Вы находитесь на странице: 1из 12

Está constituido por el

conjunto de órganos que


tienen como principal
función llevar el oxígeno
atmosférico hacia las células
del organismo, y eliminar del
cuerpo el dióxido de carbono
producido por la
transformación celular.
Este fenómeno es conocido
como la respiración.
La importancia del proceso respiratorio
radica en que los tejidos corporales
obtienen la energía necesaria mediante
la oxidación de sustancias orgánicas,
fundamentalmente la glucosa, mediante
el proceso de respiración celular o
interna.
El aire atmosférico entra en los pulmones y
el aire utilizado por las células debe salir
de ellos mediante los movimientos
respiratorios que se realizan en dos fases:
• Inspiración: Ocurre
cuando inhalamos
aire, contrayendo el
diafragma.
• Espiración: El aire
es arrojado al
exterior.
• La respiración es un proceso involuntario y
automático.
• Un ser vivo puede dejar de respirar más de
tres minutos.
• Los pulmones son los órganos centrales
donde se realiza el intercambio gaseoso.
• La frecuencia respiratoria normal de una
persona adulta en reposo es de 17 veces
por minuto.
1.Las fosas nasales son dos
cavidades situadas encima de
la boca.
2.La faringe es un tubo que
comunica las fosas nasales con
la laringe. Mide unos 14 cm.
3.Laringe: Cavidad formada por
cartílagos . Situada en el
comienzo de la tráquea
4.La tráquea está constituida por
unos 15 a 20 anillos
cartilaginosos. Mide 12 cm.
5.Los bronquios son dos tubos
en que se divide la
tráquea. Penetran en los
pulmones, donde se ramifican.
6.Alvéolos son unas formaciones
en forma de saco que se forman
en la terminación de los tubos
bronquiales.
7.Pulmones: El pulmón
derecho es más grande
que el izquierdo. Están
rodeados por una
membrana llamada pleura
que los protege.
8.El diafragma es un
músculo que separa la
cavidad toráxica de la
cavidad abdominal.
El aire se inhala por
la nariz, donde se calienta
y humedece. Pasa a la
faringe, sigue por
la laringe y penetra en la
tráquea. A la mitad de la
altura del pecho, la
tráquea se divide en dos
bronquios.
Los bronquios van a los
pulmones que se dividen
de nuevo, una y otra vez ,
en bronquiolos y se
agrupan en racimos de
alvéolos, pequeños sacos
de aire, donde se realiza
el intercambio de gases
con la sangre.
• En lo posible no respirar
aire contaminado.
• Evitar el cigarrillo y el
tabaco.
• El ejercicio físico al aire
libre es muy beneficioso.
• Respirar profundamente
para tomar la cantidad de
aire requerida en los
pulmones.
• Sinusitis: El pus se acumula
en las fosas nasales.
• Faringitis: Inflamación de la
laringe.
• Laringitis: Inflamación de la garganta y
ronquera.
• Asma: Trastorno inflamatorio en las vías
respiratorias.
• Neumonía: Infección de alvéolos y
bronquíolos.