Вы находитесь на странице: 1из 5

La fase inicial del proceso de caracterización de yacimientos, consiste en la generación de

un modelo estático el cual representa las condiciones del subsuelo en el área analizada y
se construye a partir de la integración de la geología regional y local, interpretación de
datos Geofísicos principalmente información de programas sísmicos 2D y/o 3D, registros
de pozo, petrofísica, análisis de laboratorio, muestras y núcleos entre otros los cuales de
acuerdo a la calidad permiten reducir las incertidumbres asociadas a las propiedades del
yacimiento.
El modelo estático obtenido, se usa como dato de entrada para la construcción del
modelo dinámico donde se tiene en cuenta la información de fluidos y datos de
producción.

Modelo estático. Consiste en generar un modelo del yacimiento basado en la integración


de la información geológica, siś mica, estratigráfica, sedimentológica, petrofiś ica y de
ingenieria ́ con el fin de calcular las reservas y
La selección del mallado puede ser de tipo ortogonal Corner Point, el cual se encuentra
compuesto de bloques que se definen por sus ocho puntos de esquina, empleando
coordenadas (x, y, z) para su ubicación en el yacimiento. Otro tipo de malla es la
denominada Block Center, la cual requiere para cada celda un tope y tamano ̃ en dirección
x, y, z, los parámetros son calculados en el centro del bloque.
Una vez se ha creado el grid o malla de simulación, es necesario poblar cada celda con
propiedades petrofiś icas como permeabilidad y porosidad, adicionalmente se deben
integrar los datos PVT de los fluidos y parámetros como presiones capilares, saturaciones
y permeabilidades relativas; en esta etapa se tiene en cuenta información de registros
eléctricos, pruebas de laboratorio y análisis de núcleos.
La incorporación de datos de pozo e historia de producción es el siguiente paso para
completar el modelo estático, será necesario incluir información de los eventos de cada
pozo, su localización, la profundidad de los intervalos perforados en cada formación, y el
in
́ dice de productividad.

La clave para obtener un modelo realista del yacimiento es integrar la información


geológica con las propiedades petrofiś icas como son la porosidad, la permeabilidad y la
saturación.

MODELO ROCA – FLUIDO


Debido a que los yacimientos están integrados por la roca y los fluidos contenidos en ella,
es necesario caracterizar la interacción entre los mismos; esto se debe realizar mediante
correlaciones ya que no se cuenta con muestras de núcleos que permitan determinar
parámetros como saturación y permeabilidades.

La geología es la ciencia que se encarga del estudio de la tierra a niveles de subsuelo, mientras que la
ingeniería de petróleos se ocupa de aquellas operaciones que involucran el recurso mineral proveniente
de este mismo subsuelo, el petróleo. Y es allí mismo donde convergen estas dos disciplinas; la geología
brinda información acerca del tipo de rocas, sus características principales tales como porosidad y
permeabilidad, y la estratigrafía de estas mismas.

Es un método Geofísico que permite determinar en profundidad la forma y disposición de


las diferentes unidades litológicas o capas de la tierra, mediante la detección de ondas
acústicas, producidas por una fuente artificial (martillo, vibro, sismigel, etc.), propagadas a
través del subsuelo según la elasticidad de las capas, que se detectan en la superficie tras
reflejarse o refractarse usando sensores (geófonos). La finalidad de los programas de
exploración sísmica, es la de localizar las rocas porosas que almacenan los Hidrocarburos
(Petróleo y Gas).

Los programas de Exploración Sísmica pueden ser 2D, 3D, 4D o Satelital.


• Flujo estacionario
A saber, muchos yacimientos producen bajo régimen estacionario. Este tipo de flujo
ocurre cuando un yacimiento está produciendo con un fuerte empuje de agua, de tal
forma que cada barril de aceite producido es reemplazado por un barril de agua en el
yacimiento. Para que la situación de flujo estacionario este presente, es condición
necesaria que el gasto másico a lo largo del yacimiento sea igual al gasto másico que
sale del yacimiento.

El área de la sección transversal se representa con el subíndice r, para indicar que es


una función de radio de drene. De esta forma, el gradiente de presión es también una
función del radio y de forma similar se representa con un subíndice r. Para un radio r
y un gasto q en particular, la pendiente de la gráfica de presión contra el radio
permanece constante todo el tiempo. En consecuencia, durante el tiempo en que
permanece constante el gasto, la distribución de presión también permanece
constante.

Esta idea puede ser extendida para aplicarse a fluidos compresibles, por ejemplo, un
gas, si el gasto se establece en unidades convenientes, por ejemplo pies cúbicos
estándar. De este modo, el historial de presión y gasto del pozo pueden ser
empleados para determinar si un pozo se encuentra en régimen estacionario. Si el
gasto es constante y la presión de fondo permanece constante, no hay duda que el
área de drene de este pozo se encuentra en régimen de flujo estacionario.

Para que tal situación ocurra, el flujo a través del radio de drene, , deberá ser igual a
el flujo a través del radio del pozo, , y el mismo fluido deberá cruzar ambos radios.
Esta condición estrictamente no es conocida en un yacimiento. Sin embargo, un
fuerte empuje por agua, por medio del cual un gasto de agua es igual al gasto de
producción proporciona un historial de presión y gasto casi idéntico al descrito.

Mantener la presión por medio de inyección de agua bajo la estructura almacenadora


de hidrocarburos o por medio de inyección de gas por arriba de la estructura,
también se aproxima a las condiciones de régimen estacionario. En general, el flujo
estacionario ocurre cuando no existe cambio en la densidad del fluido en cualquier
posición del yacimiento como función del tiempo. Prácticamente, esto significa que
no existirá cambio en la presión en cualquier posición del yacimiento. Es decir, la
variación de la presión con respecto al tiempo será cero

Las ecuaciones de flujo estacionario son además útiles en el análisis de las


condiciones cercanas al pozo. Al igual que en un sistema de flujo transitorio, el
gasto cerca del pozo es aproximadamente constante de tal forma que las condiciones
alrededor del pozo son casi constantes. Así, las ecuaciones de flujo estacionario
pueden ser aplicadas a esta porción del yacimiento sin que se presenten errores
significativos. Es decir, las ecuaciones de flujo estacionario pueden ser utilizadas
para representar períodos cortos de tiempo para el flujo alrededor del pozo.

• Flujo transitorio
El flujo transitorio es aquel que ocurre mientras el gasto y/o presión cambian con el
tiempo

variable

La gráfica de presión contra gasto a diferentes tiempos para un yacimiento bajo


condiciones de flujo transitorio.

• Flujo pseudo-estacionario
Después de un período inicial de producción con presión y gasto no constante, es
decir, flujo transitorio, las condiciones de frontera externa (no flujo y p = cte)
comienzan a afectar la producción en el pozo y el flujo se estabiliza. Cuando la
estabilización en el yacimiento se lleva a cabo, la condición de frontera externa de
presión constante da origen al flujo denominado como flujo pseudo-estacionario. La
condición de frontera externa de presión constante representa la frontera en la cual la
presión del yacimiento se mantiene en su valor inicial. La condición de frontera
externa de presión constante es usualmente causada ya sea por la entrada de agua de
un acuífero asociado o por la inyección de agua o gas a través de pozos inyectores, o
bien, la combinación de los tres.
Un modelo de un yacimiento en el que el flujo en estado estacionario y el transporte advectivo son descriptos
en dos o tres dimensiones por un programa de computación. Un modelo de flujo es un componente esencial
de un simulador de yacimiento. Los modelos de flujo se derivan a menudo de las características petrofísicas
de un yacimiento (especialmente las porosidades y las permeabilidades) y luego el modelo se ajusta y se
refina hasta que predice correctamente el comportamiento pasado del yacimiento y puede ajustarse a los
datos históricos de presión y producción.