Вы находитесь на странице: 1из 12

Se ha dicho muchas veces que nosotros los humanos usamos solamente

alrededor del 10% de nuestro cerebro. Lo que esto realmente quiere decir es
que nuestra mente consciente requiere alrededor del 10% de los recursos
de nuestro cerebro. En otras palabras, pensar, desplazarse, hacer
elecciones, planificar, ver, escuchar,saborear, tocar y oler son todas
actividades conscientes y requieren el 10% del poder de procesamiento de
nuestro cerebro.

Si esto es cierto, ¿qué hace el otro 90% del cerebro? Si la mente consciente
requiere el 10% de nuestro cerebro,podemos referirnos al otro 90% como el
subconsciente.

Esta silenciosa e inconsciente mayor parte del cerebro está constantemente


ocupada almacenando información y manteniendo en funcionamiento los
sistemas del cuerpo de manera eficiente. También es importante
comprender que el subconsciente ejerce una invisible pero profunda
influencia sobre las cosas que hacemos y cómo nos comportamos y
sentimos.

La mayoría de las personas piensan poco en su subconsciente; pero imagina


por un instante tener que asumir las funciones que tu subconsciente
desempeña. Imagina la dificultad de ordenarle a tu sistema digestivo cómo
digerir tu almuerzo, o decirle a tus células cómo
producir enzimas o proteínas. Imagina si tuvieras que preocuparte por
mantener a tu corazón latiendo o mantener el aire entrando y saliendo de
tus pulmones a cada momento de cada día. ¡Y piensas que ahora tienes una
agenda muy ocupada!

Como una computadora, tu subconsciente es capaz de almacenar vastas


cantidades de información. Creo que todo lo que has hecho en tu vida entera ha
sido registrado en tu subconsciente. Cada rostro que has visto en una multitud,
cada aroma, cada voz, cada canción, cada sabor, cada toque y cada
sensación que alguna vez experimentaste ha sido registrado por tu
subconsciente.

Cada virus, bacteria u hongo que alguna vez haya invadido tu cuerpo, todas
tus heridas, todos tus pensamientos y sentimientos y la historia completa de
cada célula de tu cuerpo, todo ha sido archivado.

Tu subconsciente también está al tanto de exactamente lo que necesita tu


cuerpo para estar bien. ¿Pero cómo puedes acceder a esta información?

De hecho, esto ha sido así a lo largo de toda tu vida, sin que ni siquiera
estuvieras al tanto de ello. Si te permites apaciguar tu mente consciente y
sintonizas con tu cuerpo, aprenderás que tu subconsciente es bastante
capaz de comunicarse contigo.

¿Estás preparado para dejar que tu subconsciente hable contigo?

En el universo todo está hecho de energía, aunque esta energía se


manifieste de forma física o permanezca invisible. Es la particular
disposición de estas energías y sus frecuencias específicas de vibración las
que determinan como ellas van a manifestarse en nosotros.
En el nivel más básico, todo lo que existe está hecho de la misma cosa:
energía. No sólo tú estás hecho de energía, sino que otras formas de
energía están atravesando tu cuerpo en este preciso momento. La energía
que no podemos ver está alrededor nuestro en forma de ondas de radio,
rayos X, infrarrojo, ondas de pensamiento y emociones.

Recuerda que solíamos pensar que el cuerpo y la mente estaban separados


y eran distintos, pero su línea divisoria se ha borroneado a tal punto que no
sabemos dónde empieza la influencia de una y dónde termina la otra

El universo de la dualidad busca siempre el equilibrio y


tiende a la armonización de todas sus partes

Los acontecimientos negativos o trágicos son en realidad


hechos para mostrarnos una desarmonía interna la cual
hemos de sanar

Estamos atrayendo constantemente por correspondencia


vibraciones acordes con nuestro estado interno. Nuestro
desbarajute emocional emite señales al universo atrayendo,
por resonancia situaciones afines a el.

Lo único a hacer para recuperar el poder perdido es


reconectarse a la divinidad en nosotros para que ella tome
el mando.

Podemos preguntarnos

Que hay desarmonizado en mi que me lleva a generar una


realidad así?

La verdadera creación nuestra es en lo espiritual

Nuestro trabajo:
Crear nuestro hombre estelar
Convertir nuestro hombre de plomo en un hombre de oro
Unico camino para lograrlo es a través del principio de
generación
Es completándonos, integrando nuestras polaridades.

Todo es energía y la energía no se pierde solo se transforma


o cambia de estado vibratorio hasta materializarse
Todo es mente y todo se origina en nuestra mente, pero la
mente como principio es un principio masculino y debemos
llevarlo a su opuesto femenino.
Debemos hacer consciente lo inconsciente y llevar al
inconsciente lo consciente.
Pero como hacemos eso?

Finalmente esperamos
1) Hacer conciencia de que este principio opera
2) Conocer como opera
3) Observar nuestra vida, nuestra realidad, observar
todo lo que has creado.
4) Comenzar a trabajar, hacer cambios y comenzar a
generar tu propia realidad.
YIN Y YAN CREATIVIDAD Y RESPONSABILIDAD.

El principio de generación se refiere a la creatividad.

Para crear algo nuevo, es necesario la conjugación de dos


energías: la masculina y la femenina; si esta conjugación no
se da, entonces no se da la manifestación.

Este principio esta muy relacionado con los principios de


mentalismo y de polaridad.

De mentalismo porque ambos principios se encuentran en


el origen de todo lo creado.

El sexo es solo una de sus manifestaciones. Mas alla de


nuestro sexo todos somos portadores de energías
masculinas y femeninas y tenemos que lograr la perfecta
conjugación de estas para alcanzar a manifestar la
abundancia en todos los aspectos de nuestra vida.
Mas adelante hablaremos sobre lo que es la abundancia.

Sin importar nuestro sexo, cada uno tiene que desarrollar


tanto su parte masculina como femenina para sentirse
equilibrado.

El hombre que se polariza en el extremo de la energía


masculina, tarde o temprano sufrirá por la falta de su lado
receptivo, intuitivo o imaginativo. Asi la mujer muy
dependiente o sumisa, polarizada en la energía femenina,
también sufrirá por la falta de iniciativa y confianza en si
misma.

Para que exista la electricidad tiene que haber dos polos: el


positivo y el negativo. Solamente la combinación de ambos
produce la electricidad.

El símbolo del Yin-Yan representa la perfecta armonía entre


las energías masculina y femenina.

La parte negra representa la energía Yin o femenina


La parte blanca es la energía Yan o masculina
Observamos que exactamente donde termina la energía
femenina comienza la masculina y viceversa. Ademas
observamos que dentro de la parte negra existe un circulo
blanco; esto significa que en el corazón de la energía
femenina existe la energía masculina y también ocurre lo
mismo con la parte blanca. Porque cada una de ellas
necesita de la otra para complementarse y lograr el
equilibrio perfecto.

Hormonas hombre mujer presentes en diferentes


proporciones.

Yin Yan
Femenina Masculina
Receptiva dinámica
Creativa agresiva
Pasiva activa
Es conveniente tener este símbolo a la vista para que nos
recuerde en todo momento el equilibrio que debemos
encontrar.

Cuando hablamos del principio de vibración , hablamos


sobre la ley de atracccion y veíamos que esta ley atrae todo
lo que similar, lo que resuena en ella.

Para aplicar este principio y manifestar ley de la abundancia


lo que necesitamos es complementar, las energías
masculina y femenina son complementarias y ninguna
puede crear sin la participación de la otra. Por eso cuando
se trata de establecer relaciones atraemos a nuestras vidas,
generalmente, a la persona con la polaridad que nos falta,
opera por asi decirlo una atracción pero de lo opuesto.

Asi una persona muy timida, tranquila, pasiva, tiende a


buscar amigos mas extrovertidos, dinámicos, agresivos. Y
por el contrario la persona mas peleadora siempre busca
rodearse de gente mas pacifica o sumisa. Cada uno atrae
la energía que le esta faltando porque uno de nuestro
objetivos en esta existencia es aprender a armonizar los
opuestos y el sentido de atraer a personas o situciones con
la polaridad que nos falta es el de ayudarnos a encontrar la
armonización o punto de equilibrio. En principio esta
atracción de los opuestos puede generar cierta
dependencia entre ambos, pero con el tiempo cada uno
brindara su energía al otro para ayudarlo a encontrar su
punto medio.

Un ejemplo de esto son los tipos de pareja totalmente


caóticas, donde la relación se desenvuelve en torno a la
violencia. Para que haya un agresor debe haber alguien
dispuesto a representar el papel de victima. Este es un
vinculo sumamente difícil de disolver, Solo se resuelve
cuando la victima encuentre dentro de si el equilibrio, y
comience a amarse, a respetarse y el agresor debiera
aprender a controlar sus impulsos y sus actos. Si ambos
hacen el cambio, entonces logran integrarse y formar
realmente la pareja. Normalmente solo uno de ellos
aprende lo que le corresponde y cuando eso sucede se
acaba el juego y la relación termina.

Siempre que lo masculino y lo femenino estén en conflicto, la desintegración de


ambos es inevitable. Donde lo femenino consigue victimizarse más y más y
consigue perderse en la abnegación, la energía masculina se pierde a sí misma en
la violencia despiadada y en la clase de agresión que ustedes conocen a partir de
muchas guerras en su pasado.

Lo masculino y lo femenino dependen uno del otro. Cuando ellos luchan entre sí, las
consecuencias son catastróficas. Pero los tiempos están cambiando. Desde los
siglos XIX y XX la energía femenina está recuperando su fuerza y elevándose sobre
el rol de víctima. Esta resurrección viene desde el interior profundo de la energía
femenina. Finalmente ella ha alcanzado el límite exterior de su abnegación. En este
punto, ella se ha mirado a sí misma a la cara y ha declarado: hasta aquí ha llegado.

Dicho sea de paso: esto es lo que siempre sucede en la dinámica entre la víctima y
el victimario. El cambio comienza cuando la víctima se rehúsa a seguir aceptándolo.
El victimario bien podría colgarse de su rol por un largo rato, porque él no tiene
ninguna razón para parar. La revolución comienza cuando la víctima se rehúsa a
seguir aceptando y finalmente recupera su poder. En todas las situaciones de
represión, por ejemplo una mujer en su familia o en la sociedad, el momento real
del cambio ocurre cuando la mujer –o la energía femenina dentro de una persona-
decide por ella misma: yo ya no voy a aceptar esto por más tiempo. Aquí es cuando
el cambio realmente comienza a ocurrir. Las medidas externas son inútiles hasta
que este momento se presenta por sí mismo.

Porque cuando finalmente una persona encuentra su punto


de equilibrio, en cualquier aspecto de su vida, comienza a
sentir la Unidad con el Universo y verdadera Paz interior.

En el proceso de la creación, debemos aprender a conjugar


estas energías para obtener el resultado que buscamos.
Debemos encontrar el equilibrio energético necesario para
producir la manifestación.

Cuando notes que alguno de tus deseos no se manifiesta, lo


primero que deberas preguntare es Que energía te esta
haciendo falta integrar? Quizas te esta haciendo falta
emprender una acción dirigida (energía masculina), o
quizás no estas listo para aceptar lo bueno que se te
presenta (energía femenina)
En el proceso de crear nuestra realidad entran en juego
diversas energías femeninas y masculina.
Yin Yan
Creatividad Responsabilidad

El equilibrio de estas dos partes es vital para el logro de


cualquier empresa.
Por lo general, en la mayoría de la gente el porcentaje de la
parte responsable es muy superior a la parte creativa. Los
casos mas extremos pueden llegar al
95% de responsabilidad
5% de creatividad

La parte creativa es la que nos da nuevas ideas y


soluciones a los problemas cotidianos. Por lo tanto cuanto
mal alto sea el nivel de responsabilidad, menor será el
grado de libertad y viceversa.

Lo ideal es lograr el equilibrio entre estas dos energías


igualmente importantes.

El polo de la creatividad se aumenta gracias a las


actividades recreativas y de diversión. Para eso, es
importante darse tiempo a fin de desarrollar algún
pastiempo, juego, deporte o alguna actividad artística. La
concentración en alguna de estas actividades permite a la
mente abrirse a un mundeo de infinitas posibilidades.

Mantenerse en la rutina solo genera mas rutina.

La energía creativa esta directamente relacionada con el


estado de nuestro “Niño Interior”

CONCLUSIONES

Primero haber entendido como crea el universo y como


creamos nosotros,

Segundo asumir a partir de la comprensión de este principio


que somos totalmente responsables por las circunstancias y
situaciones que tenemos en nuestra vida
Tercero que debemos ir trabajando armonizando dentro
nuestro todos nuestras energías masculinas y femeninas,
identificando que operan en cada uno de los vehículos de
manifestación, en el físico, en nuestro vehiculo energético,
en nuestro vehículos mental y en el emocional.

Descubir el poder de nuestras emociones y el poder de


nuestra mente inconsciente.
La mente inconsciente es el genio y nosotros somos Aladino
y nuestro cuerpo es la lámpara. Yo debo decirle a mi mente
lo que quiero, yo debo ponerme de acuerdo con ella.

Testimonio de como se forman las creencias.


Hypatia

El Universo, en constante cambio, fluctúa entre ciclos de transformación y creación. A nivel


físico, por ejemplo, la fuerza de atracción hace girar los electrones (negativo), alrededor
del protón (positivo). En los animales y en los seres humanos este ritual de la vida se
repite: los espermatozoides son atraídos por el óvulo y cuando uno de ellos logra
penetrarlo, sucede la concepción. Los problemas de la vida, por ejemplo, constituyen el
polo negativo, fuerza que al ser fecundada por una energía positiva y generadora, permite
lograr lo que se desea.

El progreso espiritual también puede verse desde esta perspectiva: así se crea la
conciencia, a partir del choque entre la inercia y el poder de la voluntad, dirigida por una
mente despierta. Si no poseo voluntad, si mi consciencia está dormida no podré aspirar a
modificar mi vida en este plano material. Esta ley, nos muestra cómo los principios
masculino y femenino están siempre en acción en la Naturaleza. En cada uno de los
planos, la energía femenina busca su unión con lo masculino, absorbe de éste lo activo y
produce una fuerza nueva. Lo masculino es lo generador y lo femenino lo concebidor.
En síntesis, estos principios herméticos nos ofrecen la “llave” para abrir las puertas
internas, que nos conducirán al Templo Interior. Aquel en el que se halla la Verdad. “Los
Principios de la Verdad son siete: el que comprenda esto perfectamente, posee la clave
mágica ante la cual todas las puertas del Templo se abrirán de par en par.”: El Kybalión.

El séptimo y último principio revelado por Hermes Trismegisto fue el de Generación, que a
la postre dice: “La generación existe por doquier; todo tiene sus principios masculino y
femenino; la generación se manifiesta en todos los planos”. Es una gran verdad, porque
nada de lo que existe en el universo sería posible sin este principio. Dios es Padre y es
Madre, posee los dos polaridades y esas mismas polaridades se manifiestan en todo lo
que existe. Sin esa combinación no existiría el universo.
Ninguna creación física, mental o espiritual evade este principio porque es la energía
creadora que se manifiesta en esas dos polaridades: masculino y femenino. Dios como
creador es a la vez padre y madre, pese a que las distintas filosofías y religiones lo ubican
como un ser masculino; es uno y lo otro al mismo tiempo. Inclusive nosotros como
hombres o mujeres poseemos esos dos rasgos, pese a que físicamente tengamos un
cuerpo de hombre o de varón.
Físicamente, por ejemplo, sabemos que en los orificios nasales confluyen esas dos
energías positiva o negativa o masculina-femenina. Desde los órganos creativos suben
dos canales a través de la columna vertical; uno se denomina ida y otro pingala. El primero
confluye en el orificio izquierdo y es lunar o femenino, refrescante, pasivo; el otro, pingala
termina en el orificio derecho y es solar, cálido y proyectivo. Naturalmente, de acuerdo a la
ciencia yóguica, respiramos dos horas por un orificio y luego otras dos horas por el otro.
Esto influye en nuestro estado de ánimo, estado que se puede cambiar a voluntad. Si
deseo mantenerme despierto, activo con alta energía puedo inhalar sólo por el derecho,
por pingala y exhalar por el izquierdo. Por el contrario, si lo que deseo es calmarme,
refrescar o sosegar mi mente inhalo por el orificio izquierdo y exhalo por el derecho,
siempre bloqueando, en ambos casos un orificio, con el dedo pulgar si inhalo por el
izquierdo o el índice si inhalo por el derecho. Inclusive se puede eliminar dolor de cabeza o
insomnio sí uso la inhalación por ida. Esto sólo para dar un ejemplo de como este principio
de generación puede ser usado para modificar un estado de ánimo.

ABUNDANCIA

Necesitamos acercarnos de una manera más espiritual a la creación de la riqueza,


siempre se ha percibido como un proceso que requiere mucho esfuerzo, y éxito y a la
riqueza, que no es otra cosa que el flujo abundante de todas las cosas buenas hacia
nosotros.
Conociendo y practicando las leyes espirituales, entraremos en armonía con la
naturaleza para crear con espontaneidad, alegría y amor.

El éxito tiene muchos aspectos, y la riqueza material es solamente uno de sus


componentes. Además, el éxito es una travesía, no un destino en sí. Sucede que la
abundancia material, en todas sus manifestaciones, es una de las cosas que nos
permite disfrutar más la travesía.

Pero el éxito también se compone de salud, energía, entusiasmo por la vida,


realización en las relaciones con los demás, libertad creativa, estabilidad emocional y
psicológica, sensación de bienestar y paz. Pero ni siquiera experimentando todas
estas cosas podremos realizarnos, a menos que cultivemos la semilla de la divinidad
que llevamos adentro.

Abundancia
Al que tiene mucho se le dara y al que no tiene hasta lo que
tiene se le quitara.

Tu eres el reflejo de lo que piensas diariamente.


Todo el universo es un reflejo de tu mundo interior.

Si piensas en dinero, entonces la relación que tienes con el


dinero es la relación que tienes contigo mismo. Es una
relación que esta programada por todas tus creencias,
creencias que residen en tu subconciente
El inconsciente no juzga
El cuerpo es una manifestación. Tu enfermas a tu cuerpo,
tu lo curas.

El dinero es una energía y la energía va donde se le llama.

La fuente de todo es nuestro pensamiento.

Salud, relaciones estables, En el universo de Dios solo


existe la abundancia, tanto para las cosas vanas como para
las cosas santas.

Creamos como Dios crea, porque la astilla tiene las mismas


propiedades del palo.
Si quieres tenerlo todo, tienes que darlo todo.
El universo devuelve con creces aquello en lo que tu
abundas.
Mientras mas te expandes mas creces.
Si quieres
Hay que renunciar a esperar recibir.
El ego da para obtener. Cuando pido le marco al universo
que tengo una necesidad.
Si tengo una necesidad el universo devuelve necesidad.
Cada uno debe compartir aquello en lo que abunda.
Si quieres libertad debes empezar por darla.
Si das para obtener hay una necesidad oculta, si tengo
necesidad el universo me va a dar mas necesidad.
Se trata de que comparto y para que los estoy
compartiendo.
La sorpresa, la inocencia es un estado de los niños,
El cielo es un estado de conciencia y dijo Jesus que solo
debíamos bajar el cielo a la tierra.
La vida es un regalo del universo y la vida esta para vivirla,
pero la vida que debemos vivir es la nuestra. Nunca la vida
de los demás.
Las necesidades que veo en los demás son mis propias
necesidades.
Hacer que nuestras vidas sean un espejo maravilloso para
los demás.
Hacer que nuestra vida sea gozosa
Nos enfermamos y sufrimos porque los demás no hacen lo
que a mi me gustaría que hicieran, eso se llama egoísmo,
entonces decimos que nos sacrificamos, y cuando nos
sacrificamos por otros nos empobrecemos.

Cuando los demás comparten nuestros miedos y nuestras


inseguridades sxe empobrecen y nosotros nos convertimos
en terroristas.

La danza de lo masculino y de lo femenino lleva hacia delante el espectáculo


fluctuante de la realidad creada, de su creación. Éste es un espectáculo de gran
belleza, en el cual las energías masculina y femenina se adoran mutuamente, y
celebran su cooperación y juguetona unión. Y así es como debería ser. Las energías
masculina y femenina deben estar juntas, son dos aspectos del Uno y juntas
celebran la alegre manifestación que la Creación se supone que debe ser.

Ha sido dicho que en la comprensión final de quienes ustedes son, la única verdad
que importa es: YO SOY. Y en este mantra místico, precisamente aquellos dos
aspectos se funden. En el YO está la energía masculina, en el SOY la energía
femenina. El YO es constrictor, diferenciador, da foco, da dirección, individualiza:
Yo, no el otro, Yo. Y luego el SOY. El SOY es oceánico, todo envolvente; refleja el
océano del Hogar, la energía femenina, la inagotable fuente que no comprende
límites, ni diferenciación. El aspecto fluido y de unión es el núcleo de la energía
femenina. En el YO SOY, lo masculino y lo femenino se juntan y felizmente unen
sus energías.

Siempre que lo masculino y lo femenino estén en conflicto, la desintegración de


ambos es inevitable. Donde lo femenino consigue victimizarse más y más y
consigue perderse en la abnegación, la energía masculina se pierde a sí misma en
la violencia despiadada y en la clase de agresión que ustedes conocen a partir de
muchas guerras en su pasado.

Lo masculino y lo femenino dependen uno del otro. Cuando ellos luchan entre sí, las
consecuencias son catastróficas. Pero los tiempos están cambiando. Desde los
siglos XIX y XX la energía femenina está recuperando su fuerza y elevándose sobre
el rol de víctima. Esta resurrección viene desde el interior profundo de la energía
femenina. Finalmente ella ha alcanzado el límite exterior de su abnegación. En este
punto, ella se ha mirado a sí misma a la cara y ha declarado: hasta aquí ha llegado.

Dicho sea de paso: esto es lo que siempre sucede en la dinámica entre la víctima y
el victimario. El cambio comienza cuando la víctima se rehúsa a seguir aceptándolo.
El victimario bien podría colgarse de su rol por un largo rato, porque él no tiene
ninguna razón para parar. La revolución comienza cuando la víctima se rehúsa a
seguir aceptando y finalmente recupera su poder. En todas las situaciones de
represión, por ejemplo una mujer en su familia o en la sociedad, el momento real
del cambio ocurre cuando la mujer –o la energía femenina dentro de una persona-
decide por ella misma: yo ya no voy a aceptar esto por más tiempo. Aquí es cuando
el cambio realmente comienza a ocurrir. Las medidas externas son inútiles hasta
que este momento se presenta por sí mismo.