Вы находитесь на странице: 1из 13

EXPOSICIÓN AL AMIANTO ENTRE LOS MECÁNICOS DE TRANSMISIÓN EN

TALLERES DE REPARACIÓN DE AUTOMÓVILES

Objetivos

El asbesto se ha utilizado en una amplia variedad de productos industriales, incluidos los discos de embrague
del sistema de transmisión de vehículos. Estudios realizados en países de altos ingresos que han analizado las
exposiciones personales al amianto de la mecánica de transmisión han concluido que estos trabajadores están
expuestos a concentraciones de amianto en cumplimiento con los estándares ocupacionales de la
Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) de EE. UU. Los revestimientos de embrague son
el componente de fricción de los discos de embrague. Si los revestimientos del embrague se venden separados
del soporte, requieren manipulación antes de la instalación en el vehículo. La manipulación de revestimientos
de embrague que contienen amianto es realizada por un grupo de mecánicos conocidos como remachadores, e
incluye tareas de perforación, avellanado, remachado, lijado y, en ocasiones, rectificado, que pueden liberar
fibras de asbesto y exponer la mecánica. Estas actividades de manipulación no se informan en estudios
realizados en países de altos ingresos. Este estudio analiza la exposición personal al amianto de la mecánica
de transmisión que manipula los revestimientos de embrague.

( Salazar Natalia, 2014)

INTRODUCCIÓN
Los materiales que contienen asbesto son buenos aislantes acústicos, térmicos y de fuego,
y resisten los ataques térmicos, biológicos y químicos (Thompson y Mason, 2002). Debido
a estas características, el asbesto se ha utilizado en una amplia gama de productos
industriales tales como aislamientos térmicos, productos de fricción (por ejemplo,
productos de frenos y transmisión de vehículos), materiales de construcción y textiles
resistentes al calor (Pierce et al., 2008).
Se ha establecido una asociación causal entre la exposición al asbesto y varias
enfermedades (IARC, 1998). La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer
(IARC) ha clasificado todos los tipos de amianto (es decir, crisotilo y anfíboles) como
carcinogénicos para los humanos (Grupo I, IARC, 1998). Algunas de las enfermedades que
pueden resultar de la inhalación de fibras de asbesto incluyen el cáncer de pulmón, la
asbestosis y el mesotelioma (Kanarek, 2011). Cada año, la exposición al asbesto es
responsable de la mitad de las muertes por cáncer ocupacional en todo el mundo (OMS,
2004).

En 2011, el Ministerio de Protección Social de Colombia estableció por primera vez un


estándar ocupacional de amianto (es decir, la Resolución 007, 2011) (MSPS, 2011). En la
Resolución 007, el valor límite umbral (TLV) de la Conferencia Americana de Higienistas
Industriales Gubernamentales (ACGIH) para el amianto se adoptó como el valor límite
permisible colombiano (PLV). Por lo tanto, el PLV colombiano es 0.1 f cm-3 para una
concentración promedio de asbesto equivalente a 8 meses (TWA) microscopía de contraste
de fase (PCME) [Usamos el término PCME para referirnos a recuentos corregidos para el
contenido de amianto, como se describe a continuación. Es importante señalar que esto es
diferente del significado de PCME en ISO 10312: 1995 (ISO, 1995)].
En los EE. UU., El límite de exposición permisible de la Administración de Seguridad y
Salud Ocupacional (OSHA de los EE. UU.) (OSHA OSP PEL) para el asbesto es de 0.1 f
cm-3 para una concentración de 8 horas de PCME TWA. La OSHA de EE. UU. También
ha establecido un límite de excursión (US OSHA EL) de concentración de asbesto PCME
de 1 f cm-3 por un período de exposición de 30 minutos (OSHA, 2013). [En lugar de usar
el término US OSHA EL, anteriormente usamos el término 'límite de exposición a corto
plazo (STEL)' (CelyGarcía et al., 2012, 2014).]
Las piezas de embrague que contienen asbesto se han utilizado desde principios del siglo
XX (Cohen y Van Orden, 2008; Jiang et al., 2008). Tradicionalmente, el crisotilo era el tipo
de amianto utilizado en las piezas de embrague, que comprende
30-60% del material de fricción (Yeung et al., 1999; Jiang et al., 2008). Los anfíboles no se
han detectado en estudios previos de mecánica de transmisión (Blake et al., 2008, Jiang et
al., 2008). A partir de la década de 1980, el crisotilo fue reemplazado gradualmente en los
productos de embrague utilizados en los EE. UU. Con otros sustitutos que no son asbestos
(Jiang et al., 2008). En 1975, el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional
(NIOSH) de EE. UU. Advirtió sobre el riesgo potencial de exposición al asbesto de los
trabajadores que manipulaban piezas de frenos y discos de embrague que contenían asbesto
(NIOSH, 1975). Además, varios estudios de evaluación de la exposición realizados en
Australia y EE. UU. Han concluido que la mecánica de transmisión está expuesta a
concentraciones de asbesto en conformidad con el OSHA PEL y EL de EE. UU. (Yeung et
al., 1999; Boelter et al., 2007; Blake et al. ., 2008; Cohen y Van Orden, 2008; Jiang et al.,
2008).
Estos estudios describen las actividades realizadas por mecánicos de transmisión como solo
remover todo el antiguo disco de embrague y reemplazarlo por uno nuevo (Boelter et al.,
2007; Blake et al., 2008; Cohen y Van Orden, 2008). Sin embargo, hay un estudio realizado
en Japón durante la década de 1980 y publicado en 2006, que informa altas concentraciones
de PCM debido a las actividades de manipulación (es decir, la molienda y nivelación) de
forros de freno y revestimientos de embrague en tres empresas involucradas en el
reprocesamiento de frenos de automóviles y embragues (Sakai et al., 2006). Estos estudios
describen las actividades realizadas por mecánicos de transmisión como solo remover todo
el antiguo disco de embrague y reemplazarlo por uno nuevo (Boelter et al., 2007; Blake et
al., 2008; Cohen y Van Orden, 2008). Sin embargo, hay un estudio realizado en Japón
durante la década de 1980 y publicado en 2006, que informa altas concentraciones de PCM
debido a las actividades de manipulación (es decir, la molienda y nivelación) de forros de
freno y revestimientos de embrague en tres empresas involucradas en el reprocesamiento de
frenos de automóviles y embragues (Sakai et al., 2006).
Estudios previos de nuestro grupo de investigación sobre mecánica de frenos en Bogotá
encontraron que la manipulación de productos de frenos que contienen asbesto (p. Ej.
Molienda, perforación) dio como resultado la liberación de cantidades importantes de fibras
de asbesto, exponiendo a los trabajadores (Cely-García et al., 2012) , 2014).

La mecánica de transmisión podría estar enfrentando una situación similar, ya que los
revestimientos de embrague que contienen amianto (es decir, el componente de fricción de
los discos de embrague) se comercializan en Colombia separados de la placa de embrague
(es decir, soporte metálico). El disco de embrague se compone de dos revestimientos de
embrague unidos a la placa de embrague, y los revestimientos de embrague que se separan
de la placa requieren manipulación antes de la instalación. El presente estudio analiza la
exposición personal al amianto de la mecánica de transmisión durante el proceso de
manipulación de revestimientos de embrague que contienen amianto en Bogotá, Colombia.

Métodos

En 2012, se desarrolló un censo completo y detallado de talleres de reparación de frenos


ubicado en un área de la ciudad de Bogotá donde se desarrolló el cluster de talleres de
reparación de automóviles. Durante el desarrollo de esta base de datos, se identificaron tres
talleres de reparación de transmisión (TRS). Dos de estas tiendas (es decir, TRS1 y TRS2)
colaboraron con este estudio. Los métodos de estudio y diseño fueron aprobados por el
Comité de Ética de la Universidad de los Andes, y los trabajadores del TRS que
participaron en el estudio firmaron un consentimiento informado.

Se recogieron muestras del período personal parcial, personal de 30 minutos y del aire del
área durante 3 días consecutivos en TRS1 (8-10 de noviembre de 2012) y 5 días
consecutivos en TRS2 (11-15 de julio de 2013), durante el turno laboral. Para reducir las
posibilidades de sobrecargar los filtros durante la recolección de muestras de aire, el turno
de trabajo se dividió en ventanas de muestreo de período parcial más cortas. La recolección
y el análisis de muestras de aire siguieron los métodos US NIOSH 7400 (NIOSH, 1994a) y
7402 (NIOSH, 1994b).

El método US NIOSH 7400 proporciona recuentos de fibra mediante el uso de microscopía


de contraste de fase (PCM) e informa la concentración total de fibra de acuerdo con las
reglas de recuento seleccionadas. El método US NIOSH 7402 utiliza microscopía
electrónica de transmisión (TEM) para determinar la identidad de la fibra y proporciona
recuentos de fibra de amianto, tipo de amianto y la fracción de fibras observadas que son
asbestos.
Se recogieron muestras personales en un grupo de trabajadores de TRS conocidos como
remachadores, que manipulan revestimientos de embrague que contienen amianto y
amianto para unirlos a la placa de embrague antes de la instalación en el vehículo. En
TRS1, había dos remachadores (R1, R2) a cargo de la manipulación de los revestimientos
de embrague, y esporádicamente, dependiendo de la cantidad de trabajo, un tercer
trabajador (W1) que es el supervisor del TRS, también realizó manipulaciones
En TRS1, los trabajadores R1, R2 y W1 no repararon el sistema de transmisión de los
vehículos; solo prepararon las piezas de la transmisión para instalarlas en los vehículos y no
usaron aire comprimido. Los trabajadores a cargo de reparar el sistema de transmisión del
vehículo trabajaron en un área diferente y no se tomaron muestras. En TRS2, el remachador
(R3) que realiza los procesos de manipulación también fue el mecánico a cargo de reparar
el sistema de transmisión del vehículo. R3 informó que no limpia el sistema de transmisión
del vehículo. Aunque la reparación del sistema de transmisión del vehículo podría
involucrar

el uso de aire comprimido o trapos para limpiar el sistema, este no fue el caso para los
trabajadores de la muestra en este estudio. Para evitar el sesgo inducido por el estudio de la
campaña de muestreo, todos los trabajadores recibieron instrucciones de realizar sus
actividades diarias sin modificaciones. Las actividades realizadas fueron registradas en
diarios de actividades.
Se recogieron muestras personales a corto plazo durante las actividades de manipulación de
revestimientos de embrague y durante las actividades de limpieza. La duración de la
muestra de período parcial fue mayor cuando no se realizaron manipulaciones, ya que se
esperaba que las concentraciones de fibras de aire fueran bajas. Se recogieron muestras en
blanco para cada día de muestreo, y se recogieron muestras de fondo durante una noche en
cada tienda. Todas las muestras personales fueron analizadas por PCM y TEM.
Antecedentes y muestras en blanco fueron analizados por PCM
El diseño y los métodos del estudio fueron similares a los utilizados en estudios previos por
nuestro grupo de investigación (Cely García y col., 2012, 2014). Las muestras de aire se
recogieron utilizando bombas AIRChek XR5000 (SKC-Inc., Eighty Four, PA, EE. UU.)
Operadas a un caudal de ~ 2 LPM, conectadas a casetes de 25 mm equipados con capuchas
de extensión conductoras de 50 mm, con MCE de 25 mm. filtros con un tamaño de poro de
0,45 μm (SKC Preloaded Cassette, SKCInc.).

Los caudales se calibraron al principio y al final de cada ventana de muestreo utilizando un


calibrador internacional Defender 510 High o 520 BIOS International (BIOS International,
Butler, NJ, EE. UU.) Siguiendo los procedimientos estándar. Las muestras se informaron
como sospechosas si la diferencia entre el flujo inicial y final era superior al 5%.
Las muestras fueron analizadas por Forensic Analytical Laboratories, Inc. (Laboratorios
Analíticos Forenses, Inc, Hayward, CA, EE. UU.), Un laboratorio acreditado por la
Asociación Americana de Higiene Industrial (AIHA) que también participa en el Programa
Nacional Voluntario de Acreditación de Laboratorios (NVLAP). El análisis de TEM se
realizó con un voltaje de aceleración de 100 kV y una ampliación de ~ 2500 × para contar
fibras> 5 μm, utilizando un TEM Philips CM12 (Eindhoven, Holanda, instalado en ~
1991).

Se utilizó un aumento de 10 000 × para determinar la dimensión de la fibra y la


contabilización de fibras de una longitud cercana a 5 μm. La instrumentación del analizador
de rayos X dispersivo en energía (EDXA) fue fabricada por Evex (Princeton, NJ, EE. UU.,
Instalada en 2007) y consta de un detector de puntos cuánticos (QDD) con ventana estándar
y analizador ADC / MCA digital y alimentación Q-Dot suministro (laboratorios analíticos
forenses, comunicación personal).
Se usaron concentraciones personales de PCME para comparar con las normas de OSHA
de Colombia y de EE. UU. Para estimar las concentraciones de PCME, las concentraciones
de PCM se corrigieron con la fracción de fibras de amianto respecto a las fibras totales (f /
F) informadas por TEM (NIOSH, 1994b). [Tenga en cuenta que este uso del término
PCME es diferente al de ISO 10312: 1995 (ISO, 1995)].

El PEL OSHA de los EE. UU. Y el PLV colombiano establece límites para las
exposiciones personales al asbesto durante los turnos de trabajo de 8 h por día. Sin
embargo, en ocupaciones múltiples en Colombia, como sucedió con los mecánicos
involucrados en el estudio actual, el turno de trabajo diario es más largo. El enfoque para
hacer frente a los turnos de trabajo que se extienden más allá de las 8 h difiere entre los dos
estándares (es decir, el PEL OSHA de los EE. UU. Y el PLV colombiano)
Una de las opciones recomendadas en el Manual técnico de OSHA de los Estados Unidos
es usar las peores ventanas de muestreo de períodos parciales que suman 8 h para cada
turno de trabajo para estimar la concentración de 8 horas de PCME TWA, con fines de
comparación con el PEL OSHA de los EE. UU. (OSHA, 2008)

Este enfoque fue utilizado en el estudio actual. Para muestras personales a corto plazo, las
concentraciones personales de PCME de 30 minutos se compararon con el EL OSHA de
EE. UU. De 1 f cm-3. En el caso del PLV colombiano, la regulación estipula que cuando el
turno de trabajo excede las 8 h, el PLV debe ajustarse siguiendo las ecuaciones (1) y (2)
(MSPS, 2011):

CF
hd hd= −

82 4 16
(1)
PLVc CF PLV =× (2)

donde CF es un factor de corrección, hd es el número de horas trabajadas por día, y PLVc


es el PLV corregido. En TRS1, el turno de trabajo fue de 8.5 h / día, y en TRS2 fue de 9 h /
día. Para propósitos de comparación contra el PLV colombiano, el PLV ajustado es 0.091 f
cm-3 para TRS1 y 0.083 f cm-3 para TRS2.

Cuando las concentraciones de PCM estaban por debajo del límite de detección (LOD), la
mitad del LOD se utilizó para fines de cálculo. Para determinar el impacto potencial del uso
de la mitad del LOD en lugar del LOD, se realizó un análisis de sensibilidad en muestras
personales con ventanas de muestreo que tenían concentraciones por debajo del LOD. El
análisis de sensibilidad mostró que usar el LOD en lugar de la mitad del LOD
no dar lugar a diferencias importantes en las concentraciones de PCME de 8 h. De hecho, el
análisis de sensibilidad mostró que el estado de cumplimiento de las muestras no cambió al
usar el LOD en lugar de ½ LOD. Cuando los turnos de trabajo terminaban antes de las 8 ho
el trabajador salía de la tienda, las concentraciones de fibra se asumían como 0 f cm-3 por
el tiempo restante para completar el turno de trabajo
Las muestras de área fueron recolectadas en ambas tiendas a una altura de respiración de
1.5 m. En TRS1, la recolección de muestras de área se realizó para determinar si las fibras
podían migrar fuera del área de manipulación (MA), lo que exponía al personal
administrativo o a los clientes. En TRS1, las instalaciones de la oficina se separaron
físicamente del área de manipulación, y se recogieron muestras de área con una duración de
~ 8 h en la entrada de la oficina (OF)

y en el MA. TRS2 no tenía áreas separadas físicamente, ya que esta tienda solo tenía una
gran área donde se realizaban tanto actividades administrativas como de reparación. Para
evaluar la migración de fibra en TRS2, se recogieron muestras de área a corto plazo a 1 m
(A1) y 2 m (A2) del equipo de manipulación (es decir, disco de esmeril), simultáneamente
a las muestras personales a corto plazo recolectadas durante los procesos de manipulación.
Figura 1
muestra la ubicación de las muestras de área en cada TRS. Todas las muestras de área se
analizaron mediante PCM, y en TRS2, las muestras de área recogidas a 1 y 2 m durante
días en las que la concentración personal de 8 h excedió el PEL de OSHA de EE. UU.,
También se analizaron mediante TEM (es decir, Día 1 y 2).

El contenido de porcentaje de asbesto en masa de los revestimientos de embrague más


comunes usados en las tiendas muestreadas se determinó usando el método EPA 600 / R-
93-116 PLM, de Forensic Analytical Laboratories. Ninguna de las etiquetas de los
revestimientos de embrague especificó el contenido de amianto. Sin embargo, recibimos
comentarios de los trabajadores sobre su percepción del contenido de amianto. Dos de las
marcas enviadas para análisis se informaron como productos que contienen asbesto, y la
tercera marca se informó como libre de amianto. Para capturar la variabilidad potencial del
contenido de amianto, se analizaron cuatro revestimientos de embrague por marca. La
temperatura y la humedad relativa se registraron en MA usando un registrador de datos de
humedad relativa de temperatura HOBO U10 U10-003 (ONSET, Bourne, MA, EE. UU.).
resultados Descripción del TRS TRS1 opera ~ 8.5 h por día los días de semana, y 5 h los
sábados. TRS2 opera ~ 9 h desde el lunes hasta
Sábado. Ambas TRS usan revestimientos de embrague que contienen amianto, y TRS1
utiliza de forma esporádica revestimientos de embrague que no contienen amianto (es decir,
fibra de vidrio). La Tabla 1 presenta una descripción del TRS involucrado en el estudio.

Descripción de las actividades de manipulación de los revestimientos de embrague En el


TRS muestreado, los revestimientos de embrague se venden sin orificios y se separan de la
placa de embrague. Usando los diarios de actividades mantenidos durante las campañas de
muestreo, fue posible reconstruir las tareas involucradas en el proceso de manipulación
requerido para unir los revestimientos del embrague al plato de embrague. El proceso de
manipulación de los revestimientos de embrague es el mismo para todos los tipos de
transmisiones manuales (es decir, vehículos pesados y de pasajeros).
Una vez que el disco de embrague se ha desinstalado del sistema de transmisión, el proceso
de manipulación comienza con la eliminación de los remaches de los revestimientos de
embrague viejos con un taladro. Los nuevos revestimientos de embrague están unidos al
plato de embrague viejo usando

una llave, y se taladran orificios en los revestimientos del embrague que coinciden con los
orificios del plato de embrague. Luego, los agujeros en los revestimientos del embrague son
avellanados, y si taladrar los revestimientos del embrague deja una superficie irregular que
rodea los agujeros, la superficie se lija. En TRS2, el remachador frotó un embrague
mirando hacia el otro para eliminar los restos. Posteriormente, los revestimientos del
embrague están remachados a la placa. Si el tamaño de los revestimientos no coincide con
la placa, los revestimientos se muelen con un disco de lijar. A veces, los revestimientos de
embrague para vehículos específicos no están disponibles comercialmente o no están en
stock. En tales ocasiones, los remachadores deben ajustar los revestimientos del embrague
de tamaño incorrecto a la placa del embrague, que incluye cortar los bordes, rectificar y
lijar los productos. Un diagrama de flujo del proceso de manipulación se presenta en la Fig.
2.

Resultados de muestras de aire Se recolectó un total de 150 muestras en los TRS, incluidas
39 muestras personales de diferente duración..

49 muestras personales a corto plazo, 52 muestras de área, 8 espacios en blanco y 2


muestras de fondo. Las fibras de crisotilo fueron el único tipo de asbesto identificado en las
muestras recolectadas en ambos TRS. Once recuentos de fibra TEM estaban por debajo de
la sensibilidad analítica. Una muestra era sospechosa porque la deriva del flujo era mayor
que 5% (es decir, 5,47%). Otras tres muestras se etiquetaron como sospechosas porque las
capuchas de extensión conductoras se abrieron accidentalmente al separarlas de la bomba,
aunque el filtro permaneció en la capucha y la capucha se selló inmediatamente de nuevo.
Un filtro fue informado por el laboratorio como "cargado con partículas" (es decir, R1
Day1 ST3). Todas estas muestras se usaron en los cálculos de TWA, y se informaron en las
notas al pie 'b' y 'g' en la Tabla 2, y las notas al pie 'd', 'f' y 'g' en la Tabla 3. No se
encontraron fibras en los espacios en blanco , y ambas muestras de fondo recolectadas
tenían concentraciones de PCM por debajo del LOD.

Resultados de muestras de aire personales La Tabla 2 presenta los resultados de las


concentraciones de asbesto personal de 8 h TWA y 8.5 h TWA en TRS1, para propósitos de
comparación con el PEL OSHA de los EE. UU. Y el PLV colombiano, respectivamente.
Ambos remachadores muestreados en TRS1 estuvieron expuestos a concentraciones de
asbesto que no cumplen tanto con el PEL OSHA de EE. UU. Como con el P colombiano.
PLVc durante el primer día de muestreo (es decir, R1-Día 1, R2-Día 1) y estuvieron
expuestos a concentraciones de amianto superiores al 50% del PEL OSHA de los EE. UU.
Y el estándar colombiano durante el segundo día de muestreo (es decir, R1-Día 2, R2 -Dia
2). El supervisor en TRS1 (es decir, W1) estuvo expuesto a concentraciones de amianto por
debajo de los estándares OSHA y colombianos de EE. UU. En todos los días de la muestra.
La Tabla 3 presenta los resultados de las concentraciones personales de amianto 8 TWA y
TWA TWA en TRS2. El remachador R3 estuvo expuesto a concentraciones de asbesto

por encima de ambos estándares durante dos días de muestreo (es decir, R3-Día 1, R3-Día
2), y estuvo expuesto a concentraciones de asbesto superiores al 50% del PEL OSHA de
EE. UU. y el estándar colombiano durante el Día 5 (es decir, R3- Día 5). Tabla
suplementaria S1

disponible en Annals of Occupational Hygiene en línea presenta todas las concentraciones


personales de amianto a corto plazo de 30 minutos y la descripción de las actividades de
manipulación o limpieza asociadas con cada muestra. Para las concentraciones presentadas
en la Tabla Suplementaria S1
disponible en Annals of Occupational Hygiene en línea, cuando la ventana de muestreo fue
más corta que 30 minutos, se asumió 0 f cm-3 por el tiempo restante. Es importante resaltar
que todas las muestras personales de PCME a corto plazo de 30 minutos recopiladas en
TRS1 estaban por debajo de US OSHA EL Sin embargo, cuatro muestras tenían
concentraciones TEM superiores a 0,5 f cm-3, y una muestra estaba por encima de 1 f cm-
3. Dos muestras personales de PCME a corto plazo de 30 minutos recopiladas en TRS2
excedieron el OSHA EL de US de 1 f cm-3. Once por ciento de todas las muestras
personales a corto plazo recolectadas en ambas tiendas estaban por encima del 50% del US
OSHA EL.
Durante las actividades de manipulación de revestimientos de embrague que contienen
amianto y sin amianto, presentados en la Tabla S1 complementaria, disponible en Annals of
Occupational Hygiene en línea,

los trabajadores informaron qué tipo de productos se utilizó. El análisis a granel del
contenido de asbesto mostró que las dos marcas informadas por los trabajadores como
productos que contienen amianto tenían un contenido de crisotilo del 20%.
Además, las Tablas complementarias S2 y S3, disponibles en Annals of Occupational
Hygiene en línea, presentan los resultados de todas las muestras personales recopiladas en
TRS1 y TRS2, respectivamente.
RS1 y TRS2, respectivamente. La Tabla 4 resume las concentraciones de asbesto a corto
plazo PCME de 8 horas y PCME de 30 minutos de muestras personales recogidas en ambos
TRS muestreados.

Resultados de muestras de aire de área Resultados de concentración de área de PCM En


TRS1, las concentraciones de área de oficina de PCH de 8 h TWA recogidas en los días 1,
2 y 3 fueron 0.009, 0.002 y 0.005 f cm-3, respectivamente. El correspondiente 8 h

Las concentraciones de TWA PCM MA recogidas en los días 1, 2 y 3 fueron de 0.017,


0.010 y 0.015 f cm-3, respectivamente. En TRS2, las concentraciones de 8 horas del área de
TWA PCM A1 variaron entre 0.007 y 0.050 f cm-3 (es decir, se recogieron durante 5 días).
Para A2, las concentraciones del área PCM de TWA de 8 h variaron entre 0.006 y 0.183 f
cm-3 (es decir, se recogieron durante 5 días).
Resultados de concentración de área de PCME Se calcularon ocho concentraciones de
PCME en TWA en TRS2 para los días 1 y 2 en los puntos de muestreo A1 (1 m) y A2 (2
m) (figura 1), porque en estos días muestras personales mostraron amianto alto
exposiciones del remachador (R3). Para este análisis, se supuso que la concentración de
fibra era de 0 f cm-3 durante los períodos en que no se recogieron las muestras. Una de
estas concentraciones de área TWA de 8 horas excedió 0.1 f cm-3 (es decir, A2 día 2 =
0.183 f cm-3), reconociendo que las muestras de área no deberían usarse para determinar el
cumplimiento normativo. Las otras concentraciones de área 8-h TWA PCME (A1 Día 1 y
2, y A2 Día 1) tuvieron concentraciones cuantificables de asbesto que van desde 0.024 a
0.050 f cm
Comparación de PCME a corto plazo personal y concentraciones de área a corto plazo Se
realizó un análisis preliminar para determinar la migración de fibras en el área de trabajo
durante las actividades de manipulación. Para esto, durante los días 1 y 2 se recogieron
concentraciones de área de 30 minutos a corto plazo en TRS2 en los puntos A1 y A2
mientras el remachador manipulaba productos que contenían asbesto. Las concentraciones
de PCME 30-min A1 variaron entre 0.091 y 0.207 f cm-3. Concentraciones PCME A2 de
treinta minutos

varió entre 0.069 y 1.715 f cm-3. La concentración de PCME de la muestra A2 Day2 ST2
excedió 1 f cm-3. Reconociendo que el número de muestras es pequeño, no se observaron
patrones claros que asociaran la concentración de amianto con la distancia al equipo de
manipulación. La Tabla S4 complementaria, disponible en Annals of Occupational Hygiene
en línea, muestra en detalle las concentraciones de PCME de muestra personal de 30
minutos y las muestras correspondientes de área de PCME de 30 minutos a una distancia de
1 m (A1) y 2 m (A2) del equipo de manipulación .
dIscusIón Este estudio describe las actividades de manipulación de revestimientos de
embrague que contienen amianto realizadas por remachadores. Estas manipulaciones son
necesarias porque los revestimientos de embrague se venden separados del soporte. En el
TRS muestreado, la mayoría de los revestimientos de embrague utilizados contenían
asbesto. Los remachadores muestreados tienen que realizar actividades de manipulación
que incluyen perforar, avellanar, remachar, lijar y rectificar revestimientos de embrague,
que liberan fibras de asbesto y exponen a los trabajadores.
Todos los remaches muestreados estuvieron expuestos a concentraciones de asbesto no
compatibles en comparación con el PEL OSHA de los EE. UU. Y el estándar colombiano.
Además, algunas actividades de manipulación resultaron en exposiciones al amianto que
excedían el US OSHA EL. Aunque los discos de embrague listos para instalar están
disponibles comercialmente, son más caros y menos comunes en los TRS muestreados

Según nuestro leal saber y entender, este es el primer estudio que informa las exposiciones
al amianto en la mecánica de la transmisión (es decir, los remachadores) en los países de
bajos y medianos ingresos. Los resultados obtenidos en este estudio son diferentes de los
resultados del pequeño número de estudios realizados en este grupo ocupacional en países
de altos ingresos. En 1999, un estudio realizado en Sydney, Australia, encontró que durante
el proceso de reemplazo de un disco de embrague, las concentraciones de PCM estaban por
debajo del LOD (0.05 f cm-3) (Yeung et al., 1999)
Un estudio de EE. UU. Evaluó las exposiciones personales al amianto entre la mecánica de
transmisión durante actividades que incluyeron desembalaje, reembalaje y apilamiento de
cajas, limpieza de discos de embrague que contienen asbesto y manipulación de la ropa.
Este estudio encontró que las concentraciones personales de asbesto cumplían con los
requisitos de PEL y EL de OSHA de EE. UU.
e informó que las exposiciones más altas se asociaron con el apilamiento de cajas sin abrir
(Jiang et al., 2008). Otro estudio realizado en EE. UU. En 2003 analizó las exposiciones al
amianto durante la extracción y el reemplazo de materiales que contienen amianto en
vehículos pesados (es decir, juntas, frenos y piezas de embrague). En este estudio, los
autores informaron que las concentraciones PCME de amianto personal a corto plazo
oscilaron entre <0,043 y 0,099 f cm-3, y las concentraciones de PCME TWA variaron entre
0,011 y 0,052 f cm-3 durante diferentes períodos de muestreo (es decir, de 336 a 574 min )
(Boelter et al., 2007). Finalmente, Blake et al. (2008)
informaron que durante la instalación de un disco de embrague, la concentración de asbesto
crisotilo TWA PCME de 8 h fue de 0.0011 f cm-3 (Blake et al., 2008). Todos estos estudios
concluyeron que la mecánica de transmisión no tiene un riesgo excesivo de desarrollar
enfermedades relacionadas con el asbesto (Yeung et al.,

1999; Boelter et al., 2007; Blake y otros, 2008; Jiang et al., 2008). Sin embargo, ninguno de
los estudios previos informa sobre las actividades de manipulación realizadas por los
remachadores muestreados en el estudio actual. Por lo tanto, una posible explicación de las
bajas exposiciones al amianto informadas en estudios realizados en países de altos ingresos
involucra
el hecho de que en estos países, los discos de embrague se pueden instalar directamente en
los vehículos sin manipular los revestimientos de embrague. Es importante destacar que
hay un estudio realizado en Japón durante la década de 1980 y publicado en 2006 que
informa actividades de manipulación en revestimientos de frenos y revestimientos de
embrague. En lugar de mecánicos de transmisión o remachadores, estos trabajadores
participaron en el reprocesamiento de frenos y embragues de automóviles (Sakai et al.,
2006).
Aunque la ocupación fue diferente, los trabajadores del estudio japonés y el estudio actual
manipularon piezas de embrague que contienen asbesto, y las exposiciones al asbesto de los
trabajadores muestreados en ambos estudios son extremadamente altas.
Desafortunadamente, el estudio japonés solo informa concentraciones de PCM, aunque
usaron TEM para identificar el tipo de fibras encontradas (es decir, crisotilo).
Como era de esperar, los días con el mayor número de manipulaciones dieron como
resultado las concentraciones personales más altas de asbesto TWA PCME de 8 h.
Centrándose en las estimaciones personales de asbestos TWA PCME de 8 horas, el 29% (4
de 14) superó tanto el PEL OSHA de EE. UU. Como el PLVc colombiano. Centrándose en
las muestras personales de PCME de 30 minutos a corto plazo, 4.1% (2 de 49) excedió el
US OSHA EL.
único trabajador de la muestra que no estuvo expuesto a concentraciones de amianto por
encima de los estándares OSHA o colombianos de los EE. UU. Esto podría explicarse
porque este trabajador rara vez manipuló los revestimientos del embrague, y durante el
muestreo los Días 1 y 3 no llevaron a cabo ninguna actividad de manipulación. Sin
embargo, muestras personales de W1 indican exposición a fibras de amianto. Esto es
importante porque incluso en concentraciones que cumplen con las reglamentaciones,
existe el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con el asbesto (OSHA, 1995). De
forma similar a W1, otros trabajadores y clientes que comparten áreas de trabajo con
remachadores pueden estar expuestos a fibras de asbesto.

Riveter 3 en TRS2 tenía dos muestras que excedían el US OSHA EL. R3 también tuvo las
más altas concentraciones de asbestos PCME de ocho horas entre todos los trabajadores
muestreados, excediendo el PEL OSHA de los EE. UU. Y el PLVc colombiano en 2 de los
5 días muestreados. Existen algunas posibles explicaciones para esto. En primer lugar, con
base en los diarios de actividades llenados durante las campañas de muestreo, R3 con
frecuencia frotaba un embrague uno frente al otro para eliminar los desechos, y esta
actividad a menudo se realizaba cerca de su zona respiratoria. En contraste, los
remachadores en TRS1 usaron papel de lija para esta tarea, y en una sola ocasión durante la
campaña de muestreo, un trabajador en TRS1 (es decir, R1) frotó revestimientos de
embrague (es decir, muestra R1 Day2 ST2, en la Tabla Suplementaria S1, disponible en
Annals of Higiene ocupacional en línea).

En segundo lugar, las actividades de limpieza de la MA eran poco comunes en TRS2, y las
antiguas caras del embrague y los discos de embrague dañados estaban dispuestos en el
suelo. Por lo tanto, las fibras de asbesto podrían resuspenderse, creando una fuente
adicional de exposición. Finalmente, TRS2 era una pequeña tienda, con un MA más
pequeño y un techo más bajo en comparación con TRS1. Por lo tanto, las condiciones de
ventilación fueron peores en TRS2. Hubo dos muestras personales de corto plazo de 30 min
recogidas durante las actividades de manipulación de revestimientos de embrague que los
remachadores informaron como libres de amianto (es decir, R2 Day3 ST10 y W1 Day2
ST2, en la Tabla complementaria S1, disponible en Annals of Occupational Hygiene en
línea). y no se realizó ninguna otra actividad durante estas ventanas de muestreo. Sin
embargo, estas muestras tenían fibras de asbesto. Este fenómeno también se describió en
estudios similares de mecánica de frenos en Bogotá (CelyGarcía et al., 2012, 2014)
Tal como lo explicaron Cely García y otros, el equipo de manipulación pudo haber estado
contaminado con fibras de amianto durante actividades de manipulación previas, y las
fibras pueden haberse vuelto a suspender. Otra posible explicación fue que, aunque los
remachadores informaron que los revestimientos de embrague no contenían asbesto,
podrían haber contenido amianto Las muestras de área recolectadas en ambas tiendas que
están expuestos a las fibras de asbesto. Una muestra de área a corto plazo, una resolución
de 2 metros del equipo de toma de fotografías, una muestra de la recogida de la muestra
personal, el remachador que realiza la manipulación. Sin embargo, las muestras de
muestras fueron similares (Muestra personal R3 Día2 ST2 = 1.653 f cm-3, muestra de área
A2 Día2 ST2 = 1.715 f cm-3). Estas muestras se recogieron mientras el remachador (R3)
estaba cortando los bordes de los revestimientos de embrague y luego lijándolos y
moliéndolos. Debido a la ubicación de la puerta en el TRS (Fig. 1), una posible explicación
para este resultado es que el viento puede haber expulsado las fibras del remachador hacia
el equipo de muestreo.

Los trabajadores de las tiendas muestreadas ocasionalmente usaron equipos de protección


personal (PPE) no diseñados para la protección de amianto (es decir, respiradores y prendas
de cara filtrantes). El TRS también carecía de sistemas de ventilación adecuados. TRS2 no
tenía ningún sistema de ventilación, y la campana de extracción de TRS1 se utilizó en raras
ocasiones. Además, el PPE se encuentra en la parte inferior de la jerarquía de opciones de
control ocupacional, y otras alternativas, como las intervenciones en el origen, deben
priorizarse cuando se trata de reducir los riesgos de estos trabajadores. Desde una
perspectiva de higiene industrial, la mejor opción para eliminar el riesgo de exposición al
amianto entre los mecánicos de transmisión sería producir revestimientos de embrague sin
amianto. Otra opción menos deseable sería comercializar discos de embrague listos para
instalar que contienen amianto; en TRS2, se utilizó un disco de embrague listo para instalar
en una ocasión, que no requirió ninguna manipulación.
Reconociendo que se necesitan más estudios para mejorar nuestra comprensión de las
exposiciones al amianto entre los mecánicos que manipulan productos que contienen
amianto, los resultados de la mecánica de transmisión observados en el presente estudio
sugieren que experimentan exposiciones más altas que la mecánica de frenos del vehículo
de pasajeros (Cely-García et al. 2012, 2014). En comparación con la mecánica de frenos de
vehículos pesados, las exposiciones al amianto parecen ser similares.
Los hallazgos de este estudio confirman la importancia de ser cautelosos al traducir los
resultados de los estudios ocupacionales de altos ingresos a países de bajos y medianos
ingresos. Las condiciones de trabajo, las características de los productos utilizados, las
tareas desempeñadas por los trabajadores, la capacitación de los trabajadores y la aplicación
de las reglamentaciones para proteger a los trabajadores pueden tener grandes diferencias
entre los países, incluso cuando se comparan las mismas ocupaciones.
CONCLUSIONES Aunque los trabajadores del TRS muestreados informaron que el
número de manipulaciones de los revestimientos del embrague ha disminuido con el
tiempo, las concentraciones de exposición encontradas son altas. Por lo tanto, este grupo de
mecánicos de transmisión tiene un riesgo excesivo de desarrollar enfermedades
relacionadas con asbestos. Además, los trabajadores que no manipulan los revestimientos
de embrague pueden estar expuestos a altas concentraciones de amianto en el lugar de
trabajo. Las condiciones de trabajo adversas de los remachadores, la necesidad de
manipular
los revestimientos de embrague que contienen asbesto porque se venden separados de la
placa de embrague, la falta de capacitación sobre los riesgos resultantes del trabajo con
productos que contienen amianto y la ausencia de controles de ingeniería y EPP adecuados,
plantea serias preocupaciones sobre las posibles implicaciones que todos estos factores
pueden tener en la salud respiratoria de estos trabajadores. De manera similar a lo que
hemos encontrado en Colombia, los trabajadores en otros países de bajos y medianos
ingresos pueden estar experimentando riesgos ocupacionales inaceptables como resultado
de la exposición al amianto.

Por lo tanto, es importante ampliar nuestro conocimiento sobre los riesgos derivados del
uso continuo de productos que contienen amianto en todo el mundo. Los autores
recomiendan que las autoridades de salud, medio ambiente y trabajo en Colombia
consideren la necesidad, como una disposición transitoria, de productos de fricción
preconfigurados que contengan amianto cuando se usen productos que contienen amianto.
Los autores recomiendan encarecidamente que la producción y el uso de productos que
contienen amianto en el país se vean severamente restringidos o prohibidos.

Financiamiento El apoyo financiero fue provisto por el Departamento de Ingeniería Civil y


Ambiental de la Universidad de los Andes para el desarrollo de este estudio. Expresiones
de gratitud Los autores agradecen a Forensic Analytical Laboratories, Inc., por el análisis
de las muestras. Los autores también agradecen a los trabajadores que participaron en el
estudio y a los propietarios del BRS que nos dieron permiso para realizar campañas de
muestreo en sus instalaciones. Los autores no tienen ningún conflicto de intereses para
declarar.

Y A ESTA YA LO INGRESE A DAPOSITIVA


Salazar Natalia, C.-G. M.-B. (2014). Asbestos Exposure among Transmission Mechanics in
Automotive Repair Shop. Publicación Advance Access , 293.

Похожие интересы