Вы находитесь на странице: 1из 14

ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA APICULTURA

Según Roma Fábega (1970) en su obra Apicultura, explica que desde hace aproximadamente 6000
A.C.13 las civilizaciones antiguas como la egipcia, griega, italiana, palestina y otras del continente
asiático conocieron la apicultura, considerándola como una actividad de gran importancia
económica. En los años siguientes, la apicultura se difundió en la mayoría de los países del
continente Europeo, tomando una gran importancia desde el siglo XIX hasta la fecha. De acuerdo
al autor, la apicultura en sí, inicio cuando el hombre aprendió a proteger, cuidar y controlar el
futuro de las colonias de abejas, que el hombre primitivo encontraba en árboles huecos o en otras
partes.

Conforme se avanzó en las técnicas apícolas gradualmente se llegó a usar colmenas separadas,
sustituyendo de esta forma el refugio natural de las abejas; por cuestiones de conveniencia y de
seguridad se fueron reuniendo los apiarios. En la antigüedad la construcción de apiarios dependía
directamente de los materiales que se encontraban inmediatos en la zona; así como también de
las habilidades de las diferentes comunidades.

Finalmente para concluir, se puede decir que la evidencia del aprovechamiento de abejas por
parte de los seres humanos data desde el año 2500 A.C. en los jeroglíficos egipcios. En el año 1500
A.C. los primeros en escribir sobre las abejas fueron los Hititas. Hasta el siglo XVII la forma en la
crianza de las abejas no había cambiado significativamente, fue a partir de este siglo, con el avance
de los conocimientos científicos y sobre todo biológicos se realizan estudios que profundizan el
comportamiento de las abejas tanto individuales como en enjambres. Todos estos conocimientos,
apoyados en el invento de las colmenas movilistas14 (colmenas Langtroth) produce el paso a una
apicultura técnica.

Alrededor del mundo, el interés del hombre por las abejas comenzó con la caza y el robo de las
colonias de abejas silvestres que se encontraban en huecos de troncos o en hendiduras de las
piedras. La miel tenía valor no sólo como producto comestible sino por sus usos en la medicina
popular. Se ha observado y estudiado la abeja con el fin de aumentar la producción de la miel y
facilitar la cosecha; la abeja ha interesado a muchos por sus hábitos sociales, se han propuesto
varias analogías entre la sociedad de abejas y la de la gente. Hay tres etapas básicas en el
desarrollo histórico de la relación entre el hombre y la abeja; estas etapas son: la matanza de
abejas, el cuidado de abejas, y la apicultura (el control de la abeja). La apicultura moderna es la
etapa más desarrollada, y la relación más básica, la de la matanza de la abeja, todavía es común en
algunas partes del mundo.

Etapas de la relación del hombre con las abejas:

La caza de abejas: Cuando los panales que contienen la miel y crías en las etapas de larva y pupa se
extrae de una colonia de abejas, los cuales serán cosechados; pero el resto de las abejas se quedan
sin miel y sin cría, por lo cual no sobreviven.
El cuidado de abejas: El agricultor protege la colonia de abejas para poder cosechar la miel. La
idea es mantener la colonia para futuras cosechas, en vez de destruirla por una sola cosecha. La
apicultura: Sugiere la manipulación de la colonia de abejas, basada en el entendimiento de las
mismas. Los métodos del manejo de la abeja pueden ser métodos relativamente simples,
tecnologías básicas, o procedimientos bastante complicados, usando equipo más sofisticado. La
apicultura puede ser provechosa en cualquier nivel de tecnología, pero el nivel usado debe caber
dentro de la realidad cultural y económica del lugar.

Desarrollo de la apicultura

Caza

Cuido

Apicultura

La apicultura es una actividad que cabe dentro del concepto de desarrollo agrícola de pequeña
escala; es un oficio de labor humana que se puede integrar fácilmente dentro de proyectos
agrícolas o forestales más grandes. Las abejas no sólo ayudan en la polinización de algunas
cosechas usadas en esos proyectos, sino que utilizan medios que de otro modo no se usarían. La
apicultura es una actividad económica para la familia entera, aunque el manejo de las abejas, es
una actividad a la cual la mujer se puede adaptar con facilidad; en la mayoría de culturas, se
considera oficio de hombre, y mientras los hombres manejan las abejas, las mujeres se ocupan de
la preparación de la miel, y de la venta de ésta en el mercado. Se pueden aprovechar otros
productos derivados de la actividad apícola, como la cera, el polen y propóleos; sin embargo,
aunque éstos sean productos posibles para un proyecto apícola, no son prácticos para el principio
de un proyecto. La producción de polen es relativamente difícil, y en la mayoría de sitios hay pocos
mercados locales para la venta de estos productos. El desarrollo de un mercado local protege a los
productores de las fluctuaciones de precios del mercado internacional, y provee un mercado
accesible para productores de pequeña escala; un proyecto básico no produce suficiente cantidad
para buscar un mercado internacional. Existen mercados internacionales para productos apícolas
como la miel y la cera, pero todo proyecto de desarrollo debe dirigirse primero a los mercados
locales.

CONSIDERACIONES GENERALES SOBRE LA APICULTURA SIN AGUIJÓN

Los bosques cumplen una función importante ya que brindan el hábitat a gran número de plantas
y animales. Por lo que la sobre explotación de los árboles y los bosques ha provocado la
disminución del número da colonias de abajas de todas las especies. Las poblaciones de abejas sin
aguijón (abejas nativas de los trópicos y subtrópicos) se han visto reducidas por la ausencia de
vegetación, por lo que la deforestación se ve como una amenaza al papel que las abejas ejercen en
la polinización de las plantas con flor.
10

En la actualidad se trata de combinar el manejo del bosque con las abejas, de manera que las
abejas obtengan alimentos y protección, mientras que los árboles aseguran su polinización. La
reforestación favorece la diversidad floral dentro del rango de vuelos de las abejas, que en las que
no tienen aguijón es por lo general está entre los 600 y 2400 metros y los remanentes de los
bosques entre esta distancia y los cultivos pude proveer de adecuadas poblaciones de abejas que
producen más miel bajo condiciones de balance ecológico y multifloral.

La apicultura sin aguijón se caracteriza por ser una actividad económicamente viable, muy sencilla
y de fácil implementación y mantenimiento dentro de los sistemas de producción campesinos ya
que no interfieren con las actividades propias del campo y tienen la ventaja de que aportan
grandes beneficios a través de la polinización.

ANTECEDENTES DE LA APICULTURA A NIVEL NACIONAL

José Herrera Nosthas, describe que el uso de la miel como alimento se remonta hasta el tiempo
pre-colombino de los antecesores Mayas, quienes hacían uso de chumelitos o abejas meliponas,
las cuales eran un tipo de abejas sin aguijón, éstas producían poca miel y eran usadas para fines
medicinales principalmente. Dichas abejas producían muy escasa cantidad de cera. Con la llegada
de los conquistadores españoles, los europeos trajeron consigo un tipo de abeja que no existía en
el continente, a la que los nativos denominaron “mosca del hombre blanco”. Se trataba de
diferentes tipos de abejas puras europeas, entre ellas: Alemanas, italianas y caucásicas, las cuales
se mezclaban entre ellas, produciendo un tipo de abeja híbrida denominada Abeja Europea
Común. Este tipo de abejas resultaron ser ideales dada las características de laboriosidad,
mansedumbre y poca propensión a formar enjambres, lo que permitía un manejo apícola
relativamente fácil.

Estas abejas vivían de forma silvestre y rústica y los pobladores obtenían su preciado tesoro de
forma artesanal, sacando los panales con miel, polen y cría, de árboles, rocas

11

u otra cavidad en la que la colonia estuviese alojada. Como se puede apreciar en tiempos de la
conquista, no existía la apicultura formalmente desarrollada, sino que el uso de esta, de manera
rústica, era para fines de subsistencia de la comunidad y no para el comercio y procesamiento de
miel. De acuerdo al Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), en El Salvador
hacia el año de 1940 se comenzó la explotación de la apicultura en términos modernos, teniendo
entre los pioneros al señor Ambrosio Canessa, José Romero, Francisco Sèrvulo Guzmán y Arístides
Quezada. Entre las principales casas exportadoras se encontraba la Casa Meardi de Berlín, la cual
destinaba sus exportaciones a Italia, Alemania e Inglaterra y luego, aproximadamente en 1959, se
encontraban Lassally & Cìa. y Freund.
Para el año de 1960 existían en El Salvador cerca de 4,000 apiarios, con aproximadamente 40,000
colonias. Diez años más tarde, en 1970, los apiarios aumentaron a 5,000 y las colonias a 60,000. El
número de apiarios estimados para el año agrícola de 1980 – 81 era de aproximadamente 8,000
apiarios con unas 130,000 colmenas” (Handal, 2000:8). El desarrollo de la apicultura toma auge a
partir de los años sesenta, debido a que muchos agricultores encontraron en la apicultura ésta una
fuente de subsistencia y generación de ingresos; además es una actividad complementaria al
cultivo de café, debido a que con las abejas pueden extraer polen de la flor de café.

12

IMPORTANCIA DE LA MELIPONICULTURA EN EL SALVADOR La Apicultura se refiere a la cría y


manejo de abejas sin aguijón y recibe este nombre debido a que a este tipo de abejas se clasifica
taxonómicamente dentro de la tribu Meliponini, que corresponde a uno de los muchos grupos de
abejas nativas de América. Se estima que el número de especies de abejas sin aguijón es de
alrededor de 400 distribuidas desde México hasta el norte de Argentina. Son el único grupo de
abejas nativo de América que posee comportamiento altamente social, colonias numerosas y
perennes que se reproducen por medio de enjambres y que cuentan con diferenciación de castas
(reina, obreras y zánganos) y una comunicación altamente desarrollada entre los miembros de la
colonia

Algunas ventajas del manejo y producción de que poseen estas abejas son: Bajo costo de
implementación, mantenimiento, equipos e insumos. Se requieren pocas herramientas de
manejo y pueden utilizarse materiales locales para la construcción de colmenas y Apiarios. Baja
inversión en tiempo y mano de obra; el cuidado de los Apiarios puede ser realizado por cualquier
miembro de la familia. Fuente de ingresos complementaria y que no interfiera con otras
actividades productivas. Docilidad y fácil manejo. Las colmenas pueden mantenerse cerca de la
casa sin riesgo. Sostenible ambientalmente, además de prestar servicios ambientales a los agro
ecosistemas a través de la polinización. Productos reconocidos, con gran demanda local y precio
elevado

Clima El clima de El Salvador es tropical, la temperatura anual cambia menos que las oscilaciones
diarias, en el territorio hay tres zonas climáticas de acuerdo con la altura del nivel del mar: Tierra
caliente de 0 - 800 mts, con temperatura media anual 22 - 28 ºC y una temperatura máxima que
alcanza hasta 32.5; tierra templada de 800 - 1800 msnm,

13

con temperatura media de 16 – 22 ºC; tierra fría en altas montañas de 1800 – 2700 mts, con
temperatura anual de 10 - 16 ºC. Lo más característico del clima de El Salvador son sus dos épocas:
una seca llamada verano, que se extiende desde octubre hasta fines de abril y otra lluviosa
llamada invierno, desde mayo hasta octubre; en estas épocas, cambia radicalmente el paisaje del
país, y las condiciones ambientales para las abejas.

En El Salvador hay dos épocas: la lluviosa y la seca. Según entrevistas con los apicultores afirman
que la mayoría de árboles florece durante la época seca, por lo tanto, las colonias débiles y las
colonias que son cosechadas justo antes o durante la época lluviosa pueden sufrir hambre que
mueren tantas abejas, que produce la muerte de toda la colmena.

Flora apícola La planta que salva a las abejas en esta estación es la flor amarilla (Baltimore recta),
planta popular en todo el país que suministra el polen y poco néctar. Otra planta que produce el
polen recolectado por las abejas es el maíz, que florece de julio a agosto. En este periodo florecen
también diferentes especies de eucalipto. Desgraciadamente hasta ahora hay pocos árboles de
esta especie. Al comienzo de la estación seca florecen diferentes especies de campanilla (Iponea
sp), que cubren vastos terrenos del país y son las más importantes plantas melíferas; en la misma
época, las hierbas secan completamente, algunos árboles botan sus hojas y enseguida comienzan
a florecer. Los apicultores aprecian muchísimo la Ceiba (Ceiba pentandra), uno de los más altos y
desarrollados árboles que florecen en diciembre – enero; los árboles de sombra en los cafetales
también suministran mucha miel, como decir los pepetos, que florecen de noviembre a diciembre,
el madrecacao, floreciendo de enero – febrero. La última planta de la gran mielada es el café, una
excelente planta melífera que da intenso flujo nectáreo pero de corto período (dos semanas).
Florece después de las primeras lluvias en abril.

14

Apiarios y colonias de abejas En el año 1960 existían en El Salvador cerca de 4,000 apiarios con
40,000 colonias, diez años más tarde (1970), los apiarios aumentaron a 5,000 y las colonias a
60,000. En 1980 hubo un aumento en El Salvador de aproximadamente 8,000 apiarios con 130,000
colmenas, un poco más que la mitad (56%) son las colmenas modernas con cuadros. Existe gran
diferencia en el porcentaje de colmenas modernas en diferentes regiones del país, la mayoría de
los apiarios al oeste del país (55%) poseen colmenas con cuadros, pero en el oriente del país el 77
% posee apiarios rústicos. En el país se usan dos tipos de colmenas modernas; el tipo Langstron,
con cuadros del mismo tamaño en la cámara de cría y en alzas (45 x 23 cms) y el tipo jumbo, con
cuadros profundos en la cámara de cría y cuadros de la mitad de profundidad en el alza. En 1997
se introducen las colmenas en cajas plásticas. Las cajas rústicas son de diferentes dimensiones: son
cajas horizontales aproximadamente de 25 x 30 cms., y de 50 – 70 cms. de largo, no tienen
cuadros y los panales son fijados al techo y a las paredes.

ABEJAS SIN AGUIJÓN Las abejas sin aguijón tienen una organización social bien definida, es decir
viven en colonias permanentes, se reproducen naturalmente mediante enjambres, y habitan en
las zonas tropicales del mundo. Recolectan la miel, de la misma forma que las abejas melíferas,
con la diferencia que es almacenada en depósitos diferentes. Las abejas nativas sin aguijón forman
colonias permanentes, constituidas por una reina, obreras y zánganos. Existen alrededor de 400
especies y están distribuidas en las regiones tropicales del mundo. Las abejas sin aguijón se
caracterizan principalmente por tener aguijón reducido, alas con venación débil o reducida, alas
anteriores con las celdas marginales, submarginales y segunda mediana abiertas, alas posteriores
con el lóbulo yugal muy desarrollado, grupos de pelos fuertes en la parte apical de la tibia
posterior, uñas simples en sus patas y ojos compuestos sin pelos; además construyen nidos muy
característicos para albergar su cría con entradas generalmente conspicuas, las cuales, en algunos
casos, sirven para identificar especies.

15

Las abejas sin aguijón producen mieles más livianas, que cotizan muy bien en el mercado
internacional; actualmente se desarrollan programas de investigación en centros especializados a
fines de jerarquizar la práctica racional, por la importancia de la biodiversidad del planeta. Los
recursos genéticos de los melipónidos son invalorables porque nos permitirían adaptar la
producción de miel ante posibles cambios climáticos, en un futuro. Desempeñan un papel crucial
en la polinización de la flora autóctona o nativa de los trópicos. La introducción de Apis mellífera al
continente americano trajo aparejada una competencia para estas abejas, que sin dudas fue en
detrimento propio.

ELABORACIÓN Y ALMACENAMIENTO DE MIEL DE ABEJAS SIN AGUIJÓN El procesamiento del néctar


en las abejas sin aguijón generalmente es similar al de las abejas melíferas. Sin embargo hay
importantes diferencias entre las abejas mellifera y las abejas sin aguijón con respecto al
almacenamiento de alimento y arquitectura del nido. La miel de abejas sin aguijón no es
almacenada en pequeñas celdas en panales como en Apis, pero almacena la miel en depósitos (o
potes) agrupados alrededor de la cría. Estos depósitos y otras estructuras del nido son típicamente
construidos de un material llamado cerumen, que es una mezcla de cera de abeja y resinas de las
plantas. El cerumen no se derrite tan fácilmente como la cera pura en altas temperaturas y la
incorporación de resinas de las plantas provee sustancias orgánicas las cuales se cree que poseen
propiedades antibióticas.

Nido de cría El nido de las abejas sin aguijón, dependiendo de la especie, puede ser aéreo (hueco
de un árbol, rama), a nivel piso o bien subterráneo; siempre la zona del nido de cría está separada
de la zona donde se encuentran las ánforas, que es donde depositan el alimento (miel y polen). El
nido de cría tiene la particularidad de estar

16

recubierto por láminas o membranas llamadas involucro, de una sustancia denominada cerumen
para protegerlo e impermeabilizarlo, el cual es una mezcla de propóleos y cera; pero en un tronco
podrido, tanto el techo como el piso o el tamaño de la piquera son fabricados de betumen, siendo
el mismo una mezcla de propóleo pegajoso mezclado con barro y resinas, también denominado
geopropóleo. Sin duda en un ambiente con alto grado de competencia o predación permite que
las colonias sean resguardadas más fácilmente.

La colmena de la abeja sin Aguijón La colmena de las abejas sin aguijón es muy simple, se trata de
cajones con dos compartimientos, pequeños en relación con los de Apis mellífera. En un
compartimiento está la cámara de cría, mientras que en el otro las ánforas con miel; la extracción
de la miel es muy simple, se macera la zona de las ánforas y se extrae por una piquera. La
diversidad de especies utilizadas en la apicultura es muy amplia, son cientos las especies
explotadas, de acuerdo a la distribución geográfica de cada una; los apicultores utilizan las
especies presentes en sus ecosistemas o biomas, los cuales son los motivos principales en la falta
de homogeneidad de métodos utilizados, como también en la heterogeneidad de liquida que la de
Apis mellífera, cristaliza menos, tiene una utilización ligada mayormente a fines medicinales que
alimenticios; la producción por colmena es 4 o 5 veces menor que la de las abejas del género
Apiscolmenas usadas para el cultivo de estas abejas.

Componentes del nido Las principales partes de la construcción de la colmena son: piquera, potes
de almacenamiento, batumen, involucro, panales de cría, el basurero y el tubo de drenaje; El
arreglo particular de elementos estructurales varía, pero los nidos siempre contienen celdas de
cría en un grupo (género Trigona) o estratificados en panales horizontales rodeados por una
envoltura en capas, con los potes de miel y polen localizados fuera de la envoltura, y la piquera o
canal de entrada se encuentra encerada y a menudo se

17

extiende fuera del nido es un tubo que se proyecta. El complejo entero está amurallado por placas
terminales fuertes o una cobertura exterior llamada batumen.

Las provisiones larvales de algunas especies como la Melipona beecheii (Jicota) son conocidas por
soportar una rica flora bacteriana que debe jugar un rol fundamental en la preservación y
conversión metabólica de estas sustancias, estos son conocidos como los basureros, ubicados en
las esquinas dentro de la colmena pero fuera del nido, contienen las heces de las abejas jóvenes y
la demás basura del nido; debido a esta carga bacteriana se cree que proviene la propiedad
antimicrobiana de la miel.

Las abejas sin aguijón tienen preferencias bien marcadas para construir sus nidos, la gran mayoría,
establece sus colonias en huecos de árboles construyendo el nido con una mezcla de cera y
propóleos, conocida como cerumen. Algunas especies del género Melípona, usan barro en las
paredes externas con propóleos. La entrada del nido puede ser hecha de barro mezclado con
propóleos, siendo tan pequeña que sólo permite entrar o salir una abeja a la vez. El batumen es un
muro divisorio utilizado para reforzar las paredes naturales, el cual es perforado para permitir la
salida de aire, teniendo función de ventilación.
PLAGAS QUE AFECTAN LAS COLMENAS

Las abejas sin aguijón poseen varios enemigos naturales que atacan los nidos que toman, incluso
pudiendo llevar a la destrucción de las colonias. El hombre puede ser considerado su mayor
enemigo, por la destrucción de los bosques y por consiguiente de los nidos, poniendo las abejas
sin aguijón en riesgo de extinción.

Los enemigos naturales según los Apicultores en El Salvador son: alimañas (hormigas y moscas),
infestaciones de hongos, robo por otras abejas y avispones, depredación por lagartijas, aves,
arañas y otros artrópodos.

18

El problema más grande de la Apicultura sin Aguijón y sobre todo de la cría de Melipona beecheii
(Jicota) es el ataque de una mosca pequeña llamado fórido Pseudohyposera kerteszi el cual es un
clepto-parásito (se alimenta de las provisiones del huésped). Las moscas hembras de
Pseudohyposera kerteszi son atraídas al nido de las abejas por el olor ácido de polen fermentado.
Entran en la colmena por la entrada o por grietas y ponen sus huevos en los basureros de las
abejas, en los potes de polen o directamente dentro de la cría. El ataque de esta plaga se ve al
momento que una colmena es más débil, puede ser por ejemplo, después de traspasar la colmena
de un tronco a una caja o después de la cosecha de miel, los fóridos pueden destruirla dentro de
una semana.

FUENTES DE ALIMENTO Y NÉCTAR

Las mieles de las distintas especies de abejas son diferentes en aroma, viscosidad, color y
propiedades medicinales. Se debe a que las especies de abejas tienen diferentes preferencias para
seleccionar flores de las que se alimentan. Es difícil de determinar cuáles plantas son responsables
del aroma de la miel y la cantidad producida. Casi siempre la miel es una mezcla de néctares de
varias especies de flores. Además, durante las épocas del año, diferentes flores florecen, así que la
dieta cambia con la época.

BIOLOGÍA DE LAS ABEJAS SIN AGUIJÓN

Taxonomía, Distribución y Diversidad Las abejas (Insecta: Hymenoptera: Apoidea) son uno de los
grupos de insectos de mayor abundancia en el mundo, se conocen alrededor de 20,000 especies,
distribuidas en 7 familias. La familia Apidae incluye a las subfamilias Apinae y Anthophorinae.
Dentro de las Apinae se encuentran las tribus Apini (abejas de la miel), Euglossini (Abejas de las
orquídeas), Bombini (abejorros) y Meliponini (abejas sin aguijón). Los Meliponinos se distribuyen
en las zonas tropicales y subtropicales del mundo y presentan mayor riqueza en el neotrópico, con
más de 300 especies descritas, mientras en la región Indo-Malaya se reportan 60 y en África 50. En
otras regiones la diversidad es mucho menor.
19

Las abejas sin aguijón presentan como característica anatómica principal la ausencia de un aguijón
funcional; comparado con otros grupos de abejas, la venación en sus alas es débil y son
verdaderamente sociales o eusociales. Estas son muy diversas y los taxónomos se han basado en
características morfológicas y morfométricas de la cabeza, patas traseras, venación de las alas,
entre otras, para diferenciar entre especies.

ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LAS ABEJAS SIN AGUIJÓN

Las Abejas sin aguijón y la abeja melífera son la únicas Tribus de la superfamilia Apoidea que
presenta especies con una organización altamente social. Las características que le otorgan este
grado de organización social son: La formación de colonias permanentes capaces de dividirse
indefinidamente; Entre los habitantes de la colmena se observa una división de castas según la
función reproductiva que desempeñan: reina madre fértil, obreras y machos y Conviven varias
generaciones dentro del nido.

DIVISIÓN DE CASTAS

Reina: Abeja de gran tamaño, determinado por el abdomen muy desarrollado. Es la encargada de
poner huevos fecundados que dan origen a las obreras y huevos no fecundados que dan origen a
los machos. La fecundación se lleva a cabo en un único vuelo de apareamiento, en donde solo un
macho fecunda a la reina. Luego ésta entra a la colmena en donde es cuidada por las obreras y
dedica su vida a producir nuevas abejas, permanece allí hasta su muerte.

20

Las reinas son producidas durante todo el año y solo algunas son conservadas dentro de la
colmena para que desarrolle la función reproductiva al momento en que la reina actual deje de ser
funcional. La vida promedio de una reina suele ser de 3 años. Se conoce que la producción de
reinas del género Melipona está determinada genéticamente con influencia del ambiente,
mientras que en las Trigonas depende de la alimentación por lo que dentro de la colmena pueden
observarse celdas de mayor tamaño, ya que las reinas requieren más alimento que las obreras.

Macho: Conocidos como zánganos, se originan de huevos no fecundados puestos por las reinas y
en algunos casos por las obreras. En este último caso las obreras ponen los huevos en celdas
donde la reina ya ha puesto un huevo, desarrollándose primero el de la obrera. Los machos
permanecen en la colmena madre de 10 a 15 días después de nacer, luego dejan la colmena para
siempre, fecundan a una reina y mueren. En otras especies se ha observado que los machos
participan en el cuidado del nido. Los machos pueden vivir hasta 19 días.
Obreras: Son las encargadas de realizar casi todos los trabajos para el mantenimiento del nido y
cuidado de la cría. Colaboran con la reina en el proceso de la puesta de huevos, se encargan de la
limpieza del nido, cuidado de la cría, manipulación de los alimentos, producción de cera y colecta
de materiales necesarios para la construcción de celdas de cría y potes de almacenamiento,
colecta del alimento (néctar y polen) y

21

algunas participan como guardianas en la entrada del nido. Las obreras pueden vivir de 1 a 2
meses.

MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN

Las abejas sin aguijón emplean una gran variedad de materiales para la construcción de sus nidos,
algunos son producidos por ellas y otros son colectados del ambiente.

Cera: Este material es producido por las obreras y también por los zánganos, a través de unas
glándulas localizadas en el dorso del insecto, entre los segmentos abdominales. La cera es
producida como una pequeña escama blanca. Algunas especies como T. angustula “Doncella”
forman pequeños depósitos de cera dentro del nido como reservas. Este material es utilizado para
construir las celdas de cría y cuando lo mezclan con otros materiales construyen estructuras de
protección para la colmena.

Resina o propóleos, cerumen y geopropóleo: El propóleo o resina está constituido por las resinas
vegetales colectadas por las abejas en plantas lastimadas o de las secreciones de las plantas que
son llevadas a la colmena. Algunas especies almacenan este material en depósitos, dentro de la
colmena, también es utilizado para defensa del nido, por su consistencia pegajosa. El cerumen
consiste en una mezcla de cera y resinas y el geopropóleo es una mezcla de barro y resina.

Otros materiales: Las abejas utilizan otros materiales, los cuales mezclan con la resina para la
construcción de elementos de protección o soporte. Estos materiales pueden ser: barro,
excrementos, material vegetal (hojas, fibras vegetales, semillas), entre otros.

22

ARQUITECTURA DEL NIDO

Tubo de acceso: Estructura en forma de trompeta hecha de cerumen que se encuentra en los
géneros de Trigona, Scaptotrigona, Nannotrigona y Lestrimelitta. Se considera que esta estructura
permite controlar la humedad y temperatura del nido, además facilita la defensa del nido.
La entrada: El tipo de entrada depende de la especie de abeja, la cual puede ser construida con
cera, cerumen o agregando barro y arena. En algunos casos la entrada puede presentar ciertos
adornos, como es el caso de Melipona beecheii, quien construye con barro una estructura radiada.
La entrada de la colmena es controlada por abejas guardianas para evitar el ingreso de
depredadores.

Batumen: Es una estructura que rodea al nido, de consistencia dura y que es elaborada con barro,
material vegetal, cerumen y resinas. Limita, refuerza, protege el nido (cámara de cría y potes de
almacenamiento) y contribuye en la regulación de la temperatura y humedad del nido.

23

Involucro: Constituye una serie de láminas de cerumen que envuelven a la cámara de cría, protege
la cría y reina de enemigos, además ayuda a la regulación de la temperatura y humedad.

Celdas de almacenamiento: También llamados potes o vejigas de alimento, son estructuras


esféricas u ovaladas construidas con cerumen suave que están fuera de la cámara de cría y que
son utilizados para almacenar polen y miel. Generalmente los potes de polen se encuentran más
cerca de las celdas de cría que los potes de miel.

Cámara de cría: Está conformada por celdas de cría unidas lateralmente formando discos
horizontales que constituyen los panales, las celdas son construidas con cerumen. Los panales
están dispuestos uno sobre otro y separados por pequeños pilares para que las abejas se
desplacen entre ellos. Los panales más antiguos están más abajo y sobre ellos se construyen los
nuevos. Las celdas son utilizadas una sola vez, cuando la nueva abeja emerge, la celda es destruida
y el material es reciclado dentro de la colmena. Las abejas del género Melipona construyen un
solo tipo de celdas para el desarrollo de reinas, machos y obreras. Mientras las Trigonas producen
dos tipos de celdas uno para zánganos y obreras y otro tipo más grande para las reinas, estas
celdas están dispuestas en la periferia de los panales.

24

Basurero: Es el lugar donde las abejas depositan los cuerpos de abejas muertas y los materiales no
reciclables. Un grupo de abejas se encarga de recoger la basura y la llevan fuera de la colmena.

Columnas y pilares: Todas las estructuras en el interior del nido están conectadas y sostenidas por
pilares y columnas de cerumen o propóleos.

BIOLOGÍA REPRODUCTIVA

En las abejas sin aguijón como en las abejas melíferas se reconocen dos niveles de reproducción.
La reproducción individual, en la cual la reina produce nuevos individuos para el mantenimiento
de la colonia. Y la reproducción social, la cual se refiere a la reproducción a nivel de la colonia
(enjambramiento), estableciéndose nuevas colonia.

Reproducción de individuos: Cópula: Se tienen muy pocos datos acerca del proceso de
apareamiento en las abejas sin aguijón. Sin embargo se sabe que la cópula se realiza fuera del nido
durante un vuelo de apareamiento. Los machos forman enjambres aéreos en áreas cercanas a los
nidos. Estos enjambres pueden consistir de cientos a miles de machos, cuando una hembra entra
en este enjambre ocurre la cópula con un solo macho. Luego la reina regresa al nido con el
aparato genital del macho el cual remueve.

25

Oviposición y desarrollo del huevo: El proceso de oviposición requiere un ritual especial en cada
celda, este comportamiento se conoce como Proceso de Aprovisionamiento y Oviposición - POP
(por sus siglas en ingles). El desarrollo de los individuos de la colmena (de huevo a adulto), se
realiza dentro de una celda cerrada desde el momento es que se coloca el huevo y dura de 30 a 40
días. El proceso de aprovisionamiento y oviposición se desarrolla así:

1. Una obrera construye una celda en el borde del panal, la reina lo visita ocasionalmente y le da
unos golpes en el vertex (frente) a la obrera.

2. Otras obreras cooperan con la ampliación de la celda.

3. Luego de 1 o 2 horas la celda está lista.

4. La reina permanece cerca de la celda mientras las obreras se tocan con las antenas. 5. La reina
golpea a la obrera quien inserta su cuerpo en la celda. 6. Sucesivamente de 6 a 7 obreras
descargan alimento larval dentro de la celda. 7. Sucesivamente varias obreras ponen un huevo
trófico dentro de la celda y la reina se los come uno a uno y entonces ésta pone un huevo en
posición vertical sobre el alimento larval. 8. Una obrera empieza a cerrar la celda y por último es
sellada totalmente por otras obreras.

Reproducción de la colmena: La reproducción de la colmena ocurre por enjambramiento. Este


proceso es poco frecuente en la mayoría de las especies de abejas sin aguijón y es un proceso
lento y gradual. El enjambramiento involucra los siguientes pasos:

a) Búsqueda de un sitio para anidar, b) Transporte de material (material de construcción,


alimento) de la colmena madre a la colmena hija, c) Una reina virgen llega al nuevo nido y se
realiza el vuelo nupcial,

26
d) Inicio de la construcción de celdas de cría e inicio de la oviposición. Se ha determinado que la
relación entre la colmena madre y la colmena hija puede durar largos períodos; desde semanas
hasta meses.

REPRODUCCIÓN Y MANEJO

Colecta de nidos en ambientes naturales Algunas especies como Trigona (Tetragonisca) angustula
pueden encontrarse en ambientes urbanos como blocks, envases de vidrio, cajas de cartón,
llantas, etc., por lo que su colecta resulta fácil y las probabilidades de adaptación a su nuevo hogar
son mayores. Sin embargo la mayoría de abejas se encuentran anidando en sitios naturales, en
lugares donde todavía hay bosque. Las especies que son más fáciles de manejar en caja, son las
que viven naturalmente en troncos ahuecados. Por lo que al iniciar nuestro meliponario, es
necesario, a la hora de extraer los nidos de los árboles, evaluar el costo beneficio, ya que
estaríamos contribuyendo a la deforestación de los bosques y con esto contribuyendo a la
disminución del hábitat de las abejas. Se recomienda extraer nidos que se encuentren en árboles
muertos o en ramas de árboles vivos y no derrumbar árboles vivos. Para extraer un nido de un
árbol, se recomienda hacer cortes con una sierra de cadena, aproximadamente 30 CMS por debajo
y arriba del agujero de ingreso (piquera) de la colmena. Se debe evitar que el tronco caiga
violentamente al suelo, ya que provocaría la muerte de la cría y abejas adultas. Para evitar esto,
debe sujetarse el tronco con una cuerda o con horquetas, para mantenerlo en su posición original
hasta que se termine de cortar el mismo. En caso de que la cavidad que aloja la colonia haya
quedado al descubierto en alguno de los extremos durante el corte del tronco, debe sellarse con
un tapón de madera y recubrir con barro. Por último el tronco debe sujetarse y mantenerse en su
sitio original con la finalidad de que las abejas que estén forrajeando en el campo

27

regresen y se incorporen al nido. El transporte de los troncos debe realizarse por la noche hacia su
destino final, ya que todas las abejas se encuentren dentro de la colmena.

Instalación del Apiario

Un Apiario es el sitio donde las colmenas de abejas sin aguijón son colocadas y mantenidas para su
cuidado. Para instalar un Apiario se deben seguir las siguientes recomendaciones: 1. Escoger un
sitio donde se encuentren suficientes árboles y arbustos que proporcionen néctar y polen a las
abejas para su subsistencia. Esto debe ir muy relacionado con la cantidad de colmenas que se
colocarán en el Apiario. Además se deben sembrar plantas nectaríferas y poliníferas alrededor del
apiario para que las abejas tengan recursos durante las diferentes épocas del año y así produzcan
más miel realizando un menor esfuerzo.

2. Se debe construir un techo en el apiario para proteger a las colmenas del viento y de los
intensos rayos solares ya que de lo contrario implicaría mayor esfuerzo por parte de las mismas
mantener la temperatura normal dentro de la colmena. También se pueden colocar las colmenas
bajo la sombra de árboles frondosos o en los aleros de alguna casa. Así mismo a cada colmena se
le puede colocar un techo (lámina o teja de barro) si se piensa dejar a la intemperie. Para proteger
la piquera de las colmenas de vientos fríos, las colmenas pueden ser colocadas en semicírculo o de
espaldas al viento.

3. Se recomienda colocar las colmenas alejadas del suelo, para evitar el ataque de hormigas y
otras plagas y evitar el exceso de humedad. Para esto se pueden colocar las colmenas sobre block,
bases o soportes. También pueden ser colgadas con alambre o lazo (los apicultores tradicionales
cuelgan los troncos en los aleros de las casas) cubiertos de aceite quemado y con esto evitar el
ataque de plagas.