You are on page 1of 2

Camilo Soto Suárez

FICHA DE LECTURA

1. REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA
PAXTON, Robert. “La llegada al poder”; “El ejercicio del poder”. En: Anatomía del
fascismo. Barcelona: Península, 2005.

2. PALABRAS CLAVES (máximo 5)


Fascismo, dictadura, alianzas, Revolución.

3. SÍNTESIS (Resumen general)


El autor, a grandes rasgos, realiza un análisis del fascismo en torno a la forma en que
llegan al poder y la forma en que lo ejercen una vez que lo conquistan. Para ello, en el
tercer capítulo, Paxton describe la forma en que el fascismo llega al poder, centrándose
específicamente en los casos de Italia con la marcha sobre Roma, y en Alemania
haciendo un recorrido del ascenso del partido nazi en la década de 1920 y el de Hitler
como canciller en 1933, haciéndose énfasis en que el fascismo, ya fuere en Alemania y
en Italia, no llegaron al poder por vía ilegal (golpe de estado o revolución violenta), sino
que lo hicieron por medio de las vías constitucionales legales. Mientras que en el cuarto
capítulo, el autor describe y analiza la forma en que los fascistas, una vez en el poder,
logran establecerse y dominar de forma totalizante sus respectivos países, imponiendo
finalmente su dictadura por medio de la eliminación de sus opositores políticos y
sociales.

4. ANÁLISIS (Distinguir tesis y argumentos del autor)


Tesis: El autor plantea que el fascismo al momento de llegar al poder estableció una
especie de revolución fascista, imponiendo lisa y llanamente una dictadura que
persiguió a todo tipo de opositores al régimen. No obstante, alcanzo grandes consensos
sociales a pesar de que hizo uso del miedo para gobernar, esto porque el terror jamás
fue dirigido hacia toda la población, sino que fue siempre selectivo. Además, el autor
plantea que los regímenes fascistas (ya fueren el alemán o el italiano) jamás fueron
regímenes puros, puesto que tanto en Italia como en Alemania, tuvieron que gobernar
por medio de pactos con otras fuerzas para poder afianzar siempre su poder. También,
el autor afirma que tanto el fascismo italiano como el nazismo alemán ejercieron el
dominio del poder no por la conquista de este por medio de la insurrección o algún tipo
de vía ilegal (golpe de estado o revolución armada), sino que lo lograron acatando los
mecanismos legales y constitucionales respectivos a cada país.
Primer argumento: Los regímenes fascistas no eran gobernados solo por la “voluntad
del dictador”, sino que era una mezcla entre el caudillo, el partido, el Estado, y las elites
tradicionales.
Segundo argumento: Los fascistas no apelaban a una revolución socio-económica, sino a
una revolución del alma. Es decir, reactivar el espíritu y la vitalidad de la nación
apelando a la unión del pueblo y la raza.
Tercer argumento: Una vez llegados al poder, los fascistas clausuraron y erradicaron el
Estado de derecho, pudiéndose evidenciar, por ejemplo, en el caso de los derechos
individuales (excepto los de propiedad o de adquisiciones materiales). Esto se puede
apreciar en la aplicación de la justicia, en que el régimen podía eliminar a cualquier
persona considerada como enemigo del Estado sin necesidad de un juicio o algún
trámite legal.

5. COMENTARIO (especificidad del texto o del aporte del autor; incluir


comparaciones con otros textos sobre períodos o eventos parecidos)
A modo personal, el análisis realizado por el autor es fundamental dado que analiza de
forma completa la manera en que el fascismo se instauró tanto en Alemania como en
Italia, dando respuesta al cómo este logró conquistar el poder, establecerse y arraigarse
tan efectivamente, destruyendo cualquier tipo de oposición a su paso. Además, uno de
los aportes que realiza el autor es la afirmación de que el fascismo jamás fue puro, sino
que incluso en sus mejores momentos de afianzamiento político, tuvo que instalarse y
afianzar su poder por medio de pactos y alianzas con otras fuerzas políticas,
especialmente en Italia más que en Alemania, pero aun así, en ambos casos, existiendo
siempre dicha característica.

6. CITAS (citas relevantes que ilustren argumentos o aporten definiciones)


“Lo que gobernaba la Alemania nazi era un cartel de partido, industria Ejercito y
burocracia, que se mantenía unido exclusivamente por el beneficio, el poder, el prestigio
y, sobre todo, el miedo” (p. 142).
“Los fascistas no querían una revolución socioeconómica. Querían una revolución del
alma y una revolución en la posición de su pueblo dentro de la jerarquía del poder
mundial. Se proponían unificar, vigorizar y potenciar a su nación decadente” (p. 166).
“El éxito de Hitler le permitió una mayor autonomía en sus negociaciones con los
políticos del orden establecido, cuya ayuda necesitaba para llegar al poder” (p. 113).
“Estudiar el ejercicio fascista del poder no es simplemente una cuestión de exponer la
voluntad del dictador (…) significa examinar las tensiones interminables que se
producen dentro de los regímenes fascistas entre el caudillo, su partido, el Estado, y las
elites tradicionales del poder social, económico, político o cultural” (p. 149).