You are on page 1of 3

ANÁLISIS JURÍDICO DE LA PELÍCULA: FILADELFIA

El protagonista de esta historia es Andrew Beckett, un exitoso abogado que


trabajaba en uno de los más prestigiosos estudios de abogados de Filadelfia, el cual
se encontraba en la cima de su carrera y como compensación a sus años de
esfuerzo y compromiso con el estudio; le dieron uno de los casos más importantes
del último tiempo.

Andrew guardaba un secreto que no tardaría en ser descubierto, y es que este era
homosexual y padecía de SIDA una de las enfermedades más terribles descubiertas
en los años 80 y está comúnmente era asociada a la homosexualidad motivo por el
cual y también debido a los síntomas que presentaba era llamada “la peste rosa”,
razón por la que fue despedido por los mismo socios de la conservadora firma de
abogados en la cual el laboraba, sin dar más explicación que un “decreciente
desempeño laboral”. Sin embargo dicho despido se debió al temor que tenían sus
superiores a ser contagiados de SIDA, por esto Andrew siendo víctima de
discriminación por su orientación sexual y de los prejuicios típicos que acarrea su
enfermedad decide demandar a esta prestigiosa firma con la ayuda de Joe Miller
quien era un abogado homofóbico, quien encuentra en Beckett a un amigo, y
durante el procedimiento judicial se da cuenta de que éste no era diferente a los
demás por el hecho de ser homosexual y tener SIDA, Joe logra superar esta fobia
que tenía a los homosexuales .

Andrew Beckett se basa en la Ley de Rehabilit acción Federal y Vocacional de 1773


para respaldar su demanda, ya que dicha ley norteamericana, prohíbe la
discriminación contra personas competentes afectadas por minusvalías, capaces
de llevar a cabo las obligaciones requeridas por su trabajo iniciando una lucha en
busca no sólo del reconocimiento de sus derechos sino también en defensa de su
honor y prestigio profesional.

JOHANA CORONEL LOZANO


ESTUDIANTE DE DERECHO
Esta ley fue aplicada en la sentencia Airlan dictada por el Tribunal Supremo, a pesar
de que el fallo no se refirió al tema específico de la discriminación por el SIDA. El
SIDA está considerado como minusvalía por la ley, no solo por las limitaciones
físicas que impone, sino por el prejuicio que rodea al SIDA impone una muerte social
que procede a la real y física.

Durante el juicio, ambos abogados intentan demostrar que el despido de Andrew


Beckett fue injustificado y motivado únicamente por prejuicios y discriminación no
sólo a la enfermedad, sino también a su homosexualidad. Demostrando gran pericia
profesional, Miller comienza a formar una fuerte defensa en torno a todos quienes
han sido testigos del talento y la entrega profesional de Beckett; quienes no dudan
en declarar a su favor. El caso es seguido por la prensa y cientos de grupos en
defensa y en contra de las minorías sexuales de toda Filadelfia. Por otro lado, la
defensa presentada por el estudio, intenta desprestigiar no sólo la imagen
profesional del abogado, si no también, y utilizando absurdos argumentos
discriminatorios, no dudando en cuestionarlo por su “estilo de vida descuidado y
promiscuo”.

Finalmente, y tras un largo proceso, el jurado falla a favor de Andrew, condenando


al estudio de abogados a pagar un monto total en indemnizaciones cercano a los
US$ 5.000.000 pero lastimosamente Andrew Beckett muere de SIDA ese mismo
día.
El personaje que protagoniza Tom Hanks en esta película, es visto como uno de los
símbolos de lucha y valentía de los años 90; en tiempos completamente
desfavorables para las minorías y en especial para los homosexuales, quienes
hasta entonces, veían como simples espectadores cómo sus derechos eran
fuertemente humillados en una ciudad en donde los prejuicios se encontraban a la
orden del día.

JOHANA CORONEL LOZANO


ESTUDIANTE DE DERECHO
OPINIÓN PERSONAL

Es una película muy interesante sobre todo para nosotros que somos estudiantes
de Derecho ya que existe una perspectiva jurídica acerca de la discriminación hacia
las personas que poseen alguna enfermedad o por sus preferencias sexuales.

Esta película nos enfrenta a una realidad respecto a la justicia que a veces no nos
gusta ver: ya que muchas veces existe parcialidad, los operadores del sistema son
personas, y como tales, tienen prejuicios. El Derecho está influenciado, por una
serie de concepciones, filosóficas, históricas, incluso religiosas, y también políticas,
por lo que no es absolutamente neutro, es por esto que es tan difícil alcanzar la total
imparcialidad. Sin embargo, esa es la meta y la guía que debe primar en el
desarrollo de la justicia, tanto a nivel de legislación como a nivel práctico y quienes
mejor que nosotros que somos la nueva generación para poder poner en práctica la
justicia e imparcialidad a quienes sean víctimas de estos prejuicios absurdos.

Es por esto que es importante que exista normativa que permita resguardar cierto
nivel de imparcialidad (el más alto posible), así como normas de carácter ético, que
permitan enseñar la forma de abordar casos complejos desde el punto de vista
moral, y den directrices para solucionarlos de la mejor forma posible. Porque, al fin
y al cabo, la justicia debe ser para todos, y para todos por igual, sin ninguna clase
de discriminación.

JOHANA CORONEL LOZANO


ESTUDIANTE DE DERECHO