recurso de inconstitucionalidad
En el orden local de la Nación contamos con el recurso de Casación.

Por otra parte, existen recursos auxiliares como son los recursos de queja, de hecho o directos o por apelaciones
denegadas, sean ordinarias o extraordinarias.

Concepto de recurso

Recursos son los medios o remedios que la ley pone a disposición de las partes para que una providencia judicial sea
modificada o dejada sin efecto. El Código procesal es el que establece la existencia y extensión de los medios de
impugnación o gravamen, no se pueden interponer otros recursos que los reglados.

Medios ordinarios y extraordinarios

Un medio es ordinario cuando reúne los siguientes caracteres:

1. Se puede denunciar cualquier vicio de la sentencia impugnada por el solo hecho de ser parte en el pleito,
comprendiendo tanto las cuestiones de hecho como las de derecho.
2. El juez de segunda instancia que se pronuncia basándose en un medio ordinario tiene el mismo
conocimiento y en algunos casos poderes intructorios análogos a los utilizados por el juez de primera
instancia.
3. Suspenden la ejecución de la sentencia si no ha sido ordenada la ejecución provisional.

Los medios extraordinarios se dan solamente para ciertos cuestionamientos o vicios de la sentencia, no se refieren
jamás a cuestión de hecho, salvo el supuesto se arbitrariedad., solo se refieren a cuestiones de derecho o jurídicas,
actuando la Corte o tribunal con jurisdicción preponderantemente negativa.

Recurso de revocatoria o reposición

Tiene por finalidad que el mismo juez o tribunal que dicto la resolución que dictó la resolución la revoque o
enmiende, dictando en su lugar otra nueva por contrario imperio. Este recurso no importa una adquisición de
competencia por un tribunal superior. La expresión “contrario imperio” alude a la retractación que hace el juez de su
propia resolución, ya que si el juez tenía competencia o imperio para dictar una resolución, puede tener un imperio
contrario para revocarla.

La regla de oro en materia de admisibilidad, es que este recurso debe interponerse ante el mismo juez o tribunal que
dicto la resolución recurrida, que lo resolverá, sea retractándose de su resolución anterior o revisando lo que ha
hecho un delegado suyo. Por lo tanto, si se solicita reposición en primera instancia se interpone en primera
instancia, si pide revocatoria en la alzada, debe interponerse el recurso en la Cámara, y si se interpone el recurso en
la Corte Suprema en los limitados casos que se lo admite se lo debe interponer ante la misma.
Requisitos de admisibilidad del recurso de reposición

1. Objeto: Que el mismo juez o tribunal que dicto la providencia simple la revoque por contrario imperio.
2. Providencias contra las que procede

En primera instancia En segunda instancia


Únicamente contra las providencias simples que causen Procede en contra providencias simples del presidente
o no un gravamen irreparable. Lo que la ley quiere decir de las salas en que están divididas las distintas Cámaras
es que la reposición procede respecto de las de apelaciones.
providencias simples sea que causen gravamen En algunos supuestos de excepción para evitar el error
irreparable o un gravamen que pueda ser reparado con en un recurso que se encuentra emparentado con la
posterioridad o con el dictado de la sentencia definitiva. aclaratoria se permite que el recurso proceda contra
Las providencias simples son las que se dictan sin actos interlocutorios en Cámara, providencias de tramite
substanciación, se expresan por escrito o verbalmente en Corte Suprema
en una audiencia, tienen lugar y fecha y firma del juez.
No requieren elaboración ni fundamentación jurídica ni
que se haya odio a la parte contraria.
3. Plazo: En todos los supuestos (primera y segunda instancia) es de 3 días contados a partir de la notificación
de la providencia simple. Esta notificación generalmente es por ministerio de la ley.
4. Como se interpone: Por escrito o verbalmente en audiencia
5. Fundamentación: Este recurso se interpone y se funde. En caso de no fundarse es inadmisible. Debe
fundarse indicando el error que la providencia contenga o el agravio que infiera al recurrente quien
acompañara en su caso los documentos justificativos. Es un análisis crítico de la resolución. En el caso de la
fundamentación verbal se debe hacer en el curso de la audiencia.
6. Rechazo in limine: El juez puede rechazar in limine, sin substanciación cuando es manifiestamente
improcedente.
7. Traslado: El único supuesto en que corresponde dar traslado del recurso es cuando la providencia fue
dictada a pedido de la parte contraria a la que solicita la revocatoria.

Posibilidad de abrir a prueba

Se permite la posibilidad de abrir a prueba la reposición cuando existieren hechos controvertidos. Para este
supuesto se prevé el trámite de los incidentes. Con la reposición deben acompañarse la prueba instrumental y
ofrecerse las demás de las que se intente valer quien solicita el recurso.

Revocatoria de oficio

La revocatoria de oficio es posible y si se trata de errores manifiestos y que comprometen el debido proceso de
derecho para cualquiera de las partes procede aun después de estar as partes notificadas de la resolución.

Reposición en Cámara (segunda instancia)

Procede únicamente la reposición de las providencias simples dictadas por el presidente de la Sala, ante la Cámara
en pleno. Las demás resoluciones de la Cámara (interlocutorios y sentencias definitivas) no son susceptibles de
reposición por el carácter de definitivo que revisten. Esto es así porque este recurso procede contra providencias de
mero trámite.

Relación del recurso de revocatoria con el recurso de apelación

Art. 241. - La resolución que recaiga hará ejecutoria, a menos que:

1) El recurso de reposición hubiere sido acompañado del de apelación subsidiaria y la providencia impugnada
reuniere las condiciones establecidas en el artículo siguiente para que sea apelable.

2) Hiciere lugar a la revocatoria, en cuyo caso podrá apelar la parte contraria, si correspondiere.
Nuestro ordenamiento solo admite la revocatoria con apelación subsidiaria. Esto es lógico en virtud de que la
reposición es un recurso que resuelve el mismo juez y la apelación importa la adquisición de competencia por un
superior, por lo tanto debe permitirse que en primer lugar el juez de grado revea el error, si es que existe, a los fines
de evitar un inútil dispendio jurisdiccional. En caso de que el magistrado de primera instancia encuentre que no ha
incurrido en error, la apelación subsidiaria permite que la cámara valore si es o no correcta la posición del juez
inferior.

La apelación subsidiaria no se funda

En cuanto a la fundamentación de la apelación subsidiaria, ambos códigos en su art. 248 expresan que cuando el
recurso de apelación se hubiese interpuesto subsidiariamente con el de reposición, no se admitirá ningún escrito
para fundar la apelación. La razón de que no se funde es que el recurso de revocatoria es fundado, por lo que si se
admitiera la nueva fundamentación de la apelación, habría una doble fundamentación y una pérdida de tiempo
importante. Por lo tanto, no se puede mejorar el recurso presentando una nueva fundamentación.

Cuando el juez de grado rechaza la revocatoria por entender que no ha cometido error alguno y no se ha interpuesto
la apelación subsidiaria, queda firme la providencia simple recurrida. Cuando el juez de primera instancia rechaza la
revocación pero hay apelación subsidiaria, concedera este último recurso si la providencia es apelable. Esto con
independencia de que la revocatoria fuera formalmente improcedente (por ejemplo porque este fuera de tiempo o
porque la providencia sea interlocutoria no susceptible de revocatoria)

Cuando el juez de grado admite la revocatoria puede apelar la parte contraria que había peticionado la resolución
que luego se revoco. Esto surge del inciso 2 del artículo 241 CPCCN y en provincia nada dice pero se entiende que se
aplica el mismo criterio. Sin embargo, la parte contraria que puede apelar, no puede pedir revocatoria porque se
trata de un auto interlocutorio, no de una providencia simple ya que la resolución que decide una revocatoria tiene
que estar fundada.

Interposición directa de la apelación, pendiente la resolución de la reposición

Puede suceder que en vez de interponer la apelación subsidiaria se apele en forma autónoma dentro del plazo y
pendiente de resolver la revocatoria. Este obrar es perfectamente lícito y posible. Hay 3 días para pedir la
revocatoria y 5 días para apelar. Se puede pedir la revocatoria en tercero día o antes y apelar en quinto día. Los
plazos son máximos.

Si la revocatoria esta fuera de término, debe concederse la apelación subsidiaria

Si se ha interpuesto la revocatoria con apelación subsidiaria en quinto día es lógico que la revocatoria este fuera de
término y debe ser destinada. El Dr. Saiach considera que debe concederse la apelación subsidiaria y tenerla por
fundado dado que con ello se garantiza la defensa en juicio. Poe otra parte, la apelación ha sido interpuesta en
termino y este último recurso no es sacramental.

Revocatoria contra el auto que deniega una apelación. Queja. Recursos extraordinarios locales

El Dr. Saiach considera que la única posibilidad de atacar un rechazo del recurso de apelación es mediante queja o
recurso directo o de hecho a presentar en la Excma Cámara. No procede la revocatoria porque no es una providencia
simple.

Recurso de aclaratoria
Cuando se dicta una sentencia o un auto interlocutorio se deslizan errores. La corrección de estos errores se hace
por intermedio de la aclaratoria. Corrección o rectificación son la esencia de este recurso. Procede contra las
sentencias definitivas que son las que ponen fin al litigio.
Lo que se persigue con este recurso es evitar el doble grado jurisdiccional y solucionar problemas menores ante el
mismo juez que dicto la sentencia.
La aclaratoria no tiene por objeto modificar una resolución judicial aunque el Dr. Saiach afirma que quiérase o no la
modifica o integra. Tampoco tiene por objeto corregir la inexistencia, nulidad o anulabilidad de la sentencia, sino
solamente a la irregularidad de ello. Por lo tanto queda fuera del campo de la corrección todo vicio de la sentencia
que ocasione su inexistencia, nulidad o anulabilidad.

Su finalidad es triple

1. Servir para que el mismo juez interprete algún concepto obscuro de la decisión: El juez de grado no puede
modificar la sentencia ya que una vez dictada se extingue su competencia. Debe limitarse a analizar y
completar o integrar su pronunciamiento o indicar la interpretación correcta de lo que ha dicho. Por
ejemplo, a veces el magistrado trata correctamente la cuestión en los considerandos, fundamentando y
aplicando el derecho y realiza de forma confusa la parte dispositiva o en algunos casos se utilizan términos
ambiguos o confusos. Para esto sirve la aclaratoria.
2. Suplir la omisión en que se incurrió en la decisión, no tratando algunos de los rubros reclamados o no
expidiéndose sobre costas: El olvido es la forma más importante de omisión. Pero el olvido no significa
denegación ya que fue por inadvertencia.
3. Salvar un error: El error no puede ni debe ser fuente de derechos. Si se trata de errores puramente
numéricos o aritméticos pueden ser corregidos en todo tiempo, aun en la etapa de ejecución de sentencia.
Esto quiere decir que el error no hace cosa juzgada. La aclaratoria puede enmendar errores o rectificar
diferencias entre la formula y la idea a condición de que se respete la idea objetiva del juzgador y no su
motivación subjetiva.

Errores aritméticos
Es una tesis invariable de la Corte Suprema que los errores aritméticos padecidos en una sentencia pueden
rectificarse en cualquier tiempo.
Existe una concepción restringida sostenida por Ugo Rocco que entiende que para que el error pueda corregirse
debe ser un error material que resulte a prima facie, no admite errores de cálculo que dependan de procedimientos
técnicos. Ej: 2+2=5
El Dr. Saiach adopta una concepción más amplia. Entiende que los errores aritméticos no solo pueden consistir en
groseros errores materiales, sino en errores de procedimientos técnicos como en el cálculo de actualizaciones por
ejemplo.

Errores aritméticos rectificables de oficio


Aun sin mediar recurso de aclaratoria, si los jueces al descubrir un error material no lo modifican incurrirían con la
omisión en falta grave porque estarían tolerando que se generara o lesionara un derecho que solo reconocería como
causa el error.
Casos en que la Corte Suprema no admitió rectificación

 Si el error no corresponde en todo caso a la sentencia sino a la prueba rendida por dicha parte.
 Error en la fecha señalada como punto de partida de la prescripción porque no se trataría de un simple error
material.
 La solicitud de rectificación del error en que se pretende haber incumplido el fallo definitivo de la Corte al
precisar el sentido y alcance de las manifestaciones de las partes en sus respectivos escritos.
 Los restantes errores, los que no son aritméticos deben ser corregidos con la aclaratoria o pueden ser
motivo de apelación y pedir su substanciación en la expresión de agravios.

Naturaleza jurídica de la aclaratoria

La aclaratoria no es en realidad un típico recurso desde un punto de vista técnico ya que mediante la aclaratoria
solamente se puede perfeccionar o completar la sentencia pero nunca modificarla o transformarla.
Existen dos posiciones
I. Aclaratoria como recurso

Los autores que sostienen esta postura indican que constituye un remedio procesal porque cuando el litigante
objeta una resolución procesal para que se salve un error, se aclare un concepto oscuro o se supla una omisión
realiza un acto procesal que en caso de prosperar implica una modificación de la sentencia. El Dr. Saiach concuerda
con esta posición. Entiende que quiérase o no la aclaratoria aceptada modifica el pronunciamiento. Es un medio a
disposición de las partes para corregir o integrar, es un recurso ordinario. Es un recurso la aclaratoria a pedido de
parte pero la aclaratoria de oficio no es un recurso.

II. Aclaratoria como incidente

Otros autores entienden que es un incidente de la sentencia para integrarla o completarla.

Requisitos de admisibilidad

1. Contra que resoluciones procede


 En principio procede únicamente contra las sentencias definitivas.
 Sin embargo, también se admite contra las sentencias interlocutorias.
2. Termino:
 En primera instancia el plazo es de 3 días de notificada por cedula o personalmente la decisión.
 En segunda instancia 5 días de notificada por cedula o personalmente la decisión.
3. Fundamentación: SI. Debe ser fundado, no basta con la mera interposición sino que se debe indicar que
concepto se aclara, que se intenta corregir o cual es la omisión que debe ser salvada. Si no se funda es
inadmisible.
4. Traslado: NO. El recurso de aclaratoria se resuelve sin substanciación, por lo que no resulta necesario
acompañar copias.
5. Ante quien se presenta: Se interpone ante el juez o tribunal del cual emano el decisorio objeto de
aclaratoria. Si este juez falleció o se lo sustituyo, el Dr. Saiach adopta la teoría del órgano y entiende que lo
que interesa es el órgano y el acto de voluntad que lo suscribe, por lo tanto el cambio del juez no obsta la
interpretación ni la procedencia del recurso.

Aclaratoria rechazada

Si es rechazada y no se interpuso el recurso de apelación queda firme la resolución.

Aclaratoria admitida
Si es admitida la aclaratoria, la misma integra la sentencia, cabe una nueva notificación y la sentencia integrada es
susceptible de recurso de apelación. A partir de la notificación de la aclaratoria, empieza a correr un nuevo plazo
para apelar.
La aclaratoria NO suspende el plazo para interponer otros recursos, por lo que es necesario interponer la apelación,
en primera instancia, o un recurso extraordinario o acusatorio en segunda instancia, ante un eventual rechazo de la
aclaratoria.
El recurso de apelación no queda suspendido por la aclaratoria. Esto hace excepción cuando la aclaratoria es
aceptada. Por esto, es buena técnica interponer en forma directa y principal ambos recursos. Si luego, con la
aclaratoria se subsana la omisión o se aclara el error, se puede desistir del recurso de apelación.

Aclaratoria de oficio

La puede realizar el juez o la Cámara hasta antes de la notificación de la sentencia. Una vez notificada la misma no
puede realizarse la aclaratoria de oficio, salvo la existencia de un error aritmético o puramente numérico.