Вы находитесь на странице: 1из 13

Introducción

El siguiente trabajo que estaré presentando nos muestra lo que es el amor en nuestras
vidas y la importancia de un noviazgo.

Los tabúes están relacionados, en la mayoría de las ocasiones, con la sexualidad; pero
afortunadamente se orienta más bien hacia desviaciones y obsesiones sexuales

Nos muestra todos los mitos que existen; las relaciones sexuales durante la
menstruación, tener una vida sexual activa, el sexo durante el embarazo, la
masturbación, método anticonceptivo, el tamaño del pene, el orgasmo, las relaciones
sexuales de tipo anal y oral, la homosexualidad entre otros.

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) pueden causar síntomas físicos (en el
cuerpo) como granitos, lesiones en la piel, picazón, dolor o ardor al orinar (hacer pípí),
fiebre, o síntomas de malestar como el de la gripe. Pero todos estos síntomas pueden ser
causados por otras enfermedades que no son enfermedades transmitidas sexualmente.
Amor y noviazgo

La mente juega un papel fundamental en el Amor; realmente me atrevo a decir que es la


parte que mayor efecto tiene (o mejor dicho “debería” tener) en el Amor. El dilema
radica en que la hemos separado radicalmente del concepto de Amor y hemos creado
paradigmas mentales como “El Amor se siente, no se analiza”, o “no pienses tanto lo
que debe simplemente sentirse” y demás frases que solo destruyen y desvirtúan
totalmente el verdadero concepto de eso que llamamos “Amor”.

Dios nos manda que lo amemos con la mente y amar al prójimo con ella también;
entonces los conceptos que pretenden separar al Amor de la mente van en contra de la
Palabra Divina. Debemos Amar con la mente.

La mente juega un papel fundamental en el Amor y no involucrarla trae consecuencias


nefastas; cuando hablamos de involucrar en el Amor: Pensamientos, Ideas y Sabiduría,
hablamos de pensar ideas sabias acerca del Amor. No estamos diciendo que debamos
eliminar la parte emocional y sentimental del Amor, se trata de involucrar nuestros
pensamientos y la sabiduría en nuestra vida amorosa. Se trata de no dejarse llevar por
emociones temporales sino por decisiones eternas. SABIDURÍA ES LA CLAVE.

En la actualidad muchas personas se casan con “el que les conquistó el corazón”, ¡pero
también se debe conquistar la mente! Por falta de esto es que hay tantos hogares con
mucha pasión pero sin nada de sabiduría para administrar bienes, tomar decisiones
sobre el futuro y saber qué hacer, hemos delegado a la mente a un lugar fuera de nuestra
área emocional y es un grave error que casi siempre termina muy mal: debemos amar
sabiamente.

Ana estaba totalmente enamorada de Andrés, hasta tal punto de que no le importaba que
él no trabajara, no tuviera metas y tratara muy mal a todo el mundo incluyendo a sus
papás, en vías de ese amor, se fueron a vivir solos, hoy un año después ella regresa a la
casa de sus papás, totalmente endeudada, desilusionada, maltratada y dispuesta a ya no
“volver a creer en el amor”. ¿Qué ocurrió aquí? ¿qué falló? ¿Es malo enamorarse? ¿no
existe el amor perfecto? ¿O es que esa emoción que Ana sentía NO era realmente amor?
Porque estar enamorada de la persona es una cosa, estar enamorada del amor es otra y
en este planeta hay millones enamoradísimos del amor. Están enamorados de las flores,
de los poemas, de las citas románticas, de los atardeceres, de los besos, del color de sus
ojos, de sus fuertes brazos, de sus curvas ¡de todo menos de la persona!

He escuchado muchas parejas diciendo que el “amor se les acabó después de los
primeros años” y cuando profundizas en esas ideas te das cuenta que esas parejas dicen
eso debido a que ya no hay poemas, flores, atardeceres y las curvas que los
“enamoraron de su pareja”; ¿cómo pueden basar su amor en la existencia o inexistencia
de cartas y poemas? El amor va más allá de atardeceres, poemas y cuerpos excitantes, y
no es que esas cosas sean malas por sí solas, pero JAMÁS pueden llegar a ser el
determinante y la base sólida de una relación amorosa. La mente y la sabiduría juegan
un papel fundamental en el Amor, debemos de ser sabios para Amar y sabios para
seguir Amando.

La mente y el corazón integran lo que yo he denominado “Enamoramiento Verdadero”,


la unión de estos dos factores determina el éxito al momento de conocer a alguien
“agradable”, ya que permiten que no solo las emociones dirijan el encuentro sino
incluye la participación eficaz de los pensamientos y sabiduría. Esto parece una
cualidad muy fácil de realizar y sin embargo NO lo es, ¿cuántas veces perdemos
oportunidades, o cometemos errores de los cuales nos arrepentimos segundos después?
¿Y qué de esos “negocios increíbles” que nos llevaron a la ruina? Todo por no incluir la
sabiduría en nuestra área emocional.

La mente juega un papel trascendental en la vida emocional del ser humano, el hecho de
que Dios mande amar a nuestro prójimo con la mente (además del corazón, fuerzas y
alma) nos confirma totalmente y sin lugar a dudas de que la mente es importante en ese
proceso que llamamos “amor”; Dios mismo nos manda amarlo NO solamente con el
corazón (sentimientos y emociones) sino también amarlo con la mente, de tal manera
que podemos decir con radical seguridad que sin involucrar la mente (pensamientos y
sabiduría) en el proceso de enamorarse – amar a alguien, no podemos llamar a eso que
sentimos o hacemos “amor” y lo que es peor: seguro que fracasaremos.
Mitos y tabúes sexuales

Tabú es la conducta que escapa de nuestra capacidad de comprensión y aceptación o


conducta señalada como fuera de lo normal: masturbación, homosexualidad, relaciones
sexuales durante la menstruación, zoofilia, sadomasoquismo, violaciones, incesto,
pornografía y otras actividades de este tipo.

El mito puede ser una idea sin fundamento, como en el caso de las falacias, ya que estas
mentiras dichas por algunas personas proliferan, formando así, una creencia sólida
socialmente aceptada que muchas veces no tiene ninguna razón alguna.

Los tabúes están relacionados, en la mayoría de las ocasiones, con la sexualidad; pero
afortunadamente se orienta más bien hacia desviaciones y obsesiones sexuales

Algunos de los mitos y tabúes son:

- Las relaciones sexuales durante la menstruación, ya que esto parecería ser sucio,
pecaminoso, vergonzoso e incluso inmoral.

- Tener una vida sexual activa, ya que esto implica que el orificio vaginal se haga más
grande o se pierda la capacidad de apretar o contraer la vagina, proporcionando menor
placer a la pareja.

- El sexo durante el embarazo es aún más prohibido por la connotación que tiene la
maternidad pura, pues se cree que el pene puede dañar al bebé, producir abortos
prematuros , lo cual se presenta sólo en casos de embarazo de alto riesgo y cuando el
médico indica la suspensión temporal de la actividad sexual y por absurdo que parezca,
hay quienes llegan a sentirse <> por esa tercera presencia en pleno desarrollo; también
en esta etapa muchas mujeres se muestran avergonzadas y renuentes a la transformación
física que sufre su cuerpo, creando una muralla que impide el acercamiento de la pareja.

- La masturbación genera sentimientos de culpa, en la mayoría de los casos por una


educación reprimida y moralista, que puede traer problemas de tipo sexual a nivel
personal y de pareja. También se cree que por practicar la masturbación puede salir
pelos en la mano, causar ceguera y hasta producir acné.

- En relación al método anticonceptivo DIU, se tiene la creencia que durante la


penetración el pene se puede lastimar por este aparato, lo cual es una aberración, pues
éste jamás alcanzará la ubicación del DIU.

- El tamaño del pene es un mito, pues se cree que entre más grande mayor será la
satisfacción sexual que producir en la mujer.

- El orgasmo se ha asociado exclusivamente a los genitales, tanto al tamaño del pene


como al de la vagina sin considerar, que el orgasmo puede presentarse con sólo acariciar
o besar a la pareja en cualquier parte del cuerpo, sin llegar necesariamente al coito. Al
idealizar el orgasmo con una expectativa muy alta, se limita la capacidad de disfrutar y
sentir la sexualidad creyendo que no se ha alcanzado aún el orgasmo.

- Las relaciones sexuales de tipo anal y oral sé consideran, generalmente, como


depravaciones y fuera de lo normal para muchas personas, pues se piensa que son
asquerosas y degeneradas. Se cree que el sexo anal se limita exclusivamente a una
actividad homosexual.

- La homosexualidad también es considerada una perversión por los convencionalismos


sociales, religiosos y otros prejuicios, ya que esta práctica sexual es solamente una
orientación diferente.

- La narratofilia se refiere al gusto por narrar situaciones, fantasías e historias sexuales,


con el fin de excitar a la pareja, a veces se utilizan palabras obscenas tales como
¡Muévete perra, dame más…¡Hagamos cochinadas!; esta práctica de ser para muchas
personas irrespetuosa y ofensiva, cuando en ocasiones sólo es un juego erótico.

- La zoofilia se refiere al contacto sexual que tienen hombre y mujeres con animales.
También es considerada una perversión degenerada; comúnmente se da en zonas
rurales. Esta conducta presupone un afán de curiosidad de experimentar algo diferente o
el deseo de desahogarse sexualmente ante la insatisfacción con la pareja; no se descarta
la posibilidad de una patología mental ante esta práctica.

- El incesto es uno de los tabúes más arraigados en casi todas las culturas y
especialmente en la occidental. Sin embargo, a pesar del rechazo social que provoca el
sexo entre familiares es más frecuente de lo que se quiere admitir. Si existe una
diferencia de edad de 5 a 7 años y se manifiesta una agresión física e incluso se engaña
con juegos a base de caricias para tener relaciones sexuales, puede considerarse abuso
sexual o violación.

- El objetivo principal de la pornografía radica en proporcionar una fantasía sexual,


erotismo y excitación. Para muchas personas este medio resulta depravado, torcido o
asqueroso; ya que existen en el mercado diversos tipos de pornografía y en los que
muchos de ellos se maneja un contenido absolutamente distorsionado de la sexualidad
humana e incluso la convierten en manifestaciones sexuales indignas hacia los más
vulnerables: los niños y los adolescentes, atentando contra la libertad, los derechos y la
dignidad del ser humano en general. Estos elementos no implican cerrarse a la
posibilidad de experimentar nuevas formas de erotismo, a través de la observación de
pornografía y de ampliar el conocimiento que se tenga del tema.

Enfermedades de transmisión sexual

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) pueden causar síntomas físicos (en el
cuerpo) como granitos, lesiones en la piel, picazón, dolor o ardor al orinar (hacer pípí),
fiebre, o síntomas de malestar como el de la gripe. Pero todos estos síntomas pueden ser
causados por otras enfermedades que no son enfermedades transmitidas sexualmente.
Algunas ETS no tienen síntomas. Entonces puedes ver lo difícil que es diagnosticar una
enfermedad transmitida sexualmente basado en los síntomas que tienes.

VIH

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), es un retrovirus que ataca y debilita


el sistema inmunitario. Como consecuencia, el organismo se vuelve muy vulnerable a
las infecciones y enfermedades.
Este virus es el causante del sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), y se ha
cobrado la vida de más de 40 millones de personas a lo largo de la historia.

Virus del Herpes Simple (VHS)

Tal y como explican desde la OMS, hay dos tipos de virus del herpes simple: de tipo 1
(VHS-1) y de tipo 2 (VHS-2). Se estima que hay 3700 millones de personas menores de
50 años infectadas por VHS-1 y 417 millones de personas de 15 a 49 años de edad que
sufren VHS-2.

El primero se transmite por contacto de boca a boca (a veces de la madre infectada al


bebé durante el parto) y causa herpes labial (que puede incluir síntomas como
calenturas o pupas labiales), o herpes genital. La infección por VHS-1, adquirida
mayoritariamente durante la infancia, es altamente contagiosa, frecuente y endémica en
todo el mundo. Por desgracia, muchas personas infectadas por VHS-1 no saben que lo
están, y es que la infección por herpes labial suele ser asintomática.

Clamidiasis

La clamidiasis es una enfermedad muy común en los países desarrollados, provocada


por la bacteria Chlamydia trachomatis, que puede afectar tanto a hombres como a
mujeres. Por lo general no causa síntomas, aunque en caso de tenerlos, los hombres
suelen tener necesidad urgente de orinar y ardor al hacerlo, secreciones por el pene o
dolor en los testículos.

Gonorrea

Esta infección es muy común entre los adultos jóvenes. La bacteria responsable de
la gonorrea es la Neisseria Gonorrhoeae o genococo, y puede infectar el tracto genital,
la boca o el ano. Al igual que la sífilis, se contrae a través del sexo vaginal, oral o
anal con una pareja infectada o mediante el embarazo o el parto de madre a hijo.

En las mujeres, los primeros síntomas son leves. ¿Cómo se pueden identificar? A
medida que pasa el tiempo, puede provocar hemorragias entre los períodos
menstruales, dolor al orinar y aumento de las secreciones vaginales. Si no se aborda
a tiempo, da lugar a la enfermedad inflamatoria pélvica, que causa problemas en el
embarazo e infertilidad.

Sífilis

Causada por una bacteria, la sífilis infecta el área genital, los labios, la boca o el ano y
afecta indistintamente a mujeres y hombres. Por lo general se contagia a través
del contacto sexual con personas que la sufren, aunque también puede ser transmitido
de la madre al bebé durante el embarazo.

Expertos del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas indican que la


etapa temprana suele causar una llaga única, pequeña e indolora. Sin embargo, estas
llagas facilitan adquirir o contagiar el VIH durante las relaciones sexuales.

Tricomoniasis

La tricomoniasis es causada por un parásito. La mayoría de las personas afectadas no


muestra síntomas, y en caso de que los presenten, estos aparecen entre 5 y 28 días
después de haberse generado la infección. Los síntomas en las mujeres
incluyen secreción vaginal verdosa o amarillenta, molestia durante las relaciones
sexuales, olor vaginal, dolor al orinar o picazón en el interior de la vagina.

Sin embargo, los hombres rara vez sufren síntomas. Si los tienen, pueden presentar una
secreción blanquecina del pene o dificultades para orinar o eyacular. Como
la clamidiosis, la gonorrea y la sífilis, esta enfermedad se cura con antibióticos, que
tendrán que tomar tanto el infectado como su pareja (en el caso de que la tenga).

Granuloma inguinal (donovanosis)

Extendida sobre todo por India, Guyana y Nueva Guinea, esta infección es causada
por la bacteria Klebsiella granulomatisy afecta al doble de hombres que mujeres. A
diferencia de otras, muy rara vez se propaga durante el sexo oral.
En cuanto a los síntomas, no siempre tienen lugar inmediatamente, ya que pueden darse
de 1 a 12 semanas tras haber estado en contacto con la bacteria. La mitad de las
personas que resultan infectadas tienen úlceras en la zona anal. Asimismo, tienden a
aparecer protuberancias carnosas, rojas y pequeñas en las zonas genitales o perianal, que
se convierten en nódulos levantados conocidos como tejidos de granulación.

Clamidiasis

Se trata de una de las ETS más comunes provocada por la bacteria Chlamydia
trachomatis. Puede afectar tanto a mujeres como a hombres pero, curiosamente, muchos
de los infectados no llegan a presentar los síntomas. El rango de edad en la que se
contrae esta enfermedad es entre la gente joven (15-25 años aproximadamente)
La clamidiasis se transmite principalmente durante las relaciones sexuales vaginales,
anales y sexo oral con una persona infectada. También se puede transmitir clamidia a
un bebé durante el parto.

Hepatitis B

La hepatitis B es una infección hepática potencialmente mortal causada por el virus


de la hepatitis B (VHB). Esta se transmite a través de la sangre u otros líquidos
corporales pertenecientes a una persona. Está catalogada como uno de los grandes
problemas de salud a nivel mundial. Según la OMS, en 2015, casi 900.000 personas
murieron a causa de esta enfermedad y sus complicaciones.
El virus puede sobrevivir hasta 7 días fuera del organismo y su período medio de
incubación es de 75 días.
Los síntomas incluyen coloración amarillenta de la piel y los ojos
(ictericia), orina oscura, fatiga extrema, náusea, vómitos y dolor abdominal. Las
personas con hepatitis aguda pueden sufrir insuficiencia hepática aguda, que puede
provocar la muerte.

Molusco contagioso

Las enfermedades producidas por la infección viral del Molluscum


Contagiosum provocan pápulas (tumor eruptivo que se presenta en la piel sin pus ni
serosidad) y nódulos (concreción de pequeño tamaño y forma esferoidal, constituida
por la acumulación de linfocitos, principalmente en el tejido conjuntivo de las
mucosas).

Verrugas genitales

Es una enfermedad causada por el VPH, explicado anteriormente, que afecta a ambos
sexos. Las verrugas son abultamientos blandos y húmedos, que aparecen de forma
simple o múltiple. Las verrugas genitales pueden contagiarse durante relaciones
sexuales orales, vaginales o anales con un infectado. El preservativo reduce, pero no
elimina, la posibilidad de contagio.
Enfermedad Inflamatoria Pélvica (EIP)

Es una ETS que afecta al sexo femenino. Se trata de una infección del útero matriz,
trompas de Falopio, y los ovarios de la mujer. La mayoría de las veces, las bacterias
de clamidia y gonorrea causan la EIP. Esta es provocada por una bacteria en el
momento que circula por alguno de los órganos citados. Puede causar dolor crónico y
otros problemas de salud graves, como infertilidad.

El sida y la familia

El VIH/SIDA, la familia y el entorno social.

Varias personas me han escrito a mi correo personal para hacer las preguntas que no se
atreven a hacerlas en el área de los comentarios y la mayoría preguntan sobre el entorno
familiar, cómo ha afectado y cómo se hace para aprender a lidiar con ello.

Para comenzar, cabe mencionar que la familia es el único grupo de personas que no
podemos escoger, podemos elegir nuestras amistades, nuestras relaciones sentimentales
pero no podemos elegir en qué familia nacemos. Cuando el diagnóstico de la prueba del
VIH/SIDA está en tus manos y eres positivo, vienen una serie de situaciones muy
personales y de muy poca apreciación por su entorno social.

Sentimiento de culpabilidad: La persona padecerá la enfermedad e irá a la tumba con


vergüenza, con la pena moral de saber que adquirió el virus a través de sus órganos
genitales, lo que lo hace sentirse cuestionado por los hábitos sexuales que comparte,
especialmente en nuestra sociedad donde aún existe tabú con el sexo. Otras personas
suelen dar la excusa de que fue por medio de una transfusión de sangre, la solución para
esto es dejar de preguntarse cómo fue, sino cómo me siento ahora que tengo el virus en
mi sistema.

Rechazo de la sociedad: las personas se encuentran totalmente desasistidas, en el


sentido de que los seguros de vida no cubren al VIH/SIDA dentro de sus planes de
resguardo, tampoco las opciones de becas universitarias, ni siquiera los trabajos a los
que están preparados les aceptan por tener VIH. Por otra parte, en el largo período de
incubación de la enfermedad el paciente puede tener contacto con múltiples parejas
sexuales y puede mantenerse sano pero siempre se mantiene con un temor interno.

Los pacientes tienen la intención de confesar a su familia que es portador del VIH, pero
no lo hace por temor al rechazo de quien le ha brindado afecto y consideración. Quizá
uno de los momentos más cruciales en la vida de los pacientes es el momento que deben
enfrentar a su grupo familiar para enterarlos del problema, en estas investigaciones que
se han hecho se encontró que, contrariamente de lo que podemos pensar, son los
hermanos quienes terminan haciéndose cargo del paciente. Existe una discriminación
marcada por parte de los padres que está basada en el temor al rechazo de la sociedad
hacia toda la familia, por el hecho de tener un hijo portador del virus del VIH. En mi
caso personal, tengo contacto con mi madre Nora Schauer y es ella quien ha sido el pilar
fundamental en mi vida en referencia al VIH, con mi padre aún no logramos
comunicación y aún no sé cómo hacer para resolver ese aspecto (se aceptan opiniones),
pero estoy seguro que algún día se dará.
Bibliografía

https://noviazgocristiano.wordpress.com/2014/04/24/amar-y-querer

www.educacionsexual.com

www.quierosaber.org/ets.html
Anexos