Вы находитесь на странице: 1из 3

Alcínoo, El Didaskalikos, o resumen de las doctrinas de Platon, s.

II

I ) X ...Εἰ ἔζηη λνεηά, ηαῦηα δὲ νὔηε αἰζζεηά ἐζηηλ νὔηε κέηνρα ηῶλ « Si hay inteligibles y estos no son sensibles ni participan de los sensibles
αἰζζεηῶλ,ἀιιὰ πξώησλ ηηλῶλ ηῶλ λνεηῶλ, ἔζηη πξῶηα λνεηὰ ἁπιᾶ, sino de los inteligibles primeros, existen entonces inteligibles primeros
ὡο (5)θαὶ πξῶηα αἰζζεηά·....Ἄλζξσπνηκὲλ δὴ ἅηε ηνῦ ηῆο αἰζζήζεσο simples, tal como existen sensibles primeros.... Sin embargo, dado que los
hombres están colmados por las impresiones de los sentidos, a tal punto
πάζνπο ἐκπηπιάκελνη, ὥζηε θαὶὁπόηε λνεῖλ πξναηξνῖλην ηὸ λνεηόλ, que cuando se proponen concebir lo inteligible lo imaginan bajo una
ἐκθαληαδόκελνλ ἔρεηλ ηὸ αἰζζεηόλ, ὡο θαὶ κέγεζνο ζπλεπηλνεῖλ θαὶ apariencia sensible –como la idea de lo grande, de figura o de color, que
ζρῆκα θαὶ ρξῶκαπνιιάθηο, νὐ θαζαξῶο ηὰ λνεηὰ λννῦζη, ζενὶ δὲ ellos ponen a menudo juntas–, les es imposible concebir de manera pura
ἀπειιαγκέλσο (10)ηῶλ αἰζζεηῶλ εἰιηθξηλῶο ηε θαὶ ἀκηγῶο. (2) ἖πεὶ los inteligibles: los dioses, por el contrario, los conciben desprendidos de
δὲ ςπρῆο λνῦο ἀκείλσλ, λνῦ δὲ ηνῦ ἐλ δπλάκεη ὁθαη’ ἐλέξγεηαλ lo sensible, de manera pura y sin mezcla. Ahora bien, puesto que el
πάληα λνῶλ θαὶ ἅκα θαὶ ἀεί, ηνύηνπ δὲ θαιιίσλ ὁ αἴηηνο ηνύηνπ θαὶ intelecto es mejor que el alma, y que el intelecto en acto –que concibe todo
ὅπεξ ἂλ ἔηη ἀλσηέξσ ηνύησλ ὑθέζηεθελ, νὗηνο ἂλ εἴε ὁ πξῶηνο a la vez y sin cese– es mejor que el intelecto en potencia, y que más bella
ζεόο, αἴηηνο ὑπάξρσλ ηνῦ ἀεὶ ἐλεξγεῖλ ηῷ λῷ ηνῦ ζύκπαληνο que el intelecto en acto es su causa y todo lo que pueda haber de superior a
νὐξαλνῦ. ἖λεξγεῖ δὲ ἀθίλεηνο, αὐηὸο (5)ὢλ εἰο ηνῦηνλ, ὡο θαὶ ὁ estas tres cosas, he ahí el lugar del primer dios, que es causa de la actividad
ἥιηνο εἰο ηὴλ ὅξαζηλ, ὅηαλ αὐηῷ πξνζβιέπῃ, θαὶ ὡο ηὸ ὀξεθηὸλ θηλεῖ eterna del intelecto del cielo entero. Actúa sobre él, aun cuando él sea
ηὴλ ὄξεμηλ ἀθίλεηνλ ὑπάξρνλ· νὕησ γε δὴ θαὶ νὗηνο ὁ λνῦο θηλήζεη inmóvil, como el sol actúa sobre la vista cuando ésta lo contempla, y como
el objeto deseado pone en movimiento el deseo, aun cuando sea él mismo
ηὸλ λνῦλ ηνῦ ζύκπαληνο νὐξαλνῦ. (3) ἖πεὶ δὲ ὁ πξῶηνο λνῦο inmóvil. Asimismo, este intelecto pondrá en movimiento el intelecto del
θάιιηζηνο, δεῖ θαὶ θάιιηζηνλαὐηῷ λνεηὸλ ὑπνθεῖζζαη, νὐδὲλ δὲ cielo entero. Y puesto que el primer intelecto es supremamente bello, es
αὐηνῦ θάιιηνλ· ἑαπηὸλ ἂλ νὖλ θαὶ ηὰ ἑαπηνῦ λνήκαηα ἀεὶ λννίε, θαὶ necesario que sea puesto bajo un objeto de pensamiento que sea bello
αὕηε ἡ ἐλέξγεηααὐηνῦ ἰδέα ὑπάξρεη. Καὶ κὴλ ὁ πξῶηνο ζεὸο ἀίδηόο también. Pues no hay nada más bello que este intelecto mismo. Este
ἐζηηλ, ἄξξεηνο, αὐηνηειὴο ηνπηέζηηλ ἀπξνζδεήο, ἀεηηειὴο ηνπηέζηηλ intelecto debe siempre concebirse a sí mismo y sus propios pensamientos,
(5) ἀεὶ ηέιεηνο, παληειὴο ηνπηέζηη πάληε ηέιεηνο·ζεηόηεο,νὐζηόηεο, y esta actividad del intelecto es la Idea. Además, el primer intelecto es
ἀιήζεηα, ζπκκεηξία, ἀγαζόλ. eterno, inefable, perfecto en sí mismo es decir sin necesidad de nada,
siempre perfecto, es decir, perfecto sin cesar, y por todas partes perfecto, es
decir perfecto integralmente. Él es divinidad, esencia, verdad, proporción,
bien.
Λέγσ δὲ νὐρ ὡορσξίδσλ ηαῦηα, ἀιι’ ὡο θαηὰ πάληα ἑλὸο No digo esto, separando estos atributos los unos de los otros sino
λννπκέλνπ.Καὶἀγαζὸλ κέλ ἐζηη, δηόηηπάληα εἰοδύλακηλ concibiéndolos según una unidad total. Dios es el bien, porque hace el bien
εὐεξγεηεῖ,παληὸο ἀγαζνῦαἴηηνο ὤλ· θαιὸλ δέ, ὅηη αὐηὸο ηῇ ἑαπηνῦ sobre todo, según la capacidad (de recibirlo), pues es la causa de todo bien;
θύζεη (10) ηέιεόλ ἐζηη θαὶ ζύκκεηξνλ· ἀιήζεηα δέ, δηόηη πάζεο es por otra parte la belleza, porque posee en sí mismo por naturaleza la
ἀιεζείαο ἀξρὴ ὑπάξρεη, ὡο ὁ ἥιηνο παληὸο θσηόο· παηὴξ δέ ἐζηη ηῷ perfección y la proporción; es la verdad porque es el principio de toda
verdad tal como el sol es el principio de toda luz. Es el padre porque, por
αἴηηνο εἶλαηπάλησλ θαὶ θνζκεῖλ ηὸλ νὐξάληνλ λνῦλ θαὶ ηὴλ ςπρὴλ el hecho de ser, es la causa de todo y porque manda sobre el intelecto
ηνῦ θόζκνπ πξὸο ἑαπηὸλ θαὶ πξὸο ηὰο ἑαπηνῦ λνήζεηο. Καηὰ γὰξ ηὴλ celeste y el alma del mundo conforme a sí mismo y a sus pensamientos.
ἑαπηνῦ βνύιεζηλ ἐκπέπιεθε πάληα ἑαπηνῦ, ηὴλ (15)ςπρὴλ ηνῦ Por su voluntad ha llenado todo de sí mismo, ha despertado el alma del
θόζκνπ ἐπεγείξαο θαὶ εἰο ἑαπηὸλ ἐπηζηξέςαο, ηνῦ λνῦ αὐηῆοαἴηηνο mundo y la ha vuelto hacia él, pues es la causa del intelecto de esta alma, y
ὑπάξρσλ· ὃο θνζκεζεὶο ὑπὸ ηνῦ παηξὸο δηαθνζκεῖ ζύκπαζαλ θύζηλ este intelecto, una vez puesto en orden por el padre, manda a su vez el
ἐλ ηῷδε ηῷ θόζκῳ. (4) Ἄξξεηνο δ’ ἐζηὶ θαὶ λῷ κόλῳ ιεπηόο, ὡο conjunto de la naturaleza en el mundo de aquí abajo. Dios es inefable y
εἴξεηαη, ἐπεὶ νὔηε γέλνο ἐζηὶλ νὔηε εἶδνο νὔηε δηαθνξά, ἀιι’ νὐδὲ captable solamente por el intelecto, como lo hemos dicho, porque no tiene
ζπκβέβεθέηη αὐηῷ, νὔηε θαθόλ (νὐ γὰξ ζέκηο ηνῦην εἰπεῖλ), νὔηε género, ni especie, ni diferencia específica, ni es tampoco sujeto de ningún
ἀγαζόλ(θαηὰ κεηνρὴλ γάξ ηηλνο ἔζηαη νὗηνο θαὶ κάιηζηα accidente ni de ningún mal, (pues es impío decir algo parecido), ni bien,
ἀγαζόηεηνο), νὔηε ἀδηάθνξνλ (νὐδὲ γὰξ ηνῦην θαηὰ ηὴλ ἔλλνηαλ (pues sería bueno por participación a otra que cosa que él, más bien a la
αὐηνῦ), νὔηε (5)πνηόλ (νὐ γὰξ πνησζέλ ἐζηη θαὶ ὑπὸ πνηόηεηνο bondad), ni algo indiferente (pues eso no se conforma a la noción que
tenemos de él); ni algo dotado de cualidad (pues no es portador de cualidad
ηνηνῦηνλ ἀπνηεηειεζκέλνλ), νὔηε ἄπνηνλ (νὐ γὰξ ἐζηέξεηαη ηνῦ y su perfección no es realizada por una cualidad) ni tampoco es algo
πνηὸλ εἶλαη ἐπηβάιινληόο ηηλνο αὐηῷ πνηνῦ)· νὔηε κέξνο ηηλόο, νὔηε privado de cualidad (pues no le ocurre de estar privado de alguna cualidad
ὡοὅινλ ἔρνλ ηηλὰ κέξε, νὔηε ὥζηε ηαὐηόλ ηηλη εἶλαη ἢ ἕηεξνλ·(νὐδὲλ que le conviniera), ni parte de algo, ni un todo que posee partes, ni idéntico
γὰξ αὐηῷ ζπκβέβεθε, θαζ’ ὃ δύλαηαη ηῶλ ἄιισλ a algo, ni diferente (pues no ha recibido ningún accidente en virtud del cual
ρσξηζζῆλαη)·(10)νὔηε θηλεῖ νὔηε θηλεῖηαη.(5) Ἔζηαη δὴ πξώηε κὲλ él pueda separado de otras cosas), finalmente no es ni motor ni movido. He
αὐηνῦ λόεζηο ἡ θαηὰ ἀθαίξεζηληνύησλ, ὅπσο θαὶ ζεκεῖνλ ahí la primera manera de concebir a dios, por abstracción de estas cosas, tal
ἐλνήζακελ θαηὰ ἀθαίξεζηλ ἀπὸ ηνῦαἰζζεηνῦ, ἐπηθάλεηαλ λνήζαληεο, como llegamos a concebir el punto por abstracción de lo sensible,
εἶηα γξακκήλ, θαὶ ηειεπηαῖνληὸ ζεκεῖνλ. Δεπηέξα δέ ἐζηηλ αὐηνῦ concibiendo la superficie, luego la línea y finalmente, el punto. La segunda
λόεζηο ἡ θαηὰ ἀλαινγίαλ νὕησ πσο· ὃλ γὰξ ἔρεη ιόγνλ ὁ ἥιηνο πξὸο ηὴλ manera de concebir a dios, es la que se hace por analogía, de la siguiente
ὅξαζηλ θαὶ ηὰ (5) ὁξώκελα, νὐθ ὢλ αὐηὸο ὄςηο, παξέρσλ δὲ ηῇ κὲλ ηὸ manera: el sol mantiene con la visión y con los objetos visibles la siguiente
ὁξᾶλ, ηνῖο δὲ ηὸ ὁξᾶζζαη, ηνῦηνλἔρεη ηὸλ ιόγνλ ὁ πξῶηνο λνῦο πξὸο ηὴλ relación: no es él mismo la vista, pero permite a la vista ver, y a los
ἐλ ηῇ ςπρῇ λόεζηλ θαὶ ηὰ λννύκελα· objetos visibles ser vistos. El primero intelecto se encuentra en la misma
relación con la intelección que está en el alma y con los objetos inteligidos:
νὐ γὰξ ὢλ ὅπεξ ἐζηὶλ ἡ λόεζηο, παξέρεη αὐηῇ ηὸ λνεῖλ θαὶ ηνῖο Él no es la misma cosa que la intelección, pero le da la capacidad de inteligir,
λνεηνῖο ηὸ λνεῖζζαη, θσηίδσλ ηὴλ πεξὶ αὐηὰ ἀιήζεηαλ. (10) (6) Τξίηε y a los objetos inteligidos, la de ser inteligidos, iluminando la verdad que ellos
δὲ λόεζηο ηνηαύηε ηηο ἂλ εἴε· ζεσξῶλ γάξ ηηο ηὸ ἐπὶ ηνῖο ζώκαζη encierran. El tercer modo de concebir a Dios es éste: contemplamos primero lo
bello que reside en los cuerpos, luego pasamos a la belleza del alma, y de ahí a
θαιόλ, κεηὰ ηνῦην κέηεηζηλ ἐπὶ ηὸ ηῆο ςπρῆο θάιινο, εἶηα ηὸ ἐλ lo bello que existe en las costumbres y en las leyes, y enseguida al vasto
ἐπηηεδεύκαζη θαὶ λόκνηο, εἶηα ἐπὶ ηὸ πέιαγνο ηνῦ θαινῦ, κεζ’ ὃ αὐηὸ océano de lo bello, después del cual concebimos el bien mismo y lo que es en
ηὸ ἀγαζὸλ λνεῖ θαὶ ηὸ ἐξαζηὸλ θαὶ ἐθεηὸλ ὥζπεξ θῶο θαλὲλ θαὶ más alto grado, amable y deseable, semejante a una luz brillante que alumbra
νἷνλ ἐθιάκςαλ ηῇ νὕησο (5) ἀληνύζῃ ςπρῇ· ηνύηῳ δὲ θαὶ ζεὸλ el camino que asciende el alma : concibiendo el bien, concebimos también
ζπλεπηλνεῖ δηὰ ηὴλ ἐλ ηῷ ηηκίῳ ὑπεξνρήλ. (7) Ἀκεξῆ ηε δηὰ ηὸ κὴ dios, por el hecho que, por su eminencia, es superior a todo en el orden de todo
εἶλαη πξόηεξόλ ηη αὐηνῦ· ηὸ γὰξ κέξνο θαὶ ηὸ ἐμ νὗ, πξόηεξνλ lo que tiene valor. Dios no tiene partes, porque nada existe antes de él, pues
ὑπάξρεη ηνύηνπ, νὗ κέξνο· θαὶ γὰξ ηὸ ἐπίπεδνλ πξόηεξνλ ἢ ηὸ ζῶκα, siendo la parte lo que constituye una cosa, ella existe antes que la cosa de la
cual es parte: la superficie, en efecto, existe antes que el cuerpo, y la línea
θαὶ ἡ γξακκὴ πξόηεξνλ ἢ ηὸ ἐπίπεδνλ· κέξε γε κὴλ νὐθ ἔρσλ antes que la superficie. Además si él no tiene partes, debe ser inmóvil sin
ἀθίλεηνο ἂλ εἴε θαηὰ ηόπνλ θαὶ ἀιινίσζηλ. Εἰ γὰξ ἀιινησζήζεηαη, ἢ cambiar ni de lugar ni de forma. Si, en efecto, es alterado, lo es o bien por sí
ὑθ’ αὑηνῦ ἢ ὑθ’ (5) ἑηέξνπ· εἰ κὲλ νὖλ ὑθ’ ἑηέξνπ, ἐθεῖλν αὐηνῦ mismo, o bien por algo otro: si es por algo otro ese otro será más potente que
ἰζρπξόηεξνλ ἔζηαη, εἰ δὲ ὑθ’ ἑαπηνῦ, ἤηνη ἐπὶ ηὸ ρεῖξνλ ἀιινησζείε él, si lo es por sí mismo, él debe ser alterado o bien hacia lo mejor o hacia lo
ἂλ ἢ ἐπὶ ηὸ βέιηηνλ· ἄκθσ δὲ ἄηνπα· ἐμ ὧλ ἁπάλησλ ἀλαθαίλεηαη θαὶ peor: y ambas hipótesis son absurdas. De todo esto, resulta igualmente que
ηὸ ἀζώκαηνλ αὐηὸ εἶλαη. Ὅπεξ θἀθ ηνύησλ ἀπνδεηρζήζεηαη· εἰ γὰξ Dios es incorporal. Y he aquí otra demostración: Si dios fuese un cuerpo, él
ζῶκα ὁ ζεόο, ἐμ ὕιεο ἂλ εἴε θαὶ εἴδνπο· δηὰ ηὸ πᾶλ ζῶκα (10) estaría hecho de materia y de forma porque todo cuerpo es la reunión de una
materia y de la forma conexa, conjunto que se conforma a las Ideas y que
ζπλδύαζκά ηη εἶλαη ἔθ ηε ὕιεο θαὶ ηνῦ ζὺλ αὐηῇ εἴδνπο, ὅπεξ participa de ellas, pero de una manera difícil de expresar. Ahora bien, es
ἐμνκνηνῦηαη ηαῖο ἰδέαηο θαὶ κεηέρεη αὐηῶλ δύζθξαζηνλ δή ηηλα absurdo suponer que Dios esté compuesto de materia y forma, pues así no
ηξόπνλ· ἄηνπνλ δὲ ηὸλ ζεὸλ ἐμ ὕιεο εἶλαη θαὶ εἴδνπο· νὐ γὰξ ἔζηαη sería ni simple ni primordial. También por esto debe ser incorporal. Por otra
ἁπινῦο νὐδὲ ἀξρηθόο· ὥζηε ἀζώκαηνο ἂλ εἴε ὁ ζεόο. (8) Καὶ parte, he aquí lo que lo prueba también: si Dios fuese cuerpo, estaría hecho de
αὐηόζελ δέ· εἰ ζῶκά ἐζηηλ, ἐμ ὕιεο ἂλ ὑπάξρνη· ἢ πῦξ ἂλ νὖλ εἴε ἢ materia, él sería entonces o fuego o agua o tierra o aire o algo compuesto de
ὕδσξ ἢ γῆ ἢ ἀὴξ ἤ ηη ἐθ ηνύησλ· ἀιι’ ἕθαζηόλ γε ηνύησλ νὐθ estos elementos. Ahora bien, ninguno de estos elementos tiene rango de
ἀξρηθόλ. Καὶ ἄιισο δὲ ὕζηεξνλ γελήζεηαη ηῆο ὕιεο, εἰ ἐμ ὕιεο principio. En fin, él sería posterior a la materia, si estuviese hecho de materia.
Puesto que todas estas conclusiones son absurdas, es necesario considerar a
ὑπάξρνη· ὧλ ἀηόπσλ ὄλησλ ἀζώκαηνλ αὐηὸλ ὑπνιεπηένλ· θαὶ γάξ, Dios como incorporal. Y en efecto si fuese un cuerpo, será corruptible,
εἰ ζῶκά ἐζηη, θαὶ θζαξηὸο (5) ἔζηαη θαὶ γελεηὸο θαὶ κεηαβιεηόο· engendrado y cambiante: ahora bien, cada uno de estos atributos es absurdo en
ἕθαζηνλ δὲ ηνύησλ ἄηνπνλ ἐπ’ αὐηνῦ. el caso de Dios ».