Вы находитесь на странице: 1из 10

FUNDAMENTO LEGAL DE LAS LEYES CONSTITUCIONALES DE

GUATEMALA
 Constitución Política de Guatemala
 Ley de Amparo, Exhibición Personal y Constitucionalidad
 Ley de Emisión del Pensamiento
 Ley de Orden Público
 Ley Electoral y de Partidos Políticos
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE GUATEMALA
La Constitución Política de la República de Guatemala es la ley suprema de la
República de Guatemala, en la cual se rige todo el Estado y sus demás leyes. La
Constitución Política de la República de Guatemala actual fue creada por una
Asamblea Nacional Constituyente, el 31 de mayo de 1985, la cual lo hizo en
representación del pueblo con el objeto de organizar jurídicamente y políticamente
al Estado, así como, también contiene los Derechos Fundamentales de los
miembros de su población. También es llamada ``Carta Magna´´.
LEY DE AMPARO, EXHIBICIÓN PERSONAL Y CONSTITUCIONAL DECRETO
NÚMERO 1-86
La Ley de Amparo, Exhibición Personal y de Constitucionalidad (documento) tiene
por objeto desarrollar las garantías y defensas del orden constitucional y de los
derechos inherentes a la persona, protegidos por la Constitución Política de la
República de Guatemala, las leyes y los convenios internacionales ratificados por
Guatemala (Marco Legal del Congreso de la República de Guatemala, s.f.).
NORMAS FUNDAMENTALES Y DISPOSICIONES GENERALES
ARTICULO 1º. Objeto de la Ley. La presente ley tiene por objeto desarrollar las
garantías y defensas del orden constitucional y de los derechos inherentes a la
persona protegidos por la Constitución Política de la República de Guatemala, las
leyes y los convenios internacionales ratificados por Guatemala.
ARTICULO 2º. Interpretación extensiva de la ley. Las disposiciones de esta ley se
interpretarán siempre en forma extensiva, a manera de procurar la adecuada
protección de los derechos humanos y el funcionamiento eficaz de las garantías y
defensas del orden constitucional.
ARTICULO 3º. Supremacía de la Constitución. La Constitución prevalece sobre
cualquier ley o tratado. No obstante, en materia de derechos humanos, los tratados
y convenciones aceptados y ratificados por Guatemala prevalece sobre el derecho
interno.
LEY DE AMPARO, EXHIBICIÓN PERSONAL Y DE CONSTITUCIONALIDAD - 2 -
ARTICULO 4º. Derecho de defensa. La defensa de la persona y sus derechos son
inviolables. Nadie podrá ser condenado, ni privado de sus derechos, sin haber
citado, oído y vencido en proceso legal ante juez o tribunal competente y
preestablecido. En todo procedimiento administrativo o judicial deben guardarse u
observarse las garantías propias del debido proceso.
ARTICULO 5º. Principios procesales para la aplicación de esta ley. En cualesquiera
procesos relativos a la justicia constitucional rigen los siguientes principios:
a) Todos los días y horas son hábiles;
b) Las actuaciones serán en papel simple, salvo lo que sobre reposición del mismo
se resuelva en definitiva;
c) Toda notificación deberá hacerse a más tardar al día siguiente de la fecha de la
respectiva resolución, salvo el término de la distancia;
d) Los tribunales deberán tramitarlos y resolverlos con prioridad a los demás
asuntos.
ARTICULO 6º. Impulso de oficio. En todo proceso relativo a la justicia constitucional
sólo la iniciación del trámite es rogada. Todas las diligencias posteriores se
impulsarán de oficio bajo la responsabilidad del tribunal respectivo, quien mandará
se corrijan por quien corresponda, las deficiencias de presentación y trámite que
aparezcan en los procesos.
ARTICULO 7º. Aplicación supletoria de otras leyes. En todo lo previsto en esta ley
se aplicarán supletoriamente las leyes comunes interpretadas en congruencia con
el espíritu de la Constitución.
La Ley de Amparo, Exhibición Personal y de Constitucionalidad es uno de los
legados de la Asamblea Nacional Constituyente. Este cuerpo normativo desarrolla
el procedimiento de amparo, como garantía contra la arbitrariedad; la exhibición
personal, como garantía de la libertad individual, y el planteamiento de
inconstitucionalidad, como garantía de la supremacía constitucional, en sus dos
modalidades: en casos concretos (sistema difuso de control constitucional) y de
carácter general (sistema concentrado). Esta ley constitucional, además de regular
asuntos de orden procesal, contiene las disposiciones generales relativas a la
organización y funcionamiento de la Corte de Constitucionalidad, órgano
constitucional de carácter permanente al que le ha sido encomendada, como
función esencial, la defensa del orden jurídico fundamental del Estado. Aunado a lo
anterior, la Corte, en ejercicio de las facultades conferidas, ha emitido distintas
disposiciones reglamentarias tendientes a complementar la regulación
constitucional y legal sobre la materia.
ARTÍCULO 35.- LIBERTAD DE EMISIÓN DEL PENSAMIENTO.
Es libre la emisión del pensamiento por cualesquiera medios de difusión, sin
censura ni licencia previa. Este derecho constitucional no podrá ser restringido por
ley o disposición gubernamental alguna. Quien en uso de esta libertad faltare al
respeto a la vida privada o a la moral, será responsable conforme a la ley. Quienes
se creyeren ofendidos tienen derechos a la publicación de sus defensas,
aclaraciones y rectificaciones.
No constituyen delito o falta las publicaciones que contengan denuncias, críticas o
imputaciones contra funcionarios o empleados públicos por actos efectuados en el
ejercicio de sus cargos.
Los funcionarios y empleados públicos podrán exigir que un tribunal de honor,
integrado en la forma que determine la ley, declare que la publicación que los afecta
se basa en hechos inexactos o que los cargos que se les hacen son infundados. El
fallo que reivindique al ofendido, deberá publicarse en el mismo medio de
comunicación social donde apareció la imputación.
CAPÍTULO II
Emisión del Pensamiento por medio de radiodifusión y televisión
Artículo 15o.- Para los efectos de esta ley, se considera como radiodifusión la
expresión del pensamiento por medio de la radio.
Artículo 16o.- Las radiodifusiones se clasifican en radio periódicos, noticieros,
programas, comentarios, discursos y conferencias. Radioperiódico es una serie de
radiodifusiones que hacen bajo un título constante, una o más veces al día, o a
intervalos de tiempo regulares, con el objeto de divulgar noticias, ideas y opiniones.
Quedan comprendidas en esta definición, las transmisiones suplementarias o
extraordinarias de los radioperíodicos
Noticiero es una radiodifusión periódica que comprende exclusivamente información
de sucesos nacionales o extranjeros.
CAPÍTULO III
Delitos y faltas en el emisión del pensamiento
Artículo 27o.- Nadie puede ser perseguido ni molestado por sus opiniones; pero
serán responsables ante la ley quienes falten al respeto, a la vida privada o a la
moral, o incurran en los delitos y faltas sancionados por esta ley.
Artículo 28o.- Pueden dar lugar a juicio de jurado y sanciones, conforme a esta ley,
las publicaciones en que se abuse de la libertad de emisión del pensamiento en los
casos
Siguientes:
a) Los impresos que impliquen traición a la patria;
b) Los impresos que esta ley considera de carácter sedicioso;
c) Los impresos que hicieran a la moral;
d) Los impresos en que se falta al respeto de las vida privada; y
e) Los impresos que contengan calumnias o injurias graves.

LEY DE ORDEN PÚBLICO. DECRETO NÚMERO 7


La Ley de Orden Público (documento) se instauró debido a la obligación de las
autoridades mantener la seguridad, el orden público y la estabilidad de las
instituciones del Estado de Guatemala, lo cual requiere en determinadas
circunstancias, la restricción de garantías que la Constitución de Guatemala
establece. En el caso de restricción de garantías constitucionales, debe asegurarse
a los habitantes del país, que la aplicación de las medidas legales
El Estado de Guatemala tiene una serie de obligaciones que cumplir con los
habitantes de su país, así como los extranjeros que se encuentran en el mismo. Uno
de las obligaciones más importantes es la de garantizar y mantener el goce de todos
los derechos que estipula la Constitución. Ahora bien, el artículo 138 de la
Constitución establece las situaciones por las cuales el Estado de Guatemala puede
cesar o limitar ciertos derechos, tales como la locomoción, derecho de reunión, la
libertad de emisión del pensamiento, entre otros.
Cabe mencionar que, para regular la limitación de los derechos de los
guatemaltecos, tanto la Constitución como la Ley Constitucional de Orden Público,
decreto número 7 de la Asamblea Nacional Constituyente establecen una serie de
requisitos y procedimientos.
Como se mencionó, depende de la gravedad del asunto se decreta el Estado, a
continuación una descripción de cada uno de ellos.
Estado de prevención
Es el de menor relevancia, ya que, como se indicó anteriormente, no es necesario
que sea aprobado por el Congreso y su duración no puede exceder de 15 días. En
este estado, el organismo ejecutivo, a cargo del Presidente, puede tomar las
medidas de militarizar los servicios públicos e intervenir los prestados por empresas
privadas, prohibir la circulación o estacionamiento de vehículos en ciertas zonas,
horarios o lugares, disolver grupos o manifestaciones, exigir que no se publiquen,
por cualquier medio ciertas publicaciones, entre otros.
Estado de alarma
El Estado de Alarma si debe de ser conocido por el Congreso y durará hasta un
plazo de 30 días en el territorio que establezca el Presidente en Consejo de
Ministros. Entre los derechos que se pueden restringir se encuentran negar la visa
o el pasaporte a extranjeros domiciliados o no en el país, cancelar las licencias de
portación de armas, prohibir y suspender las reuniones, huelgas o paros.
Estado de calamidad pública
Se establece para evitar daños en cualquier calamidad que afecte al país, en su
totalidad o en determinada región. Entre los derechos que se pueden restringir es
la libre locomoción, es decir, el traslado de personas o la entrada y salida de las
mismas en la zona afectada, exigir el auxilio de personas para el control de la zona
afectada, impedir concentración o manifestaciones de personas, establecer precios
máximos o mínimos en artículos de primera necesidad.
Estado de sitio
El estado de sitio se puede decretar cuando se presentan actividades terroristas,
violentas o de rebelión que puedan poner en grave peligro la seguridad del Estado.
Este estado se puede decretar, asimismo, cuando existe un indicios que pueda
suceder un plagio, secuestro, incendio, asesinato o ataques armados en contra de
particulares o militares. En este caso de estado, el Presidente ejerce en su calidad
de Comandante General del Ejército y se aplican todas las medidas establecidas
para el caso de prevención y alarma, así como las siguientes, intervenir o disolver
cualquier organización, entidad, asociación, agrupación, o cualesquiera formas de
personas con o sin personalidad jurídicas, detener, sin necesidad de orden judicial,
a toda persona que pueda parecer sospechosa de conspirar contra el gobierno o de
alterar el orden público.
Estado de guerra
Este estado es el más grave y se determina únicamente cuando el país se encuentre
en una evidente guerra, no tiene un plazo establecido y se pueden limitar todos los
derechos.
LEY ELECTORAL Y DE PARTIDOS POLÍTICOS
DECRETO LEY NUMERO 1-85
LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE
CONSIDERANDO:
Que la Ley Electoral y de Partidos Políticos debe contener y desarrollar los principios
que, de acuerdo con la nueva Constitución Política de la República de Guatemala,
norman todo lo relativo al ejercicio a los derechos del ciudadano en lo que atañe a
organizaciones políticas, al ejercicio de los derechos políticos inherentes, a la
organización y al funcionamiento de las autoridades electorales;
Artículo 1. Contenido de la Ley. La presente ley regula lo relativo al ejercicio de los
derechos políticos; los derechos y obligaciones que corresponden a las autoridades,
a los órganos electorales, a las organizaciones políticas y lo referente al ejercicio
del sufragio y al proceso electoral.
Artículo 2. Ciudadanía. Son ciudadanos todos los guatemaltecos mayores de
dieciocho años.
Artículo 3. Derechos y deberes de los ciudadanos. Son derechos y deberes
inherentes a los ciudadanos:
a) Respetar y defender la Constitución Política de la República;
b) Inscribirse en el Registro de Ciudadanos;
c) Elegir y ser electo: d) Ejercer el sufragio;
e) Optar a cargos públicos;
f) Velar por la libertad y efectividad del sufragio y la pureza del proceso electoral;
g) Defender el principio de alternabilidad y no reelección en el ejercicio de la
Presidencia y vicepresidencia de la República;
h) Desempeñar las funciones electorales para las que sean designados.1
Artículo 4. Suspensión de los derechos ciudadanos. Los derechos ciudadanos se
suspenden:
a) Por sentencia condenatoria firme, dictada en proceso penal;
b) Por declaratoria judicial de interdicción.
Artículo 5. Recuperación del ejercicio de los derechos ciudadanos. La suspensión
de los derechos ciudadanos termina:
a) Por cumplimiento de la pena impuesta en sentencia;

FUNDAMENTO CONTITUCIONAL DE LOS PRINCIPIOS DEL DERECHO

El principio fundamental de que la Constitución es la ley suprema del Estado acepta


una excepción, contenida en el Artículo 46 de la misma, al enunciarse que:

“Se establece el principio general de que en materia de derechos humanos, los

tratos y convenciones aceptados y ratificados por Guatemala tienen preeminencia


sobre el derecho interno. El derecho interno del Estado comprende la totalidad de
las normas jurídicas que efectivamente regulan la convivencia social en ese Estado,
incluyéndose dentro del concepto a la propia Constitución; por lo que es una
innovación, no contenida en las constituciones anteriores, el que un tratado o
convenio que regule materia de derechos humanos puede tener, según se
interpreta, un rango superior a la propia ley fundamental”.

Son conceptos o proposiciones de naturaleza axiológica o técnica que informan la


estructura, la forma de operación y el contenido mismo de las normas, grupos
normativos, conjuntos normativos y del propio Derecho como totalidad.

Los principios generales del derecho; que son las convicciones y principios de los
ciudadanos. se refiere a ciertas ideas éticas que una cierta comunidad comparte.

Las reglas jurídicas no son siempre expresión de un principio de justicia, las reglas
jurídicas imponen un orden determinado y ajeno a cualquier consideración sobre la
justicia.

Los principios generales del derecho han sido clasificados por diferentes juristas, y
por ende, su sistematización es diferente, según la corriente doctrinal de cada cual.
Así para De Castro y Bravo, existen tres tipos fundamentales de principios generales
del derecho:

 Principios de derecho natural.


 Principios tradicionales.
 Principios políticos.
Cabe señalar también que, existen principios generales de carácter universal y
principios propios de cada estado o sistema jurídico. Los primeros, cuya validez es
común a todos los pueblos; pueden ser los fundamentos de su alcance universal.

Lo primero es que existen principios que se pueden calificar de congénitos a la


naturaleza humana o que también son conocidos como principios de derecho
natural; y el otro de los fundamentos es que son una serie de principios formados
por disposiciones legales expresas o resultantes de la unidad de la legislación
nacional.

Algunos principios generales del Derecho podrían ser:

Principios de equidad, libertad, justicia, fraternidad, igualdad entre otros.


Existen dos tipos de principios generales del derecho los cuales son: Principios
generales del Derecho Publico y Principios generales del Derecho Privado.

Principios generales del Derecho público:


 Principio de legalidad
 Separación de funciones
 Principios limitadores del derecho penal
 Debido proceso
 Ignorantia iuris non excusat (la ignorancia no exime del cumplimiento de la
ley)
Principios generales del Derecho privado

 Principio de buena fe
 Pacta sunt servanda
 Actos propios (Venire contra factum proprium non valet)
La problemática de la aplicación de la ley procesal en Guatemala

Dentro del Derecho el proceso es un instrumento jurídico, por el cual damos


cumplimiento a los valores axiológicos y deontológicos que fundamentan y dan vida
al Derecho, siendo éstos la protección a la vida y a la integridad física, la justicia, la
libertad, la paz, la convivencia armónica, la seguridad, la igualdad y la dignidad, el
bien común (que es el fin supremo del Estado de Guatemala contenido en el artículo
1 y 44 de la Constitución Política de la República de Guatemala) y los demás valores
contenidos profusamente en todo el ordenamiento jurídico guatemalteco.

Sistema jurídico de Guatemala

De una concepción de Estado-Centro (Constitución Política de 1965), se ha dado


paso al actual marco normativo supremo de la República de Guatemala, Centro
América (Constitución Política de 1985), que afirma “la primacía de la persona
humana como sujeto y fin del orden social” (Preámbulo), como una respuesta a las
corrientes del pensamiento humanista.

Guatemala tiene un sistema de Gobierno republicano, democrático y representativo


(artículo 140 de la Constitución Política). Se sigue el modelo clásico de la división
de poderes, en los que el pueblo delega su soberanía; a saber: Legislativo
(unicameral), integrado por diputados electos en sufragio universal indelegable,
para un período prorrogable de 4 años (artículos 157 a 172 de la Constitución
Política); Ejecutivo, integrado por un Presidente de la República y un
Vicepresidente, electos para un período improrrogable de 4 años, por el voto
ciudadano indelegable (el mandatario nombra a sus ministros, viceministros y
secretarios) (artículos 182 a 202 de la Constitución Política); y Judicial, cuya Corte
Suprema de Justicia es electa por el Congreso de la República, de una nómina
depurada por una comisión de postulación, en la que participan abogados, decanos
de las facultades de derecho y jueces-electores (artículos 203 a 222 de la
Constitución Política).

Existen diversos órganos de control, tales como: La Contraloría General de Cuentas


cuyo mandato es fiscalizar los ingresos, egresos y en general todo interés
hacendario de los organismos del Estado, los municipios, entidades
descentralizadas y autónomas, así como cualquier persona que reciba fondos del
Estado o que haga colectas públicas (artículos 232 a 236 de la Constitución

Política); el Ministerio Público, que tiene a su cargo la acción penal pública, en


nombre del Estado (artículo 251 de la Constitución Política); y la Procuraduría
General de la Nación, cuya función es la de asesoría y consultoría de los órganos y
entidades estatales, así como la representación del Estado (artículo 252 de la
Constitución Política).

Sistema jurídico de los pueblos indígenas

El Sistema Jurídico de los Pueblos Indígenas, igual que otros sistemas jurídicos
incluyendo el occidental, tiene como función principal la regulación de las relaciones
sociales, por medio de normas, que se fundamentan en principios filosóficos y
valores éticos y morales, propios de la cultura. Como todo sistema jurídico, posee
un orden normativo, sanciones para castigar o corregir conductas transgresoras,
autoridades con facultades para emitir y modificar normas, imponer sanciones y
censurar la conducta de quienes no actúen conforme a las normas establecidas.
También posee procedimientos para juzgar.
El Sistema Jurídico de los Pueblos Indígenas guatemaltecos, tiene como fin la
construcción y mantenimiento de la unidad, la armonía y el equilibrio entre las
personas; se fundamenta en valores como el respeto, el deber y la obediencia, y
sus principios son el resarcimiento, el perdón y el arrepentimiento. Por lo tanto su
función principal es mantener o restablecer la armonía y el equilibrio en las
relaciones entre las personas, la comunidad y la sociedad en general, así como
entre éstos y la naturaleza y entre los seres humanos y lo sagrado (COPMAGUA,
1999; Defensoría Maya, (1999).

Se caracteriza por poseer códigos normativos generalmente no escritos que regulan


dichas relaciones. Las normas y sanciones varían de una comunidad a otra, pero
su esencia es la misma: tienden principalmente a prescribir comportamientos,
reparar el daño y castigar la conducta transgresora.

Quien emite las leyes del carácter constitucional en Guatemala

El Congreso de la República de Guatemala (nombre oficial El Honorable Congreso


de la República de Guatemala) es el órgano legislativo unicameral de Guatemala.
Está conformado por 158 diputados electos democráticamente, de manera directa,
para un período de cuatro años con posibilidad de reelección. El Congreso de la
República cuenta con dos períodos de sesiones anuales, el primero abarcando del
14 de enero al 15 de mayo y el segundo del 1 de agosto al 30 de noviembre. Las
sesiones son efectuadas en el Palacio Legislativo, ubicado en la Zona 1 de la
Ciudad de Guatemala.2

El Organismo Legislativo de la República de Guatemala (OL) es uno de los


organismos del Estado, que ejerce el poder legislativo. Es decir, que tiene la
potestad legislativa para hacer las leyes que favorezcan al desarrollo integral del
país, así como, procurar el bienestar común entre los habitantes. Está compuesto
por los diputados del Congreso de la República y por el personal técnico y
administrativo. El Congreso de la República, que es el principal órgano del
Organismo Legislativo, tiene su sede en el Palacio Legislativo, que se encuentra en
la Zona 1, Centro Histórico, de la Ciudad de Guatemala.