Вы находитесь на странице: 1из 27

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CALLAO FACULTAD

DE INGENIERÍA QUÍMICA UNIDAD DE POSGRADO

Curso: Métodos Numéricos aplicados a la Ingenierı́a Quı́mica

Tema: Propagación de ondas electromagnéticas

Docente: Cesar Victoria Barrós


Estudiantes:
Natalia Carcasi Sancho
Marı́a Valer Cusipaucar
Grecia Malory Alejo Livia
Hames Harol Sanchéz Torres

Semestre: Verano
2
Resumen

i
ii
Tabla de contenidos

1. Introducción 1

2. Propagación de ondas electromagnéticas en el vacı́o 3


2.1. Onda electromagnética . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
2.2. Fuentes de onda electromagnética . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
2.2.1. Fuentes naturales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
2.2.2. Fuentes artificiales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
2.3. Ecuaciones de Maxwell . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
2.4. Ecuación de onda para ondas electromagnéticas . . . . . . . . . . . . . . . . . 5
2.5. Energı́a transportada por ondas electromagnéticas . . . . . . . . . . . . . . . 7
2.6. Cantidad de movimiento y presión de radiación . . . . . . . . . . . . . . . . 7
2.7. El espectro de las ondas electromagnéticas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
2.8. Propagación de ondas electromagnéticas en la atmósfera . . . . . . . . . . . . 10
2.8.1. Interacción de la radiación solar con la atmósfera . . . . . . . . . . . . 10
2.9. Absorción y dispersión en la atmósfera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11
2.9.1. Ley de Beer-Lambert . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11
2.9.2. Absorción atmosférica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13
2.9.3. Dispersión atmosférica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14
2.10. Dependencia espectral de la dispersión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15
2.10.1. Dispersión de Rayleigh . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15
2.10.2. Dispersión de Mie . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15
2.11. Conclusiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17

3. Practicando métodos 19

4. rubén 21
4.1. mily . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21
4.2. Sumilla . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21
4.2.1. Competencia general . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21
4.2.1.1. Competencia especı́fica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21
iii
iv TABLA DE CONTENIDOS

5. Insertando ecuaciones 23
Índice de cuadros figuras

2.1. Propagación de onda electromagnética plana(Serway y Jewett, 2005). . . . . . 3


2.2. El Sol como fuente de onda electromagnética . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
2.3. El radar como fuente de onda electromagnética . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
2.4. Onda plana(Serway y Jewett, 2005). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5
2.5. Propagación de onda electromagnética plana(Serway y Jewett, 2005). . . . . . 6
2.6. Vector de Poynting (Serway y Jewett, 2005). . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7
2.7. Espectro de onda electromagnético (Serway y Jewett, 2005). . . . . . . . . . . 9
2.8. Atenuación de un haz de radiación monocromática por una capa infinitesimal
de la atmósfera (Sastre, 2016). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12
2.9. Atenuación de un haz de radiación monocromática por una capa infinitesimal
de la atmósfera(Sastre, 2016). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14

4.1. Practicando,paint del profe con Lévano (Serway y Jewett, 2005). . . . . . . . 22


4.2. Practicando,paint del profe con Lévano (Serway y Jewett, 2005). . . . . . . . 22

v
vi ÍNDICE DE CUADROS FIGURAS
Capı́tulo 1

Introducción

El fundamento fı́sico de la teledetección se basa en el estudio de propagación de las ondas


electromagnéticas. La onda electromagnética puede ser natural si la fuente es el Sol o artificial
si la fuente es un instrumento creado por las personas tal es el caso del radar.
Las ondas electromagnéticas están constituidos por campos eléctricos y magnéticos oscilan-
tes, que oscilan en ángulo recto uno respecto a otro; en el vacı́o viajan a una velocidad de
3 × 108 m/s. Sin embargo, cuando se propaga en la atmósfera su velocidad en menor, ya que
la atmósfera está constituido por gases y éstos modifican la velocidad de la onda. Cuando
una onda electromagnética se propaga en la atmósfera es absorbido, reflejado, transmitido o
refractado. El efecto de la atmósfera depende de la altura.
El fundamento fı́sicos de la teledetección permite comprender cómo y para qué se obtienen
los datos de nuestro planeta.
En el presente trabajo en la primera parte se analiza la propagación de ondas electromagnéti-
cas en el vació, lo cual nos permitirá realizar tratamiento matemático y fı́sico adecuado para el
estudio de la segunda parte que es la propgación de ondas electromagnéticas en la atmosféra.

1
2 CAPÍTULO 1. INTRODUCCIÓN
Capı́tulo 2

Propagación de ondas
electromagnéticas en el vacı́o

2.1. Onda electromagnética

Es un campo electromagnético en movimiento, que está constituido por campos eléctricos


y magnéticos oscilantes y en el vacı́o viajan a una velocidad de 3 × 108 m/s (Serway y Jewett,
2005).

Figura 2.1: Propagación de onda electromagnética plana(Serway y Jewett, 2005).

2.2. Fuentes de onda electromagnética

Las fuentes de onda electromágnetica pueden ser naturales o artificiales.

2.2.1. Fuentes naturales

El Sol es el principal fuente de energı́a natural. Sin embargo, todo cuerpo cuya temperatura
es mayor a 0K emite también radiación.
3
4 CAPÍTULO 2. PROPAGACIÓN DE ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS EN EL VACÍO

Figura 2.2: El Sol como fuente de onda electromagnética

2.2.2. Fuentes artificiales

Son instrumentos creados por el hombre, entre ellas se tiene al radar.

Figura 2.3: El radar como fuente de onda electromagnética

2.3. Ecuaciones de Maxwell

Maxwell demostró que las ondas electromagnéticas son una consecuencia natural de las
leyes fundamentales expresadas en cuatro ecuaciones (Griffits, 1999).
I
~ S
E.d ~= q (2.1)
ε0
I
~ S
B.d ~=0 (2.2)
I
~ ~l = − dΦB
E.d (2.3)
dt
I
~ ~l = Iµ0 + ε0 µ0 dΦB
B.d (2.4)
dt

~ es el campo eléctrico, B
Donde: E ~ es el campo magnétcio, dS
~ es la diferencial de superficie,

q es la carga eléctrica y ΦB es el flujo eléctrico.


al resolver la ecuaciones (1.1), (1.3) y (1.4) se obtiene la ecuación de onda para el campo
eléctrico y el campo magnético (Reitz, Milford y Chisty , 1996).
2.4. ECUACIÓN DE ONDA PARA ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS 5

2.4. Ecuación de onda para ondas electromagnéticas

Se considera una onda electromagnética plana, que se propaga en la dirección X, como se


muestra en la figura (1.4).

Figura 2.4: Onda plana(Serway y Jewett, 2005).

El campo eléctrico oscila en la dirección Y, mientras que campo magnético oscila en la


dirección Z.
Aplicando la ecuación (1.3) se obtiene:
I
~ ~l = Ey (x2 )∆y − Ey (x1 )∆y = ∆Ey ∆y = ∂Ey ∆x∆y.
E.d (2.5)
∂x

El flujo de la inducción magnética que atraviesa la superficie es:


I Z
~ S
B.d ~ = BdS = Bz ∆x∆y (2.6)

Reemplazando (1.5) y (1.6) en (1.4) se obtiene

∂Ey ∂Bz
∆x∆y = − ∆x∆y
∂x ∂t

luego

∂Ey ∂Bz
=− (2.7)
∂x ∂t

En la ecuación (1.4) considerando I = 0, se tiene


I
~ ~l = ε0 µ0 dΦB
B.d (2.8)
dt

De donde,
I
~ ~l = −Bz (x2 )∆z − Bz (x1 )∆z,
B.d (2.9)
6 CAPÍTULO 2. PROPAGACIÓN DE ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS EN EL VACÍO

además,
I Z
~ S
E.d ~= EdS = Ey ∆x∆z, (2.10)

reemplazando (1.9) y (1.10) en (1.8) se obtiene

∂Bz ∂Ey
− ∆x∆z = µ0 ε0 ∆x∆z,
∂x ∂t

simplificando

∂Bz ∂Ey
− = µ 0 ε0 (2.11)
∂x ∂t

de (1.7) y (1.11) se obtiene

∂ 2 Ey ∂ 2 Ey
= µ ε
0 0 (2.12)
∂x2 ∂t2

de (1.8) se obtiene

∂ ∂Ey ∂ 2 Bz
=− 2 . (2.13)
∂t ∂x ∂t

Finalmente de (1.11) y (1.12) se obtiene:

∂ 2 Bz ∂ 2 Bz
= µ 0 ε 0 (2.14)
∂x2 ∂t2

Las soluciones de las ecuaciones diferenciales parciales (1.12) y (1.14) son respectivamente:

Ey = Ey0 sen(kx − ωt) = Esen(kx − ωt) (2.15)

Bz = Ez0 sen(kx − ωt) = Esen(kx − ωt) (2.16)

Figura 2.5: Propagación de onda electromagnética plana(Serway y Jewett, 2005).


2.5. ENERGÍA TRANSPORTADA POR ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS 7

2.5. Energı́a transportada por ondas electromagnéticas

Las ondas electromagnéticas transportan energı́a conforme se propagan a través del es-
pacio, pueden transferir energı́a a objetos colocados en su trayectoria (Reitz et al, 1996). La
rapidez de flujo de la energı́a en una onda electromagnética se representa mediante un vector
~ llamado vector de Poynting, que se define por la expresión
S,

~= 1E
S ~ ×B
~ (2.17)
µ0

La magnitud del vector de Poynting representa la rapidez a la cual fluye la energı́a a través de
una superficie unitaria perpendicular a la dirección de propagación de la onda. Por lo tanto,
la magnitud S representa energı́a por unidad de área. El vector está dirigido en la dirección
de propagación.
~ yB
En la sección (1.4) se mencionó que los E ~ son perpendiculares entre sı́. Reemplazando

(1.15) y (1.16) en (1.17) se obtiene:

EB
S= (2.18)
µ0

Figura 2.6: Vector de Poynting (Serway y Jewett, 2005).

2.6. Cantidad de movimiento y presión de radiación

Las ondas electromagnéticas transportan cantidad de movimiento lineal, ası́ como la


energı́a (Griffits, 1999). Cuando esta cantidad de movimiento es absorbida por alguna su-
perficie, sobre ella se ejerce presión. Considerando que una onda electromagnética impacta
8 CAPÍTULO 2. PROPAGACIÓN DE ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS EN EL VACÍO

en la superficie con una incidencia normal perpendicular y transporta a la superficie una


energı́a total U en un intervalo de tiempo ∆t. La cantidad de movimiento total P~ transpor-
tada a la superficie tiene una magnitud

U
P = . (2.19)
c

Donde c es la velocidad de la luz. La presión ejercida sobre la superficie se define como la


fuerza por unidad de área:

F 1 dp
Ppresion = = . (2.20)
A A dt

De (1.19) y (1.20) se obtiene

1 dp 1 dU/dt
Ppresion = = ,
A dt c A

dU/dt es la rapidez a la cual llega la energı́a a la superficie por unidad de área, lo cual
representa a la magnitud del vector de Poynting. Por tanto, la presión de radiación P ejercida
sobre la superficie perfectamente absorbente es:

S
Ppresion = (2.21)
c

2.7. El espectro de las ondas electromagnéticas

Las ondas electromagnéticas cubren un ámplio intervalo de frecuencias o de longitudes


de onda, por conveniencia, pueden clasificarse de acuerdo con su fuente principal y su efecto
al interactuar con la materia (Griffits, 1999). No existe una división clara entre un tipo de
onda y la siguiente. Los diversos tipos de radiación son producidos por el mismo fenómeno:
cargas en aceleración. En la Figura se muestra los diversos tipos de ondas electromagnéticas,
se observa un extenso rango de frecuencias y longitudes de onda; no existe una división clara
entre un tipo onda y la siguiente.
2.7. EL ESPECTRO DE LAS ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS 9

Figura 2.7: Espectro de onda electromagnético (Serway y Jewett, 2005).

Las ondas de radio, cuyos intervalos de longitud de onda llegan más allá de 104 m a casi
0,1m, son el resultado de cargas que se aceleran en alambres conductores. Estas ondas son
generadas por dispositivos electrónicos, como osciladores LC, y se utilizan en los sistemas de
radio y televisión.
Las microondas tienen longitudes de onda clasificadas desde 0,3m hasta 10−4 m y también
son generadas por dispositivos electrónicos. Debido a sus longitudes de onda cortas, son muy
adecuadas para sistemas de radar y para el estudio de las propiedades atómicas y moleculares
de la materia. Los hornos de microondas son una aplicación doméstica interesante de estas
ondas. Se ha sugerido que la energı́a solar podrı́a aprovecharse enviando microondas a la
10CAPÍTULO 2. PROPAGACIÓN DE ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS EN EL VACÍO

Tierra desde un colector solar en el espacio.


Las ondas infrarrojas tienen longitudes de onda clasificadas desde 10−3 m hasta 10−7 m, lon-
gitud de onda más larga de la luz visible. Estas ondas, producidas por moléculas y objetos
a la temperatura ambiente, son fácilmente absorbidas por la mayor parte de los materiales.
La energı́a infrarroja, absorbida por una sustancia, aparece como energı́a interna, ya que la
energı́a agita los átomos del objeto, lo que incrementa su movimiento vibratorio o de tras-
lación, y da como resultado un incremento en la temperatura. La radiación infrarroja tiene
aplicaciones prácticas y cientı́ficas en muchas áreas, incluyendo la fotografı́a infrarroja y la
espectroscopia vibratoria.
La luz visible, que es la forma más familiar de las ondas electromagnéticas, es aquella parte
del espectro electromagnético que el ojo humano puede detectar. Se produce mediante la
reorganización de los electrones en los átomos y moléculas. Sus diversas longitudes de onda,
que corresponden a los diferentes colores, van desde el rojo λ = 7 × 10−7 m hasta el violeta
λ = 7 × 10−7 m. La sensibilidad del ojo humano es una función de la longitud de onda, siendo
máxima a una longitud de onda de alrededor de 5,5 × 10−7 m
Las ondas ultravioleta cubren longitudes de onda que van desde aproximadamente 4 × 10−7 m
hasta 6 × 10−10 m.
Los rayos X tienen longitudes de onda que van de aproximadamente 10−8 m a 10−12 m . La
fuente más común de rayos X es el frenado de electrones de alta energı́a que impactan un
objetivo metálico.
Los rayos gamma son ondas electromagnéticas emitidas por núcleos radioactivos. Los rayos
gamma de alta energı́a son un componente de los rayos cósmicos que entran en la atmósfera
de la Tierra desde el espacio. Tienen longitudes de onda que van desde aproximadamente
10−10 m hasta menos de 10−14 m.

2.8. Propagación de ondas electromagnéticas en la atmósfera

En esta sección se van a presentar las bases teóricas de la transferencia de radiación en


la atmósfera.

2.8.1. Interacción de la radiación solar con la atmósfera

En el medio atmosférico se producen diversos procesos de interacción entre la radiación


solar y las moléculas y partı́culas que conforman la atmósfera terrestre. Tres procesos fı́sicos
modifican la radiación solar a su paso por la atmósfera hasta llegar a la superficie terrestre
(Sastre, 2016).
En primer lugar, tenemos el proceso de dispersión (también conocida como scattering), que
2.9. ABSORCIÓN Y DISPERSIÓN EN LA ATMÓSFERA 11

sucede cuando pequen̄as partı́culas y moléculas gaseosas dispersan parte de la radiación solar
incidente en direcciones aleatorias, sin alteración de su longitud de onda. La dispersión, sin
embargo, reduce la cantidad de radiación que llega a la superficie de la Tierra. Una parte
importante de radiación de onda corta dispersada es enviada de nuevo al espacio exterior. La
mayor o menor cantidad de dispersión que tiene lugar en la atmósfera depende de dos facto-
res: la longitud de onda de la radiación incidente y el taman̄o de las partı́culas o moléculas
gaseosas que la dispersan. En la atmósfera terrestre, la presencia de un mayor número de
partı́culas con un taman̄o aproximado de 0,5 micras se traduce en una predominancia de la
dispersión en longitudes de onda cortas. Este es el motivo de que el cielo se vea azul, pues este
color es el que se corresponde con aquellas longitudes de onda más dispersadas. Se diferencian
dos tipos de dispersión: si la radiación es dispersada una sola vez, se llama dispersión simple,
y si son reiteradas veces, dispersión múltiple; esta última es la que realmente sucede en la
atmósfera, mientras que la primera es una mera aproximación.
En segundo lugar, tenemos la absorción, causada por el hecho de que algunos gases y partı́cu-
las de la atmósfera tienen la capacidad de absorber la radiación recibida. La absorción se define
como un proceso en el que la radiación solar es retenida por una sustancia y convertida en
energı́a térmica, la cual hace que la sustancia emita su propia radiación. Puesto que en la
absorción que se da en la atmósfera y superficie terrestre las temperaturas no son superiores
a 1800 ◦ C, según la ley de Wien se deduce que la radiación reemitida será de onda larga;
el cual dentro del espectro infrarrojo (infrarrojo térmico). Las leyes que rigen la emisión de
radiación térmica se verá en las siguientes subseciones con mayor detalle.
En tercer lugar, tenemos la reflexión, que se trata de un proceso en el que la radiación solar
se dirige en sentido contrario al de incidencia tras colisionar con una partı́cula atmosférica.
Este fenómeno causa una importante atenuación de la radiación, ya que gran parte de ella es
reenviada de vuelta al espacio. La mayorı́a de la reflexión en nuestra atmósfera ocurre en las
nubes, cuando la radiación es interceptada por gotas de agua lq́uida y cristales de hielo.

2.9. Absorción y dispersión en la atmósfera

2.9.1. Ley de Beer-Lambert

La ley que describe la pérdida de la intensidad radiante debido procesos atmosféricos de


absorción y dispersión.
Considere una capa infinitesimal atmosférica de espesor, que contiene gases absorbentes y
aerosoles (partı́culas diminutas de sólidos o lı́quidos presentes en suspensión en el aire) y un
haz de radiación solar que incide sobre ella según una determinada trayectoria.
12CAPÍTULO 2. PROPAGACIÓN DE ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS EN EL VACÍO

Figura 2.8: Atenuación de un haz de radiación monocromática por una capa infinitesimal de
la atmósfera (Sastre, 2016).

Para cada tipo de molécula gaseosa y partı́cula que alcanza el haz, su intensidad mono-
cromática (espectral) decrece según la siguiente expresión:

dIλ = −N σKλ Iλ ds, (2.22)

donde N es el número de partı́culas por unidad de volumen de aire, σ es la sección eficaz de


cada partı́cula, Kλ es la eficiencia de extinción (magnitud adimensional que mide la eficiencia
de los efectos producidos tanto por la dispersión como por la absorción en la intensidad de
la radiación incidente a su paso por la capa) y ds es el diferencial de longitud que recorre la
radiación, medido directamente sobre su trayectoria, y por tanto tiene el valor de s = secθdz
( θ es el ángulo cenital solar, es decir, el ángulo que forma la dirección de incidencia del haz
radiativo con la vertical del punto de observación).
En el caso de un constituyente gaseoso, la ecuación (1.22) puede expresarse de la forma

dIλ = −ρrKλ Iλ ds, (2.23)

donde ρ es la densidad del aire, r es la masa de gas absorbente por unidad de masa de aire
y Kλ es el coeficiente másico de absorción.
En las ecuaciones (1.22) y (2.23), los productos N σKλ y ρrKλ son los coeficientes volumétricos
de extinción. Integrando ambas ecuaciones desde la parte superior de la atmósfera (z →
∞), donde llega una intensidad radiante de Iλ0 , hasta un nivel inferior arbitrario (z) para
determinar qué fracción de radiación ha sido atenuada por radiación o dispersión y cuánta
continúa sin modificarse. Veamos cómo queda de forma explı́cita la segunda expresión:
Z ∞

ln( ) = −secθ ρrKλ dz (2.24)
Iλ0 z
2.9. ABSORCIÓN Y DISPERSIÓN EN LA ATMÓSFERA 13

Tomando exponenciales a ambos lados, obtenemos:

Iλ = Iλ e−m0 δλ = Iλ0 τλ (2.25)

donde la magnitud adimensional δλ se define como el espesor óptico normal de la capa,


R∞
se calcula como δλ = z ρrkλ dz y da cuenta de la disminución acumulativa que el haz
de radiación experimentarı́a con incidencia vertical (θ = 0); y ma , también adimensional,
es la masa del aire o masa óptica relativa del aire , que se define como la razón entre la
masa óptica del recorrido real de la radiación y la masa óptica del correspondiente recorrido
R∞
vertical (estando definida la masa óptica como m = 0 ρds), y tiene un valor aproximado de
ma = secθ (habiendo despreciado la curvatura de la superficie terrestre y la refracción de la
atmósfera). Por último, se tiene la transmitancia espectral de la capa atmosférica considerada,
cuyo valor es:

τλ = e−ma δλ (2.26)

2.9.2. Absorción atmosférica

Debido a que algunos de los gases que componen la atmósfera absorben radiación, esta se
comporta como un filtro selectivo a distintas longitudes de onda. La radiación no absorbida
se transmite a la superficie terrestre (esta radiación se verá afectada por procesos de disper-
sión, como ya se ha explicado previamente). Los gases responsables de dicha absorción son,
fundamentalmente, los siguientes:

Oxı́geno (O2 ): filtra la radiación ultravioleta por debajo de 0, 1µm, ası́ como en pequen̄os
sectores situados en el infrarrojo térmico.

Ozono (O3 ): elimina la radiación ultravioleta, inferior a 0, 4µm, y presenta una impor-
tante absorción en las cercanı́as de 9,6µm.

Vapor de agua (H2 O): presenta una fuerte absorción en torno a 6µm.

Dióxido de carbono (CO2 ): absorbe radiación alrededor de 15µm, en el infrarrojo térmi-


co, con importantes efectos en el intervalo [2, 5; 4, 5] µm, del infrarrojo medio.

De este modo, aparece una serie de regiones en el espectro en las que la radiación es ab-
sorbida por uno o varios de los gases; estas se denominan bandas de absorción ; en ellas la
transmitancia espectral decrece notablemente, pudiendo llegar al mı́nimo en alguna ocasión
(τλ → 0). Esto deja, por otro lado, regiones en las que no se produce absorción: estas se co-
nocen con el nombre de ventanas atmosféricas, y tienen asociada una transmitancia espectral
cuyos valores en las longitudes de onda en que se encuentran se acercan al máximo (τλ → 1).
Las principales ventanas atmosféricas son las siguientes:
14CAPÍTULO 2. PROPAGACIÓN DE ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS EN EL VACÍO

En el visible e infrarrojo cercano: [0, 3; 1, 35], [1, 5; 1, 8] y [2; 2, 4] µm.

En el infrarrojo medio: [2, 9; 4, 2] y [4, 5; 5, 5] µm.

En el infrarrojo térmico: [8, 14] µm.

Es importante percatarse de que en la zona espectral de la luz visible en la atmósfera se


comporta de forma prácticamente transparente, con lo cual en la segunda parte del trabajo
nos ocuparemos de estudiar más detalladamente la zona infrarroja del espectro, donde, como
acabamos de ver, se sitúa el mayor número de bandas de absorción.
Hasta ahora se desarrolló transmitancias espectrales, pero se puede definir también la trans-
mitancia de una sustancia i, de la siguiente forma:
Z
τi = τλi dλ (2.27)
λ

Además, debido a que las contribuciones de varias especies de gases y partı́culas a la ate-
nuación radiativa son aditivas, por estar relacionadas con el exponente de la ley de Beer,
se deduce que la transmitancia total atmosférica puede ser calculada como producto de las
transmitancias parciales de los distintos elementos que conforman o están presentes en la
atmósfera, ya que contribuyen de forma multiplicativa a la transmisión de la radiación:

τ = τH2 O τCO2 τO3 τr ... (2.28)

donde, respectivamente, tenemos la transmitancia del vapor de agua, la del dióxido de car-
bono, la del ozono, la asociada a las dispersiones atmosféricas, etc.

2.9.3. Dispersión atmosférica

Cuando una onda electromagnética alcanza una partı́cula parte de la energı́a incidente es
dispersada en todas las direcciones, siendo dicha energı́a dispersada la radiación difusa.

Figura 2.9: Atenuación de un haz de radiación monocromática por una capa infinitesimal de
la atmósfera(Sastre, 2016).
2.10. DEPENDENCIA ESPECTRAL DE LA DISPERSIÓN 15

2.10. Dependencia espectral de la dispersión


2.10.1. Dispersión de Rayleigh

La dispersión por moléculas de aire descrita por la teorı́a de Rayleigh está basada en la
aproximación de que las partı́culas son esféricas, que tienen menos de 0,2λ de diámetro y que
cada partı́cula dispersa de forma independiente respecto de las demás.
La esencia de la teorı́a es que el espesor óptico normal, δrλ , varı́a aproximadamente con λ−4 .
Aunque los espesores ópticos pueden calcularse de forma exacta, es también práctico expre-
sarlos en una sencilla fórmula, que se basa en la aplicación de un modelo de tipo monocapa
a la atmósfera, esto es, considerándola homogénea, sin estar estratificada en diversas capas,
con las mismas propiedades que la atmósfera real sin cobertura nubosa. Leckner a propuso
la siguiente fórmula aproximada para el espesor óptico del aire seco en condiciones estándar:

δrλ = aλ−4 (2.29)

donde a = 0, 008735 y b = 4, 08. Debido a la dependencia del anterior coeficiente con λ−4 ,
la transmitancia espectral de las moléculas de aire aumenta rápidamente con la longitud de
onda y disminuye al crecer la masa óptica de aire, lo cual puede deducirse fácilmente de la
expresión (1.26):

τrλ = e−ma δrλ = exp(−aλ−b ma ). (2.30)

Es importante recalcar que, si bien estas ecuaciones están pensadas para ser aplicadas al aire
seco, la presencia de humedad no las harı́a cambiar sustancialmente, ya que, a pesar de que
haya una gran cantidad de vapor de agua, esto no implicarı́a necesariamente la existencia de
una gran densidad de moléculas de agua en el aire.

2.10.2. Dispersión de Mie

A mediados del s. XX, cuando Moon presentó los coeficientes de atenuación para las
partı́culas en suspensión, se asumió que la atenuación era causada solamente por los efectos
de la dispersión. Sin embargo, hoy en dı́a se sabe que las partı́culas en suspensión absorben
la radiación electromagnética tan bien como la dispersan
Las investigaciones espectrales dan buenas razones para suponer que, en general, la atenuación
por aerosoles debida a la dispersión, a la absorción o a una combinación de ambas es una
función continua de la longitud de onda (sin bandas o lı́neas selectivas).
Los efectos de la atenuación de la dispersión y absorción por partı́culas en suspensión son en
general difı́ciles de estudiar por separado, ası́ que Angstrom sugirió una simple fórmula para
estudiarlos en conjunto, la cual es conocida como fórmula de turbidez de Angstrom

δaλ = βλ−α (2.31)


16CAPÍTULO 2. PROPAGACIÓN DE ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS EN EL VACÍO

En esta expresión, β se denomina coeficiente de turbidez de Angstrom. Se dice de turbidez


o turbiedad porque la dispersión de la radiación solar por partı́culas en suspensión distintas
de moléculas de aire seco se conoce como turbidez de la atmósfera (en sentido óptico); δmλ
incluye la atenuación causada por partı́culas de polvo tanto de aire seco como húmedo, es
decir, todos los aerosoles.
En la anterior ecuación, el ı́ndice β tiene valores comprendidos entre 0 y 0, 5 y representa
la cantidad de aerosoles presentes en la atmósfera en dirección vertical. El exponente de la
longitud de onda, α, está relacionado con la distribución de taman̄os de las partı́culas, y
varı́a entre 4 y 0. Grandes valores de α indican una proporción relativamente grande entre
las partı́culas pequen̄as y las grandes; es decir, para partı́culas minúsculas, del orden de las
moléculas de aire,α se aproxima a 4, y para partı́culas muy grandes su valor se acerca a 0.
α tiene generalmente un valor comprendido entre 0, 5 y 2, 5: el valor de 1, 3 se emplea con
frecuencia, puesto que es el sugerido originalmente por Angstrom. Un buen valor medio para
la mayorı́a de las atmósferas naturales es α = 1, 3 ± 0, 5.
Por consiguiente, respecto al grado de limpieza atmosférica, tenemos que un alto valor de β
y un bajo valor de α representan cielos turbios. Como muchas otras variables climáticas, β y
α pueden variar a lo largo de un solo dı́a, simplemente por cambios en la temperatura, que
causan la evaporación o condensación de la humedad en la atmósfera. Hay variaciones que
disminuyen el valor de estos parámetros y otras que lo incrementan.
Usando la fórmula de turbidez de Angstrom, podemos escribir la transmitancia de los aero-
soles de forma análoga a la ecuación (1.30):

τaλ = e−ma δaλ = exp(−βλ−α ma ). (2.32)


2.11. CONCLUSIONES 17

2.11. Conclusiones

Los resultados de tratamiento matemático realizado en la presente monografı́a muestran


los siguientes:

La dispersión de ondas electromagnéticas depende de la longitud de onda de la radiación


incidente y del taman̄o de las partı́culas que dispersan la onda.

Las moléculas como el O2 , O3 , H2 O y CO2 son los responsables de la obsorsición de la


radiación en la atmósfera.
18CAPÍTULO 2. PROPAGACIÓN DE ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS EN EL VACÍO
Bibliografı́a

[1] Griffiths, D. (1999). Introduction to electrodynamics. New Jersey: Prentice-hall.

[2] Reitz, J; Milford, F; Chrity, R. (1996). Fundamentos de la teorı́a electromagnética. Dela-


were: Addison-Wesley Iberoamerica.

[3] Serway, R; Jewett, J. (2005). Fı́sica para ciencias e ingenierı́a. México: Thomson.

[4] Popovic, Z; Popovic B. (2001). Introdución al electromagnetismo. México: Grupo Pátria


Cultural.

[5] Satre, B. (2016). Transferencia radiativa atmosférica . Tesis: Universidad de Valladolid.

19