Вы находитесь на странице: 1из 3

Universidad Privada de Tacna

Facultad de Derecho y Ciencias Políticas

Escuela Profesional de Derecho

ENSAYO

Nombre del Docente: Mg. Carlos Alberto Pajuelo Beltrán

Nombre del Alumno: Eland Junior Aquino Chávez

Curso: Defensa Nacional

Tema: La seguridad ciudadana como política de estado

Turno: Noche

Ciclo: III

Tacna – Perú
2018
La seguridad ciudadana como política de estado

Los ciudadanos tienen derecho a sentirse seguros y protegidos en su vida diaria.


Durante la última década, a través del hemisferio se ha visto un creciente
reconocimiento que el crimen, el conflicto y la violencia tiene sobre la democracia
y el desarrollo. Muchos países en las Américas enfrentan importantes desafíos
a su seguridad, principalmente a partir de actividades de criminales.

Los factores más sobresalientes que son generadores de delincuencia y que ha


afectado a la seguridad de los ciudadanos, durante las últimas décadas y que
nos servirán para analizar este tema con más profundidad son: La pobreza, El
desempleo, La falta de oportunidades para una adecuada educación, La
impunidad, La falta de un adecuado sistema penitenciario, La corrupción, La
desintegración familiar, La violencia intrafamiliar, La violación de los derechos
humanos, El desplazamiento forzado.

La seguridad ciudadana no puede reducirse únicamente a buscar soluciones a


problemas de criminalidad. La problemática es muy compleja, hay problemas de
sanidad, de medio ambiente, de urbanismo, de formación; es el resultado de
desigualdades crecientes en el acceso a los recursos; se pone en juego
conflictos de intereses, sobre todo con respecto a la división y al uso del espacio
y de los ritmos de la ciudad. La inseguridad es un riesgo urbano al que hace falta
darle respuestas civiles.

Podría analizarse el problema de la Seguridad Ciudadana, desde el punto de


vista de la falta de claridad respecto a las normas vigentes que regulan la
conducta social, lo que favorece la trasgresión de ellas.

La Seguridad es un derecho colectivo, fundado en la solidaridad y en el interés


común; si el estado es sobrepasado y se percibe debilidad en el aspecto de
resguardo de los intereses de la ciudadanía, estos buscarán la autodefensa y se
concederá licitud a cualquier conducta que parezca garantizar al individuo su
seguridad. En este mismo instante nace una nueva inseguridad, que
denominamos Temor.

A manera de conclusión, opino que los problemas de delincuencia y crímenes


que se generan entre los ciudadanos tienen su raíz en la formación que se les
imparte a cada una de las personas desde su núcleo familiar, entendiendo que
la familia es el eje de la educación, pero a ello agregamos que todos no tenemos
las mismas oportunidades de educación, empleo, salud y otras formas de buscar
un bien común en el que podamos vivir de una manera íntegra. Tenemos
derechos, pero hoy en día se violan esos derechos, hay un gran monopolio de
situaciones en nuestro país, que ha generado un gran desencadenamiento de
diferentes factores en lo político, social y económico. La policía nacional ha
colaborado mucho en los programas que maneja con la comunidad, pero este
no es el papel de un solo ente para buscar la seguridad entre los ciudadanos,
otras instituciones deben trabajar en conjunto con nuestra policía.

Para terminar, la violencia afecta algunos de los más importantes derechos de


las personas, cuya protección constituye un deber del Estado impuesto por la
Constitución y por los tratados internacionales sobre derechos humanos. De ahí
que surja el deber del Estado de desarrollar una política criminal eficaz, dirigida
a la prevención y sanción de la criminalidad.

Debe considerarse, en primer lugar, que el sistema penal sólo es uno de los
instrumentos de que disponen el Estado y la sociedad para enfrentar la
criminalidad. Un instrumento que, además, llega demasiado tarde, por lo que el
énfasis debe estar puesto en el diseño e implementación de políticas públicas de
carácter preventivo, relacionadas con las variadas áreas del quehacer social
(económico, educacional y de capacitación, familiares, urbanas, de recreación,
entre otras) que inciden en el fenómeno de la delincuencia.