You are on page 1of 240

www.flacsoandes.edu.

ec

IDA INSTITUTO OTAVALEÑO DE ANTROPOLOGIA


CKNTRO JUI:GIONAL DE INVESTIGACIONK8
I NSTITUTO OTAVALEÑO DE ANTROPOLOGIA
Teléfono: (06) 920321 Fax (06) 920461
Casilla Postal 10-02-1478
OTAVALO -ECUADOR
CE

-REVISTA DEL INSTITUTO OTAVALEÑO DE ANTROPOLOGIA­


CENTRO REGIONAL DE INVESTIGACIONES

Nº 19 Agosto de 1994
©Instituto Otavalcño de Antropología 1993

REVISTA SARANCE

HERNAN JARAMILLO CISNEROS


DIRECTOR

CARLOS ALBERTO COBA ANDRADE


SUBDIRECTOR

COMITE EDITORIAL:

CARLOS ALBERTO COBA ANDRADE


HERNAN JARAMILLO CISNEROS
MARCELO VALDOSPINOS RUBIO

CARATULA E ILUSTRACIONES:

JORGE VILLARRUEL NEGRETE

INSTITUTO OTAVALEÑO DE ANTROPOLOGIA

MARCELO VALDOSPINOS RUBIO


PRESJDE�TE

EDWIN NARVAEZ RH'ADENEIRA


DIRECTOR GE:'\ERAL
'''''"'''''"'''''"'''''''''''llllmllllllllllllllllllllllllllmlm!

Contenido Pág

Presentación ....... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . ......... . . . . . . . . . . . . . . . 15

Apuntes previos ............................................................................. . 17

Ley de división territorial de la República............................................... . 20

Decreto que manda levantarse el censo de población de la República .............. . 27

Decreto estableciendo la contribución personal de indíjenas .......................... . 30

Decreto disponiendo que no se haga alteración en los límites de


las parroquias i cantones .................................................................... . 38

Decreto estableciendo en las parroquias del Estado escuela de


primeras letras para los niños indíjenas y designando sus fondos.................... . 39

Estableciendo medios equitativos para hacer ecsequible la


contribución de indíjenas: aboliendo la ignominiosa i humillante
pena de azotes i autorizando á todo ecuatoriano á que acuse o
denuncie los pelitos que con infraccion de esta lei se cometieren...... . 41

Decreto que corrije varios abusos, que se cometen


contra los indíjenas.......................................................................... . 43

Decreto disponiendo que no se pueda ecsijir de los indíjenas


ningún impuesto que no esté decretado por la lei ...................................... . 46

Decreto estableciendo trece becas en los colegios de la


República a favor de los indíjenas ........................................................ . 48
Let de contribución de indÍJenas 4')

Decreto erijiendo un nuevo canton denominado


Cayambe perteneciente á la provincia de Pichincha 63

Decreto reintegrando a lmbabura sus antiguos límites y


el cantón Cayambe 64

Decreto destinando el producto de la sal de lmbabura


para la instrucción primaria de la misma provincia . 65

Decreto estableciendo escuelas primarias


en los cantones de Imbabura........ 68

Decrctu reglamentando la contribución de indíjenas. 71

Leí sobre división territorial 82

Decreto fundando en la ciudad de Otavalo un colegio


nacional denominado "Sucre" ............... . 88

Desígmndose fondos para el restablecimiento de


la provmeta de lmbabura ................ 90

Decreto gratulatorio a las naciones e individuos que favo­


recieron al Ecuador despucs de la catástrofe de agosto 91

Decreto creando el cantón Bolívar . . 92

Ley sobre división territorial . 92

Decreto asignado fondos para el camino de


Malchinguí a Otavalo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99

Decreto aprobándose la propuesta para construir el


fermcarril de !barra a San Lorenzo.......... . ... lOO

Decreto destinando fondos para el colegio de niñas de Otavalo 101

Decreto dotando de fondos para el camino de :\1o¡anda .... 103

Decrctu e>-onerando a la raz.a mdígcna de la contribución


territorial y trabaJO subsidiario 104

Decreto dando amparo de pobrez.a a la raza indígena. 105

Ley sobre divisiém territorial .... 106

Decreto declarando que la clase indígena está exenta del pago


de toda contribución temtonal . 113

8
Decreto por el que se reglamenta el arrendamiento de criados y
trabajadores asalariados ... . .. 114

Decreto referente á la construcción de ramales de los caminos de


Atuntaqui a San Antonio, y de Otavalo a Cotacachi . . . 117

Decreto mándandose variar la línea del camino de los pueblos del


sur de lmbabura a las parroquias de Salinas, Urcuquí. . . . ...... . . . .......... . . ...... . .. . . 118

Decreto restableciendo las Comandancias de Armas en el


Carchi e lmbabura... . . .. . . ............ .................. .... .............................. 120

Decreto creando y dando fondos para una Escuela de Artes y


Oficios en lmbabura . ........ .. . ......... .. ....... ...... ... . ....... . ....... ... 120

Decreto en que se ordena la refacción del camino de


San Pablo a lbarra ... . . .... . . ...... . . . .... . 122

Decreto que crea una Junta Directiva del agua


potable para Tabacundo ..... . . ........ . . . . . ....... .. . 123

Decreto que declara nulas las elecciones del cantón de Otavalo y


señala los días de nueva elección . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 124

Decreto en que para la conclusión de la obra de agua potable de dicha parro-


quia, grávase con el 2% á todos los predios ubicados en Tabacundo . . . . . . . .. . . ... . .. 125

Decreto que establece la policía de Otavalo ..... 126

Decreto que declara la supresión de la policía de Otavalo..... . 128

Decreto en que elévase á la categoría de Instituto :'\orrnal la


escuela Froebel de Otavalo. . ....... . . . . . . ...... .... . . . . . . . . . . . .... . ... . . . . . 129

Decreto que da el presupuesto para e! Instituto .\'onnal de Otavalo ... 129

Créan una comisaría en la policía nacional de Otavalo . ..... . . .. . 131

Decreto que declara el presupuesto para 1910 y 1911 para el


lmtituto '\orrnal de Varones: "Diez de Agosto" (Otava1o) 132

Decreto que reforrna el presupuesto del Instituto de


Señoritas "Pedro Moncayo" de ]barra . . . . .. . . . . . . . . 133

Decreto que crea escuelas para la raza indígena. ..134

Decreto que aumenta 8 guardas en el ramo de


aguardientes de Irnbabura .. . ...... ... 135

9
Decreto que adjudica a la Municipalidad el Colegio de Niñas de Otavalo... .. 136

Decreto en que créase un colector especial de rentas


atrasadas de Imbabura............ ...... ............ . ....... 137

Decreto en que asígnase JO% comisión a los colectores de


contribuciones atrasadas de lmbabura, Pichincha, Tungurahua,
Chimborazo y Azuay............................................................ . . . . ........ 138

Decreto que ordena la apertura y reparación respectivamente de


los caminos y carreteras de Imbabura....................... . ............ . ... . . . . . ........ 139

Decreto que establece una oficina de Registro Civil de


González Suárez (Otavalo) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 141

Decreto que ordena continúen en sus cargos los colectores de rentas


atrasadas de Tungurahua, Imbabura, Pichincha, Chim borazo y Los Ríos.... 142

Decreto en que encárgase a la Municipalidad y asígnase fondos


para el agua potable en Tabacundo ....................... ............... 143

Decreto que reforma los decretos ejecutivos (1911 y 1914)


sobre caminos vecinales de Otavalo.......................................... . ..... . ..... 144

Decreto que deroga los decretos ejecutivos de 1907 y 1914


referentes a agua potable de Tabacundo.................................... . ........... . . . 145

Decreto asignando sueldos a los comisionados de formar los


catastros de Imbabura, El Oro y Esmeraldas....................................... .. ... 146

Decreto en que se ordena proceder a la reparación de


los caminos vecinales de Otavalo ....................... . 147

Decreto en que asígnase sueldo al colector fiscal de Otavalo. ...149

Reforma el decreto ejecutivo de enero 25 de 1916


sobre agua potable, etc., de Tabacundo... ............... ...... ...................... .. ... 150

Decreto asignando fondos para el agua potable y


canalización de Otavalo................ .................. . 152

Decreto dando fondos para obras públicas a las municipalidades de


Cotacachi y Otavalo ......... .. . ........................... .......... ........ .......... ..... 153

Decreto que reforma decreto legislativo de 1918 que crea


fondos para las municipalidades de Otavalo y Cotacachi.............................. !55

Decreto en que se ordena poner en vigencia el 24 de mayo


de 1921 el servicio militar obligatorio .......................... 156

10
Decreto en que adjudicase terreno fiscal a la :-.1unicipalidad de Otavalo ! 58

Decreto en que se concede a los indígenas la exención


de la contribución territorial ...... ... ... ..... .. .. . ....... ......... ......... ......... ! 59

Decreto dando fondos para instalación de luz eléctrica en Otavalo. ...................161

Decreto en que se insinúa al Ejecutivo que constituya en


Quito una junta protectora de la raza india........................................ 163

Decreto en que se autoriza a los vecinos de la parroquia de Salinas


la producción de sal, en la misma forma en que han mantenido la
industria, siempre que el artículo, lo vendan al estanco del ramo,
al precio de 1O sucres, el quintal de 46 kilos ....... . . ......... ......... ......... ...... 164

Decreto estableciendo oficinas de Registro Civil en San Juan de


Dumán y Eugenio Espejo ............................................................. 167

Decreto declarando la amnistía en favor de los indígenas por los


sucesos de González Suárez............................................................... 169

Decreto aprobando la creación de la parroquia "Andrade Marín" ..................... 170

Convócase licitaciones para el transpone de correos entre Quito y Tulcán......... 171

Decreto deslindando las parroquias de Pimampiro y Monte Olivo..................... 173

Decreto aprobando la creación de la parroquia de San José de Yahuarcocha...... 176

Acuerdo ministerial de 8 de junio de 1947 nombrando una comisión


para delimitar los cantones Pedro Moncayo y Cayambe........ .... .. ................ 177

Acuerdo ministerial de 8 de junio de 1950 conformando una


comisión para delimitar los cantones Otavalo y Quito ................................. 178

Decreto nombrando una comisión para delimitar los cantones


Otavalo y Cotacachi ..................... ......... ....... . . ......... .............. 180

Acuerdo ministerial de 28 de marzo de 1953 nombrando una comisión


de limites para los cantones Cayambe y Quito . . . . ................................. 181

Decreto de 20 de abril de 196 1 erigiendo en parroquia urbana de


]barra la de Caranqui.... . 183

Decreto elevando a parroquia rural el caserío de Pataquí ....................... . 185

Acuerdo ministerial de 24 de marzo de 1964 aprobando la creación de


la parroquia de "6 de Julio de Cuellajc"................. ... .... ...... .. .......... . . 187

11
C�rcular declarando que los indígenas que están en servicio de
postas o de guías, sean eximidos del pago de tributo .............. 190

D.:creto del 20 de marzo de 1832 mandando poner en arriendo las


rentas de la contribución de indígenas en todos los cantones del Estado,
por el año 1832 ...... ...... .. . ......... ......... ......... ......... ......... .. ... .. 191

El Congreso Constitucional del Estado del Ecuador... Que para mejor


civilización de los indígenas... ................... ......................................... 192

El Congreso Constitucional del Estado del Ecuador... Que es muy corto el


tiempo señalado por el Art. 12............ ......... ...... ......... ...... ......... ...... ...... 194

Resolución aclarando varias dudas que presenta la ley de 30 de octubre de


1833 que arregla el modo de verificar la cobranza de la contribución de
indígenas....................................................................................... 196

El Senado y la Cámara de Representantes del Ecuador reunidos


en Congreso... Que es de urgente necesidad reformar el arancel....... ......... 198

Juan José Flores, Presidente de la República del Ecuador, etc. Hacemos


saber a todos Jos ecuatorianos que la Convención Nacional ha decretado;
y hemos sancionado lo siguiente... ... ......... ......... . ....... ......... ......... ...... 201

Juan José Flores, Presidente de la República del Ecuador, etc.


Hacemos saber a todos los ecuatorianos, que la Convención
Nacional ha decretado, y nos hemos sancionado.. 202

República del Ecuador, Ministerio de Estado en el despacho


de lo Interior. .. Al Ilustrísimo señor Obispo de esta diócesis ... .. . 203

República del Ecuador, Ministerio de Estado en el despacho de lo


Interior... Al limo. Señor Obispo de esta diócesis... .................. ....... .. ...... 204

República del Ecuador, Ministerio de Estado en el despacho de lo


Interior. .. Al señor Gobernador de la Provincia de.................................... 204

Auto. Dada cuent a, y sin embargo de no corresponder a la Corte Suprema 205

República del Ecuador, El Ministro de Estado en el Despacho de Jo


Interior. . Al señor Gobernador de la Provincia de. . ... ...... ... ... ...... ..... 205

Secretaría de la Cámara de Representantes . . . Al Señor Ministro de Hacienda ..... 206

Ministerio de- Estado en el Despacho del Interior... Al Señor Gobernador de


la Provincia ... 209

El Senado y Cámara de Representantes del Ecuador, reunidos en


Congreso .. . Para resolver la duda que se ha suscitado . . . . ....... ...... ...... ...... ... 209

12
El Senado y la Cámara de Representantes del Ecuador, reunidos en
Congreso... Que la ley de 11 de abril de 1825.. ............ . . . ............ 210

Vida! Alvarado, Gobernador de la Provincia de Pichincha. Por cuanto


el H. Señor Ministro General de S. E... ..... . ...... . . .... . .... ........ ..... ..... ...... 212

José Javier Valdivieso, Presidente del Consejo de Estado, Encar-


gado del Poder Ejecutivo... Que la ley de 3 de junio .................................... 214

La Asamblea Nacional del Ecuador... Para la manumisión de los esclavos......... 215

Congreso de 1853. Proyecto de arancel de derechos parroquiales................. .... 223

Circular. Al Señor Gobernador de la Provincia de... ......... ................ ........ 225

El Senado y Cámara de Representantes del Ecuador reunidos en


Congreso, Vista la solicitud de Mariano Calisto... ....... ..... ...... ....... 227

Objeciones: Para prevenir los perjuicios que iba a


ocasionar el... ...................................... . 228

Al Exmo. señor Presidente de la H. Cámara de Representantes... .................. 230

El Senado y Cámara de Representantes del Ecuador, reunidos en


Congreso... Que el artículo 50 de la ley sobre contribución de
indígenas... 233

El Senado y la Cámara de Representantes del Ecuador, reunidos en


Congreso... Que la Constitución de la República concede a todos los
ecuatorianos iguales derechos ... ... . 234

El Gobierno del Ecuador... Que la contribución del trabajo sub-


sidiario... 235

República del Ecuador. Ministerio de Estado en el despacho de Ha-


cienda. Circular. Al señor Gobernador de la Provincia de... . .. .... .. ....... ........ 236

Circular Nº 31. República del Ecuador. Ministerio de Estado en el


Despacho de Hacienda. Al señor Gobernador de la provincia ............ ........... 237

República del Ecuador. Secretaría de la H. Convención. Al Timo.


señor Arzobispo de la Arquidiócesis............................... ............... 237

República del Ecuador. Gobierno eclesiástico de la Arquidió-


cesis de Quilo. Al señor Secretario de la H. Convención !\acional. 238

República del Ecuador. Ministerio de Estado en el despacho del In-


terior. Circular. Al señor Gobernador de la Provincia de.. ... . ... .. ......... .... 239

13
La Asamblea J\acional. Apruébase la cncular de fecha 27 de
Mayo de 1897... . ......... ...... 239

El Congreso de la República del Ecuador. Se suprime la conln­


bución del tres por mil.. 240

El Congreso de la República del Ecuador. Que la op1nión pública


reconoce que los priostazgos... . .... . .. . 241

Los artículos que publica esta revista son de exclusiva responsabilidad de sus
autores y no traducen necesariamente el pensamiento de la entidad. Se solicita canje
con publicaciones similares.

Dirección: Casilla Postall0-02-1478


Otavalo-Ecuador

14
PRESENTACION

La historia de los pueblos se escribe no solo por las acciones coti­


dianas o heroicas de sus hijos, sino también por las leyes que regulan el
comportamiento de los ciudadanos y por las actitudes de gobernantes y le­
gisladores que -real o supuestamente- buscan el progreso y bienestar de
los conglomerados sociales.

La recopilación de leyes que presentamos en este número de


Sarance, está dirigida especialmente hacia un grupo de real importancia en
la conformación de la nacionalidad ecuatoriana: los indígenas. Las consi­
deraciones de los gobernantes para dictar l eyes y tomar medidas que cam­
bien la situación de estos grupos, varían desde el criterio del Libertador
S imón Bolívar, en su decreto del 1 5 de octubre de 1 828, "que habiéndoles
igualado la ley de 1 4 de septiembre del año 1 1 o en las contribuciones para
los demás colombianos, con el objeto de veneficiarles, lejos de haber
mejorado su condición, se han empeorado, i se han agravado sus
necesidades"; pasando por el del primer presidente del Ecuador, general
Juan José Flores, de 5 de octubre de 1 83 3 , que considera "que es un deber
del Gobierno promover la educación de los indígenas, para que salgan de la
ignorancia y rusticidad a que los conduj o el sistema colonial " ; hasta el de
Eloy Alfara, de 1 8 de agosto de 1 895, en plena revolución liberal, quien
reconoce "que la desgraciada condición de la raza indígena, debe ser ali­
viada por los poderes públicos".

15
La tan ansiada unidad nacional, con la determinación de metas que
p ropendan al bienestar colectivo, es tarea de todos los que conformamos la
República del Ecuador; por eso, es hora de reconocer que son iguales ante
la ley quienes a lo largo de los siglos fueron despoj ados de sus tierras, de
su cultura, de sus raíces . . . Para esto es oportuno divulgar el trabajo de Juan
Freile Granizo, que demandó incontables jornadas de trabajo en archivos,
con valiosos documentos del pasado.

Esta es otra contribución del Instituto Otavaleño de Antropología al


conocimiento de la legislación que sobre los indígenas del país, se dictó en
el amplio período que comprende desde la Gran Colombia de Bolívar hasta
muy avanzada la época republicana.

16
Apuntes Previos

Posible es, aunque inconcebible, hablar de la historia de un pueblo


omitiendo deliberadamente sus bases legales, porque ella inevitablemente
es la relación íntima del hombre-ser social con los demás hombres-seres­
sociales dentro de un conglomerado específico -costumbres, lengua, reli­
gión, norma . . . - asentado en una área ambiental determinada. Y esto en
cualquier latitud temporal, desde la amable absurdidez del hombre casi
erecto de Neanderthal hasta la violenta situación actual de nuestro homus
seditiosus, y en cualquier situación estatal, llámase esta Insula Barataria,
El País de las Monas o La Ciudad de Dios, Utopía, en fin, República del
Ecuador o Estados Unidos de América.

Cabe también, dentro de las infinitas posibilidades del quehacer his­


tórico -que no historicista- por mucho que sea más ameno y simple, dejar
en cualquier pluma iconoclasta olvidado este acápite substancial de la ley en
cuanto se intente estructurar los antecedentes ya no de un pueblo-nación
sino los de un pueblo pueblo -dígase Otavalo, por ejemplo- dentro de
aquella, y todo esto -y la sencillez del enunciado asusta- porque los supues­
tos intereses superiores del Estado en mucho superarían, generalmente ha­
blando, los ciertos y aparentemente minúsculos de la Provincia, y mucho
más aún si se conlleva -carga voluntaria? maneras unitarias de gobierno. Se
decía más ameno y simple, y no es un ripio literario, puesto que el intentar
aislar la norma legal provinciana, y désela a ésta toda la buena intención y
afán constructor que sea posible imaginar, del conjunto de reglas proestata­
les no es otra cosa que amputar del cuerpo un miembro, y cualquier
estudio tendería a una generalización individualizante del hecho legal, de un
modo y por un lado; por otro debería en una antítesis irreconciliable el
realizar un examen general de la norma si es que los propósitos son
estrictamente particulares y los supuestos volveríanse si no falsos irreales.
Es amputación en un modo el sectorizar la ley, se había escrito, al tratar de
estructurar un estudio histórico individual, empero, y no es que el fin
justifica los medios ya que éste no será nada más que un instrumento, en
tanto los propósitos son j ustos, cabe realizar esta separación más como
biopsia que como amputación. La intención, pues, no es investigar la
sanidad o asepsia del cuerpo legal, ni tampoco si la muestra extraída padece
de enfermedad, más bien la tendencia sería tratar de mirar, que no analizar,
y sin intentar analogías, cuanta sangre de esa corriente legal llegó a Otavalo
y a qué vasos.
17
Este el obj eto del presente trabajo, la exégesis que se elabore será
elementalmente simple, quizá desabrida, ya otros, que para ellos se realiza,
oportunamente verán sus implicaciones sociales, económicas, políticas.

Si se clasifica brevemente las leyes que ahora se publican no se de­


jará de notar que en su gran mayoría tienen relación con la cuestión indí­
gena, apasionante hasta la pesadilla pero que no ha tenido hasta hoy una
solución "decente", y tan es así que desde la primera que sobre el asunto se
recoge, "Decreto estableciendo la contribución personal de Indígenas" ,
hasta la postrimera, "Decreto insinuando al Ej ecutivo cree una Junta
Protectora de la Raza Indígena", se puede decir sin temor a equivocarse que
en nada se mejoró y que pese a muy cacareados sofismas mejor situada y
definida estuvo en el lapso l lamado colonial. Y téngase en cuenta que la
región de Otavalo es una zona en la que el problema está ardientemente
presente y toda la legislación que se trae a colación, habrá tal vez una excep­
ción, es estruendosamente generalizante, no verá un solo ejemplo de legis­
lación particularizada cual en la época indiana, de la que hay innumerables
ej emplos mucho más firmes que todas las que se incorporan en esta breve
introducción a esta clase de leyes puesto que éstas se derogan; reforman y
varían según e l ánimo o desánimo del hacedor legislativo en tumo.

Aunque en número sea inferior lo que se recopil a sobre lo referente


a obras públicas, principalmente carreteras y una o dos menciones a
electrificación, es el tema que ocupa el segundo lugar, y aunque éste
también sea hasta hoy un problema casi tan álgido como el anterior, no se
dejará de notar que se hace mención en su mayor parte a cammos
vecinales, los que como ayer siguen en igual pésimo estado.

Infima mención le cabe a la educación, aunque verdad es que en los


principios de la República se sustentó de manos de los particulares para,
luego, pasar a la administración municipal.

La división territorial, que aquí consta con varias de las leyes dicta­
das al propósito, ocupa lugar si no importante preponderante en cuanto es
fiel reflej o de la indecisa situación política de nuestro Estado. De hace po­
cos años, pese a ser concomitante a lo anterior, datan las cuestiones de
límites cantonales o provinciales cuyo comentario está implícito en la sola
mención del tema.

18
Estos los asuntos que más normas legislativas acapara. Habrá mu­
chas, y es casi seguro que necesidad habrá de completarlas por medio de
apéndices, normas que han escapado a la búsqueda por razones obvias de
suponer -imposibilidad de relocalizar, en el Archivo del Poder Legislativo
inclusive- empero este no dej a, y tampoco caben disculpas, de ser nada
más que un Ensayo. Alguien vendrá después que con mayor capacidad lo
complete.

Antes de cerrar estos apuntes se debe dej ar constancia expresa de


agradecimiento a los directivos del Archivo del Poder Legislativo, uno de
los más organizados actualmente en el país, por la ayuda prestada para l le­
var a cabo esta investigación, así como también a las señoritas Nidia
Gómez y Rosemary Terán y Sra. Yolanda de Nicolalde quienes realizaron
el fichaj e inicial de la documentación de tal archivo, y multiplicadamente al
instituto Otavaleño de Antropología por haber recogido y permitido que se
l leve a publicación esta breve recopilación que, pese a todo, quedará in­
completa por las razones ya expuestas.

Juan Freile Granizo

19
Bogotá, 25 de junio de 1824
Ley de División Territorial de la República
Riobamba, 25 de septiembre de 1830

El Senado y Cámara de R. de la R. de Colombia reunidos en


Congreso.

Considerando: 1 o Que el territorio de la Repúblic a debe tener una


division regular en sus departamentos y provincias, con respecto á su
extension y población, como que conviene tanto para la fácil y pronta ad­
ministracion pública en todos sus ramos, de que dimana la felicidad de los
pueblos.- 2° Que la division cómoda y proporcionada á las circunstancias
locales, facilitando el despacho á los gefes y juzgados, les excusa á los
pueblos dilaciones, gastos y perjuicios para las reuniones constitucionales
en las elecciones primarias, y asambleas electorales, para los recursos á las
autoridades superiores, y para el logro de la pronta y buena administracion
gubernativa, económica y de j usticia.- 3° Que en fin, debiendo la division
territorial de la República conformarse en todo á lo dispuesto en los artícu­
los S0, 20, 26, 2 7 y 29 de la constitucion; en su consecuencia, decretan:

Art. 1o Todo el territorio de Colombia se divide en doce departamen­


tos, que con sus capitales son los siguientes . - 1 o Orinoco, su capital
Cumaná: 2° Venezuela, su capital Caracas: 3° Apure, su capital Barínas: 4°
Zulia, su capital Maracaibo: 5° Boyacá, su capital Tunja: 6° Cundinamarca
su capital Bogotá: 7° Magdalena su capital Cartagena: so Cauca, su capital
Popayan: 9° Istmo, su capital Panamá: 1 0. el Ecuador, su capital Quito: 11.
Asuay, su capital Cuenca: 1 2. Guayaquil , su capital Guayaquil. Estos doce
departamentos comprederán las provincias y cantones siguientes:

Art. 2° El departamento del Orinoco, las provincias, 1 o de Cumaná,


su capital Cumaná: 2° de Guayana, su capital Santo Tomas de Angostura:
3° de Barcelona, su capital Barcelona; y 4° de Margarita, su capital l a
Asuncion.

1 o Los cantones de la provincia de Cumaná y sus cabeceras son: 1 o


Cumaná: 2° Cumanacoa: 3 ° Aragua Cumanes: 4° Maturin 5° Cariaco: 6°
Carúpano: 7° Rio Caribe: so Güiria.

20
2° Los cantones de la provincia de Gua yana y sus cabeceras son 1 o
Santo Tomas de Angostura: 2° Rio Negro, su cabecera Atabapo: 3° Alto
Orinoco, su cabecera Caicara: 4° Caura, su cabecera Moitaco: so Guayana
vieja: 6° Caroni : 7° Upata: go La Pastora: 9° La Barceloneta.

3° Los cantones de la provincia de Barcelona y sus cabeceras son: 1o


Barcelona: 2° Píritu: 3° Pilar: 4° Aragua: so Pao: 6° San Diego.

Los cantones de la provincia de Margarita y sus cabeceras son: 1 o



La Asuncion 2° El Norte.

Art. 3° El departamento de Venezuela comprende las provincias 1 "


d e Caracas, s u capital Caracas; y 2 ° d e Carabobo, su capital Valencia.

1 o Los cantones de la provincia de Caracas y sus cabeceras son: 1"


Caracas: 2° Guaira: 3° Caucagua: 4° Rio Chico: so Sabana de Ocumare: 6°
La Victoria: 7° Maracay: go Cura: 9° San Sebastian: 10° Santa María de
!pire: 1 1 o Chaguaramas: 12° Calabozo.

2° Los cantones de la provincia de Carabobo y sus cabeceras son: 1 o


Valencia: 2° Puerto Cabello: 3° Nirgua: 4° San Carlos: so San Felipe : 6°
B arquisimeto: 7° Carora: 8° Tocuyo: 9° Quíbor.

Art. 4° El departamento de Apure comprende las provincias, 1 o de


Barínas, su capital Barínas y 2° de Apure, su capital Achaguas.

1 o Los cantones de la provincia de Barínas y sus cabeceras son: l.


B arínas: 2° Obispos: 3° Mij agual : 4° Guanarito: so Nutrias: 6° San Jaime:
7° Guanare: 8° Ospinos: 9° Araure: 10. Pedraza.

2° Los cantones de la provincia de Apure y sus cabeceras son: 1 o


Achaguas: 2° San Fernando: 3° Manteca!: 4° Guadualito.

Art. so El departamento de Zulia comprende las provincias: 1 o de


Maracaibo, su capital Maracaibo: 2° de Coro, su capital Coro: 3° de
Mérida, su capital Mérida; y 4° de Trujillo, su capital Truj illo.

21
1 o Los cantones de la provincia de Maracaibo y sus cabeceras son:
1 o Maracaibo: 2° Perijá: 3° San Carlos de Zulia; 4° Jibraltar: so Puerto de
Altagracia.

2° Los cantones de la provincia de Coro y sus cabeceras son: 1 o


Coro: 2° San Luis: 3° Paraguaná, su cabecera Pueblo nuevo: 4° Casigua: so
Cumarebo.

3° Los cantones de la provincia de Mérida y sus cabeceras son: 1 o


Mérida: 2° Mucuchies: 3° Ej ido: 4° Bai ladore s : so La Grita: 6° San
Cristobal : 7° San Antonio de Táchira.

4° Los cantones de la provincia de Truj illo y sus cabeceras son: 1 o


Truj illo: 2° Escuque: 3° Boconó; y 4° Carache.

Art. 6° El departamento de Boyacá comprende las provincias, 1 o de


Tunj a, su c apital Tunj a ; 2° de Pamplona, su capital Pamplona: 3° del
Socorro, su capital Socorro, y 4° de Casanare, su capital Pore.

1o Los cantones de la provincia de Tunja y sus cabeceras son: 1o


Tunj a : zo Leiva: 3° Chiquinquirá: 4° Muso: so Sogamoso: 6° Tensa, su ca­
becera Guateque: 7° Cocuy; so Santa Rosa: 9° Suará: 1 O. Turnequé: 11o
Garagoa.

2° Los cantones de la provincia de Pamplona y sus cabeceras son: 1 o


Pamplona: 2° Villa de San José de Cúcuta: 3° El Rosario de Cúcuta: 4°
Salazar: so La Concepcion: 6° Málaga: 7° Jiron: so Bucaramanga: 9° Pie de
cuesta.

3° Los cantones de la provincia del Socorro y sus cabeceras son: 1 o


Socorro: 2° San Gil: 3° Carichara: 4° Charalá: so Sapatoca: 6° VeJez: 7°
Moniquirá.

4° Los cantones de la provincia de Casanare y sus cabeceras son: 1 o


Pore : 2° Arauca: 3° Chire, y por ahora Tame: 4° Santiago, y por ahora
Taguana: so Macuco: 6° Nunchia.

Art. r El departamento de Cundinamarca comprende l as


provmc1as : 1 o de B ogotá, su capital Bogotá: zo de Antioquia, su capital

22
Antioquia: Jo de M ariquita, su capital Honda: y 4° de Neiva, su capital
Neiva.

1° Los cantones de la provincia de Bogotá y sus cabeceras son, 1°


Bogotá y sus cabeceras son, 1° Bogotá: 2° Funsa: J0 Mesa: 4° Tocaima: so
Fusagasugá: 6° Cáqueza: 7° San Martín: 8° Zipaquirá: 9° Ubaté: 10°
Chocontá: 11. o Guaduas.

2° Los cantones de la provincia de Antioquia y sus cabeceras son 1o


Antioquia: 2° Medellin: J0 Rio Negro: 4° Marinilla: so Santa Rosa de Osos:
6° Nordeste, su cabecera Remedios.

J0 Los cantones de la provincia de Mariquita y sus cabeceras son: 1 o


Honda: 2° Mariquita: Jo Ibagué: 4° La Palma.

4 o Los cantones de la provincia de Neiva y sus cabeceras son: 1 o


Neiva: 2° L a Purificacion: Jo La P lata: 4° Timaná.

Art. 8° El departamento del Magdalena comprende las provincias, 1°


de Cartagena, su capital Cartagena: 2° de Santa Marta, su capital Santa
Marta; y Jo de Riohacha, su capital Riohacha.

1 Los cantones de la provincia de Cartagena y sus cabeceras son:


o

1o Cartagena: 2° Barranquil la: Jo Soledad: 4° Mahates: so Corosal: 6°


El Carmen: 7° Tolú: 8° Chinú: 9° M agangué: 10. San Benito Abad: 11.
Lorica: 12° Mompos: IJ. Maj agual: 14. Simití: lS. Islas de San Andres.

2° Los cantones de la provincia de Santa Marta y sus cabeceras son:


¡o Santa Marta: 2° Valle Dupar: Jo Ocaña: 4° Plato: so Tamalameque: 6°
Valencia de Jesus.

Jo Los cantones de la provincia de Riohacha y sus cabeceras son: 1o


Riohacha: 2° Cesar, su cabecera San Juan de Cesar.

Art. 9° El departamento del Cauca comprende las provincias: 1o de


Popayan, su capital Popayan: 2° del Chocó, su capital Quibdó: Jo de Pasto,
su capital Pasto; y 4° de la Buenaventura, su capital por ahora Iscuandé.

23
1 o Los cantones de la provincia de Popayan y sus cabeceras son: 1 o
Popayan: 2° Almaguer: 3° Caloto: 4° Cali: so Roldanillo: 6° Buga: 7°
Palmira: 8° Cartago: 9° Tulúa: 1 O. Toro: 11. Supía.

2° Los cantones de la provincia del Chocó y sus cabeceras son: 1 °


Atrato, su cabecera Quibdó: y 2 ° San Juan, su cabecera Nóvita.

3° Los cantones de la provincia de Pasto y sus cabeceras son : 1 o


Pasto: 2° Túquerres: 3° Ipiales.

4° Los cantones de la provincia de Buenaventura y sus cabeceras


son: 1° Iscuandé: 2° Barbacoas: so Tumaco; 4° Micay, su cabecera Guapi;
y so Raposo, su cabecera por ahora La Cruz

Art. 1 O. El departamento del Istmo comprende las provincias; 1 o de


Panamá, su capital Panamá: 2° de Veragua, su capital Veragua.

1 o Los cantones de la provincia de Panamá son: 1 o Panamá: 2°


Portobelo: 3° Chorreras: 4° Natá: so Los Santos, y 6° Yavisa.

2° Los cantones de la provincia de Veragua y sus cabeceras son: 1°


Santiago de Veragua: 2° Mesa: 3° Alanje: 4° Gaimí, su cabecera Remedios.

Art. 1 1. El departamento de Ecuador comprende las provincias: 1 °


d e P ichincha, s u capital Quito: 2 ° d e lmbabura, s u capital !barra: 3° de
Chimborazo, su capital Riobamba.

1 o Los cantones de la provincia de Pichincha y sus cabeceras son: 1 o


Quito: 2° Machachi: 3° Latacunga: 4° Quíjos; so Esmeraldas.

2° Los cantones de la provincia de Imbabura y sus cabeceras son: 1 o


!barra: 2° Otabalo: 3° Cotacachi; y 4° Cayambe.

3° Los cantones de la provincia de Chimborazo y sus cabeceras son:


1 o Riobamba: 2° Ambato: 3° Guano: 4° Guaranda: so Alausí, y 6° Mácas.

Art. 12 . El departamento del Asuay comprende las provincias: }0 de


Cuenca, su capital Cuenca : 2° de Loja, su capital Loja, y 3° de Jaen de
Bracamoros y Maínas, su capital Jaen.
24
1" Los cantones de la provincia de Cuenca y sus cabeceras son: 1"
Cuenca: 2" Cañar: 3" Gualaseo, y 4" Jirón.

2" Los cantones de la provincia Loja y sus cabeceras son: 1 o Loja:


2 " Zaruma: 3° Carimanga: 4 ° Catacocha.

3" Los cantones de la provincia de Jaen y Maínas y sus cabeceras


son : 1 o Jaen: 2" Borj a, y 3° Jeveros.

Art. 13. El departamento de Guayaquil comprende las provincias : 1"


de Guayaquil, su capital Guayaquil y 2° de Manabí, su capital Puertoviejo.

1o Los cantones de l a provincia de Guayaquil y sus cabeceras son:


1" Guayaquil: 2" Daule: 3° Babahoyo: 4° Baba: 5° Punta de Santa Elena; y
6° Machalá.

2° Los cantones de la provincia de Manabí y sus cabeceras son: 1o


Puertoviejo: 2° Jipij apa: 3° Montecristi.

Art. 14. Los cantones expresados lo serán para los efectos constitu­
cionales contenidos en los artículos 8, 20, 26, 27, y 29 de la constitución:
pero por lo que mira á su gobierno político y administrativo de la hacienda
pública, podrán reunirse dos ó mas cantones que formarán un circuito, bajo
la autoridad de un solo juez político.

Art. 1 5 . Si algunos de los cantones expresados en esta ley, no pu­


dieren tener municipalidades por su corta población ú otras circunstancias,
el Poder Ej ecutivo agregará provisionalmente su territorio á otra, ú otras
municipalidades mas inmediatas, dando cuenta al Congreso para su arre­
glo, conforme á lo dispuesto en el artículo 1 5 5 de la constitucion, sin per­
juicio de que en los cantones que fueren muy vastos por su territorio ó po­
blacion, se establezcan dos ó mas jueces políticos, á juicio del Poder
Ejecutivo.

Art. 16. Pero las cabeceras de los cantones que deban subsistir ten­
drán municipalidad con arreglo á lo que dispone el mismo artículo. En
consecuencia deben erigirse, y se erigen en villas las nuevas cabeceras de
estos cantones, que en la actualidad solo fueren parroquias: y el Poder

25
Ejecutivo, prévios los requisitos legales, les librará el correspondiente título
en papel de la primera clase del sello primero.

Art. 1 7. El poder Ejecutivo fijará provisionalmente los límites de los


cantones creados por esta ley. Los de las provincias y departamentos serán
los actualmente conocidos, ó que por ella se señalan. El Poder Ejecutivo,
sin embargo, hará levantar los mapas, y adquirir las noticias y conocimien­
tos necesarios, para que pasándolos al Congreso, la legislatura designe de­
finitivamente Jos límites de los departamentos provincias y cantones.

Art. 18. La provincia de Caracas se dividirá de la de Carabobo por


una línea, que comenzando por Jos términos orientales de la parroquia, de
Cuyagun, línea recta desde la ribera del mar al punto de la Cabrera, corte la
laguna de Tacarigua ó de Valencia, y continue por el pueblo de Magdalena,
al occidente de la villa de Cura y Calabozo, hasta el Apure, comprendiendo
esta provincia los cantones que van expresados bajo el artículo 4°.

Art. 19. La nueva provincia de Carabobo, que ocupa la parte occi­


dental del territorio, cortado por la expresada línea divisoria, conservará los
términos que actualmente tiene respecto de las otras provincias l imítrofes,
exceptuándose los cantones de Guanare, de Ospinos y Araure, que se
agregan á la provincia de Barínas, sirviendo de límite el paso del rio de
Coj edes por Caramacate á la nueva provincia de Carabobo.

Art. 20. Al departamento del Ecuador corresponden en lo interior


los límites que lo dividen de los del Asuay y Guayaquil, y en la parte litoral
desde el puerto de Atacámes, cerca de la embocadura del rio Esmeraldas,
hasta la boca del Ancon, l ímite meridional de la provincia de la
Buenaventura en la costas del mar del Sur.

Art. 2 1 . La nueva provincia de M anabí del departamento de


Guayaquil ocupa la parte del territorio de Esmeraldas, que por la costa se
extiende desde el rio Colonche hasta Atacámes inclusive. En el interior ten­
drá por límites los que han separado la provincia de Quito de esta parte de
la de Esmeraldas.

Art. 22. El departamento del Cauca se divide del Ecuador por Jos lí­
mites que han separado á la provincia de Popayan en el rio Carchi, que
sirve de términos á la provincia de Pasto.
26
Art. 2 3 . Los nuevos departamentos no deben elegir senadores ni
representantes hasta las próximas asambleas constitucionales: y las nuevas
provincias tampoco deben tener asambleas electorales de provincia, hasta la
misma época.

Dada en Bogotá á 23 de Junio de 1824, 14. - El presidente del


S enado, José María del Real. - El vicepresidente de la Cámara de
Representantes, José Rafael M osquera.- El secretario del Senado, Antonio
José Joaquín Suares.

Palacio de Gobierno en B ogotá á 2 5 de Junio de 1 824, 1 4 . ­


Ejecútese . - Francisco d e Paula Santander.- Por S . E. el Vicepresidente de
la República encargado del Poder Ej ecutivo.- El secretario de Estado del
despacho del interior, José Manuel Restrepo.

Bogotá, 27 de Octubre de 1824


Decreto que manda levantarse el Censo de Población de la República

Republica de Colombia. - Secretaria de Estado.- Del despacho del


Interior Seccion B.- Palasio de Gobierno en Bogota á 6 de Nobiembre de
1824.- 14° N° 123 el señor Intendente del Departamento del Ecuador.

El Supremo poder ej ecutivo ha espedido el decreto que sigue. ­


Fransisco de Páula Santander, Jeneral d e Divicion d e los ej ercítos de
Colombia, Vice-Precidente de la Republica encargado del Poder Ejecutibo.

CONSIDERANDO:

Que el articulo 85, de la Constitucion fij a la representacion de la


Republica sobre la base de poblacion: que el Congreso constituyente en su
decreto de 13 de Octubre el numero de representantes hasta tanto que le
formasen los sensos de la poblacion: que corresponden al poder ejecutivo
mandar se formen dichos sensos por la naturalesa del ramo al que ellos
pertenesen, y por que es el poder e ncargado de las elecciones
constitusionales en el modo que ella prescribe que los pasos que deven
darse en la materia son dilatados, y por lo mismo deben antisiparse
oportunamente para que el futuro congreso pueda sobre datos conosidos

27
fijar alguna deliberacion : y u ltimamente que el fin á que se contraé la
formacion de los sensos, que es el de que se elij an los representantes sobre
la berdadera base de la poblacion, no debe tener efecto sino hasta julio
proccimo por cuyo tiempo el Congreso puede haber sido impuesto de las
actuales Probidencias; he benido en decretar y decreto lo siguiente.

Art. 1 o Estando determinado por la ley de primero de julio proccimo


pasado que las elecciones de representas de la probincias para el Congreso,
se hagan el año de 1 82 5 se formara un senso esacto de la poblacion de
Colombia en los meses de febrero marso y abril del año proccimo.

Art. 2° Los intendentes y los gobernadores mandaran haser los sen­


sos por medio de los j ueces políticos, los que se baldran de los Alcaldes
ordinarios donde los haya ó de los pedoneos de l as parroquias. Esto no
impidira que para formar las listas del las familias en las ciudades villas y
parroquias que por su estencion puedan nesesitarlo, los jueses políticos y
los alcaldes las puedan dividir en pequeñas porciones, y nombrar comisio­
nados de su satisfaccion que formen el senso del territorio, mansonas ó
cuadras que se les asignen sin que ninguno pueda escusarse de esta carga
publica.

Art. 3° Cada padre o cabesa de familia eclesiastico o secular será es­


crito por su nombre y edad en el senso, lo mismo que su mujer si fuere ca­
sado: a continuacion se pondran los nombres y edades de los hijos, criados
o dependientes, espresando si son casados o solteros, y se concluirá por los
esclavos.

Art. 4° Concluidas las listas de su careo por los jueses ó comisiona­


dos, cada uno de ellos formará un estracto arreglado al modelo que se
acompaña a este decreto: en el se espresarán 1 o los eclesiasticos seculares,
los regulares y las monj as, que se hayan empadronado: 2° los hombres ca­
sados: 3° las muj eres casadas: 4: Los j ovenes y parbulos menores de dies
y seis años: 5° Los hombres solteros de 1 O á 50 años: 6° los que pasen de
esta edad: 7° las mujeres solteras y parbulas que haya: 8° los esclavos y
esclavas casadas: 9° los esclavos solteros y parbulos: 1 O. - las esclavas
solteras y parbulas: 1 1 . los menores totales que resulten. Este lo formaran
los jueses que lo hayan hecho, y lo remitirán á los jueces políticos del can­
ton.

28
Art. 5° El dia ultimo de Abril debe el jues politico tener reunidos to­
dos los padrones particulares de las parroquias de que se componga e l
cantan: E n l o s primeros quinse dias d e marzo mandará formar u n estado
j eneral de el los por parroquias dividiendo la poblacion en las clases que es­
presa el modelo. Los orij inales se depositaran en el archivo de la municipa­
l i dad, y donde no lo haya en el del j ues político, formandose un cuaderno
de e llos y guardandose cuidadosamente. Una copia legalisada del estado
j eneral de la poblacion del cantan se remitira al gobernador de la provincia
precisamente en el mes de mayo ó antes si fuere posible.

Art. 6° Reunidos por el gobierno los estados de poblacion de los


cantones los inspeccionará cuidadosamente y si hallare segun sus conosi­
mientos ó informes que alguno ó algunos no estan echos con la devida
esactitud, los hara reformar dentro de un brebe termino que asignara á los
respectibos j ueses por si estubiesen arreglados mandará formar por canto­
nes un estado jeneral de la poblacion de su probincia conformandose al
modelo que se acompaña, y en todo el mes de j unio remitira al intendente
de departamento una copia legalizada, archibando los orijinales en su secre­
taria.

Art. 7° Los intendentes formaran como gobernadores el senso de las


Probincias cuyo mando inmediato les corresponde. Reunido el estado de
su poblacion con los que l e remitieran con los demas gobernadores
archivaran las copias en sus secretarías, y mandando hacer por probincias
un estado j eneral de la poblacion de su departamento, remitiran al poder
ejectivo por la secretaria del interior asi este como los estados de poblacion
de cada probincia. Las remicion se ara presisamente en el mes de julio de
1 82 5 .

Art. 8 ° L o s prelados locales d e l a s ordenes regulares, y l o s vicarios


de monj as requeridos por el gobernador ó jues politicio encargado de la
formacion del padron deberan pasarle una lista esacta de los religiosos de
misa y legos que haya en cada convento lo mismo de las monjas, de los
criados y demas personas que biban dentro del convento, sin pe�juisio de
incluir á unos y á otros en el respectivo lugar de los estados j enerales ó
particulares de la poblacion se espresara por nota al pie del estado jeneral de
cada parroquia ó probincia el numero de conventos que hay en ella. las or­
denes que corresponden y saserdotes, legos, monj as y criadas que contiene
cada uno de ellos.
29
Art. 9° Luego que los intendentes y gobernadores conoscan el senso
de la poblacion de sus probincias respectibas circulara oportunamente á los
jueses políticos las ordenes para que con arreglo á los artículos 1 8, 1 9, y 20
de la constitucion los sufragantes parroquiales nombren los electores que
correspondan á la Probincia y al Cantan segun la poblacion que haya
resultado tener la primera y la que tenga el censor. Tambien pasaran una
copia autentica del senso de la poblacion de la probincia a la asamblea
electoral para que elija el numero de representantes que le toquen conforme
a la base fijado por el articulo 8 5 de la constitucion.

Art. 1 O. Los gobernadores de las probincias tomando los informes


mas esactos sobre los indijenas jentiles independiente que biban de cada
una de ellas, formaran un estado particular del numero de hombres y
muj eres que conseptuen poder tener cada una de las tribus conócidas que
espresaron por sus nombres verificandolo con toda la esactitud posible; tal
estado podra estenderse á parte ó al pie del jeneral de las probincias.

Art. 1 1. Aunque el presente decreto solo tiende á que se cumpla y


observe lo que prebienen el articulo 8 5 de la constitucion y la ley de 1 3 de
octubre de 1821 como lo que el prescribe le a de ejecutar en los meses de
las secsiones del Congreso se pasará al cuerpo legislativo para que de su
contenido determine lo que tenga por conveniente.

Art. 1 2 . El secretario de estado del despacho del interior queda en­


cargado de la ejecusion de este Decreto.

Dada en el Palacio de Bogota á 2 7, de Octubre de 1 824. 1 4


Francisco de l a Paula Santander. E l secretario del Estado del despacho del
interior Jose Manuel Restrepo.

Bogotá 1 5 de Octubre de 1828


Decreto Estableciendo la Contribución
Personal de Indíjenas

S imon Bolívar Libertador presidente de la repúbl ica de Colombia


etc. etc.

30
CONSIDERANDO:

1 o Que es un deber indispensable de todos los colombianos contri­


buir al sostenimiento de las cargas del Estado, bien sea de un modo
directo, ó bien indirecto, de cuya obligacion no están escentos los indíj enas:

2° Que habiendoles igualado la leí de 1 4 de setiembre del año 1 1 o en


las contribuciones á los demas colombianos, con el objeto de beneficiarles,
lejos de haber mej orado en convicion se ha empeorado, i se han agravado
sus necesidades:

3° Que los mismos indíj enas desean j eneralmente; i una gran parte
de ellos ha solicitado pagar solo una contribucion personal, quedando
escuentos de las cargas i pensiones anexas á los demas ciudadanos; oído el
parecer del consejo de estado, he venido en decretar lo siguiente:

TITULO I

Nombres, tasa i tiempo de la contribucion que deben pagar los indi­


Jenas.

Art. 1 o Los indíj enas colombianos, pagarán desde la edad de 1 8


años cumplidos hasta la de 50, tambien cumplidos, una contribucion que
se llamará contribucion personal de indíjenas.

Art. 2° Esta contribucion será igualmente para todos la de tres pesos


cuatro reales al año.

1 o Los indíj enas que ademas de las tierras de comunidad ó


resguardo poséan un capital en propiedad de valor de mil ó mas pesos en
fincas raíces, ó en bienes muebles, dejarán de pagar esta contribucion i
quedarán sujetos á las ordinarias del comun de los ciudadanos:

2° Serán tambien esceptuados todos aquellos indíj enas que se hallen


lisiados ó enfennos habitualmente hasta el estremo de no poder trabajar i
ganar un salario; justificandose previamente esta imposibilidad con las for­
malidades legales, que merezcan de la autoridad competente la declaratoria
de estencion, con previo informe del recaudador.

31
Art. 3° La contribucion personal de indíj enas se deberá pagar en dos
plazos, que se cumplirán en 30 de junio i 3 1 de diciembre de cada año; en
el presente sólo se cobrará la cuóta ó porcion de un semestre, que se tendrá
por cumplido en fin de diciembre.

TITULO 11

De los recaudadores, sus obligaciones, Fianzas i gratificaciones:

Art. 4° La recaudacion de la contribucion de indíj enas, estará á cargo


de las personas ó empleados que asignare el gobierno.

Art. 5° Todos los nombrados al efecto asegurarán la cuarta parte de


la cantidad á que debe ascender la cobranza que se les encargue, i á mas de
la obligacion consiguiente de sus bienes propios, otorgarán las correspon­
dientes fianzas á satisfaccion de los intendentes respectivos, que deberán
calificarlas oyendo á la j unta de hacienda.

Unico. Un testimonio de la escritura de fianza se pasará á la contadu­


ria de hacienda, i otro á la tesoreria a costa del recaudador.

Art. 6° Los recaudadores pasarán personalmente á l as parroquias ó


lugares comprendidos en el partido de la cobranza de su cargo, i asociados
de uno de los alcaldes parroquiales i del cura, formarán con presencia de
los padrones i libros de la parroquia, valiendose de los medios suaves que
dicte la prudencia, para evitar todo estrépito, espresion de la edad de cada
uno ; el que firmado por los tres, se pasará á la contaduria de hacienda, i
otro igual á la tesoreria respectiva, i se renovará cada cinco años.

Art. 7° De l padron j eneral sacarán los recaudadores l i stas


particulares de los indíj enas contribuyentes j uradas por e llos, el alcalde
parroquial i el cura; las que deberán servir para cobrar la contribucion:
renovarndose estas anualmente con puntual espresion de los nuevos
contribuyentes.

Art. 8° La tesoreria entregará a los recaudadores rubricados los li­


bros en que deben llevar la razon detallada de la cobranza con distincion de
parroquias i número de contribuyentes; i las cartas de pago que deben
darse á estos por Jos recaudadores, impresas i selladas. Estas cartas
32
contendrán el nombre del indíj ena que contribuye, la parroquia, domicilio ó
hacienda á que pertenezca, i la cantidad que ha contribuido, l lenandose por
el recaudador estas calidades en los espacios que al efecto se dej arán en
dichas cartas.

& único. Estas se espedirán por las contadurías de hacienda, quienes


las pasarán á las tesorerias con el fin insinuado.

Art. 9° Cuando ocurriese el fallecimiento de algun indíjena contribu­


yente, los recaudadores lo anotarán en las listas i libros de la cobranza, exi­
j iendo la fé de muerte que se les dará por los curas sin derecho alguno.

&. único. En el caso de no hallarse la partida de muerte, i en los de


ausencia de algun indígena, sin que haya razon de su existencia, se acredi­
tará la muerte ó ausencia con certificaciones j uradas de un alcalde i cura de
la parroquia, ó con informacion de testigos en papel de oficio.

Art. 1 O. Si algun indígena hubiese variado de domicilio, el recauda­


dor del lugar á que haya p asado, la exij irá la contribucion que deba, lo
anotará en sus l istas i dará aviso al del domicilio anterior para su descargo.

Art. 1 1 . Los recaudadores estarán obligados á enterar puntualmente


las cantidades que recauden en las tesorerías respectivas, informandose es­
tas mensualmente del estado de las cobranzas, para dar con oportunidad las
providencias necesarias contra los renitentes ó morosos.

Art. 1 2 . Anualmente rendirán los recaudadores á las tesorerías


cuenta jurada de la cobranza, debiendo verificarlo lo mas tarde en todo el
mes de marzo del año siguiente, con la espresa calidad de hacer no obstante
los enteros á proporcion que se verifique la cobranza, i de haber enterado el
total de ella un mes antes del rendimiento de la cuenta.

&. único. Por comprobante de ella se acompañarán las listas i libros


de la cobranza, las partidas ó documentos que acrediten la muerte ó ausen­
cia de los indíj enas, ó la escencion de pago que hayan obtenido, la razon
jurada por el recaudador de los resagos que queden por cobrarse, con las
dilij encias que j ustifiquen legalmente la imposibi lidad del cobro: i el so­
brante de las cartas de pago que hayan recibido.

33
Art. 1 3 . Las tesorerías examinarán i fenecerán las cuentas de 1 os re­
caudadores de la contribucion de indígenas, lo mas tarde en los tres meses
siguientes al de su presentacion.

Art. 1 4 . Se señala á los recaudadores el seis por ciento de todas las


cantidades que recauden, sin otro emolumento ni gratificacion por razon de
gastos.

TITULO III

De las escenciones que deben gozar los indíj enas.

Art. 1 5 . Quedarán eximidos los indíj enas de todo servicio en el


ejército, á menos que voluntariamente se presenten á alistarse en los cuer­
pos veteranos. Estarán libres de pagar derechos parroquiales i de toda otra
contribucion nacional de cualquiera clase que sea.

&. único. Para gozar de la escencion de pagar alcabala, es necesario


que lo que vendieren, negociaren ó contrataren, sea propio suyo, de su co­
secha, labransa, crianza, i labor, ó perteneciente á otros indíj enas pero lo
que vendieren de persona que debe alcabala, estarán obligados á descu­
brirlo i manifestarlo, guardandose las instrucciones particulares de la renta.

Art. 1 6. En todos los negocios que interesen los indíj enas, i en las
acciones c iviles ó criminales que se promovieren entre ellos, ó con los de­
mas c iudadanos, ya sea de comunidad ó de particulares, serán considera­
dos como personas miserables; en cuya virtud no se les l levarán derechos
algunos por los tribunales i juzgados seculares i eclesiasticos.

Art. 1 7 . No podrán ser destinados los indíj enas á servicio alguno,


por ninguna clase de personas, sin pagarles el correspondiente salario, se­
gun la costumbre del pais.

TITULO IV

De los cabildos i demas empleados de los indíjenas.

Art. 1 8 . Se conservarán los pequeños cabildos i empleados que han


tenido las parroquias de indíj enas para su réjimen puramente económico.
34
&. único. Las obligaciones de estos empleados serán:

1 o Celar la conducta en sus subordinados, á fin de evitar los escesos


en bebida ó en otra especie:

2° Dar aviso á los recaudadores de los indíj enas que se hayan ausen­
tado de la parroquia, ó de los que hayan venido á ella de otras parroquias:

3" Concurrir con su influjo i dilij encias á la recaudacion de la contri­


bucion personal, cuando la persona encargada al efecto se presente en las
parroquias, avisandolo anticipadamente á los contribuyentes, á fin de que al
primer requerimiento ejecuten el pago:

4" Noticiar con oportunidad á los curas cuando algun indíjena se ha­
lle enfermo de gravedad, para que pueda ser socorrido con los ausilios es­
pirituales i corporales que la necesidad demande.

TITULO V

De los resguardos ó tierras de los indíj enas.

Art. 1 9. En las parroquias donde hayan tierras de comunidad ó res­


guardo, se asignará á cada familia de indíjenas la parte necesaria para su
habitacion i cultivo particular, á mas de lo que necesiten en comun para sus
ganados i otros usos.

Art. 20. En donde haya sobrante de tierras, podrá arrendarse á be­


neficio de la comunidad de indíj enas, practicandose el arrendamiento en
pública subasta ante el gobernador de la provincia, con presencia del pro­
tector, i serán preferidos los indíj enas por el tanto, en concurrencia de otros
ciudadanos, siempre que l os arrendamientos sean para sí, i presten la se­
guridad necesaria.

Art. 2 1 . Los curas i protectores estimularán á los indíjenas por los


medios mas suaves, á trabajar en comun una porcion suficiente de tierra
del sobrante de los resguardos, para invertir sus productos precisamente en
beneficio de los mismos indíjenas.

35
T ITULO VI

De los protectores jenerales i particulares de los indíjenas.

Art. 22. El fiscal ó fiscales de las cortes de justicia serán protectores


j enerales de indíjenas, i siempre que estos ocurrieran á cualesquiera de ellos
en particular ó en comun, para que representen al gobierno ó tribunales su­
periores, alguna cosa que interese á sus derechos, lo deberán hacer sin di­
laciones que les sean gravosas.

Art. 2 3 . Los fiscales protectores j enerales representarán al gobierno


todo cuanto consideren útil i ventajoso á los indíj enas, á su civilizacion i
bienestar, i á la conservación de sus resguardos, sin permitir que persona
alguna se los enajene i usurpe.

Art. 24. Los ajentes fiscales serán protectores particulares de la pro­


vincia en que resida el tribunal, i en cada una de las otras provincias ó ca­
beceras habrá un protector nombrado por el prefecto á propuesta de los go­
bernadores.

Art. 25. Los protectores de provincia defenderán la persona i pro­


piedades de los indíjenas, i las concesiones ó privilej ios que se les dan por
este decreto i por las leyes existentes, verificandolo en papel de oficio i sin
llevarles derechos ni gratificacion alguna.

Art. 26. Promoverán los protectores por cuantos medios estén á su


alcance, el establecimiento de escuelas, para la educacion de los hijos de los
indíjenas, i exitarán á que los padres a que los envién á estos establecimien­
tos con toda la frecuencia posible.

Art. 2 7 . Representarán á los tribunales, por medio de los fiscales, i


pedirán al gobierno por conducto del gobernador respectivo, cuanto consi­
deren justo i benéfico á los indíjenas de su provincia.

Art. 2 8 . Los protectores, durante su encargo, serán eximidos de toda


carga consejil.

Art. 29. En los casos en que resulten impedidos los protectores para
intervenir en la defensa de algun indíjena, se nombrarán provisionalmente
36
por el tribunal ó juzgado el defensor ó defensores que sean necesarios á
falta de abogados de pobres, debiendo los defensores asi nombrados, ha­
cerles la defensa gratuitamente como á personas miserables.

Art. 30. A juicio del gobierno, i previos los i nformes que tengan á
bien pedir á los intendentes respectivos, se les señalará á los protectores
particulares una cuota ó renta que les indemnice su trabajo.

TITULO VII

De los estipendios de los curas i observancia de este decreto.

Art. 3 1 . Los curas doctrineros gozarán el estipendio ó asignacion de


ciento ochenta i tres pesos, dos reales cada uno.

Art. 32. Los curas que gozaren alguna asignacion en los novenos ó
en l a masa decimal, no tendrán el estipendio designado; pero si fuese me­
nor la parte que tenga de novenos, se les completará hasta los c iento
ochenta i tres pesos dos reales.

Art. 3 3 . Queda derogada en todas sus partes la lei de 4 de setiembre


del año 1 1 o sobre indíj enas.

Art. 34. El presente decreto se pondrá en ejecucion gradualmente en


todo, ó en parte, segun las órdenes succesivas que se vayan espidiendo por
la secretaria respectiva.

Art. 3 5 . En las provincias donde no se haya mandado ejecutar, el


gobierno, atendiendo á sus particulares circunstancias, dictará por decretos
especiales, las reglas que deban observarse.

Los ministros secretarios de estado en el despacho del interior i de


hacienda quedan encargados de su ejecucion i cumplimiento en la parte que
les corresponda.

Dado en Bogotá á 1 5 de octubre de 1 828.- Simon BOLIVAR.- Por


S.E. El Libertador presidente. El ministro secretario del interior, José
M anuel Restrepo.- El ministro secretario de hacienda, Nicolas M. Tanco.

37
Quito, 28 de Setiembre de 1 830
Decreto disponiendo que no se haga alteracion en los límites de las
parroquias i cantones

El Congreso constituyente del Estado del Ecuador en la República


de Colombia

CONS IDERANDO :

Que n o habiendose fijado hasta ahora los límites d e los cantones de


las provincias del estado, cuya operacion pertenece al gobierno civil,

DECRETA:

Art. Unico. No se hará alteracion alguna acerca de los límites de los


cantones i p arroquias, hasta que el Congreso constitucional determine lo
conveniente; quedando las demarcaciones conocidas antes de la indepen­
dencia en los mismos términos que entónces.

Comuníquese al Poder Ejecutivo para su ejecucion i cumplimiento.


Dado en Riobamba en la sala de las sesiones á veintiocho de setiembre de
mil ochocientos treinta-Vij ésimo de la independencia.- El Presidente del
C ongre s o . - José F ernandez Salvador.- P edro M anuel Quiñones . ­
Secretario.- Pedro José d e Arteta.- Secretario.- Palacio d e Gobierno e n
Riobamba á veintiocho d e setiembre d e m i l ochocientos treinta-Vij ésimo.­
Ej ecútese.- Juan José Flores . - Por S . E. el P residente del Estado. - El
Ministro Secretario del despacho.- Esteban Febres Cordero.

El Congreso constituyente del Estado del Ecuador en la República


de Colombia.

CONSIDERAND O :

Que siendo pocas l a s variaciones que ha hecho en lo concerniente al


réj imen, ó gobierno interior de l a s provincias de s u distrito, i habiendo
manifestado la esperiencia, que las innovaciones i multiplicidad de leyes
reglamentarias solo causan confusion, inquietud i disgusto á los pueblos .

38
DECRETA:

Art. 1 o Se observará literalmente la leí de once del marzo del año dé­
cimo quinto en lo relativo á la organizacion i réj imen político i económico
de los departamentos, provincias, cantones i parroquias, en cuanto no se
oponga á la constitucion i leyes del Estado.

Art. 2° Las atribuciones i deberes designados á los intendentes, se


entenderán con los prefectos, las de los jueces políticos con los correj i do­
res, i las de los alcades de las parroquias con los tenientes podancos.

Comuníquese al Poder Ej ecutivo para su ejecucion i cumplimiento.


Dada en Riobamba en la sala de las sesiones á veintiocho de setiembre de
mil ochocientos treinta-V ij ésimo de la independencia.- El Presidente del
Congreso-José Fernandez Salvador.- Pedro Manuel Quiñones. Secretario.­
Pedro José de Arteta-Secretario.- Palacio de Gobierno en Riobamba á
veintiocho de setiembre de mil ochocientos treinta Vijésimo. - Ejecútese.­
Juan José F lores. - Por S . E . E l Presidente del E stado . - El Ministro
Secretario del despacho. - Esteban Febres Cordero.

Quito, 16 de Enero de 1 833


Decreto estableciendo en las parroquias del Estado escuela de
primeras letras para los niños indíjenas y designando sus fondos

Juan José Flores Presidente del Estado del Ecuador &c. &c. &c.

CON SIDERANDO:

1 o Que es un deber del Gobierno promover la educacion de los indí­


jenas, para que salgan de la ignorancia i rusticidad á que los redujo el sis­
tema colonial:

2° Que para consultar este importante obj eto se les debe


proporcionar escuelas en las parroquias, i becas en los colej ios de una
manera compatible con su indij encia.

39
DECRETO:

Art. 1 o En todas las parroquias del Estado habrá á lo ménos una es­
cuela de primeras letras para niños indíjenas, i donde pudiere será pará ni­
ñas indijenas.

Art. 2° En estas escuelas primarias se enseñarán devalde á los indíje­


nas los fundamentos principales de la relij ion, los primeros principios mo­
rales, los de urbanidad, á leer i escribir correctamente, las primeras reglas
de aritmética i la constitucion del Estado.

Art. 3° Se señala para los indíjenas cinco becas en el colegio semina­


rio de esta capital, cinco en el de San Fernando, i otras cinco en el colejio
seminario de Cuenca.

Art. 4° Se asignan para fondos de las escuelas primarias de indíjenas


los sobrantes de los resguardos i demas bienes de comunidad conforme á
lo dispuesto en el artículo 6° de la lei de 1 1 de octubre de 1 82 1 .

1 ° Los correj idores de los cantones bajo la mas estrecha responsabi­


lidad, i en el término perentorio de dos meses visitarán dichas tierras en sus
respectivos distritos, i dejándolas necesarias á cada comunidad, harán aco­
tar, medir, i valuar los sobrantes.

2° Las tierras de los resguardos que resultaren sobrantes las vende­


rán á censo en pública subasta con las formalídades legales; dando cuenta
al Gobierno con las actas de los remates para su aprobacion i para proveer
de otros fondos á las escuelas en caso que estos no sean suficientes.

Art. 5° En los cantones i parroquias, dentro de un mes contado


desde el recibo de este decreto, se establecerán las juntas curadoras de edu­
cacion de niñas, para los objetos, i con las facultades que les concede el de­
creto de 3 de octubre de 1 826, las cuales harán estensivos sus deberes i
atribuciones á las escuelas primarias de uno i otro secso.

Art. 6° Instaladas las juntas curadoras de educacion, procederán al


nombramiento de preceptores i preceptoras de las escuelas, designacion i
composicion de los locales, en términos que dichas escuelas estén plantea-

40
das en todas las parroquias el l o de mayo del presente año, en cuyo mes
mandará el Gobierno un comisionado que estos establecimientos.

Art. 7° E l Ministro de Estado del despacho del Interior queda encar­


gado de la ejecucion de este decreto.

Dado en el palacio de gobierno en Quito á diez i seis de enero de mil


ochocientos treinta i tres.- Vij esimo tercero.- Juan José Flores. - Por órden
de S. E. i por ausencia del Sor. Ministro del Interior El de Hacienda.- Juan
Garcia del Rio.

Quito, 5 de Octubre de 1833


Estableciendo medios equitativos para hacer ecsequible la
contribucion de indíjenas: aboliendo la ignominiosa i humillante
pena de azotes i autorizando á todo ecuatoriano á que acuse ó
denuncie los delitos que con infraccion de esta lei se cometieren

EL CONGRESO CONSTITUCIONAL DEL ESTADO DEL


ECUADOR.

CONSIDERANDO:

1 o Que para la mejor civilizacion de los indíj enas conviene correj ir


los abusos que todavía se esperimentan, i que los mantienen en la misma
depresion del sistema colonial.

2° Que si por ahora se hace necesaria la contribucion impuesta á su


clase, debe a lmenas impedirse el que se cometan vej aciones en su
esacc10n.

DECRETA

Art. 1 o Los indíj enas morosos en el pago de contribucion personal ,


serán apremiados por l o s medios suaves i equitativos que las leyes conce­
den á los demas ecuatorianos, sin que j amas sea permitido el secuestro de
sus instrumentos i animales de labranza.

41
Art. 2° Los correjidores ó colectores que reduj esen á prision á las
muj eres é hijos por deuda fiscal ó privida de algun indíj ena, serán castiga­
dos como reos de detencion arbitraria.

Art. 3° La viuda i herederos de un indíj ena, no serán responsables de


sus deudas, sino en el caso que él hubiese dej ado bienes suficientes con
que responder, á juicio de la autoridad respectiva.

Art. 4° Cuando un indíjena no puediese acreditar el pago de la con­


tribucion con la correspondiente carta, es necesario que para reputarlo deu­
dor, se ecsamine el l ibro de cobranza, i se vea por él que resulta efectiva su
responsabilidad.

Art. 5° Queda abolida la ignominiosa i humillante pena de azotes.

Art. 6° Si algun concierto ó j ornalero faltase á su deber el propietario


ó mayordomo del predio á que pertenezca, procurará reducirlo á él por
medio de la persuacion ú otros estímulos decentes; mas si estos no fuesen
bastantes, i se reiterasen las faltas, deberá ocurrirse al juez territorial para
que le imponga la pena de doblarle el trabaj o, ó de arrestarlo en la cárcel
pública, por un término que no acseda de tres dias.

Art. 7° El que de su propia autoridad castigase á los indíj enas, con


azotes, prisiones, arrestos ú otras penas rigurosas ó contrarias al pudor,
perderá por el mismo hecho la deuda del ofendido, i pagará ademas una
multa que no rebaj e de veinticinco pesos, ni pase de cincuenta; aplicable á
la educacion de los indíj enas. En esta misma multa incurrirán los curas
doctrineros por iguales castigos.

o único. Esto no impide el que segun la gravedad de la inj uria se


pueda imponer á cualquiera que la cometa, las penas establecidas por las
leyes comunes.

Art. 8° A ningun indíjena se ecsij irán servicios personales, sin su


consentimiento, i previa estipulacion de su j ornal.

Art. 9° Tampoco se le podrá obligar á vender cosa alguna de su do­


minio, sin su espresa voluntad. ni mucho ménos en precios arbitrarios

42
Art. 1 O. Los concejos municipales i curas párrocos promoverán el
establecimiento de escuelas de primeras letras en las cabeceras del cantan, i
en las parroquias de poblacion mas numerosa, para la enseñanza de los ni­
ños indíjenas, indicando al Gobierno los fondos i arbitrios para llevar al
cabo tan saludable medida.

Art. 1 1 . Todo ecuatoriano puede acusar ó denunciar los abusos que


con infraccion de esta leí se cometieren contra los indíj enas; los mismos
que deberán remediarse por los jueces territoriales, bajo la multa de veinti­
cinco á cincuenta pesos.

Art. 1 2 . Los curas párrocos esplicarán esta leí á los indíj enas en su
propio idioma i al tiempo de la doctrina cada tres meses, incurriendo por
cualquiera omision en la multa de veinticinco pesos.

Dada en Quito á treinta de setiembre de mil ochocientos treinta i


tres.- Vij ésimo tercero.- El Presidente del Congreso.- Francisco Marcos.­
E l S ecretario. - Guil lermo Parej a.- E l Secretario.- José Maya. - Palacio de
Gobierno en Quito á cinco de octubre de mil ochocientos treinta i tres.­
V ij ésimo tercero. - Ejecútese.- Juan José Flores.- Por S . E. E l Ministro del
Interior.- Víctor Felix de Sanmiguel.

Quito, 2 de Septiembre de 1835


Decreto que corrije varios abusos,
que se cometen contra los indíj enas

LA CONVENCION DEL ECUADOR

CON S IDERANDO :

1 o Que sin embargo de las leyes municipales que protejen á los indí­
j enas, se comenten varios abusos contra ellos, i

2° Que es de absoluta importancia correjirlos para que esta c lase tan


interesante á la sociedad, no sea oprimida de ningun modo, i disfrute de los
derechos i garantías que la constitucion dispensa á los ecuatorianos:

43
DECRETA:

Art. 1 o Ningun indíjena podrá ser nombrado prioste contra su volun­


tad, ni obligado por los respectivos párrocos á hacer en cada año mas de las
cuatro fiestas establecidas por la leí.

Art. 2° Los deudos de los indíjenas difuntos, no podrán ser obliga­


dos a costear funerales pomposos, ni á pagar otros derechos que los del
entierro, aunque el finado haya tenido bienes i en caso de peste no podrán
ecsijir derechos por los entierros.

2° único. Los casiques pagarán los mismos derechos que los demas
indíjenas, i en caso que quieran entierros de pompa, no podrán ecsij ir por
esta, mas que el doble de los derechos prescritos por el sínodo, bajo la pena
de devolverlos con el duplo.

Art. 3° Ningun párroco podrá ecsijir otros derechos que los designa­
dos por el sínodo, ni cobrar primicias por regulacion ó cómputo, sino de la
cantidad de especies realmente cosechadas.

Art. 4° Los rematadores de diezmos, no podrán cobrar de los indí­


genas, sino la décima parte de los frutos que hubiesen cosechado i de los
partos ecsistentes al tiempo del cobro, i de ningun modo de las aves i ani­
males domésticos que no lleguen á esta número.

Art. 5° Ningun diezmero ni cobrador de primicia, podrá usar de vio­


lencia i vej aciones contra los indíjenas para el cobro de los diezmos i pri­
micias que deberán verificarlo tan luego como los indíjenas hagan sus co­
sechas.

Art. 6° Los indíjenas morosos en el pago de contribucion personal,


serán apremiados por los medios suaves i equitativos que las leyes conce­
den á los demas ecuatorianos, sin que jamas sea permitido el secuestro de
sus intrumentos i animales de labranza.

Art. 7° Los correj idores ó colectores redujeren á prision á las muje­


res é hijos por deuda fiscal ó privada de algun indíjena, serán castigados
como reos de detencion arbitraria.

44
Art. so La viuda i herederos de un indíj ena no serán responsables de
sus deudas, sino en el caso que él hubiese dejado bonos suficientes con que
responder, á juicio de la autoridad respectiva.

Art. 9° Cuando un indíj ena no pudiese acreditar el pago de la contri­


bucion con la correspondiente carta, para reputado deudor, se ecsaminará el
libro de cobranza, i se verá por él si resulta efectiva su responsabilidad.

Art. 1 0. De ningun indíjena se ecsij irán servicios personales, ni aun


los de pongos, i servicios sin su consentimiento i previa estipulacion de su
j ornal. Tampoco podrá ecsijírseles ningun impuesto que no esté decretado
por lei espresa; ni los derechos que han acostumbrado cobrarles por las
partidas bautismales i fe de muertos.

Art. 1 1 . No se les obligará á vender cosa alguna de su dominio sin


su espresa voluntad.

Art. 1 2. Los concejos municipales, i curas párrocos promoverán el


establecimiento de escuelas de primeras letras en las cabeceras de canton, i
en las parroquias de poblacion mas numerosa para la enseñanza de los ni­
ños indíj enas, indicando el Gobierno los fondos i arbitrios para l levar al
cabo tan saludable medida.

Art. 1 3 . Los fiscales, sus ajentes, i los protectores partidarios, debe­


rán acusar á los que cualquier modo infrinjieren la presente leí : en su de­
fecto podrá hacerlo cualquier ecuatoriano para que se remedien por los jue­
ces territoriales baj o al multa de 25 á 50 pesos que deberán ecsijirse del
juez que fuese omiso ó moroso en remediarlos.

Art. 1 4. Se suprimen los ajentes protectores i los defensores de los


indíjenas, quienes estando impedido el protector, podrán ocurrir á la per­
sona de su eleccion.

Art. 1 5 . Los correjidores i los curas párrocos esplicarán esta leí á los
indíjenas en su propio idioma i al tiempo de la doctrina, cada tres meses,
incurriendo por cualquier omision en multa de veinticinco pesos.

Art. 1 6. Queda refundida en la presente lei la de 5 de octubre de


1 83 3 .

45
Comuníquese a l Poder Ej ecutivo para su pub l icacion
cumplimiento.

Dado en Ambato en la sala de las sesiones á veintiuno de agosto de


mil ochocientos treinta i cinco.- Vij ésimo quinto. José Joaquin Olmedo. ­
Pre sidente.- E l Secretario.- Ignacio Holguin.- Palacio d e Gobierno en
Quito á dos de setiembre de mil ochocientos treinta i c inco Vijésimo
quinto. - Ejecútese . - Vicente Rocafuerte.- Por S. E. El Presidente de la
República Ministro jeneral del despacho.- José Miguel Gonzales.

Quito, 18 de Abril de 1 83 7
Decreto disponiendo que n o s e pueda ecsijir d e los indíjenas ningun
impuesto que no este decretado por la lei

El senado i cámara de Representantes de la República del Ecuador


reunidos en congreso.

CONSIDERANDO :

Que s i n embargo d e que el art. 1 O d e l a l e i d e 2 d e setiembre de


1 83 5 dispone, que no se puede ecsijir de los indíjenas ningun impuesto que
no esté decretado por la lei, se ha introducido el criminal abuso de
cobrantes cuotas arbitrarias con diversos pretestos; i para correj irlos
oportunamente en obsequio de esta clase desgraciada, sobre cuya sencillez
siempre la codicia pretende especular,

DECRETAN:

Art. 1 o El correjidor, que baj o el pretesto de reserva ó de otro cual­


quiera, ecsij iese de los indíj enas alguna suma, sea en dinero ó en otras es­
pecie, será destituido de su destino, i ademas multado en docientos pesos,
sin perjuicio de devolver á los interesados las cantidades que hubiese reci­
bido.

Art. 2° Serán responsables á esta multa los bienes propios del corre-
j idor.

46
Art. 3° Si las personas ó ajentes de quienes se valgan el correj idor,
resultaren autores de tales estafas, serán juzgados criminalmente, i castiga­
dos con la pena de presidio por un año.

Art. 4° El cura que cobrare derechos á los indíj enas por las partidas
bautismales, fe de muertos ó por cualquier otro título que no esté autori­
zado por la lei, será privado de su beneficio por el tiempo de dos meses, i
si reincidiere se le impondrá el duplo de esta pena, correspondiendo desde
luego su publicacion en uno i otro caso á la autoridad eclesiástica. Con la
devolucion de las sumas percibidas por los curas á sus respectivos intere­
sados.

Art. so Ningun indíj ena podrá ser nombrado prioste, sino única­
mente para las cuatro fiestas establecidas por la lei.

Art. 6° El cura que fuera de estas cuatro fiestas nombraré ó aprobare


el nombramiento que se haga en un indíjena de prioste, con el pretesto de
que este lo ha solicitado ó baj o de cualquiera otra razon, incurrirá en la
misma pena del art. 4°.

Art. 7° Este decreto se tendrá como adicional á la lei de dos de se­


tiembre de 1 83 5 .

Dado e n Quito á catorce d e abril d e m i l ochocientos treinta i siete.­


El Presidente del senado.- Juan José Flores.- El Presidente de la cámara de
representantes.- José María de Santistevan.- El senador secretario.- Anjel
Tola.- E l diputado secretario de la cámara de representantes.- Manuel
Ignacio Pareja.- Palacio de Gobierno en Quito á diez i siete de abril de mil
ochocientos treita y siete.- Vij ésimo séptimo.- Ej ecútese.- Vicente
Rocafuerte.- Por S . E. el Presidente de la República. El M inistro de inte­
rior.- José Miguel Gonzalez.

47
Quito, 4 de Mayo de 1846
Decreto estableciendo trece Becas en los colegios de la República a
favor de los lndíjenas

Vicente Ramon Roca, Presidente de la República del Ecuador;


&c. &c. &c.

CONSIDERANDO:

Que todas las c lases del Estado tienen igual derecho á la instruccion
pública, y que bajo de este principio el Libertador Presidente de Colombia
fundó vecas en los colej ios á favor de los indíjenas en los primeros dias de
la independencia,

DECRETO:

Art. 1 o Se establecen trece vecas dotadas de los fondos de los cole­


j ios á favor de los indíjenas, en esta forma: dos en el seminario de San
Luis de esta ciudad: dos en el convictorio de San Fernando de la misma:
dos en el colejio de San D iego de Ibarra: dos en el de San Vicente de
Latacunga: una en el seminario de Guayaquil : dos en el de Cuenca: una en
el de Riobamba; y una en el de San Bernardo de Loja.

Art. 2° Los requisitos para ser admitidos los indíjenas en estos cole­
j ios son: doce años de edad; ser hijos lej ítimos de lej ítimo matrimonio; no
padecer enfermedad contajiosa; haber recibido con provecho la instruccion
primaria; y mostrar buenas inclinaciones.

Art. 3° No se ecsij irá pension alguna á estos alumnos.

Art. 4° Los utensilios de servicio para el uso personal de estos alum­


nos, serán los mismos que se encuentran detallados en el estatuto de cada
colej io, y costeados por sus padres, asistentes ó curadores.

El Ministro Secretario de Estado en el despacho de lo Interior queda


encargado de la ejecucion de este decreto.

48
Dado en el palacio de Gobierno en Quito, á cuatro de mayo de mil
ochocientos cuarenta y seis.- segundo de la libertad. - Vicente Ramon
Roca.- El Ministro de lo Interior.- José Femandez Salvador.

Quito, 3 de Junio de 1851


LEI DE CONTRIBUCION DE INDIJENAS

LA CONVENC ION NACIONAL DEL ECUADOR

CONSIDERANDO :

1 o Que l a contribucion personal d e indígenas s e halla e n decadencia á


causa de la multitud de leyes y disposiciones reglamentarias que la han
complicado; y que por tanto conviene reunirlas en una sola; y

2° Que los empleados de su recaudacion no deben distraerse á otras


atenciones políticas ni municipales:

DECRETA :

TITULO 1

DE LA COBRANZA DE L A CONTRIBUCION

Art. 1 o Los indíjenas ecuatorianos de las provincias del interior paga­


rán, desde la edad de diez y ocho años cumplidos, hasta la de cincuenta,
tambien cumplidos, una contribucion anual de tres pesos por cada indivi­
duo.

1 o Están esceptuados los indíj enas de Guayaquil, M anabí,


Esmeraldas, Chito y Zumba, y los demas de la banda oriental.

2° Quedan eximidos de esta contribucion los indíjenas que, á mas de


las tierras de comunidad ó resguardo, posean en propiedad libre, fincas raí­
ces, cuyo valor sea ó esceda de mil pesos; pero quedarán sujetos á las con­
tribuciones ordinarias del comun de los ciudadanos.

49
3" Serán tambien esceptuados todos aquellos indíjenas que se hallen
liciados, ó habitualmente enfermos, hasta el estremo de no poder trabajar y
ganar un salario, justificándose préviamente esta imposibilidad.

4° En los casos del parágrafo anterior, la imposibilidad se compro­


bará en las capitales de provincia ó cabeceras de canton por medio del reco­
nocimiento de dos facultativos, ó en caso de absoluta falta de estos por dos
empíricos, y con el informe del recaudador, á peticion del protector de indí­
jenas. El Gobernador de la provincia dictará la escepcion segun el mérito
de los documentos mencionados, por cuya actuacion no se llevará derecho
alguno, baj o de ningun pretesto, y se actuará en papel sellado del ínfimo
valor. En cualquier tiempo en que cesare la imposibilidad, cesará la escep­
c!on.

5° Del certificado de escepcion se sacarán tres copias en papel de


oficio, de las cuales una se dará al esceptuado otra al recaudador y la otra se
dirij irá á la Contaduría mayor del di strito. En la secretaría de la
Gobernacion quedará archivado el espediente orij inal.

Art. 2° Cuando la imposibilidad del indíjena no fuere absoluta, des­


pues de practicadas las dilij encias préscritas en los parágrafos anteriores,
quedará reducida su contribucion á la mitad, y así lo declarará el
Gobernador en su decreto.

Art. 3° Al indíjena mayor de cincuenta años le bastará presentar para


su escepcion la primera carta de su contribucion, ó su partida bautismal
comprobada por un escribano, y á falta de este, por el teniente pedáneo de
la respectiva parroquia, debiendo practicarse la dilij encia gratuitamente en
ambos casos.

Art. 4° Los hijos lej ítimos de blanco en india, seguirán la condicion


del padre, y los ilej ítimos la de la madre.

Art. SO La cobranza de esta contribucion se verificará por año fene­


cido, y no se exijirá anticipada, bajo de ningun pretesto, fuera de los casos
previstos en los artículos 60 y 6 1 de la Constitucion.

Art. 6° La recaudacion de esta contribucion estará en cada canton á


cargo de un empleado que nombrará el Poder Ejecutivo, sin que durante el
50
ej ercicio de su empleo pueda ser distraído á ningunas otras funciones ó
COmiSIOnes.

Art. 7° Cada recaudador afianzará su manejo con fianzas de abono,


en que cada fiador quedará responsable por la cuarta parte de la cantidad a
que probablemente puede ascender la cobranza que se le encargue, ademas
de la obligacion y responsabilidad de sus propios bienes, hasta la cuarta
parte de la cantidad á que pueda ascender dicha cobranza.

l " Estas fianzas serán fij adas, calificadas y aprobadas por la junta de
hacienda de la provincia, previa audiencia del fiscal.

2° Un testimonio de la escritura de fianza, se pasará por la junta de


hacienda á la Contaduría mayor del distrito, y otra á la tesorería, ambos á
costa del recaudador.

Art. 3° E l recaudador, en los primeros ocho días de cada año, pre­


sentará ante la junta de Hacienda de la provincia, certificados que comprue­
ban la supervivencia y vijente responsabilidad de todos los fiadores, bajo la
pena de suspension ó destitucion del empleo, á juicio del Poder Ej ecutivo.
En caso de no resultar bien comprobados estos dos particulares, se le obli­
gará á subrogar las fianzas en e l término que se le señalará al efecto, ó á
dejar el destino.

Art. 8° Los recaudadores pasarán personalmente á las parroquias ó


lugares comprendidos en el partido de la cobranza de su cargo, y asociados
de uno de los alcaldes parroquiales y del cura, formarán con presencia de
los padrones y libros de la parroquia (valiéndose de los medios suaves que
dicta la prudencia para evitar todo estrépito) un padron jeneral de todos los
indíjenas varones, con espresion de la edad de cada uno; el que firmado por
los tres se pasará á la Contaduría mayor y otro igual á la tesorería respec­
tiva. Este padron jeneral se rectificará cada cuatro años.

Art. 9° Del padron j eneral sacarán las Contadurías mayores listas


particulares de los indíjenas contribuyentes, las que servirán para cobrar la
contribucion, renovándose anualmente con puntual espresion de los nuevos
contribuyentes, de los reservados y de los muertos.

51
Art. 1 O. La Tesorería entregará á los recaudadores rubricados los li­
bros en que deben llevar la razon detallada de la cobranza, con distincion de
cantones, parroquias y número de contribuyentes, y las cartas de pago que
deben darse á estos por los recaudadores, impresas y sel ladas Estas cartas,
en su parte impresa, contendrán el nombre del canton, la formula del pago
y su cantidad, y ademas la fecha del año á que la carta corresponda, y se
llenarán por el recaudador en letra cursiva, el nombre del indíjena que con­
tribuye, y la parroquia, domicilio ó hacienda á que pertenezca, á cuyo fin se
dej arán espacios blancos en dichas cartas impresas.

único. Estas cartas se imprimirán, bajo la vij ilancia, direccion y res­


ponsabilidad de los Contadores mayores, quienes las pasarán á las tesore­
rías para el objeto indicado en el artículo anterior.

Art. 1 1 . Las tesorerías llevarán un libro, en el que se anotarán el


cargo y data de las cartas de pago de cada año. En el cargo constarán las
que reciba de la Contaduría mayor, sea nuevas ó sobrantes de otros años,
comprobando este cargo con los oficios de remision del Contador mayor,
y la data con los recibos de los recaudadores.

único. De estos recibos totalizados con espresion de fechas, darán


las tesorerías certificados á los colectores para que en sus cuentas com­
prueben el cargo de cartas de pago, y siempre que les confieran estos certi­
ficados, pasarán un duplicado de ellos á la Contaduría mayor. Así mismo,
cada vez que el colector haga entero de alguna cantidad en tesorerías, ofi­
ciará el tesorero á la Contaduría mayor, incluyéndole un dup licado de la
certificacion que haya conferido al recaudador, para documentar la data en
su cuenta. Así estará la Contaduría mayor al corriente del estado de la co­
branza, para velar sobre su actividad, como inspectora y para estar avisada
de todo el manejo al tiempo de juicio de la cuenta de recaudador.

Art. 1 2 . Las Contadurías mayores no podrán habilitar las cartas de


pago, de un año para otro, bajo de ningun motivo ni pretesto, y las sobran­
tes que reciban de los recaudadores, las entregarán con cuenta en las teso­
rerías de su distrito para que las custodien y dén á los mismos
recaudadores cuando las pidan para la cobranza de años rezagados.

Art. 1 3 . Cuando ocurriese el fallecimiento de algun indíjena contri­


buyente, los recaudadores lo anotarán en las listas y libros de la cobranza,
52
comprobando la partida con la fé de muerte, que conferirá el cura en papel
de oficio, sin nungun derecho.

1 o En el caso de no encontrarse la partida de muerte en el libro pa­


rroquial, el cura y el teniente de la parroquia la certificarán en papel de ofi­
cio; y el cura será responsable de su omision ante su prelado, á quien el re­
caudador dará aviso de dicha omision. En caso de no existir el indíjena por
haberse ausentado de la parroquia, ó por cambio ó error de su nombre, el
cura y el teniente certificarán, añadiendo una informacion de testigos en pa­
pel de oficio, y sin derechos.

2° Cuando no se encuentre en el libro parroquial la partida de bau­


tismo de algun indijena, el recaudador recibirá pruebas supletorias, como
son certificados jurados del cura y del teniente parroquial, ó declaraciones
de los padrinos, ó de algunos testigos; y cuando nada de esto fuere posible,
se graduará la edad del indíj ena por su aspecto á juicio del cura y del te­
niente parroquial, cuyo concepto escrito agregará el recaudador para com­
probante de su cuenta.

Art. 1 4 . Si algun indíjena hubiese variado de domicilio, sabiendo el


recaudador su paradero, dentro ó fuera del cantan ó en otra provincia, lo
avisará de oficio al recaudador del nuevo domicilio, y juntamente al
Contador mayor, para que dirija el correspondiente aviso á las autoridades
respectivas.

1 o El recaudador del nuevo domicilio exijirá al indíjena la contribu­


cion que deba, le aumentara en su padron, y dará aviso al recaudador del
antiguo domicilio.

2° Cuando algun indíj ena se encontrase duplicando en el mismo ó en


diversos padrones, toca al recaudador la comprobacion para descargarse en
su cuenta.

Art. 1 5 . Los recaudadores enterarán mensualmente en la tesorería


respectiva á que su cantan corresponda la duodécima parte del monto anual
de su cobranza. Este entero lo cumplirán preci samente el dia que el
tesorero les haya señalado, en virtud de las órdenes que haya recibido de su
respectivo Gobernador.

53
1 o Cuando el Poder Ejecutivo se halle investido de las facultades de­
tall adas en los artículos 60 y 6 1 de la Constitucion, puede. durante ellas,
exij ir anticipadamente uno ó mas continjentes en la provincia ó provincias
que tenga por conveniente.

2" Ningun Gobernador de provincia podrá exij ir anticipadamente es­


tos continj entes salvo el caso del parágrafo anterior.

Art. 1 6. Como los recaudadores de la contribucion de indíjenas tie­


nen la j uridiccion coactiva necesaria sobre los deudores á este ramo, los te­
soreros no les admitirán disculpa alguna en el caso de hacer los enteros en
proporcion mas diminuta que la establecida en el artículo anterior. Si los
recaudadores incurresen en esta falta por un mes, y no la subsanaren ente ­
rando e l completo de ambos meses en el siguiente, los tesoreros darán
cuenta á los Gobernadores, y estos al Poder Ejecutivo, para que libre órden
de suspension ó destitucion, ó cualquiera otra que juzgue conveniente.

Art. 1 7. Las tesorerías se informarán mensualmente del estado de la


cobranza de cada cantan, ó cuyo fin los recaudadores les presentarán,
también mensualmente, un estado segun el modelo que se acompañará á
esta lei.

Art. 1 8 . Cada seis meses, y ademas cuando el Poder Ejecutivo, ó


Gobernador de la provincia lo disponga, se hará un corte y tanteo á los re­
caudadores, y se pasará al Poder Ejecutivo el resultado de cada una de estas
dilijencias.

Art. 1 9 . Si el recaudador no presentase mensualmente el estado de


que habla el artículo 1 7 , ó resultase descubierto en el balance, los tesoreros
darán cuenta á las Gobernaciones, y estos al Poder Ej ecutivo, para que li­
bre la órden de suspension ó destitucion, ó cualquiera otra que creyere
conveniente.

único. El destituido en el caso del artículo anterior será sometido in­


mediatamente á juicio.

Art. 20. Ningun recaudador dará cartas de pago que no sean impre­
sas, y el que las diere en blanco, será condenado en el valor triple que im-

54
porte la carta, si no se hubiere datado de ella en cuenta; mas si lo hubiese
verificado, solo se le condenará al pago de una suma igual á la percibida.

Art. 2 1 . No podrá el recaudador conferir á un indíjena rezagado, en


una sola carta de pago, recibo por dos ó mas años de contribucion. sino
que por cada año de rezago le conferirá una carta, á cuyo fin las tesorerías
le proveerán de las cartas de años anteriores que pida y necesite para el co­
bro de rezagos.

único. El recaudador, á quien se le convenza de haber infrinj ido lo


dispuesto en este artículo, será destituido inmediatamente, procediéndose
para este efecto como lo ordena el art. 1 9 ; y ademas será condenado en el
triple de la suma que haya abonado en la carta por los años espresados en
ella, si de la cantidad cobrada no se hubiese hecho el abono en los libros de
sus cuentas en los años correspondientes, y en el nombre del indíjena reza­
gado; pero si apareciese hecho en abono, se condenará al recaudador sola­
mente en el pago del tanto del importe de los años abonados en una sola
carta.

Art. 22. A ningun indíjena deudor por años rezagados, se le abonará


carta por el año corriente, sin que primero satisfaga todos aquellos y el re­
caudador que practique lo contrario, quedará obligado á satisfacer todo lo
que adeude por su contribucion el indíjena rezagado.

único. El recaudador se datará á favor suyo de un peso por cada


nuevo indíj ena descubierto que aumente al padron documentadamente, y
que presente cobrado en su tiempo con rezagos de tres ó mas años; y se le
aumentará la gratificacion de cuatro reales por cada escedente de los tres
que adeude el indíjena descubierto.

Art. 2 3 . Cuando el sucesor de un recaudador encuentre cartas con­


feridas por este á favor de indíjenas que haya presentado en su relacion,
como deudores rezagados, está obligado á dar parte á la Contaduría mayor,
y su antecesor será condenado en el importe del cuádruplo de las cartas que
se hayan conferido de esta manera, si no constasen abonadas en los libros
de sus cuentas.

Art. 24. Todo recaudador está obligado á rendir la cuenta del año
concluido dentro de los tres primeros meses del año siguiente, y si pasase
55
de e ste término, e l contador mayor respectivo dará cuenta al Poder
Ejecutivo, para que con conocimientos de causa, ó le conceda un plazo pe­
retorio á que la presente, ó lo suspenda ó destituya á su voluntad.

único. Toda cuenta del año fenecido ó de rezagos, se rendirá ante la


Contaduría mayor.

Art. 2 5 . En dicha cuenta se presentarán los padrones de las cobran­


zas, las partidas de entrantes, las de reservados y las de muertos, ó docu­
mentos que en su falta las j ustifiquen; lo mismo que la inexistencia ó au­
sencia de los indíjenas que costan del padron, el sobrante de las cartas de
pago, y la razon j urada del recaudador que manifieste los rezagos que deja
por cobrar con la s pruebas legales que justifiquen la imposibilidad d el co­
bro y las dilij encias que haya practicado para verificarlo.

único. La Contaduría examinará y fenecerá esta cuenta, á lo mas


dentro de los tres meses siguientes al de la fecha de su presentacion.

Art. 26. El Poder Ejecutivo puede centralizar la cobranza de toda una


provincia, y ponerla á cargo de un solo recaudador, como tambien dividirla
ó subdividirla en los cantones, segun las circunstancias del tiempo ó de las
diversas localidades.

único. Los mismos recaudadores cobrarán indispensablemente


todos los rezagos de los años anteriores del cantan ó cantones que
administren y no podrán escusarse de hacerlo bajo de ningun pretesto.

Art. 27 . De la suma total enterada en tesorería, los recaudadores se


datarán del seis por ciento: el cinco pertenecerá al recaudador por indemni­
zacion de su trabajo, y por sus responsabilidades, sin opcion á ninguna otra
indemnizacion, por razon de gastos de oficina, de viajes de dependientes ó
de auxiliares: e l uno restante lo entregará al j efe político de su cantan,
tomándose recibo para documentar su data.

56
TITULO 2

EXENCIONES Q UE DEBEN GOZAR LOS INDIJENAS

Art. 28. Los indíj enas no pueden ser obligados á sevir en el ejército
ni en la milicia nacional. Los que voluntariamente tomen servicio de armas
serán eximidos de la contribucion que prescribe esta lei, miéntras perma­
nezcan en dicho servicio, y serán eximidos perpetuamente, cuando despues
de ocho años de continuo y buen servicio obtuviesen licencia final; ó
cuando ántes de cumplidos los ocho años, hayan asistido á dos acciones de
guerra con valor acreditado, á j uicio de sus jefes, y con previo informe de
ellos. La licencia final de ambos casos, lo mismo que la cédula de invali­
dez, si por consecuencia de sus servicios la obtuviesen, les servirá de do­
cumento de exencion; pero los que sin invalidez declarada y concedida, se
separen del servicio, sea del modo que fuere, ántes de cumplir el tiempo, ó
de asistir á las dos acciones de guerra de que habla el presente artículo,
volverán á pagar la contribucion de su clase.

Art. 29. Quedan eximidos de esta contribucion, los indíjenas que se


dedican á la carrera de las letras, durante el tiempo de sus estudios; mas si
concluyen la carrera, ú obtuvieron un grado académico, la escepcion será
perpetua.

Art. 30. Queda esceptuados de la contribucion de esta lei, los indíje­


nas que sirvieren de postas ó guias de postas de correos, durante el tiempo
de su servicio, debiendo acreditarlo con la correspondiente matricula de los
Administradores.

Art. 3 l . Quedan eximidos perpetuamente de esta contribucion los


indíj enas que hayan servido de maestros de primeras letras, por el espacio
de seis años continuos.

Art. 32. Quedan así mismo eximidos de la contribucion los goberna­


dores ó caciques auxiliares de la cobranza; y si hubiesen desempeñado este
cargo cumplidamente por el espacio de seis años, solicitarán del Poder
Ej ecutivo su reserva absoluta, quien la concederá prévio el informe del
Gobernador de la provincia, el que á su vez deberá oír al recaudador del
canton, á que perteneciere el indíjena.

57
Art. 3 3 . Quedan últimamente eximidos de la presente contribucion
si fuese indíj enas, el maestro de capilla y los sacristanes de las catedrales y
de las parroquias; los que no podrán pasar de cuatro en las primeras y de
dos en las segundas, y no gozarán de esta exencion sino durante el tiempo
de su servicio.

Art. 34. Los indíj enas de las provincias del interior donde esta con­
tribucion se halla establecida, no pagarán alcabala, ni contribucion alguna
que pueda gravar sus negocios y contratos, ni sus cosechas, labranzas, la­
bores ó industrias; pero si se encargaren de negociaciones, contratos ó pro­
ductos pertenecientes á personas no sujetas á contribucion de indijenas, pa­
garán por tales negocios, contratos ó productos lo que el comun de los ciu­
dadanos.

Art. 3 5 . En todos los asuntos civiles ó criminales que se promovie­


sen entre indíj enas ó contra ellos, ya sea por parte de comunidad ó de parti­
culares, serán considerados como personas miserables y se actuará por
ellos, y en favor de e l los en papel sellado del menor valor que ha fij ado ó
fijare l a leí, en lo sucesivo, y no se les l levará derecho alguno ni en los tri­
bunales, ni juzgados seculares, ni en los eclesiásticos, ni por los escriba­
nos, médicos ó empíricos.

único. Las disposiciones de este artículo no comprenden á los indí­


j enas de que habla e l 2. del art. 1 0, quienes quedarán suj etos á las mismas
cargas que el comun de los c iudadanos; con tal que todos estos sean
propietarios de fondos rústicos.

Art. 36. Ninguna persona podrá destinar ú ocupar indíjenas de cual­


quiera edad ó sexo á servicio personal ó doméstico, contra su voluntad, sin
su consentimiento espreso, y sin prévio ajuste de su salario, segun las
costumbres y circunstancias del país.

Art. 3 7. Ningun indíjena podrá ser nombrado prioste contra su vo­


luntad, ni obligado por los respectivos párrocos á hacer en cada año mas de
las cuatro fiestas establecidas por la lei.

Art. 3 8 . Los deudos de los indíj enas difuntos no podrán ser obliga­
dos á costear funerales pomposos, ni á pagar otros derechos que los del

58
entierro, aunque el finado haya tenido bienes: y en caso de peste no podrán
exijir derechos por los entierros.

Art. 3 9. Ningun párroco podrá exijir otros derechos que los desig­
nados por el arancel, ni cobrar primicias por regulacion ó cómputo, sino de
la cantidad de especies realmente cosechadas.

Art. 40. Los rematadores de diezmos no podrán cobrar de los indíje­


nas sinó l a décima parte de los frutos que hubiesen cosechado, y de los
partos existentes al tiempo del cobro; y de ningun modo de las aves y
animales domésticos que no l legen á este número.

Art. 4 1 . Ningun diezmero, ni cobrador de primicia podrá usar de


violencias y vej aciones contra los indíj enas para el cobro de los diezmos y
primicias que deberán verificarlo, tan luego como los indíjenas hagan sus
cosechas.

Art. 42. Los indíjenas morosos en el pago de la contribucion perso­


nal, serán apremiados por los medios suaves y equitativos que las leyes
conceden á los demas ecuatorianos, sin que j amás sea permitido el secues­
tro de sus instrumentos y animales de labranza.

Art. 43. Los recaudadores que redujeren á prision á las mujeres é hi­
jos por deuda fiscal ó privada de algun indíjena, serán castigados como
reos de detencion arbitraria.

Art. 44. La viuda y herederos de un indijena no serán responsables


de sus deudas, sino en el caso que él hubiese dejado bienes suficientes con
que responder, á juicio de la autoridad respectiva.

Art. 45. Cuando un indíjena no puediere acreditar el pago de la con­


tribucion con la correspondiente carta, para reputado deudor, se examinará
el libro de la cobranza y se verá por él si resulta su responsabilidad.

Art. 46. Los Concejos municipales y curas párrocos, promoverán el


establecimiento de escuelas de primeras letras en las cabeceras de cantan, y
en las parroquias de poblacion mas numerosa para la enseñanza de los ni­
ños indíj enas, indicando al Gobierno los fondos y arbitras para l levar al
cabo tan saludable medida.
59
único. Se tendrá como un mérito sobresaliente en los curas si se de­
dicasen por sí á la educacion de los indíjenas ó pagaren escuelas con este
objeto.

Art. 4 7. El indíjena contribuyente que se reservase por edad ó les ion,


ó muriese despues de vencidos los tres primeros meses de un semestre,
pagará solamente la cuota correspondiente á dicho semestre. En caso de
fallecimiento, el pago solo tendrá lugar, si el deudor dej are bienes ó crédi­
tos activos; mas en ningun otro caso se hará responsable á la viuda é hijos.

Art. 48. Si un indíjena hubiese pagado la contribucion despues de


haber cumplido los c incuenta años en que queda eximido, ó de resultar re­
servado total ó parcialmente por lesion, tendrá derecho de repetir contra el
fisco por todo lo que haya satisfecho indebidamente, acreditándolo en
forma legal , y la Gobemacion de la provincia ordenará su devolucion de la
tesorería, con conocimiento de causa, bien á favor del mismo acreedor ó al
de sus herederos, si hubiese fal lecido, si no tuviere herederos forzosos ó
voluntarios, no tendrá lugar a l reintegro, el que quedará á beneficio del
fisco.

único. Lo dispuesto en este artículo, se estiende al caso de haberse


hecho el pago indebidamente por haberse recaudado la contribucion del
año, en virtud de lo prescrito en los artículos 60 y 6 1 de la Constitucion.

TITULO 3

DE LOS CABILDOS Y DEMAS EMPLEADOS DE INDIJENAS.

Art. 49. Se conservará los pequeños cabildos y empleados que han


tenido las parroquias de indíj enas para su réj imen puramente económico,
segun las leyes.

Art. 50. Las obligaciones de estos empleados son:

1 o Celar la conducta de sus subordinados, á fin de evitar los escesos


de la embriaguez y los desórdenes de cualquiera otra especie, y poder re­
presentar sobre las estorciones y novedades que quieran introducir el cura,
los jueces ó los vecinos prepotentes:

60
2° Dar aviso á los recaudadores de los indijenas, que se hayan ausen­
tados de la parroquia, ó de los que hayan venido á ella de otros lugares.

3° Concurrir con su influjo y dilijencias á la recaudacion de la contri­


bucion personal, cuando la persona encargada al efecto se presente en las
parroquias, avisándolo anticipadamente á los contribuyentes, á fin de que al
primer requerimiento verifiquen al pago:

4° Dar noticias oportunas á los curas, cuando algun indíjena se halle


enfermo de gravedad, para que pueda ser socorrido con los auxilios espiri­
tuales ú otros que la necesidad demande.

TITULO 4

DE LOS RESGUARDOS O TIERRAS DE LOS INDIJENAS.

Art. 5 1 . En las parroquias donde haya tierras de comunidad ó res­


guardo, se asignará á cada familia de indíj enas la parte necesaria para su
habitacion y cultivo particular, á mas de la que nesiten en comun para sus
ganados ú otros usos.

Art. 52. Los sobrantes de tierras de comunidad donde los haya, no


podrán venderse; pero sí arrendarse para aplicar los arrendamientos á be­
neficio de las escuelas primarias de las respectivas parroquias, practican­
dose estos arrendamientos en pública subasta, ante el Gobernador de la
provincia, con asistencia del protector, y en concurrencia de otros ciudada­
nos serán preferidos los indíj enas por el tanto, siempre que los arrenda­
mientos sean para sí y presten las seguridades necesarias. Se esceptúan los
terrenos que por título especial pertenezcan á la comunidad de indíjenas.

Art. 5 3 . En los casos de calamidad pública, por peste, epidemia, ó


esterilidad de los campos que reduzcan á los indíj enas de una parroquia ó
cantan á la angustia de no poder pagar, temporal ó absolutamente la contri­
bucion, lo representarán sus protectores, curas ó tenientes parroquiales,
ante el Gobernador de la provincia, y este despues de recibir los informes
que considere oportunos, dará cuenta al Poder Ejecutivo, para que delibere
el retardo de la cobranza, total ó parcial, ó la exencion por tiempo determi­
nado, segun las circunstancias.

61
TITULO 5

DE LOS PROTECTORES DE INDIJENAS

Art. 54. Los protectores de indíjenas se arreglarán á la que prescribe


la leí orgánica del poder judicial en la seccion 4° del título 5°.

Art. 5 5 . En los casos en que por circunstancias locales convenga, el


Poder Ejecutivo dictará decretos especiales, con tal que no alteren ninguna
de las reglas establecidas en la presente leí.

Art. 56. Los fiscales sus aj entes, y los protectores partidarios, debe­
rán acusar á los que de cualquier modo infrinj ieren la presente lei, en su
defecto podrá hacerlo cualquier ecuatoriano para que se remedien por los
jueces territoriales, bajo la multa de veinticinco á cincuenta pesos, que de­
berán exij irse del j uez que fuere comiso ó moroso en remediarlos.

Art. 5 7 . Los tenientes y los curas párrocos esplicarán esta lei á los
indíjenas en su propio idioma, y al tiempo de la doctrina, cada tres meses,
incurriendo por cualquier omision en la multa de veinticinco pesos.

Art. 5 8 . Quedan derogadas en todas sus partes de lei de 1 5 de octu­


bre de 1 828, las de 5, 29 y 30 de octubre de 1 833, la de 2 de septiembre de
1 83 5 , y todos los decretos espedidos hasta la fecha en materia de contribu­
cion de indíjenas.

Comuníquese al Poder Ej ecutivo para su publ icacion y cumpli­


miento.

Dada en la sala de las sesiones en Quito, capital de la República, á


treinta de mayo de mil ochocientos c incuenta y uno, séptimo de la
Libertad.- El Presidente de l a Convencion, Pedro Carbo.- El Diputado
Secretario, Tomas H. Noboa.- El Secretario, José Antonio Lozada.

Palacio de Gobierno en Quito, á tres de junio de mil ochocientos cin­


c u e n t a y u n o , séptimo de la L i bertad . - E J E C U T E S E Y
PROMULGUESE.- DIEGO NOBOA.

62
El Secretario de Hacienda.- Cárlos Chiriboga.

Es copia.- El oficial Mayor, Guillermo Pareja.

Quito, 20 de Mayo de 1 85 1
Decreto erijiendo un nuevo canton denominado
Cayambe perteneciente á la provincia de Pichincha

LA CONVENCION NACIONAL DEL ECUADOR

En vista de las reiteradas representaciones de los vecinos de las pa­


rroquias de Cayambe, Cangagua, Tabacundo, Tocachi y de su anexo de
Malchingui, solicitando se erija un nuevo cantan con estos pueblos; y

CONS IDERANDO:

Que la parroquia de Cayambe, con las demas enunciadas, puede mui


bien formar un cantan para facilitar su mejor administracion, así en el ramo
político, como en el judicial;

DECRETA:

Art. 1 o Se erije un nuevo cantan compuesto de las parroquias de


Cayambe, Tabacundo, Cangagua, Tocachi y su anexo de Malchinguí.

Art. 2° La cabecera de dicho cantan será la parroquia de Cayambe.

Art. 3° El nuevo cantan de Cayambe pertenecerá á la provincia de


Pichincha.

Comuníquese al Poder Ejecutivo para su cumplimiento.

Dada en la sala de las sesiones en Quito, capital de la República, á


diez y siete de mayo de mil ochocientos cincuenta y uno, septimo de la li­
bertad.- E l Presidente de la Convencían, Pedro Carbo.- El Diputado
Secretario.- Tomas H. Noboa.- El Secretario.- José Subía.

63
Palacio de gobierno en Quito, á veinte de mayo de mil ochocientos
cincuenta y uno, séptimo de la Libertad.

Ejecútese y promúlguese . - DIEGO NOBOA. El Secretario del


Interior.- José Modesto Larrea.

Es copia.- El Oficial Mayor.- Agustín Yerovi.

Daule, 1 8 de Septiembre de 1852


Decreto Reintegrando a Imbabura sus
Antiguos Límites y el Cantón Cayambe.

LA ASAMBLEA NACIONAL DEL ECUADOR

CONSIDERANDO:

Que habiéndose restablecido el orden constitucional en la República


nada es más natural que el que las provincias reasuman sus antiguos lími­
tes,

DECRETA:

Art. 1 o Los límites territoriales de la provincia de lmbabura serán


desde la promulgación de esta ley, los mismos de que estaba en posesión
desde la más remota antiguedad hasta el 20 de febrero de 1 850.

Art. 2° Queda subsistente e l cantón de Cayambe, y su capital será en


lo sucesivo Tabacundo.

Comuníquese al Poder Ej ecutivo para su publ icación y cumpli­


miento.

Dada en la sala de sesiones en Guayaquil á 1 3 de setiembre de


1 852.- 8° de la libertad.

El Presidente de la Asamblea, Pedro Moncayo, El Secretario, Pablo


Bustamante.

64
Casa de Gobierno en Daule, á 1 8 de setiembre de 1 85 2.- so de la
Libertad.- Ejecútese . - José María Urvina.- El Secretario interino en el des­
pacho del Interior, Javier Espinosa.

Quito, 15 de Diciembre de 1853


Decreto Destinando el Producto de la sal de
Imbabura para la Instrucción Primaria de
la misma Provincia.

EL" SENADO Y CAMARA DE REPRESENTANTES


del Ecuador, reunidos en Congreso,

CONSIDERANDO:

1 o Que es un deber de la Nacion fomentar la instruccion primaria,


aplicando los fondos necesarios para tan interesante objeto:

2° Que las parroquias de la importante provincia de Imbabura care­


cen de tales establecimientos; y

3° Que siendo la sal un artículo estancado por la Nacion, la provincia


de Imbabura es la única en la República que no está sujeta á tal impuesto.

DECRETAN:

Art. 1 o El tráfico, espendio y esportacion de la sal y salitre en


Imbabura, continuarán libres en aquella provincia; y su confeccion y pa­
tente para elaborarlas serán gravadas con el impuesto establecido en el artí­
culo siguiente:

Art. 2° Nadie podrá elaborar sal y salitre en la provincia de Imbabura


sin estar patentado y pagar mensualmente el impuesto de cuatro reales por
cada perol, conocido con el nombre de cocina, y un peso anual por el dere­
cho de patente.

único. Cuando un perol ó cocina sea de doble cavidad ó producción


de las que existen en la parroquia de Salinas, pagará un peso mensual, si

65
triple doce reales, y así sucesivamente, debiendo seguir esta escala el dere­
cho de patente.

Art. 3° Las patentes para la elaboracion de sal ó salitre, si sacarán


anualmente.

Art. 4° Esta renta será administrada en la misma forma, modo y tér­


minos, y por los mismos empleados establecidos para la recaudacion del
impuesto sobre la destilacion de aguardientes, y sus contraventores ó de­
fraudadores, quedan suj etos á las mismas penas.

1 o El Tesorero, por la recaudacion de este impuesto, gozará del seis


por ciento sobre las cantidades que recaude; quedando á responder por el
manejo de esta renta con la fianza que otorgará para entrar en el desempeño
de la Tesorería.

2° El Tesorero, inmediatamente que haya recaudado la contribucion


mensual, todo el producto lo consignará en la caja del colector del colej io,
sin que por ningun caso estos fondos entren en Tesorería.

Art. 5° Los productos de esta renta se adjudican á la instruccion pri­


maria de todas las parroquias de la provincia de Imbabura, los que unidos á
los demas ramos adjudicados á cada una de las escuelas de los pueblos que
la componen, y á los fondos con que debe contribuir el Colej io de San
Diego de Ibarra, formarán una sola masa, y se centralizarán para su mejor
y mas segura administracion.

Art. 6° La inversion de estas rentas se hará en el modo y forma que


establece el decreto reglamentario de instruccion pública.

Art. 7° Se establecerán escuelas en cada una de las parroquias de los


cuatro cantones que componen la provincia, y ademas en la parroquia de
Guaillabamba, debiendo ser los locales cómodos, decentes y espaciosos,
construidos con los recursos establecidos en la lei de 2 1 de Abril de 1 8 50,
que reglamenta el servicio personal y la contribucion subsidiaria.

Art. 8° El Poder Ejecutivo dividirá en tres clases las parroquias con­


forme á su poblacion; debiendo gozar los institutores de las de primera, de
una renta anual de ciento cincuenta á doscientos pesos, los de segunda, de

66
ciento á ciento treinta pesos; y los de tercera, de ochenta á cien pesos, au­
torizando al mismo Poder Ejecutivo para fijar estas rentas.

único. La escuela primaria en la parroquia de Salinas tendrá la dota­


cion de primera clase.

Art. 9° El colector del colej io no podrá ejercer otro destino público


que lo distraiga de sus atenciones, y gozará del siete por ciento de las canti­
dades que recaude, á escepcion de los productos de las salinas que debe
entregar el respectivo colector, y de los cuales no hará deduccion alguna.

Art. 1 O. Se autoriza al Poder Ejecutivo para que dicte los reglamen­


tos necesarios para la administracion, recaudacion é inversion de estas ren­
tas y mas objetos conducentes.

Art. 1 1 . Con anticipacion de seis meses se fijarán edictos por el ins­


pector de la provincia para la oposicion á las escuelas vacantes de las pa­
rroquias rurales.

Art. 1 2 . Luego que haya fondos suficientes para todas las escuelas
de la provincia, el Tesoro público dejará de contribuir con las cantidades
votadas para las escuelas de Cayambe, Tabacundo y San Pablo.

Comuníquese al Poder Ejecutivo para su pub licacion y cumpli­


miento.

Dado en Quito, Capital de la República, á veintiseis de Noviembre


de mil ochocientos cincuenta y tres, noveno de la Libertad.

El Presidente del Senado, Manuel Bustamante.

El Presidente de la Cámara de Representantes, Nicolas Espinoza.

El Secretario del Senado, José M. Mestanza.

El Secretario de la Cámara de Representantes, Franc isco J .


Montalvo.

67
Palacio de Gobierno en Quito, Capital de la República, á 1 5 de
Diciembre de 1 85 3 . - 9° de la Libertad.- Ejecútese.- José María Urvina.

El M inistro de Estado en el Despacho de Instruccion pública,


Márcos Espine!.

E s copia. , - El Jefe de la seccion de Instruccion pública, -Pablo


Bustamante.

Quito, 21 de Febrero de 1.854


Decreto estableciendo Escuelas Primarias
en los cantones de Imbabura.

JOSE MARIA URBINA

Presidente de la Republica, &c. &c. &c.

En virtud de la autorizacion de los artículos 8 y 1 O. de la lei de 1 5 de


Diciembre de 1 85 3 .

DECRETO:

Art. 1 o Se establecerán escuelas primarias en cada una de las parro­


quias de los cuatro cantones que componen la provincia de Imbabura. En
la provision de ellas, se procederá por la Inspeccion de estudios en la forma
y términos que establecen los artículos 96 hasta el 99 inclusive del decreto
orgánico de instruccion pública, debiendo asociarse para los exámenes, con
el Gobernador de la provincia, el Rector del Colej io de esa ciudad y dos
padres de familia.

Art. 2° Son escuelas de primera c lase, la del monasterio de la


Concepcion, l a de la Merced, l a de la Compañía, la del Hospital, la de
Salinas, las dos de Otavalo de niños y niñas, las de Atuntaqui, Cotacachi,
Cayambe, Tabacundo y Tulcan; y tendrá cada una de ellas la renta desig­
nada para las de esta clase, por el artículo 8° de la lei de 1 5 de Diciembre de
1 85 3 .

68
Art. 3° Son escuelas de segunda c lase, la de la parroquia de San
Antonio, la de Caranqui, la de Urququí, la de Tumbabiro, la de Mira, la de
Pimampiro, la de Caguasquí, la de San Pablo, la de Tocache, la de Tusa, la
de Puntal, la del Anjel y la de Guaillabamba, que aunque pertenece al can­
ton de Quito, está favorecida por la lei, con la asignacion anual espresada
por el mismo artículo de la lei citada.

Art. 4° Son de tercera c lase, la de la parroquia de Pialarquer, la de


Angochagua, la de Intag, la de San Pedro de la Caro lina, la de Anguquí, la
de Imantag, la de Malchinguí, la de Cangagua y la de Guaca, con la dota­
cion anual espresada por el artículo 8° de la memorada lei.

Art. so Son fondos de estas escuelas, los destinados al sostenimiento


de las que actualmente existen, los que contribuye al Colej io de San Diego
de !barra, los que se hallen gozando las mismas escuelas, y los
nuevamente creados por la lei de 1 S de Diciembre de 1 8S 3 , los cuales
quedan centralizados de conformidad con el artículo so de la citada lei.

Art. 6° Todo el que quiera elaborar sal ó salitre en la provincia de


Imbabura, ocurrirá al gobernador de la provincia para obtener al compe­
tente licencia que legalice la elaboracion.

Art. 7° Por cada perol ó cocina se pagará el impuesto de cuatro


reales mensuales. Cuando el perol ó cocina sea de doble cavidad ó
produccion de las comunes que se usan en la parroquia de Salinas, pagará
un peso mensual, si triple, doce reales, y asi sucesivamente, debiendo
seguir esta escala el derecho de patente.

Art. go El Tesorero espedirá una patente á favor del que la haya soli­
citado, espresando su nombre y la cavidad del perol ó cocina, el lugar y la
cuota que debe satisfacer mensualmente.

Art. 9° Sin esta patente, nadie podrá elaborar la sal ó salitre, y el que
lo hiciere de su arbitrio, perderá los utensilios con otro tanto mas del valor
de ellos; todo lo cual se apl icará á las rentas de instruccion pública, que­
dando ademas escluido de esta industria y sujeto á las penas establecidas
por el código penal contra los defraudadores.

69
Art. 1 O. Todos los jueces quedan obligados á celar las aprehens io­
nes, y los patentados y mas vecinos á velar y descubrir las elaboraciones
fraudulentas, y ponerlas en noticia de los jueces.

Art. 1 1 . Los que obtuvieron patentes de elaboracion, satisfarán el


último dia de cada mes la cantidad que l e s corresponda: á los que n o cum­
plan con esta obligacion, se les embargará útiles y hasta sus bienes en caso
necesario, vendiéndose públicamente para que sea cubierta la renta, y se re­
cojerá la patente.

Art. 1 2 . El Tesorero no concederá patentes sino por un año, pasado


este, se renovarán con las mismas formalidades; pero si dentro del año
muriese el patentado, y la viuda ó herederas no manifestásen dentro de
quince dias la intencion de continuar, en cuyo caso se anotará en la patente
y se recoj erá la que se dió ántes. Las patentes se concederán del mismo
modo que las que se espiden para la estilacion de aguardientes.

Art. 1 3 . El Tesorero pasará al gobernador de la provincia y al I lustre


Concejo Municipal copias autorizadas de los rej istros de todos los patenta­
dos del canton.

Art. 1 4 . El Tesorero presentará en el mes de Julio de cada año sus


cuentas á la junta administrativa del Ilustre Concejo Municipal, de acuerdo
con lo preceptuado en el artículo 3° de la lei de ¡o de Diciembre de 1 8 5 3 .

Art. 1 5° La junta d e Hacienda de la provincia d e Imbabura, proce­


derá á enumerar y clasificar las cocinas de sal y salitre de la parroquia de
Salinas, para la emision de las patentes.

Art. l 6° El Tesorero pasará cada tres meses un estado de, lo que


haya colectado, al Gobernador de la provincia y al I lustre Concejo
Munic ipal, el cual s e remitirá e n copia autorizada por el Gobernador, al
Ministerio de Instruccion pública.

Art. 1 7° El Gobernador de la provincia espedirá las órdenes conve­


nientes para que se proceda á la construccion de los locales para las escue­
las, con los recursos de que dispone la lei de 1 5 de Diciembre de 1 85 3 ,
cuidando d e visitarlos personalmente.

70
Art. 1 8 . Hecho el cálculo del producto total de las rentas destinadas á
la creac ion y sostenimiento de las escuelas primarias, informará el
Gobernador de la provincia, oyendo al Inspector d e estudios, al Ministerio
de Instruccion públ ica, para que determine las parroquias en donde sea
preciso establecer dicha enseñanza.

Art. 1 9. Con vista de los fondos, el Poder Ej ecutivo hará las asig­
naciones de los institutores, en virtud de la atribucion que le da el artículo
8° de la lei citada.

Art. 20. El M inistro de Estado en el Despacho de Instruccion pú­


blica, queda encargado de la ejecucion del presente decreto.

Dado en Quito, Capital de la República, á veintiuno de Febrero de


mil ochocientos cincuenta y cuatro, décimo de la Libertad.

JOSE MARIA URVINA

El Ministro del Interior é Instruccion pública Márcos Espine!.

Es copia .- El Jefe de la seccion de Instrucc ion pública. Pablo


Bustamante.

Quito, 25 de Noviembre de 1854


Decreto Reglamentando la Contribucion de Indígenas

EL SENADO Y CAMARA DE REPRESENTANTES


Del Ecuador, Reunidos en Congreso.

CONSIDERANDO :

1 o Que la contribucion personal de indíjenas se halla en decadencia á


causa de la multitud de leyes y disposiciones reglamentarias que le han
complicado.

2° Que no puede sostenerse la institucion de los Protectores, sin una


manifiesta inconsecuencia con las ideas democráticas, y sin hacer mas des­
graciada la suerte de los indíjenas.

71
DECRETAN:

TITULO 1 °

DE L A COBRANZA D E L A CONTRIBUCION

Art. 1 o Los indíjenas de las provincias del interior, pagarán desde la


edad de diez y ocho años cumplidos hasta la de cincuenta tambien cumpli­
dos, una contrivucion anual de tres pesos cada individuo.

Art. 2° Quedan eximidos de esta contribucion:

1 o Los indíjenas de Guayaquil, Manabi y Esmeraldas, que quedarán


suj etos á las contribuciones ordinarias del comun de los ciudadanos; y los
de Chito y Zumba y demas de la banda oriental.

2° Los que á mas de las tierras de comunidad ó resguardos posean


en propiedad, fondos raíces, cuyo valor libre sea de mil pesos, ó tengan un
capital en j iro del mismo valor; los cuales quedarán sujetos á las contribu­
ciones ordinarias del comun de los ecuatorianos.

3° Los que se hallaren lisiados ó habitualmente enfermos, hasta el


estremo de no poder trabaj ar y ganar s u salario, justificándose préviamente
esta imposibilidad.

Art. 3° En los casos del inciso anterior, la imposibilidad se compro­


bará por medio del reconocimiento de dos facultativos, ó en su falta por
dos empíricos, y con el informe del recaudador, debiendo practicarse am­
bas dilij encias con juramento, en papel del sello nono; y sin exijir derechos
alguno, bajo de ningun pretesto.

Art. 4° E l Gobernador de la provincia decretará la esencion segun el


mérito de los documentos mencionados, y cesará ella en cualquier tiempo
en que desaparezca la imposibilidad.

Art. 5° Del decreto de esencion se sacarán tres copias en papel de


oficio, de las cuales una se dará al esceptuado, otra, al recaudador, y otra se

72
remitirá á l a Contaduría respectiva. Estas copias se darán por la
Gobemacion y quedará en su archivo e l espediente orijinal.

Art. 6° Cuando no fuere absoluta la imposibilidad del indíjena que­


dará reducida su contribucion á la mitad, y así lo declarará el Gobernador
en su decreto.

Art. 7o Al indíj ena mayor de cincuenta años, le bastará presentar,


para su esencion, la primera carta de su contribucion ó su partida de bau­
tismo comprobada por un escribano, y en su falta por el Teniente de la pa­
rroquia, debiendo en ámbos casos practicarse gratuitamente la dilijencia.

Art. 8° Los hijos lej ítimos quedarán eximidos, si es blanco el padre


ó la madre, y los ilej ítimos seguirán la condicion de la madre.

Art. 9° Por ahora la recaudacion de esta contribucion correrá á cargo


de los Jefes políticos de los cantones.

Art. 1 0. Se autoriza al Poder Ejecutivo para que ordene el modo con


que deban hacerse los catastros jenerales, con la posible exactitud, procu­
rando que estén concluidos en los primeros meses del año de 8 5 5 , y en la
leí de presupuesto se votará la suma que se calcule poderse impender en
este objeto.

Art. 1 1 . De los padrones j enera1es, sacarán las Contadurías Mayores


listas particulares de los indíjenas contribuyentes que pertenezcan á cada
parroquia, para que con arreglo á e llas, se haga la recaudacion.

único. Estas l istas se renovarán anualmente, con espresion de los


nuevos contribuyentes, y supresion de los que se hubiesen reservado ó
muerto en el año anterior.

Art. 1 2 . La Tesorería entregará á los recaudadores las cartas impre­


sas con que deben hacer la cobranza. Estas cartas contendrán el nombre del
canton, la formula del pago, y su cantidad,el año á que corresponda, las
rúbricas del Contador Mayor y del Tesorero, y el Recaudador espresará
con letra cursiva el nombre del contribuyente, y la parroquia y parcialidad á
que pertenezca, á cuyo fin se dej arán espacios en blanco en dichas cartas.

73
Art. 1 3 . Estas cartas se imprimiran baj o al vij ilancia y responsabili­
dad de la Junta de Hacienda de cada Distrito y del Escribano de Hacienda,
que dará fe de ello será selladas con un sello particular del contador Mayor,
que lo custodiará en su poder, y serán remitidas á las Tesorerías, para que
estas las remitan á los recaudadores.

Art. 1 4 . Las Tesorerías l levarán un libro en el que anotarán el cargo


y data de las cartas de pago de cada año. En el cargo constarán las que re­
ciba de la Contaduría Mayor, sean nuevas ó sobrantes de otros años, com­
probando este cargo con notas de remision del Contador Mayor y la data
con los recibos de los recaudadores. Las Contadurías Mayores llevarán
otro libro en el cual sentarán las partidas de cartas que entreguen los
Tesoreros á los recaudadores, y los que estos devuelvan con sus cuentas

Art. 1 5 . De los recibos de los recaudadores, totalizados con espre­


sion de fechas, les darán l as Tesorerías certificados para que en sus cuentas
comprueben el cargo de cartas, y siempre que les confieran pasarán un du­
plicado de ellas á la Contaduría Mayor. Así mismo cada vez que el
Colector haga entero de alguna cantidad en Tesorería; oficiará el Tesorero á
la Contaduría Mayor incluyéndole un duplicado de la certificacion que haya
conferido al Recaudador, para documentar la data de su cuenta.

Art. 1 6. Las Contadurías Mayores no podrán habilitar las cartas de


pago de un año para otro, bajo de ningun pretesto ni motivo y las sobran­
tes que rec iban de los recaudadores, las entregarán con cuenta, en las
Tesorerías de sus distrito para que las custodien, y den á los mismos re­
caudadores cuando las pidan.

Art. 1 7. Cuando falleciese algun contribuyente, los recaudadores lo


anotarán en las l istas de cobranza, comprobando la partida con la fe de
muerte que conferirá el Cura, con intervencion de un escribano ó del
Teniente parroquial, en papel de oficio y sin cobrar derechos.

1 o En el caso de no encontrarse la partida de muerte en el libro pa­


rroquial, el C ura y el Teniente de la parroquia la certificarán en papel de
oficio, y el Cura será responsable, si se resiste á hacerlo, á la multa de diez
á cincuenta pesos, que la hará efectiva el Jefe Político.

74
2° Cuando no se encuentre en e l l ibro parroquial la partida de bau­
tismo de algun indíjena, el recaudador recibirá pruebas supletorias, como
son certificados j urados del Cura y del Teniente parroquial, ó declaraciones
de los padrinos ú otros testigos; y cuando nada de esto fuere posible se
graduará la edad del indíjena por su aspecto, á juicio del Cura y Teniente
parroquial, cuyo concepto escrito agregará el Recaudador para compro­
bante de su cuenta.

Art. 1 8 . En caso de no existir el indíjena por haberse ausentado de


la parroquia ó por cambio ó error de su nombre, lo certificarán el Cura y el
Teniente en papel de oficio y sin derechos.

Art. 1 9 . Si algun indíjena hubiese variado de domicilio, sabiendo el


Recaudador su paradero, lo avisará de oficio al recaudador del nuevo do­
micilio, y j untamente al Contador Mayor, para que dirija el correspondiente
aviso á las autoridades respectivas.

único. El Recaudador del nuevo domicilio exijirá al indíjena la con­


tribucion que deba, lo aumentará en su padron y dará aviso al Recaudador
del antiguo domicilio.

Art. 20. Cuando a lgun indíj ena se encontrase duplicado en el mismo


ó en diversos padrones, toca al Recaudador la comprobacion para descar­
garse en su cuenta.

Art. 2 1 . Los Recaudadores enterarán mensualmente en la Tesorería


á que su cantan corresponda, la duodésima parte del monto anual de su co­
branza. Este entero lo cumplirán precisamente el dia en que el Tesorero les
señale en virtud de las órdenes que reciba de su respectivo Gobernador.

Art. 22. Como los Recaudadores de la contribucion de indíjenas tie­


nen la j urisdiccion coactiva necesaria sobre los deudores á este ramo, los
Tesoreros no les admitirán disculpa alguna en el caso de hacer los enteros
en proporcion mas diminuta que la establecida en el artículo anterior. Si los
recaudadores incurriesen en esta falta por un mes y no la subsanaren ente­
rando el completo de ambos meses, en el siguiente, los Tesoreros darán
cuenta á los Gobernadores, y estos al Poder Ejecutivo para que libre órden
de suspension ó destitucion contra los Recaudadores, que en este caso se­
rán considerados como empleados de hacienda.

75
Art. 23. Las Tesorerías se informarán mensualmente del estado de
la cobranza de cada canton, á cuyo fin los recaudadores les presentarán
tambien mensualmente una razon detallada de sus operaciones.

Art. 24. Cada seis meses, y ademas cuando el Poder Ejecutivo ó el


Gobernador de la provincia lo disponga, se hará un corte y tanteo á los
Recaudadores, y se pasará al Poder Ejecutivo el resultado de estas dilijen­
cms.

Art. 25. Si el Recaudador no presentase mensualmente el estado de


que habla el artículo 23, ó resultase descubierto en el balance; los Tesoreros
darán cuenta á los Gobernadores, y estos al Poder Ejecutivo, para que libre
la órden de suspension ó destituya.

único. El destituido, en el caso del artículo anterior, será sometido


inmediatamente á juicio.

Art. 26. Ningun Recaudador dará cartas de pago que no sean de las
que habla el art. 1 2 , y e l que las diere en blanco será multado en cien pesos
por cada carta sino se hubiere datado de la cantidad en cuenta; mas si lo
hubiese verificado, solo se le condenará al pago de una suma igual á la
percibida.

Art. 27 . A los indíjenas rezagados no podrá el Recaudador conferir


en una sola carta de pago, recibo por dos ó mas años de contribucion, sino
que por cada año de rezago le conferirá una carta, á cuyo fin las Tesorerías,
le proveerán de las cartas de años anteriores que pida y necesite para el co­
bro de rezagos.

o único. El Recaudador á quien se le convenza de haber infrinjido lo


dispuesto en este artículo, será destituido inmediatamente, procediéndose
para este efecto como lo ordena el art. 26, si de la cantidad cobrada no se
hubiese hecho el abono en los libros de sus cuentas en los años corres­
pondientes, y en el nombre del indíjena rezagado; pero si apareciese hecho
el abono, se condenará al Recaudador solamente en el pago del importe de
los años abonados en una sola carta.

76
Art. 2 8 . A ningun indíjena deudor por años rezagados se le abonará
carta por e l año corriente, sin que primero satisfaga todos aquellos y el re­
caudador que practique lo contrario, quedará obligado á sati sfacer todo lo
que adeude por su contribucion el indíjena rezagado.

Art. 29. E l Recaudador ó gobernador de indíjenas se datará á favor


suyo de un peso por cada nuevo indíj ena descubierto que aumente al pa­
dron documentadamente, y que presente cobrado en su tiempo con rezagos
de tres ó mas años; y se le aumentará la gratificacion de cuatro reales por
cada año escedente de los tres que adeude el indíjena descubierto.

Art. 3 0 . C uando el sucesor de un recaudador encuentre cartas con­


feridas por este á favor de indíjenas que hayan presentado en su relacion,
como deudores rezagados, deberá dar parte á la Contaduría Mayor, y su
antecesor será condenado en el importe del cuádruplo de las cartas que se
hayan conferido de esta manera, sino constasen abonadas en los libros de
sus cuentas.

Art. 3 1 . Las cuentas de esta contribucion se rendirán en un libro fo­


liado y rubricado por el Tesorero: en él se inscribirán individualmente los
indíj enas que hubiesen contribuido, con espresion de los años á que co­
rresponda la contribucion, y se adjuntarán los padrones, las partidas de en­
trantes y de muertos, las certificaciones de los reservados, la comprobación
de la inexistencia ó ausencia de los contribuyentes, el sobrante de las cartas
de pago, y la razon j urada del Recaudador que manifieste los resagos que
dej a por cobrar, con las pruebas legales que justifiquen la imposibilidad del
cobro y las dilijencias que haya practicado para verificarlo.

Art. 3 2 . La Contaduría examinará y fenecerá esta cuenta á lo mas


dentro de los tres meses siguientes al de la fecha de su presentacion.

Art. 3 3 . El Poder Ejecutivo puede centralizar la cobranza de dos ó


mas cantones de una provincia, y ponerla á cargo de un solo Recaudador
como tambien dividir la de un canton en dos ó mas Recaudadores, segun
las circunstancias del tiempo y de las diversas localidades.

Art. 34 Los mismos Recaudadores cobrarán indispensablemente to­


dos los rezagos de los años anteriores que hayan quedado en el canton.

77
Art. 3 5 . De la cantidad total recaudada se datarán los recaudadores
del seis por ciento, sin descuento alguno.

TITULO 2°

De las esenciones que deben gozar los indíj enas.

Art. 36. Los indíjenas no podrán ser obligados á servir en el ejército


ni en la milicia nacional . Los que voluntariamente tomen servicio de
armas, serán eximidos de la contribucion que prescribe esta leí, miéntras
permanezcan en dicho servicio, y serán eximidos perpetuamente, cuando
despues de ocho años de continuo y buen servicio, obtuvieren licencia
finaL ó cuando ántes de cumplidos los ocho años hayan asistido á dos
acciones de guerra con valor acreditado á juicio de sus jefes y con previo
informe de ellos. La licencia final en ambos casos, lo mismo que la cédula
de invalidez, si por consecuencia de sus servicios la obtuviesen, les servirá
de documento de esencion; pero los que sin invalidez dec larada y
concedida se separaren del servicio, sea del modo que fuere, antes de
cumplir el tiempo ó de asistir á las dos acciones de guerra de que habla el
presente artículo, volverán á pagar la contribucion d e s u clase.

Art. 3 7. Quedan eximidos de esta contribucion los indíjenas que ha­


yan obtenido órdenes mayores, y los que se dedicaren á la carrera de las
letras durante el tiempo de sus estudios; mas si la concluyen y obtuviesen
un grado académico, la escencion será perpetua.

Art. 38. Quedan esceptuados de la contribucion de esta lei, los indí­


j enas que sirviesen de postas y guias de postas de correos, durante e l
tiempo d e s u servicio, debiendo acreditarlo con la correspondiente matrí­
cula de los Administradores.

Art. 3 9 . Quedan eximidos perpetuamente de esta contribucion, los


indíjenas que hayan servido de maestros de primeras letras por el espacio
de dos años continuos, y los que hicieren cualquier descubrimiento útil
juicio de los Gobernadores y prévio informe de los Concejos Municipales.

Art. 40. Quedan así mismo eximidos de la contribucion los goberna­


dores ó caciques ausiliares de la cobranza, y si hubiesen desempeñado este
cargo cumplidamente por el espacio de seis años, solicitarán del Poder

78
Ej ecutivo su reserva absoluta, quien la concederá previo informe del
Gobernador de la provincia, el que á su vez deberá oir al Recaudador del
cantan á que pertenece el indíjena.

Art. 4 1 . Quedan últimamente eximidos de la presente contribucion,


si fuesen indíj enas, el maestro de capilla y los sacristanes de las Catedrales
y de las parroquias, los que no podrán pasar de cuatro en las primeras, y de
dos en las segundas, y no gozarán de esta esencion sino durante el tiempo
de su servicio.

Art. 42 . Los indíj enas de las provincias del interior, donde esta con­
tribucion se halla establecida, no pagarán alcabala ni contribucion alguna
que pueda gravar sus negocios, ni contratos, ni sus cosechas, labranzas,
labores ó industri as; pero si se encargaren de negociaciones, contratos ó
industrias pertenecientes á personas no sujetas á contribucion de indíjenas,
pagarán por tales negocios, contratos ó industrias. lo que el comun de los
ciudadanos.

o único. La esencion de este artículo no comprende el diezmo, la


primicia, ni el trabajo subsidiario, que los satisfarán los indíjenas con arre­
glo á las leyes.

Art. 43 . Quedan abolidos los abusos de los diezmeros de cobrar cui


y gallina, de tazar las sementeras para deducir el diezmo; igualmente que el
de exij ir esa contribucion pecuniaria llamada tazas y el de reparto que en al­
gunas provincias hacen los diezmeros de los granos para cobrar su doble
valor al vencimiento del plazo que designan.

Art. 44. Los indíjenas mayores de edad no necesitan de intervencion


del Protector, curador ni defensor para parecer en juicio, celebrar contratos,
ni para ningun otro acto j udicial, civil ni político; y en su consecuencia tie­
nen la misma personería y capacidad legal que el comun de los ecuatoria­
nos; quedando suprimido el destino de Protector.

Art. 4 5 . Los indíj enas menores de edad están suj etos á las mismas
reglas que los menores de edad que pertenecen al comun de los ecuatoria­
nos.

79
Art. 46. Se deroga la lei 27, título 1 o libro 6° de la Recopilacion de
Indias, y por tanto pueden los indíjenas enajenar libremente sus bienes.

Art. 4 7. En todos los asuntos civiles ó criminales que se promovie­


ren entre indíj enas ó contra e llos, ya sea por parte de comunidad ó de parti­
culares serán considerados como personas miserables y se actuará por
ellos en papel sellado del menor valor que ha fijado ó fijare la lei, y no se
les l levará derecho alguno ni en los tribunales, ni Juzgados seculares, ni en
los eclesiásticos, ni por los escribanos, médicos ó empíricos.

o único. Se esceptúan de la disposicion del artículo anterior los indí­


jenas que, segun los incisos 1 y 2 del artículo 2, están suj etos á las contri­
buciones ordinarias del comun de los ciudadanos.

Art. 4 8. Los abogados están obligados á defender gratuitamente á


los indíjenas que lo exijan.

Art. 49. Si litigando un indíj ena con una persona ó corporacion no


privilijiada ganase el pleito con costas, el Juez, el Asesor, el Abogado y
mas curiales tendrán accion para exijir los derechos del arancel comun de la
parte que ha sucumbido, y el defensor en este caso podrá estimar su hono­
rario, salva la moderacion que puede pedirse al Juez.

Art. 50. A todos aquel los indíjenas que deban por su contribucion
por años anteriores al de 8 5 1 inclusive, se les remite su deuda, y el cobro
de rezagos solo será de los que se hallen con posterioridad al referido año.

0 único. Para que los amos ó propietarios no reporten utilidad con


perjuicio de los indíjenas á quienes comprende el beneficio de este artículo,
se exij irá á dichos propietarios, en las l iquidaciones de cuentas, las respec­
tivas cartas de pago que acrediten la solucion de las contribucion; y sin esta
prueba no se formará cargo alguno á los indíjenas, ni estos serán respon­
sables de las sumas que se reclaman como pagadas por su tributo.

Art. 5 1 . Los indíjenas conciertos que se hallen adscritos á los fundos


de agricultura ú obraje, no podrán ser obligados á desquitar sus deudas con
su trabajo, y se les permitía salir del servicio, pagando lo que adeuden
prévia la l iquidacion que se practicará ante un Teniente parroquial, si así lo
exije el indíjena.

80
Art. 52. En lo sucesivo, ni los Curas, ni los Tenientes parroquiales,
ni los Jefes Políticos podrán nombrar á los indíjenas para alcaldes. Los que
contraviniesen á esta disposicion, serán multados de diez á cincuenta pe­
sos, y esta multa de harán efectiva respecto de los primeros Jefes Políticos,
y respecto de estos los Gobernadores de provincia. Se esceptuan de la dis­
posicion anterior dos alcaldes doctrineros que podrán únicamente nombrar
los Párrocos en cada una de las parroquias y anejos.

Art. 5 3 . El indíjena contribuyente que se reservase por edad ó lesion


ó muriese, solo pagará la contribucion si se hubiese vencido el semestre en
que se reservó ó muria; cuya regla se observará igualmente respecto de los
entrantes. En caso de fal lecimiento, el pago solo tendrá lugar si el deudor
dejare bienes ó créditos activos y de ningun modo se hará responsable á la
viuda é hijos.

Art. 54. Si un indíjena hubiese pagado la contribucion despues de


haber cumplido los cincuenta años en que queda eximido ó de resultar re­
servado total ó parcialmente por lesion, tendrá derecho de repetir contra el
Fisco por todo lo que haya satisfecho indebidamente, acreditando en forma
legal; y la Gobernacion de la provincia ordenará su devolucion de la
Tesorería, bien á favor del mismo acreedor ó de sus herederos, si hubiese
fallecido. En caso de no dejar herederos no tendrá lugar la devolucion.

o único. Lo dispuesto en este artículo se estiende al caso de haberse


hecho el pago anticipadamente, y ántes del vencimiento del año.

Art. 5 5 . En los casos de calamidad pública por peste, epidemia ó es­


terilidad de los campos que reduzcan á los indíjenas de una parroquia ó
cantan á la angustia de no poder pagar temporal ó absolutamente la
contribucion, lo representarán por ellos los Curas ó Tenientes parroquiales
ante el Gobernador de la provincia, y este, despues de recibir los informes
que considere oportunos, dará cuenta al Poder Ejecutivo para que delibere
el retardo de la cobranza total ó parcial; ó la esencion por tiempo
determinado, segun las circunstancias.

Art. 56. En las parroquias donde haya tierras de comunidad ó res­


guardo, se asignará á cada familia de indíjenas la parte necesaria para su
habitacion y cultivo particular á mas de la que necesiten en comun para sus

81
ganados ú otros usos. Esta asignacion la harán los Gobernadores de la
provincia, previo informe de los Jefes Políticos, que á su vez lo exijirán de
los Curas y de los Tenientes parroquiales.

Art. 5 7 . Los sobrantes de tierras de comunidad se pondrán en arren­


damiento, y se aplicarán sus pensiones á beneficio de las escuelas
primarias de las respectivas parroquias, practicándose estos arrendamientos
ante el Jefe Político y en pública subasta: en concurrencia con otros
ciudadanos serán preferidos los indíj enas, por el tanto, siempre que los
arrendamientos sean para sí. Se esceptúan los terrenos que por títulos
especiales pertenezcan á la comunidad de indíj enas.

Art. 5 8 . Quedan vijentes las leyes que se han espedido en favor de


los indíj enas en todo lo que no se oponga á la presente.

Comuníquese a l Poder Ejecutivo para su publicacion y cumpli­


miento.

Dado en Quito, Capital de la República, á veintitres de Noviembre


de m i l ochoc ientos ci ncuenta y cuatro. - décimo de la Libertad. - El
Presidente del Senado, Manuel Gómez de l a Torre. - El Presidente d e l a
Cámara de Representantes, Vicente F lor.- E l Secretario d el Senado, Juan
del Corral.- El Secretario de la Cámara de Representantes, Francisco J .
Montalvo.

Palacio de Gobierno en Quito, Capital de la Repúbl ica, á 25 de


Noviembre de 1 8 54 1 0° de la Libertad. -Ejecútese.- JOSE MARIA
URVINA.- E l Ministro encargado del Despacho de Hacienda.- Márcos
Espine!.

Quito, 29 de Mayo de 1861


Lei sobre division territorial.

LA C ONVENCION NACIONAL DEL ECUADOR.

CONSIDERANDO:

Que conviene dividir y demarcar el territorio de la República para


facilitar la administracion, tanto en lo político como en lo municipal.

82
DECRETA:

Art. 1 o E l territorio de la República se divide en las provincias de


Pichincha, lmbabura, Leon, Tunguragua, Chimborazo, Azuai, Loja, Rios,
Guáyas, Manabí, Esmeraldas, Oriente y Galápagos.

Art. 2° La provincia de Pichincha se compone del canton de Quito


que contiene las parroquias del Sagrario, Santa Bárbara, Santa Prisca, San
Bias, San Márcos, San Sebastian, San Róque, Chimbacalle, Tabacundo,
C ayambe, C angahua, Tocachi, M a l c h ingu í , Perucho, Puél laro,
Guaillabamba, Oton, Zambiza, Pomasqui, San Antonio, Cotocollao,
Calacalí, Nanegal, Gualea, Nono, M indo, S anto Domingo d e los
Colorados, Quinche, Yaruquí, Puembo, Papallacta, Pintag, Tumbaco,
C umbayá, Guápulo, Alanga s í , S angolquí, C onocoto, Amaguaña,
Uyumbicho, Tambillo, Machache, Aloag, Aloasí, Chillogallo, Magdalena
y Lloa.

Art. 3° La provincia de lmbabura se compone de los cantones de


Ibarra, Tulcan, Otavalo y Cotacachi.

1 o E l can ton de !barra consta de las parroquias de la Matríz de


Ibarra, Guallupi, Piquer, Carolina, Concepcion, Mira, Salinas, Tumbaviro,
Urcuquí, C ahuasquí, San Antonio, Caranqui, P imampiro, Ambuquí,
Angochahua, Pailon, (San Lorenzo), con sus comisarías y territorios del
Norte, que comprendía la antigua Presidencia de Quito.

E l cantan de Tulcan se compone de las parroquias de Tulcan,



Huaca, Tusa, Puntal y Anjel.

3º El cantan de Otavalo consta de las parroquias de San Luis, Jordan


y San Pablo.

4° El canton de Cotacachi se compone de las parroqmas de


Cotacachi, Imantag é Intag.

Art. 4° La provinci a de Lean consta de los cantones de Latacunga y


Puj ilí.

83
1 o El canton de Latacunga se compone de las parroquias de la
M atriz, San S ebastían, San Felipe, Aláquez, Mulaló, San Miguel,
Tanicuchi, Guaitacama, Toacaso, Cusubamba y Mulalillo.

2° El canton de Puj i lí consta de las parroquias de Puj ilí, Saquísili,


Sigchos, I s inlibí, Punlón, C hucchilan, Angamarca, Pangua, Pilaló,
Zumbagua, Tungo, Guangaj e y Quevedo.

Art. 5° La provincia de Tunguragua se compone de los cantones de


Ambato, Pelileo y Píllaro.

1 o El can ton de Ambato consta de las parroquias de la Matríz,


Izamba, San Bartolomé, Quisapincha, Pasa, Pilaguin, Santa Rosa, Tisaleo,
Mocha y Quero.

2° El canton de Pelileo se compone de las parroquias de Pelileo,


Patate y Baños.

3° El canton de Píllaro consta de las parroquias de Píllaro y San


Miguelito.

Art. 6° La provincia del Chimborazo se compone de los cantones de


Riobamba, Alausí, y Guano y Sangai.

1 o El canton de Riobamba consta de las parroquias de la Matriz,


Yaruquíes, San Luis, Punin, Chambo, Pungalí, Licto, Cebadas, Guamote,
Palmira, Columbe, Sicalpa, Cajabamba, Calpi, Lican, Pangor y Pallatanga.

2° E l canton de Alausí, Ticsan, S ibambe, C hunchi, Gonzol,


Guasuntos y Achupallas.

3° El canton de Guano consta de las parroquias de Guano, San


Andres Cubij íes, llapo, Penipe, Guanando, Quimiag y Puela.

4° El canton de Sangai se compone de las parroquias de Macas,


Zuña, y las misiones de Alapicos, Barahona, Mendena, Guambinina, y to­
das las tribus y terrenos comprendidos en el antiguo gobierno de Macas,
del Reino de Quito.

84
Art. 7° La provincia del Azuai consta de los cantones de Cuenca,
Azogues, Gualaceo, Paute y Gualaquiza.

1 o El canton de Cuenca se compone de las parroquias del Sagrario,


San Bias, San Sebastían, San Roque, Baños, Molle, Cumbe, Turi, S idcai,
Santa Rosa, Llacao, Jiron, Pucará, Jima, Quinjeo, Val le, Paccha, Chaguar­
urco, Sinincaí, Oña y Nabon

2° El cantan de Azogues consta de las parroquias de Azogues,


Biblian, Deleg, Porotos, Tadai, Cañar, Gualleturo, Tambo!, P indilic,
Suscal, y Chuquipata.

3° El cantan de Gualac eo se compone de las parroqmas de


Gualaceo, Chordeleg, San Juan, San Bartolomé y Jadan.

4° El cantan de Paute consta de las parroquias de Paute, Pan,


Guachalá, San Cristoval y Guaraibag.

so El cantan de Gualaquiza se compone de las parroquias de


Gualaquiza, Sicsic, Rosario, y las tribus y, terrenos comprendidos en el
antiguo Gobierno de Yaguarzongo hasta e l Amazonas,

Art. 8° La provincia de Laj a consta de los cantones de Laj a, Páltas


Cálvas, Zurunda y Jambelí.

1 o E l canton de Loj a se compone de las parroquias de la Matriz,


Valle, San Sebastian, Chuquiribamba, San Pedro, Santiago, Zaraguro,
Gonzanamá, Malacátus, Vilcabamba, Chito, Zumba, y todas las tribus y
terrenos comprendidos en el Gobierno de Jaen del antiguo reino de Quito.

2° El cantan de Páltas consta de las parroquias de Catacocha,


Guachanamá, Cangonmá, Célica, Alamar y Zapotillo.

3° El cantan de Cálvas se compone de las parroquias de Zozoranga


(su capital) Cariamanga, Macará y Amaluza.

4° El cantan de Zaruma consta de las parroquias de la Matriz,


Paccha, Guanasan, Manú y Chaguarpamba.

85
5° El canton de Jambelí consta de la parroquia de Santa Rosa, las is­
las de Jambelí y todos los terrenos de la costa del Sur que pertenecían á la
antigua Presidencia de Quito.

Art. 9° La provincia de los Rios se compone de los cantones de


Babahoyo, Baba, Vínces, Puebloviejo, Chimbo y Guaranda.

1 o E l canton de Babahoyo consta de las parroquias de Babahoyo,


Caracol y Pimocha.

2° El canton de Baba se compone de las parroquias de Baba, Guare


y Juana de Oro.

3° E l canton de Vínces consta de las parroquias de Vínces y


Palenque.

4° El c anton de Puebloviejo se compone de las parroquias de


Puebloviejo, Zapotal y Ventanas.

5° El canton de Chimbo consta de las parroquias de San José de


Chimbo, Chapacoto, San M iguel , Asancoto, Viloban, Chilánes y San
Antonio.

6° E l canton de Guaranda se compone de las parroquias de


Guaranda, Guanujo, Simiátug, Salínas, Santiago y San Lorenzo.

Art. 1 O. La provincia del Guáyas consta de los cantones de


Guayaquil, Daule, Santa Elena y Machala.

1 o El canton de Guayaquil se compone de las parroquias del


Sagrario, Concepcion, San Alejo, Samborondon, Yaguachi, M ilagro, San
Jacinto, Morro, Naranjal, Jesus Maria y Puná.

2° E l canton de Daule consta de las parroquias de Daule, Santa


Lucía, Balsar y Soledad.

3° El canton de Santa Elena consta de las parroquias de Santa Elena,


Chanduí, Colonche y Manglar-alto.

86
4° El canton de Machala se compone de las parroquias de Machala,
Pasaj e y Balao.

Art. 1 1 . La provincia de Manabí consta de los cantones de


Montecristi, Portoviejo, Jipijapa y Rocafuerte.

1 o El canton de Montecristi se compone de las parroquias de


Montecristi, Charapotó, Manta, Canoa, B ahía de Carácas, Pedernales,
Mompiche y la isla de la Plata.

2° E l canton de Portoviej o consta de las parroquias de Portoviejo,


Santa Ana, Riochico y Picoasá.

3° El canton de Jipijapa consta de las parroquias de Jipijapa, Pajan y


Julcuy.

4° El canton de Rocafuerte contiene las parroquias de P ichota,


Tosagua y Chone.

Art. 1 2. La provincia de Esmeraldas se compone de solo el canton


de Esmeraldas, que consta de las parroquias de Esmeraldas, Atacámes,
Rioverde, Tola, San Francisco y Concepcion.

Art. 1 3 . El Archipiélago de Galápagos compuesto de las islas de


Albermarle, F1oreana, B arringtons, Narborough, James, Infatigable,
Chathan, Hoot, Duncan, Albingtoni, B indloesi y todos los islotes com­
prendidos en este Archipiélago formará una nueva provincia que será rej ida
por una leí especial.

Art. 1 4 . La provincia de Oriente consta de los cantones del Napo y


Canelos.

1 o El canton del Napo se compone de los pueblos de Archidona


(capital de la provincia y del canton), Napo, Aguano, Napotos, Santa Rosa,
S uno, Coca, Payamino, San José, Avila, Loreto, Concepcion, Cotapino,
San Rafael, S an M iguel del Aguarico, las Tenencias de Sinchichicta,
Yasuní, Maran, y las tribus y territorios que componían el Gobierno de
Quijos hasta el Amazonas en el reino de Quito.

87
2" E l canton de Canelos contiene los pueblos de Canelos, Zarayaco,
Pacayaco. U iqu ino, Andoas, y l as tribus de Záparos y Jivaros que com­
ponían las misiones de Canelos.

Art. 1 5 . Pertenece á la provincia de Oriente el territorio del Gobierno


de Mainas conforme á la demarcacion del antiguo reino de Quito.

Art. 1 6. Las Municipalidades, con aprobacion del Poder Ejecutivo,


podrán elevar á parroquias civiles las poblaciones que por sus circunstan­
cias se hallen en la posibilidad de poder ejercer las funciones administrati­
vas, que las leyes orgánicas atribuyen á las parroquias.

Art. 1 7. Las porciones de territorio nacional que no se han mencio­


nado en la presente lei, continuarán haciendo parte de las provincias á que
son adyacentes.

Comuníquese al Poder Ejecutivo para su ejecucion y cumplimiento.

Quito, 30 de Octubre de 1 867


Decreto fundando en la ciudad de Otavalo
un colegio nacional denominado "Sucre"

EL S ENADO Y CAMARA DE DIPUTADOS DEL ECUADOR.

Reunidos en Congreso,

CONSI DERANDO :

1 o Que es un deber del Gobierno procurar la propagacion de las lu­


ces, por cuantos medios pueda:

2° Que siendo uno de los mas eficaces medios para l legar á este fin
la fundacion de los establecimientos de instruccion pública; y

3° Que nada contribuirá tanto para el progreso del canton de Otavalo


como el establecimiento de un colegio nacional;

88
DECRE TAN:

Art. 1 o Se funda en la ciudad de Otavalo un colegio nacional deno­


minado "Colegio Sucre ".

Art. 2° Son fondos d e este colegio:

1 o Quinientos pesos que dará anualmente el Concejo Cantonal de


Otavalo, y lo mas con que quisiere contribuir; y

2° Los que están señalados en l a ley de instruccion pública para los


colegios nacionales.

Art. 3° El Concejo Cantonal de Otavalo proporcionará el local en


que debe establecerse dicho colegio.

Comuníquese al Poder Ejecutivo para su cumpl imiento.

Dado en Quito, capital de la Repúbl ica, á veinticinco de octubre de


mil ochocientos sesenta y siete.

El Presidente de la Cámara del Senado, Pedro Carbo. -El vicepresi­


dente de la Cámara de Diputados, Antonio F lores. - El Secretario del
Senado, Javier Endara.- El Secretario de l a Cámara de Diputados, Pedro
Antonio Sánchez.

Palacio de Gobierno en Quito á 28 de octubre de 1 867.- Obj étese.­


Jerónimo Carrion. - E l Ministro d e l Interior, Rafael Carvajal.

Quito, Octubre 29 de 1 8 6 7 .- Insístase. - El Presidente del Senado.


Pedro Carbo. - El Presidente de la Cámara de Diputados, Camilo Porree. El
Secretario de la Cámara de Diputados, Pedro Antonio Sánchez.

Palacio de gobierno en Quito á 30 de octubre de 1 867.- Ejecútese. J.


CARRION.- El Ministro del Interior, R. Carvajal.

89
Quito, 1 7 de Julio de 1869
Desígnandose fondos para el restablecimiento de la Provincia de
Imbabura.

LA CONVENCION NACIONAL DEL ECUADOR

CONSIDERANDO :

1 o Que l a provincia d e Imbabura h a quedado destruida e n s u mayor


parte por el terremoto del 1 6 de agosto del año pasado; i

2° Que es necesario favorecer de una manera eficaz su pronto resta­


blecimiento,

DECRETA:

Art. 1 o Serán fondos especiales de cada uno de los cantones de


lbarra, Otavalo i Cotacache: 1 o las rentas municipales de cada uno de ellos:
2° el sobrante de las nacionales de la provincia, despues de cubiertos sus
gastos naturales: 3° l a cantidad anual que a cada uno de ellos se le asigne
del Tesorero público en la lei de gastos: 4° l a parte que el Ejecutivo les se­
ñalare de las colectas depositadas en el Banco de Quito, conforme a la dis­
tribucion hecha por el Gobierno interino; i 5o la de las colectas que en ade­
lante ofreciere a estos pueblos la piedad estranjera o nacional.

Art. 2° Estos fondos se invertirán con preferencia en la construccion


de los edificios públicos mas necesarios, a juicio del Poder Ejecutivo.

Art. 3° Durante este mismo tiempo, quedan esentos del servicio


m i litar en el ej ército permanente los habitantes de los cantones
mencionados, del mismo modo que los de las parroquias de M ira i el
Anj el del canton de Tulcán, i de Puéllaro i Perucho, pertenecientes al de
Quito. En caso invasion esterior o de conmocion interior, prestarán sus
servicios en las guardias nacionales; i, pasado el peligro, se restituirán
libremente a sus casas.

Art. 4° Se autoriza al Poder Ejecutivo para que provea, por decretos


especiales, a todo cuanto considere necesario para el restablecimiento de la
provincia de l mbabura haciendo las economías que a bien lo tuviere en su

90
réj imen político, administrativo i judicial, a fin de aumentar los fondos para
la construccion de las casas de gobierno i municipales, de huérfanos, es­
cuelas, cárceles e iglesias pobres.

Comuníquese al Poder Ejecutivo para su ejecucion i cumplimiento.

Dado en la sala de sesiones, a catorce de julio de mil ochocientos se­


senta i nueve.

El Presidente de la Convencion, R. Carvajal.- el Secretario, Víctor


Laso.

Palacio de Gobierno en Quito, a 1 7 de julio de 1 869.- Ejecútese.­


MANUEL DE ASCASUBI.- El Ministro del Interior, Pablo Herrera.

Quito, 1 7 de Julio de 1 869


Decreto gratulatorio a las naciones e individuos que favorecieron al
Ecuador despues del Catástrofe de Agosto.

LA CONVENCION NACI ONAL DEL ECUADOR.

Antes de pasar al órden del dia, decreta un solemne voto de gracia a


todas las naciones que favorecieron al Ecuador, despues de la catástrofe del
1 6 de agosto próximo pasado, al R. P. Jacinto, Carmelita descalzo, i a los
Señores Laboulaye, Jules Simon, Arthur Mangin, Th. Mannequin, Torres
Caicedo 1 Beltran Fourquet, por los sentimientos de caridad cristiana, i de
fi lantropía, espresados por estos Señores en favor de las víctimas del te­
rremoto del 1 6 de agosto de 1 868 en el Ecuador. El Supremo Gobierno
cuidará de hacer poner en manos de cada uno de los H H . Señores
M inistros de Relaciones Esteriores i de los Señores mencionados, un
ejemplar auténtico de este decreto.

Comuníquese al Poder Ejecutivo para su ejecucion i cumplimiento.

Dado en Quito, en la sala de sesiones, a 1 7 de julio de 1 869.

El Presidente de la Convencion, R. Carvajal. El Secretario, Victor


Laso.

91
Quito, 27 de Julio de 1 883
Decreto creando el Cantón Bolívar

EL GOBIERNO PROVISIONAL DE LA REPUBLICA

CON S IDERANDO:

Que el cantón de Quito, demasiado extenso y populoso, comprende


poblaciones que por su importancia deben formar cantones separados.

DECRETA:

Art. 1 o Se restablece el antiguo cantón de Cayambe con denomina­


ción de Bolívar y se compondrá de las parroquias de Cayambe, que será la
capital del cantón, Cangahua, Tocachi, Malchinguí, Guaillabamba y Otón.

Art. 2° Se erige igualmente el cantón de Machachi, con la denomina­


c ión de Mej ía, compuesto de las parroquias de Machachi, cabecera del
cantón, Aloag, A loasí, Tambillo, Uyumbicho y Santo Domingo de los
Colorados.

Dado en Quito, capital de la República á 23 de julio de 1 883.

Luis Cordero. - Agustín Guerrero. - Rafael Pérez Parej a . - Pablo


Herrera.- El Ministro de lo Interior, J. Modesto Espinosa.

Quito, 1 7 de Abril de 1 884


Ley sobre División Territorial

LA CONVENCION NACIONAL DEL ECUADOR.

DECRETA:

Art. 1 o El territorio de la República comprende las provincias de


Carchi, Imbabura, Pichincha, León, Tungurahua, C himborazo, Bolívar,
Cañar, Azuay, Loja, El Oro, Guayas, Los Ríos, Manabí y Esmeraldas; la
región de Oriente y el Archipiélago d e Galápagos.

92
A rt. 2º La provinci a del Carchi la fo nn a el Cantón de Tulcán: y éste
contiene las parroquias d e Tulcán. San Franc i s c o , Huaca, S an Gabri e l
(antes Tusa), Puntal, el Angel, Mira, San Pedro de Piquer, S an Isidro y l a
Concepción 1 .

A rt . 3º A l a prov inci a de Imbabura pertenecen los C antones de


Ibarra, Otavalo y Cotacachi .

Al Cantón de Ibarra las parroquias del Sagrari o , Carolina, S alinas,


Tumbabiro , Urcuquí, Cahuasquí, San Anto n i o , C aranqui , P i m a m p i ro ,
Ambuquí, Atuntaqui y Angochagua.

Al de Otavalo las de S an L u i s , Jordán, San Pablo y San Rafael de la


Laguna; y

Al de Cotacach i , las del Sagrari o , S an Francisco, Imantag é Intag.

A rt. 4º La provincia de Pichincha se compone de los cantones de


Quito, Cayambe, y M ej ía.

C o rresponden al Cantón de Quito, las parroqu i as del S agrari o . 2


S anta B árbara, San B la s , S anta Pri sca, San Marcos , S an Roque , S an
S ebastían, C h i m b a c a l l e , Magdalena, C h i l l o g al l o , L l o a , Conocoto ,
S angolquí, A m aguaña, Alangasí, Pintag, Guápulo, Cumbayá, Tum haco.
Pue m b o , P i fo , Y a ru qu í , Q u i n c he , Papal l a c t a , Zám b i z a , Cotoco l l a o ,
Pom asqu i , S a n A n to n i o , Calacalí, Nono , Nanega l , G u ale a , M i n d o ,
Perucho. S an J o s é de M i n a s , Puellaro, G u ai llabamba y Otón.

A l de C ayambe, la parroqui a del m i sm o nombre, y l as de Tabacun­


do, Cangahua, Malchinguí y Tocachi; y

Al de Mej ía, las de M achachi , Aloag, Aloasí, Tambillo, Uyumbicho


y Santo Domingo de los Colorados.

Conforme al art. 21 de la presente Ley, se ha creado en 3 de l\Iayo del presente año


la viceparroquia de Caldera.
2 En 19 de Agosto, cumplidos los requisitos legales, se ha formado la parroquia
urbana de " E l S alvador", (parte de l a antigua del Sagrari o ) , desde l a C arrera de
G arcía l\ loreno hácia el Occidente .

93
Art. 5º La provincia de León consta de los Cantones de Latacunga y
Pujilí.

El cantón de Latacunga, de las parroquias siguientes: la Matriz, San


Sebastían, San Felipe, Alaques , Mulaló, Guaitacama, Saquisilí, Tanicuchí,
S a n Juan de Pastocalle, Toacas o , S igcho s , S an Miguel, Pansal e o ,
Cusubamba y Mulalillo; y

El de Puj ilí, de l as parroquias de Pujilí San Vicente, S an Juan,


P o a l ó , I s i nl i b í , G u an g aj e , Chucchil á n , P i laló , Tingo, Zumbagua ,
Angamarca y Pangua.

Art. 6º La provincia de Tungurahua comprende de los Cantones de


Ambato, Pelileo y Píllaro.

El Cantón de Ambato, las parroquias de l a Matriz, Izamba, San


B artolomé , Mocha, Quizapincha, Pasa, Pilagüin, Santa Rosa, Tisaleo,
(con inclusion de Capote-baj o ) , Atocha , Quera , Totoras , Picaigua y
Guachi.

El de Pelileo, la parroqui a del mismo nombre, y las de Chumaquí,


Rumichaca, Guambaló, Cotaló, Patate y B años; y

El de Píllaro , las parroquias de Píllaro , San Miguelito y San Andrés.

Art. 7º La provincia del Chimborazo se forma de los Cantones de


Riobamba, Guano, Colta, Alausí y S angay.

El Cantón de Riobamba, de las parroquias del Sagrari o , S an Luis ,


Cham bo , Punín, Licto , Pungalá, Cebadas , Licán, S an Juan , Calpi y
Yaruqufes.

El de Guano, de las parroquias de la Matriz, el Rosario, Cubijíe s ,


Quimiac, Penipe, Puela, Guanando, llapo y S a n Andrés.

El de Colta, cuya cabecera será la villa de la " Unión", compuesta de


las poblaciones de Caj abamba y Sicalpa, contiene las parroquias de este
nombre y las de Columbe, Guamote, Palmira, Pangor y Pallatanga.

94
El de Alausí, las de Alausí, T i gs án, Guasunto s , Pumallacta,
Achupallas, Gonzol , Chunchi y Sibambe;y

El de S angay, las de Macas , Zuña y las Misiones de Alapicos,


B arahona, Mendena, Guambinina, y todas las tribus y terrenos comprendi­
dos en el antiguo gobierno de Macas.

Art. 8º La provincia de B olívar encierra los Cantones de Guaranda,


Chimbo y San Miguel.

Al Cantón de Guaranda, cuya Capital lo es de l a provincia, corres­


poden las parroquias de Guaranda, Guanuj o , S alinas , Simiatug, Santafé,
Y acoto y S an Lorenzo.

Al de Chimbo, las parroqui as de San José, Asancoto, Chapacoto ,


Telimbela y San Antonio; y

Al de San Miguel, las de S an Miguel, Santiago, B ilován, San Pablo,


Chillanes y B alsapamba.

Art. 9º A la provi nc i a de C añar, cuya Capital es la ciudad de


Azogues, pertenecen los Cantones de Cañar y Azogues.

Al Cantón de Cañar, las parroqui a s de Cañar, Tambo , Suscal y


Gualleturo; y

Al de Azogues , las de Azogues, B i blián, Taday, Pindilig, Déleg,


San Miguel, Chuquipata y Cojitambo.

Art. 1 0. La provincia del Azuay contiene los Cantones de Cuenca,


Gualaceo, Paute, Girón y Gualaquiza.

El Cantón de Cuenca, las parroquias del Sagrari o , S an B las, S an


Sebastián, Chiquintad, S ayausí, S an Roque, Baños, Turi, Cumbe, Valle,
Quingeo, Paccha, S anta Ana, Nulti, Llacao, Santa Rosa, Sidcay, Sinincay,
Chaucha y Molleturo.

El de Gualaceo, l a s parroqu i as de Gual aceo , S an Juan Jadán,


Chordeleg y el Pan Oriente.

95
El de Paute , las de Paute, S an Cristóbal, Guachapala, Guarainag y
Palmas.

El de G i ró n , las de G i ró n , S an Fernando, la Asunc ión,


Chaguarurco, Nabón, Cochapata, Oña, Shaglli y Pucará; y

El de Gualaquiz a , l as de S ígsig, San B artolomé, Ludo, G i m a ,


Rosario, Gualaquiza y l o s demás territorios orientales pertenecientes á la
provincia del Azuay.

Art. 11. La provincia de Loja comprende los Cantones de Loj a ,


Saraguro, Paltas, Celica y Calvas.

E l C antón de Loj a , l as parroquias del S agrario, S an Scb asti án,


V al l e , Chuqu i ribamba, S an t i ago , S an Pedro, Gonzanamá, l a Paz,
Vilcabamba, Chito, Zumba, Valladolid, y las tribus y territorios pertene­
cientes á la provincia de Loja y al antiguo Reino de Quito.

El de Zaraguro, las parroquias de Zaraguro, Paquishapa, S an Pablo


de Tenta y Manu.

El de Palt a s , l as de Catacocha , Cangonamá, Chaguarpamba y


Guachanamá.

El de Celica, las de Celica, Alamor y Zapotillo; y

El de Calvas. Las de Cariamanga, Amaluza, Colaisaca, Sozoranga y


Macará.

Art. 1 2. La provincia del Oro se forma de los Cantones de Machala,


Santa Rosa y Zaruma.

El Cantón de Machala, de las parroquias de Machala, Capital de la


provincia y cabecera del Cantón, Guabo, Pasaje y B uenavista.

El de S anta Rosa, las parroquias de S anta Rosa, cabecera del


Cantón, Arenillas, Jambelí y Chacras; y

96
El de Z a ru m a , de l as de Zaru m a , c a becera del Cantón. �v1alv a s ,
Piñas, Pacche, O v abamba, Guanazán y Ueshagüir'ía.

A rt . 13. A la pro v i nc i a del G u a y as pe rtenecen l o s Cantones de


Guayaquil, Yaguachi, Daule y Santa Elena.

Al Cantón de G u ayaquiL las parroquias del S agrario , Concepción,


San Alej o , Chongón, Taura, Sambo rondón, Morro, L a Puná, Je sús María,
Naranj al y B al ao .

A l de Yaguach i , c u y a c abecera es Yagu achi Nuevo, parroqui a del


mismo nombre, y las del Milagro, Naranj ito y Yaguachi Viej o .

A l de Daule, l as parroqui as de Daule, Santa L ucía, Colimes, Balzar,


Soledad y Las Ramas; y

Al de S anta Elena, las de S anta Elena, Manglar A l to , Chanduy y


Colonche.

A rt . 14. L a p ro v i n c i a de L o s Ríos consta de l o s Cantones de


B abahoy o , B aba, Vinces y Pueblovi ej o .

El Cantón d e B abahoyo, de l a s parroquias d e B ab ahoyo, Pimocha,


Caracol y S abaneta; el de B aba, de las de B aba, G uare é isla de B ejucal.

E l de V i nce s , de las de Vinces (á l a cual pertenecen los f1md o s de


Soledad, Cordones y Parana), Palenque y Quevedo: y

E l de Pue b l o v i ej o , de l a s de Puebl o v i ej o , Zapot a l , Ventana s ,


Catarama y S an Juan.

A rt . 1 5 . L a Pro v i nc i a de Manabí c o mprende l o s C antones de


Portoviej o , Montecristi, Jipij apa , Rocafuerte, S anta Ana y Sucre.

E l Cantón de Portovi cj o , las parroqu ias de Portoviej o . Riochico y


Picoasa.

E l de Montecristi, las de Montecristi , Charapotó, Manta é I s l a de la


Plata.

97
El de Jipijapa, l a s de Jipij apa, Paj án , Tulcay y Machalill a , á la cual
pertenecen S alango y l a Ensenada.

3
El de S anta Ana, las de S anta Ana y O lmedo .

El de R o cafu e rte , l as de Roc a fu erte , Tosagu a , Chan e , C alceta y


Junín; y

El de S u c re , las de Sucre , Caraques, Canoas y Pedernales.

A rt. 1 6. La pro v i nci a de Esmeral d as se compone d e l C an tón d e


Esmeraldas, y é ste d e l a s pa noqui as de Esmeraldas, S an Mateo , A t acames,
San Francisco, Muime, Río Verde, La Tola, Concepción, S an Lorenzo y
los demá s territorio s de la costa occidenta l , pertenecientes á la antigua
Presidenci a de Quito.

Art. 1 7. La región Oriental encierra los territorios del Napa , Canelos


y Zamora.

El territorio d e l Napa , l o s pueblos d e l Napa , Archidona, Ten a ,


Aguano , Napotoa , Santa R o s a , Zumo , C o c a , Payam i n o , S an J o s é d e
Avila, L o reto , Co n c e p c i ón C o t a p i n o , S an R a fae l , S an Mi guel d e l
.

Aguarico, las tenenci a s de S i nchichicta y Asum y , M arán y dem ás t ribus y


territorio que componían el anti guo gobierno de Quijos hasta el Amazonas.

El territorio d e Canelos, los pueblos d e Canelos , Zarayacu , Lliquino


y Andoas, las tribus de Záparos y Jíbaro s , los demás que com ponían l as
misiones de Canelos, y los territori o s adyacentes del Reino de Quito, cuyos
límites deben fijarse conforme á los Tratados.

Art. 1 8. El A rc h ipié l ago de Galápagos se compone de l a s i s l a s de


Albe m a rle, Flo re an a , B arrin g to n s , Narbo rung h , J a m e s , In fat i g ab l e ,
Chathan, Obet, Duncan, Albeigton, B lindloxi, y todos l o s i s l o tes encena­
dos dentro de sus límites.

Art. 1 9 . La re gión Oriental y el Archipiélago de G alápagos serán go­


bernado s por leyes e s peci al e s , s e g ú n l o o rdena el art. 1 20 de l a
Constitución.

3 Y la de "'La Unión" legalmente creada en 27 de Setiembre.

98
Art. 20. Las porciones de territorio nacional que no están menciona­
das en la presente Ley, continuarán haciendo parte de las provincias adya­
centes.

A rt. 21. Las Municipalidades, con aprobación del Poder Ej ecutivo,


pueden establecer parroqui as civiles en las secciones que se hallen en po­
sibilidad de ejercer las funciones respectivas : suprimir las parroquias exis­
tentes que no se encuentren en este caso determinar las cabeceras de ellas y
señalarles límites.

Dada en Quito, Capital de la República, á 17 de Abril de 1 8 84.

El Presidente, Francisco J. S al azar.

El Diputado Secretario, Honorato Vázquez.- El diputado Secretario,


José María Flor de las B anderas.- El Secretario Aparicio Ribadeneira.

Palacio de Gobierno en Quito , á 23 de Abril de 1 8 84.- Ejecútcse. ­


José María Placido Caamaño.

El Ministro de lo Interior, J. Modesto Espinosa.

Quito, 1 3 de A gosto de 1 885


Decreto asignando fon dos para el Camino de Machinguí a
Otavalo.

EL CONGRESO D E L A REPUBLICA DEL ECUADOR

CONSIDERANDO:

Que el camino de herradura para el Pailón, ordenado por Decreto


Legislativo de 27 de febrero de 1 8 84, no puede realizarse, á consecuencia
de la angustiosa situación del Erario ; y que es menester continuar el camino
del Norte , cuyo trabajo se halla suspendido,

DECRETA:

Art. 1 º Se deroga el inciso 2º del Art. 2 del Decreto Legislativo de 2 7


d e febrero de 1 884 y la última parte del mismo artículo.

99
Art. 2° Los propietarios del Carchi é I mbabura seguirán contribu­
yendo sólo con el impuesto de cincuenta centavos de sucre por cada mil
sucres de valor de los predios rústicos cuyo precio excede de mil sucres.
Este impuesto se invertirá en la continuación del camino del Norte, desde
Malchinguí hasta Otavalo.

Art. 3° Las Municipalidades recaudarán el impuesto en su respectivo


cantón, y abonarán al Tesorero hasta el tres por mil.

Art. 4° Hecha la recaudación, entregarán las cantidades al Tesorero


Municipal de Otavalo, á fin de que ese Concejo se entienda en todo lo rela­
tivo al camino.

Comuníquese al Poder Ejecutivo para su cumplimiento.

Dado en Quito, Capital de la Repúbl ica, á ocho de agosto de mil


ochocientos ochenta y cinco.- El Presidente del Senado, Luis Cordero.- El
Presidente de l a H . Cámara de Diputados. Juan Bautista Vázquez El
Secretario del Senado, Manuel M . Pólit.- E l Secretario d e la H. Cámara d e
Diputados, José J. Estupiñán.

Palacio de Gobierno en Quito á 1 3 de agosto de 1 88 5 . - Ej ecútese.­


J.M.P. CAAMAÑ O .- El Ministro de lo Interior y Obras Públicas, J.
Modesto Espinosa.

Quito, 20 de Agosto de 1 887


Decreto aprobándose la propuesta para construir el Ferrocarril de
lbarra a San Lorenzo

EL CONGRESO DEL ECUADOR

DECRETA:

Art. 1 o Apruébase l a propuesta presentada por el Señor Don


Francisco Wylie Wiswel l , en representación del Señor Federico Wesson
para construir una l ínea férrea desde el puerto de San Lorenzo á Ibarra,

1 00
constante de 4 1 cláusulas; y se autoriza al Poder Ejecutivo para que mande
celebrar la correspondiente escritura pública.

Art. 2° El empresario podrá desembarcar libremente en la Bahía de


"San Lorenzo" los útiles y demás artículos que necesite para l levar á efecto
el presente contrato.

Al tener aviso de estar á flore el primer cargamento de materiales, el


Gobierno constituirá en ese lugar uno ó más empleados del resguardo ma­
rítimo encargado de comprobar los sobornos y de evitar la introducción de
todo artículo no destinado á la construcción del ferrocarril

Este procedimiento se observará hasta que la próxima Legislatura


eleve al rango de puerto mayor la Bahía de "San Lorenzo", de conformidad
con este contrato.

Dado en Quito, Capital de la República, á ocho de agosto de mil


ochocientos ochenta y siete.- El Presidente de la Cámara del Senado,
Camilo Ponce,- El Pre si dente de la Cámara de Diputados, Apari cio
Ribadeneira.- El Secretario d e la Cámara del Senado, Manuel M. Pólit.- El
Secretario de la Cámara d e Diputados, José María Banderas.

Palacio de Gobierno en Quito, á 20 de Agosto de 1 8 8 7 . - Ej ecútese.


J . M . P . C AAMA ÑO . - Por el Ministro de lo Interior, el de Hac ienda,
Vicente Lucio Salazar.

Quito, 22 de Agosto de 1 888


Decreto destinando fondos para el Colegio de niñas de Otavalo

EL CONGRESO DE LA REPUBLICA DEL ECU ADOR

CONS IDERANDO :

Que es indispensable sei'íalar fondos para el Colegio de niti.as esta­


blecido en Otavalo bajo la direcc ión de las Religiosas Betlemitas,

101
DECRET A :

Art. 1 o S o n fondos y rentas d e este Establecimiento:

Cuatro mil sucres anuales que se asignarán del recargo del 2° lo de


derechos de importación establecido en la ley de Aduanas; y

Las donaciones que hicieren los individuos particulares.

Art. 2° Las cantidades mencionadas en el artículo anterior, ingresa­


rán á la Tesorería municipal del cantón, y se emplearán, de preferencia, en
la construcc ión de una casa adecuada para Colegio; en la compra de mue­
bles y útiles necesarios, y en la provisión de becas para las niñas pobres de
la provincia de Imbabura.

La provisión de becas corresponde al Poder Ejecutivo.

Art. 3° La Municipalidad, bajo su responsabilidad, cuidará de dar la


expresada inversión á las rentas designadas.

Art. 4° En caso de que l as Bet l emitas dej asen l a dirección de l


Establecimiento, serán reemplazadas con religiosas de cualquier otro insti­
tuto docente.

Dado en Quito, Capital de la República del Ecuador, á ocho de


agosto de mil ochocientos ochenta y ocho.

El Presidente de la Cámara del Senado, Agustín GUERRERO.- El


Presidente de la Cámara de D iputados.- Remigio Crespo Toral.- E l
Secretario d e l a Cámara del Senado, Manuel M. Pólit.- El Secretario d e l a
Cámara d e Diputados, José María Banderas.

Palac io de Gobierno en Quito, á 22 de agosto de 1 8 8 8 . - Ejecútese. ­


A. Flores.- El Ministro d e lo Interior é Instrucción Pública, Elías Laso.

102
Quito, 27 de Agosto de 1 888
Decreto dotando de fondos para el Camino de Moj anda

EL CONGRESO DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

DECRETA :

Art. 1 o De los fondos destinados para la carretera nacional, vótase de


preferencia, la suma de ocho mil sucres anuales para continuar la construc­
ción del camino de herradura que conduce de Quito á Otavalo por la vía de
Moj anda.

Art. 2° De los mismos fondos se destinarán cuatro mil sucres, por


una sola vez, para la refección del camino nacional desde el Chota hasta las
fronteras de Colombia.

Art. 3° Derógase el impuesto del medio por mil que grava los
fundos rústicos de las provincias del Carchi y el Imbabura, por Decreto
Legislativo de 1 3 de agosto de 1 8 8 5 .

Dado en Quito, Capital d e la República, á veinte d e agosto d e m i l


ochocientos ochenta y ocho.

El Presidente de la Cámara del Senado, Agustín Guerrero.- El


Presidente de la Cámara de Diputados, Federico Rivera.- El Secretario de
la Cámara del Senado, Manuel M. Pólit. - El Secretario de la Cámara del
Senado, Manuel M . Pólit.- El Secretario de la Cámara de Diputados, José
María Banderas.

Palacio de Gobierno en Quito, á 27 de agosto de 1 888.- Ejecútese.­


A. Flores.- El Ministro de lo Interior y Obras Públicas, Elías Laso.

103
Quito, 1 8 de Agosto de 1 895
Decreto exonerando a la Raza I ndígena de la contribución territorial
y trabaj o subsidiario.

EL CONSEJO DE MINISTROS,
Encargado del Poder Ejecutivo,

Defiriendo á la indicación del Señor Jefe Supremo de la República; y

CONSIDERANDO :

1 o Que la desgraciada condición d e l a raza india, debe ser aliviada


por los poderes públicos;

2° Que el Gobierno l iberal que ha inaugurado en el país el señor


General don E loy Alfara, Jefe Supremo de la República, está en el deber
de protej er á los descendientes de los primeros pobladores del territorio
ecuatoriano; y

3° Que en la campaña por la honra nacional los indios han prestado


grandes servicios al Ej ército Libertador, demostrando así que están dis­
puestos á adoptar las prácticas de la civilización moderna;

DECRETA:

l o La raza india queda exonerada de la contribución territorial y del


trabajo subsidiario;

2" Las autoridades c iviles y militares cuidarán de que se trate á los


indios con las consideraciones debidas al c iudadano ecuatoriano, á fin e
corregir, así, los abusos que se han cometido con una raza que es digna de
mejor suerte; y

3° Establézcanse escuelas especiales para la educación de los indios,


á fin de que puedan adquirir los derechos y cumplir los deberes de la c iu­
dadanía.

Dado en Guayaquil, á 1 8 de Agosto de 1 895 .

104
E l Presidente del Consej o y M i nistro de lo Interior, Relaciones
Exteriores. &

L. F. Carbo.

El Ministro de Hacienda & y Encargado del Despacho de Guerra y


Marina.

Lizardo García.

Quito, 9 de Abril de 1 896


Decreto dando amparo de pobreza a la Raza Indígena.

ELOY ALF ARO,


Jefe Supremo de la República,

CONSIDERANDO :

Que es un deber d e l Gobierno, proteger d e una manera especial á la


parte más desvalida y menesterosa de nuestra sociedad, la c lase indígena,
faci litándole los medios de hacer valer sus legítimos derechos, y ponién­
dola al mismo tiemp o á cubierto de los abusos de que frecuentemente es
víctima por su ignorancia ;

DECRETA :

Art. 1 " Los individuos de raza indígena pura gozarán del beneficio
de amparo de pobreza, en los términos de los artículos 940 y 946 del
Código de Enjuiciamientos Civiles, pudiendo aún hacer uso de papel co­
mún en sus pedimentos ante cualquiera autoridad.

Art. 2° En los juicios en que los indígenas, siendo actores, fueren


condenados en costas, el Juez de la causa ordenará que la mitad de éstas
sea satisfecha por los procuradores de aquellos, siempre que aparezca mala
fe ó temeridad notoria.

Art. 3° La disposición anterior es relativa sólo á los indígenas que no


sepan leer ni escribir, y para sus efectos, las demandas iniciadas por ellos y

105
todos los escritos subsiguientes, serán firmados por su respectivo apode­
rado ó defensor, sin lo cual no podrán ser admitidos dichos escritos.

Art. 4° Los indígenas que se hallaren actualmente retenidos por cos­


tas judiciales procedentes de j uicios civiles, serán puestos en libertad tan
luego como sumariamente comprueben su insolvencia.

Quedan reformados el art. 946 del Código mentado y las demás le­
yes que se opusieren al presente Decreto, cuya ej ecución corresponde al
Ministro de Estado en el Despacho de Justicia.

Dado en Quito, en el Palacio de Gobierno, á 9 de Abril de 1 896.

Eloy Alfara

E l Ministro de Justicia.

Carlos Freile Z.

Quito, 1 4 de Abril de 1897


Ley sobre División Territorial.

LA ASAMBLEA NACIONAL

Decreta la siguiente

LEY DE DIVISION TERRITORIAL

Art. 1 o El territorio de la República comprende las provincias del


Carchi, Imbabura, Pichincha, León, Tungurahua, Chimborazo, Bolívar,
Cañar Azuay, Loja, El Oro, Guayas, Los Ríos, Manabí y Esmeraldas; la
región de Oriente y el Archipiélago de Colón (Galápagos).

Art. 2° La provincia del Carchi, la forma el Cantón de Tulcán y éste


contiene las parroquias de Tulcán, San Francisco, Huaca, San Gabriel
(Tusa), Puntal , El Ange l , M ira, San Pedro del Piquer, San Isidro,
Concepción y La Paz (Pilalquer).

106
Art. 3o A la provincia de Imbabura pertenecen los cantones de
Ibarra, Otavalo y Cotacachi.

Al cantón de Ibarra, las parroquias del Sagrario, Carolina, Salinas,


Tumbabiro, Urcuquí, Cahuasquí, San Antonio, Caranqui, Pimampiro,
Ambuquí, Atuntaquí y Angochagua.

Al de Otavalo, las de San Luis, Jordán, San Juan de I lumán y San


José de Quichinche y

Al de Cotacachi, las del Sagrario, San Francisco, Imantag é Intag.

Art. 1 o La provincia de Pichincha se compone de los cantones de


Quito, Cayambe y Mejía.

C orresponden al cantón de Quito, las parroquias de l Sagrario,


S alvador, Santa Bárbara, San B ias, Santa Prisca, San Marcos, San Roque,
San Sebastián, Chimbacalle, Magdalena, Chillogallo, Conocoto, Sangolquí,
Amaguaña, A langasí, Pintag, Guápulo, Cumbayá, Tumbaco, Puembo,
P i fo , Yaruquí , Quinche, Papa l l acta, Zambiza, Mariana de Jesus,
C otocollao , Pomásqui, San Antonio, Calacalí, Nono, Nanegal, Gualea,
M indo, Peruc ho, San José de M inas, Puéllaro, Guayl labamba, Otón
Atahualpa (Habaspamba).

A l de C ayambe, la parroquia del mismo nombre y las de


Tabacundo, Cangahua, Malchinguí, Tocachi; y

A l de Mej ía, las de Machachi, A l oag, A loasí, Tambil l o ,


Uyumbicho, y Santo Domingo d e los Colorados.

Art. 5° La provincia de León consta de los cantones de Latacunga y


Pujilí.

El cantón de Latacunga, de las parroquias siguientes: La Matriz, San


Sebastián, San Felipe, A laques, Mulaló, Guaitacama, Saquisilí, Tanicuchí,
San Juan de Pastocalle, Toacaso, S icchos, S an M iguel , Pansaleo,
Cusubamba y Mulalillo; y

107
E l de Puj il í , de las parroquias de Puj ilí, Poaló, Isinlibí, Guangaje,
Chucchilán, Pilaló, Zumbagua, Angamarca y Pangua.

Art. 6° La provincia de Tungurahua comprende los cantones de


Ambato, Pelileo, Píllaro y Canelos.

El C antón de Ambato, las parroquias de la Matriz, Izamba, San


Bartolomé, Mocha, Quisapincha, Pasa, Pilaguín, Santa Rosa, Tisaleo (con
inslusión de C apote bajo), Atocha, Quero, Totoras, Picaigua, Guachi y
Ceballos, (Alobamba y Capote).

El de Pelileo, la parroquia del mismo nombre, y las de (Chumaquí)


García Moreno. El Rosario (Rumichaca). (Sucre, Patate-urco) Guambaló,
Patate y Baños.

El de Píllaro, la parroquia de Píllaro, San Miguelito y San Andrés; y

E l de Cane los, los pueblos de Canelos, Zarayacu, Parcayacu,


L liquino y Andoas, las tribus de záparos y Jíbaros, los demás que compo­
nían las misiones de Canelos, y los territorios adyacentes del Reino de
Quito, cuyos l ímites deben fijarse conforme á los Tratados.

Art. 7° La provincia del Chimborazo se forma de los cantones de


Riobamba, Guano, Colla, Alausí y Sangay.

El Cantón de Riobamba, de las parroquias del Sagrario, San Luis,


C hambo, Punín, L icto, Pungalá, Cebadas, Licán, San Juan, Calpi,
Yaruquíes y Químiag.

El de Guano, de las parroquias de la Matriz, (El Rosario, Cubij íes,


El Altar (parte de Penipe), Penipe, Puela, Guanando, llapo, San Andrés y
San Isidro de Patulú.

El de Colta, de las parroquias de Cajabamba, Cicalpa, Columbe,


Guamote, Palmira, Pangor y Pallatanga.

El de Alausí de las de A lausí, Tigsán, Guasuntos, Pumallacta,


Achupallas, Gonzol , Chunchi y Sibambe; y

108
El de S angay, de las Macas, Zuña, y las Misiones de A lapicos,
B arahona, Mendena, Guambinina y de todas las tribus y terrenos com­
prendidos en el antiguo Gobierno de Macas.

Art. 8° La provincia de Bolívar encierra los cantones Guaranda,


Chimbo y San Miguel .

A l cantón d e Guaranda, cuya capital lo e s d e la provincia, corres­


ponden las parroquias de Guaranda, GuanuJo, Salinas, Simiátug, Santafé,
San Simón ( Yacoto) y San Lorenzo.

Al de C hi mbo, las parroquias de San José, Asunción (Asancoto),


Magdalena (Chapacoto), Telimbela y San Antonio.

Al de San Miguel, las de San Miguel, Santiago, B ilován, San Pablo,


Chillanes y Balsapamba.

Art. 9° A la provincia de Cañar, cuya c apital es la c iudad de


Azogues, pertenecen los cantones de Cañar y Azogues.

El cantón de Cañar, las parroquias de Cañar, Tambo, Suscal y


Gualleturo; y

Al de Azogues, las de Azogues, B iblián, Taday, Pindilig, Deleg,


San Miguel, Chuquipata y Coj itambo.

Art. 1 O. La provincia del Azuay contiene los cantones de Cuenca,


Gualaceo, Paute, Girón y Gualaquiza.

El cantón de Cuenca, las parroquias del Sagrario. San B ias. San


Sebastián, C hiquintad, Sayausí, San Roque, B años, Turi, Cumbe, Valle,
Quingeo, Pacchas, Santa Ana, Nulti, Llacao, Santa Rosa, Sidcay. Sinincay,
Chaucha, Molleturo, Checa (Jidcay ) y las Nieves (Chaya) .

El d e Gualaceo, las parroquias d e Gualaceo. San Juan, Jadán,


C hordeleg y Oriente, ulti mamente creada por la Municipa l i dad de
Gualaceo, con inclusión del territorio de San José hasta el río de Gupancay.

109
El de Paute, las de Paute, San Cristóbal, Guachapala, Guarainag,
Palmas y Pan.

El de Girón, las de Girón, San Fernando, Asunción. Chaguarurco,


Nabón, Cochapata, Oña, Shaglli y Pucará; y

E l de Gualaqu iza, las de S igsig, San B artolomé, Ludo, Gima,


Rosario, Gualaquiza y los demás territorios orientales pertenecientes á la
provincia del Azuay; y

Art. 1 1 . La provincia de Loj a comprende los cantones de Loj a,


Saraguro, Paltas, Celica y Calvas.

El Cantón de Loj a las parroquias del Sagrario, San Sebastián, Valle,


Chuquiribamba, S antiago, San Pedro, Gonzanamá, La Paz, Victoria,
( V ilcabamba), Chito, Zumba, Valladolid, (Malacatus), San Lucas, El
Cisne, Nambacola, y l a s tribus y territorios orientales pertenecientes á la
provincia de Loj a y al antiguo reino de Quito.

El de Zaraguro, las parroquias de Zaraguro, Paqu ishapa San Pablo


,

de Tenta y Manu.

E l de Paltas, las de C atacocha, Cangonamá, Chaguarpamba y


Guachanamá.

El de Celica, Alamor y Zapotillo; y

El de Calvas, las de Cariamana, Amaluza, Colai saca, Sozoranga y


Macará.

Art. 1 2 . La provincia de E l Oro se forma de los cantones de


Machala, Santa Rosa, Zaruma y Pasaje.

E l cantón de Machala, de las parroquias de Machala, y Guabo.

El de Santa Rosa de las parroquias de Santa Rosa, Cabecera del can­


tón, Arenillas, Jambelí, Chacas y Victoria.

1 10
E l de Zaruma, de las de Zaruma, de las de Zaruma, cabecera del can­
tón Piñas, Paccha, Ayapamba y Guanazán; y

El de Pasaje, de las parroquias de Pasaje, Buenavista y Chila.

Art. 1 3 . A la provincia del Guayas pertenecen los cantones de


Guayaquil, Yaguachi, Daule y Santa E lena.

Al cantón de GuayaquiL las parroquias del (Sagrario), Bolívar,


Rocafuerte, Concepción, San Alejo, Ayacucho, Samborondón, Victoria,
Taura. Pascuales, Naranj a, Balao, Jesús María, La Puná, Morro, Chongón
y Posoria.

Al de Yaguachi, cuya cabecera es Yaguachi Nuevo, la parroquia del


mismo nombre y las de Milagro, N aranj ito, Yaguachi Viejo, el Carmen,
San Agustín de Juján, San Andrés de Boliche y C hobo.

Al de Daule, las parroquias de Daule, Santa Lucía, Colimes, Pedro


Carbo, Balzar, Soledad y las Ramas; y

Al de Santa E lena, l as de Santa Elena, Manglar alto, C handuy,


Colonche y el Archipiélago de Colón (antes Galápagos).

Art. 1 4. La provincia de Los Ríos consta de los cantones de


Babahoyo, Baba, Vinces y Puebloviejo.

El cantón de Babahoyo, de las parroqui as de Babahoyo, Pimocha,


Caracol y Sabaneta.

El de Baba, de las de Baba, Guare e isla Bejucal.

El de Vinces, de las de Vinces á la cual pertenecen los fundos de


Soledad, Cordones y Parana, Palenque y Quevedo; y

E l de Puebloviejo, de las de Puebloviejo, Zapata, Ventanas,


Catarama y San Juan.

Art. 1 5 . La provinc ia de Manabí, comprende los cantones de


Portoviejo, Montecristi, Jipijapa, Rocafuerte, Santa Ana, Sucre y Chone.

111
El cantón de Portoviejo. las parroquias de Portoviejo. Riochico.
Picoasá y Junín.

El de Montecristi, las de Montecristi, Charapotó y Manta.

El de Jipij apa, las de Jipij apa. Paj án, Julcuy, Sucre. M achalilla y
Bellavista.

E l de Santa Ana, las de Santa Ana, Olmedo, La Unión y Ayacucho.

El de Rocafuerte, las de Rocafuerte, Tosagua y Calceta; y

El de Sucre, las de Caráquez, Canos, Pedernales y Jama; y

El de Chone, las de Chone y Canuto.

Art. 1 6. La provincia de Esmeraldas se compone del cantón de


Esmera l das, y éste de las parroquias de Esmeraldas, San Mateo,
Atacames, San Francisco, Muisne, Río Verde, La Tola. Concepción, y San
Lorenzo y los demás territorios de la Costa Occidental, pertenecientes á l a
antigua Presidencia de Quito.

A rt . 1 7 . La región Oriental encierra los territorios del Napo y


Zamora.

El territorio del Napo, los pueblos de Archichona. Tena, Napo,


M isagual l i , Ahuano, Santa Ro sa, Suno, Coca, Payam ino, Loreto.
Concepción, Cotapino, Tiputini, Curaray y San José de Avila.

Art. 1 8 . E l Archipiélago de Colón (Galápagos), se compone de las


i slas de San Cristóbal, Santa María, !sabela, Fernandina, San Salvador,
S anta C ruz, S anta Fe, Pinta, Marchena, Pinzón, Española, Genovesa,
Rávida y todos los islotes encerrados dentro de sus límites.

Art. 1 9 . La región Oriental, los Cantones de Canelos, Sangay y


Gualaquiza, que pertenecen re spectivamente á las provincias del
Tungurahua, C himborazo y Azuay, y el Archipiélago de Colón. serán go­
bernados por leyes especiales vigentes.

112
Art. 20. Las porciones de territorio nacional que no están menciona­
das en la presente Ley, continuarán haciendo parte de las provincias adya­
centes.

Art. 2 1 . Las Municipalidades, con aprobación del Poder Ejecutivo,


pueden establecer parroquias civiles en las secciones que se hallen en po­
sibilidad de ej ercer las funciones respectivas, suprimir las parroquias exis­
tentes que no se encuentren en este caso, determinar las cabeceras de éllas y
señalarles límites.

Dado en Quito, Capital de la Repúbl ica á ventiseis de Marzo de mil


ochocientos noventa y s iete . - El Presidente de l a Asamblea, A.
MONCA YO.- EL Diputado Secretario, Luciano Corral.- El Diputado
Secretario, Celiano Monge.

Quito, Abril 1 4 de 1 8 97.- EJECUTESE. . - ELOY ALFARO . - El


Ministro de lo Interior, Rafael Gómez de la Torre.

Quito, 25 de Febrero de 1 898


Decreto declarando que la clase indígena esta exenta del pago de toda
contribución territorial

ELOY ALFARO
PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

Vistas las diversas solicitudes presentadas por la raza indígena y

CONSIDERANDO :

1 o Que por haberse puesto en duda la vigencia del decreto del 1 8 de


Agosto de 1 895 que exoneró á la expresada raza del pago de la contribu­
ción territorial, se han cometido abusos y extorciones contra ella.

2° Que dicho decreto no ha sido derogado por la Convención


Nacional quedando, en consecuencia, incluído en la aprobación á que se
refiere la ley sancionada el 1 2 de Julio de 1 897:

1 13
3° Que esta concesión no afecta en nada los derechos de la Iglesia,
puesto que el Gobierno está obligado á cubrir el déficit que resulte:

DECRETO:

Art. 1 o Declárase que la clase india no está obligada al pago de nin­


guna contribución territorial, de conformidad con la ley vigente ya citada.

Art. 2° Reitérase á las autoridades civiles y militares el cumplimiento


de la obligación que les impone el art. 2° del Decreto principal en orden al
mejoramiento y protección á la raza indígena,

Art. 3° El Ministro de Hacienda queda Encargado de la ejecución del


presente Decreto.

Dado en Quito, Capital de la República, á 25 de Febrero de 1 898.

ELOY ALF ARO.

El M inistro de Relaciones Exteriores. Encargado del Despacho de


Hacienda,

Rafael Gómez de la Torre.

Es copia.- El subsecretario, Aurelio Noboa.

Quito, 1 2 de Abril de 1899


Decreto por el que se reglamenta el arrendamiento de criados y
trabaj adores asalariados

ELOY ALFARO
PRE S ID ENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA,

CON S IDERANDO:

l o Que una de las atribuciones del Poder Ejecutivo es dar reglamen­


tos para la debida ejecución de las leyes.

1 14
2° Que la Constitución impone á los Poderes Públicos la obligación
de proteger á la raza india, en orden á su mejoramiento en la vida social;

J0 Que la misma Constitución prohibe la esclavitud en el territorio


de la República;

4° Que por abuso de algunos propietarios el contrato de arrenda­


miento de servicios ó concertaje se ha convertido en verdadera esclavitud; y

so Que el Código C ivil, en el art. 1 98 7 , atribuye al Gobierno la fa­


cultad de expedir reglamentos especiales sobre la materia, los que han de
ser observados lo mismo que las leyes que reglan el contrato de arrenda­
miento susodicho,

DECRETA:

Art. 1 o Los documentos de concierto ó arrendamiento de servicios


se otorgarán en la forma establecida en e l art. 1 979 del Código Civil; y sus­
crito por dos testigos presenciales del acto. Además, será visado por el Jefe
Político del Cantón respectivo, ante quien el peón asalariado expresará su
consentimiento, sin apremio alguno. Sin estos requisitos no se podrá exigir
el cumplimiento de ninguna obligación de concertaje.

Art .. 2° La liquidación de cuentas se verificará anualmente, sin que


el peón asalariado pueda renunciar previlegios; y el amo que faltare á esta
obligación no será creído en cuanto al cargo, sino que se estará á lo que
afirmare el concierto con j uramento, conforme á lo preceptuado en el
Código C ivil.

Art. J0 La liquidación de cuentas será siempre judicial, en el despa­


cho público del Juez y á presencia de dos testigos, haciéndose constar estas
circunstancias en el acta. Todos los gastos judiciales que demandare la li­
quidación serán de cuenta del amo.

Art. 4° Al formar el cargo contra el concierto, se tomará en cuenta el


valor de los socorros en especies á precio d e plaza, correspondiente al
tiempo en que fueron recibidos por el deudor; y en ningún caso se le carga-

1 15
rán las especies dañadas, como carne de mortecinas, granos deteriorados,
telas inservibles. etc.

Art. 5° La estipulación del salario es libre, pero debe ser proporcio­


nado al trabaj o y suficiente para la sustentación diaria del trabaj ador; en
ningún caso bajará de diez centavos por día.

Art. 6° El amo sólo tendrá derecho á exigir los servicios del peón
concierto; y nunca los de la esposa, hijos y parientes de éste, á no ser previa
estipulación y pago de salario, por contrato separado; bien sea que se trate
de faenas ó de otros servicios transitorios, como los de huasicama, lechera,
etc.

Art. 7° S e fija la edad de sesenta años para los efectos del inciso, 4°
del art. 1 984 del Código Civil

Art. go S iempre que el concierto fuese actor en la demanda sobre li­


quidación de cuentas, ésta se sustanciará ante el Juez del domicilio del amo,
conforme á lo dispuesto en el Código de Enjuiciamientos Civiles.

Art. 9° E n todo fundo en que hubiere más de veinte indios adscritos


á él amo estará obligado á hacer que concurran diariamente, á la escuela
más inmediata, los indios niños hasta que cumplan la edad de catorce años.
S ino hubiere escuela inmediata, el amo la establecerá gratuitamente en el
mismo fundo.

Art. 1 O. Siendo forzosa la enseñanza primaria, según la Ley de


Instrucción Pública hasta la edad de catorce años, no podrá ningún menor
otorgar documento de concierto antes de haber cumplido dicha edad, ni aun
con intervención de guardador legítimo.

Art. 1 1 . Prohíbese de acuerdo con el artículo 23 de la Constitución,


obligar á los indios á servir de pongos, alcaldes de doctrinas y fiscales, etc.
á no ser que la autoridad eclesiástica, que haya menester tales sirvientes,
estipule y pague previamente el salario.

Art. 1 2. Reimprímase el parágrafo 7° del título 26 del Libro 4° del


Código Civil, y distribuyase entre los individuos de la raza india, junta­
mente con este decreto.

1 16
Art. 1 3 . Los Gobernadores y Jefes Políticos quedan encargados del
e strícto cumplimiento de este Reglamento; y el Ministro de lo Interior y
Polic ía, de su promulgación.

Palacio Nacional, en Quito, á 12 de Abril de 1 899.

ELOY ALFARO

El Ministro de lo Interior,

Lino Cárdenas

Es copia. - El Subsecretario, Nicolás R. Vega.

Quito, 25 de Mayo de 1901


Decreto referente á la construcción de ramales de los CA[\UNOS DE
ATUNTAQUI A SAN ANTONIO, Y D E OTAVALO A
COTACACHI.

CARLOS FREILE Z .,
VICEPRESIDENTE DE LA REPUBLICA, ENCARGADO DEL
PODER EJECUTIVO,

Vista la solicitud de los vecinos y propietarios de Atuntaqui, y el in­


forme de la Junta Administrativa provincial, y en uso de la facultad que le
concede la Ley de de Agosto de 1 869;

DECRETA:

Art. 1 o Constrúyanse dos ramales de camino que partiendo de la pa­


rroquia de Atuntaqui vayan á terminar en el pueblo de San Antonio, el uno
y e l otro en la carretera que se está construyendo de Otavalo á Cotacachi.

Art. 2° Son fondos para este camino:

lo El cuatro por mil que se impone á todas las propiedades ubicadas


en las parroquias de Atuntaqui, San Antonio y San Roque.

1 17
II.- Dos días de trabaj o ó el j ornal equivalente con que contribuirán
los vecinos de dichas parroquias que no estén gravados por el impuesto
anterior.

Art. 3° Los trabaj os estarán á cargo de una Junta compuesta de tres


personas, dos nombradas por el Ejecutivo y una por el Concej o Municipal
de !barra, que presidirá dicha Junta.

Art. 4° El Colector será nombrado por el Ejecutivo y gozará el 8°.

Art. 5° El Sr. Gobernador de l mbabura queda encargado de la eje­


cución de este Decreto.

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, á 25 de Mayo de 1 90 1 .

CARLOS FREILE Z.

El Ministro d e lo Interior y Obras Públicas, A. Moncayo. Es copia.­


El subsecretario, Antonio C. Toledo.

Quito, 6 de Diciembre de 1 90 1
Decreto Mándandose variar la línea del CAMINO D E LOS
PUEBLOS DEL SUR DE IMBABURA A LAS PARROQUIAS DE
SALINAS, URCUQUI.

LEONIDAS PLAZA G .,

P RESIDENTE DE LA REPUBLICA,

Vista la solicitud del I lustre Concejo Municipal del cantón de !barra;


previo el informe de la Junta Administrativa provincial, y en uso de la fa­
cultad que le concede la Ley de 3 de Agosto de 1 869;

1 18
DECRETA:

Art. 1 o Varíe se la l ínea del camino que en la actualidad sirve de co­


municación entre los pueblos del Sur de la provincia de Imbabura y las pa­
rroquias de Salinas, Urcuquí, Tumbabiro y Cahuasquí.

Art. 2° Son fondos para esta obra:

lo El tres por mil anual, pagadero conforme á la ley, con que contri­
buirán todos los propietarios del cantón y parroquias aludidos: y

2° Dos días de trabajo ó el j ornal equivalente, con que contribuirán


los demás vecinos de los expresados lugares.

Art. 3° La dirección de la obra correrá á cargo de una junta especial,


compuesta del Sr. Gobernador de la provincia, de un miembro del Concejo
Cantonal y de un particular, persona de probidad, quienes serán designados
por la Municipalidad.

Art. 4° El Colector de estos fondos que será nombrado por la Junta


creada por el artículo anterior, rendirá la fianza correspondiente y

Art. 5° Queda á cargo del Sr. Gobernador de la provincia l a ejecu­


ción del presente Decreto.

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, á 6 de Diciembre de 1 90 1 .

LEONIDAS PLAZA G.

E l Ministro de lo Interior y Obras Públicas, Miguel Valverde.

Es copia.- Por el Subsecretario, el Jefe de Sección de Obras


Públicas, B . Bravo V.

119
Quito, 2 1 de Julio de 1 902
Decreto Restableciendo las Comandancias de Armas en el Carchi e
lmbabura

PROMULGADO EL, 23 DE JULIO DE 1 902


V. Registro Oficial No 2 5 7 .

LEONIDAS PLAZA G.

PRESIDENTE C ONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA,

DECRETA:

Artículo único.- Se restablecen las Comandancias de Armas de las


provincias de Imbabura y El Carchi, de conformidad con lo que al respecto
dispone el artículo 70 de la Ley Orgánica Militar.

E l Ministro Secretario de Estado en el Departamento de Guerra y


Marina queda encargado de la ejecución del presente Decreto.

Dado en e l Palacio de Gobierno, en Quito, á veintiuno de Julio de


mil novecientos dos.
LEONIDAS PLAZA G.

E l Ministro de Guerra, Flavio E. Alfaro.

Es copia.- El Coronel Subsecretario, R. A. Palacios.

Quito, 10 de Octubre de 1 902


Decreto creando y dando fondos para una Escuela de Artes y Oficios
en Imbabura.

EL CONGRESO DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

DECRETA:

Art. 1 o Créase una Escuela de Artes y Oficios en la provincia de


lmbabura, para lo cual se construirá un edificio adecuado en la ciudad de
Ibarra, bajo la dirección de una Junta que se formará al efecto.

120
Art. 2° Son fondos para dichas obras:

1 o La suma de diez mil sucres legados por el Sr. Dr. Fernando


Pérez;

2° L a asignación hecha por el Sr. Dr. Antonio Grij alva, de doce mil
sucres;

3° Los legados que dej aren los particulares para dicho establecí­
mento.

Art. 3° Grávase con dos centavos el l itro de aguardiente que se con­


suma en la provincia de lmbabura, por el tiempo que fuere necesario, á
contar desde el 1 o de Enero del año entrante.

El producto de este impuesto, durante el primer año, se destinará


para la provisión de agua potable á la ciudad de !barra; y en los siguientes,
acrecerá los fondos de la obra á que se refiere el artículo 1 ".

Art. 4° Para l a correcta administración é inversión de los fondos es­


tablécese una Junta compuesta del Gobernador de la provincia, del
Presidente del Concejo Cantonal de !barra, de otro Concejero nombrado
por el Concejo, y de dos propietarios nombrados por el Ejecutivo.

Art. so Facúltase á la Junta para formar el Reglamento correspon­


diente, el cual será sometido á la aprobación del Ej ecutivo.

Dado en Quito, Capital de la República, á cuatro de Octubre de mil


novecientos dos.- El Presidente de la Cámara del Senado,

AURE LI O NOBOA . - El Presidente de la Cámara de Diputados, J.


J. Andrade.- El Secretario de la Cámara del Senado, Sergio Arias M.- El
Secretario de la Cámara de Diputados, Miguel Angel Albornoz.

Palacio Nacional, en Quito, á 1 O de Octubre de 1 9 02 . ­


EJE C UTESE, Leonidas Plaza G.- El Ministro d e Instrucción Pública,
Julio Arias.

Es copia.- El subsecretario, Nicolás F. López.

121
Quito, 1 1 de Noviembre de 1 902
Decreto en que se ordena la refacción del Camino de San Pablo
a Ibarra.

LEONIDAS PLAZA G.

PRES IDENTE CONSTITUCIONAL DE LA RE PUBLICA

Tomando en cuenta l a petición é informe elevados por l a Junta


Administrativa Provincial de Imbabura, con motivo de una solic itud de los
vecinos de la parroquia de San Pablo, para la refacción del camino á
lbarra,y en uso de la atribución que le concede la Ley de Caminos
Vecinales, de 1 86 9 ;

DECRETA:

Art. 1 o Refecciónese e l camino que, partiendo de la parroquia de San


Pablo (Imbabura), conduce á la capital de la provincia, por la vía del
"Abra".

Art. 2° Son fondos para esta obra, dos días de trabaj o, ó el j ornal
equivalente á ellos, que pagarán todos los vecinos de las parroquias de San
Pablo, Caranqui y la Esperanza.

Art. 3° La obligación de este impuesto, respecto á la parroquia de


San Pablo, comenzará á regir desde el 22 de febrero del año entrante.

Art. 4° La obra correrá á cargo de una Junta compuesta de los


Tenientes Políticos de las tres parroquias contribuyentes, presidida por uno
de ellos, designado por dicha Corporación.

Art. so A indicación de la Junta, el Ejecutivo nombrará un Colector


de las cantidades que del impuesto antedicho se pagará en efectivo.

Art. 6° El Sr. Gobernador de la provincia de Imbabura queda encar­


gado de la ejecución del presente Decreto.

122
Dado en el Palacio Nacional, en Quito. á 1 1 de Noviembre de 1 902.

LEONIDAS PLAZA G.

E l M inistro de lo Interior, Miguel Valverde.

Es copia.- El Subsecretario accidental, Antonio C. Toledo.

Quito, f6
de Enero de 1 904
Decreto que crea una J nta Directiva del agua potable para
Tabacundo

Promulgado el 1 8 de Enero de 1 904.


V. Registro Oficial N. 694

LEONIDAS PLAZA G.
PRE SIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPLUBLICA

DECRETA:

Art. 1 o Créase en Tabacundo una Junta Directiva de la Obra de pro­


visión de agua potable, compuesta del Teniente Político, quien la presidirá,
y de dos miembros nombrados por el Ejecutivo.

Art. 2° Dicha Junta supervigilará la ejecución de los trabajos organi­


zados por la Dirección General de Obras Púb l icas. Y dará á ésta mensual­
mente cuenta del estado de ellos.

Art. 3° La recaudación del impuesto que para la obra ha destinado el


Decreto Legislativo de 20 de Octubre de 1 903 , se hará directamente ó por
asentamiento.

En el caso segundo, la Junta sentará las bases del remate, las some­
tará al Ministerio de Obras Públicas para su aprobación y las hará publicar
durante quince días, pasados los cuales se efectuará el asentamento.

Art. 4° El Tesorero será el designado por el Decreto Legislativo an­


tedicho, rendirá ante la Junta la fianza respectiva y gozará de la remunera-

12J
ción del 8% en caso que tuviere que recaudar los fondos directamente y el
5% si la recaudación la hiciere por asentamiento.

Art. 5° El Sr. Ministro de Obras Públicas queda encargado de la eje­


cución del presente Decreto.

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, á 1 6 de Enero de 1 904.

LEONIDAS PLAZA G.

El M inistro de Obras Públicas, etc. G. S. Córdova.

Es copia. El Subsecretario, L. E. Escudero.

Quito, 2 de E nero de 1 907


Decreto que declara nulas las elecciones del cantón de Otavalo y
señala los días de nueva elección.

ELOY ALFARO
P RES IDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA,

Vistos e l oficio N° 2 3 5 , de 23 del mes próximo pasado, dirigido por


el Sr. Gobernador de la Provincia de Imbabura y la documentación legal
aparejada en la que consta que el I lustre Concejo Municipal del Cantón de
Otavalo, en sesión de 1 5 del mismo mes, declaró nulas las e lecciones para
Concejeros Municipales de dicho Cantón durante el bienio de 1 907 - 1 908,
verificados en noviembre último en las parroquias de la mencionada sec­
ción, por haberse contravenido á los artículos 5 3 , inciso 3° de la Ley de
Elecciones vigente;

DECRETA:

Art. l o De acuerdo con el artículo 82 de la citada Ley, convócanse á


nuevas elecciones para los funcionarios antedichos, durante e l período
mencionado;

Art. 2° Señálase, para tal objeto, los días 20, 2 1 , 22 y 23 del mes en
curso.

124
El escrutinio respectivo se verificará hasta el 30 del propio mes.

Art. 3° El Sr. M inistro del Interior y Municipalidades queda encar­


gado de la ejecución de este Decreto.

Dado en el Palacio Nacional en Quito á dos de enero de 1 907.

ELOY ALFARO.

El M inistro de lo Interior y Municipalidades, José Ma. Carbo.

Es copia.- El Subsecretario, Víctor M Arregui

Promulgado el 3 de enero de 1 907.- V. Registro Oficial N° 268.

Quito, 7 de Septiembre de 1907


Decreto en que para la conclusión de la Obra de agua potable de di­
cha parroquia, grávase con el 2% á todos los Predios ubicados en
Tabacundo.

ELOY ALFARO
PRESID ENTE C ONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA.

CONSIDERANDO :

Que l a obra d e l agua potable d e la parroquia d e Tabacundo h a que­


dado sin concluirse, por no tener fondos determinados; y atenta la solicitud
de los vecinos de la mencionada parroquia;

DECRETA:

Art. 1 o Grávase con el 2% á todos lo fundos ubicados en la parro­


quia de Tabacundo.

Art. 2° Cédese á dicha obra todo los jornales vencidos y los subsi­
guientes de que habla el artículo 3° del Decreto Ejecutivo de 6 de Mayo de
1 903 .

125
Art. 3° Los trabajos de esta obra quedan suj etos á la Junta Directiva
de los Caminos de la provincia de Pichincha, quien nombrará el respectivo
Colector para el cobro del impuesto, asegurándole la respectiva remunera­
ción, debiendo éste rendir fianza ante la Junta de Hacienda de esta provin­
Cia.

Art. 4° Queda reformado, en este sentido, el Decreto Ej ecutivo de 6


de Mayo de 1 903.

Encárgase de la ejecución del presente Decreto al Ministro de lo


Interior y Obras Públicas.

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, á 7 de septiembre de 1 907.

El Ministro de lo Interior y Obras Públicas, Amalio Puga.

Es copia.- El Subsecretario del M inisterio de lo Interior V. M.


Arregui.

Promulgado el 1 6 de setiembre de 1 907.- V. Registro Oficial N°


474.

Quito, 1 de Febrero de 1 908


Decreto que establece la Policía de Otavalo

ELOY ALFARO
PRES ID ENTE C ON STITUCIONAL DE LA REPUBLICA,

CONSIDERANDO:

Que conviene á l a buena marcha Administrativa la organización de


la Policí a Nacional que mantenga el orden y garantice la vida y propiedad
de los habitantes en el Cantón de Otavalo (provincia de Imbabura),

126
DECRETA:

Art. 1 o Establécese en el prenombrado cantón la Policía de Orden y


Seguridad, compuesta del personal, que á continuación se expresa:

Mensual Anual

Un Comisario con $. 30 $. 3 60
Un Secretario-amanuense con 20 240
Un Inspector con 16 1 92
Un Subinspector 15 1 80
Quince Celadores, á 1 5 sucres cada uno 225 2. 700
Gastos de escritorio y alumbrado 3 36

Art. 2° El déficit s e aplicará al artículo 5 2 d el Presupuesto de Poliía


vigente.

Art. 3° Queda, en este sentido, reformado el artículo 4° del mencio­


nado Presupuesto; y corresponde la ejecución de este Decreto á los señores
Ministros de lo Interior y Policía y de Hacienda, en el orden correspon­
diente.

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, á 1 ° de febrero de 1 908.

ELOY ALFARO.

El Ministro de lo Interior, Amalio Puga.

El Ministro de Hacienda, Jorge Marcos.

Es copia.- El Subsecretario de Gobierno, V. M. Arregui.

Promulgado el 3 de abril de 1 908.- V. Registro Oficial N° 924.

1 27
Quito, 25 de Agosto de 1908
Decreto que declara la supresión de la Polícia de Otavalo

AB ELARDO MONCA YO,

PRE SIDENTE DE LA CAMARA DEL SENADO, ENCARGADO


DEL PODER EJECUTIVO

CONSIDERANDO:

Que ha desaparecido la necesidad del servicio público por la cual se


creó la Policía Nacional en el cantón de Otavalo; (provincia de Imbabura).

DECRETA:

Artículo único.- Derógase el Decreto Ej ecutivo expedido el 1° de fe­


brero del presente año ; en consecuencia, queda suprimida la Policía de
Orden y Seguridad del prenombrado cantón; y la ejecución de este Decreto
encárgase al Sr. Ministro de Estado en la sección de Policía.

Dado en el Palacio, en Quito, á 25 de agosto de 1 908 .

AB ELARDO MONCA YO.

El M inistro de lo Interior y Policía, A. Reyes V.

Es copia.- El subsecretario de Gobierno, V. M. Arregui,

Promulgado el 27 de agosto de 1 908.- V. Registro Oficial N° 74 7.

128
Quito, 1 7 de Enero de 1 9 1 0
Decreto en que elévase á l a Categoría d e Instituto Normal l a Escuela
Froebel de Otavalo.

ELOY ALFARO

PRES IDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA,

Atentos los informes que comprueben el estado de adelanto en que


se encuentra la Escuela Froebel de Otavalo;

DECRETA:

Art. 1 o Elévase á la categoría de Instituto Normal de Varones, á la


mencionada Escuela. Instituto que llevará el nombre "Diez de Agosto".

El Ministro de Instrucción Pública, encárguese de la ejecución del


presente Decreto.

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, á 1 7 de Enero de 1 9 1 O.

ELOY ALFARO

El Ministro de Hacienda, Encargado del Despacho de Instrucción


Pública, A. Reyes V.

Es copia.- El Subsecretario interino, Fernando Falconí S.

Promulgado el 20 de enero de 1 9 1 0.- V. Registro Oficial N° 1 1 5 5 .

Quito, 1 7 d e Enero d e 1 9 1 0
Decreto que da e l Presupuesto para e l Instituto Normal d e Otavalo

ELOY ALFARO

PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE L A REPUBLICA,

129
DECRETA:

El siguiente Presupuesto del Instituto Normal de Varones "Diez de


Agosto" de Otavalo, para el año de 1 9 1 0.

Mensual Anual

Art. 1 o El Director $ 1 00 $ 1 .200


El Subdirector 80 960
Un Profesor-Secretario 70 840

(Imp. el 28 de Abril de 1 9 1 1 )

Un Profesor-Inspector 60 720
Un Profesor-Bibliotecario 60 720
Un Profesor Kindergartem 60 720
Un Profesor-Inspector para anexa 50 600
Primer Ayudante 50 600
Segundo Ayudante 40 480
Un Profesor de Música 30 360
Un Profesor de Dibujo 30 3 60
Un Profesor d e Gimnasia 20 240
Un Portero 15 1 80
Gastos de escritorio y alumbrado 30 360
Para 8 becas, á $ 1 5 cada una 1 20 1 .440
Suman $ 815 $. 9. 780

Art. 2° Los Ministros de Instrucción Pública y de Hacienda quedan


encargados de la ejecución del presente Decreto, que regirá desde la pre­
sente fecha.

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, á 1 7 de Enero de 1 9 1 0.

ELOY ALFARO

E l Ministro de Hacienda, Encargado del Despacho de Instrucción


Pública, A. Reyes V.

El Ministro de Hacienda, A. Reyes V.

130
Es copia.- El Subsecretario interino, Fernando Falconí S .

Promulgado el 20 d e enero de 1 9 1 0.- V. Registro Oficial N° 1 1 5 5

Quito, 3 0 d e enero d e 1910


Créan una Comisaría en la Policía Nacional de Otavalo

ELOY ALFARO

PRESIDENTE C ON ST ITUCIONAL DE LA REPUBLICA,

CONSIDERANDO:

Que e l estado de adelanto á que ha l legado el cantón de Otavalo re­


quiere la organización de la Policía Nacional;

DECRETA:

Art. 1 o Créase en el antedicho cantón de Otavalo la Policía de O. y S.


Con e l personal y sueldos que se expresan:

Un Comisario Nacional con $ 40


Un Secretario-Amanuense 20
Para gastos de escritorio y alumbrado 3
Suman $ 63

Art. 2° E l gasto que ocasionare el cumplimiento de este Decreto se


aplicará á la partida que señala el Art. 302 de las Ley de gastos generales, y
queda en este sentido adicionado e l Art. 3° del Presupuesto del ramo.

Art. 3° Los señores Ministros Secretarios del Estado en los


Despachos de lo Interior y Policía y de Hacienda encárguense de la ejecu­
ción del presente Decreto, que regirá desde el 1 o de Febrero próximo veni­
dero.

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, á 30 de Enero 1 9 1 0.

ELOY ALFARO

131
El Ministro de lo Interior, Octavio Díaz

El Ministro de Hacienda, A. Reyes V.

Es copia.- El Subsecretario de Gobierno, E. Bustamante L.

Promulgado el l O de febrero de 1 9 1 1 . - V. Registro Oficial N° 1 465.

Quito, 17 de Octubre de 1910


Decreto que declara el presupuesto para 1910 y 1 9 1 1 para el Instituto
Normal de Varones: " Diez de Agosto " . (Otavalo)

ELOY ALFARO
PRE S ID ENTE C ONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA,

DECRETA:

El siguiente Presupuesto para el Instituto Normal de Varones "Diez


de Agosto" de Otavalo, para el año económico de 1 9 1 O á 1 9 1 1 .

Mensual Anual

Art. 1 ° Director $ 1 00 $ 1 .200


Subdirector 80 960
Profesor Secretario 70 840
Profesor Inspector del Normal 60 720
Profesor Bibliotecario 60 720
Profesor del Kindergarten 60 720
Profesor Inspector de la Anexa 50 600
Primer Ayudante 50 600
Segundo Ayudante 40 480
Tercer Ayudante Inspector de la Anexa 40 480
Profesor de Música 30 360
Profesor d e D ibujo 30 360
Profesor d e Gimnasia 30 3 60
Portero 15 1 80
Gastos de escritorio y alumbrado 30 360
Utiles escolares y fabricación d e departamentos 40 480
Para ocho becas, á 1 5 sucres cada uno 120 1 .440
Suman $ 905 $ 1 0.860

132
Quito, 1 9 de Octubre de 1 9 1 0
Decreto que Reforma e l presupuesto del Instituto d e Señoritas
" Pedro Moncayo" de lbarra

ELOY ALFARO

PRES IDENTE CON STITUCIONAL DE LA REPUBLICA,

Visto el Oficio N° 6, de 9 de l actual, de la Directora de l Instituto


Normal de Señoritas "Pedro Moncayo" de Ibarra;

DECRETA:

Art. lo Refórmase el Presupuesto del mencionado Instituto en la


forma siguiente:

En lugar de cuatro alumnas-maestras, á $ 1 5 cada una, póngase:

" Una segunda Profesora- anexa con cuarenta sucres mensuales y


una Profesora de labores con veinte sucres mensuales".

Art. 2° Los Ministros de Instrucción Pública y de Hacienda quedan


encargados de la ej ecución del presente Decreto, que regirá desde el l 0 de
Octubre del año en curso.

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, á 1 9 de Octubre de 1 9 1 O.

ELOY ALFARO.

El Ministro de Instrucción Pública, A. Reyes V.

El Ministro de Hacienda, Luis A. Dillon.

Es copia.- El subsecretario accidental. J. Rodolfo Tinajero.

Promulgado el 22 de octubre de 1 9 1 0. V. Registro Oficial M. 1 3 75,


( Imp. d 2 de Julio de 1 9 1 1 ).

1 33
Quito, 9 de Agosto de 1 9 1 2
Decreto que crea Escuelas para la Raza Indígena

FRANCISCO ANDRADE MARIN, PRESIDENTE DE LA CAMARA


DE DIPUTADOS, EN EJERC ICIO DEL PODER EJECUTIVO.

CONSIDERANDO:

l o Que la raza indígena, por el estado actual de atraso y de ignorancia


en que se halla, necesita una instrucción especial, de acuerdo con sus pecu­
liares condiciones y su situación:

2° Que, en una República democrática, no debe haber ciudadanos


colocados en estado de una palmaria inferioridad respecto de los demás; y

3° Que es deber del estado difundir la instrucción pública entre todas


las clases sociales;

DECRETA :

Art. 1 ° Con el obj eto de educar a la raza indígena, creáse una serie de
escuelas en las poblaciones que determine el Gobierno, con el fin de ins­
truir especialmente a dicha raza.

Art. 2° E l Director del Instituto Normal de Varones de la provincia


de Pichincha lo será también de este nuevo servicio.

Art. 3° A fin de crear maestros especialmente dedicados a este ramo,


créase un curso especial en dicho Instituto Normal, destinado a preparar di­
chos maestros.

Art. 4° El Director del I nstituto Normal de Varones queda


encargado de formular el Reglamento correspondiente a dicha enseñanza.

Art. so De los fondos de Instrucc ión Primaria se votará la cantidad


suficiente para atender al servicio de dichas escuelas.

Art. 6° El Ministro de Instrucción Pública queda encargado de la eje­


cución del presente Decreto.

134
Dado en e l Palacio Nacional, en Quito , a nueve de Agosto de mil
novecientos doce.

FR.I\.NCISCO ANDMDE MARIN

El Ministro de Instrucción Pública, L. Becerra.

Es copia.- El subsecretario de Instrucción Pública, Julio E. Moreno.

Promulgado el 1 7 de Stbre. de 1 9 1 2 .- V. Registro Oficial No


Extraordinario.

Quito, 20 de Octubre de 1 9 12
Decreto que aumenta 8 Guardas e n e l Ramo d e Aguardientes d e
I mbabura.

LEONIDAS PLAZA G.,

PRES IDENTE DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR.

DECRETA:

Art. l ° Créanse ocho Guardas más para la recaudación y vigilancia


del Ramo de Aguardientes en la provincia de Imbabura, con la asignación
mensual de veinticinco sucre cada uno; que se pagará con fondos del
mismo Ramo y con cargo al Art. 256 del Presupuesto Nacional.

Art. 2° Queda en este sentido adicionado el Art. l o del Decreto


Ejecutivo de 28 de Diciembre de 1 9 1 1 en la parte pertinente; y encárguese
de la ejecución del presente el señor Ministro de Hacienda.

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, a veintiuno de Octubre de


mil novecientos doce.

LEONIDAS PLAZA G.

El Ministro de Hacienda, J. F. Intriago.

135
Es copia.- El Subsecretario Interno de Hacienda. Julio C. García Z.

Promulgado el 2 5 de Octubre de 1 9 1 2 . - V. Registro Oficial W 45

Quito, 1 1 de Octubre de 1913


Decreto que adjudica a la :\1unicipalid ad el Colegio de �iñas de
Otavalo.

EL CONGRESO DE LA REPLUBLICA DEL ECUADOR

DECRETA :

Art. 1 o Adj udícase a la Municipalidad de Otavalo la obra nacional


del Colegio de niñas que se halla construyéndose, desde hace mucho
tiempo, en la cabecera del referido cantón.

Art. 2" E l Municipio seguirá los trabajos de esta obra, con los si­
guientes fondos:

a) Los que para el efecto destinará el mismo Munic ipio en su


Presupuesto anual de gastos;

b) La cantidad de ocho mil sucres que el Gobierno entregará en


1 9 1 4 a la Munic ipalidad expresada, tomando de la partida de Obras
Públicas.

Art. 3" Para que el Municipio de Otavalo pueda atender debidamente


a la conclusión del edificio expresado, se le exonera de contribuir con el 6%
de sus fondos para las obras de provisión de agua potable de la ciudad de
Ibarra.

Una vez que termine la construcción de l referido Colegio, el 6% de


que trata este artículo pasará a incrementar los fondos destinados a la esta­
tua de Pedro Moncayo.

Art. 4° Conc luido el edificio que se menciona en el Art. 1 o de este


Decreto, el Municipio podrá destinarlo para el establecimiento de instruc­
ción o beneficencia que lo creyere conveniente.

136
Dado en Quito, Capital de la República del Ecuador, a siete de
Octubre de mil novecientos trece.

El Vicepresidente de la Cámara del Senado, Miguel Valverde. - El


Presidente de la Cámara de Diputados, Manuel E. Escudero.- El Secretario
de la Cámara del Senado, Enrique Bustamante L.- Secretario de la Cámara
de Diputados, Hugo Borja.

Palacio de Gobierno, en Quito, a once de Octubre de mil novencien­


tos trece.- Ej ecútese.- LEONIDAS PLAZA G.- El Ministro de lo Interior
y Obras Públicas, Modesto A. Peñaherrera.

Es copia.- El Subsecretario de Gobierno, Manuel María Sánchez.

Promulgado el 1 1 de Octubre de 1 9 1 3 .- Registro O ficial No 43 1 .

Quito, 20 de Junio de 1913


Decreto en que créase un Colector Especial de Rentas Atrasadas de
Imbabura.

LEONIDAS PLAZA G . ,

PRES IDENTE C ONSTITUCIONAL DE L A REPUBLICA.

CONSIDERANDO:

Que e l i nciso 1 o del Art. 3 2 de la Ley Orgánica de Hacienda faculta


al Ej ecutivo para la creación de Colecturías de Rentas en los lugares que
fuere necesario para hacer efectiva la recaudación de las rentas fiscales;

DECRETA:

Art. 1 o Créase en la provincia de Imbabura el cargo de Colector


Especial que se encargará de la recaudación de las contribuciones atrasadas
correspondientes a esa provincia, con la asignación del doce por ciento so­
bre las cantidades que recaudare; esta asignación no deberá exceder, en
ningún caso, de quinientos sucres mensuales y será pagada con cargo al N°
3 1 3 del Presupuesto del Estado.

137
Art. 2° Es el Sr. Ministro de Hacienda quien se encargará de la eje­
cución del presente Decreto.

Dado en el Palacio de Gobierno, en Quito, a veinte de Junio de mil


novecientos trece.

LEONIDAS PLAZA G.

El Ministro de Hacienda, Juan F. Game.

Es copia.- Por el Subsecretario, el Jefe de la Sección de Crédito


Público, U. Barrera.

Promulgado el 24 de Junio de 1 9 1 3 .- Registro Oficial N° 242.

Quito, 13 de Agosto de 1 9 13
Decreto en que asígnase 10% comisión a los Colectores de
Contribuciones atrasadas de lmbabura, Pichincha, Tungurahua,
Chimborazo y Azuay.

LEONIDAS PLAZA G . ,

PRE S ID ENTE CONSTITUC IONAL DE L A REPUBLICA.

DECRETA:

Art. 1 o De conformidad con e l Art. l o del Decreto Legislativo de 24


de Octubre de 1 903, asígnase a los Colectores de contribuciones Atrasadas
de las provincias de Imbabura, Pichincha, Tungurahua, Chimborazo y
Azuay, el diez por ciento de comisión sobre los valores que recauden en el
presente año ; comisión que no podrá exceder de quinientos sucres
mensuales.

Art. 2° Quedan en esta parte, reformados los Decretos Ej ecutivos de


20 de Junio y 1 o de Julio del presente año, relacionados con la creación de
dichos cargos y determinación de sueldos.

138
Art. 3" El Sr. Ministro de Hacienda encárgase de la ejecución de este
Decreto.

Dado en el Palacio de Gobierno, en Quito, a trece de Agosto de mil


novecientos trece.

LEONIDAS PLAZA G.

El Ministro de Hacienda, Juan F. Garue.

Es copia. Por el Subsecretario de Hacienda, el Jefe de sección de


Crédito Público, U. Barrera.

Promulgado el 2 7 de Agosto de 1 9 1 3 .- Registro Oficial No 295.

Quito, 27 de Agosto de 1914


Decreto que ordena la apertura y Reparación respectivamente de los
Caminos y Carreteras de lmbabura

LEONIDAS PLAZA G.

PRE SIDEN T E CONSTITUCIONAL D E LA REPUBLICA,

CONSIDERAND O :

Que la Municipalidad d e l cantón Otavalo, d e conformidad con lo


dispuesto en la Ley de Caminos Vecinales, solicita d el Ministro de Obras
Públicas, en oficio N° 1 69, de 25 del actual la apertura y reparación de los
caminos pertenecientes al referido cantón;

DECRETA:

Art. 1 o Procédase: 1 o a la apertura de un camino que una la carretera


que conduce de Otavalo a !barra con la que de la misma población se dirige
a la parroquia de San Pablo, por el anejo "Agato". Este nuevo camino atra­
vesará terrenos pertenecientes a la hacienda " San Vicente"; 2° A la repara­
ción de las dos carreteras antes indicadas, en la sección comprendida entre

139
Otavalo y el nuevo camino, cuya apertura se decreta por el presente
Decreto.

Art. 2° Para la realización de estos trabajos se destina la contribución


de los dos jornales de los vecinos del Cantón Otavalo, que se cobrará du­
rante el presente año.

De estos fondos se destina la suma hasta de doscientos sucres para


la formación de los catastros de contribuyentes.

Art. 3° Los trabajos correrán a cargo del Concejo Cantonal de


Otavalo y la contribución de los vecinos que satisfagan el valor de los jor­
nales en dinero, se cobrará por el Tesorero de la misma Municipalidad.

Art. 4° Si después de verificados los trabajos de que se habla en este


Decreto, resulta un sobrante de dinero en Tesorería, éste podrá ser inver­
tido por la misma Municipalidad en el trabajo y reparación de los demás
caminos vecinales del mismo cantón.

El Sr. Ministro de Obras Públicas queda encargado de la ejecución


del presente Decreto.

Dado en el Palacio de Gobierno, en Quito, a veintisiete de Agosto de


mil novecientos catorce.

LEONIDAS PLAZA G.

E l Ministro de Obras Públicas, Modesto A. Peñaherrera.

Es copia.- El Subsecretario de Gobierno, Nicolás Jiménez.

Promulgado el 2 8 de Agosto de 1 9 1 4 . - Registro Oficial No 593 .

140
Quito, 20 de Octubre de 1 9 1 4
Decreto q u e establece una Oficina d e Registro Civil d e González
Suárez (Otavalo)

LEONIDAS PLAZA G., PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA


REPUBLICA,

CONSIDERANDO :

Que según ordenanza dictada por el I lustre Concejo Municipal del


cantón Otavalo, aprobada por Acuerdo Presidencial N° 988, de 1 o de
Setiembre del año en curso, se ha elevado a la categoría de parroquia con el
nombre de " González Suárez", el caserío denominado "La Banda" y

Que en dicha parroquia se hace necesario el establecimiento de una


Oficina de Registro Civil, con el personal correspondiente;

DECRETA:

Art. 1 o Establécese en la parroquia González Suárez" una Oficina de


Registro Civil, con el personal y asignaciones siguientes:

Mensual Anual

1 Teniente Político, Jefe de Registro Civil $ 15 $ 1 80


1 Secretario de Registro Civil 12 144
Para gastos de escritorio 2 24
Suman $ 29 $ 348

Art. 2° El gasto que ocasionare la ej ecución de este Decreto, se


imputará a la partida N° 257 del Presupuesto Nacional de Ingresos y
Egresos vigentes.

Art. 3° Los Sres. Ministros Secretarios de Estado, en los Despachos


de Estadística, de lo Interior y de Hacienda, quedan encargados del cum­
plimiento del presente Decreto, que regirá desde el 1 0 del mes en curso.

Dado en el Palacio de Gobierno, en Quito, a veinte de Octubre de


mil novecientos catorce.

141
LEONIDAS PLAZA G.

El Ministro de Estadística, Manuel María Sánchez.

El Ministro de lo Interior, Modesto A. Peñaherrera.

El M inistro de Guerra y Marina, Encargado del Despacho de


Hacienda. J. F. Intriago.

Es copia.- El Subsecretario de Instrucción Pública y Estadí stica,


Julio E. Moreno.

Promulgado el 24 de Octubre de 1 9 1 4.- Registro Oficial No 640

Quito, 3 1 de Diciembre de 1914


Decreto que ordena continúen en sus cargos los colectores de Rentas
Atrasadas de Tungurahua, lmbabura, Pichincha, Chimborazo y Los
Ríos.

LEONIDAS PLAZA G.,

PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA.

DECRETA :

Art. 1 o Continúen e n el ejercicio d e sus cargos e n e l año d e 1 9 1 5 ,


hasta que sean legalmente reemplazados o cancelados sus nombramientos,
los Colectores Especiales de rentas y contribuciones atrasadas de las pro­
vincias de Tungurahua, Imbabura, Pichincha, Chimborazo y Los Ríos.

Art. 2° La remuneración de estos empleados será del quince por


ciento sobre los valores que recauden no debiendo exceder aquella, en nin­
gún caso, de quinientos sucres mensuales, conforme lo prescribe la Ley
sancionada el 1 9 de Setiembre del presente año.

Art. 3° El pago de los valores que representen la remuneración ante­


dicha se aplicará al No 2 5 7 del Presupuesto Nacional vigente.

142
Art. 4° El presente Decreto regirá desde el 1 o de Enero de 1 9 1 5 y de
su ejecución se encarga al Sr. Ministro de Hacienda.

Dado en el Palacio de Gobierno, en Quito, a treinta y uno de


Diciembre de mil novecientos catorce.

LEONIDAS PLAZA G.

El Ministro de Hacienda, Agustín Cabezas G.

Es copia.- El Subsecretario de Hacienda. Alberto Larrea Ch.

Promulgado el l l de Enero de 1 9 1 5. - Registro Oficial N° 702.

Quito, 8 de Octubre de 1915


Decreto e n que Encárgase a la Municipalidad y Asígnase fondos para
el agua potable en Tabacundo.

EL C ONGRESO DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

DECRETA:

Art. 1° En los Arts. 1° y 3° del Decreto Legislativo de 20 de Octubre


de 1 903, sustitúyase las palabras "Cayambe" con las de "Pedro Moncayo".

Art. 2° Al Art. 3° del mismo Decreto, agréguense las palabras


" Según disponga la Municipalidad del cantón".

Art. 3° Después del propio Art. 3°, póngase e l siguiente artículo.


Encárgase a la Municipalidad del Cantón Pedro Moncayo la obra de provi­
sión de agua para Tabacundo. La Municipalidad administrará por medio de
su Tesorero, los fondos destinados al obj eto.

Por los servicios en la recaudación e inversión de los fondos, no


tendrá derecho a remuneración el Tesorero Municipal.

Dado en Quito, capital de la República, a ocho de Octubre de mil no­


vecientos quince.

143
E l Vicepresidente de l a Cámara d e l S enado , Miguel Angel
Albornoz.- El Presidente de l a Cámara de Diputados, M. C. VACA. - Por el
Secretario de la Cámara del Senado, Luis Fernando Ruiz, Oficial Mayor,­
El Secretario de la Cámara de Diputados, Antonio Sáenz.

Quito, 21 de Octubre de 1915


Decreto que Reforma los Decretos Ejecutivos
(19 1 1 y 19 14) sobre Caminos vecinales de Otavalo,

LEONIDAS PLAZA G . ,

PRE SIDENTE CONSTITUCIONAL DE L A REPUBLICA

DECRETA:

Art. 1 o Refórmase los Decretos Ej ecutivos dictados el 26 de Agosto


de 1 9 1 1 y el 2 7 de Agosto de 1 9 1 4 en el sentido de que los fondos existen­
tes, producto de l as contribuciones impuestas para los caminos vecinales
del cantón Otavalo, se invertirán en la construcción y reparación del camino
de los Azahares, del que conduce a Caj as y de los demás del mismo can­
tón.

Art. 2° Los fondos y especies que exiten en la Colecturía del camino


de Cajas se entregarán al Tesorero Municipal del cantón Otavalo, quien de
conformidad con lo dispuesto en el Art. 6° de la Ley de Caminos
Vecinales, l levará cuenta especial de este Ramo, para lo cual se hará un ar­
queo de estos fondos y de los que deben existir como productos de la con­
tribución impuesta por el Decreto Ejecutivo de 27 de Agosto de 1 9 1 4 , a la
fecha de vigencia de este Decreto.

Art. 3° La construcción y reparación de los caminos antedichos, de


conformidad con lo dispuesto en el Art. 1 1 de la Ley de Caminos
Vecinales, correrán, a cargo del señor Gobernador de Imbabura, quien, de
acuerdo con el párrafo único del artículo citado, delegará la facultad de or­
ganizac ión de los trabajos, dirección, etc . , en el señor Jefe Político del
cantón Otavalo, el cual, en consecuencia, será el único que ponga el
"Páguese" en los vales respectivos.

144
E l M inistro de Obras Públicas queda encargado de la ejecución de
este Decreto.

Dado en el Palacio de Gobierno, en Quito, a veintiuno de Octubre de


mil novecientos quince.

LEONIDAS PLAZA G.

El M inistro de lo Interior y obras Públicas, Modesto L. Peñaherrera.

Es copia.- El Subsecretario de Gobierno, Nicolás Jiménez.

Promulgado el 28 de Octubre de 1 9 1 5 .- Registro Oficial N° 937.

Quito, 29 de Febrero de 1916


Decreto que derogan los Decretos Ejecutivos de 1 907 y 1914
Referentes a Agua Potable de Tabacundo.

L EONIDAS PLAZA G.

PRESIDENTE C ONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA,

CONSIDERANDO:

La razón que asiste a Jos propietarios de la parroquia de Tabacundo


para creer demasiado onerosa la contribución del dos por mil impuesta
para la provisión de agua potable a la población referida;

Que el producto de dicho impuesto es demasiado exiguo, puesto que


este grava tan sólo a muy pocas propiedades;

Y que existe otra contribución destinada a la realización de esta obra;

DECRETA:

Art. 1 Deróganse los decretos Ejecutivos de 14 de Setiembre de


1 907 y 25 de Agosto de 1 9 1 4, en consecuencia el gravamen del dos por
mil sólo se cobrará hasta el año pasado de 1 9 1 5 .

1 45
Los señores Ministros de obras Públicas y de Hacienda quedan en­
cargados de la ejecución del presente Decreto.

Dado en el Palacio de gobierno, en Quito, a veintinueve de Febrero


de mil novecientos diez y seis.

LEONIDAS PLAZA G.

EL M ini stro de lo I nterior y Obras Púb l icas, Modesto A .


Peñaherrera.

El Ministro de Hacienda, Agustín Cabezas G.

Es copia.- El subsecretario de Gobierno, Nicolás Jiménez.

Promulgado e l 4 de Marzo de 1 9 1 6.- Registro Oficial N° 1 .042.

Quito, 10 de Marzo de 1 9 1 6
Decreto asignando sueldos a los Comisionados d e formar los
Catastros de Imbabura, El Oro y Esmeraldas.

LEONIDAS PLAZA G .

PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA.

CONSIDERANDO :

Que el Art. 1 4 de la Ley de Contribución Territorial y de Capitales


en Giro, dispone que e l Ej ecutivo señal e los sueldos a los tres
Comisionados que para la formación de Catastros fueren nombrados, de
acuerdo con los Arts. 6 y 1 3 de la misma Ley.

DECRETA:

Art. 1 o Asígnase a cada uno de los tres Comisionados para la forma­


ción de Catastros en las provincias de Imbabura, el Oro y Esmeraldas, la
cantidad mensual de cien sucres, por toda remuneración incluyendo en ella

146
los viáticos que les corresponda cuando se movilicen de un lugar a otro de
la provincia, en cumplimiento de las obligaciones de su cargo.

Art. 2° El gasto que demande el cumplimiento de este Decreto, se


aplicará al N° 24 1 del Presupuesto Nacional.

Art. 3° El señor Ministro de Hacienda queda encargado de la ejecu­


c ión del presente Decreto que regirá desde el primero de Enero hasta el
treinta de Abril de este año.

Dado en el Palacio de Gobierno, en Quito, a diez de Marzo de mil


novecientos diez y seis.

LEONIDAS PLAZA G .

El Ministro de Guerra y Marina, encargado d el Despacho de


Hacienda, Atanasio Zaldumbide.

Es copia.- Por el Subsecretario de Hacienda, el Jefe de la Sección de


Crédito Público, U. B arrera.

Promulgado el 2 1 de marzo de 1 9 1 6. - Registro Oficial N° 1 .055.

Quito, 28 de Abril de 1916


Decreto en que se ordena proceder a la reparación de los Caminos
vecinales de Otavalo

LEONIDAS PLAZA G.

PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA

CONSIDERANDO:

Que los vecinos del cantón Otavalo, de conformidad con lo determi­


nado en la Ley de Caminos Vecinales, han pedido que se imponga la con­
tribución de dos días de trabajo o el jornal correspondiente para la repara­
ción de los caminos vecinales del expresado Cantón:

147
DECRETA:

Art. 1 ° Procédase a la reparación de los caminos vecinales del cantón


Otavalo.

Art. 2° Para este objeto se destina la contribución de dos días de tra­


bajo o el j ornal correspondiente que pagarán todos los vecinos de las pa­
rroquias del cantón expresado.

Art. 3° Esta contribución se recaudará por el señor T esorero


Municipal del cantón Otavalo, a quien el ejecutivo le proporcionará un
guarda que tenga la remuneración de diez y seis sucres mensuales.

Art. 4° La construcción y reparación de los caminos antedichos, de


conformidad con lo dispuesto en el Art. 1 1 de la Ley de Caminos
Vecinales, correrán a cargo del señor Gobernador de Imbabura, quien, de
acuerdo con el párrafo único del artículo citado, delegará la facultad de or­
ganización de los trabaj os, dirección, etc., al señor Jefe Político del Cantón
Otavalo, el cual, en consecuencia, será el único que ponga el "Páguese" en
los vales respectivos.

Art. 5° El impuesto se cobrará durante los años de 1 9 1 6 y 1 9 1 7.

Art. 6° El Municipio del cantón Otavalo procederá a formar el catas­


tro de las personas que deben erogar la contribución fijada por el presente
Decreto y, después de someterlo a la aprobación de la junta de Hacienda de
la provincia, lo entregará, fijando el valor de los dos j ornales, al Tesorero
Municipal, quien se cargará en sus libros el total del catastro.

Art. 7o Para el cobro de la contribución se extenderán las cartas res­


pectivas con el nombre del contribuyente, el valor a los dos j ornales y el
año por el que se cobra e l impuesto. Estas cartas llevarán el yo B0, del Jefe
Político del cantón mencionado.

Art. 8° El Tesorero se descargará del valor del catastro con los vales
y listas de los peones que hubieren devengado personalmente la contribu­
ción y con los ingresos que en dinero se hicieren en la Caj a respectiva de
aquel los que pagaren en dinero el impuesto. El Tesorero rendirá al
Tribunal respectivo esta cuenta, j unto con la de la Tesorería Municipal.

148
El señor Ministro de Obras Públicas, queda encargado de la ejecu­
ción del presente Decreto.

Dado en el palacio de Gobierno, en Quito, a veintiocho de Abril de


mil novecientos diez y seis.

LEONIDAS PLAZA G.

El M i n i stro d e l o Interior y Obras Públi cas, Modesto A.


Peñaherrera.

Es copia.- El Subsecretario de Gobierno, Nicolás Jiménez.

Promulgado el 5 de Mayo de 1 9 1 6. - Registro Oficial N° 1 .09 1 .

Quito, 22 de Mayo de 1 9 1 7
Decreto en q u e asígnase sueldo a l Colector Fiscal d e Otavalo

ALFREDO BAQUERIZO MORENO,

PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR,

DECRETA:

Art. 1 o A partir del primero de Marzo del presente año, hasta el 3 1


de Diciembre próximo, asígnase al Colector Fiscal del cantón Otavalo, el
sueldo mensual de ochenta sucres en vez del dos por ciento y doce por
ciento sobre las ventas y recaudaciones que efectúe por concepto de cobro.

Art. 2° E l gasto que demande el cumplimiento de este Decreto se


apl icará al número 1 65 del Presupuesto Nacional de Ingresos y Egresos
del Estado, y de su ejecución encárgase al Ministro de Hacienda y Crédito
Público.

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, a veintidós de Mayo de mil


novecientos diez y siete.

A. BAQUERIZO M.

149
El Ministro de Guerra y Marina, encargado del Despacho de
Hacienda, Rafael Pino y Roca.

Es copia.- El Subsecretario de Hacienda, U. Barrera. Promulgado el


29 de Mayo de 1 9 1 7.- Registro Oficial No 220.

Decreto del 23 de Octubre de 1917


Reforma el Decreto Ejecutivo de Enero 25 de 1916
Sobre Agua Potable, etc., de Tabacundo.

EL CONGRESO DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

CONSIDERANDO :

1 o Que los impuestos que pagan l os pueblos deben devolverse a los


mismos contribuyentes en forma de beneficios públicos;

2° Que las obras de provisión de agua para Tabacundo y caminos


vecinales en que ha emprendido la Municipalidad de "Pedro Moncayo",
son de vital importancia; y

3° Que, por tanto, merecen el decidido apoyo de la Legislatura:

DECRETA:

Art. 1 o El impuesto del 3 por mil que pagan las parroquias del
cantón " Pedro Moncayo" , para la carretera a lbarra, en las secciones
comprendidas entre Tabacundo y Cayambe y Tabacundo y Caj as, cobrará
en adelante la Municipalidad del cantón "Pedro Moncayo", por medio de
su Tesorero; quien no percibirá por esto más remuneración que su sueldo;

Ar. 2° Los fondos de que habla el artículo precedente invertirá la


Municipalidad de "Pedro Moncayo", así : la mitad, o sea el 50 por ciento
del producto, primero en la obra de provisión de agua potable para
Tabacundo, y concluida esta, en la implantación de luz eléctrica en la
misma cabecera; y la otra mitad o resto, primero en la reparación de las ca­
rreteras entre Tabacundo y Cayambe y Tabacundo y Cajas, y luego de

150
concluidas estas obras, en la apertura y reparación de un camino, entre
Tabacundo y San José de Minas, pasando por la parroquia de Atahualpa;

Art. 3° Estos fondos no serán distraídos de su obj eto y se los consi­


derará como de beneficencia;

Art. 4° Queda modificado en estos términos el Decreto Ejecutivo de


25 de Enero de 1 9 1 6 y derogados todos los que se opusieren al presente.

Dado en Quito, Capital de la Repúbl ica del Ecuador, a seis de


Octubre de mil novecientos diez y siete.

El Presidente de la Cámara del S enado, M. E. Seminario.- E l


Presidente d e l a Cámara de Diputados M iguel Angel Albornoz.- El
Secretario de la Cámara d e l Senado, Enrique Bustamante L..- El Secretario
de la Cámara de Diputados, Antonio Sáenz.

Palacio Nacional, en Quito, a trece de Octubre de mil novecientos


diez y siete.

Obj étese.

A. BAQUERIZO M .

El Ministro d e Obras Públicas, José María Ayora.


Quito, a 1 9 de Octubre de 1 9 1 7.

Insístase.

El Presidente de la Cámara del S enado, M. E. Seminario.- E l


Presidente d e la Cámara d e Diputados, Miguel Angel Albornoz.- El secre­
tario de la Cámara del Senado, Enrique Bustamante L. - El Secretario de la
Cámara de Diputados, Antonio Sáenz.

Palacio Nacional, en Quito, a veinte y tres de octubre de mil nove­


cientos diez y siete.

151
Ejecútese.

A. BAQUERIZO M .

El Ministro d e Obras Públicas, José Maria Ayora.

Es copia.- El Subsecretario Nicolás Jiménez.

Promulgado el 25 de Octubre de 1 9 1 7.- Registro Oficial N° 342 .

Quito, 30 de Octubre de 19 17
Decreto asignando fondos para el Agua
Potable y Canalización de Otavalo

EL C ONGRESO DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR,

DECRETA:

Art. 1 ° Grávase con el impuesto de cinco centavos más el litro de


aguardiente que se consuma en el cantón Otavalo.

Art. 2° El producto de este impuesto se invertirá exclusivamente en


la provisión de agua potable y en la canalización de la ciudad cabecera del
expresado cantón.

Art. 3° La recaudación la hará su inmediata responsabil i dad el


Tesorero Municipal y a sea directamente o por asentamiento.

Art. 4° Prohíbese la inversión de estos fondos, ni aún a título de


préstamo, para atender a otros servicios municipales, en objetos distintos
de los determinados en el Art. 2°.

Art. 5° El presente Decreto comenzará a regir desde le primero de


Enero de mil novecientos diez y ocho.

Dado en Quito, Capital de la República, a veinte y tres de Octubre de


mil novecientos diez y siete.

152
El Presidente de la Cámara del Senado, M . E. Seminario. El
Presidente de la Cámara de Diputados, M iguel Angel Albornoz. - El
Senador Secretario, Enrique Bustamante L.- El Secretario de la Cámara de
Diputados, Antonio Sáenz.

Palacio Nacional, en Quito, a treinta de Octubre de mil novecientos


diez y siete.

Ejecútese

A. BAQUERIZO M .

El Ministro d e lo Interior, Municipalidades, etc., José María Ayora.

Es copia.- El Subsecretario de gobierno, Nicolás Jiménez.

Promulgado el 9 de Noviembre de 1 9 1 7. - Registro Oficial No 353.

Quito, a 3 1 d e Octubre d e 1 9 1 8
Decreto dando Fondos para Obras Públicas a las Municipalidades de
Cotacachi y Otavalo.

EL CONGRESO DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR,

DECRETA :

Art. 1 o Asígnase a l a Municipalidad de Cotacachi cinco centavos por


cada litro de aguardiente, de la cuenta de veinte centavos que según la Ley
de Aguardientes, corresponde a los partícipes en dicho impuesto.

Art. 2° El producto de este impuesto se invertirá en la forma si­


guiente:

Los dos centavos, para la construcción de una Casa Municipal, y los


otros tres para la canalización y agua potable de la ciudad cabecera de éste
cantón.

153
Art. 3° Prohíbese la inversión de los fondos recaudados con arreglo
al presente Decreto, en otros servicios municipales u objetos distintos de
los señalados en el Art. 2°, ni aún a título de préstamo. El Tesorero respec­
tivo dará cumplimiento a esta d i sposición baj o su más estricta
responsabilidad.

Art. 4° Para la construcción del camino de Cotacachi a Intag, podrá


la Municipalidad imponer un gravamen de uno a veinte centavos por cada
bestia cargada que transiste por el mencionado camino.

Art. so La Municipalidad de Otavalo podrá también imponer la con­


tribución de uno a diez centavos por cada acémila cargada que vaya o
venga por el camino de Otavalo a Quito, e invertirá el producto de ese
impuesto en la conservación de dicho camino, en la extensión del de
Otavalo al puente de la Providencia.

Art. 6° El Poder Ejecutivo podrá suspender el cobro de los impues­


tos mencionados en los dos artículos anteriores o reducirlos si para ellos
hubiere motivo grave.

Art. r E ste Decreto comenzará a regu desde el 1 o de Enero


próximo.

Dado en Quito, Capital de la República a veinte de Octubre de mil


novecientos diez y ocho.

El Presidente de la Cámara del Senado, G. S. Córdova.- E l


Presi dente d e la Cámara d e Diputados, Manuel María Sánchez.- E l
Secretario d e l a Cámara del Senado, Enrique Bustamante J . E l Secretario
de la Cámara de Diputados. Francisco Pérez Borja.

Palacio Nacional, en Quito, a treinta y uno de Octubre de mil nove­


cientos diez y ocho.

Ejecútese,

A. BAQUERIZO M.

154
Quito, 8 de Noviembre de 1919
Decreto que Reforma Decreto Legislativo de 1918
que crea fondos para las Municipalidades de Otavalo y Cotacachi.

EL CONGRESO DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR,

DECRETA:

La siguiente reforma al Decreto Legislativo de 20 de Octubre de


1 9 1 8 , relativo a crear fondos para las Municipalidades de Cotacachi y
Otavalo.

Art. 1 o E l Art. so del citado Decreto dirá: "La Municipalidad de


Otavalo podrá también imponer la contribución de uno a diez centavos por
cada acémila cargada que vaya o venga por el camino de Otavalo a Quito, e
invertirá el producto de ese impuesto en la conservación y mej ora de dicho
camino en la extensión de lbarra a la Providencia. Las Juntas de Fomento
Agrícola de Otavalo e lbarra velarán por el exacto cumplimiento de este
Decreto e informarán a la dirección General de Fomento Agrícola.

Art. 2° El mismo impuesto se cobrará por cada acémila cargada que


vaya o venga por el camino de Cayambe a Quito. Este impuesto se hará
efectivo por la Municipalidad de Cayambe, y se invertirá primero en la re­
paración del mismo camino, y luego en la sección de Cayambe a lbarra;
debiendo también las respectivas Juntas de Fomento cuidar del cumpli­
miento de este Decreto e informar a la Dirección General.

Art. 3° Para la conclusión de la carretera de Cayambe a Quito y el


ramal que de Tabacundo empalme con la misma carretera se cobrará ade­
más un uno por mil adicional sobre la propiedad territorial de los cantones
de Cayambe, Pedro Moncayo y en la provincia de lmbabura, por el tiempo
de dos años, excluyéndose las propiedades que no valgan más de cuarenta
mil sucres. Estos fondos se recaudarán e invertirán por l as respectivas
Juntas de Fomento.

Dado en Quito, Capital de la República, a veintiocho de Octubre de


mil novecientos diez y nueve.

155
El Presidente de la Cámara del Senado, J. BURBANO AGUIRRE.
El Presidente de la Cámara de Diputados, P. VILLAGOMEZ . - El
Senador Secretario de la Cámara del Senado, Enrique Bustamante L. El
Secretario de la Cámara d e Diputados, Francisco Pérez Borja.

Palacio Nacional , en Quito, a ocho de Noviembre de m i l


novecientos diez y nueve.

Ejecútese,

A. BAQUERIZO M .

El Ministro d e lo Interior, Municipalidades, etc., José María Ayora.

Es copia.- El Subsecretario de Gobierno, Nicolás Jiménez.

Promulgado el 1 1 de Noviembre de 1 9 1 9.- Registro Oficial N° 490.

Quito, 2 de Noviembre de 1 920


Decreto en que se ordena poner en vigencia el 24 de Mayo de 1921 el
servicio Militar Obligatorio

EL CONGRESO DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

CONSIDERANDO :

Que es indispensable l levar a l a práctica la implantación en la


República del Servicio Militar obligatorio.

DECRETA:

Art . 1 o El Ej ecutivo pondrá en vigencia el Servicio Mi litar


obligatorio el 24 de Mayo de 1 92 1 , bajo su más estricta responsabilidad.

Art. 2° Derógase el inciso 4° del Art. 7° de la Ley de Reclutas y


Reemplazos.

156
Art. 3° El Ministerio de Guerra y el Estado Mayor General dispon­
drán oportunamente las medidas necesarias a fin de llevar a la práctica la
aplicación de la presente Ley en la fecha señalada.

Dado en Quito, Capital de la República, a veintisiete de Setiembre de


mil novecientos veinte.

El Presidente de la Cámara del S enado, José J. Andrade.- El


Presidente de la Cámara de Diputados, LUIS VERNAZA. - El Secretario
de la Cámara del Senado, Antonio Sáenz.- El Secretario de la Cámara de
Diputados, Luis A. Larenas.

Palacio Nacional, En Quito, a ¡ o de Octubre de 1 920.

Obj étese,

JOSE LUIS T AMA YO,

El Ministro de Guerra y Marina, Octavio G. !caza.

Quito, a 29 de Octubre de 1 920.

Insístase,

El Presidente de la Cámara del Senado, José J. ANDRADE. El


Presidente de la Cámara de Diputados, LUIS VERNAZA. - El Secretario
de la Cámara del Senado, Antonio Sáenz.- El S ecretario de la Cámara de
Diputados, Luis A . Larenas.

Palacio Nacional, en Quito, a 2 de Noviembre de 1 920.

Ejecútese,

JOSE LUIS T AMA YO

El Ministro de Guerra y Marina, Octavio G. Icaza.

Es copia.- El Coronel Subsecretario, A. l. Chiriboga N.

Promulgado el 8 de Noviembre de 1 920.- Registro Oficial N° 25.

157
Quito, 9 de Noviembre de 1920
Decreto en que Adjudícase terreno fiscal a la Municipalidad de
Otavalo

EL CONGRESO DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

DECRETA:

Artículo único. Adjudícase a la Municipalidad del cantón Otavalo el


lote de terreno fiscal que, demarcado por estos linderos: Norte, P laza
Bolívar; Sur y Oriente, propiedades municipales, y Occidente, calle pú­
blica, se halla contiguo al edificio municipal, a efecto de que en dicho te­
rreno verifique la construcción de las obras que le sean necesarias.

Dado en Quito, Capital de la República, a seis de Noviembre de mil


novecientos veinte.

El Presidente de la Cámara del S enado, JOSE VERNAZA. - E l


Secretario d e la Cámara del Senado, Antonio Sáenz.- El S ecretario de l a
Cámara de Diputados, Luis A. Larenas.

Palacio Nacional, en Quito, a 9 de Noviembre de 1 920

Ejecútese,

JOSE LUIS TAMA YO

El Ministro de lo Interior, Municipalidades, etc., Delfin B. Treviño.

Es copia.- El Subsecretario de Gobierno, Nicolás Jiménez.

Promulgado el 1 3 de Noviembre de 1 920. Registro Oficial N° 5 5 .

158
Quito, 23 de Noviembre de 1 920
Decreto en que se concede a los Indígenas la exención de la
Contribución Territorial

EL C ONGRESO DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

CONSIDERANDO:

1 o Que conforme al Art. 1 28 de l a Constitución los Poderes


Públicos deben protección a la raza india, en orden a su mejoramiento en la
vida social;

2° Que corresponde a los mismos Poderes velar por la tranquilidad


de los pueblos y hacer efectiva la protección de las leyes;

DECRETA:

Art. 1 o Derógase toda contribución territorial que grava la propiedad


rústica en la República, siempre que pertenezca a personas cuyo total de
bienes inmuebles rústicos no alcance a mil sucres en el Territorio de la
República.

Quedan exoneradas las contribuciones que, por tal concepto, se de­


ban desde años anteriores y el presente y que no se hubiesen cancelado aún
y siempre que el valor de los predios en conjunto y de una misma persona
no alcance a mil sucres.

Art. 2° Sin perjuicio de indemnizar al indio por el servicio prestado y


de la responsabilidad conforme a las leyes penales, las autoridades civiles y
militares, los eclesiásticos y cualquiera otra persona que ocupare en servi­
cio público y privado a los indios, contra la voluntad de éstos y sin la re­
muneración correspondiente, serán castigados con multa de cincuenta a
quinientos sucres y con la destitución del empleado o funcionario delin­
cuente, en su caso.

Para los efectos de las sanciones establecidas en esta Ley multa o in­
demnización, conocerán de las infracciones los Comisarios de Policía
Nacional, siguiendo el trámite prescrito por el Código de Policía a las con­
travenciones de primera clase.

159
El comisario, en caso de condena, oficiará a la autoridad o funciona­
rio que corresponda, para la destitución del culpable.

Art. 3° Queda derogada en las provincias del Azuay y Cañar la con­


tribución sobre los sombreros de paj a toquilla a que se refiere la letra b) del
Art. 1 o del Decreto Legislativo sancionado el 23 de Octubre de 1 9 1 9.

Art. 4° Quedan derogadas todas las leyes y decretos que se opusie­


ren a la presente, la cual empezará a regir desde le primero de Enero de
1 912.

Dado en Quito, Capital d e la República, a siete d e Noviembre de mil


novecientos veinte.

El presidente de la Cámara del Senado, José J. Andrade. - El


Presidente de l a Cámara d e Diputados, Luis Vemaza. - El Secretario d e la
Cámara del senado, Antonio Sáenz.- El S ecretario de la Cámara de
Diputados, Luis A. Larenas.

Palacio Nacional, en Quito, a 23 de Noviembre de 1 920.

Ejecútese,

JOSE LUIS T AMAYO

El Ministro de Hacienda y Crédito Público, G. Aguirre, Overweg.

Es copia.- El Subsecretario de Hacienda, U. Barrera.

Promulgado el 27 de Noviembre de 1 920.- Registro Oficial N° 66.

160
Quito, 7 de Octubre de 1 92 1
Decreto dando fondos para instalación d e Luz Eléctrica e n Otavalo

EL CONGRES O DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

DECRETA :

Art. 1 o Facúltase a l a Municipalidad del Cantón Otavalo para que


pueda crear, con el objeto de hacer la instalación de una planta eléctrica para
el servicio de alumbrado en esa población, los siguientes impuestos;

a) Un sucre por cada cabeza de ganado vacuno o caballar que se


venda en el cantón o se introduzca en él, siempre que, en este último caso,
los animales no estuvieren en tránsito;

b) Un suere por cada cabeza de ganado que salga del cantón, siempre
que no sea asímismo en tránsito;

e) V e inte centavos por cada cabeza de ganado menor que se venda


en el cantón o salga de él, no siendo de igual modo, en tránsito;

d) Diez centavos adicionales al litro de aguardiente de veintiún gra­


dos Carthier, que se introduzca para el consumo en el cantón y un centavo
más en l ibro, por cada grado de exceso;

e) Veinte centavos por cada botella de licores extranj eros que se in­
troduj eren al cantón, para consumirse en él;

f) Un sucre por cada quintal de cueros o suelas que salga del cantón,
no siéndolo en tránsito; y

g) E l producto de venta de todo inmueble que realizare el Concejo


Cantonal .

Art. 2 ° La recaudación de estas rentas se hará directamente por el


Tesorero Municipal, debiendo l levar cuenta especial d e ellas, con suj eción a
lo dispuesto en la Ley de Régimen Municipal y sin otra remuneración.

161
Art. 3° Facúltase al Municipio negociar un empréstito con la garantía
de los impuestos a que se refiere el Art. 1 o y con aprobación del Ejecutivo.

Art. 4° Los fondos que fueren recaudados deberán depositarse en


uno de los Bancos de la ciudad de Quito hasta la iniciación de la obra.

Art. 5° S erán solidaria y pecuniariamente responsables los


miembros del Concejo que hubieren contribuido con su voto a la inversión
de estos fondos en alguna obra distinta de la indicada en este Decreto, aún a
título de préstamo, e igual responsabilidad tendrá el Tesorero que verifique
el pago o que retarde el depósito mencionado en el artículo anterior.

Art. 6° Concluida la implantación eléctrica se continuará el cobro de


los impuestos establecidos por este Decreto, y su producto se invertirá en
el pago del empréstito - si se hubiere contratado- y en la canalización y
agua potable de la misma ciudad, con la preferencia del orden indicado.

Art. 7° El Municipio reglamentará la recaudación e inversión de


estas rentas y el servicio de las obras indicadas en el artículo precedente.

Art. 8° Este Decreto regirá desde 1 ° de Enero de 1 922.

Dado en Quito, Capital de la República, a seis de Octubre de mil no­


vecientos veintiuno.

El Presidente de la Cámara del Senado, JOSE . ANDRADE. -El


Presidente de la Cámara de Diputados, J. D. MARTINEZ MERA.- El
Secretario de la Cámara del Senado, Antonio Sáenz.- El Secretario de la
Cámara de Diputados Luis A. Larenas.

Palacio Nacional, en Quito, a siete de Octubre de mil novecientos


veintiuno.

Ejecútese,

JOSE LUIS T AMA YO

162
El M inistro de lo Interior, Municipalidades, etc., Delfin B. Treviño.

Es copia.- El Subsecretario de Gobierno, Nicolás Jiménez.

Promulgado el 8 de Octubre de 1 92 1 .- Registro Oficial No 322.

Quito, 8 de Octubre de 1921


Decreto en que se Insinúa al Ejecutivo que constituya en Quito una
Junta Protectora de la Raza India.

EL CONGRESO

DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

CONSIDERANDO:

Que es deber de los Poderes de la Nación proteger a l a raza india y


procurar su civilización,

ACUERDA:

Art. 1 ° Insinuar a l Ej ecutivo que constituya en l a Capital de l a


República una Junta Protectora de la Raza india, encargada de presentarle
los proyectos encaminados a civilizarla y protegerla, proyectos que el
Ej ecutivo los someterá a la consideración de la Legislatura.

Art. 2° Insinuarle, asimismo, para que la referida Junta se componga


del siguiente personal : e l Ministro de Instrucción Pública, el Director
General de Agricultura, el Director del Instituto Normal "Juan Montalvo",
tres jurisconsultos y un obrero que será nombrado por el Directorio de la
Confederación Ecuatoriana.

Dado en Quito, Capital de la República, a ocho de Octubre de mil


novecientos veintiuno.

El Presidente de la Cámara del Senado, José J. Andrade.

163
El Presidente de la Cámara de Diputados, J. D. Martínez Mera.- El
Secretario de la Cámara del Senado, Antonio Sáenz.- El Secretario de la
Cámara de Diputados, Luis Larenas.

Es copia.- El Subsecretario de Instrucción Pública, José María


Suárez M.

Promulgado el 1 7 de Octubre de 1 92 1 .- Registro Oficial No 328.

Quito, 9 de Abril de 1 928


Decreto en que se Autoriza a los vecinos de la parroquia de Salinas la
producción de sal, en la misma forma en que han mantenido la
industria, siempre que el artículo, lo vendan al Estanco del Ramo,
al precio de 10 sucres, el quintal de 46 Kilos.

Asígnase 30.000 sucres, para la construcción de cubiertas en los pa­


bellones del edificio denominado " Sanatorio Rocafuerte" , con el objeto de
destinarlo a cuarteles. Adición al Art. 9° de la Vigente Ley de Retiro
Militar.

Se da el pase del personal a Disposición del M inisterio de Guerra, a


la Escuela Militar, al Mayor L . R. Salazar.

ACUERDOS

L IC ITACION

MARCAS DE FABRICA

Marcas de fábrica denominada: "DeJa"


"Kempshall " , "Delawear", "Deladip",
"Delafacil" "Delastrand", "Delaguard",
"Macintosh", "Delaneice", "Delasport",
"Delasnow" y "Delaplay"

164
PRESIDENCIA PROVISIONAL

I SIDRO A YORA

PRESIDENTE PROVISIONAL DE LA REPUBLICA,

Vista la solicitud de los moradores de Salinas, parroquia del Cantón


!barra, en la Provincia de Imbabura. Sobre la elaboración de sal extraída de
la tierra, que ha constituido, desde tiempos atrás, la única industria de esa
circunscripción, la cual carece de otros medios de trabajo y subsistencia por
las peculiaridades de su suelo;

Que es deber de los Poderes Públicos fomentar esta clase de indus­


trias insustituibles, poniéndolas dentro del marco de la ley y conciliando los
intereses de sus dueños con los generales del Estado;

Que la sal de la mencionada parroquia, en fuerza de los procedimien­


tos empleados para elaborarla, determina un precio mayor de costo que la
sal marina;

DECRETA:

Art. 1° Autorízase a los vecinos de la parroquia de Salinas la produc­


ción de sal, en la misma forma en que han mantenido la industria, siempre
que el artículo, en su totalidad, sin ninguna reserva, lo vendan al Estanco
del Ramo, al precio de diez sucres, máximum, el quintal de 46 kilos.

Para los efectos de esta disposición, los dueños de las "Cocinas"


destinadas a la elaboración de la sal, están obligados a inscribirse en la
Oficina del Estanco, en e l plazo de 3 0 días contados desde la fecha en que
se promulgue el presente Decreto, y a pagar, por una sola vez, un impuesto
de diez sucres por cada uno de dichos aparatos, en concepto de la matrícula
que le habilitará para su funcionamiento.

Art. 2° El Estanco, por medio del empleado que designará para el


e fecto, con el título de " Inspector de las Salinas de lmbabura", extenderá
las matrículas, recibirá la sal al precio determinado en el artículo que pre-

165
cede, y lo venderá a razón de diez y seis sucres el quintal de 46 kilos sin
saco.

El producto que se obtenga de la venta de esta sal se invertirá, de


preferencia, en cubrir el costo de la misma y en el presupuesto del personal
encargado de su control y vigilancia, que designará la Dirección del Ramo.

Art. 3° La producción y venta de sal de las Salinas de Ibarra en todo


lo demás, se regulará por la Ley Orgánica que establece el Estanco y por
los Reglamentos de la materia.

Art. 4° Como requisito previo a la e laboración, el productor obtendrá


un permiso escrito del Inspector para cada caso, mediante la declaración
formal de la cantidad que va a producir, obligándose a entregarla íntegra­
mente al Estanco.

La falta de este requisito, bastará para que la sal se considere como


contrabando y se imponga al dueño de ella la sanción que fija la Ley.

Art. 5° El Inspector de las Salinas de Imbabura tendrá los mismos


deberes y atribuciones que los Receptores, en lo relativo a la vigilancia y
compra del artículo, y de los Agentes-Consignatarios, en cuanto a la venta;

Art. 6° El Señor Ministro de Hacienda queda encargado de la ejecu­


ción de este Decreto, que regirá desde la fecha de su promulgación.

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, a 9 de Abril de 1 928.

(f). ISIDRO A YORA

El Ministro de Hacienda,

(f) S. Sáenz de Tej ada y D .

Es copia. - Por e l Subsecretario de Hacienda, el Jefe General d el


Despacho,

(f) C. Uribe Quiñones.

166
Quito, 12 de Noviembre de 1928
Decreto estableciendo oficinas del Registro Civil en San Juan de
Ilumán y Eugenio Espejo. No 19

Nº 1 9

EL PRESIDENTE CONSTITUCI ONAL INTERINO DE LA


REPUBLICA,

CON S IDERANDO:

Que, según informaciones recibidas por e l Ministerio de Gobierno,


en las parroquias rurales "EL ALTAR" (Guano); San Juan de Ilumán y
"Eugenio Espejo" (cantón de Otavalo) aún no se ha establecido el servicio
de Registro C ivil, siendo así que en el vigente Presupuesto del Estado
constan el personal y asignaciones necesarias para ello;

DECRETA:

Art. 1 o Establécese el servicio de Registro Civil en las citadas parro­


quias, de conformidad con la Ley y Reglamento de la Materia.

Art. 2° El señor Ministro de lo Interior y Registro Civil queda encar­


gado de la ej ecución de este Decreto, que regirá desde el 1 o de enero de
1 929.

Dado en el Palacio de Gobierno, en Quito, a 12 de Noviembre de


1 928.

(f). Isidro A YORA.


El Ministro de lo Interior y Registro Civil.
(f). Julio E. MORENO
Es copia.- El Subsecretario de Gobierno,
(f). I. J. BARRERO

167
Núm. 2 0

EL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL
INTERINO DE LA REPUBLICA,

DECRETA:

Art. 1 o De la partida 4355 denominada "Imprevistos Generales" del


Presupuesto de Egresos Ordinarios del Estado, asígnanse diez mil sucres
para reparaciones y más obras en la Casa Municipal de Ibarra, u otros tra­
bajos y arreglos que determine hacer el ayuntamiento de ese Cantón en la
ciudad, para solemnizar al inauguración del Ferrocarril de Quito a
Esmeraldas.

Dicha cantidad será entregada, para el obj eto, al expresado Concej o


Municipal, por medio del Oficial Pagador d e l a provincia d e Imbabura.

Art. 2° Los Ministros de Obras Públicas y de Hacienda encárguense


de la ejecución del presente Decreto.

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, a 1 2 de noviembre de 1928.

(f) Isidro A YORA


El Ministro de Obras Públicas,
(f) Julio E. Moreno.
El Ministro de Hacienda,
(f) S. Sáenz de Tejada y D.
Es copia.- El Subsecretario del Ministro de OO.PP.
( f) l. J. Barrera.

168
Quito, 15 de Octubre de 1935
Decreto declarando la amnistía en favor de los Indígenas por los
sucesos de González Suárez.

FEDERICO PAEZ,
ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE LA REPUBLICA.

En Ejercicio de las facultades que inviste.

CONSIDERANDO:

Que en la parroquia González Suárez, Cantón Otavalo, se han suce­


dido disturbios que han dado lugar al enjuiciamiento criminal de algunos
moradores de esa parroquia, que reclaman la propiedad de tierras de las
que está en posesión la Junta de Asistencia Pública;

Que este conflicto constituye un problema de carácter social, cuya


resolución está en estudio del Ministerio del Ramo;

DECRETA:

Artículo 1 " Concédese amnistía a todos los sindicados con motivo


de los sucesos ocurridos en el predio "San Agustín de Cajas", parroquia
"González Suárez", Cantón Otavalo, el lunes treinta de Setiembre último.

Artículo 2° El Comisario Nacional procederá a poner en Libertad in­


mediatamente a los sindicados que se encuentran detenidos y archivará el
Juicio criminal iniciado.

Art. 3° El presente Decreto entrará en vigencia desde esta fecha.

Comuníquese y publíquese.

Dado en el Palacio Nacional, en Quito, a 1 5 de octubre de 1 93 5

([). Federico PAEZ

Es copia.- El Secretario de la Jefatura Suprema de la República.

( [) T. Alvarado Garaicoa.

169
Quito, 2 1 de Noviembre de 1 935
Decreto aprobando la creación de la Parroquia " Andrade Marín"

EL ENCARGADO DEL MANDO SUPREMO DE LA REPUB LICA

Vista la solicitud del l . Concej o Cantonal de Ibarra, de que se


apruebe la Ordenanza dictada el 1 9 de octubre último, elevando a la catego­
ría de parroquia rural el caserío denominado de "Lourdes" ; y

CONSIDERANDO:

Que es favorable el informe del señor Gobernador de la Provincia de


Imbabura; y

Que el señor doctor don Francisco Andrade Marín, i lustre hijo de


esa provincia, honró el foro y la magistratura y fue uno de los ecuatorianos
que contribuyó al triunfo de los ideales l ibertarios y sirvió a la República
con patriótico esfuerzo y abnegado civismo;

ACUERDA:

Aprobar la expresada Ordenanza, pero denominando a la nueva pa­


rroquia "ANDRADE MARIN" en vez de "Lourdes", como homenaje a la
memoria de tan eminente ciudadano; de conformidad con lo prescrito en el
numeral 28 del Art. 1 7 de la Ley de Régimen Municipal y Art. 23 de la de
División Territorial.

COMUNIQUE S E .

Palacio Nacional, e n Quito, a veintiuno d e noviembre d e m i l nove­


cientos treinta y cinco.

Por el Encargado del Mando Supremo de la Repúbl ica, señor don


Federico Páez.

El Ministro de Gobierno y Municipalidades.

(f) AURELIO A. BAYAS .

1 70
Es copia.

El Subsecretario de Gobierno.

( f) V. Oviedo

Convócase Licitaciones para el transporte de Correos entre Quito y


Tulcán

Convócase licitadores, por el término de treinta días, a contarse del


1 6 del mes en curso, para contratar el transporte de valijas postales en la lí­
nea Quito-Ibarra-Tulcán, intermedios y viceversa de conformidad con el
siguiente detalle.

A) -Quito - Cumbayá - Tumbaco - Puembo - Pifo - Yaruquí -


Checa - Quinche - Ascázubi - Otón - Cangahua - Cayambe - La Alegría -
San Rafael - Otavalo - Atuntaqui - San Antonio de !barra, a razón de tres
viajes redondos semanales, en conexión con el servicio ferrocarrilero;

B) - Quito - Calderón - Guayllabamba - Cayambe - Otavalo - San


Antonio de !barra- Chota - Mira - San Isidro - El Angel - Tulcán, un viaj e
semanal e n automóvil u óminibus, e n conexión con e l correo d e Pasto que
se denominará, "Correo directo Extra Rápido ";

C ) -Bolívar - Lo s Andes, seis viajes semanales;

D) - !barra - San Alfonso - Bolívar - La Paz - San Gabriel - Julio


Andrade - Huaca - Tulcán, a razón de tres viajes redondos semanales, en
conexión con el tren, en automóviles o camiones;

E ) - Cayambe -Tabacundo -Tocachi - Malchinguí, a razón de tres


viajes redondos semanales, en conexión con el tren;

F) San Rafael - San Pablo, seis viaj es redondos semanales, en co­


nexión con el tren;

G) - Otavalo - Cotacachi, seis viajes redondos semanales, en co­


nexión con el tren:

1 71
H ) Estación Ferrocarril - Oficina Postal Otavalo, a razón de seis via­
j es redondos semanales, en conexión con el tren;

1 ) - Estación Ferrocarril Atuntaqui.- Oficina Postal Atuntaqui, a ra­


zón de seis correos redondos semanales, en conexión con el tren;

J) - lbarra - Urcuquí, tres viajes redondos semanales, en conexión


con el tren;

K) - Ramal de Mira - Oficina postal Mira, a razón de seis viaj es re­


dondos semanales, en prolongación Mira - Concepción, a razón de dos;

L ) - Ramal de San Isidro - San Isidro, a razón de seis viajes semana-


les.

La remuneración que percibirá el contratista por los servicios que se


ha enumerado, será como máximun, la cantidad de NOVECIENTOS
CINCUENTA SUCRES S EMANALES , en consecuencia no podrán ser
consideradas las propuestas que excedieren de esta cantidad.

Las propuestas se presentarán en l a Subsecretaría de l Ministerio de


Obras Públicas y Comunicaciones, en sobre cerrado y la licitación quedará
definitivamente terminada el día 1 6 de enero de 1 936, a las 6 de la tarde.

Los demás informes podrán adquirirlos, los interesados en la


Subsecretaría de Comunicaciones o en la Secretaría de la Dirección General
de Correos.

Quito, diciembre 1 7 de 1 935.


El Subsecretario de Correos.
E. Espinel y Terán

Convóquese licitadores para el arrendamiento de una casa situada en


la zona central de Quito, con capacidad suficiente para l as oficinas de la
Dirección General y Gerencia de Estancos de Pichincha. De ser posible, la
casa debe prestar facilidades para que cada una de estas oficinas ocupen
piso independiente.

1 72
Las ofertas se recibirán hasta el día lunes 9 de Enero próximo.

Más detalles se proporcionarán en la Secretaría de la Dirección


General.

Quito, Diciembre 9 de 1 93 5

E l Secretario Encargado de l a Dirección.

Quito, 1 0 de Diciembre de 1 94 1
Decreto deslindando las parroquias d e Pimampiro y Monte Olivo No
747

PRE S IDENTE C ONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA

Vi sta la solicitud de los I. Concej os Cantonales de Montúfar e


Ibarra, de que se apruebe las Ordenanzas dictadas los días 2 de mayo del
presente año, por la que se determinan nuevos linderos de las parroquias
rurales Pimampiro y Monte Olivo; y,

CONSIDERANDO :

Que son favorables los informes emitidos por los Gobernadores de


las Provincias del Carchi e Imbabura, en oficios Nos. 1 490 y 433, de fe­
chas 8 de diciembre y 2 5 de noviembre anterior, respectivamente, y,

Que la Asamblea Nacional , en sesión de la mañana del día 1 6 de


noviembre del año 1 93 8 , aprobó el informe emitido por la Comisión de
Legislación y Justicia, relativo a manifestar que, suprimido el Consej o
Provincial que dictaminaba sobre l a conveniencia de la creación de parro­
quias, determinación de linderos de las mismas etc., se desprende que ya
no es necesario ese requisito;

ACUERDA:

Aprobar, de conformidad con el N° 28 del Art. 1 7 de la Ley de


Régimen Municipal y el Art. 2 1 de la de División Territorial las siguientes
Ordenanzas: El Concejo Cantonal de Montúfar, en uso de sus atribuciones

1 73
legales, y Considerando: - Que el 2 8 de marzo del presente año, los
Concejales Municipales de !barra y Montúfar, legalmente representados,
firmaron el Acta de Transacción que señala definitivamente los linderos
entre l as parroquias de Pimampiro y Monte Olivo; y, que en dicha acta se
comprometieron los dos Concejos a reformar las Ordenanzas de creación
de las parroquias antes indicadas, Decreta: -La siguiente Reforma a la
Ordenanza de Creación de la Parroquia de Monte Olivo que fue aprobada
por Acuerdo Ejecutivo el 9 de enero de 1 94 1 .- Los límites de la parroquia
de Monte Olivo, serán: Por el Oriente la provincia de Napo Pastaza; por el
Occidente, el río "Apaquí"; por el Sur, el río "Chota", aguas arriba por el
"Escudil las" siguiendo por el río "Córdova" aguas arriba por la primera
vertiente que queda más al Norte, y hasta llegar a los linderos de la provin­
cia Oriental de Napo-Pastaza: y luego por Norte, la quebrada llamada
"Chongona" , que está situada entre las haciendas de " San Rafael " y
"Aior". - Dado en la Sala de Sesiones del Concejo Municipal de Montúfar
en San Gabriel, a 2 de mayo de 1 94 1 .- El Presidente. - (f) A. Bastidas G.­
EI Secretario.- ( f) Hugo L. González T. - El infrascrito Secretario
Municipal, Certifica: Que la presente Ordenanza Reformatoria, fue discu­
tida y aprobada por el l. Cabildo Cantonal, en las sesiones de fechas 1 2 y
20 de abril y 2 de mayo del año en curso; y su redacción en las sesiones úl­
timamente indicadas.- San Gabriel, 2 de mayo de 1 94 1 . (f) Hugo L.
González T.

ILUSTRE CONCEJO MUNICIPAL DE IBARRA

CONSIDERANDO :

Que por acta transaccional firmada en esta cuidad el 2 8 de marzo de


1 94 1 , entre los Concejos Municipales de !barra y Montúfar, se acordó des­
lindar definitivamente las parroquias de Pimampiro y Monte Olivo,

DECRETA:

Art. 1 o El lindero norte de la parroquia de Pimampiro lo constituirán


los siguiente puntos de referencia: e l río Chota, aguas arriba por el
Escudil las, siguiendo por el río Córdova, aguas arriba por la primera ver­
tiente que queda más al norte y hasta l legar a los linderos de la provincia
Oriental Napo-Pastaza.

1 74
Art. 2" Queda en este sentido reformada la antigua linderación
dentro de la cual ha sido conocida, desde el tiempo inmortal, la parroquia
de Pimampiro.

Dado en la Sala de Sesiones del Concejo Municipal, en !barra, a 4 de


noviembre de 1 94 1 .

El Presidente del Concejo,

(f) S. Enrique Ayala

El Secretario, (f) V. M. Palacios

Certifico: Que esta Ordenanza fue discutida y aprobada por el Ilustre


Ayuntamiento en las sesiones ejecutorias de 28 y 3 1 de octubre y 4 de no­
viembre del presente año, y aprobada su redacción en la última de tales se­
siones, !barra, a 5 de noviembre de 1 94 1 .

El Secretario de la Municipalidad,

(f) V.M. Palacios

Recibida hoy, día miércoles, 5 de noviembre de 1941, a las 11 a.m.


Certifico.- El Secretario . - (F) César V. Pérez L. Jefatura Política del
Cantón de !barra.- Ejecútese.- Dado en la Sala del Despacho de la Jefatura
Política del cantón, en lbarra, a siete de noviembre de mil novecientos cua­
renta y uno. El Jefe Político.- (F) Gonzalo Rosales. A.- El Secretario.- (f)
César V. Pérez L. !barra, a 1 O de noviembre de 1 94 1 .- Es fiel copia del
original.- Certifico.- El Secretario del Ayuntamiento. - (F) V. M. Palacios.

Palacio Nacional, en Quito, a 1 O de Diciembre de 1 94 1 .

Por e l Presidente Constitucional de la República.- El Ministro de


Municipalidades (f) A. Aguilar Vásquez.

Es copia.- El Subsecretario de Gobierno y Municipalidades.

(f). Guillermo S. Cisneros.

1 75
Quito, 5 de Enero de 1 942
Decreto aprobando la creación de la Parroquia de San José de
Yahuarcocha, N° 8 1 0

EL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE L A REPUBLICA,

Vista la solicitud del I Concejo Cantonal de !barra de que se apruebe


la Ordenanza dictada el 2 1 de noviembre del año que terminó, por la que se
eleva a categoría de parroquia civil del mencionado cantón el caserío " San
José de Yahuarcocha" ; y,

CONSIDERANDO :

Que es desfavorable e l informe d e l señor Gobernador d e l a


Provincia d e lmbabura, emitido en oficio N° 484, de fecha 3 0 d e diciembre
del pasado año, en el que manifiesta que la creación de la nueva parroquia
"San José de Yahuarcocha" no es conveniente,

ACUERDA:

Negar la aprobación de la expresada Ordenanza, de conformidad con


el numeral 28 del Art. 1 7 de la Ley de Régimen Municipal y Art. 2 1 de la
de División Territorial.

COMUNIQUESE,

Palacio Nacional, en Quito, a 5 de Enero de 1 942.- Por el señor


Presidente Constitucional de la República, el Ministro de Gobierno y
Municipalidades.- (f) A. Aguilar Vásquez"

Es copia. - El Subsecretario de Gobierno y Municipalidades, (f)


Guillermo S . Cisneros.

1 76
Acuerdo Ministerial de 8 de Julio de 1 947
Nombrando una Comisión para Delimitar Los Cantones Pedro
Moncayo y Cayambe

AURELIO CORDOVEZ CHIRIBOGA,

MINI STRO DE GOBIERNO Y MUNICIPALIDADES,

De conformidad con la facultad que le concede el Decreto expedido


por la H. Asamblea Nacional e l 1 5 de noviembre de 1 946, publicado en el
Registro Oficial No 742, de 22 del mismo mes y año, que determina el
procedimiento para la fijación de l ímites de Parroquias, Cantones y
Provincias con vecinos; y

CONSIDERANDO:

La solicitud de los I lustres Concej os Municipales de los Cantones


Pedro Moncayo y Cayambe, a fin de determinar los l ímites entre los
expresados Cantones;

Procédase, en armonía con las d i sposiciones conteni das en los


Decretos expedidos por la H. Asamblea Nacional el 1 5 de noviembre de
1 946 y 2 1 de febrero de 1 947, publicados en los Registros Oficiales Nos.
742 y 8 7 1 de 22 de noviembre de 1 946 y 29 de abril de 1 947, a la delimi­
tación entre Jos Cantones Cayambe y Pedro Moncayo, para lo cual la res­
pectiva Junta, que estará integrada por el señor Jefe Político del Cantón
Quito, del señor Presidente del Consejo Provincial de Pichincha y de un
Delegado de la Corte Superior de Quito, actuará de conformidad con las
disposiciones estatuidas en los mencionados Decretos Legislativos.

Los Ilustres Concejos Municipales de Pedro Moncayo y Cayambe


nombrarán los delegados respectivos, para que concurran a defender sus
derechos ante la Junta que se refiere esta Resolución.

Los honorarios, viáticos y demás gastos que demanden los trabajos


de delimitación serán abonados, por partes iguales por los mencionados
Municipios.

1 77
COMUNIQUESE:

Dado en la Sala del Despacho, en Quito, a 8 de Julio de mil nove­


cientos cuarenta y siete.

(f) Aurelio Cordovez Chiriboga

Es copia.- El Subsecretario de Gobierno,

(f) Pedro Bruzzone C.

Acuerdo Ministerial de 8 de Junio de 1 950


Conformando una Comisión para Delimitar
Los Cantones Otavalo y Quito.

GUILLERMO RAMOS SALAZAR,

MINISTRO DE GOBIERNO Y MUNICIPALIDADES,

De confonnidad con la facul tad que le concede el Decreto


expedido por la H. Asamblea Nacional el 1 5 de noviembre de 1 946,
publicado en el Registro Oficial Nº 742 de 22 del mismo mes y año, y
su refonna constante en el Registro Oficial Nº 8 7 1 de 29 de abril de
1 94 7 , que detenninan e l procedim iento para la fij ación de límites de
Parroquias, Cantones y Provincias convecinos; y,

CONSIDERANDO :

Que e l señor Alcalde Municipal del Cantón Quito, en oficio N°


8 807, de fecha 22 del mes próximo pasado, ha solicitado para que se
construya la Junta de Delimitación que debe determinar los límites entre
los Cantones Quito de la Provincia de Pichincha, y Otavalo de la Provincia
de Imbabura;

Que el señor Director del Instituto del Servicio Geográfico Militar,


ha manifestado a este Ministerio, por repetidas ocasiones que, por encon-

1 78
trarse el personal del Instituto distribuido en las obras de demarcación de
límites con el Perú, en la frontera con Colombia, levantamiento geodésico
de Laja y el interior de la República, le es imposible designar un Perito del
Servicio Geográfico M i l itar para que intervenga en la delimitación de
Cantones.

RESUELVE:

Procédase, en armonía con las disposiciones contenidas en los


Decretos expedidos por l a H. Asamblea Nacional el 1 5 de noviembre de
1 946, y 2 1 de febrero de 1 94 7 , publicados en los Registro Oficiales N os.
742 y 8 7 1 de 22 de noviembre de 1 946 y 29 de abril de 1 947, a la delimi­
tación entre los Cantones Quito y Otavalo, para lo cual nómbrase a los se­
ñores Ingeniero Leonardo Arcos y Jorge Albornoz Bustamante, Delegado
del Ministerio de Municipalidades y Perito, respectivamente, y oficiese a la
Excelentísima Corte Suprema de Justicia para que también nombre su
Delegado, a fin de que quede integrada de inmediato la Junta de
Delimitación.

Los Ilustres Concejos Municipales de Quito y Otavalo nombrarán


los Delegados respectivos para que concurran a defender sus derechos ante
la Junta a que se refiere esta Resolución.

Los honorarios, viáticos y demás gastos que demandan los trabajos


de la Junta serán abonados, por partes iguales, por los mencionados
Municipios.

COMUNIQUESE:

Dado, en la Sala del Despacho, en Quito, a ocho de junio de mil no­


vecientos cincuenta.

(f) Dr. Guillermo Ramos S.

Es copia.- El Subsecretario de Municipalidades.

(f) Dr. Gonzalo Domínguez B .

1 79
Quito, 26 de Octubre de 1 950
Decreto nombrando una comisión para delimitar los Cantones
Otavalo y Cotacachi,

GALO PLAZA,

PRESIDENTE C ONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA,

De conformidad con la facultad que le concede el Decreto expedido


por la H. Asamblea Nacional el 1 5 de noviembre de 1 946, publicado en el
Registro Oficial N° 742, de 22 del mismo mes y año, que determina el
procedi miento para l a fijación d e l í mites de Parroquias, Cantones y
Provincias convecinos; y,

CONS IDERANDO:

La solicitud del señor Gobernador de l a Provincia de Imbabura,


constante en oficio N° 1 2 0, de fecha 2 0 de los corrientes, dirigido al
M i nisterio de Municipalidades, para que se constituya la Junta de
Delimitación que debe determinar los límites entre los Cantones Cotacachi
y Otavalo de la Provincia de Imbabura;

RESUELVE :

Procédese en armonía con las disposiciones contenidas en los


Decretos expedidos por l a H. Asamblea Nacional el 1 5 de noviembre de
1 946, y 2 1 de febrero de 1 947, publicados en los Registros Oficiales Nos.
742 y 8 7 1 de 22 de noviembre de 1 946 y 29 de abril de 1 947, a la delimi­
tación entre Cantones Cotacachi y Otavalo, para lo cual la respectiva Junta,
que estará integrada por el señor Gobernador de la Provincia de Imbabura,
del señor Presidente del Consej o Provincial de Imbabura y de un Delegado
de la Corte Superior de !barra, actuará de conformidad con las disposicio­
nes estatuidas en los mencionados Decretos Legislativos.

Los I lustres Concejos Municipales de Cotacachi y Otavalo nombra­


rán los delegados respectivos, para que concurran a defender sus derechos
ante la Junta a que se refiere esta Resolución.

180
Los honorarios, viáticos y demás gastos que demanden los trabajos
de delimitación serán abonados, por partes iguales, por los mencionados
Municipios.

COMUN I QUE S E :

Dado en la Sala d e l Despacho, e n Quito, a 26 d e Octubre d e mi l no­


vecientos cincuenta.

(f) Carlos Zambrano O.

Es copia. - El Subsecretario de Gobierno

(f) Dr. Carlos Aníbal Jaramillo.

Acuerdo Ministerial de 28 de Marzo de 1 953 nombrando una


comisión de Límites para los Cantones Cayambe y Quito

CAMILO PONCE ENRIQUEZ,

MINI STRO DE GOBIERNO Y MUNICIPALIDADES,

De conformidad con la facultad que le concede el Decreto expedido


por la H. Asamblea Nacional, el 1 5 de noviembre de 1 946, publicado en el
Registro Oficial No 742, de 22 del mismo mes y año, que determina el
procedimiento para la fij ación de l ímites de Parroquias, Cantones y
Provincias convecinos; y

CONSIDERANDO :

La solicitud del l. Concejo Municipal del Cantón Cayambe, cons­


tante del Oficio N° 1 89-PC . , de fecha 25 de los corrientes, dirigido al
Ministerio de Municipalidades por el señor Presidente del Mencionado
Ayuntamiento.

181
RESUELVE :

Procédase, en armonía con las disposiciones contenidas en los


Decretos expedidos por la H. Asamblea Nacional el 1 5 de noviembre de
1 946 y 2 1 de febrero de 1 94 7, publicados en los Registros Oficiales No s.
742 y 8 7 1 , de 22 de noviembre de 1 946 y 29 de abril de 1 94 7, a la delimi­
tación entre los Cantones Quito y Cayambe, para lo cual la respectiva
Junta, que estará integrada por el señor Jefe Político del Cantón Quito, del
señor Presidente del Consejo Provincial de Pichincha y de un Delegado de
la Corte Superior de Quito, actuará de conformidad con las disposiciones
estatuidas en los mencionados Decretos Legislativos.

Los I lustres Concejos Municipales de Quito y Cayambe nombrarán


los Delegados respectivos, para que concurran a defender sus derechos
ante la Junta a que se refiere esta Resolución.

Los honorarios, viáticos y demás gastos que demandan los trabajos


de delimitación serán abonados, por partes iguales, por los mencionados
Municipios.

Comuníquese. - Dado en la Sala del Despacho, en Quito, a 28 de


marzo de 1 95 3 .

( f) Camilo Ponce Enríquez

Es copia.- El Subsecretario de Municipalidades,

(f) Dr. Jorge H. Merlo V.

182
Decreto de 20 de Abril de 1961 erigiendo en Parroquia U rbana de
lbarra la de Caranqui

EL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA,

Vista la solicitud del l. Concejo Municipal de !barra de que se


apruebe la Ordenanza dictada el 29 de agosto de 1 960 por la cual se eleva a
la Categoría de Parroquia Urbana de !barra, la rural de Caranqui; y

Que son favorables los informes del H. Consejo Provincial y


Gobernador de la Provincia de Imbabura;

CONSIDERANDO:

Que la Parroquia de Caranqui se encuentra ubicada a poquísima dis­


tancia de la Ciudad de !barra, no constituyendo aquella sino un Barrio o
Sector de ésta y unida por una gran vía recta que va a la plaza de " Santo
Domingo" de esta ciudad a la Plaza primera de Caranqui, en una extensión
de aproximadamente tres kilómetros;

Que casi toda esa gran vía recta que une lbarra a Caranqui
(prolongación de la Avenida Pichincha), se encuentra actualmente en pleno
desarrollo urbanístico;

Que la gran vía recta de que se habla en los dos incisos anteriores, se
convertirá próximamente en una verdadera Avenida que unirá material­
mente !barra a Caranqui, de conformidad con el plan Regulador de la
Ciudad; y

Que por lo mismo se hace del todo indispensable propender al


mejor desarrollo urbanístico de Caranqui, procurando los medios que para
ello se requieran, tomando en cuenta el valor histórico de la antedicha
población;

1 83
ACUERDA :

Aprobar, en armonía con lo dispuesto en la letra e ) del numeral 7"


del Art. 40 de la Ley de Régimen Municipal, la siguiente Ordenanza;

El Muy I lustre Concejo Municipal de Ibarra en uso de la facultad


que le concede el Art. 40, numeral 7°, Letra e) de la Ley de Régimen
Municipal vigente.

Art. 1 o Erígese en parroquia Urbana de Ibarra, la Rural de Caranqui;

Art. 2° L a nueva Parroquia Urbana de Caranqui, conservará su


misma circunscripción territorial, y por lo tanto los mismo linderos que
cuando era Rural.

Art. 3° En lo posterior, la Ciudad de Ibarra contará consecuente­


mente con tres parroquias urbanas: "E l Sagrario", " San Francisco" y
"Caranqui".

Art. 4° La Nueva Parroquia Urbana de Caranqui, gozará en conse­


cuencia de todos los privilegios y prerrogativas que las Leyes conceden a
las parroquias Urbanas.

Art. 5° La presente ordenanza entrará en vigencia a partir de la fecha


de sus promulgación.

Dado en el Salón de sesiones del I. Ayuntamiento, en la ciudad de


Ibarra, a veinte y nueve de Agosto de 1 960.

(f) Dr. César Benalcázar Rosales, Alcalde de San Miguel de Ibarra.­


(f) G. A. Reyna Baca, Secretario del I. Concejo.

Certifico: Que la presente Ordenanza fue discutida y aprobada por el


I . Concejo de !barra, en sus sesiones ej ecutoriadas de 25 de Julio y 29 de
Agosto de 1 960.

Ibarra, a 1 o de Setiembre de 1 960

(f) G. A. Reyna Baca. Secretario de la I. Municipalidad.

1 84
Comuníquese:

Palacio Nacional, en Quito, a 20 de Abril de 1 96 1

Por el señor Presidente Constitucional de l a República, el Ministro


de Gobierno y Municipalidades.- (f) Ing. Gustavo Gross Urrutia.

Es copia.-

( f) Armando Espine! Elizalde, Subsecretario de Gobierno.

Quito, 27 de Setiembre de 1 960


Decreto elevando a parroquia rural el Caserío de Pataquí

EL PRESIDENTE C ON STITUCIONAL DE LA REPUBLICA.

Vista la solicitud de la l . Municipalidad de San Luis de Otavalo. de


que se apruebe la Ordenanza dictada el 2 7 de Setiembre de 1 960 por la cual
se eleva a la categoría de Parroquia Rural, el Caserío "Pataquí", con el
mismo nombre; y,

Que son favorabl e s los i nformes del Con sej o Provincial y


Gobernador de la Provincia de Imbabura;

CONSIDERANDO:

Que el caserío Pataquí, que forma parte de la parroquia civil de San


José de Quichinche de su jurisdicción cantonal, se enrumba progresiva­
mente en los órdenes culturales, social y económico;

Que el vecindario de dicho lugar, según el censo levantado hace


poco tiempo es numeroso;

Que es su deber propender al mayor adelanto y progreso de los más


importante sectores de su jurisdicción cantonal.

1 85
ACUERDA:

Aprobar, en armonía con lo dispuesto en la letra e) del numeral 7"


del Art. 40 de la Ley de Régimen Municipal, la siguiente Ordenanza:

"La Muy Ilustre Municipalidad de San Luis de Otavalo en uso de la


facultad que concede el Art. 40, numeral 7° letra e ) de la Ley de Régimen
Municipal vigente,

Art. 1 o Elévase a la categoría de Parroquia Rural con el mismo


nombre, al caserío denominado Pataquí, que forma parte de la parroquia de
San José de Quichinche de esta jurisdicción cantonal;

Art. 2° La delimitación territorial dentro de la que crea, la nueva pa­


rroquia es la siguiente: por el norte, las alturas de Tsutsagarán, en el pá­
ramo de Moj anda y Cajas; por el Sur, la confluencia de las quebradas de
Pataquí y Chaupiyacu; por el Este, la quebrada de Pataquí y terrenos de
Piganta, y por el occidente de la quebrada de Chaupiyacu y Páramo de la
Escalera.

Dado en la Sala de Sesiones de la Ilustre Municipalidad de San Luis


de Otavalo a los veinte y seis días del mes de setiembre del año de mil no­
vecientos sesenta.

El Presidente del Concejo

(f) V. Humberto Acosta F .

El Secretario,

(f) Alberto Gómez C.

Certifico que la ordenanza sobre creación de la parroquia rural de


Pataqu í, fue discutida y aprobada sucesivamente por la Corporación
Municipal, en las sesiones de los días 26 y 27 de los corrientes.

Otavalo, a 27 de Setiembre de 1 960.

1 86
El Secretario,

(f) Alberto Gómez G.

Comuníquese;

Palacio Nacional, en Quito, a 20 de Abril de 1 96 1 .

Por e l Señor Presidente Constitucional de l a República.- El Ministro


de Gobierno y Municipalidades.- (f) lng. Gustavo Gross Urrutia.

Es copia.- El Subsecretario de Gobierno,

(f) Armando Espine! Elizalde.

Acuerdo Ministerial de 24 de Marzo de 1 964 aprobando la creación


de la parroquia de "6 de Julio de Cuellaje"

GENERAL DE DIVISION LUIS AGUSTIN MORA BOWEN.

MINI STRO DE GOBIERNO Y MUNICIPALIDADES,

Ante la petición formulada por e l señor Presidente del l. Concejo


Municipal del Cantón Cotacachi, en oficio N° 1 03 -P, de 1 1 de Marzo del
año anterior de que se apruebe la Ordenanza dictada por ella el 1 o y 1 9 de
febrero de 1 96 3 , por la cual se crea la Parroquia Rural "Seis de Julio de
Cuellaje".

Tomando en consideración e l dictamen favorable del H . Consejo


Provincial de lmbabura, en nota N° 3 3 7 CPI, de cinco de marzo del mismo
año.

ACUERDA:

Aprobar, en armonía con lo dispuesto en la letra e) del numeral 7"


del Art. 40 de la Ley de Régimen Municipal, la siguiente Ordenanza "EL

1 87
M . J L U S T RE C ON C E JO M UNICIPAL DE COT A C A C H l . ­
Considerando:

" Que los caseríos: Cuellaj e . P l aya Rica y San Joaquín de la


Parroquia Peñaherrera de este Cantón; La Unión y parte de San Alberto de
la Parroquia Apuela de este mismo Cantón, forman un solo grupo que se
enrumba por un sendero de progreso y superación en el orden culturaL so­
cial y económico; que el potencial demográfico de esas agrupaciones es
numeroso, constatado por el censo levantado últimamente;

Que dichos caseríos son aledaños y disponen de cuantos elementos


son necesarios para la vida de los asociados;

Que es deber de la I lustre Municipalidad impulsar, por todo medio,


al progreso de los recintos y caseríos, que por su adelanto y esfuerzos han
adquirido mej ores condiciones de vida.- Acuerda:

Art. 1 " Elévase a la categoría Civil y Rural a los caseríos Cuellaje,


Dlaya Rica y San Joaquín desmembrando de la parroquia Peñaherrera de
esta juri s d i cción; La Unión y p art e d e S an A lberto d e l a Parroq u i a Apucl a
de e sta m i sma j urisdicción, con el nombre de " S e i � de J u l i o de Cu e l l aj e "
cuyo asiento parroquial será e l caserío Cuellaje.

Art. 2° Los linderos de la nueva Parroquia serán: por el Norte, con la


línea limítrofe sur de los páramos de Piñán que pertenencen a la parroquia
de Imantag de este Cantón: por el Sur, la l ínea que decumbre de la
Cordi l lera de Toisán, baj a a la Cuchilla denominada de "Pinto", conti­
nuando al punto denominado "Y", de allí en línea recta hasta el nacimiento
de la quebradilla: " La Primavera", actualmente de la señora Victoria
Torres , l u ego cae a la quebrada de la despedida y ésta hasta la
desembocadura del río Cristopamba; por el Oriente, la quebrada conocida
con el nombre de La Paz que con aguas se forma al Pie de la cuchilla
denominada Puscharo que se desprende de los páramos de Piñán y baja
formando mayor volumen al ya mencionado río Cristopamba; y por el
Occidente con la parte más culminante de la menc ionada cordillera de
To i s án donde form a el divonium - aq u a ru m .

1 88
Art . 3 " Una \ ez promulgada la Ordenanza el l . Concejo Municipal
de acuerdo a un criterio de j ust icia y equidad regulará el aumento del
Impuesto predial rústico, atenta la plusvalía a que da lugar la creación de la
Parroquia.

Art . 4" El área comprendida en 400 metros a la redonda desde el


centro de la plaza principal del asiento parroquiaL declárase como sector
urbano de la Parroquia.

Art. 5" Para que surta Jos efectos legales, la presente Ordenanza.
sométase a l a aprobac ión del señor M i ni stro de Gobi erno y
Municipalidades previa observación de las formalidades legales.

Dado en el Salón de Sesiones del M . l . Concejo Cantonal de Santa


Ana de Cotacachi, a los diez y nueve días de mes de febrero de mil nove­
cientos sesenta y tres.

El Presidente del Concejo.

( f) Dr. Jorge Proaño Almeida.

El Secretario Municipal

(f) Fausto E lías Romero

El suscrito Secretario Municipal Certifica: Que de confonnidad con


lo estatuido en la Ley de Régimen Municipal en vigencia, la Ordenanza
Muni cipal que antecede fue discutida y aprobada por el Muy I lustre
Concejo Municipal, en dos sesiones distintas, correspondientes a las fechas
1 " y 1 9 de febrero del año en curso, habiéndose aprobado definitivamente,
inclusive su redacción en la última de las sesiones anotadas.- Cotacachi.
febrero 23 de 1 963 .

( f) Fausto E lías Romero, Secretario Municipal"

Comuníquese:

Dado en la Sala de Despacho, en Quito. a 24 de Marzo de 1 964.

1 89
(F) Luis Agustín Mora Bowen.

Es copia.- El Subsecretario de Gobierno,

(f) Dr. Galo Recalde.

Circular declarando que los indígenas que están en servicio de postas


o de guías, sean eximidos del pago de tributo.

REPUBLICA DE COLOMBIA,

Prefectura del D epartamento del Ecuador.- Quito, a 25 de Mayo de


1 830, 20- Al Señor Contador General.

Habiendo puesto en conocimiento de S. E. el Jefe Supremo el ex­


pediente seguido por la administración departamental de correos, acerca de
eximirlos del pago de tributos a los indígenas que sirven de guías o postas
de la renta, ha decretado con fecha doce del corriente lo que copio.

"Visto este expediente, y teniendo en consideración.-

1o Que el Barón de Carondelet Presidente que fue de Quito, resolvió


el 24 de Marzo de 1 804, que los indios guasicamas de la adminstración de
correos, gozaban la excención y l iberación de tributos. - 2 . - Que en este
mismo caso se hallan los que sirven de guías a los correos en los postillo­
nes.- 3 . Que a estos por una práctica constante, j amás se les ha exigido la
contribución personal. 4.- Que aún la misma equidad le acuerda esta gracia,
pues siendo tan miserable el producto de los trabaj os indígenas, como
también la pensión que se les asigna por la conducción de los correos, a
cuyo servicio deben estar muy prontos por exigirlo así la administración
del ramo, es claro que no pueden consagrarse a otro obj eto y mucho me­
nos conseguir fácilmente la cantidad a que asciende dicha contribución per­
sonal; se declara que los indígenas dedicados al servicio de tales guías, o
que sirvan de postas, están exentos de pagar tributo. El señor Prefecto
Departamental dictara las órdenes convenientes para el cumplimiento de
este decreto".

190
Lo transcribo a Ud. para su inteligencia y para que haciéndolo tras­
cendental al Señor Administrador departamental de correos, tenga su de­
bido cumplimiento.- Dios guarde a U. José María Sáenz.

Decreto del 20 de marzo de 1 832 mandando poner en arriendo las


rentas de la contribución de Indígenas en todos los Cantones del
Estado, por el año 1832.

JOSE MODESTO LARREA,

Vicepresidente del Estado del Ecuador,

Encargado del Poder Ejecutivo

CONSIDERANDO:

1 o Que es de absoluta necesidad simplificar y unificar el sistema


Administrativo de Recaudación y Contabilidad en las rentas públicas.

2° Que con arreglo al Decreto del Congreso Constitucional de 9 de


Noviembre de 1 83 1 , que autoriza al ejecutivo para que pueda hacer todos
los arreglos que crea útiles en las rentas del Estado, y las reducciones que
juzgue convenientes oído el dictamen del Consejo de Estado, he venido a
Decretar, y

DECRETO :

Art. 1 o Se pondrá e n arriendo las Rentas d e la contribución d e indí­


genas en los Cantones del Estado por el tiempo del presente año de 1 832.

Art. 2° Los Prefectos Departamentales harán publicar por bando y


fijar Jos carteles correspondientes en tales casos convocando postores al in­
tento.

Art. 3° Los mismos prefectos tratarán de procurar todas las ventajas


y seguridades posibles en beneficio de las rentas públicas.

1 91
Art. 4" El Ministro de Hacienda queda encargadL) de la e¡ ecución del
presente Decreto.

Dado en el Palacio de Gobi erno. en Q u i t o . a v e i n t e de m arzo de m i l


o cho c i e n to s treinta y d o s . - V i g é s i m o segundo. Jo�é l\1ode sto Larre a . - Por
S . E . Antonio Femández S al v ad or.

EL C ONGRESO CON STITUC IONAL DEL ESTADO DEL


ECUADOR.

CONSID ERAN D O :

1 " Que para mejor civi lización d e l o s indígenas conviene corregir los
abusos que todavía se experimentan y que los mantienen en la misma de­
presión del sistema coloniaL

2° Que si por ahora se hace necesaria la contribución impuesta a su


clase, debe al menos impedirse el que se cometan vej aciones en su esac­
ción.

Art. 1 Los indígenas morosos en el pago de la contribución perso­


o

naL serán apremiados por los medios suaves y equitativos que las leyes
conceden a los demás ecuatorianos, sin que j amás sea permitido el secues­
tro de sus instrumentos y animales de labranza.

Art. 2° Los corregidores o colectores que reduj esen a prisión a las


mujeres o hijos por deuda fiscal o privada de algún indígena, serán castiga­
dos como reos de detención arbitraria.

Art. 3° La viuda y herederos de un indígena, no serán responsables


de sus deudas, sino en el caso que él hubiese dej ado bienes suficientes con
que responder, a juicio de la autoridad respectiva.

Art. 4° Cuando un indígena no pudiese acreditar el pago de la contri­


bución con la correspondiente carta, es necesario que para reputarlo deu­
dor. se examine el libro de cobranzas, y se vea por el que resulta efectiva su
responsabilidad.

1 92
A11. :"" Queda abolida la ignominiosa y humillante pena de azote.

Art. 6" Si algún concierto o j ornalero faltase a su deber. el propieta­


rio o mayordomo del predio al que pertenezca, procurará reducirlo a él por
medio de la persuación u otros estímulos decentes, mas si estos no fuesen
bastantes, y se rei terasen l as faltas. deberán recurrir al juez tenitorial para
que le i mponga la pena de doblarle el trabajo, o de arrestarlo en la cárcel
pública, por un ténnino que no exceda de tres días.

Art. JO El que de su propia autoridad castigase a los indígenas. con


azotes. prisiones. arrestos u otras penas rigurosas o contrarias al pudor.
perderá por el mismo hecho la deuda del ofendido. y pagará. además. una
multa que no rebaje de veinte y cinco pesos. ni pase de cincuenta; aplicable
a la educación de los indígenas. En esta mi sma multa incurrirán los curas
doctrineros con iguales castigos.

Unico.- Esto no impide que según la gravedad de la injuria. se puede


i mponer a cualquiera que la cometa. las penas establec idas por las leyes
comunes.

Art. 8" A ningún i ndígena se exigirán servicios personales, sin su


consentimiento, y previa estipulación de su j ornal.

Art. 9" Tampoco se le podrá obligar a vender cosa alguna de su do­


minio. sin su expresa voluntad, ni mucho menos en precios arbitrarios.

Art. 1 O" Los Concejos Municipales y curas párrocos promoverán el


estableci miento de las escuelas de primeras letras en las cabeceras del can­
tón. y en las parroquias de población más numerosa. para la enseñanza de
los niños indígenas . indicando al Gobierno los fondos y arbitrios para lle­
var a cabo tan saludable medida.

Art . . . . Todo ecuatoriano puede acusar o denunciar los abusos que


con infracción de esta ley se cometieren contra los indígenas: los mi smos
que deberán remediarse por los jueces territoriales. bajo la multa de veinti­
cinco a cincuenta pesos.

1 93
Dado en Quito, a treinta de setiembre de mil ochocientos treinta y
tres.- Vigésimo Tercero. - El Presidente del Congreso, Francisco Marcos.­
El Secretario, Guillermo Pareja.- El Secretario, José Maya.

Palacio de Gobierno, en Quito, a cinco de octubre de mil ochocien­


tos treinta y tres.- Vigésimo tercero.

EJECUTESE.- Juan José F lores.- Por S.E.: el Ministro del Interior,


Víctor Félix Sanmiguel

EL CONGRESO CONSTITUCIONAL DEL ESTADO DEL


ECUADOR,

CONSIDERANDO :

1 o Que es muy corto el tiempo señalado por el Art. 1 2 del Decreto


de 1 5 de octubre de 1 82 8 para que los recaudadores de contribución de
indígenas fenezcan con las cobranzas y rindan sus cuentas; resultando de
este atraso de una y otra cosa.

2° Que la decadencia constante de los productos de la cobranza


puede constituir tanto en la causa anterior, cuanto en la subdivisión por
cantones en algunas provincias,

DECRETA:

Art. 1 o La cobranza se hará en lo sucesivo en los seis meses siguien­


tes al año, o semestre fenecido.

Art. Unico. - En cuanto a hacerse la cobranza por año o semestre se


estará a la práctica actual y nunca se verificará, sino por lo adeudado.

Art. 2° En la provincia en donde la cobranza se hace por año fene­


cido será concluida por semestre inmediato y los colectores estarán preci­
samente obligados a entregar en cada mes la sexta parte de la importancia
aproximada de la contribución del año.

1 94
Art. Unico.- Donde la cobranza se haga por semestre fenecido, los
colectores estarán obligados a la misma proporción de las entregas en los
primeros tres meses siguientes.

Art. 3° Como los colectores de contribución de indígenas tienen la


jurisdicción coactiva necesaria sobre los deudores a este ramo, los tesore­
ros no les admitirán disculpa alguna en el caso de hacer las entregas en
proporción más diminuta que la establecida por el artículo anterior. Los
colectores que un mes incurran en esta falta y no la subsanaren entregando
e l completo de ambos meses en el siguiente, serán inmediatamente
suspensos por los tesoreros, que darán cuenta a lo s prefectos o
gobernadores para que se nombre interinamente entre tanto se provea lo
conveniente, con examen de la causa de suspensión.

Art. 4° Como por el artículo 1 1 del citado Decreto de 1 5 de Octubre


deben las tesorerías informarse mensualmente del estado de las cobranzas,
los colectores de contribución de indígenas les pasarán a fin de cada mes,
un estado con arreglo al modelo que se acompaña; y los tesoreros estarán
obligados a verificar la existencia de las cartas de pago que en el estado se
menciOnan.

1 o El colector que se rehúse a poner de manifiesto las cartas que dé,


por existir dentro del término que el tesorero le designe, será por este sólo
hecho reputado como defraudador de los fondos públicos, destituido por lo
mismo, y castigado con arreglo a las leyes.

2° En las mismas penas incurrirá el colector, cuyo estado mensual


no se encuentre conforme con las cantidades enteras; pero si hubiere error
aritmético deberá corregirlo.

Art. 5° El colector que en lugar de carta legal impresa confiere recibo


arbitrario al contribuyente, será penado con cien pesos de multa por cada
individuo en quien se le justifique haber cometido este fraude y además
será destituido y castigado como ladrón y defraudador de los fondos públi­
cos.

Art. 6° Iguales penas incurrirán por cada año de rezago el colector


que en una sola carta abone muchos.

1 95
Unico.- Para evitar el pretexto de este abuso. los pagos rezagados se
abonarán carta por carta de los años a que se refieren; y los colectores pe­
dirán oportunamente las cartas que conceptúen necesarias, para que nunca
se verifique, que por falta de ellas dejaron de hacer el cobro. El no pedirlas
oportunamente se refutará de omisión maliciosa .

Art. 7" Los colectores harán personalmente las cobranzas yendo a


las parroqu ias so pena de destitución, a menos que justifique impedimento
fisco legal para haber omitido esta diligencia.

Art. 8" En los seis o tres meses siguientes a los que según el Art. 2"
debe haberse hecho la cobranza íntegra. se contraerán los colectores a or­
ganizar y rendir cuentas, a corregir los padrones, y verificar el cobro de re­
zagos.

Art. 9° El Poder Ejecutivo dividirá las cobranzas por cantones, o la


centralización por provincias según las circunstancias locales, o las prácti­
cas antiguas.

Art. 1 0. La presente ley se considerará adicional al Decreto del 15 de


octubre de 1 828.

Dado en Quito, a diez y ocho de octubre de mil ochocientos treinta y


tres.- Vigésimo Tercero.- E l Presidente del Congreso Franc isco Marcos.­
El Secretario del Congreso, Guillem1o Pareja.

Palacio de Gobierno, en Quito, a treinta de octubre de mil ochocien­


tos treinta y tres.- Vigésimo tercero.

EJECUTES E . - José Modesto Larrea.- Por S. E. El M i n istro de


Hacienda, Juan García del Río.

Reso l u c i ó n aclara n do varias dudas q u e p resenta la Le�· de 30 d e


Oct ubre de 1 83 3 que a rregla e l m o d o d e v e r i fi c a r la cobra n za d e l a
con tri b ución d e i n d í genas.

M INISTERIO DE HACIENDA.- Palacio de Gobierno.- En Quito.


a nueve de noviembre de mil ochoci entos treinta y tres.- Al S r. Prefecto

1 96
del departamento de . . . . . . . . . . . . . . . con fecha de 29 del próximo pasado octubre
dice el Señor Presidente del Congreso lo que sigue:

Señor. - El cuerpo legislativo en vista de las observaciones que ha


hecho V. E. a la ley que determina e l modo de verificar la cobranza de con­
tribución de indígenas ha tenido a bien aprobar el informe de la comisión
respectiva que es del tenor siguiente.- El Poder Ejecutivo, sin tener por fin
objetar la ley que organiza la cobranza de contribución de indígenas os co­
munica dos observaciones que ha hecho con consulta del consejo de
Estado. La primera es sobre el Art. 1 o en el que ha entendido mal que entre
el año o semestre fenecido, y el semestre o trimestre de la cobranza, debe
medir un período en que ella esté paralizada.- La segunda consiste, en que
a fin de estrechar más a los colectores a que hagan las entregas propone
que en el Art. 2° se intercalen las palabras a lo menos entre la frase cada
mes y la sexta part e . - Vuestra comisión de hacienda p iensa que
originándose la primera observación de una inteligencia equivocada basta
leer con reflexión los artículos 1 o y 2° para que la equivocación
desaparezca, pues en realidad, l ejos de establecer la ley un intervalo entre
cobranza, y el año o semestre fenecido a que ella corresponde, previene por
el contrario que apenas vencido el tiempo a que se refiere el cobro, se
empiece o concluya en el período que allí se fija. La intercolocación de las
pa� abras a lo menos no e staría demás aunque siempre sería una
redundancia; pues donde el Art. 2 , previene que los colectores estarán
preci samente obligados a entregar en cada mes la sexta parte de la
importancia aproximada de contribución, es evidente que es el mínimum
que deben entregar; porque no se les prohíbe el máximum. Esta es la
opinión de vuestra comisión y en virtud de e l la parece que con estas
explicaciones debe volver la l ey en los términos que se hallan el poder
Ej ecutivo, no por vía de insistencias , porque no hay objeciones sobre que
recaiga, sino que para sati sfechas sus dudas pueda poner el ej ecutor
constitucional.- Y me cabe la honra de impartirlo a V. E. con devolución
de la mencionada ley para los efectos consiguientes.

Lo parti c ipo a U. S. de orden de S. E. para que las explicaciones


sean circuladas y tengan cumplimiento en su caso en unión con la indicada
l ey.- Dios Guíe a U. S . - Juan García del Río.

197
EL SENADO DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES DEL
ECUADOR REUNIDOS EN CONGRESO.

CONSIDERANDO :

Que es de urgente necesidad reformar el arancel que hasta el día ha


regido sobre el cobro de derechos parroquiales, atendida la indigencia que
van tocando los pueblos; y que en uso de la atribución 6a.- Art.4° de la ley
de patronato debe éste informarse en todas las iglesias del Ecuador.

DECRETA :

Art. l o Se dividirá en tres clases el pago de derechos parroquiales. A


la primera que corresponden los que antes se conocían con el nombre de
españoles. A la segunda los que se denominaban montañeses. A la tercera
los indígenas. Los esclavos y libertos.

Art. 2° Si los que se casan perteneciesen a la primera clase, los pá­


rrocos no percibirán por derechos más que diez pesos, inclusive la misa y
arras. Si pertenecieren a la segunda cobrarán seis pesos; y si a la tercera
tres, incluyéndose en estos derechos la misa y arras.

Art. 3° Por los derechos de entierros pertenecientes a la primera


clase se pagará, por los deudos o interesados del fallecido, veinte pesos de
a ocho reales, inclusive misa cantada. Vigil ia y acompañamiento. Si el que
falleciese pertenece a la segunda se pagará por su entierro seis pesos; y si a
la tercera tres pesos.

Art. 5° Al sacristán mayor se le pagará tres pesos por los entierros


relativos a la primera clase, dos pesos a los que tocan a la segunda y en los
de tercera no llevarán derecho alguno.

Art. 5" Si los que fal leciesen párvulos. o menores de diez años, pa­
garán los interesados por el derecho de su entierro seis pesos si correspon­
den a la segunda, y un peso si a la tercera.

Art. 6" Por los adultos que corresponden a la primera clase, pagarán
sus deudos en los entierros a la fábrica de la iglesia doce reales; si fuesen
párvulos un peso: por los que pertenecen a la segunda si fuesen adultos.

1 98
pagarán un peso y si párvulos cuatro reales ; si corresponden a la tercera pa­
garán cuatro reales siendo adultos, y dos si fuesen p árvulos.

Art. 7" Las personas miserables a cualquier clase que correspondan


son acreedoras a la conmiseración de los párrocos, quienes en sus entierros
o casamientos no l levarán derechos.

Art. 8" Los párrocos solamente podrán exigir cuatro pesos en las
mi sas cantadas, y si estas fuesen de réquiem cinco pesos, inclusive la
vigilia.

Art. 9° Al maestro de capilla se le pagará ocho reales en los entierros


en los que se celebra misa cantada con vigilia.

Art. 1 O. Los sacristanes de las parroquias cobrarán por los derechos


de entierros dos reales, y por los de casamientos un real . Se prohibe exigir
derecho alguno por los bautismos y por las confesiones.

Art. 1 1 . Los párrocos que autoricen o toleren cualesquiera abuso de


los sacristanes, sufrirán la pena de suspensión por el tiempo que considere
digno el prelado eclesiástico, con tal que no pase de un mes. Para indemni­
zar a los sacristanes de su trabajo se les asignará del ramo de fábrica un sa­
lario proporcionado, en remuneración de los servicios que prestan.

Art. 1 2 . Los párrocos no podrán cobrar derecho alguno por las par­
tidas bautismales que necesiten para los matrimonios de sus parroquianos
pues bastará cerciorarse de la cristiandad de los contrayentes. Se pagará un
real por esta diligencia al que registra dicho libro, cuando se pidan copias
para dos obj etos, l l evarán cinco reales, inclusive el real del escribiente,
siempre que no sean indígenas.

Art. 1 3° Las informaciones en los matrimonios serán verbales y no


se podrá exigir derecho alguno por ellas. El párroco sentará en el libro, que
debe tener a este efecto, la respectiva diligencia de haberse recibido dicha
información, expresando los nombres de los testigos y su vecindad, como
también si resulta o no impedimento alguno, se exceptúan las informacio­
nes de los extradiocesanos y ultramarinos que deben recibirse por escrito
para ponerlas en conocimientos del prelado diocesano. Por dichas infor-

1 99
maciones l l evará el párroco los derechos designados por e l arancel de tri­
bunales en las actuaciones de esta naturaleza.

Art. 1 4. Por la publicación de proclamas para los que quieran con­


traer matrimonio no podrán exigir un solo octavo, ni los curas, ni los
maestros de capilla, ni los sacristanes.

Art. 1 5 . El estipendio o limosna de la misa cantada será de cuatro


pesos, y el de l a rezada un peso. Los párrocos se arreglarán a esta cuota en
l as fiestas a que están obli gados por l a l e y sus parroquianos, o en l as que
hagan voluntariamente . Además si hubiese sem1ón l levarán seis pesos, y si
pidieren vísperas doce reales y si procesión un peso.

Art. 1 6. Las cuartas que se exigen por los párrocos en el caso de ha­
cer funerales al cadáver de algunos de los comprendidos en la primera
clase en otra iglesia, serán de cuatro pesos ; y los de la segunda son dos sin
que los curas de las parroquias intermedias puedan cobrar derecho alguno
por la conducción de los cadáveres.

Art. 1 7. Quedan derogados todos los derechos que se han cobrado


hasta el día con el nombre de capa de coro en los entierros y casamientos;'
como también e l de la cera que se exigía en dichos entierros. Se prohíbe
igualmente a los párrocos exigir en las fiestas las erogaciones conocidas
con el nombre de descubiertas, de camaricos, estola o manipulo, consulta,
lámpara, cristales, incensarios y cualquier otro, bajo cualquier nombre que
sea, como igualmente los derechos de tumba, doble de campanas acetre y
las ofrendas, a excepción del pan y vino que se cobran en los aniversarios
generales o particulares, cuyo importe no excederá de ocho reales.

Art. 1 8 . Los párrocos que con cualquier pretexto exigiesen de sus


parroquianos otras erogaciones, sea cual fuere su denominación, además
de las detalladas en esta ley, o establecidas legítimamente, después de re­
sarcir el daño a la parte interesada sufrirán una multa que no baj e de diez
pesos ni exceda de cincuenta, la que se aplicará a beneficio de la fábrica de
sus respectivas iglesias.

Art. 1 9 . E l Poder Ej ecutivo queda encargado de la ej ecución y


cumplimiento de esta ley, que además de imprimirse en la gaceta

200
min i sterial dispondrá que por separado se impriman dos mil ej emplares
para circulados gratis.

Dado en Quito, a catorce de abril de mil ochocientos treinta y


nueve.- El Presidente del Senado, Pedro José de Arteta.- El Presidente de
la Cámara de Representantes, Antonio Martínez Paliares. - El Diputado
Secretario de la Cámara de Representantes, Manuel Ignacio Pareja.

Palacio de Gobierno. en Quito, a 14 de abril de mii ochocientos


treinta y nueve.

EJECUTE S E . - Juan José F lore s . - Por S. E. El Mini stro de


Hacienda encargado del Despacho del Interior, Luis Saá.

Juan José Flores, Presidente de la República del Ecuador, etc.


Hacemos saber a todos los ecuatorianos que la Convención Nacional
ha decretado; y hemos sancionado lo siguiente:

LA CONVEN CION NACIONAL DEL ECUADOR,

DECRETA:

Art. 1° En las reducciones de nuevos pueblos,y en los que estuvie­


ron eregidos hasta la presente, no se podrá señalar ni adjudicar a los indí­
genas, terrenos de propiedad particular.

Art. 2" Siempre que la población de los indígenas en alguna parro­


quia, no cupiese ya en los terrenos de comunidad que actualmente poseen,
se les di stribuirá gratuitamente tierras baldías a los que no tengan y las so­
liciten .

Art. 3" El Poder Ejecutivo pedirá informe a los gobernadores sobre


la local idad, clima, extensión y denominación de las tierras baldías que
hubiesen en sus respectivas provincias y prefiriendo las que gozaren de
más salubridad, mandará hacer el repartimiento prevenido en el artículo
anterior. con proporción a sus familias.

201
Art. 4" El mismo Poder Ej ecutivo dispondrá que se adj udiquen en
propiedad a los indígenas, las tierras de comunidad en proporción a las
familias, prefiriéndose, en este repartimiento a los que se hallen en actual
posesión. Si hecho el repartimiento sobrase algún terreno, este se conser­
vará como de comunidad, sin que j amás pueda venderse.

Art. 5° Queda derogada la Ley 1 4 tít. 3° libro 6° de las municipalida­


des, y la real cédula dada en Aranj uez a 1 O de marzo de 1 805, como con­
trarias al artículo 9 1 de la Constitución.

Dado en Quito, a 1 o de junio de 1 843.

EJECUTESE.- Juan José F lores.- Por S . E. Juan H . Soulin.

Por tanto, mandamos a todas las autoridades de la República le cum­


plan y hagan cumplir.- ( L. S . ) . - Firmado, Juan José Flores. - Por S . E.
Juan H . Soulin

JUAN lOSE FLORES

Presidente de la República del Ecuador, etc.

Hacemos saber a todos los ecuatorianos, que la Convención Nacional ha


decretado, y Nos hemos sancionado.

LA CONVENCION NACI ONAL DEL ECUADOR,

DECRETA :

Art. Unico.- A los indígenas no se les exigirá fianza de calumnia


sino que se les bastará prestar una caución j uratoria para que se los pueda
admitir acusación en los juzgados de la República.

Dado en Quito a 1 8 de junio de 1 843 .- El Presidente, José Félix


Valdivieso . - El Diputado Secretario, Antonio Martínez Pal iares. E l
Diputado Secretario, Vicente González.

Palacio de Gobierno, en Quito, a 1 9 de junio de 1 843.

202
EJECUTESE.- Juan José Flores.- Por S. E. Juan Hipólito Soulin.­
Por tanto mandamos a todas las autoridades de la República lo cumplan y
lo hagan cumplir ( L . S . ) . - Firmado.- Juan José F lores. - Por S . E. Juan
Hipólito Soulin.

Secretaría de la Convención N acional, Cuenca a 7 de Febrero de


1 845.- ¡ o de la Libertad.

Al H . Señor Ministro General en la sección de Hacienda. A conse­


cuencia de una solicitud de los menestrales de esta ciudad, para que se les
rebaje la contribución impuesta a su clase por la ley del año 37, la Cámara
ha resuelto lo siguiente: " Se suspende el cobro de la contribución que pa­
gan los artesanos de la República; y en cuanto a lo que adeudaren se les
remite en premio de su patriotismo y cooperación al restablecimiento de la
l ibertad.- Tenemos l a honra de comunicarlo a Us. H. Suscribiéndonos
obedientes servidores.- Manuel Bustamante.- Francisco Montalvo"

Dado en el Palacio de Gobierno en Cuenca a 9 de febrero de 1 846.-


20 de la libertad.

EJECUTESE: Vicente Ramón Roca . . . . . . . . . E l M inistro General


José María Urvina.

REPUBLICA DEL ECUADOR.

Ministerio de Estado en e l despacho de lo Interior.- Quito 27 de


marzo de 1 846.- 2° de la l ibertad.

Al I lustrísimo señor Obispo de esta diócesis.

Ha llegado a noticia de S. E. el Presidente de la República que contra


el interés religioso y político de facilitar los matrimonios, se va introdu­
ciendo el abuso de exigir una tasa con el nombre de padrinazgo, como si
este oficio de pura amistad fuera pechable, o como si el vínculo conyugal
santificado por Dios, y que tantos bienes procura a la sociedad pudiera ser
estorbado con cargas arbitrarias; y me ha ordenado S. E., que existe el celo
piadoso de U S . Ilma., para que fijando su atención sobre este desorden

203
tanto más reparable, cuanto que lastima la conciencia de los maestros de l a
virtud .

Con sentimiento de respeto me suscribo de US. I lma. atento y obe­


diente servidor. José Fernández Salvador.

REPUBLICA DEL ECUADOR,

Ministro de Estado en el despacho de lo Interior. - Quito marzo 30


de 1 846.- 2° de la Libertad.

Al Ilmo. Señor Obispo de esta diócesis:

S.E. Presidente de la República ha sabido con mucho sentimiento


que van introduciéndose varios abusos contra las benéficas di spos iciones
de la ley de 1 4 de abril de 1 83 9 que arregla el arancel de los derechos que
perciben los párrocos por las diferentes funciones que ejercen; y me ordena
dirigirme a Us. Ilma. excitando todo su celo, a fin de que sin omitir medida
alguna. de las que pueda dictarle su prudencia. se sirva sujetar a los curas a
la estricta observancia de lo dispuesto por la referida ley.

Con sentimientos de verdadero respeto, me suscribo de Us. Ilmo . .


obediente servidor.- José Fernández Salvador.

REPUBL ICA DEL ECUADOR,

Ministerio de Estado en el despacho de lo Interior. - Quito a 14 de


Julio de 1 846.- 2° de la Libertad.

Al señor Gobernador de la Provincia de . . .

Atendiendo S . E. a que los derechos que perciben los protectores


partidarios de indígenas son arbitrarios y excesivos, escrito a la Exma.
Corte Superior para que formara el respectivo arancel ; y habiéndolo berifi­
cado en los términos que aparecen de la copia auténtica que acompaño
guarde provisionalmente el referido arancel en toda la Repúbl ica. hasta que
la próxima legislatura llene este vacío a cuyo objeto se le dará cuenta opor­
tunamente.

204
Dígolo a US. para que lo haga publicar y circular en toda la provin­
cia de su dependencia.- Dios y Libertad.- José Fernandez Salvador.

AUTO

Dada cuenta, y sin embargo de no corresponder a l a Corte Suprema


la atribución de formar el ara nc e l que se s o l i c i t a opina que
provi sion a lmente y hasta que l a próxima legi s latura l l ene este vacío,
puedan los protectores canton a l e s percibir dos rea l e s por cada
representación que formen en favor de a lguno o algunos de los indígenas.
y un rea l por un pedimento de apremio. rebeldía o término: cuatro reales
por todo juicio verbal hasta su conclusión: otros cuatro reales por las vistas
de oj os, duren los días que duraren: dos reales por los actos posesorios a
que concurran; y ú ltimamente otros dos reales por cada li quidación de
cuentas de dichos indígenas ; debiendo defenderlos gratuitamente en las
causas criminales que les ocurran, ya sea en juicio verbal o por escrito.
Contéstese con copia l egal izada del presente proyecto.- Pablo V ásconcz
Sa lvador Ortega . - Ramón Borj a . - Miguel A lvarado . - Por S. E . E l
Secretario.- Juan de León y Aguirre.

REPUBLICA DEL ECUADOR,

El Ministro de Estado en el Despacho de lo Interior.- Quito. a 2 de


octubre de 1 846.- 2° de l a Libertad

Al señor Gobernador de la Provincia de . . . . . . . . . . . . . . .

La Presidencia de l a H . Cámara del Senado con fecha 2 1 del pre­


sente dice a S. E. el Encargado del Poder Ej ecutivo lo que copio.

Desde los primeros días de instalada la H. Cámara uno de los obje­


tos que ha l lenado su atención ha sido e l de buscar medios eficaces para
mej orar l a suerte de l o s indígenas corrigiendo sus costumbres e
impidiendo que se abuse de su senc i llez para mantenerlos en la ignorancia.
en l a ociosidad y en l a miseria, con perj uicio de la moral y de la riqueza
pública. Pero después de meditarla suficientemente la materia el Congreso
se ha convencido que la situación estacionaria y talvez retrógada de los
indígenas. tiene su origen en la falta de cumplimiento de las l eyes vigentes:

205
y no en la incuria del poder legislativo; pues nuestros códigos desde el de
Indias encierran disposiciones benéficas a las que el presente Congreso no
encuentra por ahora nada que añadir. Reconociendo esta verdad y la de que
son insignificantes las más sabias del iberaciones, sin una acción firme y
decidida para hacerlas ejecutar, la H . Cámara que tengo el honor de
presidir, en vez de empeñarse de dar nuevas leyes sobre el particular ahora
existen, se limita a recomendar a V. E. de la manera más especial que
haciendo uso de las atribuciones detal ladas en los incisos 5" y 6" del
artículo 70 de la ley fundamental, se sirva V. E. velar asiduamente sobre
el cumplimiento de las predichas leyes y entre ellas la de 2 setiembre 1 83 5
y l a d e 1 7 d e abril d e 1 83 7 . N o duda la H . Cámara que a impulso d e la
actividad i lustrada de V. E. cambiará esa conducta inerte de muchos
funcionarios y aún cooperante de algunos otros respecto de los desórdenes
que deben impedir. Si se consigue tan importante reforma, los afanes que
en ella emplee el Ejecutivo acrecerán la alta reputación de V. E. y harán que
todos los ecuatorianos de cualquiera esfera que sean bendigan el día de
nuestra transformación política. Con sentimientos de la más grande
consideración me suscribo de V. E. obsecuente servidor. - Vicente
Rocafuerte. - Agustín Yerovi .- Secretario.

Lo que de orden de S . E. El Presidente tengo la honra de transcri­


birlo a U S . , a fin de que prevenga a todas las autoridades de esa provincia,
vigilen escrupulosamente en el cumplimiento de las citadas leyes, las que
en doctrina pública se leerá mensualmente para que lleguen a noticia de los
indígenas a quienes se les atenderá en las quej as que dirijan contra las per­
sonas que los dejen, haciendo US., efectiva la responsabilidad de las auto­
ridades que no cumpl an con estas prevenci ones superi ores.- Dios y
Libertad. - José Femández Salvador.

Secreta ría de la Cá mara de Represen t a n tes.- Quito, setiembre 23 de


1 847.- 3Q de la Libertad.

Al Señor Ministro de Hacienda.

Señor: Esta H . Cámara en su sesión de ayer se conformó con la


conclusión del siguiente dictamen de su comisión de Hacienda.

206
Señor: "Vuestra comisión de Hacienda ha examinado con particular
interés un proyecto de ley presentado por el Poder Ejecutivo, que se reduce
a poner en arrendamiento la contribución personal de indígenas en las pro­
vincias de la República, en donde subsiste este impuesto. La idea sola de
aumentar con esta medida, los procedimientos de esta clase menesterosa y
la más desgraciada sociedad, ha causado una impresión viva y penosa en
Jos individuos de la comisión que desean rechacéis francamente semejante
proyecto en homenaje a los principios de la humanidad y de justicia, y por
un sentimiento de filantropía a favor de esa porción de ecuatorianos, ya
bastante infelices por su ignorancia y por su miseria" .

Hay, señor, un clamor general contra esta contribución, que n o sólo


ataca las bases de una igualdad racional y justa, sino que se halla en razón
inversa de las comodidades y de los recursos contra todas las reglas esta­
blecidas por los principios de la ciencia económica. Se puede decir, que el
Ecuador es uno de Jos pocos países, donde las contribuciones directas pe­
san sobre la parte más miserable de la sociedad, y aún de esta misma se
hallan exceptuados los indígenas de la Costa, siendo así que son más
acomodados y civilizados que los del interior; de manera que la falta de
recursos y de las necesidades públicas por otra parte, son casi los únicos
fundamentos que se han tenido presente para conservar este impuesto
sumamente injusto, baj o cualquier aspecto que se la considere. Pero si a
más de la injusticia de su origen se emplean medios violentos en su
ejecución, si en lugar de al iviar la suerte de los desgraciados indígenas,
llegasen los legisladores a empeorarla poniéndolos a merced de avarientos
especuladores, el Ecuador sufriría un retroceso no solamente en su crédito,
sino en los principios de humanidad, igualdad y j usticia en que están
basadas sus instituciones. La comisión cree que no debe detenerse a
presentaros el funesto cuadro de violencias y de exacciones a que quedaban
expuestos los indígenas, si adoptase el proyecto del Gobierno. Los
inconvenientes y los males que se seguirán de semejante sistema están a la
vista, aún ahora es bastante lamentable la situación de los indios. ¿Cuál
sería, señor, si pusiéreis en manos de especuladores particulares la facultad
coactiva? ¿Quién abogaría por el indígena que no tiene ni voz, ni
instrucción para defenderse, ni conocimiento de sus derechos para hacerlos
valer? Poner en arrendamiento la contribución personal de indígenas, sería
establecer cierto punto el sistema feudal del tiempo de la conquista, y minar
los p rinc ipales fundamentos de nuestra Constitución. Además, los
economi stas. así de la escuela antigua como de la moderna, se han

207
pronun c iado abiertamente contra el sistema de arrendar l a s contri buc 10ne�
d i rectas, y si en a l gunos paises C i v i l i z ados se ha ec hado a lgunas veces
mano de este s i stema é l se h a a p l icado únicamente a l a s contribu c i o n e s
i n d i rectas que pueden dar mayor ren d imiento a l erario públ i c o p o r med i o
d e e s e arbitrio. s i n producir l o s males q u e ya s e han expresado.

Podéis, por ej emp l o . consultar al Poder Ej ecutivo si sería conw­


n i ente poner e n arrend a m i e nto al ramo de s a l es que no producen a la
Nación todas l a s u t i l idades que debía producir. ya sea por el mal s i stema
que hay e n el arreglo de este ramo. ya por la i ncuria de los empl eados o por
l a s otras causas que no están suficientemente averiguadas, pero que exi stan
un c l amor general en todos los puebl os de la República. Se ha hecho ya en
t i empos a n t e riores un e nsayo acerca de este arbitrio. sobre el cual e l
Gobi e rno puede dar l o s i n fmmes correspondientes. sea que apruebe esta
medida. o que l a desec h e . L a comisión cree que podía adoptarse e l m i smo
s i stema con e l ramo d e papel sel l ado, y demás ramos de rentas internas. si
l a Cámara y el Gobi erno se dignan aprobarlo. La comisión concluye pro­
poniéndolos. primero : que no adopten el proyecto de ley que se refiere a l
arrendamiento de l a contribución personal de i ndígenas: segundo, q u e con­
sultéis al Poder Ejecutivo acerca del remate del ramo de sal es. de papel se­
l lado y más ramos de rentas internas.- Quito a 24 de setiembre de 1 84 7" .

Tengo l a honra d e comunicarlo a U S . H. para l o s fin e s mdicados en


la concl us i ón del i n forme que va transcrito. Soy de U S . H. atento seguro
servidor. - Carlos Tamayo.

DECRETO:

Art. U n i c o . - Se autoriza al Poder Ej ecutivo para q u e . pueda antic ipar


la cobranza d e l a contribución personal de i ndígenas . e x i g i en do que los
propietarios de fundos satisfagan las cantidades que tengan que erogar por
sus i nd í g e n a s c o n c iertos. Los i n d ígenas sueltos principiarán a pagarla
desde e l mes de mayo.

Dado e n Quito. C apital de la Repúbl ica, a veintiséis de Noviembre


de m i l ochoc i entos cuarenta y siete.- Tercero de la l ibertad E l Presidente
del Senado. Antonio E lizalde.- El Presidente de la C á m ara de
Repre sentantes. Manuel Gómez de l a Torre . - E l Secretario del Senado . ­
Agu s t í n Yerov i . - El S ecretario de l a C ámara de Representantes. Carlos

208
Tamayo. - Palacio de Gobierno en Quito, a 30 de noviembre de 1 847. 3° de
la Libertad.

EJECUTESE. - Vicente Ramón Roca. - El Ministro de Hacienda


Manuel Bustamante.

Ministro de Estado en el Despacho del Interior.- Quito a 21 de


Febrero de 1 849

Señor Gobernador de la Provincia

El Gobierno ha sido instruido en repetidas ocasiones de que los in­


dígenas que transitan de un punto a otro conduciendo sus miserables
artículos de comercio, son extorsionados por los propietarios de los
terrenos que l indan con los caminos públicos, arrancándoles a dichos
indígenas una cantidad de dinero por el pasto de sus bestias en sitios que
aquellos se titulan dueños. Semej ante práctica como vejatoria y abusiva
con una clase infe liz, víctima de tantos fraudes, es necesario extirparla
completamente. Con cuyo objeto US. se servirá expedir a las autoridades a
quienes corresponda la providencia perentoria de que a los indígenas
transeúntes se les cobrará en el único caso en que sus bestias entren a pacer
en sitios c ercados, más no, baj o n ingún pretexto, cuando sólo se
mantengan en sitios que están al camino y no tienen cerca ninguna, siendo
este el preciso caso que ha motivado a la presente providencia.

Lo que comunico a US. de orden de S.E. el Presidente para su más


puntual cumplimiento.

DIOS Y LIBERTAD,

Manuel Gómez de la Tome.

EL SENADO Y CAMARA DE REPRESENTANTES DEL


ECUADOR, REUNIDOS EN CONGRESO,

CONSIDERANDO:

Para resolver la duda que se ha suscitado acerca de si el Art. 3° de la


ley de 1 8 de abril de 1 83 9 que arregla el arancel de los derechos parroquia-

209
les, al permitir el cobro de tres pesos, por los entierros de los individuos
comprendidos en la tercera clase, impone la obligación de celebrar la misa
cantada de réquiem y vigilia,

DECRETAN :

Art. Unico.- Los párrocos por los tres pesos que cobran por los de­
rechos de entierro de los indígenas no están obligados a celebrar la misa
cantada de réquiem y vigilia pero si a guardar las ceremonias señaladas en
el ritual romano como se halla previsto en el Concilio Limense celebrado
en 1 6 1 3 .

Dado e n Quito, capital d e l a Republica, a dos de nov iembre de mil


ochocientos cuarenta y nueve, quinto de la Libertad.- El Presidente del
Senad o . - José Modesto L arrea. - El Presidente de la Cámara de
Representantes.- José María Urvina.- El Secretario del Senado Mariano
Miño.- El Secretario de la Cámara de Representantes, Carlos Tamayo.

Palacio de Gobierno en Quito, a 1 O de noviembre de 1 949, 5° de la


L ibertad.

EJECUTES E . - Manuel de Ascázubi.- El Ministro del Interior,


Pablo Vásconez.

EL SENADO Y LA CAMARA DE REPRESENTANTES DEL


E C UADOR, REUNIDOS EN CONGRESO,

CONSIDERANDO :

1 o Que la ley de 1 1 de abril de 1 825 no ha previsto varios casos a los


que puede aplicarse últimamente el trabajo subsidiario:

2° Que la de 24 de Noviembre de 1 848 no ha producido ninguno de


los efectos deseados,

210
DECRETAN :

Art. 1 o El trabaj o subsidiario que deben prestar los habitantes de las


parroquias para la composición y reparo de caminos, se empleará del
modo siguiente: 1 o en la formación y composición de caminos y calzadas
de las respectivas parroquias, lo mismo que en las construcciones de
puentes, tambos, locales para las escuelas primarias, iglesias parroquiales,
panteones, y cárceles, en la conducción de aguas para las poblaciones,
desecación de pantanos y l agos, y toda otra de común uti lidad en la
parroquia; quedando a j uicio de los Concejos Municipales decidir de
acuerdo con los parroquiales, el objeto u objetos de preferencia a que deba
aplicarse, en el objeto que designe el Ejecutivo, ya sea para reparar o abrir
un nuevo camino, o ya para fomentar con los productos de los jornales las
colonias itinerarias.

Art. 2° Si después de señalado el número de individuos que debe


trabajar en la parroquia quedase algún sobrante, se destinará a los otros
caminos de cantón a cantón, según lo dispongan los Gobernadores con
acuerdo de los respectivos Concej os Municipales.

Art. 3° La cuota para el trabaj o subsidiario se recaudará por un colec­


tor, que será nombrado por el Concejo Municipal, previa fianza a juicio del
Concejo. El Colector podrá ganar hasta un 1 2 por ciento.

Art. 4° El Ejecutivo dará una regla general detallando lo que debe


abonarse por razón de alimentos a los que vayan a más de tres leguas.

Art. 5° Los indígenas que pagan la contribución personal darán sólo


la mitad del jornal señalando a los habitantes de sus respectivas parroquias,
en caso de que así lo prefieran.

Art. 6° Queda reformada en estos términos la ley de 1 1 de abril de


1 82 5 , y derogada la ley de 25 de noviembre de 1 848.

Comuníquese al Poder Ejecutivo para su ej ecución y cumplimiento.­


Dado en Quito, capital, de la República, a los diez y seis días del mes de
noviembre de mil ochocientos cuarenta y nueve, quinto de la libertad.- El
Presidente del Senado, José Modesto Larrea. El Presidente d e la Cámara

211
de Representantes, José María Urvina.- El Secretario de la Cámara de
Representantes, Carlos Tamayo.

Palacio de Gobierno en Quito a 2 1 de abril de 1 850, 6° de la libertad.

EJECUTESE . - M anuel de Ascázubi.- El Ministro del Interior


Benigno Malo.

VIDAL ALVARADO,

Gobernador de la Provincia de Pichincha,

Por cuanto el H. señor Ministro General de S. E. en Jefe Supremo


de la República, me dirige desde Ambato los decretos siguientes:

JOSE MARIA URVINA,

Jefe Supremo de la República,

CONSIDERANDO :

Que los pocos hombres esclavos que todavía existen en esta tierra de
l ibres, son un contrasentido a las instituciones republicanas que hemos
conquistado y adoptado desde 1 820: un ataque a la religión y a la moral y
la civilización; un oprobio para la República y un reproche severo a los
legisladores,

DECRETO:

Art. 1 o M ientras el Gobierno se procura los fondos necesarios para


dar libertad a los hombres esclavos, queda exclusivamente afectado a este
obj eto, desde la publicación del presente decreto, el producto del ramo de
pólvora.

Art. 2° No podrá destinarse a otro obj eto que el expresado ninguna


cantidad, por pequeña que sea, de este ramo, y el empleado que lo hiciere,
sufrirá la pena de destitución, quedando además obligado a reintegrar a los
fondos de manumisión la cantidad distraída, sin que pueda servirle de ex­
cusa ninguna orden superior.

212
Art. 3° Cada vez que se hallen reunidos doscientos pesos de este
fondo, se procederá a dar libertad al hombre esclavo de más edad por ava­
lúo.

Art. 4° En cada capital de provincia habrá una junta denominada


" Protectora de la libertad de esclavos ", y compuesta del gobernador de l a
provincia, d e l o s Concejeros municipales y d e cuatro ciudadanos d e cono­
cidos sentimientos filantrópicos; los mismos que deberán ser nombrados
por el Concej o Municipal de la capital de la provincia.

Art. 5° Los deberes y atribuciones de la "Junta protectora" son: 1 o


Mandar formar la l ista de todos los esclavos existentes en la provincia, en
las cuales deberán especificarse el nombre y la edad de cada esclavo, el de
su amo y el lugar de su residencia. Los encargados de formar dichas listas
examinarán, al tiempo de verificarlo, los respectivos títulos de esclavitud.

2° Proceder a la manumisión de que habla el artículo 3°.

3° Dar cuenta al Gobierno por conducto de la Gobernación respec­


tiva, y cuidar que se publique en los periódicos oficiales toda vez que se
verifique la manumisión de uno o más esclavos.

4° Promover y proponer al Gobierno, por conducto de la misma


Gobernación, todos los medios que le sugieren su celo por la vindicta de la
humanidad ultrajada en la esclavitud del hombre, a fin de que cuanto antes,
se verifique la total extinción de la esclavitud de la República.

so Proponer al Tesorero de la misma junta, cuyo nombramiento de­


berá ser apobado por el Gobierno, y velar en que este perciba mensual­
mente de los Colectores del ramo de pólvora, el producto libre de este
ramo.

6° Cuidar de que los colectores de todos los cantones y parroquias


de la provincia, verifiquen la consignación de que trata la atribución ante­
nor.

Art. 6° La ley que rige manumisión de esclavos, recobra todo su vi­


gor y fuerza; y el presente decreto será tenido como parte integrante de ella
en todo aquello que no esté expresada.

213
Art. 7" El M i ni stro general queda encargado de su ej ecución y
cumplimiento.

Dado en la casa de Gobierno en Guayaquil, a 25 de julio de 1 8 5 1 ,


séptimo d e l a L ibertad. - José M aría Urvina .- Por S . E . E l Ministro
General, José Villamil .

Es copia.- El Oficial M ayor, P. P. !caza.

JOSE JAVIER VALDIVIESO,

Presidente del Consejo de Estado, Encargado del Poder Ejecutivo,

CONSIDERANDO:

1 o Que la ley de 3 de junio del presente año, que arregla la contribu­


ción de indígenas, presenta en su ejecución algunos obstáculos que en las
circunstancias en que se encuentra l a República, son de grave trascenden­
cia, por cuanto producirían necesariamente el trastorno y confusión en el
cobro de dicho impuesto, que constituye en las provincias del interior, uno
de los principales ingresos del erario nacional.

2° Que el Gobierno se encuentra en el deber de remover todas las di­


ficultades que embaracen su rápida acción en la peligrosa crisis en que se
encuentra la nación; en uso de las facultades extraordinarias de que me ha­
llo investido, y oído el dictamen del Consejo de Estado, he venido en de­
cretar; y

DECRETO:

Art. 1 o Se suspende, durante las actuales circunstancias, el cumpli­


miento del artículo 2 7 de la citada ley, y los recaudadores de la contribución
de indígenas continuarán gozando del seis por ciento de las sumas totales
que entre en la tesorería.

Art. 2° Por un decreto especial se asignará el sueldo a los Jefes


Políticos.

214
Art. 3° Los Gobernadores de indígenas que auxilien en la cobranza
continuarán disfrutando de la gratificación que se le tenía señalada; y Jos
tenientes parroquiales prestarán Jos auxilios necesarios a los recaudadores.

Art. 4° El Secretario de Estado en el Despacho de Hacienda, queda


encargado de la ejecución del presente decreto.

Dado en e l Palacio de Gobierno, en Quito, a ocho de agosto de mil


ochocientos cincuenta y uno, séptimo de l a l ibertad . - José Javier
Valdivieso.- E l Secretario de Hacienda, Carlos Chiriboga.

Es copia. - El Oficial Mayor, Guillermo Pareja.

LA ASAMBLEA NACIONAL DEL ECUADOR, DECRETA:

Art. 1 o Para la manumisión de esclavos que existen en la República


se destinan los fondos siguientes:

1 o El Producto l íquido de los impuestos que paga el aguardiente a


las rentas internas bajo cualquiera denominación, deduciéndose las
proporc iOnes señaladas por leyes anteriores para otras obras de
beneficencia;

2° El producto libre del ramo de pólvora;

3° Un impuesto sobre las herencias y sucesiones;

4° Un impuesto que se exigirá por una sola vez sobre las propieda­
des raíces y sobre las principales profesiones e industrias; y

5° Todas las cantidades pertenecientes a los fondos de manumisión


que hayan entrado en el Tesoro Nacional en calidad de depósito, las que
deben satisfacer con la prontitud y preferencia posibles.

Unico.- La aplicación de los fondos de que hablan los incisos 1 o y 3°


tendrá lugar no sólo hasta que se acabe de pagar el valor de los esclavos
que actualmente existen en la República, sino también hasta que se manu-

215
mitan todos los ecuatorianos de nacimiento que existan en esclavitud en
países extranj eros.

Art. 2° La primera legislatura constitucional que se reúna señalará


nuevos fondos para las manumisiones ulteriores, teniendo a la vista el re­
sultado de las operaciones que deben tener lugar conforme a las disposicio­
nes de esta ley.

Art. 3° Ninguna autoridad, ni funcionario público, podrá distraer los


fondos de esta ley, ni variar su aplicación especial sin quedar personal­
mente responsable de cualquiera infracción.

Art. 4° Todo Colector o Tesorero de rentas públicas entregará, men­


sualmente en las respectivas Caj as Municipales el producto líquido de la
renta sobre pólvora o aguardientes; y el recibo que debe darle el Presidente
de la Junta administrativa le servirá de descargo en sus cuentas con las
Tesorerías o Contadurías.

Art. 5° Las testamentarías de los que mueren dejando descendientes


legítimos pagarán el uno por ciento sobre el caudal líquido deducidas las
deudas. Si los herederos fueren ascencientes legítimos, pagarán el cuatro
por ciento; si fueren colaterales, el ocho por ciento; si fuesen los consortes
extraños o parientes legítimos, en los casos que estos puedan heredar o se
destinasen los bienes a obras pías, o pagarán el quinto del monto de dichos
bienes; si fuese el fisco la aplicación al fondo de manumisión será la mitad.

Art. 6° La recaudación de estos fondos correrá a cargo de los admi­


nistradores de rentas municipales bajo la inmediata inspección de las juntas
administrativas. Estos administradores podrán hacer la recaudación en las
parroquias donde no residan por medio de Colectores especiales nombra­
dos por ellos o bajo su responsabilidad.

Art. 7° Las testamentarías podrán pagar de preferencia la suma que


les corresponda, con el valor de los esclavos que tengan las mismas testa­
mentarías.

Art. 8° Los Escribanos y los Jueces que intervengan en los


testamentos o codicilos, están obligados a poner en conocimientos de las
respectivas Municipalidades los testamentos o codic ilos en que hubiesen

216
intervenido, debiendo cumplir con esta obligación lo más tarde después de
tres días, de la muerte del testador.

Art. 9° Todo Albacea que se hiciese cargo de una testimentaría, está


obligado bajo la misma multa a ponerlo en conocimiento del administrador
respectivo lo más tarde, quince días después de su aceptación.

Art. 1 0. Los Colectores de manumisión serán previamente citados


para la facción de inventarios siendo nulas las diligencias que se practiquen
sin este requisito.

Art. 1 1 . Todo Juez ante quien se gestionare sobre herencias o lega­


dos, lo pondrá inmediatamente en conocimiento del Colector respectivo,
para que éste recaude aquello que se debiese por manumisión.

Art. 1 2. El impuesto deberá pagarse dentro de seis meses; y si el


pago fuese con esclavos de testamentaría, se hará inmediatamente después
de concluidos los inventarios.

Art. 1 3 . Siempre que resulte algún fraude de parte del Albacea o he­
redero en la facción de inventarios, a los fondos de manumisión, pagará el
dcl-¡Je del derecho que se ha tratado de defraudar.

Art. 1 4. Las propiedades rústicas pagarán por una sola vez el im­
puesto de medio por mil, excepto las que valgan menos de doscientos pe­
sos.

Art. 1 5 . Los edificios comprendidos en las poblaciones que forman


parroquias, pagarán igualmente por una sola vez, la contribución del medio
por mil excepto los que valgan menos de doscientos pesos.

Art. 1 6. El Administrador Municipal o su comisionado, asociado de


dos vecinos nombrados por el Teniente parroquial, procederá a practicar
las clasificaciones de que hablan los dos artículos anteriores. Al efecto
abrirá dos registros, uno para las propiedades rústicas, y otro para las
urbanas. En ellos se inscribirán los nombres de los propietarios, el
nombre de las fincas, la designación del lugar o calle que ocupen, su valor,
sus l ímites, sus producciones, la fecha de la adquisición y el nombre del
Escribano o testigo que intervinieron en el contrato.

217
Art. 1 7. Todo propietario está obligado a presentar a dicha junta el
título de su propiedad, nombrando un perito por su parte; en cuyo caso pa­
gará el propietario una contribución triple de la que debía tocarle según esta
ley, salvo que acreditase no tener título o haberlo perdido.

Art. 1 8 . A medida que se vayan practicando las inscripciones el


Admini strador o su comisionado recuadará la contribución debiendo
terminarse esta operación, lo más tarde, cuatro meses después de
publicadad esta ley.

Art. 1 9. Los recaudadores comisionados por los Administradores


Municipales remitirán j unto con los caudales recaudados, los originales de
los registros, dej ando copia de ellos en el archivo de la parroquia, para que
unidos a los que llevan los mismos admini stradores. se formen los regis­
tros generales del cantón.

Art. 20. Todo comerciante por mayor o menor, sean cuales fueren
las especies que tuviesen en venta propias o ajenas pagarán por una sola
vez una contribución que se distribuirá en seis clases: la 1 " clase pagará,
cuatro reales: la 2" dos pesos; la 3" cuatro pesos; la 4° ocho pesos; la quinta
diez y seis pesos; y la 6° veinte y cinco pesos.

1 o Se consideran como comerciantes para los efectos de esta ley los


Boticarios y los que giran sus capitales dándolos a interés.

2° Los comerciantes de l as provincias litorales pagarán dobles las


cantidades designadas en este artículo.

Art. 2 1 . El Concejo Municipal asociado del Juez de Comercio del


Cantón, o del funcionario que haga sus veces, y de los comerciantes nom­
brados por éste, hará las clasificaciones del artículo anterior, y pasará un
tanto de ellas a Jos colectores respectivos para la recaudación.

Art. 22. Los Abogados, Médicos y Ciruj anos pagarán por una sola
vez la contribución de cinco pesos.

Art. 2 3 . Todo empleado o individuo que goce de rentas o sueldo de


cualquiera naturaleza, bien sea en servicio del Estado o de la Iglesia, o por
empleos Municipales o de instrucción pública, pagarán el uno por ciento

218
mensual por el tiempo de seis meses, siempre que la referida renta o
sue l do exceda de tre s c i entos pesos al año. Los T esoreros o
Administradores respectivos, retendrán esta contribución y su producto lo
pondrán a disposición de la Junta Administrativa Municipal.

Art. 24. Los Curas, a excepción de los de montaña, se dividen en


tres clases: Los de la 1 o pagarán, diez pesos, los de 2° siete pesos, y los de
3" cuatro pesos. La clasificación se hará por el Prelado eclesiástico, o por
su respectivo Vicario foráneo, asociado de la primera autoridad política del
Cantón. La contribución de que habla este artículo, será también por una
sola vez.

Art. 2 5 . Quince días después de publicada esta ley, los Jefes


Políticos del Cantón abrirán un registro en que se inscribirán los nombres
de los esclavos que se encontraren en el circuito de su mando, anotando su
edad, su sexo, su oficio, sus enfermedades o defectos fisicos, morales o
intelectuales. Se inscribirá también el nombre de los Amos.

Art. 26. Los resgistros estarán abiertos hasta el 3 1 de diciembre del


presente año; y los propietarios que no comparezcan en este término a
inscribir a sus esclavos, no podrán hacerlo en lo sucesivo, y por el mismo
hecho los esclavos quedarán libres.

Unico . - Respecto de los amos que se hallen ausentes de l a


República, los registros quedarán abiertos hasta el 1 o de febrero próximo.

Art 2 7 . - Quedan igualmente l ibres todos los esclavos que no hubie­


sen sido presentados por sus Amos para la inscripción, según las disposi­
ciones del Gobierno provisorio de Julio, salvo el caso de que las autorida­
des encargadas de su promulgación, no las hubiesen publicado.

Art. 28. A medida que se vaya inscribiendo los esclavos se proce­


derá a su tasación por dos períodos nombrados, el uno por el dueño del
esclavo y el otro por el Procurador Síndico Municipal, y en caso de di s­
cordia el Concejo nombrará un tercero. la tasación no podrá exceder del
valor que el esclavo costó a su dueño, a no ser que se haya rebajado o re­
dimido en parte.

219
Art. 29. Los esclavos fisicamente inúti les quedarán libres, lo mismo
que los mayores de sesenta y cinco años, siendo hombres, y de sesenta,
siendo muj eres, sin ninguna indemnización; quedando los Amos obligados
a mantenerlos mientras vivan, siempre que los libertos quieran continuar
en casa de sus dueños.

Art. 30. Los Gobernadores de Provincia declaran libres a todos los


individuos que aparezcan como esclavos habiendo nacido después del 22
de mayo de 1 822 y en las provincias en que se haya promulgado antes de
esta fecha la ley que estableció la libertad de partos, serán declarados libres
los hijos de esclavos que nacieron después de dicha promulgación.

Unico.- Los nacidos de padres esclavos de que habla este artículo


quedan exentos de toda obligación para con los titulados Amos, cesando la
acción de alimentos que a estos concedió la ley colombiana.

Art. 3 1 . Los que hayan sido introducidos en la República en clase


de esclavos o en fraude de la Constitución y leyes vigentes, quedarán libres
desde la publicación de esta ley, sin indemnización alguna.

Art. 32. Todo esclavo que se extraiga de la República en fraude de


esta ley, quedará libre por el mismo hecho,y además pagará el dueño el
diez tanto del valor del esclavo o esclavos, aplicable a los fondos de ma­
numisión. Las embarcaciones o bagaj es en que se hagan estos transportes,
serán también adjudicados a los mismos fondos a no ser que pertenezcan a
un tercero inocente.

Unico. - Cuando el dueño del esclavo que se exporte no tuviere con


qué pagar la multa impuesta en este artículo, sufrirá la pena de cinco años
de presidio.

Art. 3 3 . El día 20 de Febrero de 1 8 53, el Concejo Municipal de cada


Cantón, tomará razón de Jos fondos que se hayan entregado en la caja de la
Junta administrativa y fij ará el número de esclavos que deban manumitirse
el día 6 del siguiente Marzo, comenzando por los de mayor edad y los li­
siados o enfermos.

Art. 34. Cuando no se pueda descubrir la edad del individuo que


debe manumitirse, o de cuya libertad se trate, por falta de la respectiva par-

220
tida bautismal o por defecto de prueba testimonial, se fijará a juicio de
hombres buenos.

Art. 3 5 . Las cartas de l ibertad irán suscritas por el Jefe Político y el


Secretario Municipal,y serán además firmadas por los respectivos Amos el
que haga sus veces, con el recibo correspondiente al valor del esclavo ma­
numitido.

Art. 3 6 . Después de la primera j unta del seis de Marzo de 1 853 los


Concejos Municipales se reunirán precisamente cada tres meses, para pro­
ceder según lo dispuesto en los artículos anteriores, a manumitir otro nú­
mero de esclavos con las cantidades que en ese período se hayan reunido
de los fondos destinados por esta ley.

Art. 3 7 . Todo individuo del Concej o Municipal que no concurriese,


sin causa legítima, en los días señalados p ara los fines de esta ley, pagará
una multa de cien pesos destinados a los mismos fondos, que la hará efec­
tiva el Gobernador de la provincia.

Art. 3 8 . En todo caso la manumisión definitiva se hará el seis de


Marzo de 1 854 y de esa fecha en adelante no habrá más esclavos en el
Ec11ador, si los fondos reunidos hasta entonces no bastasen para la indem­
nización previa de todos los esclavos que últimamente se manumitiesen, se
otorgará a los dueños documentos firmados por el Presidente de la Junta
administrativa Municipal y por su Secretario, por el valor de dichos escla­
vos con arreglo al orden establecido en esta ley.

Art. 3 9 . Los fondos de manumisión de los cantones donde no haya


esclavos, o donde estuviesen ya manumitidos, se pondrán a disposición del
Gobernador de la provincia, para que se apliquen a la manumisión o in­
deminización en los otros cantones. Cuando ya no haya esclavos en una
provincia, se pondrá a disposición del Gobierno, para que los destine a la
manumisión o indeminización de los esclavos de otras provincias.

Art. 40. Los Administradores de rentas Municipales cobrarán un


seis por ciento sobre l as c antidades correspondientes al fondo de
manumisión que recauden por sí o por comisionados, arreglándose con
estos sobre la parte que les toque en el tanto por ciento de la comisión. Los
administradores gozarán en toda su extensión de la juridicción coactiva.

221
Art. 4 1 . El Concejo Municipal formará cada tres meses un registro
en que consten circunstanciadamente las operaciones de la manumisión
debiendo publicarse por la prensa los nombres de los amos y de sus escla­
vos manumitidos.

Art. 42 . Los contribuyentes a los fondos de la manumisión por los


impuestos de que hablan los incisos 3° y 4° del Art. 1 o recibirán del respec­
tivo recaudador cartas de pago impresas y firmadas por los individuos que
componen la Junta administrativa.

Art. 43. Los recaudadores de fondo de manumisión que en lugar de


dar a los contribuyentes los recibos impresos de que habla el artículo ante­
rior, los diesen manuscritos, serán multados en cien pesos aplicables a los
mismos fondos, por cada vez que infrinj an aquella disposición, sin perjui­
cio de arreglo a las leyes.

Art. 44. Los administradores de fondos de manumisión, no podrán


ingresar al destino, antes de que se aprueben las fianzas que deben prestar
ante las juntas administrativas. Las fianzas están de abono y cada persona
responderá por la cuarta parte de la cantidad que se fij e por las mismas
j un ta s .

Art. 45. Estos administradores presentarán al vencimiento de cada


año ante la respectiva Junta administrativa certificado de un escribano del
Cantón o en su defecto la declaración de tres testigos para acreditar la su­
pervivencia y responsabilidad de los fiadores.

Art. 46. Si ocho días después de vencido el año no cumpliesen los


administradores con el deber impuesto en e l artículo, o no prestasen otros
fiadores abonados a juicio de las Juntas administrativas, cesarán en sus
destinos, y se procederá al nombramiento de otros.

Art. 47. Los mismos Administradores Municipales, tendrán la obli­


gación de recaudar todas las cantidades que por leyes anteriores deban a los
fondos de manumisión.

Art. 48. Es deber de tales Administradores remitir a los respectivos


Gobernadores estados mensuales de la cobranza.

222
Art. 49. Los gastos de requisitorias, pago de escribientes y demás
que ocurran, se sacarán de los mismos fondos de manumisión, previa or­
den de las Juntas Administrativas, entendiéndose que sólo serán abonables
cuando se haga por los Concejos Municipales o por las mismas Juntas
Administrativas.

Art. 50. Las Juntas Administrativas exigirán, baj o su responsabili­


dad, cuentas a los Tesoreros de manumisión que anteriormente hubiesen
manej ado el ramo y no las hayan rendido.

Art. 5 1 . Los Gobernadores de Provincia tendrá la preferente obliga­


ción de cuidar que todas las disposiciones contenidas en esta ley, tengan su
más cabal y exacto cumplimiento; como también de exigir cuentas aun con
apremio, a los recaudadores anteriores, y de hacer efectiva la responsabili­
dad de las autoridades que hubiesen permitido que algunos de ellos entra­
ran en el manejo de las rentas, sin haber prestado las respectivas fianzas.

Comuníquese al Poder Ej ecutivo para su publicación y cumpli­


miento.

Dado en la sala de sesiones de Guayaquil, a 1 8 de setiembre de


1 852.- 8° de la Libertad.

CONGRESO DE 1 85 3

PROYECTO D E ARANCEL D E DERECHOS PARROQUIALES

" Señor: Vuestra comisión de Legislación y Negocios Eclesiásticos


han examinado la solicitud de los párrocos, y deseando conciliar sus recla­
mos con los intereses de los pueblos, han creído oportuno presentaros las
adjuntas modificaciones al proyecto de ley sobre arancel de derecho parro­
quiales, para que sirvan como indicaciones en la segunda y tercera discu­
sión que deben darse a dicho proyecto.- Art. 1 o Para la regulación de dere­
chos parroquiales por matrimonios y entierros, se dividen todos los que
residen en el Ecuador en tres clases. A la primera pertenecen 1 o todos
aquellos que están inscritos en los catastros de la contribución general con
una propiedad territorial o mercantil que pasa de 500 pesos; 2°.- Los abo­
gados, eclesiásticos, médicos ciruj anos, boticarios y escribanos, 3° los
profesores de artes y oficios, que están inscritos en los catastros; 4° los

223
propietarios de casas cuyo valor sea de SOO pesos; y so los empleados que
tengan la misma renta.

A la segunda aquellos que o no estén inscritos, o lo estén por una


propiedad menor de SOO pesos. A la tercera los indios, criados domésticos
y jornaleros, a menos que estén inscritos por sus propiedades en la primera
c lase.- Art. 2° para los efectos de esta ley los Jefes políticos, inmediata­
mente después de promulgada remitirán a los tenientes y Curas una razón
de los contribuyentes de primera clase que existan en la parroquia, y esta
operación la repetirán anualmente.- Art. 3° Los tenientes parroquiales darán
sin exigir derecho alguno, en papel común, los certificados que se les pidan
para acreditar la clase respectiva.- Art. 4° Se suprime los colectores.- Art.
so Los veinte pesos por entierros de primera clase son por cruz alta, sepul­
tura al cadáver conforme el rito, misa y vigilia cantadas sin que por ningún
título o denominación ni ceremonia pueda cobrarse más que la cantidad ex­
presada.- Art. 6° Los seis pesos de entierro de segunda clase son por las
misas ceremonias de que habla el artículo anterior, a excepción de la
misma y de la vigilia que en estos han de ser rezadas.- Art. 7" Por los tres
pesos de entierros de tercera clase, es de obligación del cura, sepultar el
cadáver conforme al rito y con misa rezada. - Art. 8° Quedan suprimidos
los derechos de cuartas.- Art. l S .- La multa impuesta en este artículo será
de doce a veinticinco pesos".

Y puesto en discusión e l H. Vargas dij o : "Señor Presidente.- He


salvado mi voto en el Informe emitido por la H . Comisión, a que tuve el
honor de pertenecer, por las razones siguientes: Señor, en la primera dis­
cusión, sobre reforma de aranceles parroquiales, me esforcé en el modo
que mi l imitada capacidad lo permitía, a manifestar que la formación o re­
forma de aranceles parroquiales, pertenecía a la autoridad eclesiástica, y no
a la autoridad temporal; pero ahora prescindiendo de esto digo: que es muy
sabido que en nuestra República el curato de mejores preventos ha ascen­
dido a l S OO pesos. Por el arancel que actualmente rige, sufrieron una re­
baj a cuando menos de la tercera parte, con lo que quedaría reducidos a
1 . 000 pesos: por la que hoy se intenta en la reforma, sufrirán el descuento
sino de la mitad al menos de otra tercera parte, con lo que quedarán reduci­
dos a 600 pesos. Estos curatos serán pocos; pero aún suponiendo bien que
es un imposible que todos produzcan esta cantidad ¿qué son, señor 600 pe­
sos para subvenir a tantas necesidades como tiene un párroco? Por fuerza
ha de conservar un coadjutor para el mejor desempeño de su iglesia y con-

224
vento; pagar crecidas contribuciones. Si se necesita un caballo, el cura es el
primero que se le grava. Qué es pues, lo que queda después de todas estas
pensiones. Agrégase a esto que los demás de los curatos son miserables,
porque los superiores eclesiásticos no cesan de dividir y subdividir los be­
neficios contentándose con que ellos produzcan 300 pesos; ¿y con ellos
podrán atender a estas necesidades? Señor l a mayor parte de los templos y
conventos amenazan ruina; y aunque se hace tanto alarde del derecho de
patronato inherente a la nación, cuyos deberes son fundar templos en las
parroquias de nueva erección, y reedificar los que amenazan ruina; se hace
por primera ocasión he oído que se ha votado una cantidad de 600 pesos
para edificar la Catedral de Cuenca y 200 para la Matriz de Loja; pero dudo
a lo menos ignoro que se haya dado tales cantidades, y cuál será señor, el
resultado después de todo esto. Sin duda que dentro de poco tiempo, curas,
templos y conventos irán por tierra. Finalmente, señor, los pueblos
conocen el poco gravamen que tienen con e l arancel que dieron los
Legisladores y pagan contentos sus derechos sin que haya habido ningún
reclamo.

Lo único que ha motivado esta reforma es la representación que han


dirigido los mayordomos de las hermandades de los conventos, pero estos
no piden otra cosa, que una regla para distinguir a los que pertenecen a la
segunda clase: dice esta, y quedará todo remediado. Estos son, Señor, los
motivos porque he salvado mi voto, y n o estaré j amás por la reforma.
Cerrada la discusión se consultó si pasaba a tercera y la Cámara estuvo por
lo afirmado. - Después de esto se puso la Cámara en comisión general, y
habiéndose restituido la sesión se ordenó que pase el proyecto sobre liber­
tad de estudios a la comisión, de redacción; y se levantó la sesión .- El
Presidente, Nicolás Espinosa.- Francisco J. Montalvo, Secretario.

CIRCULAR

Al señor Gobernador de la Provincia de

H abiendo sido informado el Supremo Gobierno, de que en varias


provincias de la República continúan cometiéndose muchos abusos y ex­
torsiones por los rematadores y más traficantes de los diezmos. sin que ha­
yan sido suficientes tantas disposiciones terminantes expedidas por diver­
sas legislaturas; tengo instrucción de S. E. el Poder Ejecutivo para excitar

225
el celo de Ud. al propósito de que expida las providenCias más enérgi cas
con el obj eto de extinguir completamente cuantas violencias y corruptelas
se cometan por los traficantes de diezmos. En su virtud US. cuidará en
cumplimiento del Art. los rematadores del expresado ramo no puedan co­
brar de los indígenas más que la décima parte de los frutos que hubiesen
cosechado, y de los partos existentes al tiempo del cobro siéndoles por
tanto expresamente prohibido el cobro de albaquías y otras tantas por pro­
ductos que no l leguen a la cantidad de diez. De igual manera hará US. ob­
servar estrictamente el art. 3° del Decreto Ej ecutivo de 1 3 de abril de 1 83 7,
que prohíbe con severas penas toda tasa de las m ieses para el cobro de los
diezmos; como también el art. 43 de la ley de indígenas expedida por la úl­
tima Legislatura, que expresamente proscribe la exacción de la gallina y
cuy; pues todas las disposiciones enunciadas tienen la tendencia benéfica de
proteger la clase desvalida y menesterosa contra las invasiones de los que
especulan con la debilidad y la miseria.

Tan humanitarias disposiciones en favor de las clases desgraciadas


de la sociedad, deben ser fiel y estrictamente cumpl idas, sin que tengan
ningún valimento aquellos acuerdos procedentes de juntas o corporaciones
que ha propendido a consagrar ominosos abusos en el sistema de la recau­
dación del diezmo, sin haber tenido la competente autoridad para declarar
en la materia.

Por tanto, US. contribuirá por su parte para que tengan su fiel y
puntal observancia las disposiciones expresadas y no otras que no han sido
funestamente toleradas. Y para que la presente disposición tenga el efecto
deseado U.S. se servirá prevenir a los Je fe s p olít i cos y más funcionarios
de la provincia de su m ando, que d espl egu en toda su energía bajo la más
seria responsabilidad, a fin de cortar de raíz abusos que tanto han deplo­
rado con escandalosa violación de las leyes de la Rep úblic a.

Lo que comunico a US. para su puntual cumplimiento.

Dios y Libertad.- Pacífico Chiriboga.

226
EL S ENADO Y CAMARA D E REPRESENTANTES DEL
ECUADOR REUNIDOS EN CONGRESO,

Vista la solicitud de Mariano Cal isto rel ativa a que se dé una


interpretación al Art. 50 y su único de la Ley de 25 de noviembre del año
anterior, y

CON S IDERANDO:

1 " Que l a esención concedida por aquel las disposiciones en general


tiende a favorecer a la c lase indígena.

2° Que dicha esención sería ilusoria en su mayor parte si se dejase el


derecho a salvo a los antiguos recaudadores para cobrar l os rezagos de la
contribución anterior al año de 1 8 5 1 .

3" Que no dej ando a los indicados recaudadores su derecho a salvo


contra los contribuyentes no hay justicia para hacerles responsables por lo
debido cobrar sin acatar el derecho de propiedad.

4" Que con la condenación general se hace justicia a los indios y se


faci lita el despacho de las contadurías que encuentran mil embarazos en la
observancia de las disposiciones que preceptúan el hacer cargo por lo de­
bido cobrar y no cobrado; y

Y' Que no se puede suponer malicia en los rindentes; porque ellos


presentaron sus cuentas antes que la ley preceptuara su condonación; y
porque señaladamente en los j efes políticos se debe suponer grande interés
en cobrar todo lo cobrable, porque esto acrece sus rentas.

Art. 1 o La condonación no preceptúa el art. 50 y su único de la ley


de 25 de noviembre de 1 854, es general para todos los indígenas y sin res­
tricción de ninguna clase.

Art. 2° En sus consecuencias las contadurías no podrán dejar el de­


recho a salvo a los rindentes por lo que no cobraron hasta el referido año,
ni hacerles responsables por lo debido cobrar.

227
Comuníquese al Poder Ej ecutivo para su publ icación y cumpl i­
miento.

Dado en la capital de la República, a treinta y uno de octubre de mil


ochocientos cincuenta y cinco.- Undécimo de la libertad.

El Presidente del Senado, Manuel Bustamante.- El Presidente de la


Cámara de Representantes, Juan Bautista Vásquez. - El Secretario del
Senado, F rancisco J. Montalvo.

Quito, a 1 O de noviembre de 1 8 5 5 . 1 1 o de la Libertad.

OBJETESE.- José María Urvina.- El Ministro de Guerra y Marina,


encargado del Despacho de Hacienda, Teodoro Gómez de la Torre.

Es copia.- El Oficial Mayor, Antonio Yerovi.

OBJECIONES :

Para prevenir Jos perjuicios que iba a ocasionar e l tesoro público la


ejecución del Art. 50 de la ley de contribución de indígenas, expedida por la
Legislatura anterior, emitió el Gobierno dos declaratorias tanto respecto de
los propietarios que habían sido remisos en el pago y que estaban debiendo
por tributos de sus indios ingentes sumas al tesoro, como respecto de los
colectores para que no redunde en provecho de ellos la gracia concedida a
los indígenas.

La declaración sobre el Art. 50 que se ha acordado por la presente


Legislatura, anulando las que ha expedido el Gobierno, no tiende a otra
cosa que a favorecer a los propietarios que han quedado debiendo por la
contribución de sus indios, sin que pueda bastar toda precaución para cru­
zar el provecho inmerecido que van a reportar dichos propietarios pues
basta considerar que si estos han opuesto en todos tiempos una tenaz resis­
tencia para pagar la pensión de sus gañanes, hay sobrado fundamento para
creer que aquell os van a ser seguramente los beneficiados, más no la c lase
a quien se ha tratado de favorecer. Por manera que está visto que con la
declaratoria no se hace otra cosa que sancionar la defraudación de los re­
beldes deudores al Estado.

228
Es i mposible además. prevenir la astucia de muchos propietarios
que fácilmente tornarían en su favor la remisión decretada en el Art. 50.
con solo cargar en los libros de suplementos las cantidades que deben por
tributos de sus indios y después darse de estas sumas al tiempo de
practicar sus cuentas, y no se diga que el único de dicho artículo puede
precautelar este fraude. porque cómodamente e ncontrarán d ichos
propietarios medios de burlar esta precaución. atendida la condic ión
incipiente de los j ueces de la mayor parte de los cantones, cuya imbecilidad
e ignorancia de l as leyes colocan en la impotencia de advertir y contrariar
los manej os sórdidos del interés privado.

El Gobierno por otra parte ha sido informado por algunos ciudada­


nos que tienen conocimientos prácticos en el ramo de recaudación, haber
sido un caso muy repeti do en los fondos rústicos, que algunos de sus in­
dios no constan inscritos ni en el padrón ni en la carta cuenta: recurso es­
cogitado precisamente para defraudar al fisco. y ocasionado por el poco
celo o conveniencia de los agentes de la recaudación. Ahora. pues aten­
diendo este caso, en la hipótesis de la remisión la aprovecharían todos
aquellos indígenas adheridos a un fundo que no han estado adscritos en e l
padrón y la carta cuenta o los propietarios que han cometido esta omisión
defraudadora.

Todas estas observaciones concurren a afirmar la convicción de que


los propietarios serán los únicos que aprovechen de la condenación decre­
tada a los indígenas; y si esta no se ha consumado todavía a beneficio de
las declaratorias del Ejecutivo. y se han evitado, por lo mismo, grandes
fraudes y grandes pérdidas para el fisco, la justicia y el interés público
imponen el deber de contener el mal a todas luces funesto.

Con respecto de los colectores se advierte que eximiéndoseles a es­


to s según el art. 2° de la declaratoria, de la responsabilidad por lo debido
cobrar, se establece una plena absolución para los recaudadores de mala fe.
para todos aquel los que habiendo cobrado no se han datado en sus libros
respectivos; pues toda excepción a este respecto será por necesidad admi­
tida: y por consiguiente quedará consumada toda defraudación.

Así , pues. lejos de convenir el Ejecutivo, por las razones enunciadas.


en la declaratoria expedida. se pide por un mensaj e separado la derogatoria

229
del citado Art. 50, como el único medio de cortar los incalculables per­
juicios de que está amenazado el tesoro público.

A l os poderosos fundamentos que se han enunciado se puede


añadir, como una consecuencia precisa que la remisión decretada en el Art.
50 de la ley de indígenas, equivaldría al proyecto que se acordó en la
Legislatura anterior de cancelar las fianzas o hipotecas que se hubiesen
otorgado hasta el 22 de mayo de ! 822 por los empleados de hacienda para
el manej o de a lgún ramo fiscal, proyecto que fue obj etado por el
Ej ecutivo, y que el Congreso se conformó con las obj eciones. Los dos
casos son idénticos, porque la remisión de que se trata no puede conducir a
otro resultado que a la cancelación de todas las cuentas fiscales; por
consiguiente, si la representación Nacional se conformó con las obj eciones
al citado proyecto de cancelación debe ahora conformarse igualmente con
l as presentes observaciones, para que sea respetado el principio de
consecuencia en l as del iberaciones legislativas.

Quito, Noviembre 1 O de 1 8 5 5 . - 1 1 o de la Libertad.

José María Urvina.- Teodoro Gómez de la Torre. - Es copia Antonio


Yerovi.

AL EXCMO. S EÑ OR PRESIDENTE DE LA H. CAMARA DE


REPR E S ENTANTES

Excelentísimo Señor:

La ley de 25 de Noviembre expedida por la legislatura anterior


acordó en su art. 50, en favor de los indígenas, la condonación de todo lo
que deban al Estado por años anteriores al de 1 8 5 1 . Los legisladores im­
pulsados sin duda por un sentimiento humanitario creyeron hacer
semejante beneficio a aquel la parte desvalida de la sociedad; y el ejecutivo
secundado ese sentimiento prestó su sanción a dicho artículo en la
inteligencia de que la enunciada remisión no había de redundar más que en
el propio de los agraciados. Mas al ponerse en ej ecución el citado artículo
se presentaron dificultades imprevistas, que para salvarlas de algún modo
y evitar ingentes perjuicios al fi sco, el Ejecutivo se vio en la necesidad de
expedir varias declaratorias para poner a cubierto los intereses fiscales, de

230
las pretensiones de algunos individuos que aprovechando del beneficio
concedido a los indígenas, han tratado de sacar ventajas en su provecho.

Para conocer que los intereses fiscales son los más gravemente com­
prometidos con la remisión concedida en el art. 50, basta considerar que él
ha dej ado un pernicioso flanco a todos los ex-colectores de la contribución
de indígenas anteriores a la fecha de 5 1 quienes se creen eximidos de toda
responsabilidad fiscal. Es un principio reconocido y observado en el ramo
de contabilidad, que a los recaudadores se les hace responsables de lo que
no han cobrado pudiendo y debiendo cobrar; en esta virtud se les obliga al
resarcimiento de lo no cobrado, dejándoles el derecho a salvo contra los
indígenas que no hubieren satisfecho la contribución del citado Art. 50 los
rindentes que han sido condenados a un alcance, por no haber cobrado a
los indígenas pudiendo y debiendo cobrar, ya no pueden recobrar de estos
absolutamente nada, a causa de la remisión concedida ahora, pues, si los
tribunales de cuentas absuelven de todo cargo a los rindentes en razón de
que no pueden dej arles ningún derecho a salvo contra los indígenas porque
estos ya no deben nada, según el art. 50 entonces los resultados que re­
vierten contra el fisco, son de la más funesta trascendencia; porque 1 o de­
saparece el sistema de contabilidad toda base de cargo, toda fuerza legal
para obligar a la indemnización; porque desapareciendo el principio de que
ya no puede hacerse responsables al rindente que no ha cobrado pudiendo
y debiendo cobrar, los tribunales de cuentas no serán sino unos tribunales
de remisión para todos los rindentes anteriores al año 5 1 , hayan o no tenido
buena fe, pureza, actividad, celo en el desempeño de sus deberes; en se­
gundo lugar, muchos rindentes han reintegrado en tesorería las cantidades a
que han sido condenados por alcances, mas no habiéndoles quedado dere­
cho alguno contra los indígenas, los reclamarán precisamente contra el
fisco, y este tendrá que hacer grandes desembolsos en el estado de penuria
en que se encuentra;y 3° en fin, hay otros tantos rindentes que deben al
erario en virtud de sentencias, ejecutorias, considerables sumas por alcan­
ces, e igualmente perderá el fisco estas sumas porque no habrá fundamento
para obligar a consignarlas, pues que a dichos rindentes no les queda nin­
gún derecho para ser indemnizados de ellas.

Por manera que habiendo sido la intención del legislador favorecer a


los indígenas con una remisión consulta, ella va a inferir un horrible daño a
los intereses fiscales, un trastorno en el ramo de contabilidad, y lo que es
más, va a dar un pasaporte para el fraude y una sanción a la impunidad: re-

23 1
sultando además que los indígenas a quienes se ha tratado de favorecer.
serán los menos favorecidos, siendo casi el exclusivo provecho a los pro­
pietarios morosos que no han pagado por sus indios, y a muchos colecto­
res que habiendo recaudado no se han datado que en las concesiones a fa­
vor de los débiles y sencillos sabe aprovecharse la codicia astuta y mañosa
para hacer reverter todas las ventajas en su favor.

Si por desgracia queda sancionado un precedente tan pernicioso con


la remisión que ordena el citado art. 50 no correrá mucho tiempo sin que
otra legislatura acuerde otra nueva condonación de rezagos en favor de los
indígenas, de la que aprovecharán más los propietarios y recaudadores de
mala fe; pues un hecho de aquel l a naturaleza no puede menos que
a l i mentar una culpable esperanza en los agentes fi scales; porque
posiblemente es que muchos de estos conciban el p lan de dificultar
intencionalmente la recaudación para dej ar lo más en rezagos; promover
con maña en la l egislatura una nueva condonación en beneficio de los
deudores contribuyentes y anular por este medio toda materia de cargo en
los tribunales de cuentas, como ha sucedido al presente.

En l a necesi dad de remediar e l Ej ecutivo males de tanta


trascendencia para la moral pública y para los intereses fiscales. no
encuentro otro de que el de solicitar de la presente legislatura la derogatoria
del Art. 50 de la ley de contribución de indígenas de 54, pues es el único
medio que se presenta para zanjar tan graves dificultades.

Felizmente el obj eto que encierra el citado artículo no ha producido


todos sus resultados, porque el Gobierno ha sabido prevenirlos por las de­
claratorias que ha expedido a solicitud de los tribunales de cuentas. Así es
que apenas habrán tenido lugar unas pequeñas remisiones en beneficio de
los indígenas y la derogatoria que se pide. salvará al fisco de todos los
pe�juicios y dificultades enormes que os he puesto de manifi esto; porque
respecto de los indígenas no será sensible ni notable el daño. Además no
creo j usto ni prudente que por llevar adelante una insignificante gracia a los
indígenas. se dej en sacrificados los intereses comunes.

No dudo que estas justas y patrióticas observaciones pesarán en la


recta inteligencia de los legisladores. y acogerán el medio que propongo
para salvar el erario de los confl ictos en que se encuentra con motivo de
una condonación impremeditada porque en conclusión. vuelvo a repetir

232
que el lo no ha sido más que en provecho de los propietarios morosos y de
los colectores de mala fe.

Quito, Noviembre 1 0 de 1 8 5 5 .- 1 1 " de la Libertad.

José María U rvina.- El Ministro de Guerra y Marina encargado del


Despacho de Hacienda, Teodoro Gómez de la Torre.

EL SENADO Y CAMARA DE REPRES ENTANTES DEL


ECUADOR, REUNIDOS EN CONGRESO,

CONSIDERANDO:

Que el artículo 50 de la ley sobre contribución de indígenas, por el


que se condona a esta c lase de contribución personal que no ha sido co­
brada hasta el año de 1 8 5 1 inclusive ha producido graves males al erario
público, a la moral y a los mismos indígenas, según lo ha acreditado la ex­
periencia y siendo necesario aplacar a este desorden el correspondiente re­
medio.

DECRETAN :

Art. Unico.- Se deroga el artículo 50 y su parágrafo único de la ley


de 25 de noviembre de 1 8 54 sobre contribución y privilegio de los indíge­
nas.

Comuníquese al Poder Ej ecutivo para su publicación y cumpli­


miento.

Dado en Quito, capital de la República, a veinte y tres de noviembre


de mil ochocientos cincuenta y cinco, undécimo de la libertad.

El Presidente del Senado, Manuel Bustamante.- El Presidente de la


Cámara de Representantes, Juan B autista Vásquez.- E l Secretario del
Senado, Francisco Gómez de la Torre.- El Secretario de la Cámara de
Representantes, Francisco J. Montalvo.

Quito, a 28 de Noviembre de 1 85 5 . - 1 1 o de la Libertad.

233
EJECUTE S E. - José María Urvina. - El Ministro de Guerra y
Marina, encargado del Despacho, T eodoro Gómez de la Torre.

EL SENADO Y LA CAMARA DE REPRESENTANTES DEL


ECUADOR, REUNIDOS EN CONGRESO,

CONSIDERANDO:

1 o Que la Constitución de la República concede a todos los ecuato­


rianos iguales derechos y le impone los mismos deberes;

2º Que entre estos deberes y derechos se encuentra establecido que


todo ecuatoriano debe contribuir para l os gastos del Estado, y que en todo
impuesto debe guardarse la proporción posible con la industria y el haber
de cada uno; y

3° El impuesto conocido con el nombre de contribución de indíge­


nas, no solo viola estos preceptos constitucionales, sino también es bárbaro
y antieconómico pues pesa exclusivamente sobre una clase y la más infeliz
de la sociedad;

DECRETAN:

Art. 1 o Queda abolido en la República el impuesto conocido con el


nombre de contribución personal de indígenas, y los individuos de esta
clase igualados a los demás ecuatorianos en cuanto a los deberes y dere­
chos que la carta fundamental les impone y concede.

Art. 2° Se redime a los indígenas lo que deben por la contribución


expresada.

Comuníquese al Poder Ejecutivo para su publ icación y cumpli­


miento.

Dado en Quito, capital de la República a veintiuno de octubre de mil


ochocientos cincuenta y siete, décimo de la Libertad.

234
El Presidente del Senado, Manuel Bustamante.- El Presidente de la
Cámara de Representantes, Pablo Guevara.- El Secretario del Senado,
Pablo Herrera.- El Secretario de la Cámara de Representantes, Javier
Endara.

Quito, a 30 de octubre de 1 85 7, 1 3° de la Libertad.

EJECUTESE.- Franci sco Robles. - El Ministro de H acienda,


Francisco P. !caza.

Es copia.- El Oficial Mayor.- Antonio Yerovi.

EL GOBIERNO DEL ECUADOR,

CONSIDERANDO :

1 o Que la contribución d e l trabajo subsidiario h a sido hasta ahora


improductiva por falta de reglas fijas en el sistema recaudación:

DECRETA:

Art. 1 o La contribución del trabajo subsidiario pagarán en dinero to­


dos los ecuatorianos, sin distinción alguna.

Unico.- Los indígenas quedan suj etos a pagar por el trabaj o subsi­
diario la misma cuota que la ley ha impuesto a los demás ciudadanos.

Art. 2° La recaudación se hará por los Tenientes parroquiales en sus


respectivas parroquias, bajo la dirección del Tesoro colector de rentas mu­
nicipales, y la cobranza se hará durante los tres primeros meses de cada
año.

Unico.- A los Tenientes parroquiales se les abonará en esta cobranza


el cinco por ciento de las cantidades que recaudasen, y al colector el dos por
ciento de las que ingresen en la Tesorería Municipal del Cantón.

Art. 3° Los Tenientes parroquiales, asociados del cura de las parro­


quias, formarán los catastros o padrones de todos Jos que hayan de contri­
buir con arreglo a este decreto, y Jos remitirán en copia a la Tesorería de

235
rentas municipales. dentro del término señalado para su fonnación en el ar­
tículo siguiente.

Art. 4'' Los Tenientes parroquiales formarán los catastros en el pe­


rentorio términos de quince días, y se comenzará la recaudación veinte días
después de la publicación de este decreto.

Art. 5° La inspección general de esta cobranza queda a cargo de la


Jefatura política y del Concejo Municipal de cada cantón, con arreglo a las
leyes relativas a las rentas municipales.

Dado en Quito. capital de la Repúb lica, a 8 de febrero de 1 8 60.­


Manuel Gómez de la Torre.- José María Avilés.- Rafael Carvajal.

REPUBL I CA DEL E CUADOR.- MINISTERIO DE ESTADO EN EL


DESPACHO DE HACIENDA . - QUITO. A 2 DE MAYO DE 1 863

C IRCULAR

Al señor Gobernador de la provincia de . . . . . . . . . . . . . . . . . .

La consulta del señor Colector de rentas del cantón de Guaranda


sobre si los indígenas deben o no satisfacer los derechos de alcabala por la
venta de sus bienes raíces, ha sido resuelta por el Supremo gobierno del
modo siguiente:

" La ley que abolió la contribución de indígenas declaró igualado a


estos con todos los demás ciudadanos en los derechos y deberes que las le­
yes conceden e imponen; y aun la ley que arreglaba el tributo eximió de l
pago de los demás impuestos solamente a los que pagaban la contribución
personal que fue impuesta como una compensación de las demás contribu­
ciones; deben pues los indígenas satisfacer los derechos de alcabala como
los demás ciudadanos, quedando derogada la circu lar expedida por el
Ministerio del Interior del 2 7 de noviembre de 1 8 60 en la época del
Gobierno Provisorio con el Número. 43".

Lo transcribo a US. para su inteligencia a más fines.

Dios guarde U S . Camilo Ponce.

236
REPUBLICA D E L E CUADOR.- MINISTRO DE ESTADO EN EL
DESPACHO DE HACIENDA.- QUITO. MAYO 26 D E 1 869.

Al señor Gobernador de la provincia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Se ha puesto en conocimiento de S. E . El Vicepresidente interino de


la República, encargado del Poder Ejecutivo, que los rematadores del ramo
del trabajo subsidiario han ocupado al alguacil mayor para hacer efectiva
esta contribución, mediante la coactiva que este empleado ejerce, quien, a
más de la cuota correspondiente al subsidiario, cobra dos reales más por la
diligencia practicada; de suerte que los contribuyentes tienen que erogar
siete reales en las provincias en que se ha fij ado dicha contribución en cinco
reales. Para cortar este abuso ordena S. E., que ni los rematadores del ramo
del subsidiario, si este se ha puesto en asentamiento, ni los colectores, si
está en administración ordinaria, se sirvan de dicho alguacil mayor para la
recaudación del subsidiario, si no que cada uno lo haga, o por sí o por
medio de sus agentes, bajo apercibimiento, en caso de contravención, de
ser penados el dicho alguacil como los que se valen de él por la l ey de
Régimen Político, sin perj uicio de que tenga el primero que devolver do­
blada la cantidad que haya recibido por su diligencia, y de que puedan ser
juzgados como reos de arbitrariedades y estafa.

Y para que l legue a conocimiento de todos mandará US. que esta


disposición sea publicada por bando y que permanezca fijada por treinta
días en los lugares más frecuentes.

Dios Guarde a US. Gabriel García Moreno.

REPUBLICA DEL ECUADOR.- S ECRETARIA DE LA H .


CONVENCION.- QUITO JUNIO 1 8 DE 1 869.

Al Ilmo. señor Arzobispo de la Arquidiócesis.

La H. Convención Nacional en su sesión del 1 7 de l mes en curso,


aprobó la moción siguiente:

"Que se recomiende encarecidamente a la autoridad eclesiástica dicte


una resolución para cortar los abusos en el cobro de las primicias; y que la

237
solicitud que motiva esta moción sea devuelta por los términos indebidos
en que está concebida".

Lo que tengo la honra de transcribir a S. S. A. fin de que se digne


dictar las providencias conducentes a cortar los abusos de que trata la mo­
ción, y que ha motivado una petición que dio por resultado la resolución
que dejo transcrita.

Dios guarde a S. S. Ilma.- Víctor Laso.

REPUBLICA DEL ECUADOR.- GOBIERNO ECLESIASTICO DE


LA ARQUIDIOCESIS DE QUITO, A 23 DE JUNIO DE 1 869.

Señor Secretario de la H. Convención Nacional.

No he podido contestar cuanto antes la comunicación oficial de US.


en que se sirve transcribirme el decreto de l a H . Convención
recomendando a l a autoridad eclesiástica dicte una resolución para cortar
los abusos en el cobro de las primicias; porque quería hacerlo noticiando a
la H . Convención Nacional por el órgano de US. las medidas que a este
respecto se ha tomado en el S ínodo Diocesano. El día de ayer se publicó el
decreto que las contiene, siendo la principal la prohibición d e que lo s curas
puedan venderlas y tasarlas.

Lo que se servirá US. poner en conocimiento de la H. Convención.

Dios Gde. a U.- José Ignacio, Arzobispo de Quito.- Son Copias. - El


Oficial Mayor, Francisco A. Arboleda.

República del Ecuador.- Gobernador de la provincia Laja 1 2 de


Marzo de 1 8 70.

238
REPUBL ICA DEL ECUADOR. - M IN I STERIO DE ESTADO EN E L
DESPACHO DEL INTERIOR.- QUITO, A 2 1 D E SEPT I E MBRE DE
1 8 70.

C IRCULAR:

Al señor Gobernador de la Provincia de . . . . . . . . . . . . . . .

Ha l legado a conocimiento del Supremo Gobierno que algunos Jefes


y oficiales de la guardia nacional, y tenientes y jueces parroquiales, abu­
sando de su autoridad, compelen a los indígenas a trabajar contra la volun­
tad en obras particulares y que tal escándalo l legue al extremo de que las
mencionadas autoridades se obligan por contratos a suministrar peones: y
S . E. El Presidente de la República, deseando cortar tan grave mal, me ha
ordenado hacer a US. las prescripciones siguientes:

1 o Que ninguna autoridad pueda obligar a un individuo para ningún


servicio particular, a no ser que fuese su peón o para las obras públicas.

2° Que las autoridades que contravengan a esta disposición a más de


pagar los daños y perj uicios que causaren, serán depuestas de su empleo y
j uzgadas criminalmente.

Para que estas disposiciones tengan debido efecto, se servirá US.


excitar a los venerables curas que las lean y explique a sus feligreses en tres
días festivos, a fin de que pueda la autoridad superior tener conocimiento o
no de los hechos referidos.

Dios guarde a US. Francisco León.

LA ASAMBLEA NAC I ONAL,

DECRETA:

Art. Unico.- Apruébase la circular de fecha 27 de Mayo de 1 8 97


( Sic ) dirigida a los Gobernadores por el Ministro de lo Interior, en la cual
se dec lara que no produce acción C Jvil el pago de primiCias.

239
Dado en Qu ito, Capital de la República. a trece de Junio de mil
ochocientos noventa y siete.- El Presidente de la Asamblea.- A. Moncayo.­
E l Diputado Secretario. Luciano Coral. El Diputado Secretario. Cel iano
Monge.

Palacio de Gobierno en Quito, a 28 de Junio de 1 897.

EJECUT E S E . - El Vicepresidente Enc argado del Ejecutivo . ­


Manuel B . Cueva.- E l M inistro d e l o Interior, Rafael Gómez d e l a Torre 1

EL CONGRESO DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR,

DECRETA:

Art. 1 o Se suprime la Contribución del tres por mil y se declara que


el diezmo. la primicia y cualquiera otra del mismo género son de pago vo­
luntario, sin que la Nación esté obligada a prestar ningún apoyo para que
en su recaudación se ej erzan medidas coercitivas.

Art. 2" Se suprime, asimismo, la contribución con que se gravó el


cacao, en la parte que l e pertenece al Clero.

Dado en Quito, capital de la República, a ocho de octubre de mil


ochocientos noventa y ocho.

El Presidente de la Cámara del Senado, M. A. Larrea.- El Presidente


de la Cámara de Diputados, Manuel E. Correa.

Palacio de Gobierno. en Quito, a 1 2 de Octubre de 1 898.

EJECUTE S E.- Eloy Alfara . - El M inistro de Hacienda. A. J .


Yerovi.

Es copia.- El S ubsecretario, Tomás Gallardo.

La c i rc u l a r a que se refiere este decreto dice a s í : " " Q u i to a 27 de :\1ayo d<.! 1 896 S r .
Gobernador d<.! l a P rovincia de . . . . . . . . . . . . . . . . . En v i s ta d e: las m u c h a s s o l i c itudes q u e d e
d1versos puntos de la República, h a n sido elevados al Gob�emo pidiéndole resuelva si <.! S o
no obl i gatorio el pago de las prim icias, el Sr. Jefe Supremo de la República, me ordena
Jccn a CJ. 4ue no existe ley alguna que obligue a los c1udadanos a l pago del referido
1m puesto, y que por consiguiente, estos quedan en 13 amplia libertad de pagar o no.
l .e comun1co a C. para su conocimiento y para que se s i rva darle l a ncccsana publ i c i dad.·

Dtus v l.d)crtad, J. Jc l.api crrc".

240
EL CONGRESO DE LA REPUBL ICA DEL ECUADOR

En cump limiento del Art. 1 28 de la Constitución y

CONSIDERANDO:

1 o Que la opinión pública reconoce que los priostazgos acarrán gra­


ves daños económicos y morales a los indios;

2° Que es indispensable dictar una Ley en armonía con los intereses


de la parte social más desheredada de la fortuna y más abandonada en el
campo de la moral.

DECRETA:

Art. 1 o Quedan prohibidos los priostazgos, fundaciones, capitanías y


pases del niño.

Art. 2° La persona o personas que nombraren priostes, fundadores,


capitanes, etc., para que intervengan como tales en fiestas religiosas serán
penados con una multa de cincuenta a doscientos sucres o con prisión de
quince a sesenta días.

Los que sirvieren de intermediarios o contribuyentes de otra manera


a dichos nombramientos, tendrán la misma pena del inciso precedente. La
autoridad que no hubiere impedido dentro de su territorio Jurisdiccional, la
información de esta Ley será restituida inmediatamente y pagará una multa
de cincuenta a doscientos sucres.

Art. 3° L a sanción de que habla el inciso 1 o del Art.precedente, será


impuesta, a prevención, por el Teniente Político Parroquial, por el
Comisario Nacional del Cantón, por el Intendente General d e Policía d e la
Provincia, por el Gobernador de la misma, quedando directamente obliga­
dos a imponerla en las parroquias rurales el Teniente Político, sin quedar
exonerados de castigar a los infractores de esta ley las demás autoridades
expresadas, llegado el caso.

Art. 4" Concédese acción popular para la denuncia de las infraccio­


nes de esta ley, sin acción de calumnia para el denunciante.

241
Dado en Quito, Capital de la República, a treinta de septiembre de
mil novecientos diez y ocho.- El Presidente de la Cámara del Senado (f) G.
S. Córdova.- El Presidente de la Cámara de Diputados (f), Manuel María
Sánchez, el Secretario de la Cámara del Senado (f).- Enrique Bustamante.­
EI Secretario de la Cámara de Diputados (t) Francisco Pérez Bo�ja.

Palacio Nacional, en Quito, a dos de octubre de mil novecientos diez


y ocho.

EJECUTESE.- A. Baquerizo Moreno .- El Ministro de Instrucción


Pública y Cultos, Julio E. Moreno.

242

Related Interests