You are on page 1of 7

Actualizaciones

Acúfenos
Rebeca de la Fuente Cañibanoa,*, Mario Andrés Castillo Wismanb y Alejandro Harguindey Antolí-Candelac
aFacultativo Especialista de Área. Otorrinolaringología y Patología Cérvico-Facial. Hospital General Universitario de Ciudad Real. Ciudad Real. España.
bResidente de 2.º año de Medicina Familiar y Comunitaria. Hospital General Universitario de Ciudad Real. Ciudad Real. España.
cFacultativo Especialista de Área. Otorrinolaringología y Patología Cérvico-Facial. Instituto Antolí-Candela. Madrid. España.

*Correo electrónico: rbkfue@yahoo.es

Puntos clave

● El acúfeno como síntoma es un motivo de consulta muy secundarios a una misma alteración localizada en el
frecuente en las consultas de otorrinolaringología y atención aparato auditivo.
primaria.
● El primer paso en el diagnóstico de un acúfeno es la
● Se trata del tercer síntoma más incapacitante tras el dolor realización de una anamnesis detallada. Una historia
intenso y los trastornos del equilibrio según la American clínica minuciosa favorecerá un enfoque etiológico
Tinnitus Association. adecuado del acúfeno, fundamental para el posterior
tratamiento.
● El acúfeno es el resultado de una actividad aberrante a lo
largo de la vía auditiva, localizándose con mayor frecuencia ● En el diagnóstico del acúfeno es especialmente importante
en la cóclea. la realización de una otoscopia que valore el estado del
conducto auditivo externo, membrana timpánica y oído
● El factor predisponerte más importante en la aparición de medio.
un acúfeno es el umbral audiométrico. Son factores
secundarios la exposición a ruidos, la edad y el nivel ● El tratamiento debe ser individualizado y etiológico siempre
socioeconómico. que sea posible. Cuando no se conozca la causa, deberá ser
sintomático o en su defecto, de las consecuencias que
● La etiología de los acúfenos es muy variada. La mayor parte ocasione el acúfeno.
son de origen idiopático, suponiendo un 50% de los
mismos. ● Para prevenir o atenuar el aumento de intensidad del
acufeno, el mensaje transmitido al paciente debe ser
● Clínicamente se observa que el acúfeno es concomitante en siempre positivo y el tratamiento individualizado. El consejo
muchas ocasiones con la presencia de hipoacusia. Esta no médico es fundamental, un mensaje positivo favorece la
es la causa del acúfeno. Parece que ambos síntomas son habituación.

Palabras clave: "DÞGFOPTtTinnitust.PEFMPOFVSPGJTJPMØHJDPt5FSBQJBTPOPSB

Generalidades trastorno que puede deberse tanto a la afectación de la vía


auditiva, así como a las áreas del sistema nervioso central
El acufeno, también denominado tinnitus, no representa una (SNC) que se encuentran relacionadas con el fenómeno de la
enfermedad por sí solo. Se trata de un síntoma muy habitual audición.
tanto en las consultas de atención primaria como en los ser-
vicios de otorrinolaringología. Se define como la percepción
de un sonido en ausencia de una fuente externa acústica, que Epidemiología
resulta inaudible para otras personas y se hace patente cuan-
do su intensidad es superior a la del ruido ambiental y no se El acúfeno grave representa el tercer síntoma más incapaci-
consigue su enmascaramiento. Con el desarrollo de la tecno- tante que puede sufrir un individuo tras el dolor intenso y los
logía y las pruebas de imagen se ha comprobado que el acú- trastornos del equilibrio según la American Tinnitus Asso-
feno no es una alteración exclusivamente coclear, sino un ciation. Aparecen con mayor frecuencia a partir de los 50

FMC. 2015;22(1):3-9 3

Descargado para ANGEL OCHOA SALCEDO (salcedosmith784@gmail.com) en Universidad Del Sinu de ClinicalKey.es por Elsevier en febrero 24, 2018.
Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright ©2018. Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.
De la Fuente Cañibano R et al. Acúfenos

años y se presentan con la misma incidencia en hombres y terpretado como un estímulo sonoro y el órgano capaz de
mujeres1. percibirlo es el oído. Además, gran parte de los acúfenos es-
La prevalencia real de los acúfenos es difícil de precisar. tán relacionados con alteraciones en la audición. Dos son las
Los principales estudios epidemiológicos se han desarrolla- teorías que se postulan como más frecuentes para explicar el
do en países anglosajones. Así, en Estados Unidos los acúfe- origen coclear del acúfeno:
nos afectan a unos 40 millones de personas, de las cuales la
cuarta parte los padece de forma intensa. Según los estudios r Descoordinación entre el funcionamiento de las célu-
llevados a cabo en Gran Bretaña, el 35% de la población en las ciliadas externas e internas. Producirá una despolariza-
los países industrializados ha padecido acúfenos de algún ti- ción crónica de estas generando una actividad anómala en
po, y en el 5% de modo moderado o intenso, y en un 1% el las fibras aferentes.
acúfeno tiene una repercusión muy importante sobre la cali- r Alteraciones en el ciclo metabólico del glutamato. Un
dad de vida. aumento de este neurotransmisor en la sinapsis coclear, por
Se ha demostrado que el factor predisponente más impor- exceso de liberación o por defecto de recaptación, produciría
tante en la aparición de los acúfenos es el umbral en la au- un estado de despolarización continuada de la vía aferente,
diometría tonal liminar. Sin embargo, la edad y la exposi- causando una edematización de la célula, con liberación de
ción al ruido parecen actuar de forma secundaria. metabolitos oxigenados reactivos que originarían la muerte
La localización del acúfeno es variable. En un 50% el pa- celular.
ciente lo refiere en ambos oídos, un 35% lo sitúa en un solo
oído y el 15% restante lo localiza en la cabeza. A pesar de lo anteriormente expuesto, existe controversia
Aunque algunos pacientes no aquejan pérdida auditiva, lo acerca del origen coclear de los acúfenos, debido a la exis-
cierto es que la gran mayoría de ellos van a presentarla si tencia de pacientes en los que coexiste la presencia de acúfe-
realizamos exploraciones audiométricas completas. La hi- nos e hipoacusia y la existencia de pacientes que tienen el
poacusia no causa el acúfeno, sino que los 2 fenómenos pa- mismo grado de hipoacusia sin acúfenos. Por ello, se sugiere
recen ser manifestaciones distintas de una misma alteración el origen en el ámbito del SNC, ya que en algunos pacientes
localizada en el aparato auditivo. Cuanto más marcada sea la persiste el acufeno, incluso tras la sección del VIII par cra-
disfunción del aparato auditivo, mayores son la pérdida au- neal.
ditiva y la probabilidad de aparición de acúfenos.
2. Actividad eléctrica aberrante en el sistema nervioso
central: la presencia de una actividad eléctrica patológica
Fisiopatología sería interpretada por el SNC como un acúfeno. Según la
teoría del silencio de Møller, cualquier proceso que provo-
El acúfeno es el resultado de una actividad anómala en el que una sincronización de la vía auditiva podría generar un
trayecto de la vía auditiva, localizándose con mayor frecuen- acúfeno. Por lo tanto, en ausencia de acúfenos, la actividad
cia en la cóclea. basal es asincrónica.
Son múltiples las teorías propuestas para explicar la géne- Ello puede deberse a:
sis de los acúfenos, lo que sugiere que no hay un mecanismo
único que explique el origen de los mismos. A través de estu- r Sincronización en los disparos de alteración coclear
dios recientes se ha concluido que uno de los factores deter- producida por una alteración en las células cilíadas internas.
minantes en la cronificación de un acúfeno es la alteración en r Alteraciones en las fibras del nervio auditivo.
el sistema de compensación de las vías auditivas centrales. r Fenómenos de desinhibición de los núcleos centrales
En la actualidad, son 3 mecanismos fisiopatológicos los de la vía auditiva. Cuando se produce una alteración en el
que pueden explicar el origen de los acúfenos2-4 (tabla 1). ámbito de la vía auditiva periférica, disminuye la síntesis del
ácido gamma-aminobutírico en el colículo inferior, produ-
1. Alteración coclear: la cóclea ha sido considerada tra- ciéndose un aumento de la actividad que se percibiría como
dicionalmente el órgano generador del acúfeno, ya que es in- un acúfeno en el ámbito cortical.

3. Fenómenos de reorganización cortical: la importante


TABLA 1. Mecanismos fisiopatológicos de los acúfenos asociación entre la hipoacusia y el acúfeno, presuponen la
1. Alteración coclear
existencia de un factor etiológico común para ambos sínto-
mas. Al producirse una desaferenciación parcial o total del
2. Actividad eléctrica aberrante en el SNC
órgano auditivo periférico, constituye una pérdida de infor-
3. Fenómenos de reorganización cortical
mación aferente que actúa como estímulo activando las
SNC: sistema nervioso central.
áreas corticales correspondientes a la actividad coclear que

4 FMC. 2015;22(1):3-9

Descargado para ANGEL OCHOA SALCEDO (salcedosmith784@gmail.com) en Universidad Del Sinu de ClinicalKey.es por Elsevier en febrero 24, 2018.
Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright ©2018. Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.
De la Fuente Cañibano R et al. Acúfenos

Acúfeno

Alteración coclear Fenómenos de reorganización


cortical

Ausencia de coordinación Alteración ciclo


entre CCE y CCI glutamato

Actividad eléctrica
aberrante

Alteración fibras Desinhibición de núcleos


Sincronización de CCI
nervio auditivo centrales

Figura 1. Patogenia de los acúfenos.


CCE: células cilíadas externas; CCI: células cilíadas internas.

provocaría sensaciones auditivas anómalas en forma de acú- señal y del cortejo vegetativo que se manifiesta por el siste-
fenos. ma nervioso autónomo se justifica por el factor de alerta ge-
La patogenia de los acúfenos se explica según el esquema nerado en algunos pacientes junto con el componente psi-
que puede verse en la figura 1. coemocional (fig. 2).
Según el modelo neurofisiológico propuesto por Jastreboff
y Hazell, se supone la existencia de un componente modula-
dor central responsable de la perpetuación, tolerancia o adap- Etiología
tación al mismo en todo acúfeno. La aparición y la persisten-
cia del acúfeno dependen de la interacción de varias áreas del Múltiples son las causas que pueden producir acúfenos. Algu-
SNC. La detección del acúfeno ocurre en la vía auditiva en nos de los grupos etiológicos más importantes son (tabla 2)5,6:
los centros subcorticales. Una vez detectada esta señal auditi-
va, debe clasificarse de modo psicológico, interviniendo en 1. Idiopáticas: hasta en un 50% de los casos no es posi-
este proceso las áreas asociativas corticales, el sistema límbi- ble conocer la causa del acúfeno.
co (respuesta emocional) y la corteza prefrontal (comporta- 2. Congénitas: en este grupo se engloban las malforma-
miento e integración sensorial y emocional). De esta manera, ciones del oído (anotia, microtia) y también los trastornos
se procede a la habituación de las señales auditivas que no genéticos.
ofrezcan un interés especial para el individuo. 3. Fisiológicas: se trata de aquellos pacientes que pueden
La interacción entre las áreas corticales asociativas y el detectar sonidos fisiológicos en silencio, como son las otoe-
eje límbico-amígdala explicaría la presencia de síntomas co- misiones acústicas. Las otoemisiones acústicas se definen
mo miedo, preocupación o ansiedad que tan asociados están como la fracción de sonido detectable en el conducto auditi-
en los pacientes con acúfenos. Además, la persistencia de la vo externo causada por la actividad fisiológica coclear deri-

Corteza prefrontal:
integración sensorial

Centros subcorticales:
Sistema auditivo: Sistema límbico:
detectan acúfeno: anulación
origen de acúfeno respuesta emocional
o persistencia

Sistema nervioso autónomo:


molestia

Figura 2. Modelo neurofisiológico propuesto por Jastreboff y Hazell.

FMC. 2015;22(1):3-9 5

Descargado para ANGEL OCHOA SALCEDO (salcedosmith784@gmail.com) en Universidad Del Sinu de ClinicalKey.es por Elsevier en febrero 24, 2018.
Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright ©2018. Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.
De la Fuente Cañibano R et al. Acúfenos

tía, lo que puede afectar al VIII par craneal y producir acúfe-


TABLA 2. Etiología de los acúfenos
nos. También pueden aparecer en estados de hipoglucemia.
Idiopáticas En el caso de las alteraciones de la función tiroidea, tanto en
Congénitas hipotiroidismo como hipertiroidismo, pueden estar presentes
Fisiológicas los acúfenos por alteraciones en el gasto cardíaco.
Neoplásicas 10. Farmacológicas: los fármacos ototóxicos, como son
Infecciosas los aminoglucósidos, salicilatos, antipalúdicos, antineoplási-
Traumáticas
cos y diuréticos, pueden ocasionar la presencia de acúfenos,
bien por efecto coclear o por afectación en el SNC.
Vasculares
11. Miscelánea: en este grupo pueden incluirse diversas
Neurológicas
causas entre las que podemos mencionar: tapón de cerumen,
Endocrinológicas presbiacusia, síndrome de Ménière, síndrome de Costen, dé-
Farmacológicas ficit de oligoelementos (zinc, cobre), así como déficits vita-
Miscelánea mínicos. Cabe destacar que la causa más frecuente de acúfe-
nos en la infancia es la migraña.

vada del proceso de la audición. Suponen un bajo porcentaje


de la población, entre un 1-2%. Clínica
4. Neoplásicas: podemos distinguir procesos tumorales
benignos como el neurinoma del VIII par craneal, tumores Como hemos visto en el apartado anterior sobre la etiología,
óseos (exostosis u osteomas), colesteatomas, tumores glómi- los acúfenos pueden ser la manifestación clínica de múlti-
cos (yúgulo-timpánicos), etc. También algunos tumores ma- ples enfermedades, algunas de ellas potencialmente graves.
lignos como carcinoma epidermoide o basaliomas. Ambos Pero además del propio acúfeno en sí, tiene efectos y conse-
pueden ocasionar acúfenos a través de distintos mecanismos. cuencias como preocupación, miedo o ansiedad, pudiendo
5. Infecciosas: en el caso de una otitis seromucosa, existe llegar a ser incapacitante. De las características que presente
la ocupación por moco de la caja timpánica, lo que puede dependerá su habituación y la repercusión que dicho acúfe-
ocasionar la presencia de acúfenos. Cuando se produce una no tendrá sobre la vida del que lo padece.
otitis media aguda, puede tener lugar el paso de toxinas bac- La presencia de acúfenos ocasiona una alteración en la in-
terianas a través de las ventanas oval y redonda, producién- teligibilidad del mensaje auditivo y generalmente va acom-
dose una lesión del oído interno y por tanto pueden aparecer pañado de hipoacusia, por lo que habrá que hacer el corres-
acúfenos. pondiente estudio audiológico. Puede alterar el sueño, la
6. Traumáticas: en este grupo puede incluirse el trauma- capacidad de descanso, la capacidad de concentración, así
tismo acústico, sobre todo en aquellas personas que están como producir conductas de evitación de situaciones o am-
expuestas a ruido importante por su profesión, y en ellos bientes que supongan una mayor percepción del problema,
pueden producirse acúfenos. También en aquellos pacientes que condicionan un cambio en el estilo de vida. El acúfeno
que hayan presentado como antecedente un traumatismo puede ir acompañado de cefalea e inestabilidad y a veces la
craneoencefálico. causa que lo produce requiere tratamientos farmacológicos
7. Vasculares: son causa de acúfenos de tipo pulsátil. Ca- prolongados que pueden generar dependencia6-9.
be destacar las fístulas arteriovenosas como causa más fre-
cuente de acúfeno pulsátil con otoscopia normal. También es
importante mencionar la hipertensión arterial como enfer- Diagnóstico
medad sistémica que causa acúfenos. Algunas alteraciones
anatómicas en el oído como la carótida o el bulbo de la yu- Al igual que en otras patologías, el diagnóstico10-12 se debe
gular dehiscente también pueden ocasionar acúfenos. apoyar en los siguientes puntos (tabla 3):
8. Neurológicas: en este grupo es muy importante men-
cionar la esclerosis múltiple, ya que la desmielinización que 1. Anamnesis: los acúfenos pueden representar procesos
se produce en el transcurso de la enfermedad en la vía audi- etiológicos muy variados. El primer paso es la realización de
tiva puede generar acúfenos. También pueden ser causa de una historia clínica detallada que recoja antecedentes fami-
acúfenos otras patologías mucho menos habituales como las liares y personales (profesión, tratamientos farmacológicos,
mioclonías en el músculo del velo del paladar, trompa de valorar medicación ototóxica, infecciones, traumatismo cra-
Eustaquio, etc. neoencefálico…), las características del acúfeno (intensidad,
9. Endocrinológicas: es bien conocido que la diabetes frecuencia, pulsatilidad, lateralidad), el modo de instaura-
mellitus cursa en algunos casos con la presencia de neuropa- ción, el tiempo de evolución, clínica asociada (hipoacusia,

6 FMC. 2015;22(1):3-9

Descargado para ANGEL OCHOA SALCEDO (salcedosmith784@gmail.com) en Universidad Del Sinu de ClinicalKey.es por Elsevier en febrero 24, 2018.
Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright ©2018. Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.
De la Fuente Cañibano R et al. Acúfenos

TABLA 3. Diagnóstico de los acúfenos TABLA 4. Pruebas audiovestibulares en el diagnóstico de los


acúfenos
Anamnesis
Audiometría tonal liminal
Exploración física
Audiometría tonal de alta frecuencia
Analítica
Impedanciometría
Pruebas complementarias audiovestibulares
Potenciales evocados auditivos de tronco cerebral
Pruebas de imagen
Otoemisiones acústicas
Otras pruebas audiológicas
Videonistagmografía
otalgia, vértigo), la incapacidad que genera, etc. Se hará én-
fasis también en el estado metabólico, neurológico, cardio-
vascular y en la existencia de enfermedad hipertensiva del
paciente. Una anamnesis detallada favorecerá un enfoque en estos pacientes una hipoacusia neurosensorial en frecuen-
etiológico adecuado del acúfeno, fundamental para el trata- cias graves.
miento posterior. r"VEJPNFUSÎBUPOBMEFBMUBGSFDVFODJB se trata de una au-
2. Exploración física: debe realizarse una exploración diometría tonal liminar que explora frecuencias agudas por
otorrinolaringológica completa, haciendo especial hincapié encima de los 8 kHz y es interesante porque algunas alteracio-
en la otoscopia. Se debe valorar mediante microotoscopia el nes del oído interno (por ejemplo ototoxicidad, trauma acústi-
estado del conducto auditivo externo o tapones de cerumen, co) se manifiestan por afectación de dichas frecuencias.
integridad de la membrana timpánica y la presencia de bol- r *NQFEBODJPNFUSÎB nos permite valorar las alteraciones
sas de retracción, ocupación del oído medio y su coloración, de presión en oído medio, útil en patologías como la ototu-
así como la presencia de masas pulsátiles. baritis u otitis seromucosa.
Cuando el acúfeno se asocia a síntomas vestibulares habrá r1PUFODJBMFTFWPDBEPTBVEJUJWPTEFUSPODPDFSFCSBM per-
que hacer también una exploración otoneurológica. El estu- miten descartar la presencia de enfermedad retrococlear,
dio endoscópico nasofaríngeo permitirá valorar el estado de aunque el diagnóstico definitivo se realiza mediante pruebas
la mucosa nasal y rinofaríngea y de la trompa de Eustaquio. de imagen.
Los procesos inflamatorios e infecciosos de la mucosa de las r0UPFNJTJPOFTBDÙTUJDBT se estima que entre un 1 y un 9%
vías respiratorias superiores pueden asociarse con disfun- de los acúfenos son causados por otoemisiones acústicas es-
ción tubárica, que produce alteraciones en la ventilación del pontáneas; pueden ser suprimidas con ácido acetilsalicílico.
oído medio y puede generar en ocasiones acúfenos. r0USBTQSVFCBTEFFYQMPSBDJÓOBVEJPMÓHJDB la acumetría
Debe incluirse en la exploración la medición de la presión con el Rinne y Weber, que deben ser concordantes con la au-
arterial, la auscultación de la cabeza y el cuello (para descar- diometría tonal liminar. También puede realizarse logoau-
tar la presencia de fístulas) y tórax, la maniobra yugular para diometría.
valorar acúfenos pulsátiles y valoración de la articulación r7JEFPOJTUBHNPHSBGÎB la prueba calórica, que forma par-
temporomandibular. te de la videonistagmografía, nos permite valorar la existen-
3. Analítica: se realizará una analítica completa con he- cia de un déficit vestibular en aquellas patologías que cursan
mograma, bioquímica general (glucosa, lípidos, iones, con acúfeno y clínica vertiginosa.
creatinina), pruebas autoinmunes en casos de pacientes que
presenten patología concomitante de este tipo (tiroiditis, 5. Pruebas de imagen: a continuación exponemos algu-
etc.), pruebas de función tiroidea, niveles de oligoelemen- nas de las pruebas de imagen más importantes que se han de
tos (zinc y magnesio) y vitaminas (en el caso de la anemia realizar cuando debemos establecer un diagnóstico etiológi-
perniciosa por falta de vitamina B12, que puede ocasionar co de un acúfeno (tabla 5):
neuropatía) y prueba de absorción de anticuerpos treponé-
micos fluorescentes (para descartar sífilis con manifesta-
TABLA 5. Pruebas de imagen en el diagnóstico etiológico de los
ción otoneurológica), cuando existan antecedentes de dicha acúfenos
enfermedad.
Eco-Doppler de troncos supraaórticos
4. Pruebas complementarias audiovestibulares: las dis-
TAC
tintas pruebas audiovestibulares útiles en el estudio de los
acúfenos son (tabla 4): RMN
Angio-RMN
r Audiometría tonal liminal: es una prueba básica en el Angio-RMN: angio-resonancia magnética nuclear; RMN: resonancia
magnética nuclear; TAC: tomografía axial computarizada.
estudio de un paciente con acúfenos y es habitual encontrar

FMC. 2015;22(1):3-9 7

Descargado para ANGEL OCHOA SALCEDO (salcedosmith784@gmail.com) en Universidad Del Sinu de ClinicalKey.es por Elsevier en febrero 24, 2018.
Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright ©2018. Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.
De la Fuente Cañibano R et al. Acúfenos

r &DP%PQQMFS EF USPODPT TVQSBBÓSUJDPT para valorar el


TABLA 6. Prioridades en el manejo de actuación de un acúfeno
estado de estos vasos y posibles estenosis.
r5PNPHSBGÎB DPNQVUBSJ[BEB Indicada en patologías con Descartar la presencia de acúfeno pulsátil, por la gravedad de
algunas entidades clínicas
afectación ósea como la enfermedad de Paget u otoesclerosis
Establecer la existencia de patología coclear estable o fluctuante
y en aquellos procesos que pueden alterar el hueso como el
glomus timpánico. Valorar el grado de incapacidad que genera el acúfeno

r3FTPOBODJBNBHOÊUJDB Es la técnica de elección para la Diferenciar entre patología de oído interno y patología
somatosensorial
valoración de patología tumoral y desmielinizante en el ám-
Grado de aceptación de los fármacos
bito del SNC, así como determinadas malformaciones (Ar-
nold Chiari).
r"OHJPSFTPOBODJBNBHOÊUJDB Esta prueba está indicada TABLA 7. Líneas de tratamiento en los acúfenos
en la sospecha de malformaciones vasculares y fístulas arte-
Tratamiento farmacológico
riovenosas.
Tratamiento intratimpánico
A la hora de enfrentarse a un acúfeno deben establecerse Tratamiento psicoemocional
unas prioridades (tabla 6). Tratamiento quirúrgico
Audífonos

Tratamiento Terapias sonoras


Otros

El primer paso es prevenir la aparición del acúfeno o evitar


su progresión en el caso de que ya esté instaurado. Es fre- TABLA 8. Tratamiento farmacológico de los acúfenos
cuente que hipoacusia y acúfenos sean 2 síntomas concomi-
Vasodilatadores
tantes, por lo que debe mantenerse una higiene sonora en el
medio laboral para prevenir la aparición de trauma acústico. Antihistamínicos
Para prevenir o atenuar el aumento de intensidad del acu- Antisquémicos cerebrales
feno, el mensaje transmitido al paciente debe ser siempre Corticoides
positivo para que este aprenda a habituar (bloquearlo). En el Benzodiacepinas
tratamiento del acúfeno, es indispensable establecer una Antidepresivos
buena relación médico-paciente, para tranquilizarlo y gene- Anticomiciales
rar en él una actitud positiva.
Otros
El tratamiento de elección debe ser individualizado, etio-
lógico (solo un 5-10% de los acúfenos cursan con patología
conocida), sintomático en su defecto o de las consecuencias
que produce el acúfeno si no podemos actuar en los 2 ante-
riores supuestos. nas, antidepresivos y anticomiciales. Tan solo el alprazolam
Las distintas líneas de tratamiento que pueden seguirse en (benzodiacepinas) ha demostrado una eficacia superior al
el manejo de los acúfenos pueden verse en la tabla 713-15. placebo16.

Tratamiento farmacológico Tratamiento intratimpánico


La diversidad de tratamientos farmacológicos da una idea La utilización de la vía intratimpánica aporta mayores con-
del camino que queda por recorrer para la comprensión de la centraciones del fármaco en la cóclea y evita los efectos ad-
génesis del acúfeno. Los fármacos disponibles pueden actuar versos de la administración sistémica. Ha adquirido gran di-
a distintos niveles: en la cóclea, en el sistema límbico, sobre fusión en el tratamiento de la sordera súbita, la enfermedad
el sistema emocional y sobre el sistema cortical. En una re- de Ménière y la enfermedad autoinmune del oído interno y en
visión sobre los ensayos clínicos realizados en pacientes con los acúfenos resistentes, siendo los fármacos más utilizados
acúfenos, han concluido que no se dispone de tratamientos los corticoides, fundamentalmente dexametasona 0,4-4,8 mg
que puedan proporcionar una reducción, a largo plazo, de la con un número variable de sesiones.
reaparición del acúfeno superior al placebo. En nuestro país
son escasos los fármacos que tienen autorizado su uso en el Tratamiento psicoemocional
tratamiento de los acúfenos. Son varios grupos de tratamien- Debido a la importancia del sistema límbico en la cronifica-
tos que distinguimos (tabla 8): vasodilatadores, antihistamí- ción del acúfeno, es importante actuar sobre este nivel me-
nicos, antiisquémicos cerebrales, corticoides, benzodiacepi- diante un abordaje combinado de tratamiento psicopsiquiá-

8 FMC. 2015;22(1):3-9

Descargado para ANGEL OCHOA SALCEDO (salcedosmith784@gmail.com) en Universidad Del Sinu de ClinicalKey.es por Elsevier en febrero 24, 2018.
Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright ©2018. Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.
De la Fuente Cañibano R et al. Acúfenos

trico y farmacológico (benzodiacepinas, hipnóticos y 18.000 Hz. El ruido generado es monótono y fácilmente ha-
antidepresivos). bituable.

Tratamiento quirúrgico Otros


Ocasionalmente, cuando se identifica la etiología del acúfe- Oxígeno hiperbárico, acupuntura, terapia cognitivo-conduc-
no pueden ser subsidiarios de cirugía, como por ejemplo tual estimulación magnética transcraneal, estimulación cere-
HMPNVT, las fístulas arteriovenosas. En la enfermedad de Mé- bral profunda, hipnosis, rayo láser de baja potencia.
nière se puede realizar descompresión del saco endolinfático Como pauta general de actuación podríamos resumir el
o neurectomía vestibular. Ya se ha referido que cada vez tie- tratamiento en:
nen más importancia las teorías que abogan por un origen
central del acúfeno y las interrelaciones existentes entre dis- r"DÙGFOPFOGBTFBHVEB Podría corresponder con entida-
tintas áreas del SNC, por lo que estas opciones terapéuticas des como IZESPQT, Ménière, hipoacusia súbita, por lo que la
se cuestionan cada vez más. utilización de corticoides orales o intrantimpánicos sería una
buena opción.
Audífonos r"DÙGFOPDPOQBUPMPHÎBQTJDPTFOTPSJBMBDPNQBÒBOUF Po-
Algunos pacientes pueden beneficiarse de la adaptación de dríamos utilizar antidepresivos y fármacos que ayuden en el
un audífono, que sirve como instrumento rehabilitador y control del sueño.
al mismo tiempo como instrumento de enmascaramiento al r"DÙGFOPDSÓOJDPFTUBCMF Utilizaremos las terapias sono-
amplificar el ruido ambiental y reduciendo la percepción del ras con asociación de fármacos si existe una afectación muy
acúfeno. importante de la calidad de vida.

Terapias sonoras Bibliografía


Existen varia terapias sonoras, pero la más utilizada es la te- 1. Herráiz C. Mecanismos fisiopatológicos en la génesis y cronificación
del acúfeno. Acta Otorrinolaringol Esp. 2005;56:335-42.
rapia de reentrenamiento para el tinnitus, propuesta por Ha-
2. Trinidad Pinedo J, Riera March A. Acúfenos. En: Gil-Carcedo LM. Tra-
zell y Jastreboff en el año 1996. Su finalidad es que el pa- tado de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello. Madrid:
ciente se habitúe al acúfeno sin eliminarlo, atenuando la Proyectos Médicos; 1999. p. 1453-63.
3. Gastó C. Psicopatología de la percepción. En: Vallejo Ruiloba J. Intro-
percepción de la señal y el significado de la misma. Ello se ducción a la psicopatología y la psiquiatría. Barcelona: Masson; 2001.
consigue mediante reentrenamiento de los centros corticales p. 191-205.
y subcorticales encargados del procesamiento del acúfeno 4. Herráiz C, Hernández Calvín J, Plaza G, Tapia MC, De los Santos G.
Evaluación de la incapacidad en pacientes con acúfenos. Acta Otorrino-
hasta que el paciente no sea consciente de su presencia. No laringol Esp. 2001;52:534-8.
se elimina el acúfeno, este tratamiento persigue su habitua- 5. Herráiz C, Hernández FJ, Toledano A, Aparicio JM. Tinnitus retraining
therapy: prognosis factors. Am J Otolaryngol. 2007;28:225-9.
ción atenuando la percepción de la señal y el significado de 6. Acúfenos desde la atención primaria. Hospital Quirón. Madrid. 2005.
la misma. Es fundamental que la información transmitida Disponible en: http://www.acufenos-info.com
por el médico sea positiva. Los factores etiológicos se dis- 7. Tinnitus and hiperacusis center. Department of Otolaryngology. Emory
University School Of Medicine. Atlanta, Georgia. 2012. Disponible en:
cutirán con el paciente, comentándole que la exploración http://www.tinnitus-pjj.com
exhaustiva no ha encontrado evidencia alguna de tumoración 8. Archives for sensology and neurootology in science and practice. Dis-
ponible en: http://www.neurootology.org
o enfermedad grave que ponga en peligro su vida, debido a
9. Neurofisiología otooftalmológica. Acúfenos o tinnitus. 2012. Disponi-
que muchos de estos pacientes suele presentar cuadros de ble en: http://www.vertigo-dizziness.com
ansiedad y preocupación. Dentro del grupo de las terapias 10. Acúfenos, cómo se diagnostican. 2012. Disponible en: http://www.fiste-
rra.com/guias-clinicas/acufenos
no farmacológicas, el reentrenamiento para el tinnitus es la
11. American Tinnitus Association. About Tinnitus Management. Disponi-
terapia que ha conseguido un índice de mejoría más elevado ble en: http://www.ata.org
en la habituación y control de los acúfenos. 12. Rossi S, De Capua A, Ulivelli M, Bartalini S, Falzarano V, Filippone G,
et al. Effects of repetitive transcranial magnetic stimulation on chronic
La habituación puede alcanzarse de varias maneras: tinnitus: a randomised, crossover, double blind, placebo controlled
study. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 2007;78:857-63.
13. Trinidad Pinedo J, Riera March A. Acúfenos. En: Gil-Carcedo LM.
r Sonido natural. Es más difícil percibir un acúfeno sobre Tratado de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello. Madrid:
un ruido de fondo que en silencio. Proyectos Médicos;1999. p. 1453-63.
r Audífono + sonido natural. Es el mismo supuesto que en 14. Tyler RS, Baker LJ. Difficulties experienced by tinnitus sufferers. J
Speech Hear Disorders. 1983;48:150-4.
el caso anterior pero para pacientes que por su grado de hi- 15. Witsell DL, Hannley MT, Stinnet S, Tucci DL. Treatment of tinnitus
poacusia precisen la utilización de audífonos. with gabapentin: a pilot study. Otol Neurotol. 2007;28:11-5.
r Generadores de ruido blanco. Son prótesis que generan 16. Johnson RM, Brummett R, Schleuning A. Use of alprazolam for relief
of tinnitus. A double-blind study. Arch Otolaryngol Head Neck Surg.
ruido en un rango de frecuencia comprendido entre 100 y 1993;119:842-5.

FMC. 2015;22(1):3-9 9

Descargado para ANGEL OCHOA SALCEDO (salcedosmith784@gmail.com) en Universidad Del Sinu de ClinicalKey.es por Elsevier en febrero 24, 2018.
Para uso personal exclusivamente. No se permiten otros usos sin autorización. Copyright ©2018. Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.