Вы находитесь на странице: 1из 18

INTRODUCCIÓN

Para comenzar con el siguiente informe se dará a conocer la construcción de ideas


y la expresión escrita la cual se refiere a una secuencia didáctica que ofrece
diversas estrategias de escritura para la redacción de textos de diferente tipología,
así como una buena cantidad de ejercicios interactivos para practicar: ordenar
algunos textos, mejorar otros colocando los signos de puntuación, confeccionar
esquemas con las ideas esenciales de un escrito, etc.

Analizaremos las superestructuras textuales las cuales consisten en “la


representación mental de la estructura del texto en una especie de esquema.
Identificaremos los tipos de textos que constituyen la superestructura, por lo que
consideraremos los tipos de textos continuos y discontinuos, también
compararemos las diferencias que existen entre ellos y a la ves las diferencias que
existen dentro de cada rama.
Para los textos continuos compararemos las superestructuras narrativas,
descriptivas, expositivas y argumentativas, y para los textos discontinuos
analizaremos las superestructuras como imágenes, gráficos, tablas, diagramas,
mapas etc.
También se dará a conocer los distintos tipos de párrafos y su importancia
fundamental en la expresión escrita. Un párrafo, es una unidad comunicativa
formada por un conjunto de oraciones secuenciales que trata un mismo tema. Está
compuesto por un conjunto de oraciones que tienen cierta unidad temática o que,
sin tenerla, se enuncian juntas. De forma simple es una unidad de pensamiento y
sentimiento, forma la unidad de expresión en el lenguaje escrito. Dicha unidad está
integrada por dos elementos: el enunciado principal y los enunciados secundarios,
los cuales complementan al principal.
La palabra redacción proviene del término latino redactĭo y hace referencia a
la acción y efecto de redactar (poner por escrito algo sucedido, acordado o pensado
con anterioridad), la redacción exige que las ideas se presenten en forma
progresiva. Cuando ya se hayan organizado las ideas se debe identificar las ideas
principales y secundarias, para que al redactar tenga un orden y una lógica, si esto
no se logra el lector perderá interés al leer.
La Ortografía es una parte de la Gramática que se ocupa de la forma correcta de escribir
las palabras, cuyo principal uso es la comunicación, y para poder comunicarnos
efectivamente, es necesario que elaboremos los mensajes de forma correcta y
comprensible.

Finalmente daremos a conocer los tipos de conectores, en que consisten y los


ejemplificaremos.
SUPERESTRUCTURAS TEXTUALES

Las superestructuras textuales constituyen la forma en que se presenta un texto y


designa a la estructura formal de un texto.

También conocida como tipología textual, se caracterizan por su estructura formal


(partes que compone un tipo de texto), su discurso (predominio de verbos,
conceptos, adjetivos, etc.) y el propósito del autor (relatar, persuadir, informar, dar
instrucciones).

Las categorías que conforman estas estructuras son independientes del contenido.
Así, un mismo contenido puede organizarse en distintas superestructuras
generando discursos diferentes que desarrollan el mismo tema. Aunque las
estructuras textuales son independientes del contenido, influyen en la organización
de éste. Por ejemplo, al describir un crimen, el énfasis está dado en las
características del hecho; en cambio, al narrar el mismo hecho, el texto resultante
puede focalizarse en los motivos que originaron tal acto.

En las superestructuras textuales existen dos tipos de textos

Textos discontinuos: son textos organizados de una manera distinta a la de


los textos continuos. Su comprensión requiere del uso de estrategias de lectura no
lineal. Son textos en los que la información se presenta en forma de cuadros o
gráficos, tablas, diagramas, mapas, formularios o imágenes.

Textos continuos: son textos continuos los que están compuestos por oraciones
incluidas en párrafos sucesivos que se hallan dentro de estructuras más amplias
tales como secciones, capítulos, etc).Es decir, se trata de textos que presentan la
información de forma secuenciada y progresiva. Se clasifican en narrativos,
descriptivos, expositivos, argumentativos.

Superestructura narrativa

La superestructura narrativa involucra las siguientes categorías:


 Presentación o Marco: implica una situación inicial en que se presentan los
personajes, el tiempo y el espacio en que transcurren los hechos y el problema (o
conflicto) que desencadena el relato.

 Episodio: se exponen las acciones de los personajes, la meta u objetivo de los


mismos, los obstáculos que enfrentan y sus posteriores consecuencias. Cada
episodio cuenta con una situación inicial (presentación del problema o conflicto),
y su resolución (positiva o negativa). Los episodios se encadenan unos con otros
y van constituyendo la trama del relato.

 Final: se establece un estado nuevo y diferente al problema que desencadena la


narración, lo que implica que ese evento es superado.

Superestructura descriptiva
Las categorías de la superestructura descriptiva varían dependiendo de lo que se
describe. Por esto, se distinguen diferentes tipos. Básicamente, se identifican cuatro
superestructuras descriptivas: la de escena, de acciones, de espacios y de
personajes. A pesar de esta diversidad, existe la categoría de atributo, que está
presente en la mayoría de los tipos de descripciones.
En la descripción de objetos, personas y espacios, la categoría que posibilita la
descripción es la de “atributo”. Es decir, se presenta la persona, el espacio o el
objeto y se agregan los atributos necesarios para que la descripción sea completa.
No sucede lo mismo con la descripción de escena, ya que en este tipo de
superestructura es central la acción que realizan los personajes.

Superestructura expositiva
Los discursos expositivos presentan una estructura textual que se compone de tres
categorías básicas.
 Introducción.
 Desarrollo.
 Conclusión.
La introducción expone el tema que se va a tratar. El desarrollo incluye los
contenidos que permiten informar sobre el tema presentado en la introducción. Por
último, en la conclusión se sintetiza lo desarrollado.

Superestructura argumentativa

Las argumentaciones evidencian una estructura textual que está compuesta por:
 Tesis.
 Argumentos.
 Conclusión.
La tesis es la idea que se defiende a través de los argumentos. Estos son contenidos
que apoyan la tesis planteada. Por su parte, la conclusión se deriva de los
argumentos. Tanto los argumentos como la conclusión no deben contradecir la
tesis, ya que si es así la argumentación no es efectiva.
TIPOS DE PÁRRAFO Y ESTRUCTURAS BÁSICAS

Un párrafo es la mínima unidad de redacción que explica y desarrolla el significado


de una idea. Un párrafo generalmente tiene tres partes: la oración principal, las
oraciones argumentativas y la oración concluyente; todas ellas contienen la misma
palabra clave o idea clave que controla la información en el resto del párrafo. Un
párrafo es un conjunto de oraciones que desarrollan una idea y está separado por
un punto y aparte. Puede contener varias oraciones señaladas por puntos o por
puntos y comas y constituye la columna vertebral de un texto.

La idea principal de un párrafo está contenida en una oración principal, la cual debe
ser lo suficientemente clara en su requerimiento de mayor explicación o desarrollo
en otras oraciones argumentativas relacionadas, las cuales, a la vez, tienen como
referencia el sujeto de la oración principal. Una buena oración principal no es
demasiado general o demasiada estricta en su sentido. Es recomendable establecer
la idea central al principio del párrafo, en la primera oración.

Existen distintas maneras de tipificar los párrafos; lo más importante es que se debe
incluir en ellos la información que responda a las preguntas: ¿qué?, ¿quién?,
¿cuándo?, ¿dónde?, ¿por qué? y ¿cómo? Dependerá del tipo de escrito y del estilo
del escrito, si se contesta a las preguntas: una por párrafo o dos en un mismo
párrafo.

La estructura de un párrafo es la siguiente: Una idea principal, una o más ideas


secundarias La idea principal contiene la esencia del párrafo, sin ella no se puede
comprender el mensaje central que contiene cada uno. Las ideas secundarias
amplían, complementan o reiteran la idea principal. Si se eliminan del párrafo no
afectan el sentido del mismo.

Tipos de Párrafos:

Existen estrategias y técnicas básicas que se pueden usar para producir un escrito
con efectividad. En general, en las tareas como estudiante o profesional se requiere
escribir párrafos, ensayos, monografías y tesis de extensión y contenido variable y
diferente. Los párrafos y los ensayos deben contener ideas principales y
adicionalmente mayor explicación o desarrollo de las mismas.

Una primera división es la siguiente:

Párrafos descriptivos. Se usan para:


 Describir
 Establecer características de cosas, personas, situaciones
 Abundar en aspectos que se quiere destacar
 Explicar una idea o definir un personaje

Párrafos narrativos. Son los que:

 Cuentan hechos o procesos a partir de un objeto o sujeto central


 Permiten la lectura y desarrollo de las ideas
 Se usan en textos científicos y literarios
 Caracterizan a los periódicos o cuentos, llevan orden cronológico de
afirmaciones e informaciones
 No necesitan garantía

Párrafos Argumentativos: Son los que:

 Definen ideas o conceptos


 Tienen como objetivo persuadir al lector de la idea exacta
 En los que el autor fundamenta su postura o afirmaciones con relación
a una idea
 Cuya estructura es compleja, se relacionan párrafos descriptivos o
narrativos
 Se establece una premisa, tesis, supuesto y se señalan razones. Se
citan autores, cifras, hechos verídicos

Por otra parte, nos encontramos que existen otras clasificaciones, que abundan
sobre el contenido de cada uno de los párrafos y la parte de la cual forman parte,
ya sea la introducción, desarrollo o conclusión. Así tenemos los siguientes tipos:

Párrafos de introducción

Un párrafo de introducción es el primer contacto que el lector tendrá con nuestro


escrito, de manera que debemos captar su atención e interés desde este momento
para que siga leyendo hasta el final. Existen varias formas de estructurar una
introducción. A continuación se presentan las más comunes:

o De síntesis: Es la más frecuente en todo tipo de texto, en ella se resume el


tema o la tesis del escrito.
o De anécdota. Las anécdotas, los hechos, las historias, atraen e involucran al
lector.
o De breves afirmaciones. Es típica del estilo periodístico; son frases breves,
sintéticas y efectivas.
o De cita: Es una de las formas más utilizadas y eficaces para atraer la atención
del lector, pueden ser proverbios, versos de poetas o frases pronunciados o
escritas por una persona famosa.
o De interrogante. Plantea un problema; el texto posterior describe su
desarrollo y en ocasiones añade otras interrogantes que ilustran los
diferentes aspectos de la cuestión inicial.
o De analogía. Establece una comparación entre el tema escrito y otra
situación; explica el problema aprovechando un contexto similar que sea
capaz de atraer la atención inicial del lector.

Los párrafos de introducción también pueden ser las llamadas “entradas


novedosas” utilizadas por los periodistas para atraer el interés de los lectores.

Párrafos de Desarrollo

o De enumeración: La información se presenta en forma de listado, relacionada


entre sí.
o De secuencia: Similar al de enumeración, los elementos se presentan de
manera separada, ordenados siguiendo un criterio explícito; por ejemplo,
espacial, cronológico, explicitado por medio de letras o números.
o De Comparación/Contraste. Indica las semejanzas o diferencias entre dos o
más objetos, situaciones, ideas o personas y establece una comparación de
acuerdo con ciertos criterios seleccionados de antemano
o De desarrollo de un concepto. La idea principal se enuncia de manera
explícita, luego se reafirma con ejemplos o argumentos.
o De enunciado/ solución de un problema. En el desarrollo de este párrafo el
problema se enuncia de manera retórica, así como también la solución
o De Causa/ Efecto. Es un párrafo que presenta un acontecimiento, hecho o
situación, explicando a continuación las causas que lo provocaron.

Párrafo de conclusión

Un párrafo de conclusión es el cierre de nuestro escrito, se requiere un desenlace


en el que estén presentes los puntos más importantes Existen varias formas de
estructurar una conclusión. A continuación se presentan las más comunes:

o De síntesis. Breve resumen de las principales ideas del escrito


o De anécdota. Recupera el hilo de todo el texto a través de elementos
narrativos o visuales que atraen la atención del lector dejándose un buen
recuerdo del escrito.
o De breves afirmaciones. Sigue a un período que representa el verdadero final
del texto y se plantea como un eco, una resonancia que profundiza en él.
o De cita. Se pueden usar cualquier tipo de citas siempre que se adapten al
tema tratado.
o De interrogante. Plantea al final del escrito las cuestiones no resueltas, los
problemas abiertos a las hipótesis del futuro.
o De analogía. Establece una comparación entre el tema escrito y otra
situación, explica el problema aprovechando un contexto similar que sea
capaz de atraer la atención inicial del lector.
PRINCIPIOS DE LA REDACCIÓN

Conceptos básicos de la redacción

Palabras: Cada palabra posee un significado propio, pero para expresar diversas
ideas, esa palabra debe ser combinada con otras, lo que da origen a una frase.

Oración: es la unidad abstracta máxima de descripción gramatical y de


comunicación dotada de significación plena, que no pertenece a otra unidad mayor,
y está formada por sujeto y predicado.

La frase es cualquier conjunto de palabras dotadas de significación. La construcción


de una frase debe tener el siguiente orden sujeto, verbo, incluye el complemento
directo, muestra el complemento circunstancial de tiempo.

La concordancia en la redacción

La concordancia es la conformidad de accidentes gramaticales, la lógica entre los


distintos elementos que debe regir para que un texto pueda interpretarse
adecuadamente.

Tipos de concordancias

Concordancia de número entre el sujeto y el verbo: si el sujeto es singular el verbo


también debe ser singular.

Concordancia del artículo con el sustantivo: el artículo debe concordar con el género
y numero con el sustantivo.

Concordancia entre el sustantivo y el adjetivo: si hay un sustantivo y una adjetivo


ellos deben concordar en género y número.

Concordancia de un adjetivo con sustantivos múltiples: cuando el adjetivo es


aplicable a varios sustantivos masculinos o femeninos, el adjetivo debe ir en plural
y en el mismo género que los sustantivos.

Concordancia del verbo con el sustantivo: el verbo debe concordar en género y


numero con el sustantivo al que se está refiriendo.

Requisitos para una redacción

La redacción debe ser directa, clara y precisa expresando lo que se desea


comunicar con un mínimo de palabra o de signos.
Para informes: redactar en tercera persona singular, la exposición de las ideas debe
ser directa, concisa y centrada en lo medular del argumento, afirmación o
proposición de lo que se formule. Se debe evitar la repetición de una misma palabra
entre reglones, las repeticiones frecuente de unas mismas letras, la repetición de
un mismo pensamiento expresado en maneras diferentes y faltas de ortografía.

Requisitos de un estilo fácil de comprender y agradable al leer: claridad, coherencia,


concisión, precisión, originalidad y uso correcto del lenguaje

Claridad: Redactar un texto con claridad es organizar adecuadamente el material


lingüístico, palabras y oraciones para que el lector acceda a los contenidos sin
mayores percances, a través de una lectura fluida y perceptible. Cualidad que nos
permite comprender la enunciación de una idea, su consecuente desarrollo y
relación frente a otras ideas, sin que el lector tenga que hacer un esfuerzo para
desentrañar el sentido de lo escrito y la intención del autor.

Coherencia: da cuenta de la relación interna de los significados que propone un


texto escrito, para otorgarle unidad y sentido global. La coherencia de un texto se
logra a través de la correcta organización y distribución de la información sobre un
determinado tema, haciendo posible su comprensión, debe estar organizada en
párrafo y unida por conectores.

Concisión: es la propiedad de expresar una idea con precisión con un mínimo de


palabras. La concisión exige revisar y eliminar lo escrito y eliminar toda palabra o
frase que no contribuya al mensaje que se desea transmitir.

Precisión Se dice que una situación es precisa, solo cuando expresa con exactitud
el asunto; sin rebuscamiento inútiles ni información de más, pero también sin omitir
conceptos importantes ni abusar de la cortedad de los datos. Únicamente se
expresa lo necesario.

Originalidad: Se refiere al orden funcional de las distintas partes del escrito, como
factor de la claridad, obliga a que los elementos que conforman un escrito (principio,
medio y fin) se ordenen en forma lógica y cronológica y no al azar, ya que cada una
de esas partes tiene una misión que cumplir, según el tipo de documento además
exige que quien escribe lo haga de acuerdo a lo que piensa, pero teniendo en cuenta
las reglas de redacción.

Uso correcto del lenguaje: El lenguaje es sin lugar a dudas una herramienta muy
importante, pero El termino de muchos acerca del uso correcto del lenguaje carece
de sentido ya que su término según esto consiste en el uso de palabras
complicadas, esto como a su vez es correcto éticamente, es incorrecto para
propósito del lenguaje, la razón en de esto es que el propósito del Lenguaje
es pasar conocimiento, expresar sentimiento o en si una idea.

CORRECCIÓN ORTOGRÁFICA.
La palabra Ortografía viene del griego orthos, que quiere decir correcto, y de grapho,
que significa escribir, así que ortografía quiere decir escribir correctamente. Tal
como debernos hacerlo cuando hablamos, para escribir correctamente hay que
poner atención en la ortografía.
El idioma necesita de la Ortografía y de la Gramática, si bien a través del tiempo el
idioma va cambiando por diversas situaciones como: modismos, inclusión y
adaptación de vocablos de otros idiomas, etc. no se puede aceptar la escritura con
faltas, por esta simple razón, redactar sin faltas de ortografía debería ocupar un
lugar importante a la hora de escribir.
El texto es la unidad superior de comunicación y de la competencia organizacional
del hablante, por lo tanto debemos considerar factores en relación con la
competencia discursiva, la situación, contexto y reglas textuales y ortográficas. Su
extensión es variable y corresponde a un todo comprensible que tiene una finalidad
comunicativa en un contexto dado.
La corrección ortográfica consiste básicamente en comparar las palabras de un
texto con las de un diccionario, la palabra debe estar en el diccionario para ser
aceptada, de no encontrarse se proponen entonces términos similares. La ortografía
no debe confundirse con la gramática ya que la corrección ortográfica se limita a
corroborar la existencia de las palabras más no su orden y semántica, la gramática
se encarga de verificar el sentido y orden de las palabras ya verificadas
ortográficamente.

Los problemas ortográficos y su clasificación


La importancia del conocimiento ortográfico está dada en el papel que desempeña
en los procesos de lectura y escritura; en la primera, con un carácter pasivo, en la
habilidad de recordar y reconocer los signos del sistema y relacionarlos con los
elementos lingüísticos que representan. En la escritura, con un carácter activo, en
la reproducción de los símbolos gráficos, que supone el acto de escribir de
su pensamiento (acto dictado) o del pensamiento ajeno (dictado o copia).

1.- Sustituciones: una letra es sustituida por otra por no recordar exactamente la
imagen visual de la palabra, percibirla mal auditivamente o por la pronunciación
defectuosa del sujeto que escribe.
2.- Confusión homonímica: está dada por el desconocimiento del significado de la
palabra o por ser confundida por una análoga.
3.- Omisiones: puede producirse por la afonía de la letra, deficiencias en
la percepción auditiva o mala pronunciación.
4.-Condensaciones y segregaciones: son cortes o enlaces anormales,
frecuentemente de naturaleza auditiva. Pueden ser también por un
desconocimiento de orden lexical.
5.- Inserciones: se insertan letras o sílabas.
6.-Transposiciones: dos letras correctas, frecuentemente adyacentes, son
traspuestas, a veces se desplazan letras o sílabas a otra posición de la palabra.
7.- Duplicaciones: se duplica una letra singular.
8.- Improvisaciones: el sujeto no conoce la forma gráfica de la palabra e inventa casi
siempre por analogía.

Corrección de estilo

La corrección de estilo a diferencia de la corrección ortográfica es un trabajo


humano irreemplazable, porque aunque algunos ordenadores corrigen la ortografía,
ninguno es capaz de verificar el estilo y significado de un texto.

Se puede tener un estilo literario muy propio, las frases se pueden construir como
se desea y los signos de puntuación colocarlos donde se apetezca…
pero hay normas que no se pueden saltar de ninguna manera.

La corrección de estilo tiene en cuenta normas internacionales de edición, se fija en


la integración de cómo se presentan diversos textos en un documento, el corrector
de estilo debe tener en cuenta no alterar el significado del contenido, se deben tener
en cuenta en la corrección de estilo algunos factores como:
El uso del lenguaje: El uso adecuado de las palabras conforme a su estructura
gramatical. No repetir palabras innecesariamente en un mismo párrafo, que no sea
redundante.

Objetivos de la Corrección ortográfica:

 Fijar la ortografía a las normas que establece la Real Academia Española,


con ello nos referimos sobre todo al uso de tildes, abreviaturas, símbolos,
guiones de diálogos, mayúsculas, escritura de cifras, magnitudes, etc.
 Naturalmente, detectar y corregir los errores ortográficos que pueda tener
el manuscrito.
 Unificar criterios o “estandarizar” el texto en aquellas cuestiones que escapan
a la normativa vigente. Nos referimos, sobre todo, al mal uso de cursivas -
itálicas-, el entrecomillados o negritas.
 Según el caso (el estado del manuscrito, a punto o no de entrar a imprenta o
en galeradas) se intenta detectar páginas viudas y huérfanas, repetición de
palabras o sílabas consecutivas, separación de palabras. En segundo lugar,
estudiar el sistema de márgenes, saltos de línea, tipo de letra y foliación.
 Revisión del sumario y su correspondencia con la obra.

Objetivos de la corrección de estilo:

 Deshacer ambigüedades involuntarias.


 Reformular oraciones confusas o erróneas en un lenguaje claro y
estructurado, con el fin de contribuir a un estilo homogéneo.
 Reparar lagunas oracionales, ya sea insertando términos que faltan y
suprimiendo términos innecesarios, en busca de una mayor precisión.
Además, por supuesto, completando oraciones inconclusas.
 Ajustar las concordancias.
 Garantizar que cada término cumple correctamente su función gramatical en
la frase.
 Estructurar las oraciones mediante una correcta puntuación.
 Reparar errores léxicos.
 Eliminar repeticiones, redundancias y cacofonías, para obtener una mayor
riqueza expresiva.
 Ajustar la puntuación, de cara a conseguir una mayor precisión discursiva.
 Todo aquello que contribuya a embellecer y armonizar el texto.
CONECTORES DEL DISCURSO

Son “unos marcadores discursivos que vinculan semántica y pragmáticamente un


miembro del discurso con otro anterior”. A veces, el primer miembro puede ser
situacional o contextual, implícito. Un niño puede mostrarle a otro su coche de
juguete y decirle “Además, tiene sirena”. Portolés distingue los siguientes:

Conectores aditivos, que “unen a un miembro discursivo anterior otro con la misma
orientación argumentativa”, lo que permite inferir conclusiones que de otro modo no
se alcanzarían. Hay de dos tipos:

Los que ordenan ambos miembros discursivos en la misma escala argumentativa


que indica que el argumento que sigue es más fuerte que el primero.

Los que no cumplen esta condición que presenta el miembro anterior como
argumento suficiente para una conclusión determinada y, a diferencia de además,
puede incluir una conclusión opuesta.

Conectores consecutivos, que “presentan el miembro del discurso en el que se


encuentran como una consecuencia de un miembro anterior”.

Conectores contra argumentativos, que “vinculan dos miembros del discurso de tal
modo que el segundo se presenta como supresor o atenuador de alguna conclusión
que se pudiera obtener del primero”.

Tipos de conectores:

 Iniciadores (para empezar, antes que nada, primero que todo)


 Distribuidores (por un lado, por otro; por una parte, por otra; éstos, aquellos)
 Ordenadores (primero, en primer lugar, en segundo lugar)
 De transición (por otro lado/parte; en otro orden de cosas)
 Continuativos (pues bien, entonces, en este sentido, el caso es que, a todo
esto), aditivos (además, igualmente, asimismo)
 Digresivos (por cierto, a propósito)
 Conclusivos (en conclusión, en resumen, en suma, en resumidas cuentas)
 Finalizadores (en fin, por fin, por último, para terminar, en definitiva).
CONCLUSIÓN

Podemos concluir que para los estudios realizados para las superestructuras textuales se
examina la influencia del nivel de estructuras que evidencian:

 La habilidad de reconocerlas y su utilización por parte de los individuos, esta


altamente relacionada con la comprensión de textos.

 Tales estructuras, estén explícitamente en los textos o no, influyen en la


comprensión y en el recuerdo. Cuando un texto está organizado lógicamente con
sus ideas principales y secundarias estructuradas en forma coherente, los lectores
no solamente lo procesan más rápidamente, sino que lo comprenden mejor y
retienen más de su contenido

Refiriéndose a los párrafos se determina que sirve para explicar o desarrollar más
ampliamente el tema que se está presentando. Estos suelen ser más extensos y
abundantes, dependiendo de la complejidad del tema o del concepto que se esté
explicando.

Aunque las composiciones que forman un párrafo pueden diferir en su longitud y


contenido, un párrafo y un ensayo son similares en dos formas importantes.
Primero, cada uno tiene una idea central en una oración principal (en el caso del
párrafo) o en un párrafo principal (en el caso del ensayo). Segundo, la idea central
en la oración principal o párrafo principal debe estar completamente explicada o
desarrollada en oraciones o párrafos argumentativos.
Se recomienda que el primer párrafo de cada texto debe ser lo más corto posible,
y que resuma el contenido general del texto. En los párrafos siguientes podemos
actuar con criterios más flexibles.

Para la redacción se dice que es fundamental en la vida cotidiana para estudiantes


o profesionales, al momento de realizar informes o cartas y para ello deben tener
una buena redacción, para lo cual se debe cumplir con tres requisitos básicos breve,
sencillo y claro, pero para tener una base de redacción se debe orientar al momento
que comienzan su etapa escolar y acompañado de la lectura es una buena fuente
que nos hacen ver un panorama preciso de cómo se debe decir y escribir las cosas,
además una buena redacción atraerá la atención del lector.
Para el proceso de enseñanza de aprendizaje de la lengua los errores ortográficos
entorpecen el desarrollo de la escritura. En la práctica didáctica diaria se observan
los errores ortográficos de la gente a la hora de escribir.

 La ortografía, como disciplina de la lingüística, ha recorrido un largo camino


en el devenir histórico y tiene bien definidos sus objetivos, su contenido y sus
métodos. Los problemas ortográficos son de diversa índole y están
debidamente clasificados. De ahí que es importante prestar atención a
aquellos aspectos que pueden afectar el aprendizaje ortográfico de la lengua,
como es el caso de la ausencia de motivos para la ortografía.
 El aprendizaje y el diagnóstico de la ortografía en las lenguas extranjeras
constituyen un proceso permanente que permite realmente valorar si las
acciones realizadas se avienen a los objetivos propuestos. Para ello se hace
necesario:
 La selección adecuada del sistema de tareas y los niveles reales a alcanzar
en lo concerniente al desarrollo de hábitos, habilidades ortográficas y del
pensamiento.
 Realizar un análisis lo más profundo posible de los resultados por cada
aspecto ortográfico cometido, hasta llegar al error cometido, y de esta forma
trazar estrategias de aprendizaje que posibiliten erradicar las dificultades de
forma general e individual.
 Para tener una buena ortografía, se debe tener una base desde pequeños,
inculcando la lectura y además enriquecer el léxico.

Para los conectores se concluye que son marcas que orientan al lector en el
descubrimiento de la coherencia que subyace en la estructura superficial del texto.
Mediante los conectivos el escritor organiza retóricamente y lógicamente la
información de sus textos. El lector, por su parte, se apoya en los conectores para
descubrir con más facilidad cómo se relaciona en el texto la información nueva con
la suministrada anteriormente.

Para culminar con el trabajo realizado se afirma que cada punto que conlleva la
construcción de ideas y la expresión escrita es fundamental en el momento de
nuestra formación como futuros profesionales, en el ámbito de tener una buena
ortografía al redactar los trabajos que se nos propongan y también saber identificar
la estructura que conlleva cada trabajo.
BIBLIOGRAFÍA

Martín Ramos Pazos. Ortografía y Redacción. Edición del diccionario de la real


academia española, 2003,315pp.
ANEXOS

Ejemplos:

 Superestructuras textuales:

 Tipos de Párrafos y estructuras básicas


 Principios de la redacción:

Incorrecto: un grupo de encuestadores fueron atacados por encapuchados


Correcto: un grupo de encuestadores fue atacado por encapuchados

Incorrecto: pienso que la decisión fue difícil


Correcto: pienso que la decisión fue difícil

Incorrecto: estoy segura de que fue él, el que lo hizo


Correcto: estoy segura de que fue él

Incorrecto: ¿Cómo es que te llamas?


Correcto: ¿Cómo te llamas?

 Corrección Ortográfica

No es lo mismo decir…

“No, puedes poner las comas como te apetezca”


que
“No puedes poner las comas como te apetezca”

“Crese la expectatiba de bida en todo el mundo”


“Crece la expectativa de vida en todo el mundo”