You are on page 1of 4

CÁTEDRA: Negociación, Mediación y Resolución de Conflictos

DOCENTE: Lic. Alexandra Benítez, Mg.


INTEGRANTES:
 Flores Cedeño Ingrid
 García Antón Alexander
 Toro Mendoza Francis CURSO: III Nivel “A”

TEMA: Ejemplos prácticos de violencia y conflicto.

Ejemplo práctico de violencia a la Mujer


Un caso concreto de violencia, podemos reflejar como sujeto principal de abuso a la
mujer, esta se puede presentan en numerosas facetas que van desde la discriminación y el
menosprecio hasta la agresión física, sexual, verbal o psicológica y el asesinato;
históricamente proviene de las desiguales entre hombre y mujer que han conducido a la
dominación de la misma y a la discriminación en su contra por parte del hombre. La
violencia se puede manifestar en diversos ámbitos de la vida social, laboral y política de
relaciones de poder, la necesidad de definirla con claridad como primer paso es que exista
un compromiso de la comunidad internacional para eliminar la violencia contra la mujer.

Un ejemplo claro es una usuaria llamada; Julia de 32 años, está casada y su esposo ejerce
violencia contra ella de carácter psicológico y físico desde hace dos años, aunque ella no
lo reconoce. Ambos son padre de un niño de cinco años que en la escuela presenta graves
problemas de conducta (peleas con sus compañeros/as). La formación académica de Julia
no terminó, solo avanzo hasta la secundaria, ella trabajaba lo que finalizó por mandato
del marido en el momento que contrajeron matrimonio.

Un método de intervención propuesto por la trabajadora social de la institución donde


estudiaba el menor es: Debido a los problemas del niño en la escuela hicieron una visita
domiciliaria a la familia para tratar el asunto. Detectando posibles indicios de maltrato
hacia la mujer, siendo la causa de los comportamientos antisociales del menor, a simple
vista las marcas de golpes en su cuerpo, y su nerviosismo cuando le preguntaban por su
relación y por el día a día con su marido.
Finalizado el proceso, la intervención con las víctimas, se logró la detención del agresor,
no se considera necesario el traslado de la mujer y su hijo a un centro de acogimiento,
referente al niño, establecieron un plan de trabajo en equipo multidisciplinar con el
orientador del colegio y un psicólogo para intervenir y supervisar su progreso.

En la actualidad la sociedad contemporánea sigue viviendo en el pasado cuando a la mujer


se la subordinaba por el simple hecho de ser mujer; era considerada un ser inferior al que
los hombres les imponían sus reglas, y muchas son abusadas tanto física como
moralmente con actos de violencia que dejas marcas no solo físicas sino también
psicológicas y si la mujer tiene hijos estos también sufrirán las secuelas por lo que existen
métodos de intervención y los trabajadores sociales deben ser objeto de ante la resolución
mediática ante un conflicto de violencia, en este caso hay que buscar una posible solución
sobre el caso a la mujer maltratada y a su hijo con problemas emocionales y que puedan
dejar la violencia en el entorno familiar.

¿Qué son conflictos laborales?

Cuando nos preguntamos “qué es un conflicto empresarial”, debemos tener claro primero
a qué nos referimos con conflicto. Por ello, recurrimos a la famosa RAE, y dice así:

Conflicto según la RAE: “Combate, lucha, pelea”

Causas de conflictos laborales:

Conflicto laboral de recursos.- Todos los empleados utilizamos recursos para llevar a
cabo nuestro trabajo. Papel, ordenadores, salas de reuniones… ¿Pero qué pasa si otras
personas dentro del equipo necesitan los mismos recursos? El líder debe tratar de que
todos los trabajadores utilicen los recursos de manera eficiente prevaleciendo el equipo
por encima de la persona.

Conflicto laboral de estilos.- Cada uno de nosotros tenemos una forma distinta de
trabajar que viene marcada por nuestra personalidad y necesidades. Orden vs caos,
supervisión vs autonomía… los diferentes estilos pueden generar conflictos laborales si
no se tienen en cuenta los estilos a la hora de formar equipos y asignar roles de trabajo.
Conflicto laboral de percepciones.- Los puntos de vista, como ocurre en la propia vida,
pueden ser muy dispares en cada situación. En el trabajo, las confrontaciones en puntos
de vista pueden llevar a conflictos en el trabajo que pueden verse agravados por los
“chismes” y “guerras territoriales” entre grupos de cada corriente. Una comunicación
abierta y aportar argumentos sólidos para cada percepción es en la mayoría de los casos
la mejor solución para evitar conflictos en la empresa por diferencia de percepciones.

Conflicto laboral por metas.- En una empresa pueden existir varias metas u objetivos y
esto puede desencadenar en un conflicto entre ellas. Por ello, es muy importante que los
superiores estén de acuerdo a la hora de fijar objetivos y sobretodo, evitar que las distintas
metas choquen entre sí. Las metas deben ser claras y es necesaria una buena comunicación
para fijarlas.

Conflicto laboral por presión.- En este caso, nos enfrentamos a conflictos en el trabajo
por urgencias que promueven la presión sobre los trabajadores. Se pueden dar casos en el
que no es posible avanzar en el trabajo porque dependemos de otros departamentos que
tienen otras urgencias, pero se tiene fijada una fecha límite de entrega y esto repercute en
nuestra presión que puede llevar a conflictos. La solución es flexibilizar deadline y
establecer prioridades.

Conflicto laboral de roles.- Existen ocasiones en las que un empleado debe ejercer tareas
que no corresponden a su rol dentro de la empresa, viéndose obligado a pisar el terreno
de otras personas en la empresa que puede desencadenar en una lucha de poder y generar
enfrentamientos. Una buena comunicación en este sentido sobre la necesidad de realizar
la tarea por cada una de las personas puede aliviar el problema.

Conflicto laboral por valores.- Cada empleado dispone de sus propios valores
personales, que en ocasiones pueden ser contradictorios a los de otro empleado o a los de
la propia empresa. La ética profesional de cada persona debe ser respetada y la única
solución para evitar este tipo de problemas es hacer un buen ejercicio a la hora de
seleccionar el personal, teniendo en cuenta la alineación de valores empleado-empresa
para contratar. Además, una buena comunicación y el respeto pueden ayudar a gestionar
estas diferencias.

Conflicto laboral por políticas de empresa.- Es más que necesario que todos y cada uno
de los trabajadores conozcan las políticas de empresa y estás estén escritas de forma clara
para que no existan confusiones que puedan generar conflictos laborales en la empresa.
No solo deben ser claras, debe haber una coherencia entre lo escrito y lo aplicado, que
respete las mismas condiciones para todos y cada uno de los trabajadores, sea quien sea.

http://www.felicidadeneltrabajo.es/ideas-para-empresarios/resolucion-de-conflictos-
laborales-guia-y-ejemplos/